CFK está con demasiado estrés y nerviosismo

“Son cosas de La Jefa” expresaban ciertos actores de Casa Rosada, para justificar (¿y despegarse?) de los últimos berrinches y los ataques a Darín, Macri, los Gobernadores e intendentes; ni siquiera la payasada de la ceremonia de regreso de la Fragata ARA Libertad rodeada de militantes cristikirchneristas le alcanzó para resarcirse de los malos tragos del último año y de las cifras económicas que no le cierran por ningún lado. Todo está “patas para arriba”.

Dicen sus aplaudidores que “ella” se siente incomprendida, y los más independientes aclaran que “los que están cerca le llenan la cabeza”, en la Gobernación bonaerense hay quienes asimismo expresan en off de record “Estamos acostumbrados. No es la primera vez que pasa. Así que ahora vamos a seguir igual. Vamos a responder en unos días”; Cristina ha vuelto a entrar en brote sicótico y se la agarra con todos, los motivos son variados: puede ser porque no le salió lo del 7D o lo de La Rural, o porque un actor nacional se interesara en conocer lo que todo el pueblo desearía conocer –“¿Cómo juntó semejante fortuna personal en tan corto tiempo?”-, o porque tiene que salir a apañar los “asaditos de Álvarez y Alak” demostrando lo realmente poco que le interesa el tema de los Derechos Humanos, esa muletilla que la pareja viene utilizando desde su asunción en 2003.

Ella se dice atacada e investigada por la justicia, cuando en realidad tanto ella como Néstor lograron siempre que las causas nunca prosperaran o de hacerlo fueran cerradas en tiempo express aunque el patrimonio de la pareja entre 2003 y 2010 haya crecido en un 928%; primero fue el juez Julián Ercolini quien lo sobreseyó a Néstor, luego fue el juez Canicoba Corral quien no encontró elementos para iniciar una acusación y la Cámara Federal rechazó el planteo del Fiscal Garrido, y por fin fue el juez Oyarbide quien en tiempo express sobreseyó al matrimonio y el fiscal interviniente no apeló la medida. ¡O sea que hay justicia buena –cuando los exoneran-, y justicia o jueces malos -cuando les fallan en contra-, pero además como Cristina no confía ya en sus propios funcionarios y tomando en cuenta el mamarracho llevado a cabo con la Fragata Libertad y el embargo -resuelto debemos aclarar no por los Ministros de Defensa o la cancillería sino por la Embajadora de carrera Ruiz Cerruti, la misma que trabajó el tema de la pastera de Botnia-, y por miedo a que le embargaren el Tango 01, alquiló un Global Express 7000 –un verdadero avión de lujo- a un costo exorbitante de US$ 880 mil para su periplo por Cuba, y Asia.

Otro de los motivos de estrés y nerviosismo presidencial viene a cuenta del ritmo del descalabro inflacionario, se está cerca de un 500% de inflación entre 2004 y fin del año 2012, habiendo ingresado en el nada halagador top 4 de la inflación global, de 183 países, solo nos superan en nivel inflacionario Sudán, Sudán del Sur y Bielorrusia y ya sobrepasamos a Venezuela, encima no alcanzan los billetes de $ 100 existentes, por lo que el BCRA y la ex Ciccone imprimen a un ritmo de 1.000 billetes por minuto, ¡si escuchó bien, no estoy delirando se imprimen billetes a un ritmo de 1 mil por minuto!, y la cantidad de billetes de $ 100 alcanzan al 60% del total del circulante, o sea el doble de 2003, CFK se empecina en no sacar billetes de $ 200 o $ 500 para negar la inflación, jugando un juego que no logra tapar lo que el total del pueblo ve con claridad meridiana. Se tapó el escándalo Ciccone-Boudou mediante el pomposo eslogan de que se estatizaba “para recuperar la soberanía monetaria”, cuando en realidad era un salvavidas de emergencia para Amado Boudou. No estamos pensando ni augurando un estallido hiperinflacionario, pero el índice real para 2013 está más cerca del 30% anual que del ya superado en 2012 26% anual, y mientras en el camino se desparraman distorsiones por todos lados, entre otras un retraso cambiario que disparó un sprint del 47% entre el dólar oficial a $ 4,96 y un paralelo, negro o Blue, de $ 7,25 y que llegó a cotizar a $ 7,27 en el día de ayer, sacudiendo la competitividad de una enorme mayoría del sector productivo nacional.

