Busca impunidad más allá de 2015

La lista de “insumos” crece a cada hora; el “Patria o buitres”, luce ya bastante ajado de tanto utilizarlo para esconder los “intentos burdos de negociación” que parecieran existir. El otro eslogan “del complot para voltear al Gobierno” fue rotundamente desmentido por la realidad, que muestra que es el cristinismo el que se está “boicoteando” solo. De tanto menearla, ya ha dejado de ser un secreto que “la factura energética” es la verdadera aspiradora de divisas. Siete son los puntos importantes verdaderos de la “reforma del Código de Procedimientos Penal”: Más poder al fiscal, reducción de los tiempos del proceso y la expulsión de los extranjeros que delinquen son algunos de los aspectos centrales del nuevo proyecto que ingresó al Senado y que pretende esconder la búsqueda de impunidad para ella y sus funcionarios y amigos-testaferros.

Cristina Fernández busca desesperadamente garantizarse “impunidad más allá de 2015”, para lo cual está dispuesta a todo, desde entregar a los más allegados hasta determinar a su sucesor, que por ninguna causa del mundo va a permitir que sea un “peronista”. O sea que como viene realizando desde hace ya tres años se apartó total y absolutamente del “peronismo” para abrazarse definitivamente con el “antiperonismo más rabioso” -Carrió, que le es absolutamente funcional, y Maurico Macri que encarna al “De la Rúa” del siglo XXI- y al “pejotismo” enmarcado en los candidatos surgidos del riñón del cristikirchnerismo o “peronismo oficialista”. De aquí surgen los diversos, en apariencia, caminos que transita la Presidente: un seudo patriotismo enmarcado en el “Patria o buitres”, ya muy desgastado y con visos de ser “traicionado abiertamente” en el primer trimestre de 2015; el increíble y poco serio “complot para derrocarla” que esconde su profundo desprecio por las necesidades y requerimientos del pueblo trabajador –reclamos de apertura de paritarias por la inflación descontrolada, o los reclamos para ampliar la base de contribución del impuesto a las ganancias de sueldos y jubilaciones-. Las facturas del “profundizado desgobierno” cristikirchnerista le están pasando sus costos, y es entonces que “la realidad le gana al relato” y el Gobierno busca desesperadamente las divisas que su imprevisión malgastó o dilapido durante esta “dékada desperdiciada”.
Muy probablemente el control policial en las casas de cambio informales donde se consigue el dólar “libre/blue” se intensifique en los próximos días. Tampoco habría que descartar que la AFIP muestre nuevamente problemas en su sistema y suspenda las ventas del dólar “ahorro”, como ocurrió el martes 21 de octubre. Es que, contrariamente a lo que esperaba el mercado, el ingreso de divisas por el superávit comercial se contrajo fuertemente en septiembre poniéndole mayor presión a las reservas del Banco Central. Según informó este miércoles el INdEC, el saldo positivo de la balanza comercial se contrajo un 44% el mes pasado en relación al mismo período de 2013. El superávit fue de US$ 404 millones, resultado de un mes en el que las exportaciones reportaron ingresos por US$ 6.016 millones (12% menos que en septiembre de 2013) mientras que las importaciones ascendieron a US$ 5.612 millones (-8% interanual). De acuerdo a un sondeo entre consultores privados publicado el martes por la agencia Reuters, las expectativas del mercado apuntaban a una leve crecimiento del superávit comercial en septiembre. Los analistas consultados esperaban en promedio un saldo positivo de US$ 800 millones. En los 9 primeros meses de 2014 la balanza comercial fue superavitaria en US$ 5.790 millones, y disminuyó un 12% con respecto a igual período del año anterior. El total exportado fue de US$ 56.116 millones contra US$ 50.326 millones desembolsados en importaciones. Estos datos muestran una variación negativa del 10% tanto para las exportaciones como para las importaciones, en comparación con el mismo período del año anterior, señala el INdEC. En cuanto al rubro energético, cuyo déficit apuntala la escasez doméstica de dólares, en septiembre se registró un rojo de US$ 263 millones, mientras el acumulado de los 9 meses transcurridos hasta ahora es de US$ 5.184 millones.
