Argentina: “Cabildo Abierto” de espaldas al pueblo

image002d

Los tristemente reconocidos aplaudidores del Gobierno Cristina Fernández, realizaron una pantomima “con fuertes críticas a los buitres y a Griesa”, volviendo a sesgar la historia nacional que nos cuenta que Néstor y Cristina participaron y fueron actores importantísimos de la “década infame (sic) de los 90”, así como los verdaderos y únicos reestructuradores de una deuda, que cuando “el Adolfo” la declaró en “moratoria” –nunca dijo que no se pensaba pagar- “ellos aplaudieron a rabiar” tal como lo muestran las filmaciones e imágenes de archivo de aquella jornada legislativa. Junto a Roberto Lavagna en 2005 y luego con Boudou en 2010, fueron ellos quienes impusieron y aceptaron tanto la cláusula RUFO como los tribunales de Nueva York, Londres y Tokio. ¿Ahora a quien culpan?

Alejandro Vanoli, presidente de la Comisión Nacional de Valores convocó a una “Convocatoria Económica y Social” que se plasmó en un muy mal llamado “Cabildo Abierto” de espaldas al Cabildo de la Ciudad de Buenos Aires, Cabildo histórico que supo albergar a aquellos criollos y españoles que preocupados por la detención del Rey de España a manos de Napoleón, aquel famoso 25 de Mayo de 1810, se erigieron en Gobierno en representación del Rey prisionero, para no quedar en manos del invasor napoleónico. Allí, este grupo conformado por Jorge Taiana –ex Canciller de Néstor-, Gustavo López –subsecretario de Presidencia-, Hugo Yasky –titular de la ilegal CTA oficialista (ese que perdió las elecciones de su central a mano de Micheli y que gracias al Ministro Tomada aún detenta los bienes de aquella CTA), y un verdadero traidor de sus representados a quienes no defiende del impuesto a las Ganancias, ni de una paritarias amañadas y con tope salarial-, Leopoldo Moreau –diputado de la UCR que considera que “apoyar al Gobierno CFK es hacer patria, porque éste enfrenta (?) a los fondos buitres…”-, militantes del Movimiento Evita, Carta Abierta, Kolina y los obsecuentes trabajadores del Sindicato de TV; pretende y dice “defender nuestra Soberanía”.
Estúpidos o traidores, o como bien los catalogó el viejo General “…imberbes, estúpidos y traidores al servicio de imperialismos foráneos…”. Ya explicamos como éste régimen defiende la “Soberanía Nacional” entregándonos a través de China y de sus bancos a la City londinense y a Goldman Sachs –ver el artículo “Inversiones Chinas o invasión británica en el siglo XXI”-, o cuando impide maniobras que le quitarían ese halo de “nac&pop” cerrando la causa Griesa mediante la compra de las tenencias de NML Capital y sus socios –ver artículo “De los Chicago Boys a los Kicillof Boys”-, o cuando dicen estar ante una causa no generada por ellos –ver nota “A no confundirse esta situación la generó el cristikirchnerismo” o aquella otra “La guerra épica de Cristina…”-; pero ahora ante el estruendoso fracaso por incapacidad, impericia, soberbia y estupidez supina de nuestros “negociadores” –tanto el costoso estudio de abogados estadounidenses, como el lobbista yankee contratado, los secretarios y el propio ministro de Economía- pretenden encarnar “una batalla épica por la Soberanía nacional” cuyos contendientes son “ellos como los defensores” y los fondos holdouts-buitres y el Special Master Pollack además de su máximo jefe el Juez neoyorkino Thomas Griesa como “el imperialismo apátrida”. Así las consignas infantiles y ahistóricas de “Cristina o Griesa”. Pretendiendo igualarla a aquella otra verdaderamente cierta de hace ya más de sesenta años de “Braden o Perón”.
