Argentina: ¡Por fin alguien que propone un tema serio!

Foto: Nacho

Desde los mismos albores de la recuperación democrática de 1983 que las diversas fuerzas políticas de línea nacional, se proponen “reformar y reformular” el injusto y regresivo sistema impositivo nacional. Era ya en aquella época motivo de discusiones, charlas y análisis entre militantes y profesionales de toda índole –economistas, sociólogos, filósofos, arquitectos, ingenieros, abogados, educadores, curas y hasta militares- que entendíamos que el Estado tal cual era, era un Estado “inviable” porque nunca iba a terminar de lograrse el Estado de Bienestar que proponía Perón, con un sistema impositivo regresivo y que no beneficiaba a las clases más desposeídas.

“Debemos discutir una deuda de 30 años de la democracia: ”la matriz tributaria de la Argentina”. Debemos tratar de construir una matriz más progresiva y no tan regresiva porque en sí misma termina siendo un techo para las posibilidades de crecimiento y desarrollo.” La otra frase de importante fue: “Argentina tiene hoy una posibilidad única, su ubicación geográfica hace a su estrategia geopolítica. Naturalmente ubicada en Mercosur ha sido parte del diseño núcleo regional pero también tiene la oportunidad única de transformarse en el puente con la Alianza de Pacífico, precisamente por estar en el centro de ambos bloques y por su tradición cultural. Argentina desde su territorio puede realizar la unión de ese bloque si se consigue que en algún momento con un corredor bioceánico que ambos bloques le abran las puertas de las salidas hacia los dos continentes o hacia todos desde el Atlántico y Pacífico.” “Tenemos un trabajo que no tiene que ver con un candidato, ni un dirigente ni un partido. Este es un trabajo para mirar la Argentina de acá a 30 años. Somos parte de una generación que tiene la obligación de construir el futuro de la Argentina y nos debemos poner vehementes en la defensa de los valores para que nuestro país pueda tener nuevamente oportunidades.”

Todos quienes me conocen saben que personalmente no creo, como nunca creí, que la democracia fuera “optar”, sino por el contrario el verdadero valor del sistema que elegimos por muy amplia mayoría los argentinos y especialmente –mal que le pese a Carrió, a Romero y hasta a Kovadloff- a los peronistas es el de “elegir” a un candidato para que nos Gobierne (que es muy distinto a que se crea el “dueño y señor” del poder y lo tome como una “delegación” que por provenir del Pueblo, lo transforme en una “delegación divina” e irrevocable). Por lo mismo, hoy me encuentro en la trágica y dolorosa necesidad de “optar por el menos malo”, o para no ser tan estricto “optar entre quienes “se dicen” peronistas”; porque fuera de éste, las opciones son aún mucho más imposibles de digerir. Aclarado este punto, paso a dejar asentado (para que luego nadie salga a acusarme infundadamente) que esta “buena nueva” que increíblemente coincide con mis propias expectativas, desde aquellos días de los “equipos técnicos” del peronismo –Luder- y de las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas –Lorenzo Mariano Miguel (Cedie)- y que fueran compartidas por infinidad de compañeros (“Setti, Curia, Lavagna, Frenquel, Todesca, Fernández Abel, Ivanoff Tzvetcoff, Pignanelli, entre muchos otros”, a quienes pido perdón por no nombrarlos) y hasta de no compañeros (“Brodershon, Grimberg, Sourrouille, etc”) del ámbito económico y financiero nacional, fueran propuestas ayer apenas por Sergio Massa en el mismo centro del poder del Imperio.

