Esta Argentina mediocre y agachada

Portada del célbre libro del pensador argentino José Ingenieros publicada en mercadolibre.com.pe

Escasean los alimentos en las bases antárticas, se habla de cerrar bases aeronáuticas y navales y unificar en el Edificio Libertad –sede de la Armada Argentina- los comandos de la marina y la aeronáutica, se desmantelan definitivamente las FFAA y se desprotege ex profeso las fronteras nacionales para abrir el camino definitivamente al narcotráfico. Todo un plan coherente y manifiesto del cristikichnerismo para “desmantelar definitivamente el Estado Nacional”. Como corolario de esta sistemática destrucción de la Patria y del “ser nacional” Estela de Carlotto reivindica la lucha armada de los 70.

A Scioli se lo intenta “destituir” mediante un operativo de pinzas cuyos actores centrales son Baradel y Mariotto, o sea el gremio docente más importante de la provincia y el vice gobernador, a Peralta le atacan el avión de la gobernación en un muy claro mensaje “mafioso” , a De la Sota hace ya más de un año que se le han cerrado todas las puertas de la presidencia, a Cariglino se lo intentó asfixiar quitándole las obras públicas y traspasándole los planes trabajar y cooperativas de la órbita municipal a la del Ministerio de Desarrollo de la nación, a Meoni le armaron un caos con saqueos, incendios y asesinatos, al socialismo santafesino –con la colaboración de la impericia y la falta de capacidad gubernativa- les infiltraron la policía con narcotraficantes, a Macri lo aislaron y le traspasaron de prepo el subterráneo sin los subsidios , como tampoco con las obras y mejoras prometidas, ahora encima la “justicia (?)” o un juez cuyo fallo es por lo menos significativo, le impide reajustar las tarifas del mismo.

Todos y cada uno de ellos, tienen defectos y muchos, también deben tener alguna virtud, lo que todos ellos tienen en común es que son “opositores netos y claros del régimen”, y por lo tanto son enemigos declarados del cristinismo y sus esbirros. Tan enemigos como lo fuera durante 9 años el actual Papa Francisco, que no debemos olvidar que fue marginado sistemáticamente primero por Néstor (corrimiento del Tedeum del 25 de Mayo desde su tradicional lugar –la Catedral Metropolitana- a diferentes provincias, donde no tener que escuchar sus homilías y sermones) y luego por CFK quien en 14 oportunidades le negó la entrevista solicitada por el entonces Cardenal Primado de Argentina y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina. Ahora y porque vio que su conducta inicial de una “frialdad que superó hasta la de los más acérrimos detractores ideológicos de la Iglesia” le estaba trayendo muchos más perjuicios que halagos la cambió por una hipocresía solo digna de una resentida y mediocre mujer de aspiraciones palaciegas.

A estos como a muchos otros, el cristikirchnerismo les ha jurado “venganza y odio eterno”, y si no lo logra per se lo intenta a través de aliados, esbirros u obsecuentes de toda laya, unos porque ideológicamente (?) lo acompañan, otros porque realizan excelentes y muy corruptos negociados desde su cercanía, los más porque son mucho más mediocres y genuflexos que el propio cristinismo. Las pruebas de esto están perfectamente a la vista de todo el pueblo argentino, y sólo no lo ven quienes “no quieren verlo”, algunos argentinos y compatriotas dan verdadera pena, pues tratan infructuosamente de ver claridad, donde solo existe oscuridad y tinieblas, otros porque en su obcecación de no dar marcha atrás y reconocer que se han equivocado se arrastran como víboras o vuelan bajito como las gallináceas, los menos porque aún le creen a este régimen de corruptos, especuladores, fariseos y vengativos mediocres. “Un régimen totalmente al servicio del imperialismo británico que dice combatir”, y donde su mayor “pensador (Laclau) es un eximio empleado de dicho imperio”, todo, pero todo muy gráfico y coherente; una Presidente que discursea desde el progresismo apátrida mientras negocia o trafica –porque eso es lo que realiza, traficar con el imperialismo colonial- contratando empresas británicas para trasladarse y hasta para abastecer (?) las bases antárticas. ¡Verdadero ejemplo de anticolonialismo berretizado!

