La derrota de la estrategia de Cristina

.

Después de ensayar una estrategia de ajuste ortodoxo, en manos del ministro marxista, los mercados no reconocen como válidas las medidas y mantienen la desconfianza. Aumentos generalizados para acomodarse al nuevo valor del peso devaluado en la industria, los alimentos y el agro: ¿dónde quedó el listado de precios acordados? Con una Presidente ausente, la economía y el gobierno en manos de dos reconocidos marxistas (uno maoísta nato), sólo intentan hacer pie tras los anuncios devaluados del Jefe de Gabinete, que ya nadie cree.

Una mayor cosecha no supone necesariamente más cantidad de dólares, y las previsiones para este 2014 indican que la producción agrícola argentina del ciclo 2013/2014 aunque alcanzarían a 104 millones de toneladas, lo que implica un crecimiento del 4% sobre el período 2012/2013, no lograrían aportarle al Gobierno Cristina Fernández un ingreso de divisas que superen a las del anterior período pues caerían un 5% por efecto del menor saldo exportable y la baja de los precios mundiales. En 2002 –Gobierno de Duhalde y con Roberto Lavagna como ministro de economía-, bajo el impacto “positivo de la devaluación”, las exportaciones representaban el 25% del PBI nacional; hasta el año 2005 inclusive se mantuvieron por encima del 22% y luego sufrieron una leve baja. En 2009 y con el Gobierno CFK éstas perdieron incidencia relativa y en los años 2012 y 2013 éstas se lograron mantener en torno al 16% del PBI, lo que muestra un muy claro retroceso, más allá de que el PBI nacional del año 2009 fue notoriamente superior al de 2002 y también al del año pasado.

La participación de los productos agrícolas en el total de las exportaciones arrancaron con un casi 60% en 2002, decayeron al 55% en 2009 y durante el pasado año solo fueron el 41,4%, lo que determina que el sector agroindustrial aunque mermando su participación en las exportaciones, en la enorme mayoría de los casos debido a erradas políticas gubernamentales que incidieron hasta en la pérdida de mercados tradicionales (como la cuota Hilton en el mercado cárnico, las exportaciones de trigo al mercado brasileño y las de aceites y biocombustibles al mercado español y europeo), fueron desde la crisis de 2001 el de mayor rol en el comercio exterior. Es importante reconocer que en lo que va del siglo XXI los “términos del intercambio” fueron totalmente favorables, y como nunca antes lo había sido –salvo períodos muy acotados de fines del siglo XIX y de la primera mitad del siglo XX-; en cuanto a precios y a demanda mundial el kirchnerismo obtuvo lo que ningún otro gobierno pudo conseguir desde los comienzos mismos del siglo XX, pero estos beneficios incalculables no fueron acompañados por una gestión exitosa y por tanto el panorama local desde el mismo 2007 fue de continua “incertidumbre”.

A las enormes ventajas, y como consecuencia de la incertidumbre interna, fruto de impolíticas agropecuarias y de una coyuntura más riesgosa por la constante caída en los márgenes de ganancia, producto del sostenido atraso cambiario –que se opuso a la anterior política de “tipo de cambio competitivo”- erosionó las ganancias, generando salvo en la soja, una constante pérdida de rentabilidad de los productores agropecuarios desalentando la multiplicidad de productos de siembra en zonas marginales, menos aptas para la agricultura generalizándose el abandono de productos tradicionales como el cárnico, el lechero, el de la siembra de maíz, trigo, cebada, centeno y girasol por nombrar solo a los productos más tradicionales del campo argentino. Esto generó retrocesos en las áreas sembradas y además “profundizó la tendencia hacia una agricultura de monocultivo, por lo cual la soja emerge como el grano estrella en desmedro del resto”. Nuestro campo se convirtió en sojodependiente por que es más barato sembrarla por el menor costo de implantación y porque además requiere menos uso de fertilizantes. A ello se le suma la inexistencia de controles para la exportación, a diferencia de lo que ocurre con el maíz y el trigo y aunque son pasibles de mayores retenciones estas tres condiciones realizaron esta perversa concentración granaria y de aceites y biocombustibles.

Así como en el pasado año 2013 faltó trigo y la harina terminó encareciéndose en más de un 40%, el presente ciclo productivo muestra que la cosecha estará alrededor de las 9,5 millones de toneladas, con un muy leve crecimiento respecto de las 9 millones de toneladas del año que pasó y que terminó generando faltantes para abastecer el mercado interno, la actual producción de lograrse volvería a generar una notoria reducción de los saldos exportables. La situación del maíz es aún peor porque a la disminución del área sembrada deberá sumársele que los productores al no contar con precios suficientes que les garantice rentabilidad se están pasando a la soja por lo que la actual campaña entregará 23 millones de toneladas contra las ya mermadas 25 millones del año pasado. Aunque el mercado de oleaginosas haya aumentado hasta alcanzar casi 55 millones de toneladas Carolina Schuff de “abeceb.com” precisa que “Vamos a tener una caída en el saldo exportable, de maíz habrá 3 millones de toneladas menos y en trigo 1 millón menos. Sumado a la tendencia a la baja de los precios internacionales, esto hará que las divisas que aporta el complejo agrícola y sus subproductos (harina, aceite y biodiesel) caigan un 4,6%”. Este aporte será de US$ 24,9 mil millones generando un panorama regresivo, al que se le suma que el panorama de la industria hasta hace 10 días “adormilada” especialmente por el bajo crecimiento de la economía brasileña, y su consecuencia una baja de las exportaciones automotrices hacia ese mercado, terminarán con que las ventas totales (exportaciones al exterior) serían de unos US$ 83,2 mil millones, o un 0,2% menores a las de 2013.

Lo que quedaba por ver era como iban a comportarse los productores durante el primer trimestre de 2014 ya que estimaciones serias contaban que de la campaña pasada existiría un stock de 8 millones de toneladas de soja sin vender; el doble del stock que esos mismos productores se habían guardado en años anteriores. Equivocadamente Schuff decía el pasado 12 de enero (hace apenas 17 días) “el Gobierno busca incentivar a los productores a liquidar la soja ofreciéndoles un bono que les compensa la evolución del tipo de cambio de acá a 6 meses. De esta manera intentan neutralizar las expectativas de devaluación –lo que sucedió brutalmente entre el 22 y el 24 pasados- Para el productor es un incentivo porque el precio internacional está a la baja. Pero todavía no dio el resultado esperado”. Tras estas apreciaciones de la especialista, llegó la realidad y el Gobierno Nacional especula a corto plazo. Cree que a partir de marzo la liquidación de la producción sojera le aportará los dólares que necesita para sostener (otra vez en un corto plazo) a la economía. Supone, además, que el dólar a $8, obtenido tras el “ajustazo” y la fuerte devaluación de la semana pasada, es suficiente incentivo para que los productores vendan los granos guardados en silobolsas y traigan dólares. ¡Se equivoca! Desde la “Mesa de Enlace” de las entidades agropecuarias advierten que un dólar a ese valor no es un “incentivo” para la liquidación por el escenario inflacionario y que la suba de la divisa estadounidense impactará en los costos de la producción. Carlos Garetto, titular de Coninagro, la entidad que agrupa a los pequeños productores, este aseguró este miércoles que el dólar a $ 8 no es un “incentivo” para que los productores de granos liquiden sus cosechas al exterior y advirtió que “por ahora” los pequeños productores no venderán sus productos para que ingresen más divisas al país. “El grueso de los saldos de producción de granos no está en manos de los pequeños productores, está en las grandes cadenas y exportadores. La comercialización se para por etapas. El productor va vendiendo de acuerdo a las obligaciones de cada uno, cuando tiene que afrontar compromisos comerciales, financieros o impositivos”, explicó el dirigente agropecuario.

Aquí comienza a caerse la estrategia que el ministro Axel Kicillof le había “vendido” cual actual “relato” a la Presidente. “No creo que esto (por el dólar a $ 8,01) sea un incentivo a liquidar, más cuando hay un proceso inflacionario en pesos. Hoy no sabemos el tipo de cambio, no sabemos en dónde se va a parar, y por ahora no se va a liquidar, a menos que haya un conflicto o una obligación muy fuerte, que se convierta en un proceso normal, como todos los años”, afirmó en declaraciones a Radio Del Plata. Según dijo Garetto, los ruralistas no exportan porque “protegen sus productos para poder afrontar los costos de la próxima campaña o el ciclo productivo”. Por su parte, Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina, otra entidad de la Mesa de Enlace, advirtió que la devaluación “sólo beneficia a unos pocos exportadores”. En declaraciones a radio Continental, el dirigente aseguró que, si bien con la devaluación se va a poder exportar más carne, esto “traccionará los precios internos”, planchados desde que en 2009 el Gobierno Cristina Fernández creó mercados de hacienda en lugares estratégicos del Interior, y subrayó que “el tambero cobra dos pesos con veinte o dos pesos con treinta por litro de leche” y “así no puede seguir produciendo” Buzzi advirtió sobre el impacto de la devaluación sobre los insumos en dólares y que persiste la desconfianza en la economía que obliga a los productores a no liquidar parte de la cosecha, y solo vender lo necesario para afrontar compromisos. “Hay mejora parcial en el campo, pero compramos insumos en dólares”, dijo. “Desde La Quiaca hasta Tierra del Fuego, compramos insumos que cotizan en dólares: fertilizantes, agroquímicos, repuestos para tractores y todo a precio de dólar oficial o blue en muchos casos”, aseveró. “Se liquida el 80% de los granos y en algunos casos el 100% porque hay deudas. Los que pueden se quedan con un 20 o un 15% disponible en reservas porque pueden aguantar y no confían en la economía”, aceptó Buzzi. En este sentido, Carlos Garetto, de Coninagro, aseguró que “hay demasiada incertidumbre” y que no habrá liquidaciones “hasta que se aclare el panorama”.