El descalabro inflacionario y cambiario se está comiendo los salarios, las AUH y las jubilaciones y pensiones, así aunque le pese a “ella” el retoque pretendido del 20% como tope será barrido por los vientos huracanados generados por la impericia y la sinrazón de Lorenzino, Kicillof y Moreno –las tres espadas económicas cristikirchneristas-, quienes aunque logren que se incrementen los Planes, las AUH y las jubilaciones los ingresos que se comió la trepada de los precios del 2012, comidos están, y lo mismo volverá a suceder en 2013. Los funcionarios y Cristina suelen adornar los anuncios con el falaz envoltorio del incremento porcentual, cuando para el caso lo que en verdad cuenta es “el valor absoluto”. Y la AUH está en $ 340 por niño y la jubilación mínima que cobran 4,5 millones de personas es de magros $ 1.880 mensuales; costos reales que deben ser contrastados con la canasta básica y el costo de vida; lo mismo ocurre con los incrementos salariales de paritarias que al ser distribuidos por etapas: entre la primera y la segunda o la tercera, la inflación les podó casi un 10% de cada etapa, y muchísimo más si se computa el Impuesto a las Ganancias, que hoy ya alcanza al 25% de los trabajadores en blanco.

El “tono oscuro que van tomando los acontecimientos”, lleva a la administración Cristina a plantearle a Gobernadores e Intendentes que “Los impuestos solo la que los subo soy Yo (¿?”), porque durante 2012, la Nación le transfirió el ajuste fiscal a las provincias y municipios, y pretende repetirlo en 2013 pretendiendo que provincias y municipios ajusten sus políticas impositivas a conveniencia de la Nación. El concepto es violatorio del federalismo. Luego, ¿por qué no reclama que ajusten el gasto, en todo caso, pero cuestiona las tasas tributarias? De hecho ella provocará 3 situaciones: la desobediencia de los alcaldes, en especial los bonaerenses, sus supuestos aliados; y el reclamo de ellos sobre los incumplimientos de la Nación en materia de obras públicas comprometida/prometida. Y también generar el alzamiento de los sindicalistas –opositores y hasta oficialistas- porque el tope que pretende imponer la Presidente barre con las negociaciones libres y es aceptar, nada menos, que los salarios tienen responsabilidad directa respecto de la inflación, cuando todos aquellos semi instruidos saben que esto es una mentira absoluta solo repetida por neoliberales o empresarios extorsionadores.

El verdadero “ajustazo de fin de año y de principios de Enero 2013”, implementado por el cristikirchnerismo en las tarifas de gas, luz, trenes, colectivos, combustibles y artículos de la canasta básica de alimentos, así como el incremento en la presión impositiva de provincias y municipios acicateados por la falta de recursos, a la que son sometidos desde el gobierno central no lucen a “buen augurio”; la suma de las partes significa un “ajuste potente, liso y llano” del más puro estilo neoliberal de los denostados 90 del siglo pasado, y como todo ajuste, va directo al bolsillo y sobre todo al de los sectores de menores recursos, en un contexto de un proclamado “gobierno nacional y popular, cuya meta final es la verdadera redistribución de la riqueza”, desnudando la falacidad del “modelo y del supuesto relato-discurso” oficialista. La hora de la verdad se acerca inexorable y porque el cristikirchnerismo juega su futuro político, este año el Gobierno meterá plata del Estado hasta donde le alcance la capacidad de impresión monetaria. Mucha más que durante el 2012, cuando el gasto social directo creció bastante por debajo que la inflación real: otro ajuste con formato oficialista. El operativo impresión, será imperioso para levantar el muy alicaído consumo interno, la llave del plan cristinista, y si fuera posible contrarrestar así el peso de tanto aumento junto.

