Argentina: ¿Existe o no el narcotráfico? que implica tránsito, consumo y producción

Berni contradijo a Rossi, y ahora a ambos funcionarios cristinistas les piden explicaciones. ¿Intervendrá la Justicia?

Berni contradijo a Rossi, y ahora a ambos funcionarios cristinistas les piden explicaciones. ¿Intervendrá la Justicia?

Le creemos a Rossi –con su experiencia de santa Fe-, Ministro de Defensa o a Berni Secretario de Seguridad de la Nación quienes difieren fundamentalmente en sus visiones sobre este tema tan importante de los argentinos, pues es uno de los componentes más importantes -¡sino el más importante!-, de la política de seguridad y salud de la Patria.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, reconoció que la Argentina pasó de ser un país de tránsito a ser “un país de consumo, y lo más grave que también es de elaboración” de drogas. Poniendo sobre el tapete el “nudo” e la cuestión narcotráfico, pues al definir que Argentina es país “productor”, termina cerrando el círculo de las naciones narcotraficantes a nivel global. El tema del narcotráfico fue puesto en la agenda por la Iglesia, que en noviembre pasado reclamó al Gobierno medidas concretas para frenar el avance de este flagelo. Luego fue la Corte Suprema de Justicia la que pidió también “medidas urgentes”. Luego de que el secretario de Seguridad de la Nación Sergio Berni saliera a desmentir al ministro de Defensa, Agustín Rossi, por haber dicho que la Argentina pasó de ser un país “de tránsito” a ser “productor” de drogas, desde la UCR exigen la presencia de ambos en la Cámara baja para que brinden explicaciones.

El presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR, Mario Negri, exigió la presencia en la Cámara baja del ministro de Defensa, Agustín Rossi, y del secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, para que brinden explicaciones sobre las medidas que está adoptando nuestro país para combatir el narcotráfico. Negri formuló el pedido este lunes (17 de febrero), luego de que Berni saliera a desmentir a Rossi por haber dicho que la Argentina pasó de ser un país “de tránsito” a ser “productor” de drogas. “Estamos preocupados por las contradicciones entre las declaraciones del ministro de Defensa y el secretario de Seguridad, vinculadas a la elaboración de estupefacientes y control del narcotráfico”, afirmó Negri. Y agregó que “es de suma urgencia dimensionar la magnitud del problema y establecer una política de Estado clara, tal cual lo manifestamos al acompañar el pedido realizado por los obispos hacia fines del año pasado”. Negri destacó que “las divergencias entre funcionarios de esta jerarquía no contribuyen sino, por el contrario, suman confusión a este serio problema por el que está atravesando nuestro país”. “La situación de Rosario, de los narcopolicías en Córdoba, y los gravísimos hechos acontecidos en Mendoza hacen indispensable que solicitamos la presencia de Rossi y de Berni; no con el propósito de generar disputas particulares sino con el objetivo de establecer políticas eficientes para que la droga no se adueñe de la política, del Estado y de la vida de los argentinos”, concluyó el radical.

Mientras en la Argentina se ha incrementado la actividad de los cárteles narcos, el consumo y producción de estupefacientes cuyo principal ejemplo es lo que ocurre en la ciudad de Rosario (Santa Fe) los dos funcionarios responsables de la Defensa y el combate al narcotráfico dejaron en evidencia una gran contradicción sobre el diagnóstico de la producción de drogas en nuestro país. Ayer (16 de febrero) el Ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo que hoy la Argentina “es un país de elaboración” de estupefacientes. Esta mañana el secretario de Seguridad, Sergio Berni, lo desmintió. El cruce entre funcionarios cristinistas recuerda a la misma situación que años atrás protagonizaron el por entonces Ministro de Justicia, Aníbal Fernández y el titular de la SEDRONAR, José Graneros. En ambos casos queda clara la falta de una política consensuada sobre las drogas durante la gestión de los Kirchner. Esta falta de política sobre el narcotráfico en Argentina se ve claramente refrendada por el “desmembramiento” que se llevó a cabo en el SEDRONAR, dividiendo esta Secretaría de Estado y quitándole el rol de “lucha” contra el narcotráfico. Ni que hablar de la Unidad de Información Financiera –UIF- a cargo de José Sbatella, quien desde su asunción, nunca tomó nota de las denuncias que sobre supuesto “lavado de dinero” le realizaban los bancos nacionales y extranjeros radicados en el país

