Desde Argentina: Oficialismo, peronismo y kirchnerismo: ¡no son la misma cosa!

Sergio Uribarri, el recontraalcahuete de Cristina y gobernador de Entre Ríos, acusado de diversos delitos él y la enorme mayoría de sus funcionarios; casi un calco del Gobierno nacional acaba de “ofender la inteligencia del pueblo argentino y peronista”, al unificar al cristikirchnerismo gobernante y al kirchnerismo en general con el “peronismo”. Una cosa es una suerte de “relato seudo progre, escrito por izquierda y ejecutado por derecha”, con la Doctrina Nacional que surge de la Comunidad Organizada y el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional que legara el Teniente General Juan Domingo Perón. No solo no es lo mismo, sino que por el contrario ambos son “total y absolutamente antagónicos desde lo filosófico, político, económico y social”.

Días atrás se dio cuenta del nuevo régimen académico de nivel primario, establecido por la Dirección de Escuelas para colegios públicos y privados de la Provincia de Buenos Aires, por el cual se borraban los aplazos, compensatorios, y se facilitaban promociones profundizando la crisis educativa, a niveles supremos, en un nuevo avance del permisionismo garantista que ya rigen en las justicia y ahora en las escuelas. A esa noticia se sumó ahora una polémica ley provincial aprobada el miércoles pasado por la cual los militantes sociales al frente de grupos de chicos de 4 y 5 años, sin formación pedagógica oficial ni título regular, se pueden convertir en docentes con todos los derechos y obligaciones de la ley 10.579 del Estatuto Docente provincial. Se trata de una iniciativa de la diputada kirchnerista Alicia Sánchez, mujer del ex piquetero Luis D’Elía. Ante la repercusión pública y las críticas, el gobierno sciolista decidió vetar la ley. “Lo que está haciendo Scioli hoy perjudica a mucha gente”, sostuvo D´Elía luego de que el ley. “Afecta directamente a 1500 jardines comunitarios, casi mil chicos”, aclaró. En diálogo con el portal “Infocielo”, el titular de la cristikirchnerista agrupación MILES advirtió que al gobernador “se le va a venir una gran movida comunitaria en toda la provincia de Buenos Aires”, y remarcó que “esto va a generar una enorme disputa política en la Provincia”. Ante la consulta de por qué el gobernador Daniel Scioli da marcha atrás con la ley, D´Elía dijo que “por ignorancia, porque no sabe”, y agregó: “En 2 horas lo apretaron los medios”. Sin embargo, D´Elía aseguró que “con la Ley de Tierras pasó lo mismo, Scioli la vetó y después se consiguieron los dos tercios en Diputados y en el Senado y luego fue ley”.
La propuesta escondida detrás de un seudo progresismo, no es otra cosa que la implantación del “adoctrinamiento liso y llano al más puro estilo castrochavista”. ¡Los “maestros militantes”! El proyecto de ley que los “crea”, ya fue aprobado por el legislativo bonaerense hace una semana y fue redactado por la mujer del dirigente ultra-kirchnerista, Luis D’Elía. En el medio, se creó un feriado más por el Día de la Primavera y se perdieron 19 días de clases sin atisbos de recuperarse, empeorando la de por si pésima educación de la Argentina y de su juventud. La norma permite que militantes sociales al frente de grupos de chicos de 4 y 5 años, sin formación pedagógica oficial ni título regular alguno, se conviertan en docentes con todos los derechos y obligaciones de la ley 10.579 del Estatuto Docente provincial. La “Ley de Incorporación de la Modalidad de Escuela Comunitaria al Sistema de Educación Formal”, beneficia a los militantes politicosociales que colaboran en centros comunitarios con el cuidado de chicos vulnerables de entre 45 días y 5 años, y que pasarían a conformarse como “adoctrinadores permanentes del modelo cristikirchnerista”, hasta bien pasado el término del actual régimen político. Según la letra de la ley, los establecimientos mencionados alcanzan la jerarquía de “escuelas de nivel inicial” y quienes están al frente de los cursos son considerados “maestros”. El objetivo de la ley está inscripto en la línea argumental de la “inclusión”. Según Sánchez, era necesario “reconocer el valor y la dignidad del trabajo que mujeres y hombres sostienen cotidianamente en las instituciones comunitarias, motivadas con el único objetivo de promover la inclusión social a través de la educación”. “Con la ley, las maestras (¿?) van a tener un reconocimiento como trabajadoras de la educación”, destacó la legisladora. El proyecto de ley aprobado sostiene que “la Dirección General de Cultura y Educación tendrá como objetivo garantizar el funcionamiento de las instituciones educativas “comunitarias”-verdaderos centros de adoctrinamiento maomarxistas- de nivel inicial, proporcionando a tal fin, la infraestructura necesaria para su funcionamiento”.