Como resultado de estas “realidades incontrastables” la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) informaron hoy (miércoles 22) que prevén el ingreso de US$ 5.700 millones en concepto de liquidación de divisas por exportación de granos y productos procesados, durante el último trimestre del corriente año. El comunicado de ambas cámaras explican la “realidad” que se contrapone con el “relato oficial”: “Como resultado de las reuniones mantenidas con funcionarios del Ministerio de Economía de la Nación, el Banco Central y la Jefatura de Gabinete de Ministros, en las que se efectuaron minuciosos análisis sobre la venta potencial de soja por los productores hasta fin de año, en el marco de la estabilidad cambiaria actual y la perspectiva a la baja de los precios de las commodities, se concluyó que es factible un ingreso de divisas de US$5.700 millones para el último trimestre del año. Este complejo agroindustrial representado por CIARA-CEC, que coloca a la Argentina como uno de los principales países productores de alimentos del mundo, participó en 2013 con el 37,3% del total de las exportaciones del país. Con la contribución y el trabajo de este segmento productivo, la Argentina es líder mundial en exportaciones de aceite de soja (68 % del mercado global en 2013), harinas proteicas de soja (52%) y sorgo (46%); es el segundo exportador mundial de cebada (13%), aceite de maní (28%) y harina de maní (12%); es el tercero de grano de soja (9% del total), maíz (20%), aceite de girasol (9%)y harina de girasol (9%), y octavo de trigo (5%). El complejo oleaginoso argentino, la mayor y más eficiente concentración industrial (“clúster”) del mundo, ha realizado inversiones por más de US$2.000 millones entre 2004-2012 y constituye el sector que individualmente más exporta del país. Tiene algunas de las plantas con mayor capacidad individual de molienda del mundo. La producción agroindustrial oleaginosa argentina llega a más de 100 destinos. El complejo cerealero-oleaginoso ocupa a más de 28.000 empleados en forma directa y es así uno de los sectores productivos que más dinamiza y aporta progreso al interior del país.” Termina explicando.

En tanto, el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, continuaron negociando con ejecutivos de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC): los funcionarios exigieron US$ 6.000 millones y los exportadores ofertaban inicialmente US$ 4.500 millones. La diferencia de US$ 1.500 millones provocó el rumor de la posibilidad de cubrirla con la emisión de un bono público específico para los “agroprestamistas”. La escasez de divisas que padece la Administración Cristina provoca especulaciones sobre el futuro del dólar ahorro, considerando los fuertes atrasos en el desembolso de dólares para importaciones. De hecho, el propio Gobierno alienta los rumores trabando, vía mecanismos informáticos, la operatoria del “dólar ahorro”. Sin embargo, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que no se implementarán cambios ni nuevas restricciones en el sistema de compra de dólares para ahorro. En tanto, se mantiene la presión sobre casas de cambio, corredores de cambio y operadores de cambio, tanto autorizados como irregulares. El Banco Central, a través de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (SEFyC), la Comisión Nacional de Valores (CNV), la Unidad de Información Financiera (UIF) y el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social), realizan de manera conjunta procedimientos de supervisión y fiscalización sobre entidades cambiarias, sociedades de bolsa y cooperativas, verificando el cumplimiento de las normas vigentes en materia cambiaria y financiera. En ese contexto, y en un mercado casi in operaciones, el dólar “contado con liqui” perdió $0,32 (a $ 13,50 tipo vendedor), el “dólar bolsa” perdió $0,05 (a $ 13,53), y el “dólar blue” bajó $0,01 (a $ 14,69, más o menos). El dólar oficial bajó medio centavo (a $ 8,50, en una jornada marcada por el paro bancario. Fue el cuarto paro en 2014).