La idea de Juan Carlos Fábrega de dejar el gabinete de Cristina Fernández no es novedosa, como tampoco lo es “la interna que mantiene con el ministro de Economía, Axel Kicillof”, quien por soberbia e impericia se plantó frente al intento de rescate que ensayó el banquero Jorge Brito, auspiciado por el propio Fábrega, “a pedido de Cristina Fernández”, quien finalmente hizo abortar el plan. La consecuencia: el default no se evitó, “Kicillof ganó otra batalla” al titular del Central, cuyo pedido de renuncia aún pende de las manos dela mandatria, quien lo utilizó para “forzar” a la banca extranjera para que tome cartas en el asunto, y luego ante el desastre lo tiró “como a un profiláctico usado”. El resultado podría verse después de los próximos días. ¡Y éste por ahora, es que Argentina volvió a constituirse “en un paria internacional”! El juez Thomas Griesa instó este viernes a la Argentina y a los holdouts a seguir negociando, y con el Special Master Daniel Pollack como “mediador”. Durante la audiencia celebrada este viernes con las partes, por exigencia del juez, el magistrado no hizo caso a la “preocupación” argentina transmitida por los abogados del país, quienes no tuvieron en cuenta las “repercusiones totalmente negativas de la conferencia de prensa del Consulado de Nueva York, donde Kicillof arremetió contra el juez y el mismo mediador”. Según los letrados, el Gobierno Nacional ya no confía en Pollack (?). De esa forma, primó la postura de los “fondos buitres”, quienes le pidieron al juez no remover al “mediador”. Griesa entendió que la mediación de Pollack registró “avances”, aunque las partes no hayan podido acordar cómo cumplir con la sentencia que obliga a la Argentina a pagarles a los holdouts US$ 1.330 millones.
En el inicio de la reunión el magistrado dijo que la Argentina aún tienen que cumplir con el fallo que la obliga a pagarles a esos tenedores de bonos US$ 1.330 millones. Griesa dijo que “aun si el país se encuentra en default, sus obligaciones no han desaparecido”. Por otra parte, Griesa les pidió a los abogados de la Argentina que se detengan las “declaraciones altamente engañosas” por parte de funcionarios del Gobierno Nacional. La audiencia en el juzgado de Griesa se produce después de que fracasara la mediación del Special Master Daniel Pollack. Sin un acuerdo que reestableciera la suspensión de la sentencia, los bonistas de la deuda reestructura se vieron impedidos de cobrar en tiempo y forma US$ 539 millones que les correspondían. Ante esto, calificadoras de riesgo crediticio como Standar & Poor’s y Fitch declararon a la Argentina en “default selectivo”. El gobierno de Cristina Fernández sostiene que la Argentina no ingresó en cesación de pagos porque cumplió con el vencimiento del 30 de junio, aunque “los acreedores no hayan podido acceder al dinero”. La idea de Juan Carlos Fábrega de dejar el gabinete de Cristina Fernández no es novedosa, como tampoco lo es la interna que mantiene con el ministro de Economía, Axel Kicillof, venimos explicando aquí. Esta vez, según “El Cronista Comercial”, el titular del Banco Central habría presentado su renuncia al cargo. Noticia que cayó como bomba hasta a los propios banqueros, a quienes controla y regula, y quieren que se quede en el cargo. Fábrega estuvo detrás de las furiosas negociaciones con puntuales bancos para impulsar una suerte de “salvataje” que permitiera conformar a los fondos buitre. Pero fue el propio Kicillof quien cuestionó algunos aspectos de la propuesta que los bancos privados llevaron a Nueva York, y terminó convenciendo a Cristina Fernández.

