Argentina: La solución a la crisis energética, una cuestión de pesos y años

PARTE I

El pueblo está cansado de discursos y promesas, mucho más aún del “relato” que les miente respecto de la realidad que viven. Y esta no es otra que la de los apagones en invierno porque hace frio (a lo que se le suma los cortes del gas o los pagos para costear las importaciones), y en verano. Tras un diciembre 2013 para el olvido, donde más de 500 mil habitantes de Capital y el conurbano sufrieron la falta de energía eléctrica y donde además hubo que padecer cuatro (4) fallecimientos de ancianos por el calor y la falta de luz. Los discursos de De Vido y Capitanich no solo no aportaron ninguna solución -ni siquiera un paliativo- sino que vinieron a “embarrar” aún más la penosa y trágica situación.

Tras 20 días de apagones, desde diversos sectores políticos se escucharon quejas y propuestas, algunas válidas técnicamente y desinteresadas, y otras aunque buscando llevar “agua para su molino”, también válidas técnicamente aunque se pueda disentir con éstas deben ser tenidas en cuenta como opiniones vertidas en medio de esta increíble crisis -y digo increíble porque desde hace ya CINCO (5) años se viene escuchando hablar de la crisis que se avecinaba- ahora desde el PRO aseguran que la crisis energética se resuelve con $ 80 de aumento en la tarifa mensual, para el sciolismo, manejando entre $ 380 y $ 400 millones anuales que viene de parte de la tarifa que cobra cada empresa, y para los kirchneristas prometiendo que la “energía” será una más de las “272 metas” (?) de 2014, tras más de DIEZ (10) años de gestión. Para los que no ven como opción ni la macrista, ni la sciolista, ni la kirchnerista, la solución más viable sigue siendo la protesta en todas sus formas posibles. Protesta que conlleva una realidad de incredulidad sobre todos aquellos que salen ahora a prometer o proponer soluciones “mágicas o semimágicas”, la frustración popular trae aparejado una cuestión verdaderamente peligrosa pues el pueblo tas aquella consigna de “que se vayan todos” reincorporada al sentir ciudadano después de una década desde la crisis del 2001, termina provocando que Argentina sea considerada internacionalmente como un país con “muy alto riesgo de desorden social” (ver nota del 2/01/14 “Riesgo de rebelión popular…”)

“¡Nadie se calienta por nada! Hace una semana que estamos sin luz, sin agua. ¡Cómo no me voy a exceder, vivo en el 7mo piso! ¡Tengo 65 años y me tengo que poner en pelotas para que me den bola, carajo! (…) Están todos de joda. Vengan acá, Punta del Este, hijos de su buena madre, están con aire acondicionado y nosotros nos cagamos de calor”, reclamó la señora de Mataderos, que hizo ayer topless ante las cámaras de “Crónica” en medio de la protesta. Imagen de TV. Desde varios sectores salieron a contradecir las falacias del “relato-discurso nac&pop” del Gobierno Cristina Fernández en boca de sus voceros oficiosos Julio De Vido (Ministro de “Desplanificación” Federal) y Jorge Capitanich (Jefe de Gabinete de Ministros): en el PRO, por caso, el ex presidente del Banco Ciudad y actual diputado nacional, Federico Sturzenegger, aseguró que la crisis energética se resuelve con un aumento de $80 en la tarifa mensual que los usuarios hoy le pagan a las empresas “Edenor y Edesur”. También, en una entrevista televisiva, retomó la idea planteada por el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, de cambiar el huso horario en la época estival, para evitar cortes de luz como los que sufrieron miles de usuarios en el último mes. “Se ha demostrado que adelantar una hora permitiría ahorrar 1% del consumo, el cual es la mitad de los hogares actualmente afectados por los cortes en la Ciudad-según lo expresado increíblemente por De Vido- y provincia de Buenos Aires, porque es gratis, y por tanto se puede hacer sin costo, para apelar a una solución de corto plazo. No es solución de fondo, pero sirve”, remarcó. El experto en temas energéticos, Andrés Chambouleyron -fue economista jefe de YPF-, enfatizó que la masa de subsidios al sector está destinada a mantener tarifas bajas a los consumidores del Área Metropolitana de Buenos Aires, y no a “las empresas, las cuales hoy tienen un flujo de caja negativo”. “Pero hay otros $ 70.000 millones de subsidios que surgen de la diferencia entre el valor de compra de energía a precios más altos del que se vende al consumo, para no tener que aumentar las tarifas. Si eso se eliminara, no va a resolver el problema de falta de electricidad, porque esos recursos no se trasladarán a las empresas, sino que significarán ahorro para el Estado que no se sabe a qué se aplicaría, probablemente se los destine a otra cosa, es decir a más gasto público”, sostuvo.

