¿El plan “B” de CFK?

Buenos Aires. Foto: Leo Prie To

Ante la imparable catarata de desprestigio y salpicada por las inconmensurables denuncias de corrupción generalizada, y atento a la posibilidad de que la reforma del poder judicial sea declarada inconstitucional, la Presidente ya piensa en un plan “Plan B”, adelantamiento de las elecciones para no afrontar los desaguisados que no puede parar y que la conducen irremediablemente a una catastrófica derrota electoral.

El diputado de Coalición Cívica Alfonso Prat Gay propuso el sábado pasado que la oposición conforme “una lista única con notables figuras por fuera de los partidos” en la elección de los consejeros del Consejo de la Magistratura, en el marco de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). De inmediato lo respaldó Sergio Abrevaya: “Si la inconstitucionalidad no llega a tiempo, lista de notables apartidarios, como fuera la CONADEP.” “Establecer una lista fuera de los partidos, poniendo como candidatos a consejeros a notables o figuras reconocidas que vayan a competir contra los candidatos de la presidenta Cristina Fernández”. “Si la Corte Suprema de Justicia se demorara en este punto de declarar la inconstitucionalidad en el caso del Consejo de la Magistratura de la reforma judicial, hay que hacer un esfuerzo de la oposición para conformar un esquema para ganarle al kirchnerismo”, indicó el diputado nacional Alfonso Prat Gay. De inmediato, el ascendente presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires y referente de PODES, Sergio Abrevaya, manifestó su “respaldo absoluto a las declaraciones de Prat Gay en el sentido de agotar las instancias judiciales para declarar la insconstitucionalidad de la reforma judicial”. Asimismo, consideró que “si no llegan a tiempo las resoluciones, habrá que pensar un esquema electoral para el Consejo de la Magistratura: notables de ningún partido en particular, con el mismo espíritu que se organizó la CONADEP y frenar la partidización K del Consejo”.
Alfonso Prat Gay convocó a los líderes opositores que cuestionaron la reforma judicial impulsada por el Gobierno a “no presentar consejeros en la boleta partidaria”. “La idea es que sea una lista única de un frente nacional con consejeros independientes”, aseveró el diputado en declaraciones a radio El Mundo. Según Prat Gay, el objetivo es “ganarle al kircherismo”, porque en caso de triunfar este frente nacional, la oposición se “quedaría con ocho de los doce cargos en juego” del Consejo de la Magistratura. “Armar este a favor de una justicia independiente sería una derrota tremenda para ellos (por el oficialismo), y en ese marco estarían dispuestos a suspender las primarias”, consideró Prat Gay. Se aproxima una semana muy decisiva para los argentinos, y con la Presidente de la Nación cabizbaja a causa del nuevo testimonio televisivo en contra, ahora de parte de alguien que ella conoce, a su pesar: Miriam Quiroga (aunque bastante más la conocía Néstor Kirchner, por placer propio ya que era su amante). Algunas consideraciones sobre lo que vendrá: Días aciagos se aproximan para la declinante experiencia “cristikirchnerista” que, ya en etapa terminal, se enfrenta a perspectivas peores. En ese horizonte, de corto plazo, el martes 14/05 se constituye en una frontera crucial: ese día finaliza el plazo para la convocatoria para la presentación de candidatos que participarán de las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias, las definiciones inminentes generan en la Casa Rosada una atmósfera de desesperante tensión.
La razón, aunque muchas veces barajada, es que ese día Sergio Massa, el intendente de Tigre y favorito de las encuestas (incluso las que llegan a la Casa de Gobierno), pueda presentar su candidatura a diputado nacional, sin que hasta la fecha se conozca si será contra Cristina o funcional a Cristina, o si comenzará ubicado en un lugar y su discurso cambiará según evolucione la impopularidad de Cristina. En definitiva, no saben si será amigo o enemigo, aún cuando algunos de los que lo frecuenten envíos mensajes de calma, imitando a otros que también lo frecuentan y envían mensajes de calma a los líderes opositores. Según los sondeos, Massa obtendría 10 puntos de diferencia si optase por alejarse del amparo gubernamental y confrontar con el oficialismo. La ruptura le reportaría una cantidad de votos acaso crucial para ambicionar conseguir en octubre un lugar preferencial en la grilla hacia 2015, distante del kirchnerismo en colapso. Pero también es cierto que Massa critica a Francisco de Narváez porque dice que éste sólo representa el rechazo a Cristina… A su vez, Narváez cree que un lanzamiento de Massa sin críticas a Cristina sólo puede hacerle perder intención de voto a Alicia Kirchner. ¿Hay contactos o no entre Massa y Mauricio Macri, tan reacio a acordar con Narváez? Habrá que comenzar a ordenar la información porque todo lo que hay es confuso.