Derrotada la estrategia y el “relato kicillofiano”, y caídos en la realidad, que como bien dijere aquel viejo cuan león herbívoro “la única verdad es la realidad”, y esta marca que así como desapareciere el “blanqueo de Moreno, Lorenzino, Kicillof y Echegaray”, y los bonos de aquél, la nueva realidad hizo desaparecer los dólares de la soja no colocada en el mercado por los supuestos “incentivos” del bono agropecuario, mientras las reservas del Central por las pérdidas de las ventas mayoristas, los pagos de deuda y la seudo apertura del cepo se encontraban ayer en US$ 29,4 mil millones y en bajada por lo que “Todo el mundo está viendo qué va a pasar, no hay una perspectiva, y hay demasiada incertidumbre, no hay un programa económico que marque una perspectiva para adelante y eso hace que se retraiga todo el proceso. (No habrá liquidaciones) hasta que se aclare el proceso o el panorama o haya un situación que despeje la incertidumbre”, remarcó. “Si liquida a $ 8,01 se queda con los pesos y ¿qué hace con eso? Hoy nadie le da precio para la cubierta para el tractor, ni combustible, ni agroquímico, atados al dólar. Va a ir liquidando en la medida que tenga que cumplir obligaciones comercial, financiera o impositiva”, sentenció Buzzi. Pero tras el “kicillofazo” del 22 al 24 de este enero nuevamente se puso de manifiesto que el marxista ministro de economía, no logra congeniar una “política económica” sea del cuño que sea: ortodoxa, neoliberal, socialiberal o heterodoxa. Kicillof y Cristina Fernández han perdido totalmente el rumbo y en Argentina se produce un escenario que muestra “escenas que dibujan un modelo en fuga”. Tras la nota que le dedicó al ministro Axel Kicillof, el “New York Times” un periódico pro demócrata, pero con ideas económicas más ortodoxas que heterodoxas, publicó esta vez una editorial sobre la situación económica que atraviesa la Argentina. En el artículo “Argentina, al borde” (le falta aclarar de un ataque de nervios), el reconocido diario norteamericano cuestionó las políticas implementadas por el gobierno nacional en los últimos años y celebró las últimas medidas anunciadas, aunque advirtió que serán necesarias más decisiones de ese tipo.

“La presidente Kirchner ha despilfarrado la recuperación que vivió su país en los años manera parcial con la impresión de pesos”, advirtió el matutino. Que aplaudió como medidas las “imposiciones de la realidad” tras el fracaso estruendoso del viaje a Francia para intentar un acuerdo con el Club de París, la cuestión “stand by” de los juicios de los Fondos Buitres, los rechazos a los pedidos de crédito al BM, etc., lo que coloca a Argentina ante la disyuntiva al carecer por completo de financiamiento internacional necesitando adoptar el ajuste y la devaluación para intentar salir del paso. Al mismo tiempo, el “New York Times” señaló que la mandataria “también ha herido la economía al elegir batallas innecesarias con inversores y empresas privadas”. “En los últimos años, nacionalizó una empresa petrolera, una aerolínea y el sistema de jubilaciones. Además, en 2011 el país implementó controles sobre cuántos dólares pueden comprar sus ciudadanos, lo que ha ayudado a crear un próspero mercado negro para la venta de cambio y ha socavado la confianza pública sobre las políticas económicas del Gobierno. Una encuesta reciente muestra que tres cuartos del país dijo que la economía se dirigía en una mala dirección”, indicó. De todas formas, el popular diario de USA destacó que “los funcionarios del Gobierno han empezado a dar pequeños pasos hacia la corrección de los errores pasados”. “Por ejemplo, el ministro de Economía, Axel Kicillof, ha estado negociando una compensación por la incautación de la petrolera YPF realizada en 2012. Además, la Argentina dará a conocer un nuevo índice de inflación el mes próximo para convencer al FMI de que vuelva a aceptar sus estadísticas.”, detalló. De todas formas, el editorial concluyó con una advertencia: “La presidente Kirchner tendrá que tomar medidas mucho más audaces para reparar el daño”.

Desde los inicios mismos del Gobierno del kirchnerismo decíamos en estos artículos que el país tenía por delante varios frentes de tormenta; el primero era que arreciaba el proyecto continuista y hegemónico previamente implantado en su Santa Cruz natal, y que nacionalmente se especificaba en “la alternancia de la pareja, conformada por Néstor y Cristina”, alternancia que se derrumba a la muerte del primero y que no logra tras la importante victoria de 2011convertirse en plebiscitaria en 2013. El segundo frente tormentoso era la implementación de una política interna desacertada en sus inicios, porque siguiendo el concepto económico de Aldo Ferrer de “vivir con lo nuestro” descartan la posibilidad cierta en ese entonces de pasar de la etapa del “crecimiento” a la del “desarrollo sostenido y sustentable”. Aquella inicial política desacertada se convirtió en muy corto tiempo en una gestión “verdaderamente destartalada” generadora de pérdida del autoabastecimiento energético y de combustibles, inflacionaria (desde 2009 a la fecha la inflación anual nunca bajó del 20%). Creadora de empleo “sucio”, o sea empleo asentado en el empleo estatal que pasó de tener 2 millones de empleados (nacionales, provinciales) en 2003 a elevar esa planta hasta llegar a los 3,2 millones existentes en la actualidad; ese “empleo sucio” se generó paras poder transformar en empleados a desempleados ocupados por el Estado y que de esa manera pasaron a las estadísticas. También fue ese Gobierno Cristina Fernández el que repartiendo planes sociales clientelares borró de las mencionadas estadísticas casi otros 2 millones de conciudadanos, obteniendo como contrapartida el “relato” del “pleno empleo” y el de haber reducido la pobreza y la indigencia; pero todas estas “seudo soluciones prebendarias” generaron una muy marcada “insuficiencia fiscal” que se tradujo en un notorio y en aumento del déficit fiscal (el año 2013 cerró con un déficit de $ 160 mil millones) y en una impresionante presión impositiva, la más grande de toda la historia nacional y una de las más importantes a nivel mundial (del progresista gobierno nac&pop) que atacó a las clases medias y a una importantísima porción de empleados, obreros y hasta jubilados.

Aquellos frentes tormentosos de los primeros años del Gobierno kirchnerista se fueron complicando, y tras la muerte del ideólogo y verdadero jefe del mismo, trastocaron en copiosas lluvias con vientos huracanados, que no solo desnudaron profundamente las falencias del pretendido “modelo”, sino que inundaron el país siendo a la vez arrasado por aquellos vientos descontrolados. En la etapa en que ese “modelo” comienza a hacer agua, el cristikirchnerismo lo enfrenta renacionalizando las delincuenciales AFJP –una medida absolutamente legítima-, que se bastardea al emplearse los fondos de las mismas nacionalizadas (de cerca de US$ 150 mil millones) para financiar al Tesoro nacional principalmente ya con inicios de tendencia al déficit fiscal, y para generar “buenas noticias” como los planes de AUH, de computadoras para estudiantes y abuelos, de insustanciales planes de créditos para la vivienda, etc. De la misma época es la renacionalización de Aerolíneas Argentinas y Austral, empresas que habían sido “vaciadas” inicialmente por Iberia (o sea el Estado Español) y luego por Marsans que, cabe señalar aún es tenedor y dueño de las acciones de aquellas a las que el Estado nacional debió auxiliar con más de US$ 4,8 mil millones y que solo el año 2013 perdió US$ 246 millones, que como corresponde salieron del Tesoro, Tesoro que es financiado por la ANSeS, o sea por los dineros de los jubilados bajo la gestión de los jóvenes camporistas –Mariano Recalde, Axel Kicillof y Wado De Pedro entre otros-. Es de esta misma huracanada época en que se subsidian indiscriminadamente y para solventar el “bolsillo de inescrupulosos empresarios y funcionarios venales” colectivos, trenes y subterráneos, tarifas eléctricas, de gas y de agua y cloacas produciendo dos notorios efectos devastadores para el país: la pérdida absoluta del “autoabastecimiento de petróleo y gas”, así como la gigantesca “fuga de capitales” que sólo desde 2007 fue de US$ 23,4 mil millones, o sea casi la misma cifra con que hoy contamos de reservas totales, ya que las líquidas –en divisas y oro- apenas están en US$ 9 mil millones, o sea que hoy tenemos casi las mismas reservas líquidas con las que contó el Gobierno Duhalde al hacerse cargo pos crisis de 2001.