Pero para curarse de tantos males autogenerados, “ella” junto a Zaninni y Parrilli armaron el “Día de la celebración, ¿porqué no?”, y ya que el cristikirchnerismo gobierna a cara de perro pero le gustan las fiestas –y los asaditos-, por algún lado tiene que aflorar, se dirá. Atmósfera brumosa y densa en el puerto de la Base Naval de la fuerza de Submarinos, una “embarcación prisionera de oscuros mares y piratas -¿fondos buitres? Y jueces de la lejana Ghana- que vuelve a casa”. La Presidente convirtió un día de festejo nacional en una fantochada de fiesta partidaria: ¿pero se puede participar de una fiesta a la que no se fue invitado?, la respuesta es obviamente que no, y por eso el pueblo –no los militantes rentados a $ 450 per cápita, más viáticos y transporte incluidos, o sea con un costo rayano a los $ 17 millones o US$ 3.428.000, un verdadero despropósito- fue excluido de la fiesta de Mar del Plata, convertida nuevamente en la exaltación de un sector. La elevación de la Fragata ARA Libertad a símbolo de la dignidad y la soberanía nacional, como reza el discurso cristinista, supone al mismo tiempo y a partir de ahora su total e infundada apropiación. La misma Fragata –símbolo máximo de la “tan odiada y perseguida Armada Argentina” y- cuyo destino de verdad nunca le importó nada a “ella”, pasa a ser desde el 9E nuestra muy amada y en un mismo acto, legitimada como símbolo.

Es el estilo, y las formas del cristikirchnerismo como “medida de todas las cosas”, pues como con la justicia y la misma CSJN –salvo la rara excepción de Eugenio Zafaroni que como bien fuere destacado por Carrió “es una autoridad indiscutida en el conocimiento jurídico, pero no lo es en el concepto moral y ético”-, ahora con la Fragata se pasa de bueno y aplaudido a enemigo a ser destruido y viceversa en apenas lo que tarda un cambio repentino de viento, y de esto los marinos sabemos bastante. Lo bueno es que después de tanta incompetencia, impericia, incapacidad y desidia, tropiezos autogenerados, extravíos y desmesuras (de los que hubo tantos a lo largo del trámite de Tema y Ghana) el Gobierno hizo lo que debía, simplemente eso –nada de heroicidades y mucho menos de actos soberanos y nacionales-: recurrió al trabajo de profesionales y la Fragata ARA Libertad está de vuelta, aunque para ello hayamos tenido que soportarla a “ella”, “La gran jefa” pretendiendo darnos una muestra de infantil sentido guerrero, o de una chabacana y ahistórica reflexión sobre Patria y colonia, sobre independencia y soberanía o sumisión y vasallaje o dominación, y lo más importante de todo su tripulación y su historia han sido reivindicadas. ¡Un plan simple, a ser tomado en cuenta para otros expedientes futuros!

