Argentina: Sobre la sobre la Ley de Medios y más…



La derrota K, los festejos desmedidos y cuasi ridículos de Binner y Macri y sus reacciones verdaderamente gorilas vs. el fallo de la CSJN sobre la Ley de Medios.

Antesdeayer la ciudadanía (el Pueblo) infligió una muy clara u notoria derrota al cristikirchnerismo, aún más rotunda que la infligida hace apenas dos años (Junio 2009) y en una muestra de “negacionismo psicopático” el funcionariado en pleno bailó y cantó al ritmo de Amado Boudou. Entre los vencedores de este 27-O fue notorio el “ridículo cholulo” en que cayeron tanto Macri como Binner, quienes además de “lanzar sus candidaturas presidenciales con vistas al 2015” mostraron un ”gorilismo revanchista” ahistórico y muy fuera de lugar. Para cooperar con la recuperación de nuestra Presidente, la Corte Suprema le “regaló” el fallo sobre la mal llamada Ley de Medios.

La del pasado domingo fue sin duda alguna la peor derrota sufrida por el cristikirchnerismo desde su inicio histórico en la intendencia de Río Gallegos en la pasada década de los 90 del siglo XX; y esta fue la derrota que marca el inicio del fin de ciclo de un sistema político totalmente estalinizado creado por el extinto ex Presidente Néstor Carlos Kirchner y continuado con suerte esquiva por su viuda y coequiper, quien intentó el “vamos por todo” lanzado en Rosario, Provincia de Santa Fe el pasado 20 de Junio de 2012, y logró como respuesta popular el resultado de una derrota impensada en las pasadas primarias del 11 de Agosto, ratificada plenamente en las pasadas y recientes elecciones. Esta derrota infligida espontáneamente por un pueblo hartado por un gobierno que hizo del patoterismo un verdadero culto y nos retrotrajo a los argentinos a los períodos nefastos del lopezrreguismo y los estériles enfrentamientos de la década de los 70, ahora escondido tras una fachada escenográfica y vacía de contenido llamada pomposamente como “lucha por los derechos humanos”.
Con una exigua cosecha de 7.487.839 votos, que representa una merma de casi 4 millones de votos menos que los que recibiera CFK en octubre de 2011 y unos 3,3 millones de votos menos que los recibidos para legisladores –diputados y senadores- en esa misma elección. Esta es sin lugar a dudas la peor derrota sufrida por el gobierno K desde su llegada al poder (y paralelamente la peor de toda su historia política), muy similar a la derrota del 2009 donde NCK igualó los registros de Martín Insaurralde (o viceversa) con el 32,18% de los votos del padrón bonaerense, vista hace muy poco como “el piso al que era imposible retornar” tras el falaz 54% de 2011. Lo cierto es que la dupla Insaurralde-Scioli empardó la performance de Kirchner, junto a las testimoniales de Scioli-Massa-Nacha Guevara de aquel nefasto día de junio de 2009. Lejos, lejísimo ha quedado el recuerdo triunfador de las legislativas de octubre de 2005, aquellas en la que la por entonces senadora por Santa Cruz Cristina Fernández, derrotara ampliamente a Hilda Beatriz Gonzales, esposa del ex Presidente Provisional argentino, quien fuera el “padrino” de la victoria que consagrara presidente a un casi desconocido e ignoto gobernador patagónico que asumiría en Mayo de 2002.
Aquella vez las urnas les fueron amigas, en el mejor período de su fase ascendente, y cuando Néstor y Cristina inauguraban la historia del “no reconocimiento del apoyo que los elevara a la Primera Magistratura”, traicionando a quien fuera su mentor y patrocinador indisimulado; aquel 25% de distancia entre ambas consortes –Cristina vs. Chiche- en territorio bonaerense y donde se inauguró además otro sistema político casi desconocido hasta ese mismo momento, el luego descripto como “borocotización” o “cambio de bando”, en el que un legislador –Senador, Diputado nacional o provincial y hasta concejal municipal- traiciona al partido o a la agrupación política que lo depositó en una banca (y al pueblo que lo votó para ese cargo), pasándose al bando oficialista, con serias sospechas de exacciones dinerarias y prebendarias, que acompañaren dicho pase o “salto” –“con o sin garrocha”-, logrando un 40,1% de los votos del total país. En aquella memorable ocasión un sector mayoritario de los diputados y senadores bonaerenses electos en la boleta del duhaldismo –Partido Justicialista- terminaron integrados a la bancada oficialista del Frente para la Victoria. Fueron quienes con su “borocotización, pase o salto” le dieron el quorum necesario para lograr lo que las urnas no le habían consagrado, pues con la victoria (19 escaños) quedaban a 7 del quorum, que alcanzarían con aquella borocotización.
