Desde Argentina: Capitanich con síndrome “de incontinencia verbal”

El Jefe del Gabinete Argentino Jorge Milton Capitanich duerante una entrevista. Foto Zulma

El Jefe de Gabinete, quedó envuelto en varias polémicas desde el pasado Lunes 2, primero fue con productores rurales y cerealeras (reviviendo épocas pasadas), luego metió gravemente la pata ante los saqueos delictuales de la noche de ayer miércoles donde ninguneo a el Gobernador de Córdoba negándole la ayuda imperiosa del Gobierno Nacional, siendo desmentido apenas horas después por el Secretario de Seguridad del PEN quien prometió el envió de 2.000 gendarmes. Coqui te estás pareciendo a “tu ama Cristina Fernández”. ¿Tenés el síndrome de Estocolmo por tu ex?

“Le decimos muy claramente a los productores que la tendencia en el precio de liquidación de soja es decreciente, por lo tanto no especulen respecto a maniobras de carácter financiero y obviamente también con las empresas cerealeras”, les espetaba Jorge Capitanich en rueda de prensa con los periodistas de Casa Rosada, aludiendo a las estimaciones gubernamentales que dan cuenta de que los productores aún almacenarían –acopio- soja equivalentes a US$ 6,37 mil millones de los cuales el Gobierno Cristina embolsaría el 35% o sea US$ 2,23 mil millones imprescindibles para tapar el agujero en las reservas del Central que ayer perforaron un nuevo piso de US$ 31 mil millones quedando en US$ 30,94 mil millones. Ni cortos ni perezosos, las entidades agrarias –FAA, Coninagro, SRA y CARBAP- junto al productor Gustavo Grobocopatel le respondieron irónicamente “Los sojeros no están especulando contra nada, no son devaluacionistas ni nada por el estilo” dijo Buzzi y agregó “Capitanich empieza a tener algún síndrome de incontinencia verbal. Los que tienen alguna reserva están manteniendo soja en defensa propia, porque con la inestabilidad económica que tenemos, el productor ahorra en granos y va vendiendo lo que necesita”.
Nuevamente, y como en los tiempos de Néstor y Cristina peleándose con los productores, el ahora Jefe de Gabinete, y en ese entonces Gobernador de Chaco y secretario del Partido Justicialista (convertido en Frente para la Victoria…) enfrentó y enfrenta al único sector productivo nacional que además de generarle al Estado la friolera de US$ 195 mil millones, se tecnificó como ningún otro y duplicó el terreno sembrado y la cantidad de granos, contra la voluntad de presidentes y secretarios de comercio, siendo el único sector de la actividad que verdaderamente aumentó la productividad y acompaño el desarrollo de los tiempos, el mismo que por las políticas del Gobierno Nacional se vio obligado a reducir en un 25% el rodeo bovino y perder mercados internacionales arduamente conquistados en épocas pasadas, el que asimismo se vio obligado a cerrar tambos en una proporción nunca vista por los precios artificialmente bajos –precios de quiebra-, mientras el resto de la cadena de comercialización se enriquecía esquilmando al pueblo, es éste otro de los sectores perdedores de mercados internacionales por las impolíticas del Gobierno.
Aquel fue el primer round del Coqui, quien esta mañana, luego de haberse escondido como casi todo el Gabinete Nacional ante los desmanes producidos y generados ex profeso, por manos “no tan anónimas como para que no nos demos cuenta”, que asolaban la capital y algunas localidades cercanas de la Provincia “opositora” de Córdoba. Fueron infinidad de llamados, como bien explicara Juan Manuel De la Sota, de parte de Gonzalez su Jefe de Gabinete, la Ministro de Seguridad de la provincia, la vicegobernadora, el Jefe de la Policía cordobesa, etc. Estos comenzaron a las 21 horas de ayer y ninguno de ellos fue atendido ni respondido por los funcionarios nacionales, que intentaban hacerse “los burros”, o como diría un amigo del barrio “ponían cara de perro que se lo está c…” ante las terribles y desoladoras imágenes que mostraban los canales de noticias en forma ininterrumpida desde Córdoba en la Ciudad de Buenos Aires. Delincuentes, ladrones y saqueadores perfectamente orquestados y organizados realizaban todo tipo de tropelías, delitos y robos en comercios y hasta llegaron a asaltar viviendas particulares cuyos moradores no sabían donde refugiarse. Producto de estos desmanes y delitos falleció un anciano de 84 años morador de una vivienda saqueada impunemente, mientras los funcionarios nacionales festejaban el desmadre que se le estaba produciendo al Gobernador cordobés. ¡Bajos y rastreros, todos y cada uno de ellos, que por bastardos motivos si no impulsaron éstos, los festejaron infantilmente! ¡La gran mayoría de la ciudadanía tuvo y tiene en claro quienes son los responsables primarios y últimos de esta verdadera calamidad! ¡No fueron hambrientos, ni necesitados quienes robaban LCD, Plasmas, Generadores eléctricos, motos, bebidas alcohólicas, electrodomésticos y hasta cochecitos para bebés!