Por eso, la propuesta llevada adelante por el PRO propone que “si se reducen esos subsidios, tiene que tener como contrapartida la reducción de otros impuestos, como IVA, Ganancias, impuesto al cheque, etc.”, dijo Sturzenegger Además, consideró que “sería un error garrafal disponer la reestatización de las empresas distribuidoras”. Y explicó: “Hoy tenernos tres empresas como “Arsat, AySa y Aerolíneas Argentinas-Austral” que absorben en conjunto $20.000 millones al año de ingresos públicos,” o US$ 3,1 mil millones. En el caso del nuevo aumento del precio de las naftas, que acumulan una suba de más de 40% en el año, Sturzenegger lo atribuyó a “las necesidades de financiamiento de las inversiones, en particular de YPF, porque no lo puede obtener a través de medios deseables, como el endeudamiento a bajo costo en el resto del mundo y la atracción de inversores”. “Revela un mal enfoque de la política energética oficial, la cual requiere muchas inversiones, principalmente de afuera, con menor costo del capital, pero estas no están dispuestas a ingresar divisas por el mercado oficial que ofrece un cambio mucho más bajo que el del libre”, concluyó. Y aquí verificamos otra cuestión verdaderamente importante y que el actual diputado toca tangencialmente; que es el tipo de cambio hoy existente en el país, que reconocido a hurtadillas por el mismo Gobierno viene siendo ajustado a pasos acelerados desde la asunción de Kicillof y Capitanich por Fábregas desde el BCRA. Con una diferencia o “sprint” de cerca del 45% es inaudito pensar que los posibles inversores extranjeros -si los hubiere (cosa que actualmente me permito dudar)-, estén dispuestos a ingresar divisas al cambio del Gobierno -$ 6,455- cuando en el mercado paralelo éste cotiza a $ 10,65. ¡He aquí una cuestión primordial a ser tenida en cuenta!

Por su parte, el titular del gobierno de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli le quitó a las empresas eléctricas el manejo de la inversión para hacer obras. Esto es, se quedó con los aportes que los usuarios pagan a las compañías “EDEN, EDES, EDEA y Edelap”, y creó un fondo especial de $400 millones anuales para destinarlo a infraestructura que permita distribuir energía por toda la provincia. Así lo anunció el secretario de Servicios Públicos, Franco La Porta, quien explicó que el objetivo es “ejercer un control más directo sobre las inversiones y la situación del servicio en cada zona de la provincia, porque es evidente que las inversiones hechas hasta el momento por las empresas no han estado a la altura de las circunstancias”. El fondo se constituirá con un presupuesto de entre $380 y $400 millones anuales, o sea US$ 67 a 71 millones anuales, proveniente de parte de la tarifa que cobra cada empresa y que será dirigido y ejecutado por el Estado provincial, según informó el diario “Ámbito Financiero”. Los fondos surgirán del aporte de entre $ 5 y $ 7 que pagan los usuarios por el ítem inversión en cada factura. La acción forma parte de la política dispuesta por Scioli la semana pasada para hacer frente a la problemática energética en Buenos Aires, que incluyó la creación del Comité de Crisis. “No hay otra razón que la falta de inversión para que la situación haya llegado hasta aquí, y además de atender y solucionar la urgencia de esta coyuntura, desde el Estado provincial estamos enfocados en ejercer el control y agotar las alternativas para que esta situación no se vuelva a repetir”, subrayó La Porta. “La directiva del gobernador -agregó- es pensar en el servicio que se le brinda al usuario, y para eso es necesario garantizar de forma anticipada la inversión”, sostuvo. El nuevo fondo tendrá un comité de ejecución que será dirigido por la Secretaría de Servicios Públicos. El Comité de Crisis fue creado días atrás para actuar en el restablecimiento del servicio de las zonas afectadas por los cortes de luz, asistir a los damnificados en los pedidos de resarcimientos y plantear los pasos a seguir para la provisión del servicio sin inconvenientes. El comité está integrado por el organismo de control provincial, OCEBA; las empresas de distribución de energía y las federaciones de cooperativas eléctricas de la provincia. “Vamos a ser rigurosos en trabajar también en la situación de cada ciudad y controlar la planificación de inversiones y obras de cada empresa, porque sencillamente esto no puede volver a pasar”, enfatizó el funcionario bonaerense.