“Le agradezco al Council –empieza Massa en su disertación para los representantes de la banca y las finanzas del Imperio- por la invitación. Es importante hacer una pequeña introducción respecto a por qué estoy hoy acá. Lo que pasó el último 27 de octubre llegó por un momento anterior que nació de la construcción de un grupo político distinto de lo que ocurre naturalmente en la Argentina. En 2009, un grupo de alcaldes/intendentes empezó a construir más allá de los partidos una propia agenda de trabajo en materia de gestión: seguridad, nuevas prácticas de gobierno, infraestructuras regionales, manejo de transporte y medio ambiente, todo esto de manera asociada, integrada. Ese equipo que inicialmente empezó trabajando temas de gestión se encontró en el año 2013 con una situación política particular, no sólo para discutir la agenda de preocupación local sino también en la necesidad de discutir temas institucionales, el presente y futuro de la Argentina. Tal vez no se recuerde, pero en 2013 hubo temas en la agenda argentina marcada como la independencia o no del poder judicial, si era o no posible modificación de la Constitución y la posibilidad de permitir las reelecciones; entonces un grupo de intendentes de diferentes sectores pensó en convertirse en protagonistas del escenario político nacional. En 70 días construimos un espacio político con identidad propia, desde la propuesta concreta hacia la gente y no desde la discusión del poder que muchas veces está disociado de la realidad. Marcamos visiones y límites, con un cambio de paradigma; pensar en el futuro y dejar atrás el pasado de la Argentina. A lo largo de la historia nuestro país tuvo siempre una visión fundacional, empezando todo de nuevo y tirando todo lo anterior. Trazar una raya y empezar a construir el futuro fue lo que nos planteamos para empezar un tiempo nuevo, rescatando las cosas valiosas y significativas y tratar de corregir aquellas cuestiones que significaban dificultades y problemas y, muchas veces, fracasos en la Argentina”.

“Con la idea de sumar en un mismo espacio empresarios y representantes de trabajadores, sumar a la gente del interior y de la ciudad, sumar peronistas-¿estará explicándonos que él no lo es?- con radicales y vecinalistas, entendimos que lo más importante era la necesidad de dejar de mirar el pasado y pensar en el futuro. La elección dejó un resultado contundente, con un gran respaldo en la provincia de Buenos Aires, y luego de la elección desde distintos rincones del país muchos dirigentes empezaron a plantear que la posibilidad que nos habíamos dado de construir algo distinto en la provincia debía tener su correlato, su oportunidad en la política nacional. El protagonismo no lo marca tanto el volumen de legisladores, sino por nuestra capacidad de generar dos situaciones nuevas en la Argentina: la capacidad de construir equipos y de marcar una nueva agenda nos llevó al resultado del 27 y a cobrar ese interés que se despierta alrededor de lo que elegimos. El hito, nuevo en el escenario tradicional, fue la aparición en términos del imaginario social de que hay un ciclo político que termina en la Argentina, y que hay a partir de 2015 un momento nuevo. Hace algunas horas vinieron también aquí dirigentes de otros partidos, pero con característica común: son parte de una generación hija de la democracia, que creció entendiendo que ése es el mejor mecanismo de representación, sin antagonismos ni peleas del pasado. Gestión como valoración para construir relación con la sociedad y diálogo con los políticos. Hijos de la democracia representarán casi monopólicamente la discusión y futuro de la Argentina. Es una generación que tiene responsabilidades y obligaciones, más allá de la coyuntura. Estos 15 meses o 623 días que faltan para una nueva etapa, tiene hoy temas importantes que resolver: inflación, inseguridad, inversión y dificultades producto de falta de reglas y burocracia son temas que después me preguntarán.”

