¿Heroismo o terrorismo?

Acto de despedida del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez.Foto: La moncloa, Gobierno de España

El 23 de marzo de 2014 falleció Adolfo Suárez, ex-presidente del gobierno del colonialísimo Estado español. Expresamos nuestro pésame a sus familiares y amigos.

El 20 de noviembre de 1975 tuvo lugar el óbito del anterior dictador, Francisco Franco, autodenominado “el generalísimo”, cuyo régimen fascista fue heredado por el actual jefe del Estado, el Rey Juan Carlos I, reinstaurando la monarquía borbónica, siendo presidente del gobierno Arias Navarro (conocido como el carnicero de Málaga), que había accedido al cargo tras la muerte en un atentado de ETA del también franquista Carrero Blanco.

El julio de 1976 el Rey calificó la labor de Arias Navarro como “un desastre sin paliativos” y nombró presidente del gobierno a Adolfo Suárez, militante de falange española y de las JONS, al que posteriormente le otorgó el título nobiliario de ducado de Suárez por los servicios prestados para consolidar el arcaico régimen monárquico y colonial.

El vil asesinato del estudiante Javier Fernández Quesada, a la edad de veintidós años, el 12 de Diciembre de 1977, ametrallado por la Guardia Civil, en las puertas de la Universidad española en La Laguna, no ha sido todavía juzgado por ningún tribunal y continúa sin esclarecerse quiénes estaban en primera fila y quiénes en la retaguardia, lo que demuestra la indecencia con la que España trata a esta desdichada colonia. Lo que si está claro es que Adolfo Suárez y Juan Carlos I ejercían de presidente y jefe del Estado, respectivamente, en ese momento.

El infatigable combatiente por la libertad de Canarias Don Antonio Cubillo falleció el 10 de diciembre de 2012 a consecuencia de las secuelas sufridas por el execrable intento de asesinato que tuvo lugar en la capital argelina el 5 de Abril de 1978, que le obligó a desplazarse en silla de ruedas durante más de 34 años, crimen juzgado por la propia Audiencia Nacional española como terrorismo de Estado, del que eran máximos responsables en esos momentos Adolfo Suárez como presidente del gobierno de ese país y Juan Carlos I como Jefe del Estado español. El colonialismo español está difundiendo la infamia de que el fallecimiento del Sr. Cubillo fue por causa natural.

Adolfo Suarez tuvo la indecencia y la desfachatez de visitar esta colonia el 23 de abril de 1978 (para bochorno de la cultura y de la humanidad entera, pues en esa fecha España conmemora el “Día del Libro”), recién ejecutado el atentado al prócer independentista, al que le dedicaron una avenida en Garachico, que hasta el enfurecido Océano Atlántico barrió en una ocasión, municipio al que conminamos a cambiar el nombre adjudicado por el de Avenida Don Antonio Cubillo.

Los canarios hemos pescado tradicionalmente en el banco de pesca canario-sahariano, que, como su propio nombre indica, es canario y sahariano, por lo que hemos adquirido derechos de pesca en el mismo, derechos que en su momento fueron reconocidos por el rey alauita Hasan II, que propuso a Adolfo Suárez incluir ese derecho tradicional adquirido por los pescadores canarios en el tratado de pesca que en ese momento se estaba negociando, a lo que respondió Adolfo Suárez que de eso nada, que fueran incluidos con los mismos derechos que gallegos, vascos y andaluces, aunque perdieran sus derechos adquiridos con sangre, sudor y lágrimas, como las que derramaron nuetros pescadores cuando se vieron obligados a trasladar a España nuestra flota pesquera para su desguace, ocasionando la ruina de miles de familias y haciendo más dependiente nuestra economía.

Con respecto a la cacareada transición lo único que ocurrió es que los franquistas con responsabilidad en el régimen no tenían cabida en el borbonato por la sencilla razón de que no habían recibido educación cortesana, o sea, buenos modales y ninguna educación, en consecuencia el ahora responsable de la jefatua del Estado tuvo que rodearse de sus acólitos para perpetuarse en el poder, no parta instaurar una democracia, dado que democracia significa el gobierno del pueblo, incompatible con un régimen monárquico, lo que dió lugar a una plutocracia, térmimo de origen griego que significa el gobierno de los ricos o de los poderosos económicamente hablando y que los anglosajones han adoptado como “moneycracy”, tratándose más apropiadamente en el caso español de una plutocracia coronada. El actual jefe del Estado cumplirá en el cargo treinta y nueve (39) años el próximo noviembre ¿Es eso una democracia?

Ya lo decía el insigne poeta Antonio Machado “En esta mundo traidor/nada es verdad ni es mentira/todo depende del color/del cristal con que se mira”.

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (Movimiento UPC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s