¡Federalismo canario, sí!

Bandera de los independentistas canarios

Bandera enarbolada por los independentistas canarios en las manifestaciones por la Descolonización e Independencia de Canarias que tienen lugar en todo el Archipiélago

A medida que aumenta la conscienciación de los canarios y canarias aumenta de forma directamente proporcional, utilizando un símil matemático, la confusión política interesada procedente del colonialismo español, utilizando, torticeramente, el diccionario político al completo, siempre y cuando los conceptos no impliquen la descolonización, proceso al que la metrópoli tiene terror y miedo verdaderos. Las propuestas incluyen la autodeterminación, el Estado libre asociado, la plena utonomía y el Estado federal (español, por supuesto). Todas ellas prorrogarían la colonización española de Canarias mediante la ocupación militar y el monopolio del sistema educativo, la economía y los medios de comunicación.

La autodeterminación implica convocar un referéndum, pero que no procede en una colonia. Es lo que reivindican los nacionalistas vascos y catalanes con el eufemismo de “el derecho a decidir”, a lo que los esbirros al servicio del colonialismo contestan que en ese caso tiene derecho a decidir todo el Estado, o sea, que el colonialismo, juzgado internacionalmento como crímen de lesa humanidad y que por lo tanto no prescribe, pretende que le preguntemos si procede la descolonización o si nos siguen esclavizando ¿oíste pariente? La autodeterminación se aplica a Estados plurinaciones que se han unido voluntariamente. No es el caso de Canarias, sometida violentamente por los mercenarios genocidas al servicio de la monarquía medieval española. Pese a todo Canarias se autodeterminó en el referéndum celebrado el 12 de Marzo de 1986, al rechazar integrarse en la OTAN, de la que forma parte España, referéndum que perdieron estrepitosamente, aunque actúan hipócrita y antidemocráticamente como si lo hubieran ganado ¡Los fascistas sólo son demócratas cuando ganan!

Otro de los inventos favoritos del colonialismo para seguir expoliando a las colonias es el Estado libre asociado, como Puerto Rico: las aduanas, la inmigración, el comercio interestatal, los correos y la defensa están bajo la jurisdicción del gobierno de Estados Unidos. Los puertorriqueños sirven en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

La plena autonomía interna es otro subterfugio mediante el cual el colonialismo pretende perpetuarse en las colonias. En este caso la metrópoli continúa manteniendo el ejército de ocupación y también la representación diplomática internacional. Las colonias británicas se mantienen bajo un régimen de plena autonomía pero, obviamente, siguen siendo territorios coloniales. No obstante sería un error comparar los casos de Las Malvinas (Falkland Islands), Gibraltar, etc., con Canarias, pues hay que tener en cuenta los siguientes factores: para el Gobierno de Londres, Las Malvinas, Gibraltar, etc., no forman parte integrante del territorio nacional del Reino Unido y por lo tanto son posesiones del Reino Unido.

Para el Gobierno de Madrid, Canarias es “España”: “forma parte integrante del territorio nacional español”. El Gobierno de Londres viene celebrando una serie de referéndums en sus posesiones para que sus poblaciones decidan libremente su futuro: pueden decidir si quieren seguir con el estatus quo, pasar a depender de Argentina/España o la independencia. Hasta este momento las poblaciones de dichas posesiones británicas han optado por el estatus quo: dependencia de Londres. Contrariamente al pensamiento de algunos iluminados, Londres no puede ir contra los deseos de las poblaciones de Gibraltar y Las Malvinas. Guste o no, el “problema” radica en que las poblaciones de Gibraltar y Las Malvinas no quieren saber nada de España y la Argentina. Esta gente prefiere la independencia antes que formar parte de dichos Estados porque -entre otras cosas- dicen que “no tienen tradición democrática y tienen una historia de dictaduras sanguinarias”.

El federalismo, propuesto por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), pretende frenar las demandas libertarias de los pueblos cautivos del reino de España. Esto constituye la mayor aberración de todas las propuestas analizadas y no sostiene un mínimo análisis dado que España es un reino, por lo que se trataría de un reino federal, que es como trata de conjugar el PSOE sus vocaciones monárquicas y federales. Incluso en el supuesto de que España fuera una república, que ya es mucho suponer, para Canarias tendría el mismo sentido formar parte de ese federalismo que federarse con Sud-África pongamos por caso.

La República Federal Canaria

En la República Federal Canaria ninguna isla prevelecerá sobre las demás, pues cada una será un Estado, recuperaremos nuestra arrebatada libertad, reiniciando nuestra andadura entre las naciones libres del mundo, y el derecho a la libertad, a la felicidad, a la dignidad, a la igualdad y a la identidad serán derechos que amparen por igual a todos los seres.

Los Estados Insulares Federados, constituidos en Estado Archipelágico, son, y deben serlo por derecho, Estados Libres e Independientes, quedando libres de toda lealtad a la corona de España y al gobierno español, y toda vinculación política entre ellos y el Estado español (no los pueblos hermanos del Estado español) queda y debe quedar totalmente disuelta; y, como Estados Libres e Independientes, tendremos pleno poder para concertar alianzas, establecer el comercio y efectuar los actos y providencias a que tienen derecho los Estados independientes.

El territorio de la República Federal Canaria comprende las Islas de El Hierro, Fuerteventura, Gran Canaria, La Gomera, Lanzarote, La Palma y Tenerife, así como las Islas de La Graciosa, Alegranza, Lobos y Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste e Islas Salvajes. Comprende también el mar territorial que nos rodea, sus aguas limítrofes (después de establecer la mediana con los países vecinos y descontar las 12 millas que la jurisdicción internacional le reconoce a Madeira, como archipiélago del Estado portugués), sus fondos marinos, subsuelo y espacio aéreo, de acuerdo con las normas internacionales que le son de aplicación a los Estados soberanos, con lo que de los escasos ocho mil kilómetros cuadrados que forma la superficie emergida tendríamos un país de más de 384 mil millas cuadradas (unos 619 mil kilómetros cuadrados), sacando a Marruecos de nuestras aguas jurisdiccionales y acabando con la lacra del colonialismo español.

Expresamos nuestro más sincero agradecimiento a la Comunidad Canaria en Londres (CCL) por su desinteresada colaboración en la elaboración de este artículo.

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (Movimiento UPC)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s