“Las obligaciones de la generación nueva están atadas a la construcción de políticas de estado: lucha contra la pobreza, seguridad y narcotráfico, con un combate frontal desde el estado, educación y los cambios que requiere, sustentabilidad ambiental y salud son políticas que no pueden estar sujetas a vaivenes, peleas ni miserias de cuestión partidaria. Argentina tiene oportunidades para armar la agenda de responsabilidades en la Argentina con un plan de estrategia de desarrollo. Su riqueza natural, el desarrollo de actividad energética y los hidrocarburos, ahí siento que está la responsabilidad de construir garantías, inversiones a largo plazo, construir certezas que van a significar ingreso de divisas y trabajo y desarrollo de nuestras comunidades. “Telecomunicaciones”: por un lado están las carencias de servicios que muchas veces siente el ciudadano producto de falta de espectro y la imposibilidad de desarrollo de convergencias, por otro que tenemos la posibilidad y oportunidad de mejorar las comunicaciones y desarrollo de actividad económica en esa actividad para pensar que no solamente puede haber ingreso de divisas sino también innovación, tecnología y capital humano aplicado en ese sector. El “déficit habitacional” de la Argentina es producto de la falta de crédito para acceso a la vivienda y uno puede sentir que estamos lejos de mejorar las posibilidades de desarrollo humano de los ciudadanos, pero hay posibilidad de mejorar no sólo en infraestructura del hábitat sino también en el desarrollo del crecimiento del producto bruto interno a partir de la polea que significa la actividad del desarrollo inmobiliario en la Argentina. Este déficit genera una responsabilidad y una posibilidad. Con el “sector agropecuario y cadena de valor agroindustrial”, sabemos que más allá de que muchas veces el Estado ha sido una pata en la cabeza para el crecimiento y desarrollo de la actividad, hay una oportunidad en este mundo que sigue creciendo su población y va a seguir demandando alimentos. Tenemos la responsabilidad de construir políticas para que el Estado deje de lado los limites burocráticos y que toda la potencia de ese sector aflore.”

“Las “infraestructuras” en sí mismas son una oportunidad y responsabilidad porque hacen al desarrollo regional. En nuestro país el 80% de su producto viaja en camión a pesar de ser un país construido hace 200 años a la vera del ferrocarril. El transporte fluvial y ferroviario, por volumen más competitivos, no ha crecido. Para un productor del interior es más caro el flete a puerto de Rosario que al puerto de destino final. Las infraestructuras no pueden estar sujetas a capacidad de inversión de un presupuesto que no pueden ser de acuerdo a la evolución anual, sino que deben estar planificadas a mediano y largo plazo porque hacen al desarrollo regional, hacen a la posibilidad de equilibrar las asimetrías que desde el punto de vista logístico, energético y de distintas infraestructuras necesarias se requieren para llevar adelante una actividad económica. Debemos discutir una deuda de 30 años de la democracia: “la matriz tributaria de la Argentina”. Debemos tratar de construir una matriz más progresiva y no tan regresiva porque en sí misma termina siendo un techo para las posibilidades de crecimiento y desarrollo. Hay obligaciones y responsabilidades, pero también hay cuestiones trascendentales que son cómo nos ven desde afuera y cómo nos relacionamos. En ese sentido dos observaciones fundamentales: el fortalecimiento institucional e independencia de poderes, debemos poner el mayor esfuerzo del Estado para que tenga manejo profesional, sea eficiente e independiente y fortalezas en herramientas para quienes tienen el rol del control desde la oposición. Argentina tiene hoy una posibilidad única, su ubicación geográfica hace a su estrategia geopolítica. Naturalmente ubicada en Mercosur ha sido parte del diseño núcleo regional pero también tiene “la oportunidad única de transformarse en el puente con la Alianza de Pacífico”, precisamente por estar en el centro de ambos bloques y por su tradición cultural. Argentina desde su territorio puede realizar la unión de ese bloque si se consigue que en algún momento con un corredor bioceánico que ambos bloques le abran las puertas de las salidas hacia los dos continentes o hacia todos desde el Atlántico y Pacífico. Tenemos un trabajo que no tiene que ver con un candidato, ni un dirigente ni un partido. Este es un trabajo para mirar la Argentina de acá a 30 años. Somos parte de una generación que tiene la obligación de construir el futuro de la Argentina y nos debemos poner vehementes en la defensa de los valores para que nuestro país pueda tener nuevamente oportunidades. No tenemos doble discurso ni doble estándar, somos simplemente políticos que entendimos que hay que decir lo que uno piensa en todo momento y en todo lugar”.