“El Gobierno no se opone a un acuerdo entre privados”, dijo el ministro. Pero de inmediato aclaró: “Me vengo a desayunar que los bancos iban a poner plata para comprarle la deuda a los buitres, pero querían cubrirse con plata de Sedesa”, un fondo de garantía que se creó en 1995 con los “depósitos de todos los argentinos”. Como si la deuda a pagar no lo fuera a ser con esos mismos fondos “de todo el pueblo argentino”. ¡Es un mentiroso, un soberbio, un estúpido! ¿O es un verdadero H… de P… ? Con perdón de las trabajadoras o víctimas explotadas por la trata y la prostitución. Según dejaron trascender en el entorno de Kicillof, esta operación con Sedesa no podría concretarse sin un visto bueno del Banco Central. Por eso, la última frase del ministro pareció tener como destinatario no sólo a los bancos sino también al titular del BCRA: “Ser generoso con plata de otro es malo. Y serlo con la plata de todo un pueblo es peor”. Esto es una supina idiotez, porque salvo que piensen pagarle a los holdouts con plata de Cristina Fernández, de Boudou y del propio Kicillof, sólo se pagara con la “plata de los argentinos, ahora o después”.En efecto, desde un primer momento, cuando se conoció la gestión de los bancos privados en Nueva York se supo que estaban “apadrinados” por Fábrega y por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Motivo más que suficiente para que Kicillof le bajara el pulgar. “Personajes oscuros como el banquero del poder Jorge Brito (Banco Macro) parecen reinventarse, en menos de 24 horas, en próceres comparables a Don José de San Martín. Todo luego de encabezar -si hay que atenerse a lo denunciado por Elisa Carrió- a un negociado de dimensiones gigantescas en la trasnoche del miércoles 30. La chaqueña también se ocupó de advertir a Juan Carlos Fábrega (titular del Banco Central y de quien se informa presentó su renuncia, luego rechazada) que sería pasible de ser denunciado penalmente, si acaso se recurría a dinero de ahorristas (encajes) para hacer frente a lo reclamado por los acreedores con base en Nueva York”, publicó el sitio “El Ojo Digital”.
Fábrega no sólo había sido el gestor del frente negociador de bancos de capital nacional, encabezado por Jorge Brito, titular de ADEBA, para que las entidades pudieran comprar la deuda de los fondos buitre, sino que también para esa gestión, el titular del BCRA había recibido la aprobación del Gobierno Cristina Fernández algunos días atrás, el propio jefe de Gabinete, Jorge Capitanich había participado de encuentros. El diario “La Nación” publicó ayer la carta que tenía preparada Adeba para dirigirla a Fábrega, solicitándole acceso a divisas y cambios en regulatorios, que ya habían sido acordados de palabra. Pero sorpresivamente, recibió un llamado de la Presidenta desautorizando el potencial acuerdo. “Es inexplicable por qué Fábrega recibió un llamado de la Presidenta desautorizando la gestión cuando algunas horas antes se le había permitido intentarla”, dijo una fuente allegada. Ayer, Cristina Fernández respaldó rotundamente a Kicillof por cadena nacional y lo sentó a su lado (no son pocos los kirchneristas que afirman que a Fábrega le queda poco tiempo). En el otro rincón entienden que Fábrega es víctima de un sinfín de operaciones por parte del ministro. Voceros del titular del BCRA negaron, otra vez, cualquier vinculación con la operación Adeba. Pero quienes conocen la operación insisten que el hombre de presidente del BCRA alcanzó una solución (la de Adeba) por pedido de Cristina. Para la banca, “Fábrega es el hombre racional y Kicillof, algo así como un caprichoso”. Esa lógica se repitió en la explicación de Adeba ante la frustración del acuerdo: cuando vieron en la televisión que Kicillof dijo desde Nueva York que no se pagaría más que el canje, dieron por finalizadas las tratativas para comprar el juicio a los buitres. NML y Aurelius, en tanto, afirmaron que no recibieron ofertas que merecieran ser consideradas.
