Argentina: Después del 27-O… “todo cambia”.

Todo hace preveer que el cristikirchnerismo no alcanzará el número cabalístico del 42%, con lo cual el “Cristina eterna” pasa definitivamente al olvido y desde ese mismo momento las mayorías omnímodas dejan de existir, Cristina emprenderá, el camino del “pato rengo” o sea el final de ciclo. De no aceptarlo su futuro será calamitoso al igual que el de todos los argentinos al enfrentarnos al peor escenario, similar al del chavismo con aquel, muerto y sus seguidores disputándose los despojos.

Luego del 13-S, el 8-N y el 22-F se demostró las ganas y ansias populares de cambio y vuelta definitiva de página que urgen y preocupan a la enorme mayoría del pueblo; es importante resaltar que este tipo de cambios no se imponen, como antaño, a través de tanques y metralla, sino ejerciendo el derecho democrático y republicano de las urnas, esas mismas que mudas en otros tiempos o llenas de prebendas y votos cuotas o votos bolsillo, ahora pareciere que volverán a hablar para defender a mayorías y minorías por igual, aunque algunos crean que están abriendo la boca y hablando demasiado tarde. A ellos les digo que “¡nunca es tarde para generar el cambio democrático” y que, por lo mismo, mas vale tarde que temprano y mal realizado!

Despertar conciencia popular, como se hiciere luego del “vamos por todo”, dicho al amparo del erróneo concepto de que el 54% les daba derechos de imposición y perpetuación, fue realmente significativo y por demás importante, tanto o más que no enterarse que antes del 2015 está a la vuelta de la esquina el 27 de Octubre del 2013, y que para llegar a él deberán superarse las PASO del 11 de agosto que comienzan con el calendario del 12 de junio con el cierre de alianzas y el 22 de junio con la presentación de las listas cerradas y donde todos tienen derecho a participar presentando ofertas electorales por fuera o por dentro del oficialismo. Este verdadero ejercicio electoral que permite al pueblo, y no a los aparatos partidarios, armar listas de candidatos que luego, el 27 de octubre, disputarán las bancas en una o ambas Cámaras del Congreso. ¡Es verdaderamente auspicioso que la ciudadanía y el pueblo todo comprenda que aquí comienza realmente el proceso democrático!

¡Ese 12 de junio cada ciudadano tiene derecho a intervenir armando aquella lista que entienda debe contener a aquellos que él considera verdaderamente representativos de su pensamiento! Y eso se puede realizar desde un partido o alianza no oficialista, tanto como presentándose a la interna del propio oficialismo, disputándoles desde ese mismo momento la representatividad que ellos pretenden ejercer omnímodamente. Si esto es comprendido cabalmente será: ¡un auspicioso 27 de Octubre! Elegir concienzudamente los Senadores y Diputados que le arrebaten al cristikirchnerismo la actual mayoría, muy mal usada pues se han convertido en brazos enyesados que votan “sin pienso” y por “obediencia debida” y una falsa y retrógrada “lealtad partidaria” antepuesta a las exigencias de sus mandantes y electores, será un hecho verdaderamente trascendental. Si se vota a conciencia, y privilegiando las ganas y las ansias expresadas en las masivas marchas populares del pasado reciente, esa mayoría omnímoda no volverá a existir.

Perdiendo el quórum automático, se verán forzados a dialogar y a consensuar, caso contrario deberán sacarse definitivamente la careta de demócratas y representantes populares, con que se vienen disfrazando, y mostrar la verdadera cara: si pretenden gobernar por decreto o a través de la imposición de los DNU se caracterizarán como antidemocráticos, totalitarios, dictadores y tiranos. Muchas de las últimas cosas sucedidas, y que debimos bancarnos, no volverán a suceder nunca más, pero, porque el Gobierno Cristina lo sabe, y por saberlo intentará realizar todo lo posible y hasta lo imposible para obtener, en estos meses, leyes energizantes que los vigoricen y les de fuerzas para sobrellevar la adversidad que puede vislumbrarse, es la voluntad férrea del pueblo la que les debe marcar el inicio irremediable del lánguido final de mandato, recorriendo el período de “pato rengo”, típico de los regímenes que completan su último mandato.

