Argentina: El gobierno puso en marcha un ensayo de desmadre social.

Los saqueos de las últimas 24/48 horas son un simulacro cristikirchnerista de desmadre social, atosigados por las malas noticias de la imposibilidad de imponer las condiciones fascistoides, redoblan la apuesta y lanzan este ensayo de crisis, saqueos para verificar la respuesta social a esta práctica terrorista. Debemos prepararnos como sociedad a enfrentar el futuro que llega si a CFK no se le da la re-reelección.

Los saqueos de Bariloche, Campana, Rosario, Gobernador Gálvez, Concepción del Uruguay, Chaco, San Fernando, Malvinas Argentinas, Pilar, José C. Paz y Lomas de Zamora no son otra cosa que “un principio de ensayo de alzamiento popular y narcoterrorismo”, que vienen a colación de los ensayos y preparativos llevados a cabo por sectores cristikirchneristas desde hace ya varios meses y años donde se realizaban preparativos de grupos armados con armas bolivarianas ingresadas al país a través de las “misiones encaradas por Luis D’Elía, Milagros Sala, Hebe de Bonafini y varios otros personeros del régimen”. El teniente coronel (Médico) Berni es conocedor y partícipe de esta maniobra, por lo cual sus declaraciones respecto de la participación del sector moyanista, no solo es un disparate, sino que por el contrario es llevar a la práctica el “grito del tero”, poniendo el problema en el lugar donde no existe.
Los episodios de violencia con personas que intentan saquear supermercados, y en algunos casos lo logran, se multiplican en la geografía del Conurbano, “el 2do comandante de Gendarmería indica que no tienen orden de desplegar en Malvinas Argentinas. Hay saqueos en el lugar”, indicó el periodista Guillermo Lobo en la red social; el Gobierno Nacional había vinculado al intendente malvinense, Jesús Cariglino, con los saqueos, al igual que antes lo hiciere con Hugo Moyano. En un comunicado, el jefe comunal dijo en respuesta: “me preocupa como argentino y padre de familia ver semejante grado de desorientación en el gobierno de la Sra. Kirchner. Un gobierno que últimamente lo único que hace es atacar sistemáticamente a las instituciones de la República y es experto en buscar chivos expiatorios a conflictos que no saben manejar”. Cariglino señaló que “no me sorprende, aunque sí me duele, semejante grado de difamación y acusaciones desmedidas. Es demasiado habitual a esta altura ver la reacción del gobierno nacional hacia todos los que nos oponemos a su forma de hacer política. Cualquier mal es atribuido de manera automática a los que nos estamos alineados ciegamente con ellos. Con la línea de razonamiento que tienen, no debería desvelarnos que en breves minutos nos acusen de que el calendario maya que vaticina el Apocalipsis, lo escribimos nosotros”.
El secretario de Seguridad, Sergio Berni, reapareció este viernes (21/12) con motivo de los saqueos en varios puntos del país y vinculó al moyanismo por los robos en ocurridos en la ciudad bonaerense de Campana. “Hay un sector que quiere llevar el caos, la violencia”, dijo el funcionario; Sergio Berni, se hizo famoso por sus aparatosas apariciones en diversos conflictos, camino a ser el personaje K del año sin embargo desaparece ante los grandes problemas. Se borró cuando fue la marcha del 20N, en los incidentes con hinchas de Boca en el Obelisco y en la Casa de Tucumán y ahora sigue los saqueos desde Bariloche con 400 gendarmes. La primera intervención infantilista y mamarrachesca además de cinematográfica de Berni data de su descenso en helicóptero para desalojar un piquete de una treintena de choferes de colectivo que cortaba una ruta. El 13/12 dio la nota cuando arribó a la zona del centro porteño donde se produjo un tiroteo con 5 heridos. Llegó al lugar conduciendo una moto y sin casco, en clara infracción. Este jueves provocó la reacción de la embajada de Colombia que a través de una carta de lectores al diario La Nación reclamó que no “se enlode de manera injustificada el buen nombre de los más de 50.000 ciudadanos colombianos de bien que están estudiando” tras la vinculación que hizo Berni entre delincuentes y nacionalidades.