“El plan A” ya lo enunció Cristina: Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias –PASO-, “ancladas en la elección de consejeros para la Magistratura de la Nación”, donde el Frente para la Victoria cree correr con ventaja. “El plan B”, si se suprimiera en la instancia judicial ese capítulo de la reforma judicial, sería suspender, mediante una ley que saldría velozmente del Congreso, las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, reguladas por la Ley N°26.571. ¿Se adelantarían, en ese caso, las elecciones al mes de agosto? El fundamento sería impedir que el desmadre, tanto económico como político, provoque un descomunal éxodo de votos, incluso dentro del propio cristinismo (peronismo oficialista u acomodaticio el que, de ese modo, daría la espalda a la Presidente, ahondando el vacío de poder actual hasta el límite de la gobernabilidad). Las acechanzas económicas se refieren a que el flujo de dólares de la soja mermaría justo antes de las elecciones, debido a que los productores ya habrían abonado sus deudas y retacearían futuras ventas hasta que el panorama cambiario se aclare. De esa manera, la falta de liquidez fiscal para afrontar las ingentes y onerosas importaciones de combustibles, provocaría un descalabro mayúsculo en las cuentas gubernamentales, inyectando tensión al dólar paralelo, en medio de una inflación desbocada y con posible desabastecimiento de insumos básicos.
Como telón de fondo, agravan la crisis kirchnerista; las investigaciones por sobornos y lavado de dinero de funcionarios y allegados; la imposibilidad de obtener la declaración de la necesidad de la reforma constitucional en el Congreso; la muy posible inconstitucionalidad, en la instancia de la Corte Suprema, de los artículos de la Ley de Medios cuestionados por Clarín, y la batalla judicial inminente, en todos los fueros del país, por la inconstitucionalidad de la reforma judicial. ¡Apenas falta una semana para que todo suceda! Mientras tanto la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó no será investigada por la ¿presunta? designación irregular de fiscales, entre ellos Carlos Gonella quien según Guillermo Marijuan no aportó “nada” para “esclarecer y dar rapidez” a las denuncias sobre Lázaro Báez. La decisión de desestimar la denuncia contra Gils Carbó fue del juez Sebastián Casanello, el niño mimado del cristikirchnerismo, un juez a ser tenido en cuenta junto con Oyarbide y Zafaronni (entre varios otros seudo delincuentes) para la próxima etapa constitucional, y que además tiene en sus manos la investigación de las denuncias sobre presunto lavado de dinero donde el empresario k está imputado junto con su hijo y con otros. El juez federal Sebastián Casanello desestimó este lunes 06/05 una denuncia del senador nacional Mario Cimadevilla contra la jefa de los fiscales, Alejandra Gils Carbó por la ¿presunta? designación irregular de 11 fiscales subrogantes y 18 ad hoc. Además se la acusó por haber puesto en marcha, con su sola firma, unidades de investigación que debieron haber sido creadas por ley.
