“Los indígenas no existen en el ‘Pacto por México’ de Peña Nieto”

Ciudad de México, a 11 de enero de 2013.- El presidente Enrique Peña Nieto firma el decreto para la creación del Instituto Nacional del Emprendedor, con el propósito de consolidar el crecimiento económico, impulsar la creación de nuevas micro, pequeñas y medianas empresas como premisa para superar la marginación y pobreza en el país-Foto: Gobierno de Sinaloa

Fuera indígenas del ejercicio de gobierno

Por Nuvia Mayorga titular de la CDI

Cercana al Secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong

Liderazgos indígenas expresan rechazo, califican de grave retroceso

Los indígenas no existen en el “Pacto por México” de Peña Nieto, sino sólo en el discurso

Toma posesión a escondidas

La nueva titular negó incremento al presupuesto indígena cuando era presidenta de la Comisión de Presupuesto en la Cámara de Diputados

Genaro Bautista / AIPIN

Liderazgos indígenas de México, calificaron de un “grave retroceso”, a la idea del “Pacto por México”, la designación de la exdiputada federal plurinominal y presidenta de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados de la 62 Legislatura, Nuvia Magdalena Mayorga Delgado, como Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Una auténtica desconocida para los pueblos y desconocedora del tema, afirman organizaciones indígenas.

Contrario a lo que está ocurriendo en la comunidad internacional que en su mayoría apuestan al empoderamiento institucional de los pueblos indígenas, en México apuntan a su debilitamiento, enfatizan.

Fiel a los estilos, sin perder el porte o preocupación por las críticas, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, designó a la exdiputada Mayorga, identificada como una de los personajes políticos afines al exgobernador de Hidalgo, actual secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong.

La decisión de Peña Nieto, provocó la protesta de liderazgos indígenas mexicanos quienes reclaman el derecho que les corresponde de encabezar y participar en las instituciones de gobierno encargadas de las políticas públicas destinadas a los pueblos indígenas.

Los diputados federales Carlos de Jesús Alejandro, Náhuatl de Guerrero, así como Juan Luis Martínez, Cuicateco de Oaxaca, rechazaron el nombramiento, manifestaron su desacuerdo a que en la CDI se imponga a profesionales no indígenas.

Ambos secretarios de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados por el Partido de la Revolución Democrática y el Movimiento Ciudadano, fueron contundentes al señalar que al frente de la CDI, deben estar hombres o mujeres indígenas, con compromiso, conocimiento y sensibilidad para sus pueblos y comunidades.

De Jesús Alejandro y Juan Luis Martínez, hacen eco de la postura de los pueblos indígenas, más allá de sus compromisos partidistas.

En este tenor, se manifiestan, Martha Sánchez Néstor, asesora por Sociedad Civil de ONU Mujeres de América Latina, Saúl Vicente Vázquez, del Foro Permanente para Cuestiones Indígenas de la ONU, Marcos Matías Alonso, primer exdirector indígena del extinto Instituto Nacional Indigenista (INI), exdiputado Federal, Margarito Ruiz, líder Tojolabal, Abundio Marcos, dirigente del Movimiento Indígena Nacional (MIN).

También en esta misma postura se han pronunciado, el Premio Netzahualcóyotl, Natalio Hernández, los exdiputados federales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Náhuatl poblano Wenceslao Herrera Coyac y el Ñha Ñhú hidalguense, Héctor Pedraza Olguín, respectivamente.

Lo mismo el panista oaxaqueño Huberto Aldaz Hernández, también exdirector del INI.

La academia no se quedó callada. Estudiosos cercanos a la lucha de los pueblos indígenas han llamado la atención para insertar el tema dentro del Estado—nación, critican la postura oficial de excluir a las sociedades originarias.

Natividad Gutiérrez del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y José del Val Blanco director del Programa Universitario México Nación Multicultural, lamentan esta situación.

Del Val Blanco, considera que la CDI deben asumirla indígenas, pero además, se requiere alguien con experiencia y trabajo

Es un tema demasiado delicado para ser un simple botín político, subrayó.

Para las representaciones indígenas, Enrique Peña Nieto, debe de acatar lo establecido en convenios y protocolos internacionales que estipulan el derecho a la consulta a los pueblos indígenas en todo lo que les involucre, incluida entre otras, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Calificaron la designación de Mayorga Delgado como una falta de respeto a sus pueblos y comunidades y acusaron a Peña Nieto de exclusión al no respetar el jefe del ejecutivo los compromisos establecidos y suscritos en el Pacto por México respecto de la representación política indígena. Con este nombramiento, anula a los pueblos indígenas, del denominado pacto.

La misma Beatriz Paredes, actual embajadora de México en Brasil, reconocía la importancia de personajes valiosos para ocupar el puesto y deslizó el nombre del profesor Natalio Hernández. En los medios políticos se manejaba el nombre de la oaxaqueña chontal, Sofía Castro, y Narcedalia Ramírez Pineda.

En el Pacto Por México, promovido por Peña Nieto, se reconoce la deuda histórica del Estado mexicano con los pueblos indígenas.

Y el mismo pacto asienta que para el fortalecimiento de las comunidades indígenas, “se llevará a la práctica el reconocimiento efectivo de las comunidades y pueblos indígenas como entidades de derecho e interés público, que les permitirá manejar recursos públicos, realizar la planeación comunitaria de sus proyectos de desarrollo, así como asociarse libremente con otras comunidades o municipios para promover proyectos comunes que impulsen su desarrollo”.

Pero este compromiso fue olvidado, reclaman los indígenas.

