El intento de resucitar el kirchnerismo, y la reforma constitucional de Eduardo Duhalde

¿De qué hablaría la oposición política argentina si no existiese una Elisa Carrió que crea y destruye como nadie? ¿De los dichos ininteligibles del provinciano Hermes Binner? ¿De la semántica ininteligible de Daniel Scioli? ¿Del voluntarismo a la nación de Julio Cobos o de Ernesto Sanz? Carrió, aún sin sufragios detrás, existe porque sus pares no han superado sus conceptos. De hecho, sin Carrió el Frente Amplio UNEN sería sólo una fuerza destinada a quedar afuera de la segunda vuelta en 2015, y a Carrió se le ocurrió una idea para que intente disputar el poder porque ella, por fin, entendió que la política partidaria consiste en intentar alcanzar el poder porque si eso no ocurre, no se puede procurar cambiar la realidad. ¡El poder no puede ser una cuestión tan inasible como el humo! ¿Pero es posible la construcción de una “nueva Alianza”? ¿Y de serlo no terminaría como la del 2001? Encima Eduardo Duhalde propone cambios constitucionales para acabar con el híperpresidencialismo, ¿descubrió algo, o leyó alguna nota?

Así fue para Carrió en el pasado –cuando hizo primar su pensamiento y no sus apetencias-, y reconoce haberse equivocado. “¡Se hace política partidaria para llegar al poder y, de lo contrario, se puede jugar a las damas o al ajedrez o a las bochas en el club social, donde a la hora del café se podrá deslizar un vaporoso blablablá!” Los peronistas lo entienden mejor que el resto, y por eso Carrió comprende que el enemigo a derrotar es el peronismo –no el cristikirchnerismo, o antes el menemismo-, aunque ya no se sabe qué quiere decir eso de peronismo. Nunca habrá dos peronistas que coinciden en el significado de un peronismo que cuando gobierna no canta “la Marchita” ni piensa en Juan Perón ni en Eva Duarte ni le importa su pasado porque mira hacia su presente y futuro, en especial en dólares. Esta postura del verborrágico y ahistórico “antiperonismo recalcitrante”,lo vemos en ella tanto como en Mauricio Macri, o sea el seudo progresismo “socialiberal” y en la derecha sin ideología “neoliberal”. Está muy bien lo de Carrió, aunque no se pueda compartir, pues ella demuestra su verdadero rostro; el de un “antiperonismo furioso”. Por lo menos permite algún debate innovador en el desierto inclemente que atrapó a la sociedad argentina hace tiempo. Carrió introdujo la posibilidad del acuerdo con Mauricio Macri a partir de una realidad: habrá polarización electoral, y el Frente Amplio UNEN no tiene cómo ingresar a la polarización. Necesita inventar algo diferente para no tener que jugar a las bochas cuatro años más, por lo menos. Pero no todos en su espacio piensan igual, pues aún entre los “progres” no cristinistas existe una visión diferenciadora del sistema del régimen actual, que no es ni por asomo el de “resucitar el cristikirchnerismo” con otras figuras y otros partidos.
A propósito, aquí parte de un diálogo con la ex UCR fundadora de GEN (Generación para un Encuentro Nacional). Para Margarita Stolbizer, ex UCR como Lilita Carrió y fundadora de GEN (Generación para un Encuentro Nacional), la mayor intención de voto de Mauricio Macri hoy tercero en las encuestas es el resultado del coqueteo con UNEN -supuestamente sólo ambicionado por Macri y Elisa Carrió- y de que Cristina Fernández lo ubicó como enemigo: “curioso porque en las últimas semanas se cuestionó a Macri por la falta de conflicto con Cristina, simplemente porque esto esc parte del juego cristikirchnerista”. Stolbizer llega a proponer que FAUNEN intente quedarse con el kirchnerismo desencantado, ese que creyó en Néstor y fue totalmente defraudado por Cristina Fernández, lo que supone -ya que a ella tanto le fascina hablar de lo programático-, proponer “lo mismo que el Frente para la Victoria de 2007 o de 2011”, que fueron sus mejores resultados electorales. El problema de Stolbizer y su gente es que su planeo se acerca demasiado, en el fondo, a lo que fue el kirchnerismo en sus días mejores, que es el origen de los problemas presentes. Y eso es no comprender que aquella bonanza fue resultado del”viento de col”’ y/o robarle el dinero a los jubilados que depositaban en las AFJP, pero nunca fue por mérito de su política económica. En fin, da para debatir intensamente lo de Stolbizer, que está para jugar contra Atlas y no contra River o Boca, aunque lo de Carrió sea un verdadero mamarracho que terminaría como la Alianza de De la Rúa y el Chacho Alvarez en 1999, una alianza electoralista creada sólo para “ganarle al peronismo –o aquello que se hacía llamar peronismo- y que por entonces se parecía en mucho al viejo concepto del peronismo” y muy diferenciado del neoliberalismo menemista del que se desprendiera el kirchnerismo.