Bien por el Señor Jefe de la Armada, Don Daniel Martín que por fin logró su ascenso a Almirante y supo superar la crisis generada por los Ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa, un eterno reconocimiento a la valentía del Almirante (RE) Carlos Paz que tuvo la dignidad y el valor de renunciar cuando el desmadre oficialista se lo quisieron endilgar a la Armada Nacional y bien para el señor Comandante de la Fragata Ara Libertad, Capitán de Navío Pablo Lucio Salonio, que a diferencia de CFK mantuvo la humildad, el silencio de los sabios y la prudencia en el momento de encarar a la prensa, oficialista e independiente, mostrando su independencia de criterio. Porque por momentos los lobos marinos tuvieron que sentir la competencia, es que la TV oficialista primero, durante el discurso de “ella”, y después durante los festejos repitió hasta el cansancio el término de fondos buitres: “depredadores sociales globales” los definió en arenga pública “La Jefa” y no se quedó allí, sino que también escupió llena de odio y resentimiento “Cuando fue retenida en Tema, allá había buitres, acá graznaban algunos caranchos”. Se le olvidó mencionar que a los buitres se les pagará religiosamente el 27F, o cuando la Cámara estadounidense del Segundo Circuito de Nueva York así lo indique, pero hasta entonces a ella y al gobierno se les seguirá escuchando hablar de buitres y caranchos, mientras pretenden aleccionarnos que tras las reestructuraciones de la deuda de 2005 y 2010 se desahogaron las provincias, se reindustrializó la industria –no mencionó que se extranjerizó como nunca antes- y se generaron 5 millones de empleos, contando los Planes Sociales como tal, y sin contar los que se vienen perdiendo desde 2008 al 2012 inclusive.

El Gobierno Cristina repite éxitos logrados cuando aún la economía crecía al 8% anual, pero se niega a ver que hoy el escollo principal económico no son los buitres, ni Griesa, por el contrario el escollo está en el estancamiento y la inflación –estanflación que se le denomina-; la economía argentina se mueve tan lento como un lobo marino y como fuere el regreso de la Fragata, obligada a parar en una isla de Brasil y a navegar a marcha lenta para cumplir con el 9E, que hubiere sido el 6 de Enero y como regalo de Reyes, esos mismos a los que Cristina Fernández vivare antes de Navidad para contraponerlos al cipayaje del gordito barrigón –olvidándose ¿por cuestiones religiosas? del Niño Dios-, y mientras los buitres deambulan por ahí, el pasado 9 de Enero parecían que estaban por todos lados, menos en la rambla. “No es la fiesta de la presidente” se quejaba amargamente la mujer de un integrante de la tripulación de la Fragata Libertad, arrinconados y fuera del alcance de sus familiares embarcados, a quienes recién pudieron abrazar cuando la pantomima oficialista terminó. Euforia y desbordes oficialistas, llantos y alegría contenida en los marinos y sus familiares relegados. “Dignidad, emoción y Patria” repetidas chabacanamente y fuera de lugar y hasta el hartazgo en bocas de locutores y movileros oficialistas.

Así hubo que vivir el arribo de nuestra Fragata libertad en la TV pública, que dedicó una transmición inédita e ininterrumpida desde muy temprano, donde se soslayó el incidente entre caceroleros y jóvenes K y el de miembros de Greenpeace que pretendían escarchar a Daniel Scioli y por apresurados estos mismos militantes rentados lo impidieron. Solo se encargaron de resaltar la gestión de la Presidente, con un conductor que parecía más exaltado que los entrevistados, todos ellos militantes conducidos y bien pagados por los dineros del pueblo, del video de la renegociación de la deuda pasado por la TV pública se recortó expresamente la frase de CFK que decía “podrán quedarse con la Fragata pero no con la dignidad ni la libertad”. Así como se soslaya que la empresa contratada para volar a Cuba y Asia es la misma que abastece a Malvinas y realiza un vuelo semanal entre Londres y Puerto Argentino, se esconde que en la negociación de YPF con Bridas, a ésta última –propiedad mayoritaria de British Petroleum y la china CNOOC- se le otorga el acceso al cambio oficial, el mismo que se le niega a los ciudadanos residentes, o sea al Mercado Único y Libre de Cambios del BCRA y que esto servirá para el pago de importaciones, deuda, repago de dividendos e intereses para “satisfacción de Bridas” en la explotación de Vaca Muerta, Neuquén.

¡Por suerte CFK inició el viaje, donde esperemos se distienda viendo ¿a Chávez?, y paseando por Asia! Es el firme deseo de un Argentino de bien.

Buenos Aires, 11 de Enero de 2013.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
__________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s