En tanto, el sitio Pilar de Todos confirma intentos de saqueo en cercanías de la estación Derqui y asegura que “hay enfrentamientos con la policía”. Los episodios fueron confirmados por el intendente Humberto Zúccaro. “La situación está complicada. Unas 500 personas intentaron robar en el DIA y estamos pidiendo Infantería”. En José C. Paz un grupo de personas saqueó un supermercado Día y varios súper chinos. El grupo comenzó a concentrarse desde la mañana pero en el lugar no había ni policías ni efectivos de la Gendarmería. En Lomas de Zamora se habrían producido saqueos en los barrios de Villa Fiorito e Ingeniero Budge en cercanías de Puente La Noria. Y en La Matanza grupos de personas intentaron ingresar a comercios. Un numeroso grupo de personas protagonizó un saqueo a un depósito de la cadena Carrefour en el municipio de San Fernando, no pudo ingresar a la nave del establecimiento por la oposición de la batalla, y luego protagonizó una batalla campal en el ramal Tigre de la ruta Panamericana, hasta que se autodispersaron. Todo ocurrió en 45 minutos. Jóvenes encapuchados invadieron el depósito de un hipermercado Carrefour, en el municipio de San Fernando, cerca del ramal de Panamericana hacia Tigre y ruta 202. La policía intentó impedir el acceso pero no pudo evitar el acceso por la puerta trasera. Ingresaron y saquearon todo el lugar. Luego intentaron ir sobre la nave del hipermercado pero ahí sí la policía pudo hacerles frente e impedirlo.
Luego, los saqueadores mantuvieron choques sucesivos con los policías que, por momentos, fueron superados en número por los atracadores, quienes además embistieron contra los automovilistas e inclusive contra una estación de servicio ubicada en las cercanías del Carrefour. Los atacantes, además de ‘limpiar’ el depósito, luego apedrearon a todos quienes se les cruzaban. La policía pidió refuerzo de la Guardia de Infantería pero los manifestantes se marcharon antes que llegara inclusive el helicóptero policial. Habían transcurrido 45 minutos. A decir verdad, desde temprano se afirmaba en la zona que habría saqueos. Es más: desde las 11:00 los comerciantes unipersonales de la zona comenzaron a cerrar sus locales. No se entiende porqué la policía no reforzó en ese momento su presencia en la zona. Cuando llegaron los vándalos no encontraron demasiada oposición y la escasa policía cubrió el lugar de acceso pero no alcanzó a la puerta trasera del depósito. Desde el exterior se pudo observar una gran columna de humo que salía del depósito del supermercado. Al mismo tiempo las corridas de los vecinos se podían observar hasta a seis cuadras de distancia del Carrefour. La mercadería robada era trasladada por el barrio en los propios “changos” de la cadena de origen francés.
El saqueo a supermercados y otros comercios no resultan menos que el reflejo de la miseria… pero no de aquella que habla del hambre. Mientras se pasan la pelota unos a otros, los reportes de hechos vandálicos y las muertes, continúan. La alerta no se apagó. En estos momentos, hay incidentes en un Carrefour de San Fernando. Hubo muchos destrozos, pero no lograron entrar. Sin embargo, comienza a juntarse cada vez más gente en el lugar… La pregunta clave a raíz de los violentos incidentes de ayer en Bariloche, que se repiten hasta hoy en otras localidades del país, fue si realmente, ¿hubo alertas de que esto podía pasar? El gobierno de la provincia de Río Negro y el gobierno municipal de la ciudad de Bariloche se contradicen respecto a la existencia o no de alertas o información previa sobre la posibilidad de saqueos a supermercados y comercios por la crítica situación social que atraviesa la ciudad. Si bien ambos coinciden en que la cuestión fue planificada y organizada por activistas o por una fuerza política o por personas ligadas a la droga y al delito, el gobernador dijo textual: “No había alertas en los centros de atención de la provincia, ya que no hubo ningún tipo de solicitud. Cuando hay situaciones de desesperación muy complejas, es lógico que se den distintas alertas, pero acá no se produjo ninguna”. Por su parte, el secretario privado de la municipalidad de Bariloche -a cargo de la jefatura de Gabinete- Oscar Borchichi no confrontó con el mandatario provincial pero en declaraciones periodísticas indicó que a la intendencia “había llegado información hace 3 semanas atrás de que podía ocurrir algún episodio de esta naturaleza”.