Lo realmente grave es que en el medio de ambos hechos, sucedieron once años de continuo crecimiento, 6 de ellos a tasas chinas del 8 y 9% anual, y donde además de este desaprovechado período económico con los “términos del intercambio” favorables como nunca antes, se logró casi lo imposible que es volver a estar con el desempleo, la pobreza y la indigencia en franco crecimiento llegándose durante el año 2013 a valores de un 11% real de desocupación, un 35% de pobreza y un 8% de indigencia, según estudios como el del Observatorio de la UCA y de consultores internacionales –Celam, BM, ONU, OEA-. Todo ello tras las mentiras de creación de empleo “sucio” y el manipuleo degenerativo de los índices por parte del INDEC, esos a los que hace alusión la Presidente Cristina Fernández de Kirchner para decir alegremente que nuestro país es el que encabeza el ranking de mejores salarios medidos en dólares de toda América Latina. (Ver artículos al respecto del autor) Ante el cúmulo de “malas noticias” Cristina Fernández, ya en su segundo mandato expropia sin pagarla aún la previamente “vaciada” con el consentimiento y la colaboración de Néstor y Cristina YPF, empresa que había llegado a ser la única Empresa Multinacional del Estado Argentino, con pozos y destilerías hasta en el mismo EEUU y en países tan importantes como Brasil, Ecuador, Perú, Venezuela, Arabia Saudita y el mencionado Estados Unidos de Norteamérica. Esta expropiación que le iba a costar –el acuerdo acaba de caerse- al país cerca de US$ 5 mil millones, más compensaciones y áreas en Vaca Muerta y otros nuevos yacimientos de “shale oil y shale gas” por cerca de US$ 4 mil millones más, pagaderos por una empresa que pierde presencia mundial (todo aquello que tenía pasó a manos de Repsol y dejaron de ser de YPF) y además viene perdiendo capacidad de explotación y producción tanto de petróleo como de gas lo que implican enormes importaciones de petróleo crudo y gas por más de US$ 15 mil millones solo en 2013, y que aumentarán durante 2014 y 2015 pues la producción nacional –YPF más todas las otras empresas radicadas y asentadas aquí- no alcanza a cubrir la demanda interna.

Aquellas tormentas, como ya dijimos, lejos de disiparse, se fueron agravando, y la “debilidad intrínseca del Ejecutivo” (ausencia por enfermedad presidencial, deficiente gobernanza sancionada en dos oportunidades durante 2013 -11 de agosto y 27 de octubre- por el pueblo, soporta además “penosamente aquellos ventarrones convertidos hoy en huracanes destructivos”. ¡Nada de lo que pretendía Cristina Fernández se ha cumplido! Tras el “relato” que fraguaron ideologías perimidas y de muy diverso origen (Laclau, Foster, Ferrer, Zannini y varios más de menor cuantía y peso específico), esas “seudo profecías” se trastocaron en un muy rotundo fracaso. ¡Hoy Cristina –lo que quedó del kirchnerismo- no tiene hegemonía de gobierno ni tampoco encuadre estatal para implementar políticas! ¡No políticas de Estado, eso es totalmente impensable ya, sino simples y bastardas políticas! Esta paradoja de las “consecuencias de un seudo modelo en fuga” no es una cuestión abstracta, pues cuando los gobernantes olvidan atenerse a la Constitución Nacional, respetando la división de poderes y las genuinas reglas de la alternancia, financiando con recursos genuinos al Estado y dando por tanto respaldo a la moneda nacional, mucho más temprano que tarde brotaran rebeliones sociales y se ahondará la inseguridad y loas desigualdades, algo de lo que tenemos muy malos y recientes ejemplos. Resultó llamativamente exagerado el operativo que el Gobierno dispuso sobre la Avenida 9 de Julio, con Gendarmería Nacional y Policía Federal, en el marco de una manifestación de Barrios de Pie, en el día de hoy. ¿Es que acaso van a reprimir la protesta? ¿O sólo buscan intimar? Como sea, este despliegue deja en evidencia el creciente nerviosismo que hay en la Casa Rosada, dispuesta a reprimir para invisibilizar la conflictividad social. La agrupación Barrios de Pie se movilizó esta tarde hasta el Ministerio de Desarrollo Social para reclamar que sean ajustados los salarios de los cooperativistas que, dijeron, fueron “comidos por la inflación”. Norma Morales, del Frente Progresista Cívico y Social y de Barrios de Pie en Avellaneda, alertó: “La reciente devaluación del peso en un 40% implica una serie de medidas que protejan a los más de 10 millones de argentinos pobres”. Lo sorprendente no es la movilización en sí, sino la respuesta del Gobierno nacional: un despliegue exageradamente insólito de efectivos de Gendarmería y Policía Federal, con perros y camiones. “¿Es que acaso piensan reprimir la protesta? ¿O sólo buscan intimar? Como sea, resulta llamativo este operativo y deja en evidencia el creciente nerviosismo en la Casa Rosada, dispuesta a reprimir con tal de invisibilizar la conflictividad y el malestar social” acotó la dirigente.

La atmósfera del año que se inicia es la de una navegación en plena tormenta huracanada sin mira clara alguna de saber hacia donde nos dirigimos. ¿Es posible que, tras 3 décadas de experiencia democrática, volvamos siempre a tropezar con los mismos y reiterados escollos? Aunque esta no es una tormenta generalizada, la inexperiencia y la soberbia, además del autismo pueden conducirnos hacia una de ellas. Los sentimientos de quienes consumen en demasiada abundancia, como corolario de su servilismo oficialista y no sufren las privaciones que los obligan a sobrevivir a la intemperie, no pueden entender a aquellos otros pobres desgraciados de la mano de Dios.

Buenos Aires, 29 de Enero de 2014.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

Desde Argentina: Lo perverso del juego siniestro

Durante la cumbre de la CELAC en La Habana, Cristina Fernández aprovecha la oportunidad para visitar a Fidel Castro y este firma fotos suyas para los amigos de ella. Imagen publicada en la cuenta de twitter de la presidenta argentina,

 

 

 

La enorme perversidad que se esconde tras la totalidad de las medidas anunciadas y desmentidas, día tras día, logran que el ciudadano sienta alivio cuando encuentra algún resquicio, hueco o rendija en las normativas del juego siniestro, macabro y totalmente perverso que nos obliga a jugar este gobierno turbulento e incapaz. Desde hace ya 25 meses el pueblo no puede hacer con su vida todo aquello que la Constitución Nacional le otorga como derecho, es más se le ha impuesto una serie de reglas de corte antidemocrático, estalinista y fascistoide que nos impide movernos dentro de los cánones del capitalismo que aquella norma superior adopta como forma económica.

 

Hemos llegado a la anomia de aceptar como válido que un gobierno desorientado, infantil e incapaz nos dicte medidas que afectan nuestra condición de ciudadanos libres. Hemos llegado a aceptar como válido que se nos impida jugar el libre juego de la oferta y la demanda en nuestras relaciones económicas entre ciudadanos y entre éstos y el propio Estado, porque el Gobierno Fernández de Kirchner impone reglas, normas y hasta leyes que contradicen abiertamente el espíritu de libertad, y del ejercicio del comercio que consagra los Artículos 14 y 14bis de la Suprema Ley de la Nación. La textura doctrinaria de la Suprema tenía desde 1853/60 un techo ideológico múltiple, con claros ingredientes “liberal-individualistas”, cristianos tradicionales que luego de la derogación de la Constitución de 1949 en 1957 mantiene (o incorpora) datos propios del “estado social de derecho” (Sagües Néstor P. “Elementos de derecho constitucional). Asimismo la reforma de 1994 ha adicionado derechos de “tercera generación” (posteriores al constitucionalismo liberal, y al social, como los referentes a la ecología y a los usuarios), y acentuó el tramo social de la misma. Como indicadores de este rumbo pueden mencionarse la inserción justicialista expresa del principio de “justicia social” –arts.75, inc. 19-, la repetida alusión a la tesis de igualdad real de oportunidades –arts. 37 y 75, incs. 19 y 23, que importan un tema muy preciado para el “estado social de derecho”, frente a la anterior postura liberal de “igualdad formal”“ante la ley”, sentada en el art. 16-.