Anteriormente el ministro de Defensa, Agustín Rossi, reconoció este viernes (14 de febrero) que la Argentina pasó a ser un país de “consumo y elaboración” de drogas, y sostuvo que en la ciudad santafesina de Rosario el narcotráfico tuvo “un crecimiento exponencial desde el 2010”. Rossi reiteró que las Fuerzas Armadas, por ley, tienen “vedada su posibilidad de intervenir en cuestiones de seguridad interior, como por ejemplo en el tema del narcotráfico”. Al respecto, volvió a aclarar que “no” comparte la idea del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien había planteado la cuestión de debatir el rol de los militares para la lucha contra los narcotraficantes. Sobre la problemática que atraviesa la provincia de Santa Fe con bandas organizadas a la venta de estupefacientes, el jefe de la cartera castrense indicó que “en Rosario, es una de las ciudades donde el crecimiento del delito narco ha sido de un crecimiento exponencial desde el 2010 hasta estos días”. En diálogo con radio Rivadavia, el funcionario analizó que el tema de Rosario “se produce por connivencia entre las fuerzas de seguridad provincial con la organización narco y el delito encuentra un campo como para avanzar de manera importante”. Al ser consultado sobre las declaraciones que Scioli hizo en enero pasado, de revisar “el rol de las Fuerzas Armadas” en cuanto a las estrategias de combate al narcotráfico, Rossi insistió: “No comparto esa mirada”. “Lo digo con muchísimo respeto (en referencia a la opinión de Scioli). No creo que la participación de las Fuerzas Armadas termine mejorando la situación”, añadió el funcionario. “La Argentina era un país de tránsito, y ahora es un país de consumo, y lo más grave que también es de elaboración. Me parece que allí hay que poner el esfuerzo de poner toda en la inteligencia criminal”, puntualizó Rossi. El titular de Defensa recordó que en el país hay “fuerzas de seguridad intermedias” con características “militarizadas” como la Gendarmería y Prefectura, que se dedican al combate del narcotráfico. En tal sentido, recalcó que “la Argentina tiene un menú de agencias de seguridad muchísimo más completo que en otros países de América latina”. Recordemos que el tema del narcotráfico fue puesto en la agenda por la Iglesia, que reclamó al Gobierno medidas concretas para frenar el avance de este flagelo. Luego fue la Corte Suprema de Justicia la que pidió también “medidas urgentes”

El kirchnerismo sigue sin unificar criterios acerca de la lucha contra el narcotráfico después de más de 10 años de gobierno. Esa es la conclusión del cruce Berni/Rossi, gemelo de otro viejo cruce que años atrás protagonizaron Aníbal Fernández/José Granero o Aníbal Fernández/Carlos Stornelli (ex ministro de Seguridad bonaerense). El primer caso (Rossi/Berni) quedó expuesto públicamente esta mañana (17 de febrero) cuando el Secretario de Seguridad, Sergio Berni, desmintió al ministro de Defensa, Agustín Rossi. Ocurre que el domingo (16 de febrero) Rossi dijo durante una entrevista a Radio Rivadavia: “La Argentina era un país de tránsito, y ahora es un país de consumo, y lo más grave que también es de elaboración. Me parece que allí hay que poner el esfuerzo de poner toda en la inteligencia policial”. Puso como ejemplo por ser partícipe como ciudadano que vive allí, la situación de Rosario (Santa Fe) ciudad y provincia que gobierna el socialismo de Hermes Binner, principal adversario político de Rossi: “Rosario, es una de las ciudades donde el crecimiento del delito narco ha sido de un crecimiento exponencial desde el 2010 hasta estos días” y agregó que “se produce por connivencia entre las fuerzas de seguridad provincial con la organización narco y el delito encuentra un campo como para avanzar de manera importante”.

Pero luego al ser consultado sobre las declaraciones que Daniel Scioli hizo en enero pasado, de revisar “el rol de las Fuerzas Armadas” en cuanto a las estrategias de combate al narcotráfico, Rossi insistió: “No comparto esa mirada”. Este lunes 17 a radio Vórterix, el secretario de Seguridad, Sergio Berni aseguró que “en la Argentina no se produce droga”. Berni sostuvo que “en las conversaciones que mantuvo” con Rossi, el ministro “nunca mencionó la posibilidad de que la Argentina sea un país productor de drogas” y remarcó: “La verdad es que no es productor de drogas”. “Objetivamente en la Argentina no se produce droga, más allá de aquellas plantas de marihuana que algunos consumidores pueden tener en su casa, pero tampoco hay una producción a gran escala, por lo menos hasta ahora detectable en el país, algo que sí sucede en Paraguay”, completó Berni intentando dar por cerrada la discrepancia mediática. En noviembre pasado, Berni tuvo que salir a cruzar a la Iglesia Católica que había redactado un duro informe sobre el aumento del consumo de drogas: “La lucha contra el narcotráfico es muy eficiente”, se quejó el secretario y aseguró que las fronteras “están bien cuidadas”. Al igual que Rossi, deslindó responsabilidades sobre el problema narco en las administraciones socialista de Rosario (Santa Fe) y del massista Gabriel Katopodis en San Martín (Provincia de Buenos Aires). También relativizó la importancia de la radarización. Más llamativas aún fueron sus declaraciones del 3 de diciembre cuando concluyó que “el mundo” es el que fracasó contra el narcotráfico y no el Gobierno argentino: “La política a nivel mundial de la lucha contra el narcotráfico ha fracasado”, declaró y le exigió al “mundo” dar “el debate en serio”. El cruce Rossi/Berni recuerda a aquel entre Aníbal Fernández y el titular de la Secretaría de Programación de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), José Graneros también acerca de la producción de drogas. En 2011 Granero dijo que “Aníbal Fernández le mintió a Cristina Fernández sobre las muertes por sobredosis”. Aníbal contestó que “la política de drogas de este país no la fija el Sedronar, el Sedronar es un área de prevención y a eso se tiene que dedicar, punto”. A fines de diciembre, Granero dejaría el cargo. Y la embajada de EE UU en los reportes desclasificados ilegalmente –WikiLeaks- trataba a Fernández de ser un jefe o por lo menos de permitir la entrada del narcotráfico al país.

¡Existe el narcotráfico y somos país productor!

Buenos Aires, 17 de febrero de 2014.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s