Para la toma de posesión, en las instalaciones de la CDI, se envió a Ramón Sosamontes de la Secretaria de Desarrollo Social, cercano colaborador de Rosario Robles, quien tuvo que aguantar el retraso de tres horas de Nuvia Mayorga.

A puerta cerrada, donde ni el Sistema de Radios Culturales Indigenistas (SRCI), adscritas a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Mayorga, tomó protesta, como titular de la dependencia.

La directora general de la CDI, expresó su compromiso de colaborar totalmente con la titular de la Sedesol para combatir la pobreza en las comunidades indígenas del país.

“Con gran compromiso con México, y en particular con nuestros hermanos indígenas, asumo la titularidad de la CDI, agradeciendo la confianza al presidente de la República, Enrique Peña Nieto”, señaló, según un cable de la agencia de noticias Notimex.

La CDI es una institución rectora de las políticas públicas federales para el desarrollo y preservación de los pueblos y comunidades indígenas, que garanticen el respeto a sus culturas, la vigencia de sus derechos y el logro de una vida plena.

Parte de las funciones de Mayorga es la instrumentación y operación de programas para el desarrollo de los pueblos indígenas. Además de fomentar el desarrollo sustentable para el uso racional de los recursos naturales de las regiones indígenas, sin arriesgar el patrimonio de las generaciones futuras.

Otro aspecto que deberá llevar a cabo la funcionaria federal es consultar a los pueblos y comunidades indígenas cada vez que el Ejecutivo federal promueva reformas jurídicas y actos administrativos que impacten significativamente sus condiciones de vida y su entorno.

Pero por ahora, enfatizan los liderazgos indígenas, no fueron consultados ni se les pidió su opinión por lo que aducen falta de “voluntad política” del presidente de la República.

Oriunda del municipio de Francisco I. Madero, Hidalgo, Nuvia Mayorga, llevó los trabajos que planearon la ley del presupuesto del 2013 como presidenta de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

En la trayectoria de Nuvia Mayorga destaca su trabajo en la administración pública como subdirectora de Programación Financiera de la Secretaría de Programación y Presupuesto, así como en la coordinación de Administración y Finanzas del Sistema de Educación Pública.

Otro importante cargo fue la Secretaría de Finanzas del gobierno de Hidalgo, puesto en el cual fue ratificada en 2011; último cargo que tuvo en la entidad.

Pero nada que ver con los pueblos indígenas.

Y así, sin metodología, experiencia, voluntad y desconocimiento, se avizora difícil que la lucha permanente contra la extrema pobreza en que se encuentran los pueblos indígenas se revierta.

Con ello, indica Abundio Marcos del Movimiento Indígena Nacional (MIN), queda sepultado el Pacto por México, estandarte de la nueva administración.

Aunque no es de extrañarse, apuntaría Marcos Matías, quien retoma el comunicado del subcomandante del EZLN “Marcos”, cuando acusa al PRI, de negarse a cumplir con los Acuerdos de San Andrés que significarían el reconocimiento constitucional de los derechos y la cultura indígenas, y acabarían con los despojos disfrazados de mineras, acueductos, presas, balnearios, carreteras, fraccionamientos.

A Nuvia, le corresponderá en alguna medida, dar respuesta puntual al señalamiento del EZLN, quien emplazó al ejecutivo federal entre continuar con la política de contrainsurgencia o reconocer y cumplir los derechos de los pueblos indígenas.

El pasado seis de diciembre del 2012, un grupo de representantes y líderes indígenas, dirigieron un comunicado al presidente Enrique Peña Nieto y esperaban que tal y como estipula el “Pacto por México”, se tuvieran avances mínimos relacionados al desarrollo y la representación política indígena, y pedían audiencia al inquilino de la Residencia Oficial de “Los Pinos”.

En ese mensaje propusieron “la reorientación e instrumentación de políticas públicas trasversales del Estado Mexicano en favor de la diversidad cultural y lingüística milenaria de los pueblos indígenas.

Ofrecían su capacidad profesional, de liderazgo y experiencia para encabezar las dependencia indigenistas como la CDI, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, la Dirección General de Educación Indígena, la Coordinación General de Educación Intercultural y Bilingüe, la Dirección General de Culturas Populares, y las áreas de atención específica a población indígena de la administración pública federal.

Desde aquel momento rechazaban públicamente la imposición de personas ajenas a los pueblos indígenas en la Dirección General de la CDI.

El pronunciamiento recuerda que en junio de 2009, la Comisión Permanente de la LX Legislatura, exhorto al titular del Poder Ejecutivo Federal y al Director General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) Luis H. Álvarez, para que garantizara el derecho de consulta y la libre participación indígena en la selección y designación del nuevo delegado de la CDI en Guerrero y de otras entidades del país.

Por tal motivo, demandaron al nuevo gobierno haga valer este compromiso y se respete esta resolución.

Respetando la diversidad se cohesiona la identidad nacional, se fortalece el tejido social, por ende, se garantiza la gobernabilidad y la transformación de México, afirmaban.

Ahora, con el silencio y la imposición del Ejecutivo Federal en la Dirección General de la CDI, ¿hacia dónde nos obligan a transitar?, expresan preocupados

Más aún, cuando Nuvia Mayorga, como presidenta de la Comisión de Presupuesto, obstaculizó el incremento para los pueblos indígenas y engañó a la misma presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas Eufrosina Cruz, al prometerle 1800 millones de pesos adicionales al presupuesto de la CDI, pero solo fue eso una oferta, sin efecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s