Aquella “textura doctrinaria” amplia ciertas políticas evidentemente sociales y hoy no tenidas en cuenta o “mal tenidas en cuenta” por este régimen, como la promoción de empleos y formación de trabajadores –art. 75, inc. 19-, y otras que insinúan un protagonismo estatal en el control de monopolios “naturales y legales”, o de cuidar la no distorsión de los mercados –art. 42-;  de allí las cláusulas que en éste velan por los consumidores muestran, correlativamente, una actuación oficial, por lo demás legítima, que interviene y regula el comportamiento de la mencionada “oferta y demanda”. Idénticamente puede inferirse de las normas que fomentan la“productividad de la economía nacional” y el “desarrollo humano” –arts. 75, inc. 19 y 41-. Otra de las notas incumplidas, sino arrasadas por la administración cristinista de “democracia social”, son las formas de democracia semidirectas de actuación popular, a través de referendos o consultas -que advierten los arts. 39 y 40-. Ante las posiciones neoliberales y socialiberales impuestas y adoptadas alegremente en las dos últimas décadas que reclaman “el desmantelamiento del estado social” (“Del Estado de bienestar al Estado de malestar”, García Cotarelo, Ramón), nuestros constituyentes tomaron, al menos según la redacción de lo aprobado, una decisión opuesta: a saber “la de sostener, bien que adoptando previsiones –hoy totalmente contradichas por el disloque reinante- como la de defender el valor de la moneda”art. 75, inc. 19- y “encuadrar el presupuesto general de cálculos y recursos conforme al “programa general de Gobierno y al plan de inversiones públicas”” –art. 75, inc.8-. Toda la actuación del segundo mandato de Cristina Fernández contradice muy específicamente todos y cada uno de estos mandatos, si bien esto viene sucediendo ininterrumpidamente desde la misma “privatización de las empresas de servicios públicos de propiedad del Estado” –o sea de los ciudadanos y no del Gobierno de turno, como pretende realizarse tanto en el gobierno neoliberal de los 90 (del que la pareja Kirchner fueron principalísimos actores), como desde las administraciones socialiberales de la Alianza radical-frepasista, como del gobierno seudo progre de Néstor antes y de Cristina más tarde-; se termina por harto poner muy de manifiesto, e irreversiblemente en diciembre 2013 donde los autoacuartelamientos policiales, y su secuela de robos, saqueos y muerte, fue seguida de apagones y gigantescos y sostenidos cortes de energía eléctrica aún perdurantes en este enero de 2014.

Ante el continuo y perverso avasallamiento de los derechos constitucionales por parte de un gobierno que tiende permanentemente a seguir las “reglas de un juego perverso” y antidemocrático interesa apuntar que el Perfíl político de la Constitución reformada del 94 subraya específicamente su “naturaleza democrática”; en el texto liberal de 1853/60 no se incluía categóricamente el concepto de “democracia”, que luego de las reformas de 1957 y 1994 aparece muy expreso en los arts. 36 –donde se condenan los golpes de Estado, el enriquecimiento ilícito a costa del fisco, se anuncia la subsistencia de la vigencia de la Constitución pese a un eventual régimen de facto y se postula una ley de “Ética pública”-; el 38 –relativo a los partidos políticos-; el 75, incs. 19 –educación según valores democráticos- y 24 –sobre tratados internacionales que respetan el orden democrático-. Todo lo antedicho es sacrílegamente desoído por el actual gobierno pues incumple lo normado respecto del enriquecimiento a costa del fisco; no atiende el postulado de una Ley de ética pública, no cumple con el inciso 19 al no haber avanzado luego de 10 años de gobierno kirchnerista en igualar educativamente a las diferentes capas y estratos sociales, aunque haya incrementado exponencialmente el dinero  al servicio de la educación (“!gasto improductivo”, o “mal gasto de los dineros del Estado”), asimismo la totalitaria práctica de incluir conceptos partidarios en la educación –La Cámpora realizando proselitismo en escuelas primarias y secundarias- atentan específicamente con lo normado en el art. 75, inc. 19. Pareciere que el régimen estalinizado que conduce la Presidente Fernández de Kirchner tal como lo realiza la Constitución reformada, mantiene elementos “bastardos y ahistóricos” tales como“el requisito de poseer 2 mil pesos fuertes de renta para ser senador, presidente o juez de la Corte Suprema –arts. 55, 89 y 111-“, que pueden llegar a servirle a ella y a alguno de sus legisladores como escusa para ver incrementarse sus patrimonios en forma desorbitantes y semi delictual.

Es muy notorio como nuestros constituyentes –Cristina y Néstor lo fueron y ella tuvo actuaciones muy intensas-, pasaron por alto el derogar arbitrariedades y desconsideraciones populares tales como el indicar que el Gobierno federal“promueve la inmigración europea –art. 25-“; como tampoco es coherente que se“aliente” las manifestaciones de democracia “participativa” (iniciativa y sanción popular de normas, consultas –según los arts. 39 y 40-)y se siga diciendo que “el pueblo no delibera ni gobierna” sino por medio de sus “representantes –art. 22-“.Está totalmente de acuerdo con éstos incordios el hecho de que el pueblo haya terminado por descubrir en estos últimos días de la semana pasada, que “los hombres y mujeres sabios” del Gobierno Fernández de Kirchner, tomaron las decisiones para “felicidad del pueblo en su conjunto”, y sobre todo y de manera muy particular “para beneficio de los que menos tienen”. La gigantesca devaluación provocada exclusivamente –y contradiciendo muy particularmente a CFK, Axel Kicillof, Jorge M. Capitanich y Juan C. Fábrega cuando perversa y malintencionadamente pretendieron culpar a cualquiera (los Bancos, los especuladores exportadores e importadores o el pueblo en general que se lanzaba atropelladamente sobre los dólares blue), menos a quienes eran los únicos y verdaderos responsables: “el Gobierno Cristina Fernández y sus irresponsables e incapaces funcionarios”. En medio de una inflación que de la pasada “estanflación”de noviembre y diciembre pasó a convertirse a partir de enero 2014 en un proceso inflacionario espiralizado con una recesión económica producto de la “falta de confianza del pueblo” en las medidas adoptadas por el gobierno, achicando notoriamente el consumo interno, el staff gubernamental cristinista generó una“brutal devaluación de nuestro peso” –tanto que terminó por colarse en las agendas de líderes europeos y analistas económico financieros de todo el mundo por“generar preocupación”  por la “crisis financiera argentina” la que acompañada de movimientos devaluatorios de monedas tales como la turca, la sudafricana y la contracción de la producción en China.

Tras el tremendo “ajustazo” de Cristina, Axel y Juan Carlos, estos “sabios hombres y mujeres” anunciaron a los cuatro vientos y como si fuera la gran panacea universal que “se abría el cepo a la compra de divisas para atesoramiento” –léxico sumamente florido para encubrir lo que realmente era, que “se atenuaba el cepo”impuesto por Moreno y Cristina en noviembre de 2011 para la compra de dólares, que de eso en realidad se trataba-. Pero aquella pequeña rendija abierta por estos“sabios de la economía y las finanzas”, comenzó a sufrir idas y vueltas, confirmaciones y reconfirmaciones, dichos y contradichos todo en apenas cortísimas y extenuantes (por lo contradictorio y, finalmente, falaces noticias) en apenas 84 horas. El tiempo que transcurrió entre el anuncio del pasado viernes 24 realizado por Capitanich y Kicillof, y las confirmaciones del lunes 27 llevadas a cabo por Capitanich y Echegaray, terminaron por “minar absolutamente el regocijo” de una inmensidad de connacionales que creyeron encontrar en aquellos pomposos anuncios la puerta para “comprar los dólares (atesorar le dicen los funcionarios cristinistas) que les permitiera salvaguardar una parte siquiera de sus mínimos ahorros personales”. No sólo atentaron contra el artículo 14 y 14 bis de la Suprema, sino que además incumplieron con el 75 inc. 19 y el inc. 8, al volver a impedir que sean los integrantes del pueblo los que decidan en que moneda piensan “atesorar sus ahorros” para librarse en parte –una muy pequeña parte- de la brutal devaluación que viene llevándose a cabo desde el inicio mismo de 2013, donde la devaluación del peso superó constantemente el espiralizado proceso inflacionario argentino.  Al principio nos habíamos aliviado un poco y durante un pequeño rato porque pasamos de haber reducido el “recargo”-denominado “anticipo a las ganancias”– del 35% a aquel ya viejo 20%… ¡Fue un “rato apenas” la dicha, porque Kicillof se autodesmintió y también lo desmintió Echegaray!

¡Ahora sabemos que no será así, el recargo sigue siendo del 35% para las compras de turismo o de bienes a través de internet y con tarjeta de crédito! ¡Y sólo del 20% si es para “atesoramiento”! Aunque existe una buena nueva: “si usted es confiado por naturaleza, y si además lo es con los dichos de los funcionarios cristinistas” –allá usted y su infantil confianza y deja esos dólares -conseguidos con sudor, sangre y un tremendo esfuerzo, que es muy tremendo el lograr que la AFIP y su bendita página le otorguen la posibilidad de hacerse con algunos muy pocos billetes verdes-  en los bancos durante 365 larguísimos días, entonces y solo entonces usted se librará de pagar el recargo urdido por Cristina, Capitanich, Kicillof y Echegaray (con la complicidad de Fábregas, no nos olvidemos de él) de aquel 20% “a cuenta de ganancias”, aunque usted no lo tribute. El pueblo entero se pasó horas tratando de descifrar –“descular” en la jerga de la calle- cuantos eran los dólares que iban a poder comprar, o tanto o más importante ¿a cuánto lo iban a pagar? Para saltar de la alegría a la más rotunda y profunda frustración, porque como sabemos y bien nos han señalado Kicillof y Cristina “es un problema cultural, el que tiene el pueblo con el billete verde”, y de ese problema ellos cuales excelentes psiquiatras nos van a tratar; es verdaderamente perverso porque sentimos alivio cuando encontramos un hueco, un resquicio, una rendija en las reglas del juego siniestro que estos indeseables nos obligan a jugar desde hace exactamente una década y nueve meses con ¿20 días? Ir a comprar mucho de los productos producidos (no los ensamblados) en Argentina es como “viajar a la Rumania de los 80” del siglo XX.