“Fábrega quería evitar el default”, indicaron en el sector financiero. Kicillof considera que puede manejar esta situación de estrés y que “firmar cualquier cosa”, como dijo Cristina hubiera sido más complicado. Quienes estuvieron en Nueva York cuentan que representantes de NML ”corrieron al ministro” con el default. “Yo puedo soportar ser el ministro del default, pero ustedes van a tener que hacer la cola para cobrar”, les respondió con una soberbia propia de un inimputable, y no de un funcionario de un Gobierno Nacional. Según publica “El Cronista”, “fuentes de Gobierno descartan que Cristina le vaya a aceptar la renuncia. Es más: sostienen que es parte de un “plan” para que otras entidades bancarias como el HSBC, JP Morgan o Citi se hagan cargo de las negociaciones, lo que implicaría la posibilidad de que se negocie por un monto menor a los u$s 1.500 millones del pre-acuerdo que habían obtenido los bancos en ADEBA”. En ese juego, vuelve a ganar Kicillof la interna… Según analizó esta mañana el diario “Ambito Financiero”, el mensaje presidencial de ayer tuvo dos elementos centrales: “la afirmación “Argentina no entró en default”, por un lado y la entronización de Axel Kicillof como el héroe de la historia que se enfrentó, por primera vez según la Presidente, a los buitres (…).Estupidez, idiotez, infantilismo o hijadeputez recalcitrante… ¡Ya se sabrá! La idea de salvar al país de un default, revivida a principios de semana durante una cena en Puerto Madero, tuvo choques desde el principio con Kicillof convocada para reiterar la idea de ADEBA de un salvataje por parte de los bancos. El ministro no sólo sostuvo siempre la conveniencia de no acordar aun al costo de entrar en default en lugar de convalidar un acuerdo de bancos que conllevaba el peligro de activar también la cláusula RUFO, sobre todo en la negociación por el recupero de los fondos que las entidades pretendían comprometer.
“Esa estrategia comenzó a naufragar al día siguiente de esa cena cuando Juan Carlos Fábrega introdujo la posibilidad de utilizar fondos de SEDESA, el sistema de seguro de depósitos. Jorge Capitanich entonces consultó con Cristina de Kirchner y también con Kicillof. Allí terminó esa opción, pero para ese momento representantes de ADEBA ya negociaban en Nueva York. La anécdota anticipa las posiciones que luego tomó cada protagonista en la historia que corrió las 48 horas siguientes, pero no invalida la opción de negociación que ayer seguía en pie con participación de bancos extranjeros, pero sin contemplar manejo alguno de encajes o menos esos fondos de reaseguro y en la que sí participa Capitanich.” Duras críticas de Kicillof al juez Griesa. Fue a través de un comunicado del ministerio de Economía. Dicen que “no resolvió nada” y que es “juez y parte”. “El juez llamó a una audiencia para no resolver absolutamente nada”, acusó el ministerio de Economía a través de un comunicado en el que utilizan duras palabras para referirse a Thomas Griesa, el magistrado que lleva la causa de los fondos buitre en Nueva York. Fue luego de que Griesa reclamara que “la República tome pasos para dejar de difundir información muy engañosa”. En un nuevo endurecimiento de los planteos sobre el juez, el comunicado de Economía asegura que “nunca mejor aplicada la frase “juez y parte””, refiriéndose a Griesa. Y explica: “Lo más grave es que ya no estaríamos ante la conocida figura de “utilización de información privilegiada para favorecerse”, figura condenada internacionalmente por todos los organismos de contralor, sino que estaríamos ante un insólito caso donde una de las partes, con la ayuda del juez, provoca los hechos que luego la favorece”.

También critican al mediador Daniel Pollack. “Se ha excedido absolutamente en sus incumbencias y atribuciones al calificar de “default” al impedimento de cobro que el mismo juzgado de Griesa impuso a algunos bonistas”, dijeron. “Esta situación no configura, bajo ningún punto de vista, un evento de default”, agregaron. El texto completo del comunicado dice: “En el día de la fecha ha tenido lugar una nueva audiencia en el juzgado del Juez Thomas Griesa. En dicho encuentro, el juez denegó el pedido de Argentina de reemplazar al mediador Daniel Pollack, quien ha demostrado a través de su último comunicado una manifiesta parcialidad en favor de los fondos buitre. El mediador se ha excedido absolutamente en sus incumbencias y atribuciones al calificar de “default” al impedimento de cobro que el mismo juzgado de Griesa impuso a algunos bonistas. Pero, además, no es mérito de Pollack que el Ministro de Economía de la Nación se haya reunido con los fondos buitres, sino una muestra de buena fe de la Argentina, en el marco de la incapacidad de aquél como mediador para encontrar una solución que no sólo beneficie a los fondos buitres. Por estas razones, Argentina reiterará la solicitud de reemplazo del mediador por escrito. Una vez más el juez llamó a una audiencia para no resolver absolutamente nada en relación a los fondos de terceros que mantiene inmovilizados. De este modo, lejos de mantener el statu quo, como lo ha denunciado la República, vuelve a favorecer a los fondos buitre, en dos sentidos. En primer lugar, al impedir el cobro a algunos de los bonistas del canje, pretende someter a la Argentina a una verdadera extorsión para que pague a los fondos buitre lo que pretenden, aun cuando el propio juez sabe perfectamente que tal pretensión implica la violación de la ley argentina, así como de los contratos con el 92,4% de los bonistas que ingresaron al canje (cláusula RUFO)”.