Zaninni, fue el principal generador y responsable de los saqueos y delitos contra la propiedad que se cometieron en la ciudad de Córdoba, denuncia La Política Online en su edición de hoy bajo el particular título que expresa “El regreso del cristinismo duro: Zannini ordenó aislar a Córdoba para hundir a De la Sota. El secretario Legal y Técnico retomó el control político del Gobierno y le causó un severo daño al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, que se subordinó a sus peligrosas decisiones. Zannini ordenó no responder los pedidos de auxilio de Córdoba con la ilusión de demoler a De la Sota”. Y encabeza su denuncia expresando: “La primavera dialoguista que intentó corporizar Jorge Capitanich terminó. Ayer por la noche el jefe de Gabinete tomó una decisión que puede comprometer seriamente su futuro político. Aceptó subordinarse a Carlos Zannini. Ese es el dato político profundo de la crisis de Córdoba. El hombre imaginado como el sucesor, la encarnación de un cristinismo racional –si se permite el oxímoron-, el dinamizador de un gabinete aletargado, sucumbió a los pedidos más destructivos de Carlos Zannini, se supone que con pleno respaldo de la Presidenta. Engolosinado con la crisis de saqueos en Córdoba, Zannini vio la oportunidad dorada para terminar con la carrera política de su odiado De la Sota. Decidido que no se iba a prestar ninguna asistencia a la provincia a pesar de las imágenes apocalípticas que trasmitían los canales de noticias. Capitanich reveló en esa instancia crítica su poca madera. Lejos de amenazar con renunciar o dar un golpe sobre la mesa, aceptó subordinarse a un pedido que contradecía toda la línea política que había desplegado desde su arribo al gabinete.”
El Coqui tuvo una actitud cobarde, y como bien agrega LPO “La sumisión tuvo ribetes humillantes: Apeló a teléfonos celulares de colaboradores para comunicarse con los funcionarios de Córdoba, a los que rogaba: “No me llamen a mi celular, no me dejan hablar”. Por eso, esta mañana exhibía su teléfono triunfante y juraba que nadie lo llamó. Era un mensaje a la Quinta de Olivos. Obsecuencia suicida que por otro lado sintoniza con su sobreactuada indignación en el conflicto con el campo. No es la primera vez que en las horas decisivas, Capitanich elije la obsecuencia por sobre sus propias convicciones. La fuga a Paraguay, la desordenada conferencia de prensa en Aeroparque al pie del avión, son imágenes de una humanidad que empieza a sufrir el martirio político tan característico del kirchnerismo. “Tiros en el pie”. Como suele ocurrir con la mayoría de las maquinaciones de Zannini, la jugada no superó la punta de su nariz. No habían pasado 12 horas de su orden de abandonar a Córdoba, que todo el arco político opositor exigió el envío de gendarmes, mientras la indignación de la gente empezaba a filtrarse en los medios de comunicación no adictos. Escaldados por una reacción muy previsible, pero que no habían previsto, a puro costo, la contraorden salió como un rayo y el mismo Sergio Berni que por anoche afirmaba burlón por televisión que su Secretaría no era “un delivery de gendarmes”, a media mañana anunciaba el envío de 2.000 efectivos. El gobierno jugó con fuego con más suerte que cabeza. Por un milagro, no hubo decenas de muertos cuando las calles de Córdoba eran tierra de nadie. “