Y por fin llegamos a las “promesas” efectuadas en la tarde de ayer por los “voceros oficiosos del cristinismo”, en boca del Jefe de Gabinete Jorge Milton “Coqui” Capitanich que explicó que será una de las “272 metas” que se fijó el Gobierno nacional para este año “incrementar la generación de energía eléctrica para abastecer la creciente demanda”. Lo dijo a través de su cuenta en ‘Twitter’, en la que precisó que “los 204 objetivos y 272 metas para ejecutar en el año 2014″ que se fijó el Gobierno de Cristina se publicarán este viernes en la página web del Poder Ejecutivo y se difundirá también una síntesis a través de los medios de comunicación. Algunas de esas metas Capitanich las adelantó mediante la red social y mencionó entre las principales una que marca “incrementar 1625 Mw de potencia de generación de energía eléctrica de un programa de 3250 para 2015 que permitir abastecer la creciente demanda”, tras los cortes de luz que afectaron a miles de ciudadanos del país. Pero pese a las promesas, tras más de 10 años de Gobierno sin éxitos en la materia, son pocos los que creen que este 2014 llegará alguna solución por parte del Gobierno, como así también son muchos los que, aún sin luz pese a las bajas en la temperatura, pueden descansar en comités de crisis o soluciones a corto plazo… Para todos aquellos que están cansados y descreídos de soluciones rápidas, anuncios con dudosos puertos o promesas que la experiencia no permite creer, solo resta la protesta… en cualquiera de sus formas. De ahí lo ocurrido ayer en Mataderos con el “topless” de una vecina cansada y frustrada por los cortes ininterrumpidos -con más de 15 a 20 días consecutivos de falta de energía-, que viene sufriendo “apenas un 2 a 3% de los usuarios de Capital t el conurbano” según palabras de Julio De Vido.

Las diversas propuestas chocan con la incapacidad popular de seguir creyendo en “soluciones a mediano o largo plazo” como las que se escucharon tanto desde el PRO como desde el “semioficialismo sciolista”, pues ninguna de ellas logra aplacar las broncas, las pérdidas económicas y las espirituales, o mucho más gravemente las de las cuatro muertes ocurridas en la semana de fin de año, muertes producto de la sinrazón de funcionarios que olvidaron sus responsabilidades cometiendo el delito de “abandono de persona”, tal como explicara Lilita Carrió en su adelanto de una posible denuncia penal. La bronca incontenible de millares de ciudadanos desasistidos tanto por las empresas de distribución eléctrica -y de las generadoras y transportadoras de las que nadie habla, pero que también son parte del problema y la crisis-, como por el funcionariado nacional en todas sus variantes, ya que si comenzamos por una presidente desaparecida desde hace ya 11 días, que como en otras anteriores oportunidades termina escondiéndose en Río Gallegos o en El Calafate cuando tragedias asolan la Patria, y si seguimos con un Jefe de Gabinete que creyó al hacerse cargo de ésta, que encontraba la catapulta que lo depositaría en la contienda de octubre de 2015 como “el elegido de Cristina Fernández”, y ahora quizás esté tomando nota que no alcanza con parecerse a un demócrata por atender a la prensa en forma cotidiana, sino que debe hacerse responsable -no sólo comunicador oficioso- de “los faltantes” que una década de irresponsabilidad, incompetencia, “populismo berretizado” y no decisiones populares serias, que garantizasen el mantenimiento del autoabastecimiento petrolero y gasífero logrados en la década de los 60 y la consecución de las 32 obras hidroeléctricas planificadas en los años 31 del siglo pasado. Todo aquello que impulsara el período peronista de 1946 a 1955 este gobierno mal llamado “peronista” lo incumplió en aras del autoenriquecimiento basado en la no concreción de las obras públicas entregadas a sus amigotes y en una política -“impolítica”-energética todas ellas manipuladas desde el Ministerio de “Desplanificación” Federal conducido por el Arq. Julio De Vido y su camarilla de delincuentes comunes, muchos de ellos bien procesados por la justicia.

PARTE IIª

El pueblo está cansado de discursos y promesas, mucho más aún del “relato” que les miente respecto de la realidad que viven. Y esta no es otra que la de los apagones en invierno porque hace frio… (a lo que se le suma los cortes del gas o los pagos para costear las importaciones), y en verano. Tras un diciembre 2013 para el olvido, donde más de 500 mil habitantes de Capital y el conurbano sufrieron la falta de energía eléctrica y donde además hubo que padecer cuatro (4) fallecimientos de ancianos por el calor y la falta de luz. Los discursos de De Vido y Capitanich no solo no aportaron ninguna solución –ni siquiera un paliativo- sino que vinieron a “embarrar” aún más la penosa y trágica situación. Es imprescindible explicarle a la población afectada y a la no afectada pero que espera que en algún momento le toque a ella padecer estos estragos que la solución “no es mágica”, por el contrario requerirá de muchos esfuerzos y de mucho dinero para que sea una solución duradera y que resuelva no solo el consumo popular, sino el de la industria nacional que debe crecer y desarrollarse si se quiere dejar un futuro mejor para nuestros hijos.