Esa denuncia involucraba la designación de Carlos Gonella al frente de la Procelac, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos. Según Cimadevilla, Gils Carbó había elegido a funcionarios que le respondían en esos cargos, lo que coincide con el dictamen del fiscal Guillermo Marijuán donde imputó al empresario santacruceño kirchnerista y a su hijo. Para Marijuan, la Procelac no aportó “nada” para “esclarecer y dar rapidez” a las denuncias sobre Lázaro Báez. “¿Qué es lo que ha aportado la Procelac en pos de esclarecer y dar rapidez a la investigación? Nada es mi respuesta obviamente”, sostuvo el fiscal al iniciar el escrito. Pero para Casanello, el accionar de Gils Carbó es una práctica “no novedosa” que ya se realizaba en gestiones previas a la de la actual funcionaria. De hecho en su descargo días atrás la jefa de los fiscales justificó las designaciones con antecedentes del menemismo. “El Ministerio Público está obligado a promover la actuación de la Justicia en defensa de la legalidad; esa obligación, de raigambre constitucional, quedaría convertida en letra muerta si se impidiera a la conducción del organismo adoptar medidas tendientes a garantizar su eficacia” ante una situación “excepcional en la que faltan fiscales”, consideró Casanello según la resolución a la que accedió la agencia oficial Télam. El viernes pasado, Marijuan imputó a Lázaro Báez por supuesto lavado de dinero en la causa en la que venían ya siendo investigados Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar, y había pedido emprender una investigación contra Gils Carbó y en función de ello requerido varias medidas de prueba.
En las manos del juez Sebastián Casanello quedaron las denuncias de Elisa Carrió y Ricardo Monner Sans realizadas a partir de la investigación del programa Periodismo Para Todos de Jorge Lanata, sobre el presunto desvío de dinero K. El magistrado asumió hace 7 meses y también tiene a su cargo la causa de escuchas ilegales que complica a Mauricio Macri. Casanello era considerado el “niño mimado” de la Cámara Federal. Fue secretario de ese tribunal y juró en el juzgado Nº7 donde subrogaba, Norberto Oyarbide. Se señala como mentor del juez al camarista Eduardo Freiler, a quien se considera como afín al Gobierno Nacional. Casanello además debe intervenir en la causa por escuchas ilegales en la que está procesado Macri. De acuerdo a una investigación del Diario Perfil, Casanello ingresó a la Justicia cuando tenía 19 años de la mano del actual fiscal federal Federico Delgado. En su fiscalía, la Federal Nº 6, fue su secretario y uno de sus principales colaboradores. Sus más íntimos opinan que podrá separar los tantos y causarle “algún dolor de cabeza” al Gobierno. De hecho, Delgado es uno de los fiscales más respetados en la Justicia Federal, considerado “independiente” del poder político y de la “corporación judicial”. En el juzgado Nº 7, también lo espera una causa contra la ministra de Seguridad, Nilda Garré, por supuesto espionaje realizado por Gendarmería en el Proyecto X; y la causa por presunto enriquecimiento ilícito contra el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime.
La hija del fiscal Guillermo Marijuan recibió un sobre con una nota intimidatoria. “Decía que o se dejaba de joder con la causa o lo iban a reventar a él y a la familia”, detalló el abogado Andrés Rabinovich. Recordemos que fue Marijuan quien decidió ampliar su acusación inicial e imputó al empresario K Lázaro Báez en la causa que se investiga al financista Federico Elaskar y a Leonardo Fariña por el presunto delito de lavado de dinero. También quedaron imputados los hijos de Báez (incluyendo a Martín, titular de la firma fantasma Teegan Inc); el contador Daniel Pérez Gadín (que habría quedado al frente de la financiera SGI) y a Fabián Rossi, esposo de la actriz Ileana Calabró y señalado como quien armaba sociedades desde Panamá para facilitar la salida de dinero desde la Argentina. “Estábamos tomando un café mientras la hija de él estaba jugando al hockey y se le acercó una persona con un sobre. Se lo dejó y se fue”, relató el letrado; el fiscal “abrió el sobre y había una nota intimidatoria”. “Decía que o se dejaba de joder con la causa o lo iban a reventar a él y a la familia”, detalló. Cabe recordar que hace poco más de una semana, el empresario Carlos Molinari -protector de Fariña- fue víctima de una golpiza cuando salía de un estudio de TV. El hecho, que fue caratulado como robo, generó suspicacias acerca de si se trató de un mensaje mafioso.
