Desde Argentina: Cristina, “La Chona”.

 

 

 

Cristina Presidente, Capitanich Jefe de Gobierno. En menos de 48 horas pasamos de una Cristina matrona, ama de casa, que juega con los peluches que le mandan los nietos y la mascota que le regaló el cuñado (o el tío del extranjero). Un verdadero “descubrimiento”, al hacer público esa otra personalidad que compite con la/s otra/s en un franco desfile de personalidades asimilables algunas, contradictorias y hasta enfrentadas otras.

 

Entre el pasado lunes 18 y el miércoles 20 –justamente el Día de la Soberanía Nacional (un día que no solo debe conmemorar La Vuelta de Obligado y la lucha contra las escuadras inglesas y francesas, sino que desde 1982 debe conmemorarse la Guerra por nuestras islas Malvinas, Orcadas, Sándwich y del Atlántico Sur), que en lugar de ser un feriado inamovible junto al 25 de mayo y el 9 de julio, pasa a ser “un feriado más”, sin importar que no lo sea. El nacionalismo y el patriotismo brillan en nuestro país por su ausencia, y particularmente en este régimen que se dice burdamente “nacional & popular”. Luego de esta disquisición filosófica sobre el valor de los “símbolos patrios”, de la conmemoración de hechos y personajes de nuestra historia –de carne y hueso; no de bronce-, y de celebrar Fiestas Patrias de manera acorde a su importancia mediante los correspondientes agasajos, desfiles, tedeums, etc. y no como viene sucediendo desde hace ya casi tres décadas de historia nacional.

Si el país y sus gobernantes siguen confundiendo fechas, personajes y conmemoraciones de forma tal que se igualen personajes tales como San Martín o el Che Guevara, Belgrano o los muertos y desaparecidos del bando guerrillero y terrorista, Perón o Néstor, Bolívar o Chávez, Evita o Cristina, Moreau de Justo o Bonafini, Irigoyen o Santucho, Dorrego o Duhalde (el fallecido) y podríamos seguir eternamente  los jóvenes, nuestros niños y hasta muchos adultos por malformación histórica confundirán los valiosos (con sus bondades y sus errores o capitulaciones humanas) con las burdas y canallescas copias que enaltecen oscuras y tristes figuras de nuestro pasado aún caliente en muchos casos. Los seudo intelectuales –filósofos trabajando en Londres, o aquí; historiadores mercenarios, etc.- de este régimen estalinizado y totalitario que llega a la supina estupidez de berretizar conceptos tan valiosos y dignos como “populismo” (que habla de llevar a cabo los deseos del pueblo), “progresismo”(que habla de anticiparse a los hechos que intentan imponerles a los pueblos un destino de sumisión), “nacionalismo”(que cobardemente lo parangonan con el nazismo), y así podríamos continuar infinitamente.

Los verdaderamente nacionales, populares y progresistas debemos levantarnos y proclamar a los cuatro vientos de la Patria que no estamos de acuerdo con perder y ceder palabras, términos o eslóganes que siempre fueron patrimonio de nuestros  compañeros, camaradas o connacionales de bien y, que por el contrario estamos totalmente decididos a emplearlos literalmente y sin ningún remilgo porque Patria, Pueblo, Progresismo, Nacionalismo, Populismo, Cipayos y cipayaje, Cuarta Internacional, Dios, Iglesia, Ejército-Marina-Aviación Militar, Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Héroes, Oligarquía (ayer vacuna hoy financiera), et., y tantas otras más bastardeadas y embarradas, son términos y terminologías adultas, propias y nuca mal empleadas por quienes acordamos y vivimos en un todo de acuerdo a la filosofía y el mandato de la Doctrina Social de la Iglesia Católica hoy recuperada totalmente por el Papa Francisco y la Doctrina Nacional Justicialista ambas de valores espirituales y materiales acendrados en el respeto a una línea de pensamiento y acción “nacional, humanista, cristiano y popular”.

Pero volvamos a nuestra nueva realidad, la Presidente de la Nación regresó de su enfermedad y larga convalecencia mostrándonos un nuevo perfil o una “nueva personalidad”, que fundamenta aquellas versiones que hablaban de la “doble personalidad” –o triple, o cuádruple, vaya uno a saber- o de rasgos psiquiátricos realmente alarmantes por lo que implican depender de una mandataria con graves problemas de personalidad psicológicos, médicos o psiquiátricos. El pasado lunes 18 de noviembre por la tarde los telespectadores de la TV nacional comprobaron asombrados, o no tanto, el cambio que deparaba una Presidente, mediante el conocimiento de un spot subido por Presidencia y su hija Florencia a You Tube, donde se podía ver a una Cristina Fernández descontracturada, hasta amable si se quiere decir, intimista, casi convertida en una “matrona de barrio”, casi como una “ama de casa”, este spot perfectamente elaborado con un libreto perfectamente preparado y estudiado donde la Presidente es alguien “común y corriente, ¡Como vos, ¿viste?!” que actúa un papel perfectamente preparado –descubrimos un nuevo perfil de Cristina, la actuación ante las cámaras- donde “el ama de casa, la señora común y corriente” agradece los augurios y felicitaciones en especial el de los jóvenes camporistas y el del militante del PRO, mientras muestra un enorme pingüino de peluche y unas rosas regaladas por Hebe a la vez que “chocha ella” –ex profeso, se cruza y desaparece de cámara_ presenta a su nueva mascota, un regalo del hermano de Hugo Chávez Frías, “el tío” podríamos llamarlo para connotarlo con aquel personaje de nuestra historia a la que ellos, Cristina y Néstor como Hebe y Estela llenaron de falsas y epopéyicas connotaciones progresistas y guerreas. Justó “El Tío Cámpora”, oscuro personaje él, conservador si pudiera serlo, casi un “perrito faldero del General”, bien connotado con “Simón” a la sazón la mascota nueva de Cristina Fernández.