Ayer nomás –el 3 de enero-, en la Parte Iª nos hacíamos cargo de que “las propuestas para encontrar una solución a esta crisis chocan con la incapacidad popular de seguir creyendo –a veces con mucha razón- en “soluciones a mediano o largo plazo” como las que se escuchan tanto desde el PRO como desde el “semioficialismo sciolista””; y esto es así porque el pueblo vive descreído de los políticos y de las dirigencias nacionales en primer lugar porque “ninguna de ellas logra aplacar las broncas, las pérdidas económicas y las espirituales, o mucho más gravemente las de las 4 muertes ocurridas en la semana de fin de año” explicábamos. Pero aunque duela reconocerlo también es nuestro pueblo el mismo que pretende apenas pasada una elección, que aquellos “elegidos” mágicamente le encuentren la solución a todos los problemas, es más, muchos hasta creen que “la democracia” y por lo tanto “El Estado” tiene “obligaciones para con ellos, y por lo tanto ellos solo tienen derechos para con el Estado” y como consecuencia de esto exigen del Gobierno de turno cosas tan increíblemente falaces como “viviendas gratuitas para todos”, un derecho consagrado en nuestra Carta Magna, pero que no deviene en la obligación del Estado o de los gobiernos, en entregar esas gratuitamente a todos y cada uno de los habitantes de nuestro suelo.

El peronismo nunca reconoció la obligación antedicha –y hoy malsanamente explotada por habitantes de asentamientos ilegales (en terrenos fiscales o ferroviarios de Capital) para exigir una vivienda o $ 50 mil como compensación, a cambio de liberar autopistas, rutas o calles-. Y solo reconoció el “derecho de todo habitante de la Patria al “acceso a una vivienda mínima digna” para él y su familia”, la que será abonada rigurosamente en plazos acordes a la capacidad económica de cada familia (Ver planes peronistas del 1ª y 2ª gobierno -1946/1955- y los planes Eva Perón y otros del 3er. Gobierno 1973/1976- que implicaban planes de pago a 20 y 30 años mediante préstamos del Banco Hipotecario Nacional –hoy privatizado-). Es así como se debe aclararle a la ciudadanía que “no solo ésta tiene “Derechos”, sino que el pueblo tiene, asimismo, “Obligaciones” para con la Patria”; y que como bien nos enseñare el General cada habitante de la Patria “debe producir, por lo menos lo que consume”, y que además es obligación de todos y cada uno de nosotros el “producir, producir y producir”, así como debemos volver a recordar que es el Estado quien debe proveernos de una Educación igualitaria, universal y de excelencia; así como de una Salud de iguales características pero que a cambio los habitantes de esta nación deben recordar la máxima de que todos debemos ir “de casa al trabajo –o al estudio y la capacitación- y de éste a casa” para recuperar el verdadero sentido de “familia”. Nunca fue pensamiento del peronismo el de “regalar nada”, por el contrario siempre fomentó la cultura del trabajo (del estudio y la capacitación) y del esfuerzo para lograr “el ascenso social”, valor supremo de nuestra Doctrina.

Recordábamos hace apenas unos meses –ver notas del 11/03/13 “Después del 27-0… todo cambia”, y del 21/03/13 su Parte IIª- donde realizáramos propuestas concretas respecto del “buen Gobierno” y como no solo crecer (manteniendo una ruta estable y con reglas claras), sino poder desarrollarnos como nación. Decíamos entonces que “de no aceptarlo su futuro será calamitoso al igual que el de todos los argentinos al enfrentarnos al peor escenario, similar al del chavismo con aquel, muerto y sus seguidores disputándose los despojos”. No es que seamos clarividentes, sino todo lo contrario, analistas serios de una realidad que indefectiblemente debía esperarse. Cristina Fernández y el cristinismo todo, creyeron que “el futuro y sus consecuencias ineludibles” iban a “explotarle” en las manos al gobierno que los sucediere después de diciembre de 2015. Y no quisieron entender que la inercia del desgobierno terminaría por adelantar los tiempos “explotándoles a ellos en la cara”, y esa explosión sucedió en diciembre de 2013 (Saqueos y robos, desgobierno e impunidad, cortes de luz masivos, piquetes ciudadanos y 4 muertes…). En aquella oportunidad inteligentemente decíamos: “Luego del 13-S, el 8-N y el 22-F se demostró las ganas y ansias populares de cambio y vuelta definitiva de página que urgen y preocupan a la enorme mayoría del pueblo; es importante resaltar que este tipo de cambios no se imponen, como antaño, a través de tanques y metralla, sino ejerciendo el derecho democrático y republicano de las urnas, esas mismas que mudas en otros tiempos o llenas de prebendas y votos cuotas o votos bolsillo, ahora pareciere que volverán a hablar para defender a mayorías y minorías por igual, aunque algunos crean que están abriendo la boca y hablando demasiado tarde. A ellos les digo que “¡nunca es tarde para generar el cambio democrático” y que, por lo mismo, mas vale tarde que temprano y mal realizado!” “