Mientras el BCRA iniciaba la licitación del Bonad 2016, un nuevo bono corporativo denominado en dólares estadounidenses y pagadero en pesos vinculado a la evolución del tipo de cambio (“dollar linked”), por un monto de hasta un equivalente a U$S 1.000 millones, a una tasa nominal anual del 1,75%, que se pagará semestralmente, la gran pregunta es “si el Gobierno podrá ganar la Guerra del Dólar que ha desatado.” Muchos creen que eso es imposible. Por ejemplo, el economista Aldo Abram señaló al diario “El Cronista Comercial”: “Semanas más o menos, hacia finales de año, la brecha cambiaria volverá a elevarse por encima del 80%. No hay forma de que esto no suceda; ya que se prevé que el Central deberá transferirle al Gobierno más de $110.000 millones en este último trimestre. De todas formas, el impacto pleno de este exceso de liquidez no se notará tanto ahora, como sí a principios de 2015”. Y agregó: “Hacia finales de año, los argentinos tendemos a demandar muchos pesos para atesorar para las fiestas y las vacaciones; lo cual se ve facilitado por el cobro del aguinaldo. En la media que esos fondos se usan, vuelven al sistema financiero y es cuando terminan depreciando fuertemente el peso. Es decir, impactando en los precios de los bienes y servicios y del dólar paralelo”. Así las cosas en la realidad de las divisas imprescindibles para “aguantar hasta enero 2015”, donde “traicionar crudamente” el eslogan seudo patriotero de “Patria o buitres”.
Muy vehemente lo de Florencio Randazzo este miércoles (22 de octubre) en relación a las críticas que desde anoche cayeron sobre Cristina por tildar de “marketing”, la difusión sobre la inseguridad en los medios de comunicación, la primera preocupación que tienen los argentinos y que el Gobierno nacional desde hace muchos años señaló de “sensación”. El ministro del Interior y Transporte defendió el proyecto de reforma del Código Procesal Penal que fue enviado al congreso, pero también habló de los dichos de la Presidenta: “Cuando la Presidenta habla de que la inseguridad tiene mucho marketing, no lo hace con el sentido de creer que no hay problemas vinculados con la inseguridad. Todo lo contrario, utiliza la cadena nacional para mandar una reforma al Código para mejorar y combatir el delito”. En declaraciones a la oficialista “Radio América”, Randazzo agregó: “La idea de querer distorsionar, hacer aparecer como que a la Presidenta no le preocupa esto, es de un grado de hijaputez increíble, para decirlo de una forma clara. Cómo no le va a preocupar a la Presidenta, nada más alejado de eso. La modificación del Código va en busca de aportarle a la Justicia una herramienta fundamental para que contribuya a resolver este tema”. “Está muy claro que mejorar la seguridad ciudadana es una preocupación del Gobierno”, aseguró sin sonrojarse siquiera el funcionario.
Cristina Fernández anunció en la noche del martes 21 que envió al parlamento el proyecto de ley de reforma del Código Procesal Penal. El mismo ingresó al Senado minutos antes de que la Presidente hablara por cadena nacional.
De acuerdo al discurso de la mandataria, algunas modificaciones apuntan a un sentido contrario a la postura del juez más cristinista de la Corte Raúl Eugenio Zaffaroni, presidente de la comisión redactora del anteproyecto de reforma. Zaffaroni apoya fuertemente la abolición de la reincidencia. Pero la Presidente fue enfática en que este punto no se eliminará, sino que se “tendrá en cuenta” como causal para la prisión preventiva, dado el “clamor de la sociedad” al respecto. La mandataria además le dio vía libre a la propuesta del secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien había pedido la expulsión de los extranjeros que delinquen. Sectores progresistas consideraron que se trata de un giro del Gobierno hacia la política de la “mano dura”. Así lo planteó el diputado de Unión Popular, Claudio Lozano. “Tal cual lo presentó la Presidenta, con el planteo de deportar a los inmigrantes en tanto fueran pescados delinquiendo, con el tema de terminar con la puerta giratoria, es como un viraje discursivo donde el Código es presentado hacia la perspectiva de la mano dura”, sentenció el legislador en diálogo con Radio “La Plata FM 90.9”. Por su parte, el diputado y precandidato presidencial Sergio Massa se mostró de acuerdo con los puntos del proyecto que involucran a los inmigrantes y a lo que se denomina “la puerta giratoria” respecto a los delincuentes que recuperan rápidamente su libertad. “Estamos de acuerdo en herramientas que permitan expulsar a aquellos inmigrantes que cometan delitos y terminar, como lo planteamos el año pasado, con la puerta giratoria y las trampas procesales”, aseveró Massa en diálogo con radio “Mitre”, la radio de “La Corpo”.
