MIAMI: LA CARETA DEL ALCALDE LUIGI BORIA

Luigi Boria, foto publicada en su sitio de twitter

A principios del pasado mes de marzo, los estudiantes de San Cristóbal me contactaron para advertirme que ya estaban hartos y que le darían un ultimátum a la fulana “Fuerza Armada Bolivariana” para que se colocara al lado de Venezuela y desertara de su posición de defensa del régimen castro-estalinista de Cuba. En ese ultimátum aseguraban que estaban dispuestos a la lucha cuerpo-a-cuerpo en las calles del Táchira, si los oficiales venezolanos, pro-cubanos castristas, no daban el paso al frente.

Yo les aconsejé que desistieran de tal absurdo y me COMPROMETÍ a divulgar su mensaje a través de los medios de comunicación en Miami, con la intención de llamar la atención… que era lo ÚNICO que podía hacer por ellos a “nivel mediático”, para – llegado el momento – se minimizara la matanza.

En tal sentido, contraté a una empresa de relaciones públicas con la ayuda financiera de Jaime Parra y Rhona Ottolina, (venezolanos ambos, quienes aportaron los $ 500 que costó organizar el evento), para convocar a los medios de Miami a una gran rueda de prensa, que en un principio, se iba a realizar en un conocido local de Calle Ocho de esa ciudad.

La directora de la empresa de relaciones públicas, me sugirió que involucrara al alcalde de la ciudad de Doral (colindando con Miami) Luigi Boria, debido a que éste es el ÚNICO alcalde venezolano de Estados Unidos… así el evento tendría mayor resonancia y se haría algo “oficial”.

Aunque no conocía a este señor, me pareció razonable y para allá me fui a ver al Alcalde Boria, quien me recibió con “alfombra roja”, dada mi fama como “El Guarimbero Mayor”. Conocí a su hija y, más tarde en la noche, a su señora esposa, una dama de nacionalidad colombiana, muy elegante, amable y con un respetable porte.

Le pedí al Alcalde Boria que me ayudara a promover el ultimátum de los estudiantes tachirenses, en el entendido que mientras más se divulgara, menor podría ser la represión brutal que estaba a punto de llevarse a cabo… si los oficiales no daban ese paso al frente que estaban exigiendo los muchachos tachirenses. Pensábamos que, al menos, podríamos evitar más muertes jóvenes en la Venezuela de aquellos días.

El Alcalde Boria se mostró más que receptor de la idea e hizo todo lo pertinente para que la rueda de prensa se llevara a cabo en la majestuosa y señorial “Sala de Sesiones de la Ciudad de Doral”. Acordamos que en el evento hablarían – además de Boria – los concejales y el administrador de la ciudad de Doral. De “maestro de ceremonia”, fungiría el Lic. Roger Vivas, “La Voz de la Poderosa”, estación de radio muy popular de Miami (670 AM).

Le preparé una especie de libreto al Alcalde Boria, donde lo ÚNICO que él tenía que hacer era un llamado a la oficialidad venezolana, frente a la gran prensa de Miami, para evitar una matanza de estudiantes, en el caso de que los oficiales no acataran el ultimátum que se vencería a las doce de la noche del viernes 7 de marzo. El ultimátum sería leído, antes de comenzar los discursos de las autoridades mencionadas, por el periodista venezolano mencionado arriba: Roger Vivas.

El evento comenzó mal, muy mal. Los medios habían atendido a la convocatoria, pero el Alcalde Luigi Boria, actuando – además – como “maestro de ceremonia”, comenzó a hablar de una, sin darle la palabra introductoria a Roger Vivas… exiliado en Miami desde el año 2004, quien fuera diputado por Mérida y dueño de una gran credibilidad en los medios de radiodifusión de habla hispana miamenses.

Boria habló de todo menos del ultimátum. Habló de economía, de las cifras de criminalidad en Venezuela… del pato y de la guacharaca: ¡pero NI UNA PALABRA en defensa de la integridad de nuestros estudiantes tachirenses!