El funcionario agregó que esa información se comunicó en forma inmediata “a la gente de la provincia” y se realizó una “reunión urgente con supermercadistas de la zona para poder llegar a la gente con bolsas de comida”.Por su parte, referentes de la organización acusada por el Gobierno comunal, la Cooperativa 1º de Mayo aseguró: “nosotros no fuimos” responsables, José Paredes reconoció “reconoció que fueron a reclamar bolsas de comida pero que cuando llegaron al lugar los saqueos ya habían empezado y que luego se fueron porque la policía los estaba buscando”. Paredes denunció que tienen los teléfonos intervenidos y que recibieron amenazas de personal de seguridad vestido de civil. Lo que pasó fue que aprovecharon que estábamos ahí para responsabilizarnos. “Pero el responsable de la realidad social de Bariloche es el Gobierno”, dijo a un radio local. Agregó que “el Gobierno no quiere hacerse cargo de la crisis social de la ciudad, y por eso nos hace cargo a nosotros. Y la Cooperativa 1º de Mayo tiene 90 integrantes, no las miles de personas que participaron de los saqueos”.”Que se haga cargo el Gobierno de lo que pasó ayer, para eso está. Nosotros tenemos un laburito de mierda una vez al mes, que todavía no pudimos cobrar”, dijo y adelantó que esta mañana se reunirán con el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Ernesto Paillalef. En este contexto, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, que llegó a la ciudad de San Carlos de Bariloche acompañado por los 400 gendarmes, acusó al camionero Hugo Moyano por los saqueos ocurridos en la ciudad patagónica, en Campana y en Santa Fe. Berni dijo que los saqueos registrados desde ayer en varias ciudades del país fueron realizados por “vándalos”, “delincuentes”, por personas “que no tienen escrúpulos” y remarcó que fueron “organizados” y “responden a cuestiones políticas”.
“Hay un sector que quiere el caos y teñir de sangre a la Argentina en estas fiestas”, denunció el funcionario en declaraciones radiales y advirtió que “se llevará a la Justicia a los responsables”. El funcionario dijo que unas 100 personas fueron detenidas en Campana, donde precisó que la Justicia busca a un barrabrava de Villa Dálmine y chofer de una empresa agroquímica que responde al gremio de camioneros y quien habría encabezado los desmanes en esa ciudad. Aseguró que el Gobierno de Cristina Fernández dará con “los responsables de este desquicio y los llevará a la Justicia”. “Acá tenemos el ejemplo de lo que veníamos denunciado. Es algo precisamente organizado que responde a causas políticas”, agregó. Ante esta reacción oficial, Moyano dio su respuesta. Dijo que “hay muchísima necesidad, que se ve reflejado en esto. No puedo imaginarme que esto haya sido armado por alguien. Esperemos que la gente pueda pasar las fiestas como se lo merece”, aseguró en declaraciones a ‘Radio Mitre’. “Hay una realidad que muestra que hay gente que no la está pasando muy bien. El Gobierno habla como si estuviéramos viviendo en lo mejor Suiza y hay gente viviendo debajo de las autopistas, no se quiere dar por entendido el Gobierno…”, señaló el líder sindical. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, salió también a hablar, y pidió que la Policía actúe con firmeza contra quienes “infrinjan la ley”, tal como sucedió ayer en Campana y en Zárate, donde hay 117 detenidos. El gobernador de la provincia de Buenos Aires le ordenó al ministro de Seguridad, Ricardo Casal, y a la Policía que actúe con “máxima rigurosidad” contra los grupos que “infrinjan la ley”. Ocurre que si bien la situación amaneció controlada, como también en Bariloche, aún hay rumores que indican que podrían volver los inconvenientes en territorio bonaerense.
Algunos testigos indicaron que un grupo intentó avanzar con un súper de San Isidro, que rápidamente cerró sus cortinas y pudo evitar la embestida. Y algo similar pasó en otro supermercado chino de la zona. En Santa Fe, incluso, se contaron muertos. Esta mañana, el Gobierno santafesino confirmó que murieron dos personas y resultaron heridas otras tres, dos de ellas de gravedad, en medio de los saqueos que se produjeron en la provincia. “Hay dos personas fallecidas. Una de ellas por heridas de arma de fuego y la otra por una herida cortante”, ratificó el secretario de Seguridad, Matías Drivet, quien agregó que entre los heridos hay dos personas con impacto de bala. Según detalló el portal de noticias ‘Rosario3’, una mujer de 40 años murió desangrada cuando al romper una vidriera se cortó la arteria femoral durante el ataque a un supermercado en Avellaneda y Quintana. En tanto, un chico de 22 años sufrió una herida de bala en el tórax durante el robo a un local de Arijón y Avellaneda, y falleció en el Hospital Roque Sáenz Peña. En tanto, una mujer recibió un balazo en medio de un robo a un supermercado en zona sur, uno de los más de 20 saqueos –hasta la noche hubo 25 y se registraron al menos un par más esta mañana– que tuvieron lugar en Rosario y también en Villa Gobernador Gálvez. Había otra persona herida de bala grave en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, según informó el director del centro de salud, Néstor Marchetti. Drivet detalló, en conferencia de prensa, que en total fueron detenidas 137 personas por los saqueos, que principalmente se produjeron en supermercados de la “comunidad china”, y agregó que se secuestraron un arma de fuego, un taxi “cargado de mercadería” y demás vehículos; En tanto, la tensión continuaba hoy: las versiones sobre ataques a negocios de distintos rubros –no sólo de alimentos– se multiplicaban. En este marco, desde el socialismo el diputado nacional Juan Carlos Zabalza, a través de ‘Twitter’, habló de movidas desestabilizadoras y el secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, adelantó que se pedirá al gobierno nacional el envío de fuerzas federales.