¡Pero a no quejarse porque si lo hacemos, fomentamos el desempleo, somos antiargentinos y estamos al servicio de las corpo y de los intereses extranjeros e imperialistas! Es “perverso y siniestro” el juego que nos exige que juguemos el cristinismo porque ellos primer nos retan o nos prohíben algo y luego nos regalan una “supuesta caricia”, que por lo general es una mano de lija y gruesa. Pasamos de la “buena nueva” de un subsidio de $ 13 mil millones anuales para “sostener vagos”que no quieren estudiar (aceptando que conseguir un trabajo hoy, es más difícil que ganarse el grande de navidad), a seguir penando al tener que “continuar caminando” para encontrar precios más baratos y además nos retan si no escrachamos a los comerciantes (no los amigos como Alfredo Coto, por ejemplo).Además, si te quejas de la inflación te dicen que estas loco, porque ella no existe, o en realidad es apenas una “sensación del reacomodamiento de precios o de una tensión del movimiento de algunos” de esos precios. ¡Bueno, bah, o algo así de inentendible! ¿Usted lo entendió? Además, la Presidente te reta, y nos reta si queremos comprar dólares, diciendo que existen aquellos y que nunca hubo ni hay ahora restricciones o el llamado “cepo” a esas compras, o que tenés y tenemos “el cerebro lavado por los arietes de la especulación y de los poderes concentrados”.Pero te lo dice, ahora ya no por suerte por cadena nacional, sino por los más modestos tuiters que ella sabe disparar con certera puntería. Pero antes, o después, o a los pocos días y luego de desayunarte con una gigantesca y brutal devaluación avalada, generada y creada ex profeso por el Gobierno Cristina Fernández de Kirchner, “pero que nunca estuvo en los planes oficiales”, su vocero o un funcionario nos explica que “por órdenes precisas de la señora Presidente de la Nación…”, lo más conveniente es que todos, usted y yo, su madre, su hijo/a y su hermana/o, “sobre todo los que menos tienen” (y que ganan en blanco y de sueldo de bolsillo –luego de los descuentos de ANSeS, gremiales, obra social y“ganancias”– no menos de $ 7.200, podrán comprar siempre que la AFIP y Echegaray te lo permitan, unos muy pocos dólares.

En definitiva, amigo: te cuentan que no hay cepo, pero existe y es muy notorio el cepo a las divisas, y como según ellos no lo hay, no necesitan abrirlo; te dicen que estamos disfrutando de la “década ganada” y que no nos damos cuenta de ello por culpa de los periodistas, los analistas y las corpo mediática. Nos cuentan que no existe la devaluación de la moneda pero el dólar oficial –ese que nunca logras conseguir, salvo en las pizarras-, pasó de $ 4,95 a $ 8,01 en escasos 13 meses, nos cuentan que esa devaluación es la que quieren y pretenden los ricos y los enemigos del país, pero en apenas 60 días ellos la devaluaron un 33%, verdaderamente para beneficiar a los más pobres” Son esos mismos pobres que en 90 días perdieron como mínimo el 20% de su poder adquisitivo, ya muy escaso. Imaginamos ahora, luego de tantas buenas noticias que el Gobierno se siente cómodo con este juego del gato y el ratón, donde ellos siempre son el gato y nosotros solamente y siempre “el ratón”. Y que el lema de Cristina y sus muchachos es: “¡Persevera, jodé al pueblo y triunfarás!”

 

Buenos Aires, 28 de Enero de 2014.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

Tormenta en Wall Street

Demostración “Occupy” en Wall Street. Foto: David Shankbone

Análisis del nerviosismo bursátil mundial provocado por la concatenación de factores económicos desestabilizadores.

El inicio de la retirada por la Fed de sus medidas de estímulo a la economía estadounidense consistentes en 85 millones de $ mensuales destinados a la compra de activos , ha provocado el nerviosismo en Wall Street con el Dow Jones de Industriales lo que ha conllevado que la barrera estratosférica de los 16.000 puntos haya saltado por los aires y se encamine hacia la barrera psicológica de los 15.000 puntos tras una caída semanal acumulada cercana al 4% debido a la psicosis vendedora originada por la devaluación del peso argentino y el remate de activos en mercados emergentes.

Así, la crisis en las divisas en mercados emergentes ha provocado que los inversionistas hayan preferido distanciarse de activos de renta variable como el mercado de valores de Dow Jones, lo que aunado con el preocupante dato de actividad manufacturero de China del mes de Enero que se contrajo tras seis meses consecutivos de expansión ( según el Índice gerente de compras (PMI) elaborado por HSBC/Markit cayó hasta los 49,6 puntos, por debajo del nivel de 50 puntos que indica expansión) ha provocado una tendencia vendedora en las plazas europeas y asiáticas, por lo que no sería descartable que los bajistas se alcen con el timón de la nave bursátil mundial y derive en una psicosis vendedora que podría terminar por desencadenar el estallido de la actual burbuja bursátil tras unas ganancias récord en el 2013 del 28,5% en el Dow Jones Industriales; del 29,6% e el S&P 500; del 21% en el IBEX 35 y más del 40% en el Nikkei japonés , rememorando valores de 1.997.

Génesis de la actual burbuja bursátil

La burbuja actual sería hija de la euforia de Wall Strett (y por extrapolación del resto de bolsas mundiales) tras las políticas monetarias de los grandes bancos centrales mundiales que han inundado los mercados con centenares de miles de millones de dólares y euros con la esperanza de relanzar la economía, más aún cuando las colocaciones sin riesgo ( deuda de EEUU o de Alemania), no retribuyen nada a los inversionistas.
Racionalidad limitada: La desconexión con la realidad por parte de los inversores les llevaría a justificar la exuberancia irracional de los mercados ( creándose un mundo virtual de especulación financiera que nada tendría que ver con la economía real) y a extrapolar las rentabilidades actuales como un derecho vitalicio lo que unido a la pérdida de credibilidad de las agencias de calificación como Moody’s (al no haber predicho la actual crisis), coadyuva a que el mercado permanezca insensible al recorte de rating de las compañías que cotizan en la bolsa.
Especulación: El proceso especulativo impulsa a comprar con la esperanza de sustanciosas ganancias en el futuro, lo que provoca una espiral alcista alejada de toda base factual. Así, el precio del activo llega así a alcanzar niveles estratosféricos hasta que la burbuja acaba estallando (crash) debido a la venta masiva de activos y la ausencia de compradores, lo que provoca una caída repentina y brusca de los precios,( hasta límites inferiores a su nivel natural) dejando tras de sí un reguero de deudas ( crack bursátil).

Incertidumbre sobre el nivel suelo de los valores bursátiles: Un inversor está dispuesto a pagar un precio por una acción si le reporta dinero en el futuro, por lo que el valor de dicha acción es el total de flujos esperados. El nivel suelo de las Bolsas mundiales, (nivel en el que confluyen beneficios y multiplicadores mínimos), se situaría en la horquilla de los 10.000 y 11.000 puntos en Mercados Bursátiles como el Dow Jones, debido a la mayor virulencia y profundidad que presenta la crisis económica y muy lejos de los estratosféricos valores actuales ( rozando los 16.000 puntos y rememorando valores de 1.997).

Sin embargo, los inversores empiezan ya a sentir el vértigo de la altura ya que se espera que a lo largo del 2014 baje el porcentaje de los resultados empresariales que se destinarán a dividendos así como el número de empresas que repartirán el mismo y además, tras el freno a las políticas monetarias destinadas a reactivar la economía por parte de la Fed, los inversionistas intentarán exponerse menos al riesgo con el consecuente efecto bajista en las cotizaciones de las acciones.

Se habría así producido un cambio en las expectativas del mercado, existiendo ahora la convicción de que las políticas de rescate financiero ( Programa de Apoyo para activos con problemas (TARP) llevado a cabo por las Administraciones y las sucesivas bajadas de tipos de interés de la Fed y el BCE habrían aliviado los problemas de liquidez de las entidades financieras, pero no impedirán que los bancos se sigan descapitalizando y necesiten más inyecciones de capital.

Ello unido al incesante aumento de la Deuda externa contribuirá a que la prima de riesgo aumente y el crédito siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales, lo que aunado con el hecho de que los diferenciales de rentabilidad entre las emisiones de deuda pública entre los diversos países del primer mundo han aumentado en los últimos meses, (lo que conlleva un encarecimiento y mayores dificultades para obtener financiación exterior) y la reducción de las exportaciones de los países emergentes debido a la severa constricción del comercio mundial, podría provocar el estancamiento de las economías occidentales en el 2014, con lo que asistiremos a la enésima corrección a la baja de las optimistas previsiones del FMI para la economía mundial en el 2014 que estimaba tasas de crecimiento positivas del 1,4% para la Eurozona; del 2, 8 % para EEUU y del 3,7% para el conjunto del PIB mundial.