Este discurso del precandidato ¿seudo peronista? del Frente Renovador ataca una serie muy importante de temas que me vienen preocupando muy intensamente, y que como tales fueron en algún momento motivo de reflexión, planteada de cara a la sociedad y a nuestros compañeros del peronismo. Pero Massa explicita como uno de los temas “nuevos o novedosos” algo que quienes participamos de aquellos históricos equipos del 83 los remarcamos como –al igual que ahora lo hace el sector del Frente Renovador- el “inicio de una nueva etapa nacional, la reconstrucción del Estado –desmantelado por los neoliberales que se impusieron sobre los hombros de los militares golpistas-, y muy en especial el “del hombre y la mujer argentinos” porque recordábamos las enseñanzas de Juan Perón vertidas sabiamente a su regreso al Tercer Gobierno Constitucional logrado libremente en las urnas aquel setiembre histórico de 1973”. Y así dice “la capacidad de construir equipos y de marcar una nueva agenda nos llevó al resultado del 27 y a cobrar ese interés que se despierta alrededor de lo que elegimos. El hito, nuevo en el escenario tradicional, fue la aparición en términos del imaginario social de que hay un ciclo político que termina en la Argentina, y que hay a partir de 2015 un momento nuevo. Las obligaciones de la generación nueva están atadas a la construcción de políticas de estado: lucha contra la pobreza, seguridad y narcotráfico, con un combate frontal desde el estado, educación y los cambios que requiere, sustentabilidad ambiental y salud son políticas que no pueden estar sujetas a vaivenes, peleas ni miserias de cuestión partidaria.”

Es casi anecdótico pero hace apenas tres (3) años un grupo de compañeros proponíamos a través del IPPE –Instituto de Planificación de Políticas de Estado- temas muy similares, y hasta tratados con mucha mayor profundidad, realizado para darle “fundamento temático e ideológico” al entonces candidato ex Presidente, Dr. Eduardo A. Duhalde. Y allí exponíamos que: “Creemos conveniente: 1.- Interrogar sobre la realidad social.2. -Pensar en nuestro país. 3.- Imaginar las transformaciones que serán necesarias. 4.- Reflexionar acerca de los cambios científicos, tecnológicos y de construcción de poder, que se requieren o se avecinan. 5.- Ayudar en la construcción de un aparato eficiente de gobierno. 6.- Pensar en una profunda reforma del sistema político, que nos haga entrar a los lineamientos del siglo XXI. 7.-Diseñar cambios que sean posibles con los recursos nacionales. 8.- Insertar a la Argentina en la realidad regional, continental y mundial. 9.- Aunar esfuerzos e inteligencia para hacer frente a la crisis económica, sanitaria, alimentaria, ambiental, demográfica, energética, política, institucional, del conocimiento y de los espacios de dominio global. 10.- Aportar al desarrollo de nuestra soberanía, y al incremento del bienestar de los argentinos.” Y también decíamos para fundamentar la propuesta: “Es importante recordar en esta particular situación político-social de la Patria aquel recordatorio legado por Mahatma Gandhi, en referencia a lo que él dio en llamar los siete pecados sociales que solían ser cometidos por los gobernantes y dirigentes del mundo. Estos siete pecados sociales son: 1º. Política sin principios. 2º. Comercio sin moral 3º. Riqueza sin trabajo 4º. Educación sin carácter. 5º. Ciencia sin humanidad. 6º. Placer sin conciencia. 7º. Religión sin sacrificio.” Para darnos un ordenamiento, el equipo se dividió en 12 áreas temáticas, que fueron: 1. RELACIONES EXTERIORES; 2. EDUCACION, TECNOLOGIA –investigaciones científica- Y TRABAJO; 3. DEFENSA Y SEGURIDAD, 4. ECONOMIA Y PRODUCCION; 5. SALUD Y ACCION SOCIAL; 6. JUSTICIA Y MEDIO AMBIENTE; 7. INFRAESTRUCTURA Y ENERGIA; 8. FINANZAS PUBLICAS E IMPUESTOS; 9. PROVINCIAS Y REGIONES; 10. EL AMBA; 11. IGLESIAS Y ESTADO – INSTITUCIONES PUBLICAS; 12. ASUNTOS MUNICIPALES