Sancionada la Ley, el massismo pedirá el veto del gobernador Scioli y argumentará que, a pesar del ímpetu con que el cristikirchnerismo avanzó en la Legislatura provincial, la Dirección General de Cultura y Educación recomendó rechazar la norma porque ya la ley 13.688 y otras resoluciones contemplan la regulación de estas instituciones. En el plano sindical, Miguel Ángel Díaz, secretario general de UDOCBA, expresó su oposición -en declaraciones a radio La Red- a que los militantes sociales sean considerados docentes al considerar que de esa manera “cada uno va a tener la escuela que se le cante”. Para el gremialista peronista que representa a un sector cada vez más importante de los maestros, detrás de esta nueva norma hay una intención clara de “destruir la escuela pública, en aras de la política del continuismo”, que expresara Máximo Kirchner en el estadio de Argentinos Juniors el pasado fin de semana. Este simple y actual ejemplo de política oficialista-cristikirchnerista, en nada tiene relación con el “modelo de escuela pública” o confesional que siempre impulsó el peronismo desde sus orígenes mismos. Los gravísimos errores cometidos por el peronismo del gobierno 1952/1955 y que fueran ampliamente reconocidos por el mismísimo Juan Perón, nunca tuvieron la intención de llevar el adoctrinamiento a esta inusitada escala, a la escuela preprimaria, o sea a las salas de 3 y 4 añitos, período de formación primordial, tal como lo demuestran todos los estudios de formación y educación juvenil. Está claro desde que La Cámpora inició sus actividades “extracurriculares” dentro de las escuelas primarias, de que ésta era la metodología a adoptar en su vano intento de “perpetuación”, pretendiendo incidir socialmente desde el ámbito educativo, utilizando la escuela como arma de penetración ideológica en una sociedad que por una muy amplia mayoría los rechaza.

Cuando la imagen presidencial alcanza apenas a un 26% de imagen buena o muy buena y una mala o muy mala del 44%, alcanzando una imagen regular del 25%, el cristikirchnerismo fanatizado del que Uribarri, tanto como Domínguez o Conti y Kunkel son expresiones, mientras D’Elía es uno de los exponentes más duro del pensamiento maoísta del secretario de Legal y Técnica Carlos “el Chino” Zaninni, al que acompañan marxistas como Forster o el extinto Laclau, o el ministro Kicillof; pretenden lograr lo que ellos mismos “destruyeron” construyendo con su impericia e incapacidad esta argentina “desperdiciada”, y donde la economía en total dekadencia, es apenas la punta del iceberg pues lo realmente preocupante y grave es la destrucción de la educación, la salud, la seguridad y la inversión productiva; que da lugar a esta argentina del clientelismo, de la dádiva humillante, del “supuesto derecho a la tierra gratuita de los extranjeros” y del narcotráfico más aberrante y no combatido porque fueron diezmadas en su capacidad operativa tanto las fuerzas federales de seguridad –a las que se reentrenó para la “represión lisa y llana” de las protestas sociales y obreras-, tanto o más que las fuerzas armadas de la nación hoy casi inoperantes. Este “modelo” es antagónico con el proclamado Modelo Argentino que esbozara con absoluta claridad el viejo General aquel 1º de marzo de 1974 al inaugurar el período de sesiones en las Cámaras legislativas nacionales. “¿de qué igualdad de modelo me habla Uribarri?”, es más “¿cuál es el modelo cristikirchnerista?”, porque a fuer de sincero lo que solo existe es una planificación profunda y totalmente desarrollada de “destrucción de la Nación en sus acervos más profundos”; por lo cual éste régimen de “pensamiento de izquierdas”, con un muy claro accionar “represivo y antipopular” contradice los aspectos básicos del pensamiento y el accionar peronista.