Esta verdadera sinrazón, solo es atribuible a un Gobierno que “huele irremediablemente a cadáver”, y que se encuentra ya en franca retirada buscando solo la “impunidad para La Jefa y sus hijos”, y para nadie más. Fogonear e impulsar los desmanes, delitos y saqueos de ayer noche y hoy de mañana es solamente producto de mentes afiebradas y antinacionales porque “lo lógico hubiera sido viajar anoche mismo a Córdoba con los gendarmes y pacificar la provincia mientras De la Sota estaba en Panamá. Eso acaso hubiera representado algún rédito político para el Gobierno si se quiere bajar a ese nivel de especulación. Pero la mezquindad fue más fuerte. Al final del día, la maquiavélica jugada deja a un Gobierno que empezaba a levantar cabeza otra vez sumergido en el barro, a De la Sota sacando pecho como gran pacificador y al supuesto candidato y motor del Gobierno incinerado. Cuesta creer que tanto daño en tan pocas horas sólo sea producto de la torpeza.” Termina diciendo el periódico digital, y tiene enorme razón ya que nadie sano en sus cabales puede creer que de esta manera se puede obtener un rédito político, y más si se está regresando de una derrota aplastante como la del pasado 27 de octubre. El diputado nacional, Julio C. Cobos (Mza-UCR, ex vicepresidente de la Nación 2007/2011) habló hoy miércoles en el marco de la jura que se llevó adelante en el recinto del Congreso de la Nación. Allí opinó sobre diversos temas: sus expectativas para este nuevo Congreso, la interna de la UCR y la tensa situación que se vive por estas horas en la provincia de Córdoba, allí expresó sus críticas hacia Capitanich por no cooperar con el Gobernador De la Sota. “Mas allá de hacer juicio de valor, cuando ocurre un hecho de esta naturaleza, es decir una acuartelamiento de las fuerzas provinciales, la Nación no puede hacerse la distraída, ni siquiera esperar un llamado debe actuar de oficio y comunicarse con el Gobernador y ofrecer un trabajo en conjunto, no se puede dejar en vilo una sociedad hasta tanto se establezca quien tenga la responsabilidad”.
Y agregó “Me parece que todo el crédito que venía juntando el Jefe de Gabinete, que le habíamos dado por su capacidad de gestión me parece que lo tira por la borda, al no llamarlo al Gobernador, a no enviar una respuesta clara mientras se resuelve el problema, después si se puede discutir con él la responsabilidad, pero me parece que lo primero es resolver el tema de la gente, que está por encima de cualquier situación política”. Frente a la actitud de Capitanich, Cobos además agregó “Yo hasta ahora lo veía bien pero me parece que en esta se equivocó, yo que él me hubiera trasladado a Córdoba y puesto a disposición toda la vocación para lograr una solución a este conflicto que tiene que ser resuelto, obviamente, por el Gobernador pero mientras tanto no se puede dejar en vilo a la sociedad”. El gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota volvió a cuestionar al Gobierno nacional, luego de firmar un acuerdo con la Policía, y tras el cruce que tuvo más temprano con el jefe de Gabinete nacional Jorge Capitanich y otros funcionarios a través de su cuenta de Twitter, el mandatario cordobés le agradeció irónicamente a Cristina Fernández el envío de los gendarmes a la provincia cuando ya no eran necesarios “@CFKArgentina agradecemos el anuncio de enviar 2000 gendarmes. Hacían falta anoche. Hoy el conflicto está resuelto.” Recordemos que esta mañana, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich había manifestado en conferencia de prensa: “En este teléfono no hay ningún llamado del gobernador José Manuel de la Sota”. Y lanzó que la cuestión de la seguridad “compete al gobierno de la provincia de Córdoba”. Por su parte, el secretario de Seguridad Sergio “Rambo” Berni dijo que “el pedido de auxilio de De la Sota fue una payasada”, mientras que el ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo señaló que la actitud del gobernador cordobés fue “mezquina e irresponsable” y que “especuló política y mediáticamente de manera lamentable”. En su conferencia de prensa, De la Sota respondió al Gobierno por la ausencia en la provincia. “Es como si los cordobeses tuviéramos que quemar nuestro DNI porque pareciera ser que algunos no nos consideran parte de la República Argentina”, dijo.
