Las mujeres y la igualdad salarial

 

Trabajadoras limpiando anchoas. Foto: Gaelex

En algunos países la mujer ha tardado muchos siglos en conseguir igualdad ante la ley y aun así, ha costado mucho trabajo lograrlo. En 1920, la decimonovena enmienda de la Constitución de Estados Unidos garantizó a las mujeres el derecho al voto. Han pasado 93 años que con el derecho al voto pueden tomar decisiones que las afectan y a sus familias, directamente. Una de estas decisiones es el derecho a recibir un sueldo justo, igual que los hombres, haciendo el mismo trabajo.

El presidente Obama firmó su primer Proyecto de Ley de Igualdad de Salarios de Lilly Ledbetter el 29 de enero, 2009. La historia de Ledbetter es la de las mujeres que son la mitad de este país, representan un 50% de la fuerza laboral y todavía ganan 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres. Y es que la discriminación salarial hace que las mujeres ganen menos que los hombres, aun haciendo el mismo trabajo y les crea problemas en el presupuesto del hogar y a los negocios, porque las mujeres y madres tienen menos dinero para
gastar, para la
educación, y para su propia jubilación, algo importante en estos tiempos de crisis.

Recientemente se conmemoró medio siglo de la Ley de Igualdad Salarial, promulgada en 1963 por el presidente Kennedy, cuando las mujeres ganaban entre 30 y 59 centavos por cada dólar de los hombres por realizar el mismo trabajo. Hoy en el siglo XXI, subió a 77 centavos, pero hasta menos si se trata de una mujer negra o hispana. El presidente Obama dijo que “hasta que la igualdad salarial sea una realidad, estamos aquí para renovar nuestro compromiso con el trabajo que queda por hacer”.

Pero, un estudio publicado recientemente señala que
las mujeres están superando a los hombres en términos de sueldo y ganan más que el hombre en más del 50% de los hogares estadounidenses.
En Dallas y Atlanta, la mujer joven promedio gana 1.18 dólares y 1.14 dólares, respectivamente, por cada dólar ganado por un hombre. Además, hoy en día las mujeres constituyen el 60% del alumnado universitario de Estados Unidos y obtienen más maestrías y doctorados que los hombres.

Considero necesario que se haga cumplir la ley que favorezca a las mujeres para que obtengan sus derechos y oportunidades como los hombres.

Elsa I. Pardo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s