Acción contra la propaganda de género en cine español

Ayer (20 de marzo de 2014) estuvimos en el estreno de la película “La hermandad” con la feminazi Lidia Bosch de protagonista.

Dado que la feminazi es una pésima actriz, está claro que todo se ha hecho en base al morbo que esta feminazi levanta dado su proceso de separación con denuncia falsa de abuso sexual incluida. Recordemos la película de Mar Flores como protagonista.

Eso no impidió que otros afectados por denuncias falsas de maltrato y procesos de divorcio feminazis acudiesen al evento a dar apoyo a la feminazi Lidia Bosch. No sea que en el próximo reparto de subvenciones no les toque nada.

Estaban las periodistas y las cámaras de televisión de los programas del corazón. En un corrillo hablando entre ellas. Todas poniendo a parir a la feminazi Lidia Bosch pero deseando estar en su lugar. Cosa difícil dado que llegaron muy tarde cuando fueron al reparto de físicos. Cuando hablo con ellas se escudan en que tienen órdenes de su jefe (masculino) de no darnos posibilidad de dar nuestra versión y opinión.

La película está subvencionada por todos los niveles de la Desadministación pública. Incluida la Radiotelevisión valenciana que está quebrada y cerrada. Esto es, la película nunca se hubiese hecho ni nunca hubiese tenido beneficio económico (que estoy seguro que no lo tendrá) de no ser porque nos roban a todos nuestro dinero vía impuestos. Como pasa con la casi totalidad de las películas que se hacen en España en estos últimos años.

En las alocuciones previas a la proyección todos los que se subieron al escenario iban “uniformados” de negro. Salvo la protagonista que iba de blanco radiante más delgada que cuando se dio a conocer en el “Un, dos, tres, responda otra vez”. Todo a mayor gloria de la feminazi.

Quien más habló fue el autor del guión y director. En los agradecimientos se extendió en especial al referirse a su pareja, su apoyo diario. Me recordó a Pedrito Cacerolo hablando de los orgasmos que su marido le daba todos los días. ¿Lo habéis adivinado? El guionista y director es de cuota feminazi como Jorge Javier Vázquez, Javier Vázquez, Boris Izaguirre, etc.

El “misterio” y la trama eran tan evidentes que Francisco dijo cual sería el final a los cinco minutos de película.

Spielberg dice que si una película no ha enganchado al espectador antes de los diez minutos es que es mala. En la que nos ocupa pasa entera sin conseguir más que el aburrimiento. “Me aburro” que diría Homero Simpson.

Argumento, trucos, escenas y demás no son sino copia de “Poltergeist”, “Los otros”, “El sexto sentido” y otras bien conocidas.

Todo lleno de errores garrafales como el acento argentino del hermano Alejandro.

Antes de entrar hicimos apuestas sobre cómo sería el personaje protagonista. Acertamos. La protagonista es una mujer maltratada. Culta, independiente, valiente, justa, feminista, que tiene cosas más importantes en la vida que traer hijos al mundo… pero que sólo sabe decir un insulto. Efectivamente: “hijos de puta”.
El marido (que no aparece siquiera) incluso mata a golpes a la hija.
Todos los hombres son malos. El machismo patriarcal.
Los curas son malos (pero no las monjas) y la Iglesia Católica es una secta peligrosa.

Por no hablar del patético intento de disimular la edad de la actriz a la que le atribuyen 45 años.
¿En qué quedamos locas feminazis?
¿Hay que estar guapas o no hay que estar guapas?
¿La mujer es mercancía sexual o no es mercancía sexual?
¿No hay que hacer caso a los varones y preocuparse de estar atractivas o sí hay que estar atractivas para que los varones os hagan caso?

En fin, una película feminazi desde su gestación a su proyección pasando por su financiación.

Estuvimos en la puerta, nos sacamos unas fotos con la protagonista con nuestra pancarta y carteles de “STOP FEMINAZIS”. La feminazi Lidia Bosch aguantó el chaparrón con la sonrisa puesta. No deja de ser su instrumento de trabajo y sabe usarlo sin mostrar sentimiento. Es una pose miles de veces practicada.

Y luego entramos a ver la película.

“Con dos cojones”.

Para opinar hay que conocer. Y nos sacrificamos por la causa.

¡¡¡QUÉ COÑAZO FEMINAZI!!!

E incluso nos hicimos fotos con chicas guapas. Que también las había.

-o-o-o-o-

Asociación PROJUSTICIA

http://www.projusticia.es
info@projusticia.es
Telf.: 620100000

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s