OPORTUNIDAD DE DEMOCRACIA

photoNicolás Maduro, en los estudios de Telesur en Caracas entrevistado por la periodista Patricia Villegas*Fotografía/Prensa Miraflores*

Quedan pocos días para las elecciones en Venezuela. El tiempo se está agotando y, desafortunadamente, parece que todo está arreglado para que el próximo primer mandatario sea Nicolás Maduro, un inepto personaje de turbio pasado que será manejado como una triste marioneta.

Así es, el heredero del Hugo Chávez tiene todo a su favor: el poder, la maquinaria oficial, y los reales, como suelen decir los venezolanos.

Nicolás Maduro, en su afán por imitar al difunto comandante, grita, gesticula, injuria e insulta, pero no lo logra, y en sus ansias por llegar a la Presidencia de la República, se vale de sucias artimañas que tienen como base el engaño y la mentira, que utiliza con inocultable descaro. Mintió cuando dijo que Hugo Chávez luchaba por su salud con tenacidad y hacía ejercicios cuando en realidad estaba a las puertas de la muerte. Mintió, cuando pocos días antes que falleciera su jefe, dijo haber con él durante más de cinco horas, cuando la verdad era que el ex comandante no podía hacer lo que más le apasionaba, hablar sin cesar. Estaba agonizando. Y mintió al anunciar su muerte fingiendo con voz entrecortada, un dolor que no sentía

Después utilizó el cadáver de Chávez y luego su memoria. En su loco desvarío, llegó al extremo de comparar al ex presidente con Jesucristo y aseguró que éste había convencido a Dios para que el nuevo Papa fuera un Latinoamericano.

Pero la ridiculez de Nicolás Maduro no tiene límites, también dijo que su ex jefe le ha enviado mensajes desde el más allá a través de la Internet y que desde el paraíso mandó a un pajarito que le dijo que la lucha recién comenzaba para que la revolución del siglo XXI sea un éxito total.

Y lo insólito es que la gente aplaude como focas sus ridiculeces.

Tristemente, Maduro no cesa de insultar la inteligencia de los venezolanos que no despiertan aún de su letargo.

El pueblo venezolano tiene en sus manos la oportunidad de revivir
la democracia o de lo contrario, someterse a que un inepto, mentiroso y marrullero dirija los destinos de su país.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s