Massa le endilgó al Gobierno que cuando el año pasado proponía “terminar con la puerta giratoria” para combatir el delito, lo acusaban de “ser de derecha y facho”. Para entender el nuevo Código de Procedimiento, señalamos aquí os principales puntos del proyecto de reforma del Código Penal: 1- Pasar de un sistema mixto a uno acusatorio. En la actualidad rige el “Código Levene”, sancionado en 1991 que es un código mixto, entre inquisitorio y acusatorio. En el inquisitorio, el proceso penal lo dirige el juez; en el acusatorio, investiga el fiscal. Actualmente, con el sistema mixto, el juez puede delegar, si quiere, en el fiscal la investigación y si no quiere la hace enteramente él. Con el nuevo Código Procesal Penal quedaría instalado el sistema acusatorio. Es decir, el que delega en el fiscal toda la investigación sin quitarle las facultades que le son propias al juez. Es el juez, el que decide las resoluciones judiciales, el juez –como su nombre lo indica – es el que juzga, es el que absuelve, es el que condena, pero la investigación será conducida, dirigida y estará a cargo del fiscal. 2- La víctimas en el proceso: A partir de la reforma, el rol de la víctima y sus familiares -querellantes- cambiará. Se introducen en el Código a las víctimas, no como meros querellantes sino que van a poder participar en el proceso, junto al fiscal, junto al juez, exigiendo medidas, produciendo medidas e inclusive proponiendo la dirección del proceso, cuando el juez y el fiscal no lo hagan. 3- Fin de la justicia sumaria: El proyecto incorpora los principios de celeridad, oralidad, publicidad y “desformalización” de las decisiones. Ningún proceso podrá durar más de tres años, y agilizará la revisión de las decisiones. Esta nueva lógica no se agota en la investigación y el juicio, sino que se traslada a toda la etapa de recursos y a la de ejecución de la pena, que hoy en día se encuentra muy saturada y sin capacidad de control de resultados. Todas las decisiones serán orales, en audiencia pública y con decisión en el mismo momento. La oralidad da contemporaneidad a las decisiones, publicidad y participación, por parte de la víctima que hoy no tiene, así como un control social.

4- Justicia más veloz: El nuevo Código fija tiempos más cortos para que la causa sea enviada a juicio oral. La instrucción en las causas que hoy lleva entre tres o cuatro años, se realizará como máximo en tan sólo un año y el juicio oral debe realizarse entre cinco y treinta días una vez terminada la investigación o instrucción. Además, las apelaciones a las sentencias se deberán resolver también en cinco días, desde el momento en que se interponen. Según se prevé, con el nuevo Código el 90% de los casos estará resuelto en no más de 10 meses. Otro punto que llevara a agilizar el proceso es que el nuevo Código regula la conciliación y mediación entre víctima y victimario, evitando así que mucho casos menores lleguen a juicio oral. 5- Control y sanciones: El proyecto prevé que si los fiscales, en su carácter de investigadores, o los jueces, en su carácter de juzgadores, no cumplen con los plazos perentorios para juzgar o para investigar van a ser sancionados con sanciones graves. Y, tres sanciones graves, de acuerdo con la legislación vigente, son causal de jury para un juez, y se estima que cuando se unifique la ley de Ministerio Público Fiscal, también lo será para un fiscal. 6- Prisión preventiva y reincidencia: Quienes cometan delitos graves van a estar presos desde el primer día de la investigación y condenados en menos de diez meses, dijo Cristina en su discurso y aclaró que “cuando hay un hecho que produce conmoción social no solamente importa si la pena es grave o no, sino también que la sociedad se sienta protegida y segura por sus organismos institucionales y jurisdiccionales”. “Y también se tendrá en cuenta la reincidencia del autor. Es un clamor de la sociedad que la reincidencia sea tomada como una causal para determinar la prisión preventiva, y no otorgar la libertad de quien ha cometido un delito, o por lo menos se presume que ha cometido un delito”, explicó la presidenta. El nuevo Código prevé que casos de detención al momento de cometer el delito, el juez debe resolver la prisión preventiva en no más de 72 horas. Y, 7 -Expulsión de los extranjeros: El nuevo Código prevé la expulsión de extranjeros que tienen algún tipo de irregularidad en su situación migratoria y son sorprendidos in fraganti en la comisión de un delito. Esta medida se da como condición de la suspensión del juicio a prueba. “En ese caso van a ser expulsados del país y no podrán volver a reingresar por 15 años y si lo hacen serán juzgados por el delito por el cual fueron extrañados”, explicó Cristina. El fiscal puede oponerse por criterios de política criminal o por ser necesario para otra investigación en curso. Se aplica siempre y cuando la expulsión no afecte la reunificación familiar.
