Argentina: El Gran Tema 2014/2015.

arge

Argentina se prepara para el cambio de sistema –el actual “no es un modelo”-, y dentro de este cambio suceden situaciones complejas y difíciles de explicar, por lo menos racionalmente. Con una recesión totalmente instalada, una pérdida gigantesca del poder adquisitivo de los salarios e ingresos y de la productividad a causa de la inflación descontrolada el país se encamina a un año electoralista con fuertes presiones obreras y empresarias –porque a ninguno de ellos le cierra la “política economicofinanciera” del Gobierno CFK- y posibilidades de agravamientos de la conflictividad social.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, mencionó la existencia de “informes confidenciales”, que anuncian esa posibilidad, hacia fin de año pero no se quedó allí. También ventiló que “desde el peronismo arcaico puede surgir algún tipo de desestabilización”. Pero básicamente él acusó al Movimiento Libres del Sur, que le respondió con un comunicado titulado “Berni: una máquina de decir mentiras y gansadas”.”(…) A finales del año 2013, los saqueos se volvieron a repetir. Esta vez de la mano de las policías provinciales que, con el argumento de pedir aumento de salarios, dejaron zonas liberadas para que grupos de jóvenes armados y motorizados promovieran los desmanes y llevaron tras de sí a población de barrios marginales. Hubo muertos y saqueos fundamentalmente en las provincias de Tucumán (8), Córdoba (4), Chaco(3), Entre Ríos (3) y Jujuy (3); todas gobernadas por el justicialismo. (…)” Después de que el Secretario de Seguridad, Sergio Berni acusó a agrupaciones políticas de querer generar un clima de agitación y de posibles saqueos a fin de año, el coordinador nacional de la organización social Barrios de Pie, Daniel Menéndez, le respondió y dijo que para identificar a responsables de eventuales saqueos “tiene que mirar” hacia “punteros vinculados con el PJ que, hasta hace un rato, llevaban gente a los actos” de la presidenta Cristina Fernández.
El secretario de Seguridad, Sergio Berni, aseguró que existen “informes confidenciales” sobre “intentos de saqueos” para fin de año y señaló que “desde el peronismo arcaico puede surgir algún tipo de desestabilización”. El funcionario, en tanto, se refirió a los pedidos de algunas organizaciones de bolsones con comida y apuntó a Barrios de Pie, que responde a Libres del Sur. Días atrás, Barrios de Pie se movilizó hasta la Cámara Argentina de Supermercados para reclamar bolsones para fin de año. “Libres del Sur y Barrios de Pie responden a (Humberto) Tumini, que es el brazo territorial de (Hermes) Binner. Habría que preguntarle a Binner por qué hacen estas acciones todos los fines de año”, acusó Berni. Sobre los “informes muy confidenciales” de posibles “intentos de saqueos focalizados”, él subrayó: “Ya nos hemos reunido con todos los fiscales generales y la semana que viene con los jueces federales. Vamos a poder dar fin con estas especulaciones políticas”. “Hay algunos actores del viejo peronismo, del peronismo arcaico, que tuvieron una participación esencial en el 2001 y que todavía siguen pensando en provocar saqueos y zozobra social”, agregó Berni en declaraciones a radio “La Once Diez.” Berni dijo que el Gobierno tiene “aceitado el mecanismo” para contener eventuales conflictos en fin de año, al tiempo que pidió preguntarle al diputado Hermes Binner por qué algunas organizaciones sociales producen malhumor y preocupación en los supermercadistas con sus reclamos. Si bien remarcó que en el Gobierno no se está “pensando” bajo ningún aspecto en un estallido social para diciembre, Berni reconoció que “tenemos informes confidenciales sobre diferentes movimientos de actores políticos para generar lo mismo que hicieron el año pasado, y el anterior: intentos de saqueos focalizados que fueron rápidamente detenidos por la Policía”. Al respecto, el funcionario aclaró que “nos hemos reunido con todos los fiscales generales, y la semana que viene nos reuniremos con los jueces federales, para tener aceitado este mecanismo”.