“Despertar conciencia popular, como se hiciere luego del “vamos por todo”, dicho al amparo del erróneo concepto de que el 54% les daba derechos de imposición y perpetuación, fue realmente significativo y por demás importante, tanto o más que no enterarse que antes del 2015 está a la vuelta de la esquina el 27 de Octubre del 2013, y que para llegar a él deberán superarse las PASO del 11 de agosto que comienzan con el calendario del 12 de junio con el cierre de alianzas y el 22 de junio con la presentación de las listas cerradas y donde todos tienen derecho a participar presentando ofertas electorales por fuera o por dentro del oficialismo. Este verdadero ejercicio electoral que permite al pueblo, y no a los aparatos partidarios, armar listas de candidatos que luego, el 27 de octubre, disputarán las bancas en una o ambas Cámaras del Congreso. ¡Es verdaderamente auspicioso que la ciudadanía y el pueblo todo comprenda que aquí comienza realmente el proceso democrático!” Hoy luego de casi un año, y en los albores de este 2014 volvemos a repetir todo aquello, porque de ello surgen enseñanzas tan vívidas como las que encontramos en aquellos días de marzo pasado. Si el pueblo es capaz de tomar conciencia de que esta vez –como todas las veces anteriores- de la presente crisis salimos todos juntos o no salimos, y que (quizás para desgracia nuestra) Argentina es una tierra de prosperidad nunca vista, por lo que si nos lo proponemos la “recuperación puede ser mucho más rápida de lo que creemos”, para bien o mal quizás, (porque nos acostumbramos a períodos de bonanza y de crisis… siempre repetitivos). Lo que no podemos ni debemos tolerar es que nos sigan tratando de estúpidos, porque llegar a decirnos luego de una quincena de ausencia presidencial, en donde los argentinos sufrieron cortes de energía, 4 muertos e infinidad de pérdidas materiales, morales y afectivas, que aunque este lunes 6 se esperaba el retorno de Cristina Fernández desde El Calafate a la gestión en Buenos Aires, y aunque la información nunca fue confirmada oficialmente por Presidencia de la Nación, y por la mañana, el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich tampoco dio precisiones sobre el retorno presidencial, durante su habitual conferencia de Prensa, reforzando la “sensación” (así, les gusta a ellos caratular los sucesos) de indefensión y abandono en medio de una crisis que destapó una ola subyacente de violencia social, producto en este caso de l sentimiento popular de abandono gubernamental. Aunque informó que “hay programada una actividad con la presencia de la Presidente para el 8 de enero” tras explicar que “está todo el día y todos los días trabajando con nosotros” y que se comunica mediante los medios que la tecnología permite. “Puede ejercer el Gobierno en la Rosada o El Calafate”, sentenció. ¡Nos toman el pelo!

A raíz de los rumores (?) más que rumores son certezas de “abandono de la función para la que fue elegida” siendo pasible de juzgamiento político por “incumplimiento de los deberes de funcionario público y de abandono de tareas”, ya que la Presidente encontrándose -supuestamente- enferma no solicitó la correspondiente “licencia”, este lunes 6 de enero el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, explicó que la primera mandataria “está presente todo el tiempo tomando decisiones” (?) y apuntó que “es un ser humano que está en un proceso de recuperación de su salud”, sin explicar el porqué de no haber tomado licencia como corresponde ante una situación de incapacidad notoria para gobernar adecuadamente. Y amplió que “está presente todo el tiempo tomando decisiones” a través de “los medios tecnológicos, estamos en permanente comunicación. La Presidenta decide, la Presidenta instruye”. “Luego se que hay “una técnica de esmeril”-(?) sugerente ¿no…?- sobre la Presidente”, explicó muy campante sin ponerse siquiera colorado. Consultado sobre el regreso de Cristina, Capitanich dijo en conferencia de Prensa: “Hay programada una actividad con la Presidente para el 8 de enero, será confirmada en el transcurso de esta semana”, es decir entre hoy y mañana. En cuanto a los viajes al exterior, agregó que “el viaje al exterior se corrió para fines del mes de enero”. “La Presidenta está todo el día y todos los días trabajando con nosotros, pero está en la República Argentina. El ejercicio del gobierno lo puede hacer en la Casa Rosada o en El Calafate porque está en la Argentina”, apuntó el chaqueño esta mañana y precisó los temas en los que supuestamente está trabajando Cristina: “la refinanciación (de las deudas) de las provincias, el establecimiento de metas de gestión, la propuesta para la renegociación de la deuda con el Club de París, acuerdo de negociación con Repsol (por la expropiación de YPF), las estrategias de promoción de las exportaciones, el rol de la Argentina en el Mercosur”.