La intendente Mónica Fein solicitó ante la ministra de Seguridad, Nilda Garré, la presencia de la Gendarmería Nacional en el Gran Rosario. Aunque desde el gobierno provincial se asegura que la situación en esa ciudad y en Villa Gobernador Gálvez, donde ayer se inició la ola de saqueos, es de total normalidad, en diferentes barrios aún es evidente cierta tensión social. Ante esa situación, numerosos comercios, especialmente los dedicados a la venta de alimentos y electrodomésticos, mantenían cerradas sus puertas. También había tensión frente a la Jefatura de Policía, donde familiares de los detenidos por estos hechos cortan el tránsito para reclamar por su liberación. Ante la prensa, los familiares expresaron que muchos de los detenidos fueron golpeados, y otros se encuentran heridos por disparos de balas de goma que los policías realizaron durante los operativos. Según dirigentes sociales, entre los detenidos hay menores y hasta una mujer embarazada, y los mismos manifestantes indican que “los efectivos policiales dejaban ingresar a robar para reprimir cuando salían”. Con la Presidente brillando por su ausencia, se desarrollan saqueos e incidentes que llegaron al conurbano. Oficialismo y oposición se culpan mutuamente por las responsabilidades políticas. Pero nadie atisba a arrojar una solución a los problemas de la gente. Los saqueos y episodios de violencia que se registran en distintos puntos del país desde el jueves (20/12) y que siguen este viernes, que incluyen el triste saldo de 7 muertos en Santa Fe, disparó además la pelea política entre el Gobierno Nacional y sus adversarios por quién tiene la responsabilidad sobre los hechos. Obviamente desde el oficialismo vieron una mano política detrás de los incidentes y enfrentamientos entre la gendarmería y policía, y grupo populares que ingresaron y crearon desmanes en supermercados de Bariloche, Rosario, Campana y, más recientemente, San Fernando.
Por su parte, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, insistió en relacionar al sindicalismo opositor con los episodios de violencia: “Hay sectores interesados en que esto ocurra. Hay sectores del delito, pero también sectores vinculados a la política, a Camioneros, a Gastronómicos, a ATE”, lanzó sin ningún tipo de prueba. En tanto, el Frente para la Victoria hay distintas miradas. El diputado del Movimiento Evita, Fernando ‘Chino’ Navarro relativizó el supuesto factor político. “Ha habido una irresponsabilidad muy grande de dejar hacer. Se les ha ido de las manos porque hay sectores de la marginalidad que han aprovechado”. Pero en declaraciones a QM Noticias, el legislador cristinista vinculó los hechos más a lo delictivo. “Es un hecho ilegal, debe actuar la justicia. A los que se detienen hay que procesarlos e ir presos, porque roban, rompen, alteran la paz social”, aseguró. Por su parte, el diputado nacional del Frente para la Victoria Edgardo Depetri apuntó contra los medios de comunicación e involucró a la interna del PJ con los episodios. En diálogo con el sitio Infonews, el legislador dijo que se trata de “hechos focalizados y transmitidos por los medios de comunicación para tratar de crear una sensación de desgobierno y descontrol” y señaló a “sectores del sindicato de Camioneros y los grupos vinculados a la interna del Partido Justicialista como Cacho Álvarez en Avellaneda o como (Jesús) Cariglino en Malvinas Argentinas” como responsables por estos hechos. La mayoría del pueblo argentino no participa y repudia este tipo de hechos, que son delictivos, que tienen un componente político muy alto”, aseguró. Sergio Massa, intendente de Tigre, también vio “agitadores atrás” de los saqueos y los enfrentamientos, pero admitió la ausencia del Gobierno Nacional a la hora de prestar asistencias en las zonas de conflicto. Massa manifestó que esos grupos “atentan contra la paz social y la tranquilidad de la gente”.