Puricelli, como antes Garré son simples piezas en el tablero del ajedrez destructivo y corrupto del cristinismo, y entonces a éste se le embarga la Fragata Libertad, se le hunden buques amarrados, se le caen los pocos aviones militares que aún vuelan, o desconociendo el enorme potencial ruso respecto de rompehielos (buque polar Basili Golovnin, rompehielos Dranitysn y provistos con helicópteros Kamov 32), se le da por contratar a una ¿empresa? Como Transport & Service, empresa sin antecedente alguno específico en la materia y que subcontrató a la empresa británica Antartic Logistics Expidition –AIE- con naves inadecuadas para las mismas, tanto que no pudo arrimarse para abastecer las bases de las Islas Orcadas del Sur o la Base San Martín, ya que “hielos desprendidos se lo impidieron” –no se que pretendían encontrar en el continente antártico- y hasta el helicóptero de ha bordo del buque ¿holandés? Timca tiene un motor roto. Este desatino tiene un costo de US$ 6,8 millones a los que deberán sumarse más de US$ 300 mil porque cada día que excede al contrato, ya terminado, cuesta US$ 69,5 diarios más US$ 9,8 mil por cada hora de vuelo.

Con menos de un tercio de lo que está costando reparar al rompehielos Almirante Irizar, se podría haber comprado un rompehielos mucho más moderno y de mucho mayor porte al estado ruso que los vende por la cantidad inmensa de este tipo de buques paralizados luego del desmembramiento de la URSS en puertos rusos, si ha esto se le suman los costos de las campañas antárticas abonadas a los mismos rusos y la actual contratada con la empresa Transport & Service, las cifras malgastadas sobran para haber podido reemplazar el Irizar, haber autoabastecido las bases antárticas y hasta para reequipar y mejorar –mantenimiento y modernización- la muy maltrecha marina de guerra nacional. ¡Claro que esto atentaría contra dos principios básicos del régimen: 1º el desmantelamiento de las FFAA nacionales y 2º la generación de seudo gastos e inversiones que corrupción galopante mediante, les sirva para autoenriquecerse a los más íntimos y cercanos al poder cristikirchnerista de turno, porque hasta en esto son mendaces, mediocres y traicioneros, tienen socios y amigos pasajeros, que cambian permanentemente y según el “humor de la Reina”!

“La improvisación y la mala praxis –que generoso que define la corrupción y la incompetencia- del gobierno nacional ponen en riesgo 110 años de liderazgo argentino en la Antártida”, explica Mario Cafiero, conceptos que extrapolados podrían extenderse al “rechazo” tanto de CFK como del Canciller Timerman al referéndum kelper de días pasados, referéndum que nos ha dado la razón definitiva a los argentinos para, de aquí en más, “negarnos a incluir a los habitantes “Británicos de ultramar” de las Islas Malvinas”, en las negociaciones ya que el referéndum aprobado por el 99,8% de sus habitantes, no propicia la autodeterminación –que hubiere significado de hecho y no de derecho, un verdadero problema para la posición de reclamo argentino-, sino que proclama el deseo de pertenecer como ciudadanos al Reino británico. Este régimen está tan solo y perdido que no reconoce ni siquiera cuando las cosas, por destino no terrenal, le salen a pedir de boca. Hoy Argentina vuelve a ser mirada por el mundo por la elección de Francisco, argentino, porteño y peronista, y ellos en su ceguera y odio lo atacan, ante la mirada atónita del mundo entero que no podía comprender semejante estupidez.

La elección de Bergoglio como Papa puso en duda al más añejo de los ateísmos en casi todo el mundo, hasta los Castro se cobijaron ideológicamente en su proceder y su discurso contra el hambre, la pobreza extrema, la insolidaridad de los que más tienen y la corrupción, Nicolás Maduro fue más efusivo en su aceptación que la propia Presidente, ni que hablar de lo exultante de Rafael Correa. Resulta por lo tanto inconcebible pensar en los conceptos hirientes de Foster y Laclau en Carta Abierta, o los de Luis D’Elía, Hebe de Bonafini, Estela de Carlotto, Kämpfer y Boudou o las de las marionetas semiarticuladas como Rossi, Pichetto o Abal Medina. La energía sobrehumana con la que llegó Bergoglio al papado, trabajo, ternura, solidaridad, ejemplo de vida austera, capacidad intelectual y coherencia entre discurso y vida son las características que no sólo lo diferencian del régimen sino que en lo más profundo, son las que provocan y provocaron aquel odio y aquel sentimiento de derrota propia, cuando hubiere debido ser –como lo fue para casi la totalidad del pueblo argentino y latinoamericano- de felicidad, gozo y buenos augurios. ¡Me lo digo y pienso, absurdamente, en su yo empírico, en el Papa Francisco, Jorge Mario como tal!