Los peligros reales a los que nos debemos enfrentar durante el período de intento de energizamiento oficialista, es el de pretender “democratizar” la justicia, que no es otra cosa que el de “domesticarla totalmente”, pues no les alcanza con los Zafaronni y los Oyarbide, o las Gils Carbó de turno –por nombrar sólo a los más obsecuentes y conspicuos mandaderos judiciales del régimen-, también intentarán volver a instalar la falacia de la “sensación de opulencia ficticia”, tal como ocurriere durante el 2011 y que concluyere con el cepo cambiario, las restricciones a las importaciones –korralito-, etc. Asimismo deberemos sortear las trampas y tramperas colocadas para cooptar y atrapar enemigos, construyendo alguna herramienta que le garantice cierta dosis de continuismo y protección a futuro por la infinidad de causas por corrupción desenfrenada, atentado a los derechos humanos básicos del pueblo llevados a cabo durante estos diez años de cristikirchnerismo desenfrenado.

Si somos conscientes, y nos mantenemos alertas y vigilantes, no les será fácil, y además de las nuevas/viejas caras que se incorporen al legislativo comenzará el “éxodo irremediable e histórico” de legisladores hoy oficialistas que irán saltando el charco para alinearse con uno o con otro aspirante con posibilidades de calzarse en 2015 la tan preciada banda presidencial. Y aquella malsana costumbre de la “lealtad partidaria obsecuente y sin pienso”, se derretirá cual hielo en mitad del desierto. Pero mientras, será necesario que tanto las otras fuerzas como los peronistas –o sea los no cristikirchneristas- vayan elaborando ideas, proyectos y políticas de Estado a impulsar en el período legislativo que se inicia el 10 de Diciembre de 2013, y que, así como se elaboró y firmó el pacto de no dar votos a la pretendida re-reelección por los actuales legisladores opositores, de modo de acumular iniciativas para generar y premiar la inversión genuina y sustentable, aumentar la productividad, generar valor agregado a nuestra hoy primarizada producción, promover el comercio exterior, eliminar el maléfico impuesto que es la inflación, crear genuinos y bien remunerados empleos, erradicar el hambre, la indigencia y la exclusión, redistribuir realmente el ingreso dejando de lado la humillación de la prebenda y el clientelismo social y político, generar una educación y una salud de excelencia y verdaderamente universalizadas.

Esto requiere de consensos, renunciamientos al vedetismo, normas específicas, pero además de la elevación de la calidad institucional, hoy totalmente degradada; algo de lo cual depende, en la casi totalidad, el progreso y desarrollo de las naciones, pues ella, “la calidad institucional” es medida, en el mundo globalizado, por variados y diferentes índices, pero cualquiera y todos ellos computa el respeto a la ley, la transparencia, la independencia de los tres poderes y en especial de la justicia, la libre expresión y la libertad económica para transar y ahorrar. ¡En todos estos rankings la Argentina aparece en los escalones más bajos y lejanos de lo que se considera la excelencia, y hasta la media! Desde el Kiel Institute de Alemania que realiza la World Institutional Quality Database, con 121 países agrupados en 5 clusters, donde en el primero figuran los de mayor calidad institucional, o sea la óptima (16) y en la quinta, o sea la última, lo de muy mala o nula calidad institucional (20), donde nos hallamos nosotros; hasta pasando por otras mediciones de resultados similares, en todas Argentina se destaca por su pésima calidad institucional.