Aquí un fragmento del diálogo de Diego Genoud y Margarita Stolbizer en la web ¡La Política Online” que muestra mejor que nada el análisis descarnado desde la propìa visión del riñón del FAUNEN: “¿El encontronazo público entre Carrió y Solanas anticipa la anunciada ruptura de UNEN? Lo que hace es poner en evidencia un debate interno que existe en el Frente Unen que a mi juicio debería resolverse previamente y hacia adentro y no llevarlo a niveles públicos de esta dimensión, arriba del escenario. Eso no nos hace bien. Pero el debate existe y creo que no hay que dramatizarlo ni sobredimensionarlo. No es distinto al que tiene el Frente para la Victoria con Scioli o el que tiene Massa que cada vez que suma a alguien ve cómo los que están dicen que se le van. Esto tiene de todas maneras algo positivo: estamos frente a un proceso distinto a todos los anteriores, hay una gran convulsión porque todos se ven con chances de alcanzar el poder en un año. Antes no porque el kirchnerismo se sucedía a sí mismo y la oposición miraba. En cambio ahora está abierto. Todos tienen dificultades internas, más o menos públicas, y deben saldarlas los partidos políticos, que son los tienen que disciplinar a sus miembros.” “¿En el caso de Carrió, el partido es básicamente ella? Sí, sí. Lo que llama la atención es que cuando se hacen las reuniones de UNEN, los de la Coalición van y firman lo mismo que los demás. Su partido institucionalmente no está planteando lo mismo que ella. Yo creo que Carrió está abriendo el terreno para tomar una decisión personal, aunque ella ha dicho que va a acatar lo que los partidos decidan. Tiene razón de todas formas en que las asambleas de los partidos todavía no se han pronunciado.”“¿Cuál es el debate que se está dando hoy en UNEN, a su criterio El debate está planteado en torno a una estrategia meramente electoral. Cómo hacer para juntar más voluntades. A mi juicio, es equivocado en dos sentidos: uno porque creo que alimentar al PRO como opción electoral adentro de UNEN es estratégicamente equivocado, no sólo porque desperfila políticamente sino porque hemos alimentado un candidato que no tenía la fuerza para llegar. Macri hace ocho meses atrás no pudo hacer lista en la provincia de Buenos Aires, casi tuvo que mendigarle dos diputados a Massa en su lista.”

“¿Usted dice que Macri crece en las encuestas gracias a UNEN? Crece no solamente por UNEN. UNEN alimenta su desempeño territorial en la medida en la que ya no Carrió sino también los radicales empiezan a debatir un acuerdo con Macri en los territorios. Eso le da a Macri una potencialidad electoral que no tenía antes. Pero lo que más ha hecho crecer a Macri es que el gobierno decidió ponerlo enfrente porque, así como se siente cómodo en la pelea con los buitres, se siente cómodo en la pelea con Macri. El oficialismo prefiere que sea Macri y no Massa su contrincante o su sucesor.” “¿Y cuál cree que debería ser el debate de UNEN? El proyecto de país que pretendemos y cómo se construye poder y se construye gobernabilidad desde un espacio como el nuestro. Yo lo digo de manera casi autocrítica: estamos equivocando nuestra estrategia de construcción porque estamos en una estrategia fotográfica y no le damos importancia a los acuerdos programáticos. La foto de las fiestas patrias está agotada. ¿Se construye poder buscando la foto en el diario al día siguiente o se construye convocando a la ciudadanía?” “¿Sanz dice que hoy la disyuntiva de la hora es “república versus populismo decadente”? Me parece que es imposible llegar a la gente hoy con ese discurso. Creo que es más claro el planteo del gobierno de los corruptos o el gobierno de los honestos o si planteas que la gente pueda andar por la calle tranquila, que los chicos tengan clase. Después, está la estrategia y la táctica de cómo hay que hacerlo y ahí otra vez me parece que la discusión cerrada entre los cinco que se reúnen a discutir qué hacemos, tampoco ayuda. “¿El gobierno de los honestos o la alianza de decentes, que también plantea Carrió, no contiene en sí misma el riesgo de fracasar a la hora de gobernar?” Sí, creo que es insuficiente. Ni con la república ni con los honestos le cambiaste la vida a la gente. Si no incorporamos la perspectiva del ciudadano, de los derechos de las personas, del transporte, la seguridad y la educación, nos quedamos con un discurso de consignas.”