Y decíamos claramente: “Por una Patria Democrática, Republicana, Federal, con más Parlamentarismo, Socialmente Justa, Económicamente Libre y Políticamente Soberana. Independientemente de los mayores contenidos que pretendan darse a las políticas de Estado, deberán considerarse elementos que por su interconexión determinen especificidades que impidan la violación de las mismas por los sucesivos gobiernos.” Y a partir de allí proponíamos: “En lo Político: Reforma de la Constitución: Modificación de la Constitución de aquellos elementos integrados en la Reforma del 94, que demostraron su ineficacia. Devolver a la Nación el patrimonio sobre el subsuelo y sus recursos, implicando supeditar las necesidades provinciales a los designios estratégicos nacionales. Las provincias mantendrán la recaudación de las “regalías” en un piso mínimo del 20% y si las mismas se acuerdan entre la nación y las empresas explotadoras la nación no puede pactar regalías menores a un 30%. Determinar la invariabilidad de las fechas de elecciones y de la asunción de las autoridades electas. Determinar la necesidad de llevar el sistema de gobierno hacia un sistema parlamentario. Obligación del Jefe de Gabinete de Ministros del PEN de informar al Parlamento, fijando penalidades ante el incumplimiento. Confección de la ley de Presupuesto con concepto Plurianual. Pudiendo el mismo ser corregido adaptándose a las coyunturas, pero manteniendo el “concepto de plurianualidad”. Determinar la necesidad de implementar un seguro universal para la niñez y la ancianidad, sin exclusiones. Hambre cero y Asignación Familia para la verdadera equidad y ascenso social. Determinar la necesidad de punición a la evasión de impuestos, por ser un robo al pueblo de la Nación. Determinar la necesidad de una educación verdaderamente universal y de excelencia con obligatoriedad de catorce (14) años de escolaridad mínima. Determinar la necesidad de fijar un piso mínimo (50%) a ser repartido entre las provincias por la coparticipación federal, de la totalidad de los impuestos recaudados. Determinar la necesidad de que las Obras Públicas declaradas de interés nacional, con control de Comisión Bicameral de la Cámara de Senadores y Diputados, Oficina Anticorrupción y Secretaria de Obras y Servicios Públicos deban contar con el presupuesto determinado por Presupuesto Plurianual y afectación de recursos, sin posibilidad de desafectación por las administraciones de turno. Determinar la creación de las Agencias Federales con incumbencias específicas de control e investigación en áreas como seguridad y justicia, defensa e inteligencia, narcotráfico –armas, drogas y alcohol-, hacienda, finanzas –Tesoro/BCRA-, medicamentos, salud, etc. Fijación de los órganos de control de cada una de éstas Agencias Federales desde el Senado de la Nación –Comisiones Senatoriales con muy amplio poder de control- y con las presidencias en manos de la oposición. Dejar perfectamente en claro que las provincias no pueden dictar normas, leyes, ordenanzas ni decretos que contradigan el espíritu constitucional o las leyes nacionales dictadas por el Congreso de la Nación Argentina. Otorgar poder de policía y contralor mediante el armado de “comisiones investigadoras” con amplios poderes de investigación, sanción y punición subordinando para estas tareas a las Agencias Federales al Honorable Senado de la Nación, en cuestiones como Relaciones Exteriores, Medio Ambiente, Salud, Educación, Justicia, Interior y Coparticipación Federal.”