Berni recordó que hay “muchos” de los involucrados en los saqueos de fines del año pasado que “todavía siguen detenidos, porque han sido calificados como “robo en poblado y en banda”, una tipificación penal que no permite la excarcelación tan rápidamente”, explicó. El funcionario apostó a la “implementación de manera implacable de la Justicia” para prevenir “este tipo de especulaciones políticas de algunos sectores que siempre intentan a fin de año llevar este caos, que comienza los primeros días de diciembre y básicamente termina el 24”. Al ser consultado sobre los índices de pobreza, Berni brindó una mirada particular sobre el crecimiento de asentamientos: “Las villas crecen porque han aumentado considerablemente los puestos de trabajos en Buenos Aires y en el Conurbano. Ante la falta de tierra, la gente que viene en busca de trabajo a las grandes ciudades ahí se asienta”. “En el 2003, Argentina tenía más de 21% de desocupación, indigencia y pobreza que casi afectaba a 50% de la población. Mientras haya un pobre nuestra tarea no ha concluido. No podemos negar que venimos en crecimiento. Haber reducido el desempleo a menos del 7% es un logro muy importante”, agregó. A su vez Menéndez también acusó al funcionario cristikirchnerista de buscar “deslegitimar” el reclamo de un bono de fin de año para beneficiarios de planes sociales, sobre los que dijo que “fueron los más afectados por la suba de precios”, al tiempo que calificó a Berni como “medio chanta”. “Nosotros estamos lejos de estar asociados a cualquier tipo de saqueos. Por los (eventuales) saqueos, si quiere Berni, lo acompañamos y le mostramos todos los punteros vinculados con el PJ que, seguramente, son los mismos que, hasta hace un rato, llevaban gente a los actos de Cristina”, retrucó Menéndez en diálogo con radio “América.” Ayer 23, Berni sostuvo: “Tenemos informes confidenciales sobre diferentes movimientos de actores políticos para generar lo mismo que hicieron el año pasado y el anterior: intentos de saqueos focalizados que fueron rápidamente detenidos por la Policía”. Frente a esto Menéndez también dijo “Las internas del PJ derivaron en los saqueos de los últimos años y, allí, tiene que mirar (el funcionario cristikirchnerista)”, replicó hoy el coordinador nacional de Barrios de Pie, quien encabezó la semana última un pedido de mercadería a 25 supermercados de Capital y Gran Buenos Aires. Menéndez confirmó la movilización desde el barrio porteño de Liniers a Plaza de Mayo prevista para el miércoles 26 próximo y otras programadas para el mes de diciembre. “Estaremos reclamando en términos absolutamente pacíficos y amparados por derechos constitucionales”, concluyó no obstante el coordinador nacional de Barrios de Pie.
¡El INDEC!, reportó que la desocupación aumentó y la participación laboral cayó. Las autoridades económicas argumentan que el incremento de la tasa de desempleo no es importante y que no son claros los motivos detrás de la caída en la tasa de participación. Sin embargo, la comparación con países vecinos sugiere que la Argentina sufre una severa carencia de empleos. Para revertir esta situación se necesita no sólo reactivar la producción sino también replantear las políticas vigentes que desalientan la creación de empleos y promueven la inactividad laboral. “(…) Es difícil pensar que esta sea la motivación justo cuando se estanca la actividad económica y los ingresos de las familias se deterioran por la aceleración de la inflación. Más consistente parece la idea de que mucha gente dejó de buscar empleo porque percibe que son escasas las probabilidades de conseguir uno. Si se asume que la mayor parte de estos nuevos inactivos son desocupados desalentados, la tasa de desempleo no sería del 7,5% sino que se ubicaría por encima del 10%, un nivel muy superior al de hace algunos años. (…)”

La tasa de desempleo según fuentes oficiales creció desde el 6,8% en el 3° trimestre del año 2013 al 7,5% en igual período del 2014. Aunque todo incremento en la tasa de desocupación es una señal negativa, no hay que perder de vista que este nivel no es muy diferente al observado entre los años 2010 y 2012 cuando la actividad económica atravesaba un dinamismo que contrasta con el estancamiento actual. Más relevante es la caída en la tasa de participación laboral. Es decir, la proporción de gente que trabaja o que busca activamente un trabajo. En el 3° trimestre del 2014 la participación laboral cayó al 44,7% de la población total, cuando un año atrás era de 46,1%. Cabe precisar que el nivel promedio de participación laboral en la última década fue del 46% y en ningún año había caído por debajo del 45%. Una forma de dimensionar el significado de estos indicadores laborales es contrastándolos con los registrados en los países vecinos. Según los institutos de estadísticas oficiales de cada país se observa que: En Argentina, el 44,7% de la población total es económicamente activa y la tasa de desempleo es el 7,5% de ella. En Chile, el 46,8% de la población es económicamente activa y la desocupación afecta al 6,7% de ella. En Uruguay, el 50,6% de la población total es económicamente activa y la tasa de desempleo es el 6,2% de ella. Estos datos muestran que en Argentina hay una menor proporción de gente que busca empleo (menor tasa de participación) y aun así es más alta la proporción que no puede conseguirlo (mayor tasa de desempleo). Esto es una evidencia de que en Argentina hay mayores déficits de empleos. La tasa de desempleo es superior a la de Chile y Uruguay cuando el porcentaje de gente que se vuelca a participar del mercado laboral es inferior. Los funcionarios nacionales sostienen que la caída en la tasa de participación laboral es una decisión voluntaria de gente que prefiere dejar de trabajar o buscar un empleo porque prioriza otras actividades (estudio, ocio, esparcimiento).