Cristina comenzó su estancia en el Sur con un viaje a Río Gallegos el 13 de diciembre, apenas terminadas las revueltas seudo sediciosas de las policías y los saqueos, robos y muertes (un total de 12 no debemos olvidar). Planeaba quedarse allí hasta el 10 de enero, pero volvió a Buenos Aires por unos pocos días para poner en funciones (aunque ya lo estaba desde hace meses) al impresentable nuevo Teniente General del Ejército Argentino, y luego regresó a Santa Cruz para pasar Navidad y “borrarse literalmente” en medio de la calamidad de los cortes masivos (no de un 2 o 3% de los usuarios como pretenden hacernos creer) de energía que generaron en la semana de fin de año 4 muertes más. Cristina Fernández tuvo su última aparición pública el pasado 10 de diciembre durante los festejos por el 30º aniversario del regreso de la democracia donde inconscientemente bailoteó hasta n nuestro Himno Nacional. Su última actividad oficial fue el 19 cuando encabezó en Casa Rosada, el acto por el ascenso de César Milani a Teniente General, violentando todas las políticas de DDHH enarboladas por los gobiernos K. Simplemente a forma de recordatorio, y sin pretender entrar en una profunda enumeración de medidas y políticas que nos vuelva a reencauzar en el sendero del perdido crecimiento económico, social y como nación (porque hoy somos apenas un país) traeremos a este presente lo enumerado el pasado 21 de marzo sobre el tema energético, donde decíamos:. “Pero mientras, será necesario que tanto las otras fuerzas como los peronistas –o sea los no cristikirchneristas- vayan elaborando ideas, proyectos y políticas de Estado a impulsar en el período legislativo que se inicia el 10 de Diciembre de 2013, y que, así como se elaboró y firmó el pacto de no dar votos a la pretendida re-reelección por los actuales legisladores opositores, de modo de acumular iniciativas para generar y premiar la inversión genuina y sustentable, aumentar la productividad, generar valor agregado a nuestra hoy primarizada producción, promover el comercio exterior, eliminar el maléfico impuesto que es la inflación, crear genuinos y bien remunerados empleos, erradicar el hambre, la indigencia y la exclusión, redistribuir realmente el ingreso dejando de lado la humillación de la prebenda y el clientelismo social y político, generar una educación y una salud de excelencia y verdaderamente universalizadas.”

“Esto requiere de consensos, renunciamientos al vedetismo, normas específicas, pero además de la elevación de la calidad institucional, hoy totalmente degradada; algo de lo cual depende, en la casi totalidad, el progreso y desarrollo de las naciones, pues ella, “la calidad institucional” es medida, en el mundo globalizado, por variados y diferentes índices, pero cualquiera y todos ellos computan el respeto a la ley, la transparencia, la independencia de los tres poderes y en especial de la justicia, la libre expresión y la libertad económica para transar y ahorrar. ¡En todos estos rankings la Argentina aparece en los escalones más bajos y lejanos de lo que se considera la excelencia, y hasta la media! Desde el Kiel Institute de Alemania que realiza la World Institutional Quality Database, con 121 países agrupados en 5 clusters, donde en el primero figuran los de mayor calidad institucional, o sea la óptima (16) y en la quinta, o sea la última, lo de muy mala o nula calidad institucional (20), y donde nos hallamos nosotros; hasta pasando por otras mediciones de resultados similares, en todas Argentina se destaca por su pésima calidad institucional.” Y además decíamos: ”Si esto es comprendido cabalmente será: ¡un auspicioso 27 de Octubre! Elegir concienzudamente los Senadores y Diputados que le arrebaten al cristikirchnerismo la actual mayoría, muy mal usada pues se han convertido en brazos enyesados que votan “sin pienso” y por “obediencia debida” y una falsa y retrógrada “lealtad partidaria” antepuesta a las exigencias de sus mandantes y electores, será un hecho verdaderamente trascendental. Si se vota a conciencia, y privilegiando las ganas y las ansias expresadas en las masivas marchas populares del pasado reciente, esa mayoría omnímoda no volverá a existir”.

Porque nos hallamos en medio de una crisis de valores, y porque el cristinismo no atina a buscar una salida a ésta –que debemos aclarar fue producto de su propia incapacidad y de políticas al servicio de la corrupción y el autoenriquecimiento nunca antes vistas-, y porque además, solo podremos salir si tomamos conciencia de que se logrará si lo hacemos en conjunto y poniéndonos de acuerdo en “Políticas de Estado” que sean absolutamente consensuadas como parte de un “acuerdo políticosocial, empresario y sindical” –o sea entre todos- donde: “1º La Reforma Constitucional deberá ser para: quitar, anular o modificar aquellos elementos integrados a la Reforma del 94, que demostraron su ineficacia o que subsumieron nuestra Carta Magna a Tratados o Leyes internacionales, quitándonos soberanía política y judicial ; devolverle a la Nación el patrimonio sobre el subsuelo y sus recursos, que implica supeditar las necesidades provinciales a los designios estratégicos y geopolíticos nacionales, manteniendo las provincias las regalías en un piso mínimo del 20% y si las mismas son acordadas entre nación y empresas explotadoras estas no podrán ser inferiores a un 30%, exigiéndose siempre el tratamiento industrial en suelo argentino; determinar la invariabilidad de las fechas de elecciones y de la asunción de las autoridades electas; avanzar hacia un presidencialismo atenuado y un sistema parlamentario reforzado y jerarquizado; confección de la Ley de Presupuesto con concepto Plurianual, pudiendo el mismo ser corregido adaptándose a las coyunturas, pero manteniendo el “concepto de plurianualidad”; determinar la necesidad de implementación de un “seguro universal a la niñez y la ancianidad”, sin exclusiones de ninguna índole e igualitario para todos; determinar la necesidad de punición a la evasión de impuestos, por ser “un robo al pueblo de la Nación…”