El resto de los oradores participantes, habló muy bonito en pro de una Venezuela libre, pero no tenían la información importante que había motivado la rueda de prensa. No se mencionó, en absoluto, el ultimátum de los estudiantes… ni se abogó por su seguridad física, en caso de que los oficiales venezolanos desoyeran el clamor de los jóvenes para colocarse del lado de la patria.

Cuando terminó de hablar el último de los participantes, el Alcalde Boria tomó el micrófono y dio por terminada la rueda de prensa. Indignado, me levanté… y sin micrófono alguno grite: “¡Un momento! ¡Esta rueda de prensa la pagué yo… lo que me da el derecho de dirigirme a todos ustedes antes de que apaguen las cámaras!”

La atención de los medios se centró en mí. Le pedí a Roger Vivas que leyera el ultimátum de los estudiantes, pero ya nos habían apagado el micrófono. No importaba mucho. Roger Vivas es dueño de un gran vozarrón.

En lo que Vivas comenzó a leer el ultimátum, se acercó un grupo de venezolanos con una bandera tricolor (por cierto, de OCHO estrellas… lo que es ya normal entre los venezolanos de Miami). En eso le sugerí al grupo que volteara la bandera en señal de S.O.S. Fue ahí donde se prendió el zaperoco.

Un fulano, que mientan Gerardo Nieto Guarigapa, montó en cólera, alegando que “su bandera no se volteaba ante ninguna circunstancias…” y, agregando que “no había motivo alguno para voltear la gloriosa bandera venezolana…” (la cual tenía – como ya dije – OCHO ESTRELLAS).

Como decimos popularmente en Venezuela, el solemne acto terminó como “una merienda de negros”. Por un lado, Roger Vivas seguía leyendo el ultimátum, los periodistas enardecidos… y el tal Nieto Guarigapa gritando que él era un auténtico indígena venezolano de la tribu “Don Cojones de la Mancha”… o algo parecido.

Vivas terminó de leer el ultimátum (el cual nadie pudo entender) y procedimos a abandonar el recinto, con el auto-proclamado indígena detrás, dando gritos como un enajenado mental. Una vez en los pasillos, se terminó de prender la “sampablera”. Roger Vivas lo reconoció como un locutor de radio que tiene un programa semanal (en la misma estación radial semanal de Vivas, La Poderosa 670 AM) llamado “Panorama Latino”, financiado por Henri Falcón desde Venezuela… quien siempre ha mostrado una posición blandengue ante los grandes problemas de nuestro país.

Vivas acusó al indígena Nieto de viajar, consuetudinariamente, a la isla de Cuba, cosa que este sujeto aceptó ahí mismo… “y con mucho orgullo”. Yo me le acerqué al oído y le dije unas cuantas cosas que por respeto a mis lectores no las repito en este informe, porque tendría que escribir obscenidades y eso no sería correcto.

El escándalo, que fue cubierto por los medios de comunicación, sobrepasó a la noticia del ultimátum de los estudiantes tachirenses:

http://www.elnuevoherald.com/2014/03/07/1696260/evento-pro-venezuela-en-doral.html

La sangre, afortunadamente, no llegó al río… pero a los días, Roger Vivas fue citado por una corte judicial local, para que respondiera a las acusaciones que le había hecho el Sr. Gerardo Nieto Guarigapa. La jueza Judith Rubistein, del Circuito 11 de la Corte de Miami Dade, declaró que no había caso. El Sr. Nieto pataleó, volvió a advertir que él era un auténtico indígena venezolano; la jueza le pegó a su mesa con el martillito de madera y “perros a otra cosa…”.

Pero como no suelo dejar las cosas así, me puse a investigar, no solo al “jefe indio” Nieto, sino al propio Alcalde Boria. No entendía por qué Boria se había hecho el loco y, NI SIQUIERA, mencionó el ultimátum de los estudiantes a la Fuerza Armada Bolivariana, que era el tópico central de la convocatoria a los medios. Descubrí algo muy interesante. El indígena Nieto era el compinche de Boria para cuanto evento había que sabotear en la pequeña, PERO IMPORTANTE, ciudad de Doral, repleta de venezolanos… en su mayoría, contrarios al régimen de los Hnos. Castro en nuestro país. Ya lo había empleado, al menos, en dos oportunidades.