“¿Qué quiere decir que Scioli, Massa y Macri encabecen las encuestas? Más allá del rol que le otorgan los medios y del dinero que tienen para hacer campaña, si ellos están en ese lugar alguna virtud tendrán para estar y algún defecto tendremos nosotros.” “¿Cuál sería esa virtud? Primero que nada, la capacidad de mostrar una gestión, no sólo tenerla sino venderla. Nosotros lo mejor que tenemos es Santa Fe pero tenemos terribles pruritos para mostrarla. Es mucho mejor que la gestión de Scioli que es desastrosa pero tiene un marketing de instalación enorme. Nosotros no lo explotamos.” Y aquí aparece un presupuesto no demasiado realista, pues Santa Fe en manos de Bonfatti privatizó el último porciento del Banco de Santa Fe y se lo vendió a Ezkenazi que es decir, se lo vendió a Cristina Fernández; además de que el narcotráfico permeó tanto a ésta provincia como a Buenos Aires o a la Capital Federal, por la inoperancioa del cristikirchnerismo y la complicidad criminal de los gobiernos provinciales y de la CABA. Pero volvamos al reportaje de LPO: “¿Dice que los defraudados por el kirchnerismo pueden inclinarse por UNEN? El gobierno tuvo una estrategia comunicacional muy eficiente y muy hipócrita también en la que ellos defendían los grandes valores nacionales, los derechos humanos: empezaron descolgando el cuadrito de Videla y terminaron subiendo el de Milani. “Esa gente que quedó defraudada es lo que yo quiero representar”. No lo va a representar ni Scioli ni Massa ni Macri.” Y aquí aparece la otra cara de la moneda: una es la de Carrió subiéndose a cualquier carro, pues todo le viene bien con tal “de mojar”; y la otra cara es la de estos seudo “progres” de FAUNEN que pretenden revivir y resucitar el kirchnerismo más descarnado pues en el fondo, ellos son socialiberales como mintió ser Néstor Carlos Kirchner al iniciar su gestión nacional en mayo del 2003. “¿El FAP no debería haber mantenido la alianza con De Gennaro y Lozano? Si hay alguien que respeto en lo ideológico, en lo personal, en lo humano es a De Gennaro. Pocos dirigentes debe haber a los que respete tanto. Para mí es excepcional desde todo punto de vista. Con ellos tal vez sea hasta más dolorosa la distancia porque después de haber protagonizado juntos aquel encuentro de Rosario de 2001, formamos el FAP en 2011 llevando la candidatura de Binner a Presidente. Fue un reencuentro de una enorme alegría para los que habíamos participado de aquella experiencia y no nos dejamos cooptar por la mentira del kirchnerismo. La separación ahora fue traumática porque nosotros tenemos con ellos puntos de coincidencia muy fuertes.”
“¿Cómo termina el debate dentro de UNEN? En el terreno de la opinión y especulación personal, me parece que termina bien en términos de que el FAUNEN no va a hacer un acuerdo con Macri y que los partidos que están van a seguir. Pero la parte negativa de esto es que creo que –como algunos de los partidos no tienen capacidad disciplinadora sobre sus cuadros- aún cuando orgánicamente haya una decisión, otros terminen haciendo otro tipo de acuerdos por abajo”. “¿Es decir que Carrió se va de UNEN? No sólo Carrió se puede ir sino que algunos de los radicales pueden terminar haciendo acuerdos para su conveniencia con Massa o con Macri a nivel nacional. Por eso, el gran desafío –más allá de los acuerdos y las candidaturas- es que podamos darle volumen, contundencia y seriedad a lo que estamos haciendo para que la gente pueda visualizarlo. La única forma de disciplinar a un intendente para que se quede es que yo le pueda ofrecer una herramienta para que pueda conservar su territorio. (…)”. Y la pragmaticidad tanto de Carrió y su alianza con la derecha desideologizada de Macri, como la construcción ideologizada de Stolbizer, Binner, Alfonsín y varios otros que solo pretenden la lisa y llana “destrucción del peronismo” se terminan de llevar de la mano. ¿Estas son las ofertas que nos propone el antiperonismo –no el antikirchnerismo o el antimenemismo- sino el más visceral e ahistórico “antiperonismo del siglo XXI”?
