Desde Argentina. Abjuraron del último mito-relato: se arrodillan ante el FMI.

Tango en el barrio La Boca de Buenos Aires. Foto: Shubhika Bharathwaj

Luego del ajustazo ortodoxo y la devaluación monetaria, la tripleta Cristina, Axel y Juan Carlos dieron por concluida la etapa “del relato-discurso epopéyico” de que “nuestros hijos y nietos no iban a conocer lo que significaban las siglas FMI”, ya que el desendeudamiento argentino iba a terminar por borrar del léxico nacional aquellas siglas que eran el prototipo de la sumisión al Imperio y a los designios del capitalismo globalizado. Ahora sin embargo nuestro Ministro estrella terminó yendo al pie de aquel abominable organismo internacional arrodillándose ante él.

Que triste es ver como estos ladriprogresistas abjuran definitivamente de cada una de las propuestas del relato, tiran por la borda las definiciones de su pensador estrella –Ernesto Laclau- y terminan contradiciendo no sólo a Foster, y sus increíbles y desmañadas defensas del supuesto “modelo progre”, sino que volviendo apresuradamente sobre sus propios pasos regresan a la madriguera de la que salieron en febrero de 2003 para, Duhalde mediante, imponerse en el firmamento nacional. Aplaudieron no sólo a Carlos Menem y sus políticas neoliberales de privatizaciones de las empresas “estratégicas nacionales”, sino que en su historia real, no la supuesta y creada “historia epopéyica” donde Néstor y Cristina fueron actores centrales en la “revolución de la izquierda peronista”, ambos pero mucho más notoriamente él, supieron abrazar para iniciarse profesionalmente y gestar su fortuna, vivando y mostrándose públicamente con los “represores genocidas” del golpe sedicioso de 1976.
Todo se lo devora el paso del tiempo. El único recuerdo que queda de aquello que sucedió es la memoria; pero la memoria no guarda todo, es selectiva. Es selectiva a nivel individual y está condicionada en lo colectivo. La vida de los argentinos en los últimos años no da tregua ni posibilidades de recordar todo. Una mala noticia, un nuevo desatino, un cachetazo a la lógica, a lo legal, a lo moral, a lo ético, un nuevo problema se suma a los tantos no resueltos. La mentira arrasó la verdad, que siempre termina haciéndose presente con el desencanto que ella acarrea. La injusticia se apoderó de la justicia. Las leyes fueron pisoteadas y las reglas de convivencia deshechas. Las instituciones fueron ultrajadas. La desconfianza en todo y en todos se adueñó hasta del más desprevenido. Los gobernantes venidos de Santa Cruz se adueñaron o quisieron adueñarse de casi todo y no dejaron nada en pie. Ahora el Ministro de Economía, Axel Kicillof asistió este viernes 14 de abril a la cumbre de ministros del área del G-20 en el marco de la reunión con el Fondo Monetario Internacional. En las diferentes reuniones que se llevaron a cabo el joven rebelde de Cristina no se destacó por exhibir las “exitosas” políticas del kirchnerismo, políticas totalmente cuestionadas por las autoridades de los organismos internacionales y las de los países miembros de ese G20, si no que lo hizo por otro motivo y fue por su look, que un poco desaliñado desentonó a la hora de la tradicional foto con otros ministros. El “niño rebelde de Cristina” sigue dando la nota, y esta vez lo hace en el exterior.
Se trata del Ministro de Economía, Axel Kicillof que viajó a Washington (USA) con la misión de “consumar un acercamiento del Gobierno kirchnerista con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”. Ese mismo organismo del que tanto nos hablo en su momento Néstor Kirchner señalándolo como el causante de todos y cada uno de los males argentinos. Este pasado viernes visitó el organismo de crédito internacional para asistir a la cumbre de ministros del área del G20. Fiel a su estilo y abjurando de todo el “relato-discurso seudo epopéyico” del cristikirchnerismo, Kicillof se destacó pero no por presentar un magistral plan de la economía o por contar las bondades del plan o del “modelo kirchnerista”, sino que por el contrario el Ministro se destacó (negativamente para algunos) por no cumplir con la etiqueta y tener un look demasiado informal. Es que, el referente de La Cámpora no es amigo de la formalidad y volvió a dar muestra de ello. En la tradicional “foto de familia” que ordena el protocolo de este tipo de eventos además de llegar tarde –tal como lo indica el “protocolo CFK”- lo encontró como el único hombre sin corbata entre las decenas de ministros y titulares de bancos centrales que subieron al escenario. La ausencia de corbata no fue lo único que desentonó. Kicillof usó, además, un suéter negro que, en el momento en que se tomó la imagen, descubrió irregularmente la solapa de su camisa. Pero lo que se volvió más notable en su “look” fue el saco que eligió, acaso demasiado ajustado o tal vez un poco chico. Con esta visita, de la cual no dejo una muy buena imagen, Kicillof espera que sirva para normalizar la situación del país ante el organismo de crédito internacional, algo que como bien remarcó su directora Lagarde, recién podrá llevarse a cabo durante el 2015, tras la “revisión del Artículo IV”. El Gobierno ha dado señales de querer llegar a un entendimiento pero en los últimos días el FMI respondió con dos reveses: un nuevo informe crítico y el solapado cuestionamiento de su titular, Christine Lagarde, respecto a que “las naciones no están lideradas por ideologías”.