Lograr estos objetivos requerirán de muchas leyes y muchos acuerdos, y entre muchos otros estos pueden ser algunos: 1º Reforma Constitucional para: quitar, anular o modificar aquellos elementos integrados a la Reforma del 94, que demostraron su ineficacia o que subsumieron nuestra Carta Magna a Tratados o Leyes internacionales, quitándonos soberanía política y judicial ; devolverle a la Nación el patrimonio sobre el subsuelo y sus recursos, que implica supeditar las necesidades provinciales a los designios estratégicos y geopolíticos nacionales, manteniendo las provincias las regalías en un piso mínimo del 20% y si las mismas son acordadas entre nación y empresas explotadoras estas no podrán ser inferiores a un 30%, exigiéndose siempre el tratamiento industrial en suelo argentino; determinar la invariabilidad de las fechas de elecciones y de la asunción de las autoridades electas; avanzar hacia un presidencialismo atenuado y un sistema parlamentario reforzado y jerarquizado; confección de la Ley de Presupuesto con concepto Plurianual, pudiendo el mismo ser corregido adaptándose a las coyunturas, pero manteniendo el “concepto de plurianualidad”; determinar la necesidad de implementación de un “seguro universal a la niñez y la ancianidad”, sin exclusiones de ninguna índole e igualitario para todos; determinar la necesidad de punición a la evasión de impuestos, por ser “un robo al pueblo de la Nación”.

También incorporar a dicha Reforma la necesidad y obligatoriedad de una educación verdaderamente universal y de excelencia con obligatoriedad de 14 años de escolaridad mínima, declarándose a la educación y la salud “servicios públicos básicos”; determinar un piso mínimo de coparticipación de la totalidad de la recaudación de impuestos, ganancias y otras recaudaciones del 50% a ser repartidas entre las provincias, con una fórmula polinómica que exija de éstas la retención de sus pobladores en su lugar de origen para mantener el porcentaje de reparto interprovincial; fijar que las Obras Públicas declaradas de interés nacional, con control Bicameral, oficina Anticorrupción, AGN y Secretaría de Obras y Servicios Públicos deban contar con el presupuesto determinado por el Presupuesto Nacional Plurianual y afectación de recursos, sin posibilidad de desafectación por las administraciones de turno; fijar constitucionalmente la creación de las Agencias Federales con incumbencias específicas de control e investigación en áreas como; seguridad y justicia, defensa e inteligencia, narcotráfico –armas, drogas y alcohol-, hacienda, finanzas –Tesoro/BCRA-, medicamentos, Salud, etc. y fijación de los órganos de control de cada una de ellas desde el Senado de la Nación –Comisiones Senatoriales con un muy amplio poder de control- y con las presidencias en manos de los partidos de la oposición al partido de Gobierno.

Supeditar las Constituciones provinciales a la Constitución Nacional y a las leyes y penalidades que el Congreso Nacional dicte o las Comisiones Senatoriales apliquen; otorgar poder de policía y contralor al armado de “comisiones investigadoras” con amplios poderes de investigación, sanción y punición para estas tareas a las Agencias Federales al Honorable Senado de la Nación, en cuestiones como Relaciones Exteriores, Medio Ambiente, Salud, Educación, Justicia, Interior, Transporte y Coparticipación Federal. 2º Sistema Judicial: Aumento al máximo de las penas para todos aquellos delincuentes, donde se cometiere en ocasión o como consecuencia de un delito la pérdida de vida de alguno de los miembros de las distintas reparticipaciones de seguridad; denegación absoluta de la excarcelación para todo aquel que cometa un delito con portación de arma –blanca o de fuego-; aumento de las penas para el supuesto del incumplimiento de los deberes de funcionario público, prohibición de su excarcelación, automática interdicción en los registros de propiedad del inmueble y automotor; derogación de las inmunidades parlamentarias, respecto de los delitos comunes y penales que excedan las cuestiones parlamentarias o a su ejercicio; revocación del cargo del funcionario una vez dictado el auto de procesamiento.