“Sistema Judicial – Leyes; Aumento al máximo de las penas para todos aquellos delincuentes, donde se cometiere en ocasión o como consecuencia de un delito la perdida de la vida de alguno de los miembros de las distintas reparticiones de seguridad.- Aumento de las penas para el supuesto del incumplimiento de los deberes de funcionario publico. Prohibición de excarcelación. Automática interdicción en los registros de propiedad inmueble y automotor. Derogación de las inmunidades parlamentarias, respecto de los delitos comunes y penales que excedan las cuestiones parlamentarias o su ejercicio. Eliminar la actual Unidad de Información Financiera –UIF- y la creación de una Agencia Federal de Inteligencia Financiera -AFIF- bajo la órbita del Poder Judicial y con control del Senado de la Nación, separando por ley el “lavado de dinero” del “encubrimiento agravado”, contemplando el delito del “autolavado” ampliándose la base de sujetos obligados (Partidos políticos, Fundaciones, Mutuales y Cooperativas, intermediarios y representantes de deportistas y artistas y a los que exploten juegos de azar, etc.) Revocación del cargo del funcionario una vez dictado el auto de procesamiento. Modificación del sistema de Administración de Justicia. Determinar que la Secretaría de Informaciones pase de la órbita del PEN al Poder Judicial, dependiendo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y con control de la Cámara de Senadores de la Nación. Designación de Jueces: Por antecedentes, exámenes de merito y elección por orden de los mismos. Igualdad de merito por examen y antecedentes entre miembros del Poder Judicial y ajenos a el. Presupuesto del Poder Judicial, ejecutado por la Suprema Corte, con control de Comisión de la Cámara de Senadores y Diputados y la Oficina Anticorrupción. Eliminación del Consejo de la Magistratura. Y designar como órgano de propuesta al PEN y de designación al Honorable Senado de la Nación. Juicio Político de los jueces y funcionarios en manos de la Corte Suprema de Justicia. El Poder Ejecutivo: Deberá entregar el manejo de sus bienes personales, similar a la legislación de USA, hasta la finalización del mandato. Determinación de una Política Exterior acorde a la nueva realidad global y la incidencia en el poder mundial de las naciones emergentes. Recuperación ética de la sociedad y el Estado. Fijar una nueva política institucional.”

“Economía: Incentivación, fiscal, nacional y provincial de desarrollos de polos de alta tecnología civil y militar. Instrumentación, previa actualización del incompleto Plan Nacional de Obras Públicas, que incluyen obras hidráulicas e hidroenergéticas, caminos, puentes, puertos, canales de riego y aliviadores, así como el desarrollo de las hidrovías. Desarrollo de política de migraciones internas. Desarrollo productivo como ordenador social. Regionalización de la Nación con vistas a la organización y desarrollo. Generación de polos de desarrollo en Regiones Económicas del país que permitan el desarrollo zonal. Planificación, reactivación, reformulación y actualización del sistema ferroviario y complementación con el carretero y fluvial, mediante exenciones fiscales. Integración del sistema portuario del Río de la Plata (Argentina-Uruguay-Brasil-Paraguay-Bolivia) Terminación en la represa de Salto Grande del sistema de pase de buques al Río Uruguay superior. Desarrollo, integración y reformulación del sistema Ferroportuario del Río Paraná (Rosario y dragado) El transporte como herramienta fundamental de la producción y el desarrollo. Puentes carreteros al Este (integración Argentina-Uruguay y Argentina-Brasil) Túneles y carreteras al Oeste, con particular integración de Bolivia para el desarrollo económico de la misma. Diseño de una nueva matriz hidro-núcleo energética con alternativas que abarque un periodo de 50 años. Desarrollo de industria petroquímica basada en el gas de Bolivia –propuesta de energía alternativa- y del shale gas de Vaca Muerta. Desarrollo de la producción de litio derivada de los salitrales nacionales, exigiéndose que la explotación esté asociada a la Empresa Estatal de Energía en un porciento nunca inferior al 40% y con regalías provinciales de un mínimo del 20’% , como alimento futuro de las baterías eléctricas del mundo automotor. Declarar al sistema bancario y financiero como “Servicio Público” con sus derechos y obligaciones para ponerlo al servicio del pueblo, del Estado y del financiamiento productivo. Incentivación vía exenciones para el desarrollo de energías alternativas renovables. Implementaciones territoriales. Dictado de nueva Ley de Obras Públicas, con afectación de los fondos en los presupuestos plurianuales, sin posibilidades de desafectación de los mismos durante su realización, con control de la Comisión Bicameral de las Cámaras de Senadores y Diputados, Oficina Anticorrupción, Secretarias de Obras y Servicios Públicos. Actualización y puesta en marcha del Plan Nacional de Obras Públicas, y su cumplimiento en plazos acordes con la envergadura de las obras. El mundo va a venir por el AGUA, implementación de una política de defensa, desarrollo y sustentabilidad del recurso, tanto en el área continental como en las Islas Malvinas, e Islas del Atlántico Sur y en la Antártida Argentina. Determinación de una política marítima y fluvial nacional, recursos ictícolas, su desarrollo, mantenimiento y sustentabilidad. Creación de una Institución Oficial para la generación de crédito destinado a la producción. Aplicación de los fondos recaudados por el Impuesto al cheque, a éste organismo. Dictado de una nueva ley de coparticipación federal, respetando lo fijado constitucionalmente como un porciento mínimo ha repartirse con las provincias. Desarrollo e incentivación de la Producción para la Defensa y su integración y complementariedad con el área del MERCOSUR y la UNASUR y toda otra Asociación Latinoamericana. Autosuficiencia en materia tecnológica.”