“Pero en segundo lugar, como también advirtió Argentina, puede ser ésta una maniobra encaminada a que los fondos buitre, directamente o a través de otras sociedades, cobren seguros de default que ellos mismos han reconocido que tienen. En efecto, también en el día de hoy se conoció que la sociedad privada ISDA (Asociación Internacional de Swaps y Derivados), en la que participan los mismos fondos buitre, dio lugar al pago de los seguros de default por un monto cercano a los 1.000 millones de dólares. Si bien esto no implica que la República deba pagar absolutamente nada, ya que son transacciones entre privados, favorece a unos privados a expensas de otros en intenta instalar el mensaje que Argentina se encuentra en default. Sin embargo, como ya lo ha reiterado la República, esta situación no configura, bajo ningún punto de vista, un evento de default. En primer lugar, porque dentro de las previsiones que figuran en el prospecto, en el punto 4.1 bajo el rótulo “Casos de Incumplimiento”, ninguno de ellos refiere a un bloqueo de cobro por parte de un juez. Pero, además, porque en ese mismo prospecto el apartado referido a los factores de riesgo prevé una situación de este tipo, otorgando el debido aviso a los acreedores que decidieran adquirir estos títulos. Lo actuado por el juez hasta el momento revela que su actitud, lejos de impartir justicia y generar condiciones equilibradas entre las partes, busca favorecer a los fondos buitre. ¿Cómo puede ser que haya delegado en los fondos buitre la decisión de dar un stay a Argentina, cuando estos mismos fondos podían tener ganancias multimillonarias si no arreglaban? Nunca mejor aplicada la frase “juez y parte”. Pero lo más grave es que ya no estaríamos ante la conocida figura de “utilización de información privilegiada para favorecerse”, figura condenada internacionalmente por todos los organismos de contralor, sino que estaríamos ante un insólito caso donde una de las partes, con la ayuda del juez, provoca los hechos que luego la favorece.”
“Ante esta posible estafa millonaria, el Ministerio de Economía ha notificado a la Comisión Nacional de Valores esta situación y ha solicitado que, de inmediato, se inicie una exhaustiva investigación que determine si este juicio no es en realidad la fachada de una maniobra especulativa en favor de los fondos buitre, que pretende que ganen por los bonos en default que compraron a precio vil, pero también por los derivados financieros que se cobran cuando esta sociedad ISDA lo decide. La CNV solicitará a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) información precisa sobre las transacciones con esos títulos, para investigar si los propios fondos buitre, por sí, o a través de terceros, obtuvieron ingentes beneficios al no alcanzar un acuerdo.” Termina el comunicado de economía, incluyendo a la totalidad del pueblo en esta absoluta torpeza e inviable denuncia. Lo único verdaderamente cierto, y que contradice el pensamiento infantil de CFK y Axel Kicillof, es que “se activaron los seguros contra default por US$ 1.000 millones
Lo decidió esta mañana un organismo privado del que forman parte el fondo buitre Elliott, los bancos JP Morgan y Citibank”. Tras una reunión de una hora en la que también participó el fondo buitre Elliott, los quince miembros del Comité de Determinaciones del ISDA decidieron de forma unánime (PDF) que lo ocurrido con la deuda argentina es considerado como “falta de pago” y activa los seguros contra default. Los privados que emitieron estos seguros llamados Credit Default Swaps o CDS tendrán ahora que afrontar pagos por un total de US$ 1.000 millones, la suma de la deuda pública argentina bajo legislación extranjera asegurada.
