Argentina: La tesis conspirativa ¡No es creíble para el pueblo!

Buenos Aires. Argentina. Foto: Gustavo LG Buriola.

“Argentina ha sido siempre un motivo de perplejidad” señala bien Julio María Sanguinetti en “El País” de Madrid, y añade “cuesta entender cómo este país rumboso de hace un siglo ha logrado retroceder tanto, de crisis en crisis”. Si la prensa mundial viene ocupándose de nuestro país, porque no entiende –al igual que el ex Presidente charrúa- como siendo la 4ª potencia mundial en el Primer Centenario de Mayo, hoy estemos debatiéndonos después de más de un quinquenio de crecimiento “a lo chino” con los “términos del intercambio” como nunca antes, ante una nueva crisis. ¿Entiende el pueblo lo que nos pasa?

No debemos atender lo que dice el cristinismo, debemos atender a lo que hacen. El reconocimiento falaz y tardío de la inflación, aunque ha sido un avance, también nos muestra la desmesura que se vive en la política argentina: “que el índice del costo de vida se aproxime a la verdad”, como cree firmemente el pueblo todo (salvo el cristikirchnerismo duro) que confía en el índice “Congreso” publicado desde hace casi dos años, aún escamotea y esconde los otros indicadores necesarios para conocer “en el dónde estamos como país”. Escondiendo los índices de pobreza e indigencia, resultantes de la “Canasta Básica Alimentaria” que debería proporcionar el nuevo INDEC kicilofista, y que esto –el nuevo índice IPCnu- se festeje como un acontecimiento, nos termina por dar la pauta del grado de manipulación en que hemos tenido que vivir los ciudadanos hasta aquí.

No nos debe extrañar, por lo tanto, lo que bien dice Julio María Sanguinetti respecto del retroceso cíclico del país; por cuanto Argentina fue enseña y bandera, espejo donde mirarse y meta a donde llegar, para la América Latina desde fines del siglo XIX y hasta mediados del siglo XX. De ser la 4ª potencia mundial, pasamos a ser el granero del mundo, y tras el golpe de la “Revolución fusiladora” de 1955 iniciamos el camino del permanente y sostenido crecimiento, crisis, empobrecimiento, default, crisis… para volver a iniciar el ciclo que dejó de ser un “ciclo virtuoso” para convertirse en un “círculo defectuoso”. Terminando por ser un país que no encuentra su “lugar en el mundo globalizado”, porque de ser el “espejo para Brasil y Méjico”, pasamos a ser un país “superado” por la casi totalidad de la América hispana, estamos hoy, año 2014 o sea segunda década del siglo XXI detrás de Colombia, Ecuador, Chile, Perú, Paraguay, Uruguay y hasta de nuestra ex provincia del Alto Perú (Bolivia). Emparejamos a duras penas a Costa Rica, El Salvador, República Dominicana y por ahora, nada más que por ahora, superamos a la Venezuela de Maduro y antes de Chávez, tanto como ha la Cuba de los hermanos Castro.

Los negativos pronósticos, del mundo globalizado, y que como bien dice el charrúa “muchos se preguntan sobre este retroceso, pero paradójicamente hoy aparecen quienes no entienden cómo no se derrumba del todo, cuando sufre los avatares de una economía artificial, arbitraria, llena de subsidios y precios administrados, que se asienta encima de grandes reservas energéticas inexplotadas por falta de inversión, al mismo tiempo que importa por US$ 10 mil millones de gas y petróleo”. ¿Puede alguien que no sea el charlatán de Aníbal Fernández, la “bestia” de D’Elía, el “mamarracho” de Capitanich o el “imberbe e incapaz marxistoide” de Kicillof desconocer cada uno de los generadores –a los que muchos podrían añadirle varias causas más-, de la presente crisis del segundo mandato de la Presidente Cristina Fernández? Creo, y lo creo firmemente, que no existe ni en la Argentina, y mucho menos en el exterior, nadie que pueda comprender como una Nación que tiene la “mano de Dios, extendida” y posee una pampa húmeda y tierra fértil para producir más de 200 millones de toneladas de granos, y mas de 100 millones de cabezas de bovinos; junto a las reservas de “shale oil” y “shale gas” que nos reposicionan como entre el 3º y el 5º productor mundial de gas y petróleo; que además poseemos una riqueza minera de todo tipo de minerales, como del “Litio” el componente más buscado y rico para el futuro de las telecomunicaciones, y las baterías automotores mundiales, junto a un pueblo que fue, y es capaz de “levantarse rápida y vigorosamente” de profundas y autogeneradas crisis como la del pasado y recordado 2001, esté como estamos hoy.

Y viene a ser nuestro hermano “yorugua” –reconocido por Artigas como parte integrante de nuestra Patria-, quien nos tenga que mostrar los porqué: “lo que ocurre –explica con claridad, aquella del ojo ajeno- es que la baja institucionalidad genera esos desajustes, pero –a la inversa- el brío de su sociedad impide que se derrumbe como le hubiere pasado a cualquier país común”. Es notorio, como en ambas orillas del Plata, ciudadanos comunes o “de a pie” o hombres y mujeres de la política, el empresariado, el sindicalismo y la/s Iglesia/s, profesamos las mismas y caracterizadas ideas respecto de la Nación Argentina. “Es el Pueblo –así con mayúsculas-, ese mismo pueblo al que le hablaba Perón, o Evita o el hermano rioplatense Methol Ferré” muerto hace muy poco el único y verdadero artífice de que el país se mantenga aún, y contra todos los gobernantes antipatrióticos y viles traidores a éste, en pie y dándole a la humanidad verdaderos ejemplos a ser seguidos. Desde Francisco, el Papa de la austeridad y el amor incondicional, hasta los seguidores y continuadores del “diálogo interreligioso” que en pocos días recorrerán la tumultuosa zona del Medio Oriente, Jordania, Palestina e Israel para “demostrar” que es posible la paz y la confraternidad entre los pueblos y las religiones.