“Determinar un piso mínimo de coparticipación de la totalidad de la recaudación de impuestos, ganancias y otras recaudaciones del 50% a ser repartidas entre las provincias, con una fórmula polinómica que exija de éstas la retención de sus pobladores en su lugar de origen para mantener el porcentaje de reparto interprovincial; fijar que las Obras Públicas declaradas de interés nacional, con control Bicameral, oficina Anticorrupción, AGN y Secretaría de Obras y Servicios Públicos deban contar con el presupuesto determinado por el Presupuesto Nacional Plurianual y afectación de recursos, sin posibilidad de desafectación por las administraciones de turno; fijar constitucionalmente la creación de las Agencias Federales con incumbencias específicas de control e investigación en áreas como; seguridad y justicia, defensa e inteligencia, narcotráfico –armas, drogas y alcohol-, hacienda, finanzas –Tesoro/BCRA-, medicamentos, Salud, etc. y fijación de los órganos de control de cada una de ellas desde el Senado de la Nación –Comisiones Senatoriales con un muy amplio poder de control- y con las presidencias en manos de los partidos de la oposición al partido de Gobierno. Supeditar las Constituciones provinciales a la Constitución Nacional y a las leyes y penalidades que el Congreso Nacional dicte o las Comisiones Senatoriales apliquen; otorgar poder de policía y contralor al armado de “comisiones investigadoras” con amplios poderes de investigación, sanción y punición para estas tareas a las Agencias Federales al Honorable Senado de la Nación, en cuestiones como Relaciones Exteriores, Medio Ambiente, Salud, Educación, Justicia, Interior, Transporte y Coparticipación Federal…” 5º En lo económico para: el desarrollo de “polos productivos” de alta tecnología civil y militar mediante la incentivación fiscal, nacional y de las provincias; la instrumentación, previa actualización del incompleto “Plan Nacional de Obras Públicas”, que incluyen obras hidráulicas e hidroenergéticas, caminos, puentes, puertos, canales de riego y aliviadores, así como el desarrollo de las hidrovías; un desarrollo serio de la política de migraciones internas que acompañe el de los “polos productivos” y asimismo coadyuve al reasentamiento de los actuales migrantes en sus lugares de origen para combatir el desarraigo y la pérdida de porcentuales de coparticipación de sus provincias; la “Regionalización de la Nación” con vistas a la organización y desarrollo, que acompañe la generación de los “polos de desarrollo” en “Regiones Económicas” del país que permitan el desarrollo zonal.”

“Asimismo, la “Planificación, reactivación, reformulación y actualización” del sistema ferroviario y su complementación con el carretero y fluvial, mediante la incentivación de exenciones fiscales; la “Integración del sistema portuario del Río de la Plata” que realmente una a nuestro país con Uruguay, Brasil, Paraguay y Bolivia; la definitiva y completa terminación en “Salto Grande” del sistema de pase de buques al Río Uruguay superior; desarrollo, integración y reformulación del “Sistema Ferroportuario del Río Paraná” desde Corrientes, pasando por Goya, Santa Fe y Paraná, Rosario y su cuenca inferior con el correspondiente dragado para que tengan razón y motivo de ser dichos puertos del Paraná superior y medio; “Puentes carreteros al Este”, lo que conlleva la integración Argentina-Uruguay y Argentina-Brasil y “Túneles y carreteras al Oeste” con particular integración de Bolivia para el desarrollo económico de la misma mediante la interconexión Argentina-Chile y Argentina-Bolivia mediante el ya propuesto sistema ferroviario; desarrollo de una “nueva matriz hidro-núcleo energética” con alternativas que abarque un período de CINCUENTA (50) años. También la Nación deberá darse un “Desarrollo de la industria petroquímica”, basada en el gas de Bolivia –propuesta de energía alternativa- y el estudio de las explotaciones de los yacimientos de esquistos y Shale gas y Shale Oil; encarar el desarrollo de la “producción y extracción de Litio” derivada de los salitrales nacionales, exigiéndose que la explotación esté asociada con la Empresa Estatal/Nacional de Energía en un porciento nunca inferior al 40% y con regalías provinciales de un mínimo del 20%, como futuro alimento de las baterías del mundo automotor; incentivación vía exenciones impositivas para el “Desarrollo de energías alternativas renovables” y su implementación territorial. En lo legislativo “Declarar al sistema bancario y financiero como “Servicio Público”,” con sus derechos y obligaciones para ponerlo al servicio del pueblo, del Estado (no del Gobierno de turno) y del financiamiento productivo nacional; dictado de una nueva “Ley de Obras Públicas”, con afectación de los fondos en los presupuestos plurianuales, sin posibilidades de desafectación durante su realización –seguridad jurídica y social-, con control de la Comisión Bicameral (Senado y Diputados), Oficina Anticorrupción, Secretaría de Obras y Servicios Públicos, AGN y de las Agencias Federales y las Comisiones Senatoriales específicas.”