El comité se reunió hoy a pedido de UBS. El banco suizo preguntó ayer al ISDA (International Swaps and Derivatives Association) si podía considerarse como default el vencimiento de intereses del 30 de junio que nunca llegó a los tenedores de deuda argentina reestructurada debido al bloqueo ordenado por el juez Thomas Griesa. Debido a la cláusula “cross-default” que incorporan los títulos con legislación extranjera, los CDS cuyo pago se gatilla tras la reunión del ISDA de hoy no son sólo los referidos a los títulos con intereses vencidos el 30 de junio. Todos los CDS de deuda argentina bajo legislación extranjera, también los que aseguraban títulos en cuyo pago no ha habido ningún problema, podrán cobrarse a partir de ahora. De ahí la cifra de los US$ 1.000 millones. ¡La participación de Elliott! El fondo buitre Elliott es uno de los 15 miembros del comité que votaron hoy si se activaban o no los seguros por default o CDS. Controlado por Paul Singer y dueño de NML, Elliott forma parte desde abril del Comité de Determinaciones del ISDA, el organismo creado en 1985 para regular el mercado de derivados bajo el lema “mercados seguros y eficientes”. Además de su evidente implicación como parte demandante, otro posible conflicto de intereses surgiría si se demuestra que Elliott tiene en su cartera seguros contra un default de Argentina. El ex ministro de Economía Roberto Lavagna dijo ayer que los fondos buitre jugaban a un default para cobrar sus seguros pero la oscuridad del mercado en que se compran y venden estos títulos hace imposible saber si los buitres tienen CDS en su poder. ¿Si no lo sabe él que fue parte de la renegociación y de la incorporación de la cláusula RUFO y los tribunales neoyorkinos, quien lo puede saber?
El mercado de los seguros contra default (Credit Default Swaps o CDS) pertenece, como el mercado internacional de divisas, a un grupo conocido como OTC. Las siglas responden a las palabras inglesas “Over The Counter” (en español, “Sobre el mostrador”) y hacen referencia a la forma en que se compra y vende en estos mercados. Son operaciones entre privados y sin ninguna publicidad: se hacen “sobre un mostrador” particular y no en la pizarra pública donde se registran todas las operaciones en los mercados de valores. Según Bloomberg, Elliott aseguró el año pasado ante la Justicia de Estados Unidos que tuviera en su poder CDS contra un default argentino. Consultado de nuevo ayer por la agencia de noticias, un vocero del fondo buitre no quiso hacer comentarios sobre sus posibles inversiones en estas herramientas financieras. Entre el resto de miembros del comité que decide hoy si se activan o no los CDS hay varios bancos que fueron mencionados como posibles compradores de la deuda en poder de los buitres, como JP Morgan y Citibank. Otros participantes son Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, Morgan Stanley y el banco japonés Nomura International. Además de Elliott, en el grupo de fondos de inversión participantes en la votación aparecen los nombres de BlueMountain, D.E. Shaw, Eaton Vance Management y Pacific Investment Management.
¡Sobre los CDS, y para informarnos!
Pese a que se conocen como seguros contra default, los CDS son un instrumento financiero perteneciente al grupo de los derivados y no están sujetos a las necesarias regulaciones de las compañías aseguradoras. Otra diferencia radical con los seguros tradicionales es que el dueño de un CDS no tiene por qué ser el mismo que sufre el riesgo (que en este caso sería el tenedor de los bonos). Al desvincular las dos figuras surgen incentivos nefastos. Por ejemplo, que el que tiene sólo CDS y no posee bonos en su cartera haga todo lo posible por favorecer un default. De acuerdo con los datos de Bloomberg, los CDS por un default de Argentina son los más caros del mundo. “Para asegurar 10 millones de dólares en deuda argentina a cinco años, hay que pagar 4,2 millones de dólares por adelantado y 500 mil dólares anualmente”. ¿A quien le creemos a Cristina y Axel o a los economistas serios que nos plantean una verdadera “tormenta económico-financiera” en el corto y mediano plazo hasta pagar?

Buenos Aires, 1 de Agosto de 2014.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s