Aquella práctica verdaderamente deleznable, es la que ahora inquieta realmente al cristinismo duro y puro, de aquí al 10 de diciembre la borocotización será moneda corriente, una enorme proporción de legisladores peronistas, buscarán la vereda del sol u el calor que emana del “nuevo conductor del peronismo triunfante”, ahora asentado en Tigre. Desde el pasado domingo “todos los caminos convergen en el Tigre”, pues como bien anticipa –en medio del su reacción verdaderamente “gorila y reaccionaria”- Mauricio Macri, “el PJ va a querer –estás equivocado Mauri, no va a querer, ya lo está realizando abiertamente y de frente al pueblo- reinventarse para seguir en el poder” y esto es tan verdad como que quienes aspiran desde hace tiempo y asentando su apetencia en “manejos y conducciones brillantes o de muy buena gestión” ya sea desde las intendencias, como de las gobernaciones, tengan pleno y absoluto derecho a pretenderlo. ¿O es que en su desesperación, la competencia no es considerada un derecho de todos? ¿Pretende, al igual que el cristikirchnerismo, erigirse en árbitro de quienes pueden o no presentarse democráticamente a la compulsa popular? Hasta aquí, las prácticas de elección de legisladores en el PRO, se acercan mucho al dedismo del cristikirchnerismo, y están bastante alejadas de las prácticas democráticas y republicanas de las “internas partidarias” para elegir autoridades y legisladores.
Las “primarias abiertas, simultáneas u obligatorias –PASO-“fueron y son una novedad muy luminosa, pues intentó obligar a convocar a internas, algo que sólo se logró muy parcialmente en algunas agrupaciones o confluencia de éstas –UNEN en CABA-, y abajo en las listas para concejales de varios distritos municipales bonaerenses, santafesinos, cordobeses, pampeanos, mendocinos y entrerrianos, etc., de partidos opositores y hasta del oficialismo. Pero el macrismo justamente no fue uno de aquellos, y no lo fue ahora, ni lo fue en 2011 o 2009. “Es lo que dice la historia”, reconoce Macri de aquel “reinventarse” del peronismo y lo hace tristemente en un discurso plagado de resentimiento al ver complicada su postulación con vistas al 2015, cuando él se vio enfrentando a un Scioli, heredero del cristinismo y arrastrando su mala imagen ciudadana –producto del cansancio popular que apenas ayer lo derrotare abiertamente-, un contendiente “a su medida”, pues él se alzaba entonces como “la oposición al régimen”, ese que había defraudado abierta y totalmente a un pueblo por largo tiempo engañado. No ha tenido el Jefe de Gobierno mejor sponsor que Cristina Fernández, ella lo eligió de contendiente y él lo aceptó de muy buen talante; la quita de los fondos judiciales del Banco Ciudad, la pelea por el subterráneo, el mote de “candidato de la derecha retrógrada”, el “no aval al pedido de créditos internacionales” por parte del Ministerio de Economía, las chicanas por el uso indebido y arbitrario de la Plaza Colón por parte del Gobierno nacional, así como el retiro “inaudito e ilegal” del Monumento a Colón, una verdadera obra de arte y uno de los 3 monumentos al navegante genovés más importantes del mundo, además patrimonio porteño pues fue donado por la colectividad italogenovesa al pueblo de la Ciudad de Buenos Aires; así como la negativa al traspaso de la policía federal –dirección de Comisarías y éstas mismas- o del puerto de la ciudad, en el marco de la “autonomía de la Ciudad de Buenos Aires”, con otros ejemplos palpables del accionar “promacri” de parte de “la Gran Jefa, La Reina, la Morocha argentina”.