“Incorporar a la Constitución Nacional la obligación de que se cumpla con el “Plan Nacional de Obras Públicas” imprescindibles para el desarrollo nacional, con afectación plena de recursos y de cumplimiento en plazos acordes con la envergadura de las obras propuestas, la actualización y su puesta en marcha será tarea primigenia; porque el mundo va a venir por el AGUA, implementación de una “Política de Defensa, Desarrollo y Sustentabilidad del recurso”, tanto en el área continental como en las Islas Malvinas, e Islas del Atlántico Sur y en la Antártida Argentina para lo cual deberemos fomentar la cultura de la integración regional de Suramérica para que éste sea un dilema no sólo argentino. Determinación de una “Política Marítima y Fluvial nacional”, para proteger y explotar adecuadamente nuestros recursos ictícolas, su desarrollo, mantenimiento y sustentabilidad en el tiempo; creación de una “Institución Oficial para atender la generación de crédito destinado a la producción”, aplicación de los fondos recaudados por el Impuesto al Cheque –Impuesto a las Transacciones financieras y bancarias-, a éste organismo (único Impuesto no coparticipable debido a su aplicación verdaderamente federal). De igual manera, y en forma perentoria el “Dictado de una Ley de Coparticipación Federal”, que respete lo fijado constitucionalmente –mínimo de un 50% para las provincias- tendiendo a que ese porciento se eleve por sobre el 60% ha repartirse entre las provincias y éste reparto esté regido por una fórmula polinómica que incentive y pene la no “retención poblacional” por parte de los Estado provinciales; “Desarrollo e incentivación de la Producción para la Defensa” y su integración y complementariedad con el área del MERCOSUR y la UNASUR y toda otra Asociación Latinoamericana. En este punto es importantísimo que se entienda la necesidad imperiosa de lograr la “Autosuficiencia en materia tecnológica” en el área militar, y su complementariedad con las demás naciones del área, así como la del desarrollo conjunto de la energía en el campo nuclear (esencialmente para fines pacíficos) pero con un carácter también eminentemente de Defensa Nacional, desarrollo tecnológico de turbinas de propulsión nuclear para buques y submarinos, que permitan la real protección de nuestro Mar Continental y sus territorios insulares Antártida, Malvinas y demás Islas argentinas.”

Como vemos es mucho lo que debemos llevar a cabo, no solo es cuestión de buscar una salida a la cuestión energética porque volveríamos a equivocarnos nuevamente. Es imprescindible reconocer las equivocaciones no solo de ésta década o de las dos últimas décadas, el error proviene de mucho más atrás; este comenzó cuando Argentina abandono su rol de liderazgo de Latinoamérica y sus políticas se subsumieron a los designios de los imperialismos de turno, y a lo que sus mandantes internos nos exigieron. Abandonamos el camino trazado por Irigoyen, Mosconi, Savio, Perón, Frondizi y creímos que éramos parte de una Europa que solo nos miraba para expoliarnos. Abandonamos a nuestros hermanos continentales de habla hispana para cumplir con los designios de la doctrina Monroe, y dejamos de lado “la Patria Grande hispanoamericana”, que debemos retomar. Para finalizar recordaré aquello que dio fin a la propuesta de marzo 2013 cuando pretendía “la creación del “Digesto Anticorrupción” que prevenga y castigue la corrupción administrativa y articule los mecanismos legales a fin de impedir la impunidad de quienes incurran en delitos contra la administración pública. Dictado de la “Ley que declare delito de lesa humanidad la inseguridad ciudadana, la pobreza extrema, la indigencia, la muerte por desnutrición o el abandono de personas, la falta de educación y de salud universal y de excelencia”. ¡Retomar el camino y solucionar los principales problemas acarreados por la crisis llevará tiempo, inversiones y años!

Buenos Aires, 6 de Enero de 2014.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s