Yo lo conocí, casi de casualidad allá por loa años oscuros del 70, cuando muy joven y allegado a los integrantes de Guardia de Hierro nos aleccionaba a “los verdaderos peronistas” en el amor y el perdón hasta con los traidores de adentro y al servicio del imperialismo de turno que denunciaba el General; ese conocimiento casual y muy acotado, con los años adquirió sustento y sus palabras, sermones y homilías se me hicieron carne y supieron guiar buena parte de mi accionar político y hasta reafirmó mi pensamiento profundamente peronista. Con sus pensamientos profundos, pudorosos sobre el enemigo logró transformar las almas guerreras en almas caritativas, y así con el regreso de la democracia en el 83 –lograda por el pueblo y no por estos seudo progres traicioneros y apátridas-, supimos abrazar a quienes durante la década del 70 combatimos con las armas en defensa del pensamiento y el accionar de nuestro Líder, mientras ellos lo hacían para presionarlo y luego para aliarse con las cúpulas militares genocidas en el golpe sedicioso de marzo de 1976. Llegó la tempestad, al comienzo de los 70, y las cúpulas traidoras se asociaron con el fin de destruir la Patria y al peronismo, y junto a Videla, Masera y Agosti llegó Martínez de Hoz y el imperialismo británico junto con el estadounidense, asociados con Firmenich, Quieto, Perdía, Abal Medina, Arrostito y algunos varios más, hoy amparados en el “perdón presidencial, no derogado por la CSJN, en oportunidad de hacerlo para las cúpulas militares”.

Seres bajos del lumpanar político, como Bonafini o Carlotto que se autoenriquecieron ellas y sus familias a costa de montarse en las organizaciones de derechos humanos y con el aval explícito del régimen que las utilizó para blanquearse de las atrocidades y bajezas cometidas durante los oscuros años de la dictadura genocida, y que traicionan permanentemente el recuerdo y la memoria de las víctimas que de poder hacerlo les mentarían a las propias madres, apoyan hoy no sólo la lucha armada sino que acompañan la aplicación de la Ley Antiterrorista dictada por el régimen Cristina, una ley verdaderamente “fascista”, “autoritaria”, “totalitaria y dictatorial” votada por el Frente para la Victoria para ser aplicada a cualquiera que ose enfrentarlos. ¡Nunca más emparentados con los genocidas del 76! Ahora denuncian a la oposición por “adelantar las campañas electorales”, justo ellos que hacen de todo acto de gobierno una verdadera propaganda y de cada trasmisión de futbol o automovilismo un obsceno derroche de publicidad oficial. ¡Llevan gastado sólo en 2012 $ 2,1 mil millones, y para este 2013 piensan aumentar la cifra en un 84%, para alcanzar $ 3,9 millones!

“Nosotros reivindicamos el valor de una lucha, que sí la hubo, armada; aunque no estamos con la violencia (?), pero que esa violencia es la misma que tuvo San Martín o los héroes para defender a la Patria. Lo hicieron a su manera, con errores, virtudes y defectos” expresaba Estela de Carlotto, la “abuela cristinista y que lucra desde hace 30 años” con el dolor de las víctimas producidas desde 1970 por esa “juventud maravillosa” según la definición de CFK. Es importante destacar de esta confesión de parte, que hubo y existió una “lucha armada”, una verdadera y cabal “guerra entre diversos actores”, esa que durante años se denostara como “la teoría de los dos demonios”, según expresaban los terroristas o sus descendientes y familiares: “hubo lucha armada y guerra” y por lo tanto no hubo víctimas y victimarios según el bando en el que se luchaba, sino que hubo victimas y victimarios en ambos bandos en pugna, tanto civiles como militares, de derechas como de izquierdas, nacionales y antinacionales, al servicio del pueblo o del imperialismo, peronistas y antiperonistas disfrazados no ya de oligarcas sino de “revolucionarios”.