El desplante de Elisa Carrió a Fernando “Pino” Solanas y sus abiertos coqueteos con Mauricio Macri siguen dando que hablar, y recrudece la interna del Frente Amplio UNEN. Este lunes 18, Julio Cleto Cobos, uno de los principales referentes del espacio y precandidato presidencial, se refirió a esta situación y consideró “prácticamente imposible” una alianza del FAUNEN con el PRO. “En lo personal creo que el PRO tiene que constituir un espacio como lo está constituyendo, distinto, sin perjuicio que después, el día de mañana, se puedan acordar otras políticas como las que nosotros venimos reclamando”, aseguró Cobos al referirse a la fuerza liderada por Macri. El ex vicepresidente cristikirchnerista admitió que para conformar el Frente UNEN el radicalismo logró acuerdos “con actores donde evidentemente existe una gran incompatibilidad”, pero con el PRO opinó que “va a ser prácticamente imposible” lograr coincidencias. “Si usted se fija cómo ha votado el PRO, no desde ahora, desde hace tiempo con respecto al radicalismo, al socialismo y entonces verá que hay muchas diferencias en temas que son fundamentales”, agregó. Luego, el ex vicepresidente le sugirió a Carrió que “mida” sus expresiones “pensando no solamente en uno, sino en todo el espacio”. “Cada uno es libre de hacer lo que quiera y de expresar lo que siente como ella dice, pero hay que pensar que cuando uno está construyendo un espacio colectivo nos tenemos que medir en ciertas expresiones pensando no solamente en uno sino en todo el espacio”, señaló Cobos en diálogo con radio “La Red”. Consultado sobre si cree que en esas condiciones la legisladora va a permanecer en el Frente, Cobos respondió que “eso es una decisión de Carrió”, quien tendrá que tener en cuenta si en la Coalición Cívica –donde innumerables dirigentes, especialmente de la provincia de Buenos Aires, se pasaron al Frente Renovador-. “todos están de acuerdo” con su postura, agregó. Por su parte, Carrió afirmó este lunes que va a “seguir trabajando y luchando para construir el acuerdo más amplio posible para terminar con el PJ mafioso”-¿si esto no es antiperonismo, qué es? Generalizar como lo hace Carrió o Macri es igual que decir que toda la oposición es antiperonista y eso no es verdad-, en clara alusión a un eventual acercamiento con el PRO.

“Tiene que haber una gran alianza de gobernabilidad republicana que incluya la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción”, afirmó Carrió, quien consideró que “la opción es República o Estado Narco” (?) ¿Y Rosario no lo es acaso? Carrió –la ex fiscal de la dictadura sediciosa del 76 en Chaco- formuló estas declaraciones durante la presentación de su último libro en Villa Hortensia, provincia de San Luis, junto al titular de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy. “Voy a seguir trabajando y luchando para construir el acuerdo más amplio posible para terminar con el PJ mafioso”, exclamó la legisladora, quien remarcó que “ninguna alianza republicana puede implicar garantizar la impunidad de los corruptos”.Tras opinar, en un comunicado, que “debe haber un gran acuerdo de transparencia en el financiamiento de las campañas”, Carrió enfatizó que “el PJ es una organización delictiva” que está “vinculada al narcotráfico”.El senador nacional Aníbal Fernández también criticó con dureza al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, al asegurar que “no se va a sostener” debido a su escasa formación intelectual y política. “Es un tipo con cero formación intelectual, con cero formación política. Es un océano con un centímetro de profundidad. Massa no conoce nada de nada. Por ahora está sostenido por la televisión, lo muestran con sus poquitas virtudes y le ocultan todo lo que no sabe. Cuando avance la campaña, la realidad de la milanesa va a poner las cosas en su lugar”, lanzó Aníbal. Consultado acerca de la pertenencia del tigrense al peronismo, el exministro del Interior cristikirchnerista señaló que “no es peronista”, ya que definió: “Ideológicamente, el peronismo es la centroizquierda, progresista y popular”.¿Justo él habla de peronismo, cuando mandó guardarse la “Marcha peronista” en el o…? “Así está a la vista, sino hay que mirar la lista de diputados que puso. La puso tercera a Mirta Tundis, que no sabe ni cuándo es nunca. Cuarto a Felipe Solá, que exhibe una posición que nada tiene que ver con el peronismo real. Solá entró siete veces a la Rural con (el expresidente Carlos) Menem en el Cadillac, y después no votó en Diputados la ley por el peón rural. Eso no es peronismo”, consideró Fernández en diálogo con el diaro de Vila Manzano –kirchnerismo ¿disidente o puro?- “La Capital” de Rosario.