A su vez el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) advirtió que detrás de los saqueos que se produjeron en las últimas horas en la provincia de Córdoba no sólo se encontraría la pobreza e indigencia estructural, sino que además podrían tener vinculación con el relevo de la cúpula policial en septiembre pasado por complicidad con el narcotráfico. ¡Una mirada diferente! Según entiende el instituto, que dirige Isaac Rudnik, estos saqueos podrían tener alguna vinculación con el relevo de la cúpula policial ocurrido en septiembre pasado, cuando un grupo de policías fue acusado de complicidad con el narcotráfico. Aunque, de todos modos, ISEPCi no deja de lado la cuestión fundamental de la pobreza e indigencia que se vive tanto en dicha provincia como en todo el país. “La pobreza y la indigencia estructural que se mantuvo y mantiene a pesar de mas de una década de alto crecimiento, es base para el innegable incremento de la distribución y el consumo de drogas y el crecimiento del narcotráfico, para la corrupción policial, y de otros funcionarios del estado”, explica. Compartimos el texto completo, para sumar visiones que permitan comprender lo ocurrido en Córdoba, sin dejar de lado la denuncia muy creíble de LPO: “Desde ayer martes 3 de diciembre la ciudad de Córdoba se ve sacudida por dos hechos que transcurren en simultáneo: el acuartelamiento policial para motorizar un reclamo salarial, y una ola de saqueos y asaltos masivos a diversos negocios de la ciudad. En un país cuyo PBI no deja de crecer, pero en el que las remuneraciones de los empleados públicos están permanentemente retrasados, y persisten altos niveles de pobreza e indigencia, los reclamos de aumento de sueldos por parte de las fuerzas de seguridad no es un elemento que haya estado ausente en los últimos años, como tampoco los intentos de apropiación compulsiva de alimentos y otros elementos de primera necesidad, por parte de los sectores mas necesitados con la proximidad de las fiestas de fin de año. Pero en este caso hay una par de elementos diferentes que son significativos. Hace dos meses, en el mes de setiembre, la cúpula de la policía de Córdoba fue relevada por complicidad con el narcotráfico.”
“Un supuesto agente encubierto denunció a los propios jefes de la división policial encargada de la lucha contra los narcos. En allanamientos posteriores la justicia habría incautado documentación probatoria de la protección policial a varios personajes implicados en diversos hechos delictivos. Los policías de alto rango acusados permanecen detenidos. Por otro lado desde el Índice Barrial de Precios, los porcentajes de pobreza e indigencia que verificamos en Córdoba, como en el conjunto del país, triplican a los que anuncia el Indec. La pobreza no baja del 26%, mientras que las personas y familias indigentes -que no tienen los recursos suficientes para alimentarse- sobrepasan el 7%. Sin embargo ayer y hoy, llamativamente se vieron menos habitantes de los barrios humildes pidiendo y buscando alimentos, y más imágenes de motociclistas haciendo ostentación de armas y disparando al aire recorriendo los barrios, e intimidando a la población. La pobreza y la indigencia estructural que se mantuvo y mantiene a pesar de mas de una década de alto crecimiento, es base para el innegable incremento de la distribución y el consumo de drogas y el crecimiento del narcotráfico, para la corrupción policial, y de otros funcionarios del estado. Si efectivamente se quiere ir a la raíz de los problemas que producen este tipo de situaciones no se debe eludir la mención de estos temas que están en la base. El gobierno de la provincia de Córdoba que negoció y firmó un acuerdo con la dirigencia de los policías acuartelados, afirma enfáticamente que los saqueadores no eran familias necesitadas. Pero nadie dice quienes fueron”, termina diciendo el informe del ISEPCi, con el cual se puede estar parcialmente de acuerdo, pero sin dejar de ver la neta y clara complicidad, como mínimo, de las autoridades nacionales especialmente de parte del “Chino” (no justamente por sus ojos, sino por su pasado maoísta) Zaninni.