“Argentina se ha autoinfligido una insólita crisis, incubada desde el poder por un llamado “relato oficial” que negaba las consecuencias inflacionarias de los desajustes presupuestarios y la emisión monetaria” subraya Sanguinetti, quien además de nuestro hermano rioplatense fue parte importante –y definitoria- de la creación tardía, pero creación al fin, del sueño de Vargas, Ibáñez y Perón y muy anteriormente de Miranda (el nunca reconocido emancipador, pensador, general de España, Francia y Rusia así como el creador intelectual de “La Patria grande Sudamericana”, o el “Gran traicionado por Simón Bolívar” quien arteramente y como un nuevo Judas, lo entregare a la Corona Española por tristes y menudas monedas), del MERCOSUR primero, generador a principios del siglo XXI (año 2002) de la UNASUR, un intento por ahora en pañales y muy descuidado, especialmente por nosotros los argentinos, de una verdadera Unión de Naciones de América del Sur. ¿Puede alguien en su sano juicio no reconocer los gigantescos errores cometidos? Y si lo hubiere, y fuere un ser racional: ¿puede no tomarse como un verdadero “apunte” virtuoso a nuestra triste realidad? Estoy convencido que enterada Cristina, o alguno de sus alcahuetes aplaudidores muy bien rentados de La Cámpora, o el mismo “vocero y recontra mamarracho”, saldrán a descalificarlo al ex Presidente uruguayo. Porque “el relato” no se asume como creador de la presente crisis, sino muy por el contrario como “víctima de los empresarios agiotistas, las corpo mediáticas, los banqueros antinacionales, los periodistas mercenarios, la oposición apátrida, etc.”, ¡Y si sos víctima el victimario se encuentra siempre en el afuera!

Pero en el artículo del diario español, Julio María tras una larga y muy interesante “comparación de Argentina con el Brasil”, señala clara e inteligentemente que, contrariamente al segundo, nuestro país “adolece inmerso en un estado de “excitación crítica” de las potencialidades” de aquél y advierte que el Gobierno –de Cristina Fernández- “amplifica el incendio cuando habla de una “acción psicológica de desestabilización permanente”, de una conspiración de los mercados”, y aclara por las dudas y por si hiciera falta aclarar aún más sus inteligentes aportes, que “su Gobierno, no se irá antes de tiempo”. Esta innecesaria, infantil y verdaderamente estúpida aclaración de la Presidente Fernández de Kirchner, lo único que genera es “total incertidumbre institucional”, algo verdaderamente imprescindible y contradictorio con atraer inversiones y capital de riesgo productivo; para él también “la tesis conspirativa del Gobierno Cristina Fernández es “no” creíble”, tan no creíble, como lo es para la enorme mayoría –por no ser fundamentalista y afirmar que es de “todo”- el pueblo argentino. Las pasadas elecciones, tanto las PASO, como las legislativas del 27 de octubre de 2013, fueron una “reconfirmación rotunda” de que el Pueblo “no se traga más las palabras del relato, sólo le prestan atención a lo que ella y sus funcionarios “HACEN””, y de ahí la respuesta popular, la corrida monetaria de noviembre a enero que provocó en el Gobierno la necesidad de “sincerar” el valor de nuestra moneda nacional y reconocer, poco tiempo después la inflación negada hasta ese entonces.

“Nadie quiere que el Gobierno –Cristina Fernández de Kirchner- caiga” termina expresando. Y en este mismo sentido, no creo que exista un solo argentino inteligente que pretenda que Cristina termine antes su mandato, ya sea por renuncia como le sucediere a Alfonsín y a De la Rúa, o por cualquier otro motivo. ¡Cristina Fernández debe imperiosamente entregar el Gobierno a su sucesor constitucional el 10 de diciembre de 2015, y ni un día antes! ¡Volver a alterar el mandato Presidencial sería una nueva mancha en este triste y negativo derrotero nacional! Ningún argentino de bien, aunque descrea de ella, o la enfrente en sus infantilismos y/o perversiones cotidianas quiere que ella haga abandono de su puesto, para el que fue electa. ¡Y una vez cumplido el término constitucional, ella deberá enfrentar el juicio de la historia, así como el de toda aquella denuncia que sea presentada y bien fundamentada ante la Justicia Argentina! Ella, al igual que todo otro ciudadano argentino debe estar al servicio de la Ley y la Constitución Nacional, por lo que será pasible de todas las condenas que sean debidamente justificadas por el Poder Judicial argentino. ¡Porque no sólo Dios se lo va a demandar, sino que también se lo va a demandar el pueblo al que ella vilipendió, agravió y atacó innecesariamente durante estos más de once años.

Buenos Aires, 18 de febrero de 2014.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s