Las declaraciones de Miriam Quiroga, la secretaria privada y amante de Néstor Kirchner, ayer en el programa Periodismo para Todos (PPT) de Jorge Lanata, donde confirmó lo denunciado en programas anteriores sobre la ruta del dinero k, ya están en la Justicia. La diputada nacional por la Coalición Cívica, Elisa Carrió, entregó este lunes 06/05 el testimonio de Quiroga al fiscal federal Gerardo Pollicita, que investiga la causa contra el ex presidente Néstor Kirchner por supuesto enriquecimiento ilícito. De esta forma intenta que se reactive esa causa “Quiroga con exactitud relató lo que relaté al Fiscal y al Juez en el año 2008 y espero que ahora el Juez [Julián] Ercollini por fin active la causa”, dijo Carrió en declaraciones que reproduce este lunes el diario La Nación. Además de Kirchner, Julio De Vido y Carlos Zannini, en la causa por asociación ilícita hay otros cinco imputados: el secretario de Transporte, Ricardo Jaime; el ex jefe del Órgano de Control de las Concesiones Viales (Occovi) Claudio Uberti, que tuvo que dejar ese cargo por su involucramiento en el caso de la valija de Antonini Wilson, y los empresarios López (juego), Báez (construcción) y Rudy Ulloa (medios). Carrió había presentado días atrás a Ercolini el primer programa de PPT en el que el empresario Leonardo Fariña reveló supuestos vínculos con Báez, para sacar del país grandes sumas de dinero.
En cuanto a las denuncias sobre enriquecimiento ilícito del matrimonio K, en 2009 la Cámara Federal rechazó la presentación del abogado Enrique Piragini, que pretendía ser querellante y quien había apelado el cierre de la causa por el enriquecimiento ilícito contra la presidenta Cristina Fernández y Néstor Kirchner, dispuesto por el juez federal Norberto Oyarbide. Al año siguiente, Bonadío cerró una causa contra el matrimonio Kirchner también por enriquecimiento ilícito. La denuncia había sido realizada por diputados de la Coalición Cívica, que acusaron al matrimonio presidencial de enriquecimiento ilícito por aprovechamiento de información privilegiada. Asimismo el jefe de gabinete de Néstor y Cristina, insiste en que durante 5 años en ese cargo nunca vio, oyó ni supo nada de lo que denuncia Miriam Quiroga y antes relataron Leonardo Fariña y Federico Elaskar, entre otros, y que ahora investiga la Justicia. No vio los bolsos con dinero (¿) y tampoco conoce a Lázaro Báez. Desde que se destapó el Lázarogate hace casi un mes, Alberto Fernández jura y perjura que nunca vio nada, nunca escuchó nada y nunca supo sobre nada de lo que denunciaron el financista Federico Elaskar, Leonardo Fariña y ayer la secretaria privada de Néstor Kirchner, Miriam Quiroga acerca de la ruta del “dinero k”, el enriquecimiento de funcionarios y empresario K, etc. Alberto Fernández ocupó la Jefatura de Gabinete de Ministros del matrimonio Kirchner desde el 25 de mayo de 2003 (con Néstor) hasta el 23 de julio de 2008 (ya presidencia de Cristina). Poco más de 8 años al frente de uno de los cargos más importantes de la Nación.
Es el mismo período en que Miriam Quiroga relató anoche en el programa Periodismo para Todos, de Jorge Lanata, la circulación de bolsos con dinero en la Casa Rosada y el visible enriquecimiento de funcionarios kirchneristas que compartían el gobierno con Alberto Fernández como el caso de Daniel Muñoz, secretario del ex presidente y quien transportaba el dinero a Santa Cruz. Quiroga también habló de los sobornos o “cometas” que siempre existieron en la administración Kirchner. También apuntó a José María Olazagasti, secretario privado de Julio De Vido, quien según ella, recibe el dinero “negro” en lo de De Vido. De nada de todo esto supo Alberto Fernández, que este lunes 06/05 volvió a insistir en su desconocimiento de los hechos denunciados desde el primer programa de este año de Periodismo para Todos, pero cuyas revelaciones ya están en la Justicia argentina con la imputación de Lázaro Báez y otros personajes, y en Suiza donde se inhibió la cuenta de la firma Teegan Inc del hijo de Báez y se espera aquí un exhorto para ahondar en la investigación de operaciones ilegales. “Yo tengo que decir que nunca vi. lo que dijo Miriam. Pero no tengo que decir que eso no sea cierto. Quizás ocurría en otras salas de Casa de Gobierno. Yo nunca vi un bolso con dinero”, afirmó Alberto Fernández en declaraciones a Radio Mitre este lunes.