Fuertes declaraciones de Ricardo Lorenzetti, el titular de la Corte Suprema, de relación oscilante con el Gobierno nacional. Sus críticas se enmarcan en un evento realizado por el crítico diario “Perfil” y con gran presencia de opositores donde lo distinguieron por defender a la Libertad de Expresión. La cita fue en el Aula Magna de la Facultad de Derecho, donde el presidente de la Corte Suprema argentina, y su par brasileño, Joaquín Barbosa Gomes, recibieron el galardón. Allí estaban también, entre otros, Magdalena Ruiz Guiñazú, Adolfo Peréz Esquivel, Beatriz Sarlo, Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, el fiscal Luis Moreno Ocampo, el juez Ariel Lijo, Guillermo Montenegro, Daniel Vila, Pamela David, María José Lubertino, Jorge Telerman, Julio Piumato, Fernando Iglesias, Vilma Ripoll, entre otros. Cuando Lorenzetti subió al estrado, realizó un crítico análisis sobre la actualidad de la Argentina en materia de expresión: “Tenemos que favorecer la crítica, no nos tiene que afectar. La crítica permite que nosotros hagamos argumentos y contraargumentos. Dejemos esa práctica tan primitiva de contestar un argumento con una crítica, descalificando al emisor”. “Recibo este premio en nombre de la Corte, no lo hago personalmente. Quiero decirles que, pase lo que pase, cualquiera sea su composición, siempre la Corte va a defender a la libertad de expresión en este sentido”, agregó. Lorenzetti también hizo referencia a la sociedad argentina en materia de comunicación y unidad y advirtió que “estamos viviendo un primitivismo cultural”. Sin embargo, en declaraciones que reproduce hoy (22 de octubre) el portal “Infobae”, se mostró confiado en que Argentina tiene la capacidad para mejorar: “Tenemos a veces un casi primitivismo cultural al creer que solo nuestra palabra es la que vale y establecemos divisiones a veces costosas y profundas para la sociedad que a los pocos años se olvidan pero que en el momento que ocurre cuesta mucho a los argentinos”. “Los argentinos necesitamos fortalecer la cultura del encuentro de visiones diferentes. Son necesarias y las tenemos. Debemos ser pasionales pero tenemos que tener un ámbito en el cual las ideas se entrecrucen. El consenso nace de ese entrecruzamiento”, remarcó.
¡La campaña del cristinismo basada en “meter miedo” por los posibles estragos que pudiere causar la oposición –en particular Sergio Massa- si llegare a ser gobierno, de la que hasta el propio Daniel Scioli se “prendió” en un rapto de fogoso “ultraoficialismo” está enmarcada en una de sus “pujantes iniciativas”! Queda en el pueblo tomarla como fenómeno “sin vinculación” con el deseo de impunidad, o puede verse, más acertadamente como “piezas de una estrategia única del cristinismo”, orientada a mantener y retener todo el poder, por todos y cualquier método, y con un horizonte que está más allá incluso de diciembre de 2015; pero que esconde una “única y absoluta verdad: la impunidad a futuro”.

Buenos Aires, 22 de octubre de 2014.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s