Desde la organización social Barrios de Pie, en tanto, acusaron al Gobierno Nacional por los desmanes. A través de un comunicado, la agrupación se despegó de los hechos vandálicos y apuntó al gobierno por “ocultar la pobreza”.Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie, señalo, “Desde nuestro Movimiento señalamos permanentemente nuestra preocupación por el constante aumento de precios sobre los alimentos y la consecuente desmejora en la situación social que afecta a las millones de familias humildes, y el aumento de la pobreza”. Menéndez concluyó “La sorpresa del gobierno ante estos hechos se debe a que ha negado el aumento de la pobreza sin atender los problemas que la generan, es por ello que debe ocuparse en resolverlos en lugar de difundir falsas acusaciones.” Por su parte, el intendente de Pergamino, el radical Héctor Gutiérrez, adjudicó los episodios al “clima de tensión que genera el Gobierno nacional con su clásica violencia”. “Los acontecimientos violentos que estamos viviendo en estos tiempos reflejan el clima de tensión que genera el Gobierno Nacional con la clásica violencia verbal y moral que lo caracteriza”, enfatizó Gutiérrez, de acuerdo al sitio Infocielo.com. Y Elisa Carrió sostuvo: “Lamentamos profundamente la muerte injusta de dos ciudadanos y hacemos un llamado a la mesura y el entendimiento de un proceso que destapa lo que el poder tapó durante todos estos años: la miseria”. Mientras todo se desenvuelve, brilla por su ausencia la Presidente de la Nación, Cristina Fernández, permanece en su casa de El Calafate, donde llegó el jueves. Según se informó, la mandataria no regresará hasta el miércoles 26/12. Todavía no se ha pronunciado sobre el escenario actual.
El líder de la CGT brinda una conferencia de prensa para replicar las acusaciones del Gobierno nacional respecto a su presunta vinculación con los saqueos de las últimas horas. “Nos sorprende la forma en que los funcionarios del Gobierno atacan a quienes tenemos la representatividad de los trabajadores”. “Lo hacen al mejor estilo de las dictaduras militares”, añadió. “Somos víctimas, no somos victimarios”, dijo, y anticipó: “Van a tener que rendir cuentas a la Justicia”.En conferencia de prensa en la sede de la CGT y acompañado de Pablo Micheli de la CTA, el camionero aseguró que “nos ha sorprendido a todos lo que viene ocurriendo hace algo menos de 48 horas, pero no nos ha sorprendido la forma en la que funcionarios acusan a Moyano a Micheli” .Moyano dijo que el Gobierno replica el “estilo de la dictadura militar” para acusarlos de los desmanes y aseguró que, lejos de tener que ver con los incidentes, “los camioneros somos víctimas, hay muchos camioneros lastimados”. “No somos victimarios”, subrayó. y agregó que “vamos a hacer la denuncia correspondiente para que estos jetones, que les gusta hablar, callen esa bocaza”. “Advertimos que el Gobierno no tiene respuestas para nada y se intenta victimizar”, denunció, “por lo que hemos dicho en la plaza (en la manifestación del 19/12): el ajuste encubierto es una realidad”. “La Presidente se quiere victimizar porque no tiene respuesta”, dijo e insistió con que el Gobierno realiza un “ajuste encubierto”. “Quiere congelar salarios, aumentar impuestos, no pagarle a los jubilados, quedarse con el dinero de las obras sociales”, enumeró. “Lo hace para pagar la deuda externa”, concluyó. El camionero aseguró que “el Gobierno generó las condiciones para esto, no los trabajadores” y que lo ha hecho para “distraer la mente” de los temas que enumeró anteriormente. Moyano disparó contra el piquetero Luis D’Elía (“este señor que tiene una radio y debe algunas escrituras”) y Sergio Berni (“el viceministro de Inseguridad, el Rambo venido a menos”). Sobre la presidente Cristina Fernández, Moyano dijo que “está desfasada”. “A la Presidente la han superado los problemas. No da respuesta a los reclamos y manda a estos personajes. ¿Cómo pretende tener seriedad con estos personajes, cómo es posible que traten de ocultar la realidad? “se preguntó. Respecto la vinculación que hicieron con el gremio por la foto de uno de los afiliados en el incidente, Moyano dijo: “Yo tengo una foto con Boudou y no tengo nada que ver con Ciccone”.
El globo de ensayo ya está lanzado, juzgue el pueblo quien está detrás de todo esto, viendo simplemente a quien victimiza y a quien le sirve. ¡Las palabras de Berni, Abal Medina, Garré, D’Elía, Pérsico y tantos otros aplaudidores reflejan la realidad que debemos comenzar a mirar con cuidado y prevención, porque este gobierno es capaz de todo! ¿Y mientras tanto… dónde está Cristina Fernández?

Buenos Aires, 21 de Diciembre de 2012.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
__________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s