Si a ello le sumamos el riesgo latente de un default controlado de los países periféricos europeos, (Grecia, Portugal, Italia y España), las dudas sobre la capacidad de endeudamiento de EEUU, el estallido de la burbuja inmobiliaria en China (la inversión enfocada en el sector inmobiliario aumentó un 23 % en el 2013, por lo que los expertos estiman que de producirse dicho crash causaría un impacto a nivel global 10 veces superior al que provocó el colapso del emirato petrolero de Dubai), la existencia de factores geopolíticos desestabilizadores ( Siria, Irán, Libia, Ucrania, Corea del Norte) y el regreso de la especulación en las commodities agrícolas de la mano de los fondos de inversión podría producir una psicosis vendedora y originar un nuevo crack bursátil en el 2014.

Dicho estallido tendría como efectos benéficos el obligar a las compañías a redefinir estrategias, ajustar estructuras, restaurar sus finanzas y restablecer su crédito ante el mercado y como daños colaterales la ruina de millones de pequeños inversores todavía deslumbrados por las luces de la estratosfera, la inanición financiera de las empresas y el consecuente efecto dominó en la declaración de quiebras.

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ -Analista

Desde Canarias: Crisis e ilícito enriquecimiento

canarias

El profesor de la Universidad de Harvard Mankiw define el producto interior bruto (PIB) en su libro “Principios de economía” como “el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales producidos en un país durante un tiempo determinado”. Al analizar este parámetro referido a Canarias desde el año 2000 hasta el último dato disponible correspondiente al 2012 comprobamos como de veinticinco mil millones de euros en aquel año el PIB se incrementó hasta más de cuarenta y dos mil millones en el año 2008, inicio de la actual agudización de la crisis crónica que padece Canarias desde que se inició la colonización española, manteniéndose en el año 2012 próximo a esos cuarenta y dos mil millones de euros.

Durante todo el periodo considerado el PIB de Canarias ascendió a 471.548.945 millones de euros, de los que la Hacienda española ha detraído aproximadamente el 40 por ciento, correspondiente al impuesto de sociedades, o sea 188.619.578 millones de euros, infringiendo el artículo 8.2.b.xiii del Estatuto de Roma, en vigor desde el año 2002, que dice textualmente: “Destruir o apoderarse de bienes del enemigo”.

Los datos se han obtenido del metropolitano Instituto Nacional de Estadística (INE) ¿por qué hablamos de crisis cuando jamás en la historia de Canarias ha sido tan suculento el PIB? Pues muy sencillo y fácil de entender: de ese gigantesco volumen económico el presupuesto del gobierno títere colonial en Canarias apenas asciende a 6.000 millones de euros, o sea la séptima parte, mientras que el número de desempleados alcanza el 35.1 por ciento, dando lugar al desplazamiento masivo de la población, pues según los datos del Instituto Canario de Estadística (ISTAC) referidos exclusivamente a los más jóvenes entre el año 2002 y 2011 han abandonado Canarias 112.733 jóvenes entre 14 y 30 años, lo que va a ocasionar, según las previsiones del citado organismo oficial, que la población joven canaria disminuya aún más, desde 459.316 jóvenes en el año 2013 hasta 433.874 en el año 2019, por lo tanto otros 25.442 se verán obligados a desarraigarse abandonando su tierra de cumplirse tan dramáticas previsiones.

La población canaria ascendía a 1.716.276 personas en el año 2000, incrementándose hasta 2.126.769 según los datos del INE correspondientes al 2011, o sea que en este corto periodo el incremento fue de 410.493 personas, casi la cuarta parte del censo, pero teniendo en cuenta, como hemos señalado en el párrafo anterior, que los jóvenes entre los 14 y los 30 años están siendo desplazados de Canarias, territorio que España coloniza y ocupa ilegítimamente al haberlo sometido por la fuerza de las armas, llegamos a la evidente conclusión de que el enorme incremento poblacional se debe a la introducción de población foránea, principalmente procedente de España, cuyo contingente podemos cuantificar en al menos esas aproximadamente 400.000 mil personas en las que se ha visto incrementado el censo de Canarias desde el año 2002.

El traslado, directa o indirectamente, por la Potencia ocupante (España) de parte de su población civil al territorio que ocupa (Canarias) o la deportación o el traslado de la totalidad o parte de la población del territorio ocupado (Canarias), dentro o fuera de ese territorio está considerado crimen de guerra (infracción del artículo 8. 2. b. viii del Estatuto de Roma).

El Estado colonialista español ejerce en la actualidad la soberanía sobre el territorio de la futura y probablemente inmediata República Democrática Federal Canaria, siendo sus principales responsables desde el año 2002:

Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias (Juan Carlos I de Borbón), rey de España, ostenta el cargo de Jefe del Estado español o reino de España desde el 22 de Noviembre de 1975 hasta la actualidad.

Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia (príncipe Felipe) ha asumido, en las ocasiones en las que su padre (Juan Carlos I de Borbón) ha estado convaleciente, la tareas de representación del Jefe del Estado.

Mariano Rajoy Brey, con el cargo de presidente del gobierno de España, juró como presidente el 21 de diciembre de 2011, fecha desde la que ejerce hasta la actualidad.

José Luis Rodríguez Zapatero fue presidente del gobierno de España desde el 17 de Abril de 2004 hasta el 21 de Diciembre de 2011.

José María Aznar ejerció como presidente del gobierno de España desde el 5 de Mayo de 1996 hasta el 17 de Abril de 2004.

Paulino Rivero Baute, presidente del denominado gobierno de Canarias desde el 13 de Julio de 2007 hasta la actualidad.

Adán Martín Menis, presidente del gobierno de Canarias desde el 4 de Julio de 2003 hasta el 13 de Julio de 2007 (fallecido).

Román Rodríguez Rodríguez, presidente del gobierno de Canarias desde el 16 de Julio de 1999 hasta el 4 de Julio de 2003.

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (Movimieno UPC)

“La política es el arte de hacer posible lo imposible”; ¡Cristina no es política!


Cristina Fernández tuvo la oportunidad histórica de reinventarse, y no lo hizo. Tenía una buena noticia y en vez de centrarse en ella eligió –como siempre- la pelea y la chabacanería discurseando sólo para “sus militantes”. En medio del caos económico, y con un pueblo exigiendo respuestas a las muertes por los saqueos y los cortes de energía, así como por una inflación descontrolada, y una inseguridad casi absoluta ella “La Reina” prefirió regodearse con ese público muy bien rentado.

