HAY QUE REPENSAR LA ONU

La Sra. Eleanor Roosevelt.

La Sra. Eleanor Roosevelt.

París, 30 de septiembre de 2014.

Querida Ofelia:

Nuestro gran amigo, el poeta disidente cubano Yndamiro Restano, me envió ayer desde Miami este interesante análisis, que ahora te mando, para como de costumbre, lo divulgues en nuestra querida San Cristóbal de La Habana.

El título de esta nota es una frase de Barack Obama, presidente de los Estados Unidos. Esta propuesta del Sr. Presidente es una propuesta encaminada a superar la situación crítica en que se haya envuelta la humanidad. Pienso que habría que admitir como ya se está aceptando que lo que azota al mundo de hoy no es un conflicto entre civilizaciones sino un enfrentamiento entre civilización y barbarie. Por lo tanto, los criminales internacionales que a nombre de un Dios, cualquiera que este sea, asesinen, torturen y atenten contra la paz y la estabilidad del planeta, son incivilizados. Así como cualquier religión que tenga entre sus dogmas fundacionales, la guerra santa contra todo el que no acepte su enfoque de la vida y de la historia, es una religión potencialmente peligrosa. ¿Cómo es posible que pretendan tener legitimidad, grupos de criminales que han declarado que su finalidad es hacer desaparecer al pueblo judío de la faz de la tierra?

Pienso que el siglo XXI es un tiempo de grandes cambios en la humanidad. Las nuevas tecnologías globalizan la comunicación. Por esta razón, es necesario repensar la ONU y el orden internacional, a partir de un documento, en el que parecen confluir el Derecho Natural y el positivo, que es la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que pudiera llegar a ser una Carta Magna para la humanidad, como anunciara Eleanor Roosevelt. Ella comprendió creativamente que el respeto a la plena dignidad humana es la base de la paz. Eleanor Roosevelt inició esta Revolución de la Conciencia, que es la única Revolución verdadera. Porque como ella alertó: la paz hay que construirla.

La mentalidad autoritaria y represiva no cesará sino se establecen normas de conducta universales que, la aíslen por incivilizada y trágicamente cruel. Esta Guerra actual y sus trágicas consecuencias no es entre civilizaciones sino entre civilización y barbarie. El respeto integral a los Derechos Humanos que están más allá de cualquier dogma e ideología puede aportar mucho en esta búsqueda de la paz que siempre ha realizado la humanidad inteligente y sensible. Eleanor Roosevelt vio muy lejos cuando comprendió que es necesario respetar y percibir al ser humano como lo que es: Un Alma Libre que necesita un contexto de luz.

La mentalidad represiva debe ser superada por un pensamiento complejo y sensible, para que haya paz. Han existido Revoluciones de la Conciencia anteriores, que han cambiado al mundo en profundidad: la democracia griega, el nacimiento de Cristo, el renacimiento, la Revolución Francesa, la fundación de los Estados Unidos de América. Hoy, son los Derechos Humanos, ideados por una mujer, por una lumbrera, que no hubiera sobrevivido en un mundo regido por terroristas y fanáticos”.
Yndamiro Restano

Un gran abrazo con cariño y simpatía desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s