“Yo estuve con ella hace un año, cuando me vino a ver muy preocupada por su situación laboral. Estaba con los problemas que tiene cualquier persona que se queda sin trabajo, pero no me dijo nada de todo esto”, agregó Fernández recordando cuando Quiroga fue despedida por Cristina. “Lo mejor es que alguien salga a aclarar esto. No sé si es la Presidente, pero alguien tiene dar alguna explicación. Porque el que calla avala”, concluyó. La secretaria explicó ayer que se mantuvo en silencio desde que fue echada del Gobierno por temor a represalias ya que había sido amenazada de muerte y además temía por sus hijos. Incluso vivió en Catamarca durante un tiempo de donde es su familia paterna, para alejarse. Días atrás, otro medio consultó a Alberto Fernández, esa vez sobre Lázaro Báez: “Nunca lo vi a Lázaro Báez”, dijo el ex jefe de gabinete a radio La Red el 16 de abril aunque reclamó que el Gobierno esclarezca las denuncias. “Me apena”, dijo sobre las sospechas de corrupción pero aclaró que “no fue para esto que llegamos al Gobierno, sino para terminar con esto” (la corrupción), dijo en referencia al gobierno de Néstor del que formó parte durante los 4 años de mandato. Alberto también convivió por esos años con otro escándalo de corrupción, el caso de las valijas con dinero de Guido Antonini Wilson, caso sobre el cual tampoco supo ni vio nada. Por lo visto, Fernández vivió en una burbuja durante los 5 años que ocupó la jefatura de Gabinete, años en que funcionarios K y empresarios amigos de Néstor Kirchner se enriquecían con la obra pública, licitaciones irregulares y comenzaban a ventilarse casos de corrupción que hoy siguen impunes.
Uno de los errores más importantes de Cristina Fernández de Kirchner fue ejecutar su venganza para con Miriam Quiroga, y apenas enterrado Néstor Kirchner, hacerla echar por Oscar Parrilli, secretario general de la Presidencia, sin compensarla por haber participado de la intimidad de Kirchner, responsabilidad por la que un resarcimiento podía garantizar su silencio. Pero Cristina decidió satisfacer su deseo vengativo hacia quien, a causa de su “singular vínculo” con Kirchner, representaba para ella un oprobio o un menosprecio de parte de su fallecido marido –olvidándose de sus propias tropelías amatorias-, que aún siendo Presidente de la Nación, Cristina tuvo que aceptar. Sin embargo, ese deseo primario de venganza llevó a Quiroga a la pantalla de Canal 13/Artear/Grupo Clarín, y con 24 puntos de rating, según Ibope, le confesó a Jorge Lanata que: la imagen pública de Cristina es un montaje urdido para el marketing pero no representa a quien es en realidad Cristina; Néstor Kirchner era feliz con su trabajo (el de político), “y hasta ahí llego”, con lo cual dejó entrever que él no era feliz con Cristina; Néstor Kirchner y Lázaro Báez mantenían una profunda relación de negocios; Cristina conocía la trama de negocios de Néstor y por eso citó a todos los testaferros y socios a una reunión apenas murió él; Daniel Muñoz, a quien describió como “la sombra de Néstor”, era el responsable de transportar con frecuencia bolsos repletos de dinero. “¿Cuánto creés vos que pesa esto? ¿Cuánta plata será?”, eran las preguntas que Muñoz le hacía a Miriam.