Como si nada hubiere pasado, más dueña que nunca de sus palabras y de sus silencios, la Presidente Fernández volvió ayer a la escena pública luego de 42 días de notoria ausencia, con un acto donde lo más claro y notorio fue el “hacer de cuenta que en este país no pasó absolutamente nada” y donde hablo de un “novedoso por lo copiado” programa para los jóvenes “ni-ni” (existente en la CABA y creado por el PRO) donde pareciere que se pretende premiar otra vez más, la vagancia, la drogadependencia y la violencia; pues el “ProgresAR” casi un calco del programa macrista, aunque con la diferencia de que aquel es por $ 400 y éste nuevo de CFK es por $ 600. ¿Por qué es premiar la vagancia, la droga dependencia y la violencia? Simplemente porque programas de este tipo, implementados en un país que dice haber logrado una “década ganada” el que no estudia (y no nos metamos en el tema de conseguir trabajo digno, bien remunerado y “registrado”) es simplemente porque “no quiere”. Ya desfondamos la caja del Banco Central, también la del dinero de los jubilados y pensionados para paliar subsidios indiscriminados e innecesarios en su enorme mayoría, o regalando (por las tasas negativas aplicadas) computadoras, o creando programas como el de la Asignación Universal por Hijos –en realidad una propuesta de “Lilita” Carrió, copiada por “ella”- que si viviéramos en el “país de las maravillas de la década ganada” no debería existir, o estar totalmente acotado a aquellos no alcanzados aún por el Estado de Bienestar del Gobierno de la “década ganada”.
Pero la supuesta “buena noticia” que acompañaba la reaparición (aunque Cristina Fernández vuelva a cometer una “gafe” o nuevamente un “acto fallido” al comparar éste término con “la desaparición de personas”, aunque no fue así cuando habló de “secuestrar los goles” –permisos que ella tontamente se otorga) tras 42 días de total hermetismo y ausencia todo enmarcado en “misterio y desconcierto” pero no de la sociedad, sino de su propio gabinete y de gobernadores, legisladores e intendentes que como muy bien remarca un secretario de Estado con despacho en Balcarce 50 “ella con los ministros se comunica mayormente para reprenderlos. Y si le insisten con algún problema urgente, pide que no le hagan “doler la cabeza”… Capitanich, que iba a ser “la apertura y la renovación”, ya es un ultra más que repite lo que le deja Cristina y si no lo mandan a desmentir por Kicillof”. Este desgobierno reinante, plagado de enfrentamientos entre funcionarios cristinistas es tan abierto y notorio que Randazzo, De Vido y el propio Capìtanich han sentido en sus oídos la furia y el pataleo descontrolado y agresivo de aquella, siendo Zannini quien se encarga personalmente de “bloquear” lo muy poco que el Jefe de Gabinete había logrado acordar con De la Sota, como muy tibia señal de un “tiempo nuevo”. “Está aislada. Encerrada en su núcleo duro y enojada con el resto. No hay un programa para afrontar los problemas que se amontonan y ella sigue en sus peleas chiquititas” agregaba sentado frente a un monitor que mostraba al dólar oficial y al paralelo trepando nuevos y muy oscuros cielos. Un legislador ultra cristikirchnerista llegó a reclamar en las últimas horas la total necesidad de un shock de adrenalina desde la supuesta conducción para “salir del pesimismo y recuperar la energía en la militancia”. Esa misma, a la que solo pareció hablarles la Presidente en su vuelta y aparición luego del inmenso tiempo de ostracismo, descanso y ¿por qué no?, “ocultarse de una realidad que la molesta y la desconcierta”. ¿Afuera de la Casa Rosada, no pasa nada?
A esta trágica realidad que hoy nos muestra una cotización del dólar oficial a $ 8,30 logrando una “devaluación del 21% en apenas 48 horas” y donde lo único cierto que existe a la fecha es “la corrida” que licúa salarios y le da un nuevo y sostenido impulso a la inflación, Cristina Fernández le contrapone “otro plan” -¿y van?- social, “una nueva política de Estado, que más que programa es un proyecto de vida para todos los argentinos”, describiendo que lo único que existe para el cristinismo, y para ella misma es volver sobre los pasos ya andados y seguir generando dádivas, prebendas y asistencialismo clientelar ante la total defección social, educativa y laboral de un Gobierno que mal se dice “nac&pop”. Esta verdadera burla para con un pueblo realmente necesitado de soluciones y proyectos que ataquen la inseguridad que todos los días genera más de una muerte y varios heridos, la falta de trabajo y oportunidades dignas, bien remuneradas y “registradas o en blanco”, el desclasamiento de ya más de dos generaciones de jóvenes y adolescentes –caminamos irremediablemente a incorporar otra generación de niños-, que integran la generación de “ni-ni” que por la falta de oportunidades y de horizonte posible se han volcado casi totalmente, o en una muy importante proporción a la violencia, la vagancia y a convertirse en “soldados” y vendedores de narcóticos. Ese pueblo también reclama por una educación universal y de excelencia que anule la brecha de conocimientos, destrezas y capacidades entre los sectores más pudientes y ellos, los menos pudientes, los desclasados de nuestra Patria; también reclaman y exigen por una salud verdaderamente universal y de excelencia que no los condene a penar por atención digna en hospitales y salas de atención primaria estatales –provinciales y municipales, porque no existen a cargo del Estado nacional-.
Pero Cristina Fernández no comunicó absolutamente nada de todo esto que reclama la sociedad argentina, por el contrario la “seudo buena noticia” del plan ProgreSar, la terminó bastardeando al enredarse nuevamente en ataques, descalificaciones y citas burlonas para con los opositores –políticos y de los medios de prensa no cooptados aún-, fue tan banal su exposición que creyó atacar a quienes la critican (¿vaya uno a saber porqué?) al expresar “no lo financia ANSeS, porque sino el titular de mañana sería “Con la plata de los jubilados” financian a los jóvenes” olvidando mencionar que las arcas de la ANSeS ya están totalmente desfondadas por los continuos sablazos del Tesoro y porque hace un tiempo los bonos que retenía el organismo y que eran producto de las compras de las AFJP a empresas tenedoras, se están “liquidando al mejor postor”, para intentar bajar el dólar bolsa y así intentar –infructuosamente- parar la corrida del dólar paralelo “blue o dólar narcotráfico” (según el “Coqui”). Reconociendo que, aunque sus funcionarios intenten desprestigiarlos en público, a ella le preocupan y molestan índices internacionales sobre Argentina explicitó: “esta medida nos va a permitir reducir el índice Gini, que mide el grado de desigualdad de una sociedad”. El plan –pomposamente denominado “proyecto y política de Estado”- aunque se lo haya copiado a la administración macrista conlleva el reconocimiento de que en la actualidad, y luego de la infantil y falaz denominación de “década ganada”, existen entre un 10 y un 15% de jóvenes excluidos del trabajo y el estudio, por lo que se los denomina “jóvenes ni-ni”.
Lo que se esconde es que esa gigantesca proporción de nuestros jóvenes y adolescentes entre 2003 y 2012 (falta computar 2013) se incrementó entre un 8 y un 10%. El aislamiento y la cerrazón fueron puestos nuevamente a la luz, cuando se escuchó y vio a la Presidente Fernández, volviendo a utilizar la Cadena Nacional y confirmando el crudo diagnóstico de aquel secretario y del otro legislador cristinistas, con el luto totalmente abandonado, pero con las mismas –y hasta ampliadas- obsesiones de siempre en su discurso y en su accionar, aprovechando –o verdaderamente, desaprovechando- la oportunidad de un buen anuncio, para arengar a la tropa propia y demostrando tontamente lo enojada y frustrada que se encuentra, machacó una y otra vez contra sus opositores “a los que les molestan los logros del Gobierno”. Tan alejada de la realidad, en su soberbia, terquedad y aislamiento solo supo reivindicar a La Cámpora, echar un manto de duda sobre el proyecto de las “policías comunales”, no solo impulsadas por el Frente Renovador y sus intendentes, sino por los del peronismo hoy sciolista y hasta por los radicales integrantes del Frente Progresista Cívico y Social bonaerenses, para intentar ponerle coto al verdadero drama de la inseguridad. Criticó el accionar de la policía municipal de San Isidro que repelió, con justicia y sin excesos los desmanes de una verdadera patota camporista, y defendió las “estampillas” impresas por el Correo Argentino en conmemoración (?) de la “década ganada” totalmente vapuleadas por los ciudadanos en blogs, twitter y otras herramientas de comunicación. Buscó y consiguió que sus aplaudidores la vitorearan como ese grito que se escuchó al anunciarse la Cadena nacional en el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario “La Cadena kirchnerista, te esperábamos reina”.
Obvió y no hizo la menor alusión a los muertos de los saqueos y a los de los cortes de luz, que aún mortifican a vecinos de Capital y de muchos barrios del conurbano –ricos, de clase media y pobres-, como tampoco a la inflación que desde noviembre pasado se encuentra totalmente descontrolada y en una espiralización como hacía años no se veía. Parte de ésta, como consecuencia de la maniobra de Kicillof de avisarles con casi 30 días de anticipación a productores, comercializadores y supermercadistas de que se iba a implementar una “lista de productos de precios acordados o vigilados”, generando una carrera en la conformación de amplios “colchones” de precios para “cubrirse” del seudo congelamiento por 90 días del kicilofismo. ¿Estúpidos, malsanos, incompetentes, inexperimentados o verdaderamente cómplices de los remarcadores de precios? Pero la Cristina “enojada y aislada en su autismo” tampoco hizo referencia, ni siquiera tangencialmente, a las brutales y consecutivas caídas de las reservas del Central (ya perforaron la barrera de los US$ 29,4 mil millones), como tampoco a la gigantesca devaluación del peso argentino que en doce meses desde enero 2013 a enero 2014 se depreció en un 40,5%, y después se reían del “rodrigazo de Isabel” o del de Mario Brodersohn de 1989 cuando el desbarranque del alfonsinismo. No existen para Cristina Fernández los problemas de gestión que despiertan preocupación sobre el rumbo político y económico del país en todos los argentinos de bien pensar y actuar; para ella solo importa constantemente que los medios no adictos al Gobierno, intenten y “quieren escarmentar no al Gobierno, sino a la sociedad”, pretendiendo inutilmente confundir a aquella ingente masa que le diera totalmente la espalda, apenas hace 90 escasos días.
Desempolvando aquella máxima de los días del esplendor cristinista del “vamos por todo” a la que siguió el exabrupto de Diana Conti del “Cristina eterna”, la Presidente en su absoluto despecho, así como en su increíble incapacidad espetó a los telespectadores: “Una década no alcanza para hacer todo, se necesitan varias décadas”, sin terminar el concepto netamente continuista y muy poco republicano y democrático de la alternancia como sistema garantizador de aquellos conceptos constitucionales. Intentando mofarse del pueblo que expresara su cansancio con las permanentes y diarias cadenas nacionales, expresó “Mañana espero que nadie critique la cadena nacional después de tanta demanda de presencia”. Y como si todas estas bravuconadas no hubieren alcanzado para terminar de soliviantar a una enorme proporción de nuestro pueblo agregó: “hay quienes quieren crear una sensación de que yo ya no podía mas. La verdad es que he tenido unas dificultades, pero querría ver cómo estarían muchos con las cosas que me pasaron a mí”. La pretendida autocompasíon de Cristina Fernández está, no solo fuera de lugar, sino que además peca por poco cristiana al pretender compararse con “los otros” a quienes solo le restó desearles males, pestes y tempestades. A una muy amplia cantidad de argentinos y argentinas se les murió un ser querido –esposo, padre, hijo o hermano-, a muchísimos otros se los arrebató la inseguridad provocada por “su Gobierno” y también los lloran; a muchísimos más les llegaron dolencias y enfermedades, y muchísimos hay que recalcarlo aquellas enfermedades y dolencias se les presentaron sin las capacidades y los cuidados que ella tuvo, y no se andan por allí quejándose ni en público, ni por los oscuros rincones donde las políticas públicas de un gobierno incapaz y perverso los han relegado.
En definitiva el anuncio de “buenas noticias de la Reina” para con aquel sector juvenil que se hizo muy visible en las jornadas de diciembre –generando tristísimas imágenes de chicos y chicas asaltando comercios sin policías a la vista-, tras una “década ganada” fuera algo cotidiano; y como si esos $ 600 que hoy apenas alcanzan para pagarse el boleto y comprar algunos, no todos los útiles y libros necesarios para la contraprestación exigida, y que además es muy notorio que ese monto en apenas 60 días y con una inflación ascendente y que oscila entre aquel 3,5% de noviembre, el 5% de diciembre y un muy posible 6,5% de enero no se repitan en febrero para que en marzo cuando comiencen las clases que se les exige cumplir, no hallan descendido a una cifra intrascendente. Es verdad que ésta a sido la primera buena noticia que pudo dar el Gobierno Fernández desde aquella derrota de octubre, que viene mostrando un grupo de funcionarios enredados en fracasos, marchas y contramarchas, peleas internas a escondidas o bastante más a la luz de lo que fuera deseable, anuncios fallidos y “un relato oficial deshecho por la muy testaruda realidad nacional”. En Balcarce 50 admiten que fue en ese contexto adverso donde se decidió adelantar el final del descanso –desaparición de Cristina, “borrarse” se le dice en el barrio “cuando las papas queman”, o cuando no se puede dar la cara- presidencial. Pero Cristina Fernández volvió por los fueros de siempre y pidió que nadie critique la cadena nacional, como si el permanente y diario abuso de esa herramienta no fuera tan irregular como la ausencia total y completa de la escena política que eligió en los últimos 42 días.
Como siempre, falseó datos, y llegó a asegurar que el salario mínimo vital y móvil de los trabajadores argentinos era de US$ 600, cuando según la cotización oficial de ayer era de US$ 504, y la de hoy es de US$ 433; pero además esos $ 3.600 del salario obrero si se intentaran convertir en el único dólar que cualquier argentino puede obtener, y conseguir en la calle que no es precisamente el “oficial”, ni siquiera el “turista o tarjeta” con un recargo del 35%, sino el del mercado ilegal del paralelo, obtendría US$ 255, muy pero muy lejanos a aquellos US$ 600 que ella nos contó y que nos colocaban, según ella, a la cabeza de Latinoamérica. ¡Debemos avisarle a la señora Presidente, ya que no lo hacen –a todas luces sus funcionarios (Kicillof incluido)- que la Argentina no es la que le están contando, es esta otra! ¡La realidad perversa nos indica que Cristina no es política!