Estos u otros muchos gestos y actos arbitrarios de Cristina respecto, no ya del Jefe de Gobierno, sino del pueblo porteño sin expresiones inequívocas de la voluntad cristinista por la elección de su contendiente, un contendiente que ante la imposibilidad oficialista de lograr la re-reelección, se “monta en ésta imposibilidad” para, a su endeble entender, erigirse en “él candidato para 2015”. De allí su reacción totalmente desmedida para con los posibles precandidatos del peronismo –los únicos a quienes ve como verdaderos contendientes-, que se diferencian de radicales u socialistas a quienes él no considera adversarios de fuste en el aun muy lejano 2015. El baile farandulesco y muy emparentado con el de los gobernantes de las republiquetas bananeras, se apoderó de un escenario que ni siquiera supo contener las aspiraciones y la comunicación del candidato; como contrapartida un Binner cual marioneta desmanejada, intentaba sin éxito acompañar un ritmo y un baile para el que no está preparado, ni siquiera le sale con gracia, aunque fuere payasesco y desmedido. Intentaron competirle al Jefe porteño y como toda copia les salió un fracaso. A unos se les fue la mano por lo chabacano y fuera de lugar (festejaban la elección de senadores, diputados y legisladores y un Macri descontrolado y a todas vistas reaccionario y gorila), a otros por “mala copia” y faltos de creatividad intentando llevar a cabo un festejo con un sistema y un tipo de jolgorio ajeno a su capacidad y voluntad, y por fin llegamos al mayor de los incordios cuando el oficialismo netamente derrotado hacía gala de una muestra de “negacionismo psicopático” desde un escenario colmado por la plana mayor con la ausencia notoria de “la Jefa”, quien por motivos de salud, no se encontraba presente.
Daba pena ajena ver aquellos rostros impregnados por el sabor amargo de la hiel de la derrota, justamente a ellos, quienes hace apenas 12 meses creían haber encontrado el camino de la eternización en el poder, eso que tras la derrota del 2009 se les había vuelto un “cuesta arriba”, y que tras la muerte de Néstor Kirchner –el ideólogo y creador del invento de “la alternancia” por al menos 20 años-, y como consecuencia de ello les deparara la por entonces casi quimérica victoria por un abultado y mentiroso 54% del 2011. Las caras adustas de los más serios o más receptivos, las de los impopulares y/o cuestionados (con pases de facturas en pleno acto), o la de los armadores y organizadores quienes impusieron un bastonero –Boudou- hiperquinético que saltaba y cantaba, mientras Martín y Daniel no sabían a que habían sido convocados, pues no se les permitió el discurso, en medio de intervenciones televisivas de gobernadores propios y ganadores en sus distritos que intentaban contraponer los “duros números de la derrota en los 5 principales (contienen el 60% del padrón de votantes) distritos del país”, con aquellas pequeñas victorias locales. “Ahora el justicialismo –no el kirchnerismo- tendrá que dirimir representatividades” lanzaba un Daniel Scioli consciente de que su derrota les abre la puerta a nuevos contendientes, y que ese dirimir representatividades es consecuencia, no ya –y por suerte- de la voluntad de Cristina Fernández, sino de que la victoria de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires, abre una pelea impensada –por lo parejo- dentro del peronismo. Una pelea que además se traslada al interior del territorio bonaerense por la sucesión de la gobernación platense, donde a los candidatos sciolistas y a los kirchneristas (lanzados prematuramente), ahora y como resultado de las elecciones se les suman y como ganadores los aspirantes del masismo provincial.
Pero argentina siempre da sorpresas, y para paliar las desventuras cristinistas la Corte Suprema emitió un largo y tardío fallo sobre la mal llamada Ley de Medios, fallo que dicen los conocedores del palacio de Talcahuano y Lavalle, estaba listo y a la espera de la mejor oportunidad desde bastante antes del pasado 27 de Octubre. El sitio web de la Corte Suprema de Justicia de la Nación difundió el esperado fallo acerca de la constitucionalidad de varios artículos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La mejor noticia para la recuperación de la Presidenta. La CSJN declaró la constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, a 4 años de haberse sancionado y luego de que encontrara trabada por un recurso presentado por el Grupo Clarín. Los jueces Ricardo Lorenzetti, Eugenio Zaffaroni, Enrique Petracchi, Carlos Maqueda, Carmen Argiba y Elena Highton de Nolasco fueron quienes votaron a favor de la constitucionalidad de la normativa. Carlos Fayt no acompañó la decisión: 6 votos a 1. La normativa aprobada en 2009 no podía implementarse por completo debido a un recurso judicial interpuesto por el Grupo Clarín que reclamaba contra algunos artículos de la ley 26.522. Los puntos cuestionados por el multimedio eran el artículo 41, que establece que las licencias son intransferibles; dos apartados del número 45, que fijan un límite a la cantidad de licencias concentradas; el 48, que descarta la figura de un “derecho adquirido” por parte de las empresas que tienen más licencias de las permitidas y el 161, que da un año de plazo para que aquellos que tengan que adecuarse a la ley. A partir de la puesta en vigencia plena de la Ley de Medios, que la Corte Suprema de Justicia dictó este martes, se reinició la “adecuación de oficio” del Grupo Clarín a la legislación, lo que incluye el desprendimiento de varias de sus licencias. Así lo informó el titular de la AFSCA, Martín Sabbatella.
