Medio siglo de siete libertarias estrellas verdes

Bandera enarbolada por los independentistas canarios en las manifestaciones  por la Descolonización e Independencia de Canarias que tienen lugar en todo el Archipiélago

Bandera enarbolada por los independentistas canarios en las manifestaciones por la Descolonización e Independencia de Canarias que tienen lugar en todo el Archipiélago

El 22 de octubre de 2014 se cumplen cincuenta años desde que la bandera de las siete estrelas verdes fuera enarbolada por el pueblo canario en defensa de sus derechos nacionales y de su dignidad, medio siglo de nuestra dilatada historia en el que el gobierno y el Estado español, mediante un arcaico régimen monárquico y colonial, trata de embridar la feroz lucha por la descolonización e independencia de Canarias.

La importancia geoestratégica de las Islas Canarias se ha incrementado a partir de 1975, a la luz del acuerdo tripartito sobre el Sahara, los tratados hispano-marroquíes y la entrada de España en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a través de un referéndum celebrado en marzo 1986, cuyo vigésimo octavo aniversario hemos conmemorado en marzo de 2014, en el que los residentes de las Islas Canarias votaron en contra de la OTAN, lo que demuestra que España dotó a Canarias de una falsa autonomia, pues lejos de cumplir los resultados del referéndum España mantiene la ocupación militar de nuestro territorio.

Estas cuestiones han sido debatidas en la Organización para la Unidad Africana (OUA), hoy en día conocida como la Unión Africana (UA), aumentando en los habitantes de la islas un sentimiento anticolonialista y proclive a la descolonización e independencia de Canarias que, con la abstención de Mauritania y el vergonzoso voto en contra de Marruecos, aprobó una declaración solemne apoyando el proceso de descolonización de Canarias.

La declaración solemne de la OUA se llevó a cabo en la ciudad de Argel el 20 de julio de 1968, con motivo de la Sexta Reunión de Jefes de Estados de la Organización Africana. Las declaraciones solemnes tienen la peculiaridad de que no prescriben.

El secretario general de la OUA, Sr. Diallo Telli, de Guinea Conakry, leyó la declaración solemne en presencia de la prensa internacional. La primera Declaración de la OUA a solicitud del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC), establece que las Islas Canarias forman parte integrante del continente africano y sus habitantes tienen el derecho a la autodeterminación y la independencia como todos los países colonizados de África. En 1970 se llevó a cabo en Argel la entrega del memorando al presidente de la comisión del Comité de Descolonización de los 24 de las Naciones Unidas, el Sr. Davidson Nicol.

En 1982, España dotó a Canarias de un falso estatuto de autonomía para engañar a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), manteniendo la presencia militar y misionera española en Canarias (recuérdese el referéndum de la OTAN de marzo de 1986, cuyos resultados están aún pendientes de ejecutar). España representa el más complicado e instructivo ejemplo de estudio con respecto a otros países imperialistas, debido a la crueldad de su negra historia, el sometimiento de la subyugada población y la especulación sobre el territorio. El colonialismo español controla las Islas Canarias mediante la ocupación militar y el monopolio del sistema educativo, la economía y los medios de comunicación.

Las tasas de desempleo son catastróficas: el 33 por ciento de la fuerza laboral de Canarias no tiene trabajo, ascendiende a 70 por ciento el porcentaje de los jóvenes desempleados. Todos estos datos han sido puestos en conocimiento de las Naciones Unidas desde 1978, año en el que el dictatorial gobierno colonialista del reino de España atentó contra el Secretario General del MPAIAC, don Antonio Cubillo, previamente a su prevista comparecencia ante la Asamblea General de las Naciones Unidas para exponer el caso de Canarias a instancias de la UA. Por sentencia judicial el Estado español fue declarado culpable de cometer un acto de terrorismo de Estado, cuyos responsables eran Adolfo Suárez como presidente del gobierno y el ex rey Juan Carlos I como jefe del Estado.

El actual Secretario General de las Naciones Unidas, el Sr. Ban Ki-moon, declaró que el año 2010 era un año importante para el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas debido a que coincidían tanto el final de la Segunda Década Internacional para la Erradicación del Colonialismo (que llevó al Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario a apoyar la Declaración de Descolonización e Independencia de Canarias) como el Cincuenta Aniversario de la declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos colonizados. “Lo que necesitamos ahora, añadió el Sr. Ban Ki-moon, son soluciones creativas para los territorios bajo dominio colonial”. En el enlace adjunto figuraba un video que mostraba la continuación de la ocupación colonial española, ahora retirado por el colonialismo (“Spain’s creative Solutions”).

España no sólo se ha negado sistemáticamente a ejecutar los resultados favorables al NO en el Referéndum del 12 de Marzo de 1986, sino que ha procedido a trasladar a españoles y otros extranjeros al territorio canario, que en sólo 25 años (desde el 12 de Marzo de 1986 hasta las elecciones generales del 20 de Noviembre de 2011) pasó de 1.003.385 a 1.587.295 (referido exclusivamente al censo electoral, no al poblacional que obviamente es mucho mayor), o lo que es lo mismo 583.910 electores más, pues se les ha reconocido el derecho al voto y todo ello en un territorio de apenas 8.000 kilómetros cuadrados, que da lugar a uno si no el más superpoblado del mundo.