Francisco Larcher, el Señor 8 de la Secretaría de Inteligencia, supervisaba los envíos de dinero en efectivo cuando se utilizaba la vía terrestre. Ella escuchó a Néstor Kirchner presionar al constructor de la residencia en El Calafate para que se apurase con la bóveda del tesoro personal. Ella escuchó que el ex cuñado de Kirchner, Armando Mercado, le enviaba lingotes de oro a Néstor, que iban desde Catamarca a un puerto chileno, donde la carga se embarcaba y llegaba finalmente a algún puerto santacruceño. A Kirchner le fascinaba tener el dinero en efectivo porque le provocaba una exaltada sensación de poder. Los sobornos o “cometas” siempre existieron en la Administración Kirchner, ella nunca escuchó que los sobres se dejaran el botiquín del baño pero sí en que se tomaban recaudos. José María Olazagasti, secretario privado de Julio De Vido, debería ser interrogado a ver qué sabe de todo eso. Según ella, es quien recibe el dinero “negro” en lo de Julio De Vido. La producción de Periodismo Para Todos lanzó el hashtag #CristinaSabía. Con 20 de ellos, entre miles (fue Trend Topic), aquí se intenta una crónica del programa. Jorge Lanata PPT ‏@Lanataenel13 “Cada vez que la tocaba “un pobre”, Cristina se lavaba las manos”. Miriam, ex secretaria de Néstor Kirchner #CristinaSabía. Varios títulos posibles para este artículo de opinión: “Cristina, hablar del pasado no sirve en 2013.” O: “Cristina no tiene la foto contra la foto que no quiere”. O: “Malhumor social que el FpV no consigue cambiar”. Bastó una foto del peronismo no kirchnerista unido en Córdoba para que el oficialismo encendiera las luces de alarma y el humor de Cristina Fernández cambiara de una moderación fingida a un desafío directo a toda corporación que pueda hacer correr peligro sus planes hegemónicos.
Mayo será intenso. El 8M, el Gobierno aprobará el paquete de leyes de colonización judicial. La clase media se prepara para protestar contra el atropello institucional. El 12M, se activa el cronograma electoral, y se definirá si habrá, o no, primarias, obligatorias, simultáneas y abiertas. El 25M, el cristinismo talibán espera hacer una demostración de fuerza que haga olvidar el 13S, el 8N y el 18A. La Casa Rosada quiere llevar la contienda electoral a la calle… pero no tiene con qué. De nuevo, quiere negociar desde una posición de fortaleza, es decir, quiere imponer. Queda en la oposición armar su propia agenda o responder al oficialismo. Hasta ahora, con las iniciativas de decenas de bloggeros y un poquito de política de los líderes opositores, el cristinismo talibán perdió la calle y se quedó sin capacidad de respuesta. Seguir el paso que busca marcar la Casa Rosada puede ser un error muy grave. Desde hace años era sabido que una gran interna peronista definiría si Cristina Fernández lograría imponer “el 3er. movimiento histórico que reemplazaría al peronismo en el predominio político argentino” (un viejo sueño de Raúl Ricardo Alfonsín, del menemismo y, por fin, de la Alianza). Muchos creían que esa batalla se definiría recién en 2015, pero el 2013 se transformó en el año donde se comenzará a resolver la pelea. Cristina 2015 no sirve para 2013. El ataque tuitero que lanza Cristina Fernández repitiendo los mismos conceptos que el día anterior dio por cadena nacional muestra una obsesión de la Presidente de la Nación por imponer sus palabras en el discurso público. Otra demostración de que el “relato” no tiene aceptación ni en los medios ni en la opinión pública. Sin duda, un signo más de debilidad que diferencia la futura campaña electoral de las anteriores.
La Casa Rosada espera llegar a las elecciones hablando del pasado y destacando la supuesta “década ganada”. La oposición centralizará su discurso en el futuro y los peligros que enfrente el país. Sin embargo, los votantes sufragarán pensando en el presente, mirando sus bolsillos y proyectando sus preocupaciones actuales. Pero, para eso, falta mucho. Cristina Fernández quiere encarar un escenario electoral que se parece al 2009 con una estrategia que le fue exitosa en el 2011. Pero en política, los fenómenos sociales pocas veces se repiten o se adaptan a las necesidades de los protagonistas. Por eso, la Casa Rosada no acierta la estrategia para el armado de listas. Hasta los encuestadores oficialistas han reconocido que el humor de la opinión pública cambió. La economía, gran aliada del kirchnerismo 10 años, ya no sostiene las fantasías hegemónicas del cristinismo talibán. La clase media, que fue socia o partícipe necesaria durante 5 elecciones, ahora ha recuperado la calle y busca reconquistar la institucionalización perdida. A la clase baja ya no se la compra con subsidios. El consumo, como motor del afecto societatis con el matrimonio Kirchner, está en decadencia.
