Estados Unidos: La violencia doméstica sigue aumentando


Nuevamente, el ex vigilante voluntario George Zimmerman de 30 anos, absuelto de la muerte del adolescente afroamericano Trayvon Martin en el 2012, se le presentaron cargos en contra, el 18 de noviembre. Tenía cinco armas de fuego y un centenar de municiones cuando la policía lo arrestó bajo cargos de violencia doméstica, por protagonizar un altercado doméstico en el que supuestamente apuntó a su novia, Samantha Scheibe, con una pistola de cañón largo y un rifle de asalto. Ella llamó al 911 denunciando el altercado, ocurrido en su residencia, en el centro de Florida. Otra mujer fue apuñalada por su esposo frente a sus dos hijas, en un apartamento en el oeste de Hialeah. Hace poco también hubo un sangriento crimen a una mujer en Miami que le ha dio la vuelta al mundo y la investigación terminó con la autopsia y sus escalofriantes detalles. Se trata del asesinato de Jennifer Alfonso por su esposo Derek Medina, quien le disparó a quemarropa en la cocina de la casa y después colgó la foto del cadáver en Facebook. Y así la lista es interminable.

En los Estados Unidos, más de 3 mujeres son asesinadas diariamente por sus esposos o novios. Sin embargo, existe la falsa creencia de que esto es cosa del pasado y que solo existe en otros países. En Estados Unidos donde la situación no es tan espeluznante como en India, Pakistán, África, el Medio Oriente y Latinoamérica, todavía las mujeres son discriminadas, abusadas, acosadas, golpeadas, violadas y hasta asesinadas por sus familiares y esposos.
La violencia doméstica tiene sus raíces en el patriarcado y como consecuencia el machismo, desde la antigüedad. Han pasado siglos, prevalece y las estadísticas crecen. Las mujeres sufrimos la violencia doméstica, también somos víctimas de la sociedad, del sistema político y económico en que vivimos. Por ejemplo, en la actualidad y en años recientes, la crisis económica nos ha afectado en todos los sectores de nuestras vidas, específicamente en la violencia doméstica. Y actualmente, la mayoría de éstos casos se originan por problemas económicos. Por otro lado, sin darnos cuenta, el sistema nos empuja a continuar en relaciones intolerables, violentas y peligrosas, al extremo que nos hace sentir culpables por las repercusiones sociales y familiares que trae a la sociedad, y por el impacto emocional que recae sobre nuestros hijos. Algunas veces, las víctimas tienen el valor de alejarse de estas relaciones tormentosas, pero se ven obligadas a regresar por falta de dinero para continuar y cubrir las necesidades básicas para su familia. Para solucionar el problema social no basta con denunciar los incidentes, sino también crear leyes que protejan a los más vulnerables.
En este país tenemos una amplia red de grupos e instituciones dedicados al tema. En Miami Dade, con más de 3 millones de personas, cuenta con varios grupos que brindan información preventiva, asistencia legal, apoyo sicológico y refugio. Pueden llamar a Safespace al 305 247-4249. Si la persona está en peligro físico inminente, tiene que llamar al 911. Para más información pueden llamar al tel. 1-800-799-7233.

Elsa I. Pardo,
Miami

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s