“Me extraña que me hagas esa pregunta -respondiendo al requerimiento de Ernesto Tenembaum “vos reivindicás los desaparecidos en términos de militantes. Vos decís hay que hablar de las organizaciones a las que pertenecieron, pero es un tema muy polémico porque está ahí de defender la lucha armada”-. Sos un hombre de cultura, estás metido en los medios ¿Te tengo que explicar que hubo una lucha armada que terminó totalmente aniquilada en el operativo independencia? Sabemos lo que hicieron y como lo hicieron. Yo estoy orgullosa de mi hija, que dio la vida, tenía 23 años cuando la mataron, qué tenemos que dar explicaciones a esta altura, de este tipo. Es absurdo. Si me llamás para esto, chau. Me preguntás algo fuera de contexto, ya eso no lo tenemos que explicar más, está dicho, escrito y probado”. A confesión de parte, relevo de pruebas, aunque Carlotto, tanto como Bonafini y muchos y muchas otras oculten que durante los operativos fueron las propias cúpulas las que entregaron a la inmensa mayoría de los militantes luchadores, y que si fueron aniquilados lo fueron por aquella entrega de sus mandos y por una orden emanada inicialmente desde lo más alto de un gobierno legalmente electo por una mayoría nunca vista (64%) y en base a las atribuciones que la Constitución Nacional le otorgaba y aún otorga ante el delito flagrante de “sedición”.

Comparar la lucha fratricida entre facciones, como fue la guerra entablada durante la primera mitad de la década del 70 entre izquierdas y derechas o peronistas de centro, con la lucha de San Martín por la Independencia es atroz, aberrante y falaz. Una tergiversación maniquea y ahistorica de la vida nacional en los oscuros años de plomo entre la antipatria y el peronismo popular encarnado en los defensores del líder y conductor el General Perón y su Doctrina. Pero Carlotto siguió descorriendo el velo, por fin para acabar con la hipocresía de presentar a aquella supuesta “juventud maravillosa” como víctimas, cuando fueron militantes y luchadores de una guerra que tenía dos bandos, uno el de la antipatria y otro el del pueblo peronista. Luego del 24 de marzo de 1976, aquella guerra se trastocó en un enfrentamiento entre militares sediciosos, contra civiles sediciosos por la tajada de quedarse con la mayor cuota de poder posible, y allí el pacto de cúpulas terminó en el exterminio de vastos sectores, izquierdas y nacionales/peronistas a manos de cúpulas militares al servicio del imperialismo representado por Martínez de Hoz, Aleman, Cavallo, Arriazu, Zin, etc. “Parece que tenemos que seguir dando exámenes, está todo escrito –y tienen que dar inmensas y vastas explicaciones del porqué utilizar la memoria de tantas víctimas en beneficios dinerarios propios, o en venganzas estúpidas e inconducentes, por una historia sesgada y parcial-, claro, el que no quiere entender es porque está en otro planeta. Lo malo fue el terrorismo de Estado (un concepto verdaderamente novedoso en la historia de las naciones y las guerras entre bandos o facciones enfrentadas) y lo bueno (?), una generación que dejó la vida y nos dejó la democracia (?)”, en otra interpretación maniquea, falaz y mentirosa de los acontecimientos argentinos.

“Nosotros reivindicamos la lucha inmensa que dieron esos 30.000 hombres y mujeres, para cambiar la historia. –un número desmentido por la CONADEP y Graciela Fernández Meijide que aclaró que no llegaron a 7.900 y que se engrosa para que las Organizaciones de DDHH (Madres, Abuelas, H.I.J.O.S.) puedan cobrar los subsidios internacionales muy cuantiosos debemos aclarar, y que no se cobrarían de ser menos de aquella cifra tan propalada-. Y, a pesar de que hoy no están, creemos que pudieron, que no nos han vencido”, y tiene razón Estela de Carlotto, porque habiendo perdido la guerra militar, ganaron la guerra psicológica y de los medios de comunicación, imponiéndole a la Patria una historia tergiversada y mentirosa, basada en “buenos y malos”, en vez de contar la “otra historia”, la de los antinacionales civiles y militares, las de las cúpulas guerrilleras y militares al servicio del imperialismo yankee o soviético/cubano y las fuerzas nacionales, peronistas y populares que defendían el legado de Perón y el de la Patria Grande Latinoamericana. Por eso Carlotto no debe seguir preguntándose porque Bergoglio o el Papa Francisco “nunca hablo de nuestros desaparecidos, ni de los nietos que estamos buscando”, porque de hacerlo hubiere tenido que desenmascararlos definitivamente como servidores de lo antinacional y antipopulares, en esta Argentina del régimen Cristina mediocre y agachada o genuflexa.

Buenos Aires, 26 de Marzo de 2013.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

__________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s