Nuestra presidente, utilizando los servicios de una “nueva agencia comunicacional”, muy inteligentemente eligió nuevos “símbolos” como enemigo “Mauricio Macri” (lo menos peligroso) a través del militante del PRO, presentó una nueva imagen que llegó a desconcertar a casi medio país la de “la nueva CHONA”, como dice Beatriz Sarlo “Es una señora que le cuenta a los nietos que le va bien, recibe regalos, está compuesta y que tiene un perrito dorado. Es designar con qué conecta. Ella está conectando con el piso de la cultura popular”, la de nuestro pueblo, analizó la escritora y ensayista al hablar sobre el regreso de Cristina Fernández a la escena política el pasado lunes, y apuntó contra la elección de candidatos de la mandataria. “Ella conectaba con una tradición de peronismo de tribuna. Más que una diva, es una señora de su casa de la década del 40. Nos retrotrajo al cine argentino de la década del 40”, dijo. ¡Qué horror, coincido con esta gorila! ¿Y bue? “Hubo un silencio insultante en su home movie al no anunciar ninguna medida. Cristina evoca la familiaridad sin problemas. Sin problemas de costumbre, moral, donde siempre hay buena onda. El populismo siempre tiene eso“, afirmó. “El azar fue que Cristina cayera enferma el día de las elecciones. Luego, un timing de la Corte que barrió a Massa, UNEN y Macri de la tapa de los diarios. Fueron azares que la favorecieron. Le sacaron la cara de la derrota, porque tiene muy mala cara para la derrota. Y le sacaron a los vencedores y perdedores de las tapas”, dijo Sarlo.

Pero, después de eso –o más bien antes, dos horas antes- Cristina Fernández había utilizado el látigo y la guadaña como bien sabe hacerlo, es más creo que disfruta haciéndolo, y realizó cambios. Cambios que se popularizaron cuando Scoccimarro los dio a conocer pues echó destempladamente a Marcó del Pont, a Yahuar y a Juan Manuel Abal Medina junior, aunque días después nos enteramos que en esa decapitación multitudinaria también perdió el cargo Guillermo “patota” Moreno. Esa Cristina Fernández, la del látigo la que le gusta y disfruta de los baños (no muy cercanos, nunca inmersa en ellos) de multitudes aplaudidoras, la misma de los cambios, se presentó el miércoles en Casa Rosada para “tomar juramento” a los nuevos bendecidos por el dedo mágico de “La Reina”, y allí volvió a desarrollar un libreto estudiado y aprendido a la perfección: “la de no hablarle a los invitados y funcionarios, sino hacerlo con las masas de militantes” expresamente convocados y traídos a tal efecto, para desbordar los cuatro patios de Balcarce 50. Sarlo también se refirió al acto en la Casa Rosada que ya mencionáramos, donde Cristina Fernández tomó juramento a los nuevos ministros. Lo calificó de “austero” y lo comparó con “el silencio que uso en su home movie para no anunciar ninguna medida”.  Asimismo, la ensayista criticó la elección de candidatos de la jefa del Estado y tomó como referencia al delfín de la mandataria en las elecciones del 27 de octubre. “Tiene una puntería para elegir gente increíble, siguió con una persona que se va a Miami antes del mes de la elecciones”, espetó. Y concluyó: “Si Cristina no se ocupa del presente va a tener poca chance de ocuparse del futuro”.

Por suerte, Sarlo (la gorila, expresado con absoluto cariño y respeto) no ve lo mismo que yo veo, aunque no más sea parcialmente. El acto no fue austero, sino que fue un acto “como los demás actos del Salón Blanco” donde ella concita las miradas y los otros –designados, echados o invitados- son convidados de piedra ante la “diva”, la “primerísima figura”, que no puede perder “la luminosidad que concentra ella, nada más que ella”, y así ni siquiera les dirigió la palabra, porque ellos son sus convidados de piedra o sus “empleados”, nunca sus pares. Las medidas no se pudieron comunicar porque entre los deseos de Kicillof y las “¿imposiciones, pedidos, acuerdos?” de la designación de Capitanich, debe mediar –como lo viene haciendo- hasta lograr acordar las mismas. ¡Pobre Insaurralde! Sarlo no le permite ni siquiera unas vacaciones con su novia luego del trajín inconmensurable que es y fue colocarse al hombro la mochila de “perdedor en La Provincia”, porque no es igual perder en Buenos Aires que en Chubut, y en Chubut recibió la peor de las palizas de la que se tenga historia un “oficialismo nacional” al que no le quedó ni el consuelo de la minoría. Por eso el despido de Yahuar, como si él fuere el factótum de la derrota. Ese, fue el traídos y borocotizado gobernador de la provincia, quien de la mano del hoy vencedor, Mario Das Neves, ganare la gobernación en 2011 y se borocotizace al pasarse al cristinismo.