Buenos Aires, 23 de Enero de 2014.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Venezuela: El Libertario fija posición ante el “paquetazo” madurista

Nicolás Maduro. Foto:José Leonardo Riera

Contra el paquete económico camuflado del madurismo: ¡Articulación y acción!

PERIÓDICO EL LIBERTARIO

En fecha 22 de enero de 2014 se conoció mediante el anuncio oficial del Vicepresidente del Área Económica del gabinete, Rafael Ramírez, de la devaluación esperada ante la falta de liquidez del Estado venezolano. El funcionario declaró que las remesas y las divisas para viajeros se harán a la paridad del SICAD, actualmente en Bs. 11,30. Este anuncio es parte del paquete económico, maquillado y promovido por cuotas, del gobierno bolivariano.

El presidente Maduro señaló que el nuevo esquema de bandas será un
impulsor de la economía real y es un paso para la consolidación del socialismo. Ramírez también apuntó que no podían permitir el privilegio a los viajeros, lo cual resulta una excusa ridícula, considerando que los verdaderos privilegiados al beneficiarse de la corrupción e incompetencia gubernamental han sido boliburgueses y enchufados. Ejemplos absolutamente claros de esto los tenemos en que, para el período 2004-2012 y según las propias estadísticas oficiales, unas 10.000 empresas recibieron 181 millardos de dólares CADIVI, con las 20 más grandes captando el 25% de
dicho monto; aparte que en ese total habría que incluir los 20 millardos de dólares que – de acuerdo a confesión de voceros oficiales – fueron otorgados a empresas fantasmas o de maletín. Además, en ese lapso PDVSA gastó más de 130 millardos en compras al exterior no tramitadas ante CADIVI. Con semejantes magnitudes -que según demasiados indicios quedan muy cortas frente al despilfarro real- aparecen pequeños los casi 20 millardos que se habrían tramitado para cupos de viajeros y compras por
Internet.

***Ver la declaración completa en
http://periodicoellibertario.blogspot.com/2014/01/contra-el-paquete-economico-camuflado.html

Demostración por los derechos de los padres españoles frente al Consejo General del Poder Judicial

2011-06-17-concentracion-ante-el-partido-popular-15

Ayer estuvimos en el mitin de Papa Huelva ante el Consejo General del Poder Judicial.

Enviado por projusticia el 21 de ene.

La casta judicial no permitió que nos pusiésemos delante de la fachada del Consejo General del Poder Judicial y nos mandaron al principio de la calle. A más de cien metros.
No nos dejaron sacarnos la foto con la fachada del edificio.
Los pobres policías nos decían que tenían órdenes de la Delegación del Gobierno.
Llamamos a Delegación del Gobierno y nos lo negaron. Ellos no habían ordenado tal cosa.
Pusimos al teléfono al inspector de policía al mando de la zona del Tribunal Supremo y CGPJ con el responsable de la Delegación del Gobierno para dejarlos en evidencia.
Pero no nos dejaron pese a que la ley nos lo permite.
Estaba claro que era orden de los propios jueces pese a que no tienen competencia al respecto pues ellos no mandan en la seguridad ciudadana. En la calle.
Lo de la separación de poderes no termina de entenderlo la mafia judicial. O de querer entenderlo.

Pero Mariano Orta lleva el equipo de megafonía de Rafael con sus buenos altavoces y el sonido llegaba sin problemas hasta la calle Génova. A más de 500 metros.
Dada la estrechez de la calle y la reverberación consiguiente, y dada la configuración del edificio del Tribunal Supremo y del CGPJ, el mitín se oía mejor y más alto dentro del propio edificio que en la calle.

Bajó una jueza a la calle para quejarse a la policía y exigir que nos pusiesen delante de la ventana del presidente del CGPJ pues era a él a quien debíamos dar la lata y no a ella que tenía su despacho encima de donde nos habían colocado y no podía trabajar. A nosotros nos costaba aguantarnos la risa y la decíamos que insistiese pues era lo que nosostros queríamos y no podíamos estar más de acuerdo con ella. Airada y furibunda se fue calle Bárbara de Braganza arriba, alejándose de su puesto de trabajo.

Él inspector nos dijo que habían bajado a su despacho ocho jueces para quejarse. Que nos iban a denunciar por contaminación acústica.

Está claro que no les gustaba oír “jueces prevaricadores”, “genocidio”, “no prescribe”, etc.

Pero se van a hartar de oirlo porque no nos vamos a dar por vencidos.

Las feminazis tendrán su particular juicio de Nuremberg y su particular cárcel de Spandau.

Tendremos nuestro particular Centro Simon Wiesenthal para perseguirlas donde quiera que se escondan. Para que paguen, aunque sea mínimamente, el inmenso daño que están causando. La impunidad de esta gentuza se ha de terminar.

Es lamentable, por no decir indignante, la escasa asistencia a unos actos que son importantes para demostrar al enemigo nuestra determinación para hacer justicia y nuestra capacidad de convocatoria. Además se da uno el gustazo de decir en público lo que piensa y lo que ha vivido.

Os pido una vez más que acudáis a estos actos reivindicativos. Aunque sean en día laborable y en horario de trabajo. Ayer hubo gente de Sevilla, Huelva, Castellón, etc. También era laborable para ellos.

Es FUNDAMENTAL.

Asociación PROJUSTICIA
http://www.projusticia.es
info@projusticia.es
Telf.: 620100000

Hazte socio – colaborador
http://www.projusticia.es/varios/hazte%20socio.html

La cuota anual es de 80 € (ochenta euros). Esta cuota da derecho a los servicios de la Asociación a unos precios por debajo del mercado, prestados por profesionales capaces y experimentados cuyo principal objetivo es acabar con esta situación de injusticia y maltrato institucional.

Si está interesado en asociarse y/o colaborar, realice el ingreso en la cuenta de Caja Madrid número 2038 1071 4160 0085 6496 a nombre de Asociación PROJUSTICIA. No olvide reseñar con letra legible su nombre completo y DNI en el impreso del banco. Pida al bancario que lo teclee en el ordenador para que quede mejor registrado.

http://www.projusticia.es/manifestaciones/dia-del-padre-2014.html

Concentración día del padre 2014.

Como en años anteriores, el próximo Día del padre nos concentraremos ante la sede del partido en el Gobierno.

En Madrid será ante la sede central del Partido Popular en la calle Génova, 13.

19 de marzo de 2014.

12 horas.

Derogación de las leyes sexistas basadas en la ideología de género

¡Custodia Compartida YA!


http://www.projusticia.es