Como es tan abismal la diferencia entre éste seudo modelo progresista y la Doctrina Nacional peronista, estos mequetrefes intentan comprarse –por cualquier medio- a la niñez, al pueblo carenciado y hasta al Papa Francisco, a quién en el viaje de hoy tarde para el almuerzo del sábado 20, la Presidente obligó a las Cámaras a convertir en ley por unanimidad el proyecto que “declara de “interés nacional” el programa pontificio “Scholas Occurrentes”, o sea una red digital auspiciada y pedida por Francisco. Para adular al ex cardenal Bergoglio, a quien permanentemente defenestraban viajan a Roma junto a Cristina Fernández, Timerman, Olivieri, Parrilli, y los diputados Domínguez –el del traslado de la capital a Santiago del Estero-, el “cuervo” Larroque y “Wado” De Pedro, o sea una comitiva de ex “defenestradores profesionales”, hoy reconvertidos, al igual que Cristina, en “adulones obsecuentes y abyectos” de aquel mismo cardenal argentino, al que pretendieron impedir asumir como Papa. ¿Se acuerda de las muy burdas maniobras de Juampi Cafiero, Timerman y que fueran fogoneadas desde la Casa Rosada? Pero hoy, el mundo CFK ha cambiado radicalmente: pasamos del anticlericalismo más atroz, al lamepiesismo más obsecuente, pues nuestra “Jefa espiritual” –con perdón de Eva Perón- ha cambiado de enemigos, y ahora son los estadounidenses, su justicia y su presidente quienes “gozan del favor de su enemistad”, acompañando ahistóricamente al chavismo de Maduro, al castrismo cada vez más aperturista, al correísmo cada día más chavizado y a un Evo Morales que desde un planteo seudo marxista, negocia y acuerda con el capitalismo más extremo. Cristina Fernández cambió el rumbo y dejó de lado al Mercosur y la Unasur y se abrazó desesperadamente a la Iglesia católica, esperando que sea Francisco quien le saque “las papas del fuego” luego de iniciar una guerra frontal, no contra los fondos buitres –que hasta hubiere sido interesante- sino contra la totalidad de las potencias económicas mundiales, Rusia incluida, abrazándose en su estrepitosa caída al gigante chino a quien le cede hasta la más mínima soberanía política en aras de conseguir los dólares que le son totalmente escasos.
Otro ejemplo es el debate sobre la regulación del mercado de semillas de cannabis podrá llegar al recinto de la legislatura en los próximos días. La iniciativa corresponde a la diputada de Nuevo Encuentro, Gabriela Cerrutti que en diversas oportunidades manifestó su posición a favor de la despenalización de la marihuana. Según una preferencia votada por el cuerpo parlamentario el 21 de agosto, la iniciativa sería tratada en sesión ordinaria el 25 de setiembre. El proyecto, también contempla la prevención del consumo problemático de cannabis, y tiene como fin “promover en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la protección, promoción y mejora de la salud pública de la población mediante una política orientada a minimizar los riesgos y reducir los daños” de su uso. Con ese propósito, el Ministerio de Salud porteño difunda información sobre el uso problemático del cannabis y sus riesgos a la salud. En tanto, plantea que, junto con la cartera educativa implemente políticas educativas para la promoción de la salud y la prevención del uso problemático del mismo. También, el proyecto contempla la regulación del mercado de semillas de cannabis para plantación, cultivo y cosecha doméstica. La propuesta de Cerrutti apunta a que el Gobierno de la Ciudad asuma el control de la comercialización “Con el objetivo de proteger, promover y mejorar la salud pública de los habitantes de la Ciudad”. El texto propone que las semillas puedan ser adquiridas por quienes acrediten tener domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y sean mayores de 18 años, en locales inscriptos en el Registro de locales. Para poder comparar se deberá presentar un certificado de compra emitido por la autoridad de aplicación. Allí se deberá consignar el nombre completo de su titular y su domicilio. En cada transacción se deberá incluir en el documento: fecha de la compra; cantidad de semillas adquiridas, nombre y domicilio del local; y firma y aclaración de la persona encargada del local. Otro de los puntos de la iniciativa establece un límite a la comercialización. Sólo podrá adquirirse un máximo de tres semillas por persona por año calendario. ¡Narcotráfico minorista, que le dicen propuesto por el régimen cristinista!
¿Esto es peronismo? ¡Que me deje de joder ese zángano!

Buenos Aires, 18 de setiembre de 2014.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s