¿Dónde quedó aquel seudo progresismo del que hiciere gala Néstor y Cristina? ¿Qué fue de aquel encendido discurso presidencial de él, respecto del desendeudamiento argentino? ¿Dónde fue a parar aquello de no recordar las próximas generaciones las siglas del imperialismo financiero global? Todas y cada una de esas “banderas del kirchnerismo” fueron quedando poco a poco en el olvido, es más se retrocedió apuradamente ante la primera señal de que la crisis había llegado para quedarse. Ante el desgobierno y el continuo despilfarro de un populismo berretizado, azuzado para contar con un clientelismo electoral totalmente cooptado, la realidad nuevamente se impuso, como no podía ser de otra manera, y entonces CFK, obligó a su Ministro estrella, ese mismo que se ufanaba de decir que la “tenía embobada” y que proclamaba a los cuatro vientos desde su cátedra universitaria que él propugnaba un marxismo keynesiano, a que comenzare a recorrer el triste y humillante camino del peregrinar por aquellos denostados organismos de crédito para conseguir, a cualquier costo, la llegada de divisas que le permitan ir suplantando aquellas que la desconfianza en su gobierno fugan a cualquier costo del país. En este camino humillante, se llevaron a cabo las minidevaluaciones de Marcó del Pont del 2013 (un 40% anual), la gigantesca devaluación de Juan Carlos Fábrega de enero 2014 (22% de un solo saque), la corrección del índice de precios al consumidor del INDEC disfrazado detrás de un supuesto y más realista índice nacional –IPCnu- que mostró en el primer trimestre de 2014 una inflación mínima (aún resta que sea verificado por las consultoras y los organismos de defensa del consumidor –para verificar las aún existentes diferencias del mismo-) de casi un 15% que nos terminaría dando un 45% anual para este 2014 presente.
Han ido arriando todas y cada una de las banderas del “modelo K”, unas directamente las denostaron al cooptar a sus dirigentes a quienes enlodaron en tremendos hechos de corrupción, o los “acomodaron” en puestos y cargos, desprestigiando hasta el infinito la lucha de defensa de los derechos humanos; las otras porque la corrupción generalizada y nunca antes vista –por lo menos en sus descaradas y públicas formas- en nuestra historia nacional terminaron por ser aborrecidas por el pueblo que inicialmente les creyó el “relato-discurso”, y las últimas porque se les terminó la bonanza del viento de cola de la economía internacional y el crecimiento de nuestros vecinos, socios y compradores. Así, aquel seudo progre nac & pop se terminó por convertir en este sainete desopilante donde ninguno de los actores (actrices) logran dar con el libreto, mostrándose públicamente incapaces de llevar adelante esta tragicomedia en que han convertido las vidas, los usos y las costumbres del pueblo argentino. ¡El daño provocado es infinito! Hoy, se sufre y se sufrirá aún más en el bolsillo pero se sufrirá por años en lo social. No hay memoria que almacene tantos agravios al sentido común, al respeto, a la dignidad. “Feliz el pueblo cuya historia se lee con aburrimiento”, dijo Montesquieu; sin duda aunque el pensador político francés hubiese sido contemporáneo de los Kirchner nunca hubiera podido referirse a los argentinos de esta década reventada, extenuante. Entre tantos descalabros pasados, presentes, y por seguro futuros:
Ahora, por ejemplo, se habla del sinceramiento de la economía. Falso. No se sincera nada, lo único que sucede es que Cristina Fernández de Kirchner y su elenco de incapaces que la rodean está acorralada y sin salida. Los números mandan. La inflación que se escondió debajo de la alfombra (subsidios al gas, al agua, a la electricidad, al transporte, a los votantes cautivos -convertidos en generaciones que nunca trabajarán-etc.) necesariamente se la iban a llevar por delante. Y se la llevaron puesta en el momento menos indicado. La inflación que no se pudo esconder, por más dibujos que INdEC haya hecho, está trepando y encontrando escalones cada vez más altos donde reposar, hasta pegar un nuevo salto. Este impuesto que castiga más a los más desposeídos le sirve al gobierno para manejar su escandaloso déficit de las cuentas públicas; pero acarrea con la política implementada desde el BCRA un proceso recesivo que trae y traerá suspensiones y desempleo. Sin olvidar que por imprevisión, corrupción y falta de seguridad jurídica se perdió el autoabastecimiento de petróleo y gas; con los egresos que esto acarrea en moneda que no se tiene. La épica del desendeudamiento llegó a su fin. Kicilloff rogando auxilio al FMI es una postal de ello. Es de desear que esos préstamos, si vienen, no lleguen a manos de estos gobernantes porque ellos se necesitarán después de 2015 para salir de uno de los últimos de los subsuelos donde el país se encuentra. La inseguridad no reconocida y por ende no combatida a tiempo, se ha convertido en indominable. Se cobra víctimas a diario, y las muertes se seguirán sumando. El narcotráfico está hermanado con la inconmensurable corrupción. La corrupción para exista abajo debe ser muy fuerte arriba. Y lo es, ¿o cabe alguna duda? Pero el narcotráfico es un dilema mayúsculo. Penetra en las instituciones, se enquista y es inmanejable.; maneja fortunas.
Tras su viaje a la reunión del Fondo Monetario Internacional y sus posteriores declaraciones, el Ministro de Economía recibió críticas por parte del arco opositor. Este lunes 14, el presidente del bloque de diputados nacionales de la Unión Cívica Radical (UCR), Mario Negri, sostuvo que el funcionario kirchnerista, Axel Kicillof, “Pretende hacernos creer que es enemigo del FMI, cuando desde hace tiempo el Gobierno ha bajado las banderas del supuesto desendeudamiento porque está desesperado por fondos”. Para el legislador radical Kicillof mantiene incoherencias en su relato y explica “En esa línea se inscribe el regreso al Fondo”, así como “la modificación del IPC según los dictados de ese organismo y la búsqueda de un acuerdo con el Club de París”. Sin ahorrar en críticas Negri expresa “Es curioso que, mientras dice que no buscó nada en la reunión con el Fondo, el ministro esté aplicando un programa de ajuste ortodoxo calcado de las recetas del organismo y que fue celebrado en Washington: quita de subsidios en medio de una recesión, subida de las tasas de interés y fuerte devaluación de la moneda”, agregó el legislador. Finalmente Negri dijo que “Kicillof debería dejar de enojarse y asumir la verdad. Ya terminó el relato”. “El Gobierno busca activamente volver a los mercados internacionales después de una década de discurso vacío, y para eso necesita al FMI”, finalizó.
Frente a semejantes flagelos, inseguridad y narcotráfico, las fuerzas de seguridad y armadas no están solo no capacitadas, en parte inmersas; sino que han sido maltratadas en sus formas y fondo por un gobierno lleno de venganza y rencor. Como surge de un informe (*) reciente desde 2008 se superó el nivel récord histórico de recaudación equivalente a 30% del PBI, y desde entonces creció hasta un 43%. Con esa diferencia de 13 puntos porcentuales, en total US$183 mil millones qué se hizo con esa masa fenomenal dinero. “Nada” para paliar necesidades básicas de los argentinos. Las villas y quienes viven en ellas se han multiplicado, los pobres e indigentes son cada día más, en infraestructura solo se han venido anunciando obras que nunca se han hecho o terminado. La educación y salud pública siguen dando pena. ¡La clase política alternativa a la gobernante no escapa a la mediocridad en la que ha caído el país! El justicialismo parece ser la alternativa al justicialismo en 2015. Más de lo mismo, da lo mismo. Nos contradice Jorge Héctor Santos; pues iguala al menemato y al kirchnerato con el “peronismo o justicialismo”. ¡Nada más absurdo y falaz que esta comparación! Comparación típica del gorilaje de derechas e izquierdas vernáculas, aquellas que adhirieron y adhieren aún al neoliberalismo y al socialiberalismo de la “Tercera Vía” blairizada. Con lo cual, salir de este caótica situación depende de un pueblo olvidadizo y desmemoriado. Al inicio de esta nota se decía que la memoria es selectiva; ¿lo seguirá siendo tras tanto daño infringido y del cuál solo una mínima parte se conoce y se reconoce? Esa es la pregunta que de aquí hasta las elecciones de 2015 los muchos días por venir deberán dar cuenta para saber si hay una luz de esperanza para empezar a recorrer un camino a desandar lleno de dificultades y con muchos interrogantes; ninguno fácil.

(*) Fuente: “Criterios básicos para el desarrollo del sistema nacional de autopistas”, Instituto del Transporte, Academia Nacional de Ingeniería.

Buenos Aires, 14 de Abril de 2014.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s