La entrada masiva de población de la potencia ocupante también ha dado lugar al desplazamiento masivo de canarios, como se constata del análisis del propio censo electoral en lo que al voto CERA se refiera, que incluía 7008 electores en el Referéndum de 1986, denominado voto CERA, o sea votantes censados fuera de Canarias y de España, voto CERA que se incrementó hasta 105.164 en las elecciones del 20 de Noviembre de 2011 (Censo CERA: Censo Electoral de Residentes Ausentes, para lo cual deben de estar inscritos en un Registro consular, o sea que los no registrados no constan oficialmente).

Además, para excluir del falso parlamento (falso dado que carece de competencias) a los anticolonialistas las fuerzas políticas al servicio de la metrópoli española se han inventado una antidemocrática ley electoral canaria que exige hasta un 30 % de los votos en cada isla para obtener representación parlamentaria, lo que da lugar a que prácticamente los tres mismos partidos de siempre controlen esa falsa institución.

Estos ingentes desplazamientos de población (desde 1988 hasta 2012 España ha introducido en Canarias 496.694 españoles y 438.454 de otras nacionalidades, en total 935.148), desplazando de Canarias hacia España a 430.580 canarios y 28050 hacia otros países (28050 emigrantes según la página web del Instituto Canario de Estadística- ISTAC- dato erróneo a todas luces, pues según hemos constatado en el voto CERA sólo los registrados en los consulados ascienden a 105.164), en total más de medio millón de desplazamientos han tenido lugar en apenas veintitrés (23) años, desde 1988 hasta 2012 y mediante los mismos España viola, sistemáticamente, el Cuarto Convenio de Ginebra, concretamente el artículo 49, en sentido doble, pues por una parte ha procedido a introducir 935.148 personas procedentes de España y otros países en el Archipiélago Canario y por otra parte ha desplazado de Canarias por lo menos 458.630 canarios (reiteramos, aún considerando los erróneos datos del ISTAC).

Canarias atraviesa una crisis crónica que obliga a nuestra juventud a desplazarse forzosamente fuera del archipiélago para conseguir sobrevivir, concretamente desde el año 2008 hasta la actualidad se cuantifican oficialmente en 176.758 el número de canarios y canarias que han dejado el archipiélago canario en busca de trabajo. Sin embargo todos los españoles al servicio del colonialismo, al menos 380.000 según algunas estimaciones, siguen empleados, ocupando los puestos de la administración colonial.

Los traslados en masa o individuales, de índole forzosa, así como las deportaciones de personas protegidas del territorio ocupado al territorio de la Potencia ocupante o al de cualquier otro país, ocupado o no, están prohibidos por el derecho internacional, sea cual fuere el motivo.

La Potencia ocupante no podrá efectuar la evacuación o el traslado de una parte de la propia población civil (España) al territorio por ella ocupado (Canarias) (Último párrafo del artículo 49 del Cuarto Convenio de Ginebra).

Otra prueba del falso estatuto de autonomía vigente en Canarias la tenemos recientemente en la autorización por el ministerio de industria del gobierno de España de realizar prospecciones petrolíferas entre 5 y 40 millas de las costas canarias a pesar del acuerdo en contra de las falsas instituciones canarias, como los ayuntamientos de Lanzarote y Fuerteventura, los Cabildos Insulares de estas dos islas y el mal denominado parlamento autónomo.

Es digno de mención que las citadas prospecciones petrolíferas se sitúan en el banco de pesca Canario-sahariano, una de las cinco zonas mundiales de afloramiento de nutrientes, de ahí la riqueza del mismo. España está intentando recurrir al método que mejor conoce, la picaresca, para saquear el supuesto petróleo existente entre Canarias y la costa continental africana, atribuyéndose unas competencias que no le corresponden, pues la jurisdicción internacional reconoce competencias a España, en tanto que potencia administradora de la colonia Canaria, en doce (12) millas alrededor de cada isla. Esas son las aguas jurisdiccionales españolas en Canarias. A partir de las 12 millas las aguas son zona económica exclusiva de otros países o son internacionales, acorde con la parte IV de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convención de Montego Bay de 1982), dedicada a la definición y regulación de los espacios marítimos y aéreos en los llamados Estados archipelágicos (en alusión a la zona marítima pelágica, una de las tres denominadas zonas litoral, pelágica y abisal) (Art. 46 al 54) . A tal efecto se entiende por Estado Archipelágico “al constituido totalmente por uno o varios archipiélagos y que podrá incluir otras islas” (Art. 46, a). Y por archipiélago “un grupo de islas, incluidas partes de islas, las aguas que las conectan y otros elementos naturales, que estén tan estrechamente relacionados entre sí que tales islas, aguas y elementos naturales formen una entidad geográfica, económica y política intrínseca o que históricamente hayan sido considerados como tal” (Art. 46, b). Sin embargo Canarias aún no es un Estado Archipelágico, sino un archipiélago del estado español.

El mejor referéndum, o mejor dicho la mejor respuesta, tendrá lugar el próximo sábado 18 de octubre de 2014, día en el que, enarbolando nuestra libertaria bandera tricolor con siete estrellas verdes pisaremos las calles nuevamente en contra de las prospecciones petrolíferas, en demanda de nuestros derechos nacionales, por la descolonización e independencia de Canarias.

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (Movimiento UPC)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s