Por otro lado, una radio-escucha de mi canal en Zello, me contactó en privado y me hizo llegar unos documentos bien interesantes, que Uds. pueden bajar de la siguiente dirección:

http://www.mrr.name/LuigiBoria.pdf

Algo se había dicho de una supuesta relación de Boria con connotados funcionarios del régimen de los Hnos. Castro en Venezuela, pero mucho se dice de todo el mundo. Ahora tenía unos documentos que aparentaban ser CONCRETOS.

Tenía una serie de LICITACIONES solicitadas por la empresa oficial (afiliada al Ministerio de Comercio “bolivariano”), SUVINCA, (Suministro Venezolanos Industriales, C.A.). Nadie que no esté registrado como “suplidor” del régimen de los Hnos. Castro en Venezuela, puede “licitar” peroles… eso lo sabe en Venezuela hasta el más lerdo. Había dos “cositas” en esas licitaciones que me llamaron, poderosamente, la atención:

1. Se le estaba pidiendo a la empresa de Luigi Boria (quien para entonces todavía no era alcalde de Doral), una serie de equipos que NADA TENÍAN QUE VER CON COMPUTADORAS… y su empresa VENDE computadoras.

2. La susodicha empresa, SUVINCA, estaba localizada… y opera, en el Hotel Alba de Caracas, antro de los cubanos castristas que pululan en Venezuela. Si Ud. quiere obtener dólares en el mercado negro, el mejor lugar para conseguirlo – a “buen precio” – es, precisamente, con los cubanos-castristas que operan desde el Hotel Alba.

Ver el siguiente video: http://www.mrr.name/VerdaderoEnemigo.htm

Averiguar la existencia de la empresa (actual) del Alcalde Boria – THE WISE COMPUTER – ubicada en la 3515 NW 114 Ave de Doral, Florida… fue más fácil que pelar mandarinas con las uñas largas. Dicho sea de paso, no existe NADA ILEGAL para un alcalde de Doral, tener su propio negocio.

Entonces contacté a mi gente en Venezuela y lo que averigüe, que ya me lo sospechaba, fue ORO MOLIDO. La empresa SUVINCA, que funciona en el 3er piso (Oficina 318) del Hotel Alba (antiguo Hotel Anauco Hilton), es la fachada de un aparataje cubano, diseñada para burlar el EMBARGO norteamericano a Cuba. En realidad, lo que se le había pedido a Boria, en las licitaciones numeradas 1658, 1740 y 1769 (ver PDF), eran equipos que llegarían a Venezuela y de ahí, se re-enviarían a Cuba: ¡no era nada lo del ojo… y lo llevaba en la mano!

Por cierto, NO TIENE NADA DE ILEGAL que un ciudadano norteamericano (y Luigi lo es, a pesar de ser, además, VENEZOLANO), le venda corotos a una empresa oficial del régimen de los Hnos. Castro en Venezuela… lo que sí: ¡es AMORAL!, sobre todo, tratándose de un alcalde que representa a cientos de miles de ciudadanos que, en su inmensa mayoría, deploran la OCUPACIÓN CUBANO-CASTRISTA en Venezuela.

Como si ya el hecho que un alcalde venezolano en EE.UU. haga o haya hecho negocios con el régimen de los Hnos. Castro en Venezuela fuese escandaloso, lo es mayor cuando nos enteramos que este señor es, ADEMÁS, pastor evangélico. De todos es sabido cómo el régimen de los Hnos. Castro en Cuba ha perseguido – A MUERTE – a los hermanos evangélicos cubanos.

Todos estos recaudos llegaron, “de algún modo”, al departamento de investigación de UNIVISIÓN, dando como resultado INICIAL (porque el caso de hincha), este reportaje:

El Alcalde Luigi Boria, en estos precisos momentos, siendo las 11:24 pm del 17 de abril de 2014, está “jediondo” a REVOCADO. Los ciudadanos venezolanos de Doral, por lógica pura, no se calarán a un cipayo castro-estalinista al frente de su ciudad.

17 de abril de 2014

Robert Alonso
El Guarimbero Mayor

robertalonso.vip@gmail.com
@robalonso
Índice de los TL’s (artículos publicados en Twitter) anteriores: http://www.mrr.name/tl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s