La abstención beneficia al colonialismo: voto dual y abstención diferencial

fotos1

No es fácil desentrañar los mecanismos mediante los cuales el colonialismo obtiene rédito político de la abstención de determinados sectores de la población en los distintos procesos electorales, motivo por el cual hemos recurrido al análisis comparativo de los datos correspondientes a la abstención en elecciones generales y autonómicas desde las primeras elecciones celebradas en el año 1977 hasta las últimas correspondientes al año 2011, en total diecinueve procesos electorales cuyos datos se refieren a Canarias.

En general la abstención es mayor en procesos electorales autonómicos que en elecciones generales, lo que también constituye una constante en el resto del Estado, aproximadamente en el mismo porcentaje, con la excepción de Cataluña y Galicia, donde la diferencia es aún mayor.

Llegados a este punto se hace necesario clarificar dos conceptos importantes, denominados voto dual y abstención diferencial. El voto dual incluye aquellos electores que, dependiedo del tipo de proceso electoral, general o autonómico, vota a una formación política u otra, mientras que la abstención diferencial se refiere a aquellos electores que, sistemáticamente, votan en las elecciones generales y se abstienen en las autonómicas.

La abstención en las elecciones generales convocadas por el colonialismo en Canarias fluctúa entre el 30.9 y el 40.4 por ciento, con dos excepciones, las primeras elecciones celebradas después de la muerte del anterior dictador y las que tuvieron lugar a raíz del golpe de Estado que aconteció el 23 de febrero de 1981, en las que la abstención disminuyó hasta el 27.5 y el 23.9 por ciento, respectivamente.

Cuando analizamos la abstención producida en las elecciones autonómicas el mismo parámetro fluctúa entre el 34.6 y el 41.1 por ciento, lo que viene a corroborar los datos del resto del Estado, o sea, que la abstención es mayor en las elecciones autonómicas que en las generales, contrariamente a la percepción que se transmite en Canarias en el sentido de que la abstención es mayor cuando se vota al parlamento español que al canario en base a la ya famosa consigna “no votes al parlamento español”.

Las consecuencuas del voto dual se reflejanan claramente en las dos convocatorias elecctorales convocadas en el año 2011, en las que “Colisión” Canaria obtuvo 21 parlamentarios en las elecciones autonómicas y apenas una representante en las elecciones generales, debido a que una parte de los electores que le otorgaron el voto en las elecciones autonómicas votaron el PP (que obtuvo 9 diputados al parlamento español) o al PSOE (4 diputados) en las elecciones generales. Estas son las consecuencias, perfectamente previstas por el colonialismo, de lo que algunos han venido a denominar el “psunami” bipartidista, perfectamente diseñado y luego ejecutado desde las radios y televisiones públicas y mediante jugosas subvenciones, aportaciones y otras ones.

Conviene clarificar que la abstención diferencial es sólo una parte de la abstención, pero muy significativa. Como ejemplo ilustrativo podemos traer a colación las elecciones autonómicas catalanas de 1992, en las que la abstención llegó al 45.51 por ciento, mientras que la abstención en las generales fue del 27 por ciento (18.51 por ciento de diferencia,) próxima a la media estatal e inferior a la de Canarias, entre otras comunidades, como País Vasco, Asturias o Baleares.

El pasado 21 de Octubre de 2012 se celebraron elecciones en dos naciones del Estado español, Galitzia y Euzkal Herria, alzándose con la victoria el PP y los independentistas vascos, respectivamente. Llama poderosamente la atención el hecho de que el PP haya obtenido nuevamente mayoría absoluta en Galitzia después de las brutales medidas que ha tomado en todo el Estado, pasando de 38 a 41 parlamentarios. Se da la circunstancia de que, como no podía ser de otra manera, el PP perdió muchos votantes con respecto a la convocatoria de 2009, unos 150.000 ¿Cómo es posible que perdiendo apoyo electoral haya aumentado su representación y por lo tanto su mayoría absoluta?

La endémica abstención gallega volvió a ser la gran ganadora, victoria pírrica que transforma las victorias en derrotas, pues los 832.678 abstencionistas, los 37.472 votos nulos y los 38.410 votos en blanco casi duplican a los 653.934 obtenidos por el PP, pero al aumentar la abstención en siete puntos el PP obtiene absolutísima mayoría, abstención que, por lo tanto, es un objetivo prioritario de su política.

Catalanes, vascos y escoceses están probablemente a las puertas de la independencia al haber conseguido el apoyo electoral de los ciudadanos de esas naciones ¿Abstención? No, muchísimas gracias.

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (Movimiento UPC)

Texto para el gráfico

Representación de la abstención a elecciones generales (rombos azules) y autonómicas (cuadrados rojos) desde 1977 hasta 2011, año en el que se celebraron ambas elecciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s