Sabbatella evitó dar precisiones sobre cómo serán los plazos para que el multimedio concrete la adecuación, cuyo puntapié inicial será la “notificación”, sobre la que tampoco dijo cuándo se realizaría, e insistió en que el organismo “avanzará con los mecanismos establecidos” y aclaró que están vencidos los plazos para el cumplimiento de la ley, tal como la ratificó el máximo tribunal. No obstante, el titular de la AFSCA, el primero en hablar oficialmente sobre el tema, no quiso arriesgar cuándo estaría el Grupo Clarín totalmente adecuado a la legislación vigente. “Hay un trabajo a desarrollar. Clarín va a tener las mismas condiciones y reglas que el resto”, dijo. Y explicó que los pasos del proceso de adecuación son la “notificación, la selección de las licencias, la tasación, el concurso y la adjudicación a los nuevos titulares”. Dijo además, que existen “distintos plazos para distintos objetivos”, pero que ninguno de ellos es “la expropiación ni la intervención” de las empresas. “Vamos a darle continuidad al proceso de adecuación, en los tiempos establecidos. Vamos a analizar los mecanismos. El camino ya está marcado, el procedimiento ya está establecido”, insistió. Al ser consultado sobre la posibilidad de que Clarín vaya a los tribunales internacionales, Sabbatella dijo que el grupo “está en su derecho, pero eso no es vinculante”. “Para nosotros no hay más instancias judiciales”, remarcó. Preguntado por el párrafo en el que la Corte menciona una “indemnización”, Sabbatella dijo que la ley lo prevé y que quienes se consideren afectados podrán recurrir a la justicia.
La diputada Elisa Carrió anunció que pedirá juicio político contra Ricardo Lorenzetti, y presentó un informe denunciando el pacto entre el titular de la Corte Suprema y el Gobierno nacional. “Surtió efecto el apriete de la AFIP sobre la fortuna y las sociedades de Lorenzetti y sus hijos”, dijo Carrió. Y agregó que “la mejor prueba es lo que me dijo el diputado Carlos Kunkel a viva voz: decile a Lorenzetti pacta sunt servanda, que quiere decir los pactos se cumplen”. “Hoy es el día del cumplimiento del pacto Lorenzetti-Cristina-Zannini”, dijo la diputada, al mismo tiempo que presentó un informe que será la base del pedido de juicio político al presidente del tribunal judicial. “En el momento que denunciaba este pacto el presidente del bloque del PRO, Federico Pinedo y de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, así como analistas como Joaquín Morales Solá me desautorizaban diciendo que no había pacto”, dijo la diputada. Carrió volvió a atacar contra el funcionario judicial: “No ha tenido ningún escrúpulo a la hora de negociar con Zannini, ningún escrúpulo para garantizar impunidad a sus propias irregularidades y de su representante Hector Marchi, en el comité de Inversiones del Poder Judicial”. Más temprano, y en diálogo con Jorge Lanata, la diputada había lanzado: “Yo dije que cuando se llevó a cabo la reforma judicial había un pacto entre Lorenzetti y Zannini, y se iba a cumplir, luego pareció que no. Carlos Kunkel presentó un proyecto para sacarle beneficios a Lorenzetti”. “Cuando Lorenzetti dijo que era armonizador de poder me di cuenta que esto se vería reflejado en el fallo de hoy”, insistió Carrió, y definió al presidente del máximo Tribunal como “una especie de conciliador político”. En declaraciones a “Lanata sin filtro” por radio Mitre, Carrió pidió a la oposición y a los candidatos que ganaron el domingo que “dejen de hablar de 2015 y empiecen a defender a la Nación ahora, que fueron elegidos diputados”. La diputada insistió en que el secretario Legal y Técnico de la presidencia, Carlos Zannini, “acordó con Lorenzetti la reforma judicial. Este acuerdo es de vieja data. Y el acuerdo de negocios en el Consejo de la Magistratura es de vieja data también”.