Olvidándose que él mismo, al igual que Néstor y Cristina Fernández aplaudieron y acompañaron siempre y en todo a Carlos Saúl Menem y sus trapizondas en nombre de un “pereonismo aggiornado”. Y agregó: “Después a José Ignacio De Mendiguren, que habla de los trabajadores, pero cuando vendió la empresa Coniglio no le importaron los trabajadores. Y en el séptimo lugar, a Adrián Pérez, que era de la Coalición Cívica-ARI y no votó nunca nada a favor de los trabajadores. Ni siquiera la movilidad jubilatoria”. Cabe destacar que hace unos meses, Aníbal había dicho que “este país está lleno de idiotas”, lo que demuestra la alta consideración que tiene sobre su propia inteligencia y formación intelectual…”y la del pueblo peronista, que es el pueblo argentino”. ¡Estos son los candidatos que nos presenta el oficialismo y la oposición: “todos de terror”, porque a ninguno se les cae ni siquiera una idea! Duhalde negocia con los candidatos una nueva reforma de la Constitución. Dice que habló con “todos” los postulantes y “están de acuerdo”. Propone limitar el poder presidencial y eliminar la Jefatura de Gabinete. Es una idea expresada con anterioridad por muchos otros mucho antes de esta nueva propuesta, y que expresa coincidencias populares cansados del hiperpresidencialismo que nos retrotrae a épocas precoloniales donde gobernaba un reinado. Eduardo Duhalde hizo el recorrido completo: de intendente a presidente. Ahora dice no querer nada más ni nada menos que cambiar la Constitución para limitar el poder presidencial. El pacto es secreto, asegura (?). Revela que habló con todos los que quieren gobernar y están de acuerdo. Pero se guarda los detalles, según un reportaje realizado por Gloria López Lecube.
“¿Cómo imagina una reforma de la Constitución? En el mismo momento de votar presidente se eligen los constituyentes. Esto ya está conversado con todos los partidos y candidatos. Necesitamos un nuevo pacto. Pero esta vez sin discutir políticas de Estado. Con Rodolfo Terragno trabajamos mucho detrás de conciliar criterios, buscando nuevos lineamientos. Estuvimos cinco años para ponernos todos de acuerdo. Pero el tan esperado día de la firma del convenio ocurrió el escándalo del Parque Indoamericano, esas dos muertes, y no se pudo ya superar ese obstáculo. Ya hemos desgastado esa idea. Ahora el pacto debe comprender una reforma de la Constitución para que el próximo gobierno no sea autoritario. En Europa aprendieron la lección. Los gobiernos autoritarios se cobraron decenas de millones de muertes. En América Latina crecemos más que en Europa desde lo económico, pero nos faltan instituciones. Las encontramos en Chile, Uruguay, Brasil y Bolivia. Sólo Venezuela se reinstaló en los años 50 con un autoritarismo desmedido. Nosotros lo vivimos con el peronismo de entonces, autoritario pero no belicista, y transformador. La reforma debe terminar con la figura del jefe de Gabinete, que nunca sirvió para nada. El próximo presidente debe ser ejecutivo, gestionar sólo aquello que decida el Congreso. Y ser transparente, combatir la corrupción del Estado con “un gobierno electrónico” con control popular por medio de la tecnología. Este pacto cerrado lo están estudiando todos los candidatos, pero en silencio. Algunos quieren agregar determinados temas. Pero de palabra nadie se niega a esto. Necesitamos una democracia fuerte y no un presidente fuerte. Yo lo llamo “pacto de la Segunda República”, reconstruida sobre la ley, parecido al pacto de San Nicolás.”
“Pareciera que sin el peronismo no se puede gobernar, pero con él tampoco. A Scioli le rebotan las balas, y Massa se presenta como un prometedor de ilusiones…” “Los conozco bien a los dos: “Massita” le digo yo al tigrense, a quien hace mucho no veo, y Daniel, muy amigo, pero alguna vez tiene que entender que debe sacar pecho y conducir el partido. No sé si tiene agallas para eso. Yo lo llamo “el pacificador”; antes le decía “el mandeliano” por Mandela, que no es poca cosa en este país… Pero en el escenario no descartemos como posibilidad a FAUNEN ni a Macri, que está en verdadero ascenso.”