Cristina Fernández, la Presidente en este nuevo rol asumido, se reserva para ella ser el “Gran dedo”, la que concentrando el poder “delega el día a día –lo más tedioso y aburrido-“ en un nuevo rol creado a partir de esta nueva Cristina “el del Jefe de Gobierno”, ese que va a ocuparse del presente, del día a día. De gobernar este desmanejo que una década de corrupción, robo y espoliación, convirtieron unas Nación en apenas un país, donde no existe la República, ni la Democracia, ni las libertades civiles, esa “mochila” que Cristina Fernández no quiere ni puede manejar es la que delegó en “Coqui” Capitanich, al que le endosó su niño mimado –de hoy, ¿y mañana? No sé-, su bancario amigo y un técnico que como la enorme mayoría son sus “conocidos” de Río Gallegos, “su patria adoptiva”. De aquí surge la “nueva Cristina”, la que se muestra popularmente como “la abuelita” o mejor catalogada “La Chona” del barrio, la que de aquí  en más solo se ocupará de lo que le divierte dejando para los demás el “yugo del Trabajo” porque ella está “para los discursos y para los baños de multitudes aplaudidoras” que sepan corear eslóganes y consignas berretizadas o falazmente deformadas. Para eso sirven y se les paga –una verdadera fortuna, es cierto- los camporistas.

Como la mayoría de los funcionarios del Gobierno nacional, los pertenecientes a la agrupación kirchnerista La Cámpora también abultaron notablemente su patrimonio durante 2012. Mariano Recalde, presidente de Aerolíneas Argentinas, es uno de los dirigentes más ricos del Gobierno con más de cinco millones de pesos, seguido por Axel Kicillof y Juan Cabandié. Según la declaración jurada presentada ante la Oficina Anticorrupción (OA), Mariano Recalde declaró más de $5.225.000 en bienes, ¿se entiende ahora su obsecuencia?, casi un millón más que al comienzo de ese año. Sus activos crecieron un 23% en 2012. Recordemos que su patrimonio está en la mira de la Justicia, ya que fue acusado por presunto enriquecimiento ilícito, por incompatibilidades al cobrar tres sueldos del Estado y por presentar declaraciones juradas presuntamente irregulares. La denuncia fue radicada por la diputada Graciela Ocaña, que además de advertir sobre su desmedido crecimiento en pocos años, señaló que existen discrepancias entre las declaraciones de Recalde con las de su padre, el diputado Héctor Recalde, y las del secretario de Justicia, Julián Álvarez. Con cinco cargos en organismos públicos ligados a la aeronavegación (además de Aerolíneas es presidente de Austral SA, Jet Paq SA, Optar Servicios Turísticos y Aerohandling) es también quien percibe los mayores ingresos anuales: $1.329.058. Tiene dos departamentos en Capital Federal (uno para vivienda y otro para alquiler) y un auto modelo 2012, que no especifica en su presentación. Invirtió en acciones en la sociedad Nuevo Quilmes, una empresa que adquirió un terreno en la localidad del sur del conurbano para desarrollar un emprendimiento inmobiliario con un fideicomiso. Por su parte, el flamante ministro de Economía, Axel Kicillof, aumentó sus bienes casi un 18% durante el 2012, según declaró ante la OA y analiza el diario La Nación. Sus activos sumaron $968.075. El dirigente kirchnerista posee una casa en Capital valuada en $280.000, en la que le invirtió más de $120.000 en mejoras. Tiene además varias propiedades en Uruguay: es dueño de una casa cotizada en $150.000 e informa otros dos terrenos, uno para usar durante el verano y otro, de 820 metros2, adquirido en calidad de “inversión”. Aquí y no en ninguna otra parte vamos a encontrar las causas de tamaña obsecuencia, el dinero mal habido y de a borbotones son la excusa y el fin primero, lo demás para ellos es “pura cháchara” como nos enseñare el viejo senador catamarqueño.

La “nueva Cristina” Fernández tiene más de una cara, y de una personalidad, y como me explicare oportunamente Marcelo Cepernic “Cristina es una chirolita, quien manda piensa y realiza es Néstor, ella está para el discurso y la figuración”; yo no le creía y hoy debo reconocer que me había equivocado, tanto como una enorme mayoría de los argentinos, ¡por suerte nunca los voté!

 

Buenos Aires, 22 de Noviembre de 2013.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s