Asimismo modificación del sistema de Administración de Justicia; determinar que la Secretaria de Informaciones pase de la órbita del PEN al Poder Judicial, dependiendo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y con contralor de la Cámara de Senadores de la Nación; eliminación de la actual Unidad de Información Financiera –UIF- y su reemplazo por la Agencia Federal de Inteligencia Financiera –AFIF- bajo la órbita del Poder Judicial y con control del Senado Nacional, separando por ley el “lavado de dinero” del “encubrimiento agravado”, contemplando el delito del “autolavado” ampliándose la base de sujetos obligados (Partidos políticos, Fundaciones, Mutuales y Cooperativas, intermediarios y representantes de empresas, deportistas y artistas y a los que exploten juegos de azar, etc.); aumento de las penas al máximo a los responsables de los delitos de intimidación, extorsión, violencia callejera, pública o en espectáculos deportivos o culturales, con penas de reclusión obligatoria y por todo el período de la condena. 3º De la designación de Jueces: por estricto orden de mérito y elección por orden de los mismos; igualdad de mérito por examen y antecedentes entre miembros del Poder Judicial y ajenos a él; eliminación del Consejo de la Magistratura, y designar como órgano de propuesta al PEN y de designación al Honorable Senado de la Nación que aplicará el orden de mérito como única variable posible; determinación del Presupuesto del Poder Judicial, ejecutado por la CSJN, con control de la Comisión Senatorial, una Comisión Bicameral de revisión y la Oficina Anticorrupción junto a la AGN; juicio político de los jueces y funcionarios en manos de la CSJN y su apelación exclusiva ante la Comisión Senatorial.

Por último, 4º Poder Ejecutivo: El Presidente y su vice deberán entregar el manejo de sus bienes personales, similar a la legislación de USA, hasta la finalización del mandato; determinación de una Política Exterior acorde a la nueva realidad global y la incidencia en el poder mundial de las naciones emergentes, manteniendo el concepto sagrado de Soberanía Política e Independencia Económica; mandato presidencial de SEIS (6) años sin posibilidad de reelección ninguna hasta el transcurso de un período como mínimo; tender a que se impida la reelección de los cargos legislativos, permitiéndose a lo sumo una sola y única reelección consecutiva de los mismos. Asimismo y por fuera de la modificación de la Carta Magna creación de la “Ley de racionalización del régimen de subsidios” para que éstos sean dirigidos exclusivamente hacia los verdaderamente necesitados, impidiéndose las desigualdades de oportunidades, el castigo a los que menos tienen, el gasto indebido, el clientelismo y la cooptación del subsidiado, y obligando a aquel a la contraprestación por lo recibido según se norme por el Poder Legislativo y con mayoría especial; creación de la “Ley reguladora de la difusión oficial” que limite la publicidad de los actos de gobierno a mensajes estrictamente informativos, emitidos a través de los medios de comunicación más eficaces, tratándose de impedir el uso de los dineros públicos con fines de propaganda oficialista y mucho menos el ahogo de medios de expresión indóciles u opositores al oficialismo de turno.

También por fuera de la modificación constitucional deberá regularse con severidad el uso de los DNU por parte del PEN, fijándoseles período de caducidad corto si no es refrendado por el Poder Legislativo –no más de 90 días corridos- por ser un recurso excepcional ateniéndose a lo articulado por la CN, de no ser refrendado por el Legislativo el DNU pierde validez y es derogado automáticamente; dictado de la “Ley de garantías jurídicas”, o sea el dictado de un conjunto de normas, o de una ley que debe garantizar que los contratos firmados con el Estado, tanto como el desarrollo de actividades que tuvieran aprobación estatal, no pueden ser modificados por actos administrativos o leyes de efectos retroactivos; creación del “Digesto Anticorrupción” que prevenga y castigue la corrupción administrativa y articule los mecanismos legales a fin de impedir la impunidad de quienes incurran en delitos contra la administración pública. Dictado de la “Ley que declare delito de lesa humanidad la inseguridad ciudadana, la pobreza extrema, la indigencia, la muerte por desnutrición o el abandono de personas, la falta de educación y de salud universal y de excelencia”. (Este último punto no requiere de explicación ninguna)

Buenos Aires, 11 de Marzo de 2013.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
__________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s