Esto que acaba de pasar, y que puede constituir una prueba de que el sistema lopezrreguista del apriete y la persecución, tiene no sólo sus adeptos, sino también sus “víctimas” o “cómplices”, por acción o por omisión, en la filosofía progresista de Foster, Laclau y la Presidente Cristina pareciere hoy moneda corriente, y es lo que denuncia en esta instancia la Diputada Carrió. Recordemos que meses atrás, Carrió se presentó en la Justicia denunciando un presunto acuerdo entre Cristina y Lorenzetti, que estaba vinculado con la denominada “democratización de la Justicia”. La diputada afirmaba que pactaron concesiones mutuas, a través de las cuales el Gobierno no tocaría el presupuesto judicial, mientras que la Corte avalaría los seis proyectos que fueron aprobados en el Congreso. Esa denuncia fue desestimada por el juez federal de primera instancia, Julián Ercolini, decisión que a fines de mayo ratificó la Sala II de la Cámara Federal porteña. Según la legisladora, habría existido una suerte de pacto en el cual se intercambiaría la ley de Medios por la norma de marras. “Hoy cuando vi la carta de los jueces, me quedó claro: Acá hubo un pacto entre el presidente de la Corte Suprema y la Presidenta de la República Argentina”, denunció entonces Carrió. Y se extendió: “¿Qué es lo que retiene el Poder Judicial, qué es lo que le da el Gobierno? Lo que le da es el manejo del dinero, del presupuesto y del personal, aún más allá de lo que dice la Constitución. Le dan todo. Es un acuerdo espurio de punta y punta”. “¿Qué le va a dar Lorenzetti a la Presidenta? ¿Le dará un fallo favorable en la ley de medios, le dará rechazar los juicios por el cepo cambiario?”, se preguntó luego. Este martes (29/10) Carrió consideró que la constitucionalidad de la Ley de Medios dictada por la Corte Suprema de Justicia “quizás haga volver” a sus funciones a la presidente Cristina Fernández.
A través de su cuenta en Twitter, Carrió, quien resultó la 2da más votada en el rubro diputados nacionales en la Ciudad de Buenos Aires el domingo, insistió en que la decisión del tribunal es resultado de un acuerdo entre el Gobierno y el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti. “No sabemos si Cristina vuelve o no vuelve, quizás el resultado de la #LeyDeMedios la hace volver”, dijo Carrió en un tuit. La diputada ya había puesto en duda el regreso a funciones de la Presidente, quien se repone tras una cirugía. En un tuit anterior, Carrió dijo: “#LeyDeMedios: este acuerdo de Zannini y @rlorenzetti es de vieja data”. Como vemos la Argentina querida y soñada con desarrollo y posibilidades para todos quienes pisen el suelo nacional, de nuestros abuelos y padres –muchos, o la gran mayoría inmigrantes del viejo continente (nunca mejor nombrado así por su composición poblacional)- está en esta etapa oscura y gris, etapa plomiza y que huele a tormenta permanente, por la crispación popular que insertó el régimen de “la década ganada”, o que mejor se puede definir ni siquiera como la de la “década perdida”·, o la “década desperdiciada”, sino notoriamente como la de la “década imbuida de crispación, inseguridad, delito y narcotráfico”. Es en ésta Argentina oscura y desesperanzada donde se puede aceptar que una CSJN dicte un fallo, no que perjudique al multimedio Clarín, un multimedio que se formó gracias al menemato y al kirchnerato y que siempre denostó al peronismo de Perón, Evita e Isabel, sino que le haga ahora el juego a este régimen corrupto, estalinista, totalitario y antidemocrático, que sólo conoce el camino del autoenriquecimiento y del apropiarse de las empresas, recursos naturales y del dinero ganado limpiamente por el pueblo argentino.
Decíamos en nuestra nota del pasado 25 de octubre; “¡Pobre y desgraciada Argentina!”. Y hoy lo repetimos, al ver el triste papel de seudo candidatos chabacanizados hasta el ridículo –Macri y Binner-, u observar la muestra de “negacionismo psicopático” de un oficialismo autista y encerrado en su propio discurso autorreferencial. “¡Esta es la Argentina post 27 de octubre!”. La realidad que el cristinismo, y sus aliados en la sucesión del 2015 intentan ocultar, no es otra que la que se nos impone en los ejemplos cotidianos. Y estos nos muestran una verdad incontrastable la de crear nosotros mismos nuestro futuro, porque el que nos quieren imponer tanto los cristikirchneristas, como los macristas o binneristas de turno, no es la que nosotros, ni nuestros padres y abuelos soñamos para dejarles a nuestros hijos y nietos. Esa otra Argentina es la que debemos construir a pesar de lo que las fuerzas antinacionales se empeñan en imponernos, esa Argentina de la revancha reaccionaria y antipopular de la derecha reaccionaria, como del discurso seudo progresista de la izquierda vergonzante disfrazada de seudo socialismo, nunca nos conducirán a la Patria Grande que soñaran Belgrano y Miranda, San Martín y Bolívar, Moreno y Saavedra u otros tantos prohombres latinoamericanos que creyeron en el destino de grandeza de la Patria Continental de América Hispana.
¡Esa y no otra es la Patria soñada para las generaciones presentes y las venideras!

Buenos Aires, 29 de octubre de 2013.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s