Cristina Fernández abandonó el luto característico en su vestimenta y llevó adelante el acto oficial donde se tomó juramento a los nuevos funcionarios nacionales: la Ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, ayer varias veces buscada telefónicamente por Gonzalez y la Ministro cordobesa de su misma área; y el nuevo titular del Sedronar (Secretaría de Programación para la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico), el sacerdote Juan Carlos Molina, a quien la Iglesia no acompaña y hasta se le quitó la potestad de dar los sacramentos mientras dure su gestión. La Presidenta se mostró de buen humor y relajada, y prefirió no dar declaraciones o referirse a la dramática situación que se vive en la provincia de Córdoba. Mientras tanto según relataba “La Voz del Interior”, robaban otra vez en Donato Álvarez al 8.400, en barrio San Vicente y en un centro de distribución de Disco en Villa El Libertador. ¡Hay activistas que se mezclan con los vándalos! Denunciaba este medio. Se divisó una camioneta blanca frente a la Gobernación de Córdoba y se divisan al menos 4 quemas de gomas en distintos puntos de la ciudad con el sonido de fondo de bombas de estruendo. El centro de distribución de Disco en Villa Libertador, en la periferia sur de Córdoba capital, comenzó a ser saqueado pasadas las 10 de la mañana, según reportó La Voz. Se trata de un depósito de grandes dimensiones de Centronor S.A. Logística y Distribución, ubicado en una colectora de Circunvalación, a unos 1.500 metros del barrio. Al menos dos jóvenes fueron detenidos por policías que llegaron al lugar, y hubo al menos un joven linchado por los vecinos. Desde una barriada vecina hicieron un boquete e ingresaron a robar, pasadas las 9 de la mañana, nuevamente en un local de Minicuotas Ribeiro Hogar en avenida Donato Álvarez al 8.400, en barrio Argüello de Córdoba capital. Del lugar salían personas con cajas con distintos productos. En la zona también se observan varios negocios asaltados Una dotación de bomberos apagaban en las cercanías un incendio, aparentemente producto de las barricadas de los vecinos.
Toma cuerpo por estas horas, la versión de un posible acuartelamiento de policías en Córdoba, que permitió la situación de saqueos que vive la provincia en estos momentos, podría reproducirse en Santa Fe, donde la fuerza policial también muestra signos de malestar. Todas las policías provinciales están pendientes de los acuerdos a los que llegue el gobernador José Manuel de la Sota con los policías cordobeses y así sumarse a esta ola incontrolable que en su versión inicial al menos contó con el beneplácito de Olivos y Casa Rosada. En Santa Fe está en marcha un sistema de premios y castigos para los agentes que ya tiene media sanción en el parlamento provincial. La posibilidad se ha puesto de manifiesto frente a la situación que se vive en Córdoba, que es observada por las policías de cada una de las provincias, que se ven afectados por problemas salariales similares. Por lo pronto, una web lanzó la versión de que se estarían realizando intensas “reuniones de cuadros subalternos y superiores entorno a la necesidad de salvaguardar los salarios policiales”. La versión sostiene que la policía le exige al gobierno provincial que replantee “la judialización de la actividad, cuestión que envuelve al 70% de la policía santafesina”. El rumor que corre por estas horas es que: “En estos momentos existen varias reuniones donde se define el posible acuartelamiento de la fuerza policial. Independientemente de esta situación mañana las jefaturas de Rosario y Santa Fe van a ser pasibles de protestas policiales”. Lo cierto es que cualquier clase de arreglo salarial al que llegue el gobernador José Manuel De la Sota con la Policía de Córdoba será observado por el resto de las policías del país, que podrían querer reclamar acuerdos similares en sus provincias, generándose un verdadero caos nacional al verse desbordados los gobernadores de provincias chicas –como Chaco, Tucumán, Catamarca, etc.- y provincias grandes como Buenos Aires y Santa Fe.
Una treintena de efectivos de la bonaerense se congregaron frente a la fiscalía para “brindar apoyo” a otro detenido acusado de homicidio. El jefe distrital descartó un acuartelamiento, aunque el síndrome Córdoba está aquí también presente aunque por un motivo totalmente diferente. El intendente, “Cachi” Gutiérrez, juró este miércoles como diputado nacional, justamente en un bloque, “¡Oh… sorpresa, opositor!” El episodio se produjo justo cuando se resolvía el conflicto de los policías acuartelados en Córdoba y en medio de versiones un eventual problema similar en Santa Fe. No obstante, el jefe distrital de la policía bonaerense en Pergamino, Javier Villalba, aseguró que los policías que llegaron a fiscalía lo hicieron en apoyo del sargento detenido y descartó un posible acuartelamiento, informó el portal La Tecla. Todo parece haberse salido de cauce, y mientras tanto el bocón de Jorge Capitanich se encuentra refugiado en Paraguay y el “Rambo” Sergio Berni integraba la fila de aplaudidores de Cristina Fernández. Lo que nadie sabe es que es lo que está pasando con los Gendarmes que iban a ser enviados a Córdoba. ¡Realmente preocupante y peligroso este Estado nacional en manos de estos infanto delincuentes del gabinete cristinista!
Buenos Aires, 04 de Diciembre de 2013.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s