“A veces sus expresiones dejan traslucir una especie de hartazgo del peronismo.” “Para nada, lo que yo afirmo es que hay que acabar con ese mito antidemocrático, que no se puede gobernar sin el peronismo. Nosotros le debemos a la sociedad una sincera autocrítica, se debe terminar definitivamente con el autoritarismo intrínseco del peronismo” autoritarismo que el Perón de 1973 marcó como un defecto gravísimo de su segundo Gobierno, y que impulsó revertir al convocar a todas las fuerzas políticas tras el desafío de la “unidad nacional” en el arduo camino de transformar la Nación en un país viable y con desarrollo social, económico y tecnológico. Duhalde comete –inconscientemente, creo- el mismo error de creer que los entristas son parte del peronismo, y eso es una verdadera falacia alimentada desde el antiperonismo más abyecto y visceral. Antiperonismo que no solo incluye a la izquierda tradicional vernácula, sino a la derecha más antinacional y entreguista. El cristikirchnerismo y el macrismo son dos especímenes del mismo pelaje, aunque de “colores diferentes” lo que suele llamar a engaño en múltiples ocasiones. “Usted vino muy entusiasmado después de su encuentro con el Papa.” “Nadie como el Papa destacó la cultura del encuentro, nos indicó cuál es el camino. El lenguaje de muchos políticos cambió por su influencia, repiten sus palabras. Pero falta tiempo para que esta idea del encuentro se mentalice y se ponga en práctica.” “¿Cree que Cristina Kirchner y Axel Kicillof pueden manejar la situación?” “Falta nivel en la dirigencia. La de antes era un póker de ases. Ya no existen Alfonsín, Balbín, el Bisonte de Lomas, Oscar Alende, ni Frondizi. Lo mismo en el justicialismo. ¡Ahora el nivel es tan bajo! ¡Como para no temerle a Cristina! Ella todavía conserva el poder y no se vislumbra quién será el heredero del peronismo (¿?). Y Kicillof… ¿llamarías a un recién recibido de la facultad si te enfermas gravemente? Cristina tiene a Messi y a Mascherano juntos para jugar este partido, a Lavagna y a su equipo. En la guerra hay que llamar a los que más saben.” Cometiendo el ex Presidente un error típico del antiperonismo, como es unificar a Menem y los Kirchner con el peronismo, cuando en la realidad más cruda, éstos son la expresión más genuina del “entrismo” que definiera sabiamente el viejo General. “Hábleme del narcotráfico y la complicidad del Estado” Le pregunta Gloria López. Y acota: “Primero fue Uruguay. No hubo reclamo ni manifestación popular que antecediera la medida. Pero José Mujica encaró: despenalizó la marihuana. Esta semana arremetió el diario más influyente de Estados Unidos, The New York Times, que se inclinó claramente por la legalización. Ningún político habló tanto del tema de la droga como Eduardo Duhalde. Y también fue acusado. Su primer trabajo data de 1988 con su libro Los políticos y las drogas.”
López Lecube le pregunta: “¿Qué piensa sobre Mujica y su decisión de despenalizar la marihuana?” “No es estrictamente despenalizar sino que se reglamentó su uso. Aún hay que esperar el resultado. Yo no estoy de acuerdo con despenalizar la droga en la Argentina porque, antes de todo, está despenalizado el consumo. Aquí no se mete preso a ningún chico porque consuma”. “¿Qué propone?” le pregunta. “Hay que ir detrás de las bandas y no dejarse engañar. El problema no son los vendedores, idiotas útiles, que facilitan el comercio, pero sin responsabilidad. El tema ya no es el narcotráfico sino el crimen organizado que trafica en connivencia con el Estado.” El reportaje tiene ingredientes sumamente interesantes, pero no aborda lo realmente importante que es ¿cuál y cómo es la reforma constitucional que Duhalde propone? En mi nota sobre éste ítem dejé en claro una serie de modificaciones e incorporaciones imprescindibles para que la “nueva Constitución Nacional”, esté acorde a los tiempos y las necesidades de Argentina en este Siglo XXI que ya lleva recorridos tres lustros.

Buenos Aires, 20 de Agosto de 2014.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s