“Sociedad: Fijación de una política de Seguridad Nacional e invitar a las provincias a adherir a la misma adecuando las legislaciones a ésta. Integración a través de la cultura: enseñanza obligatoria de portugués desde la primaria. Fijación de una política de Defensa Nacional que contemple la readecuación de las FFAA al desarrollo tecnológico siendo importante el reasentamiento de las unidades según un plan estratégico adecuado a la geopolítica fijada y su correlación con la “industria militar”. Fijación de una política Educativa nacional adecuada a la nueva realidad de la UNASUR y las nuevas tecnologías, adecuando la misma a una real salida laboral de la juventud y su inserción en la vida argentina. Fijación de la prioridad de recobrar la escolarización total de nuestra niñez y adolescencia, desterrando el analfabetismo en forma definitiva e igualando la educación, vía superación de los estándares, nivelando hacia arriba. Implementación de los sistemas de Estudio Superiores o terciarios, y/o especializados en función de las necesidades de producción y/o posibilidades de la Nación. Fijación de una política Sanitaria y de remedios nacional, que atienda la prevención primaria como característica fundamental y desterrando definitivamente las enfermedades endémicas, e invitar a las provincias a adherir a esta adecuando las legislaciones a la misma. Fijación de una política sanitaria que nos reposicione nuevamente como la cabeza de América Latina, destruyendo la mortalidad infantil y anulando la mortalidad de las madres durante los partos; así como la provisión de una adecuada alimentación materna y de los infantes, que complementarice una política preventiva. Jerarquización de los institutos y organismos tecnológicos, técnicos y productivos especialmente los relacionados con la producción industrial, agropecuaria, marítima, fluvial, energética, minera y tecnológica. Políticas migratorias internas, orientada hacia nuevos polos de desarrollo emplazados según el reordenamiento de las trazas ferroviarias. La seguridad como prioridad y obligación primaria e ineludible del Estado. Desarrollo de una propuesta de regionalización del AMBA – Área Metropolitana Buenos Aires- mediante la reformulación de diversos planes y proyectos (Conamba, Metrópolis, etc.).”

Como podemos observar, existen convergencias y disidencias, aprobamos aquello que postula porque lo compartimos y esperamos mas y nuevas definiciones para conocer en cuales estamos o no de acuerdo, para ver si es que “optamos” una vez más o por fin vamos a poder “elegir” a nuestro futuro candidato, lo que no quiere decir que “nos encolumnemos” detrás de ningún candidato. ¡Esperamos además que nuestros candidatos den explicaciones en nuestra Patria y de cara al Pueblo Argentino y no en el Council of the Americas o cualquier otro ámbito del poder financiero, económico y político del Imperio, para bien de la Nación y para felicidad del Pueblo!

Buenos Aires, 21 de Marzo de 2014.

Arq. José M. García Rozado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s