El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, hizo una gran demostración de fuerza al reunir a Roberto Lavagna con Pepe Scioli, a Luis Barrionuevo con Gustavo Ferrari, a Jorge Busti con Hugo Moyano, a Francisco de Narváez con Julio Piumato, a Claudia Rucci con Juan Schiaretti…Es cierto que faltaron Mario Das Neves; el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, y el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. Sin embargo, fue el primer gran indicativo de que el cristinismo talibán ya no puede avanzar en sus planes de reemplazar al Partido Justicialista con los colectivos que conforman “Unidos y Organizados” sin que el viejo peronismo ofrezca una resistencia más o menos ordenada. Incluso, el viejo peronismo no kirchnerista le envió un mensaje muy claro al gobernador bonaerense Daniel Scioli; y el intendente de Tigre, Sergio Massa: si ninguno de los dos se anima a romper con la Casa Rosada, hay una figura de reemplazo en la Provincia de Buenos Aires: Francisco de Narváez. A propósito: la censura de los avisos publicitarios de Francisco de Narváez se convierten en un caso testigo de cuál será el margen de maniobra que tendrá la oposición para mostrar su mensaje electoral. Mientras el oficialismo financia cientos de medios y miles de periodistas, controla el Fútbol para Todos y coloca a la Presidente de la Nación en cadena cuando desea, el mensaje opositor se queda sin espacios.
Creer que la pelea de Francisco de Narváez es sólo del líder de Unión Celeste y Blanco contra el Gobierno, es no entender que el resto de los partidos opositores dependerán de los próximos fallos judiciales para tener en claro qué campaña electoral deberán diseñar si no quieren ser eclipsados por el cristinismo talibán antes de comenzar la campaña. La Justicia Electoral ya dio a conocer el cronograma oficial y los partidos comienzan a diseñarse alianzas y candidaturas. Por ejemplo, la Presidente de la Nación carece de candidatos en la capital federal, la Provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, distritos que son claves por la gran cantidad de votos que acumulan, por eso tiene que reflotar las testimoniales, como única solución posible. Aunque el ministro de Planificación, Julio De Vido, ha seducido con obras y fondos a cientos de intendentes, la Casa Rosada no sabe cómo responderán a la hora de votar. En el Gran Buenos Aires, la pelea entre los aparatos que conducen los Barones del Conurbano; y el clientelar que dirige la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, será de una intensidad pocas veces vistas. Por fin, el sindicalismo tendrá que definir si es peronista o kirchnerista. En la Casa Rosada hacen una apuesta al fracaso de la oposición para armar alianzas, creen –con razón- que la atomización los beneficia a la hora de contar los votos y han estructurado una red de medios oficialista lo suficientemente poderosa para poder acallar cualquier intento de propaganda, marketing o campaña que organice la oposición.
Si de preferencias se tratara, La Cámpora espera una alianza con el ex Jefe de Gabinete hoy alcalde de Tigre, dado que lo consideran menos peligroso que Daniel Scioli. Massa en campaña por fuera del PJ ayudaría a esa atomización preferida. Cristina Fernández tiene cortado el diálogo con Daniel Scioli y confía que el gobernador de Buenos Aires no tendrá la valentía de romper y lanzar una lista propia. Pero sí tiene información de que el sciolismo puede darle votos, estructura y fiscalización a Francisco de Narváez, tal como ocurrió en 2009. Por eso habrá más presión financiera sobre Buenos Aires. Néstor Kirchner le enseñó a Cristina Fernández a negociar desde una posición de fortaleza. Así, no hay negociación, sino que se imponen condiciones, como ocurrió en el armado de listas del 2011. Sin embargo, hace dos años, la Presidente de la Nación no tenía menos de 30% de imagen positiva, la mitad de los votantes oficialistas no quería que las próximas elecciones las perdiera la Casa Rosada y la economía era otra.
¡¿Entendemos ahora, luego de esta enorme cantidad de estiércol lo del Plan “B” de CFK?!

Buenos Aires, 6 de Mayo de 2013.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
__________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s