Es difícil pensar que esta sea la motivación justo cuando se estanca la actividad económica y los ingresos de las familias se deterioran por la aceleración de la inflación. Más consistente parece la idea de que mucha gente dejó de buscar empleo porque percibe que son escasas las probabilidades de conseguir uno. Si se asume que la mayor parte de estos nuevos inactivos son desocupados desalentados, la tasa de desempleo no sería del 7,5% sino que se ubicaría por encima del 10%, un nivel muy superior al de hace algunos años. Semejante deterioro en los indicadores laborales se explica por el estancamiento en la producción, pero más relevante aún son las políticas prevalecientes que castigan el empleo formal y estimulan la inactividad laboral. Tener un empleado “en blanco” implica pagar altas cargas sociales (50% por encima de la remuneración “de bolsillo” del trabajador), cumplir con regulaciones administrativas complejas y enfrentar altos niveles de conflictividad sindical y judicial. La inactividad laboral, en cambio, está subsidiada a través de una gran cantidad de programas públicos de transferencias de ingresos (Asignación Universal por Hijo, Progresar, planes alimentarios y ayudas sociales de las provincias y los municipios). La solución genuina a los problemas sociales es el acceso a empleos de calidad. Para lograr una masiva generación de empleos es fundamental dejar de poner trabas a quienes quieren trabajar. Por eso la prioridad no debería ser la reducción del impuesto a las ganancias (como demandan los sectores de mayores ingresos) sino bajar cargas sociales, eliminar burocracia y mitigar la litigiosidad y la conflictividad. En paralelo, es imprescindible un profundo rediseño de la política asistencial para que los fondos públicos lleguen a la gente.
Una contradicción profunda en la opinión pública argentina: Cristina Fernandez de Kirchner conserva un núcleo considerable de aprobación de su gestión (37,5%) aunque 7 de cada 10 entrevistados señala que la situación está empeorando y el 57,2% que la situación económica es mala o muy mala. Otra enorme contradicción: 6 de cada 10 entrevistados se inclinan por votar un candidato que represente “un cambio, pero sosteniendo las cosas que hizo bien este gobierno”: ¿A qué se refieren? “La principal preocupación de la opinión pública es, de forma concluyente, la inseguridad. No obstante la inflación, la desocupación y la corrupción forman parte de la agenda”, explicó la consulta MBC Mori, en su más reciente estudio de opinión pública. Cristina Fernandez de Kirchner conserva un núcleo considerable de aprobación de su gestión (37,5%), aunque más de la mitad la rechaza (57,3%). La estatización de empresas resulta la medida mejor evaluada (59,3%) mientras que el control de la inflación y la inseguridad son los aspectos más criticados de su gestión (75,2 y 78,4% respectivamente). La opinión mayoritaria por parte de los entrevistados postula la necesidad de un cambio en el país: 7 de cada 10 entrevistados señala que la situación está empeorando y el 57,2% que la situación económica es mala o muy mala. A la hora de pensar en el futuro Presidente del país, 6 de cada 10 entrevistados se inclinan por uno que represente “un cambio, pero sosteniendo las cosas que hizo bien este gobierno”. En este perfil tiende a predominar la candidatura de Sergio Massa, mientras quienes se inclinan por “un cambio que deje atrás lo hecho por este gobierno” (19,8%) prefieren mayoritariamente a Mauricio Macri y quienes postulan una “profundización de lo hecho por este gobierno” (18,4%) a Daniel Scioli. El mapa electoral indica una paridad relativa entre tres candidatos: Sergio Massa (que obtiene una leve ventaja sobre el resto), Daniel Scioli y Mauricio Macri. Cabe destacar que existe aún un importante porcentaje de indecisos y que la indefinición sobre la táctica del oficialismo plantea un escenario abierto.
Daniel Scioli, Sergio Massa y Mauricio Macri mantienen un triple empate en la pelea presidencial, muy por encima de los candidatos de FAP-UNEN que vienen cayendo en los últimos meses. Accedí a las últimas mediciones de las encuestadoras Management & Fit (M&F) y Raúl Aragón, así como la ya nombrada de MBC Mori. La primera está vinculada a Guillermo Seita, miembro del equipo de campaña de Scioli pero que también colabora con Mauricio Macri y en mucha menor medida con Sergio Massa; mientras que a Aragón se lo vincula al massismo. La más actual es la de Aragón, que realizó el trabajo entre el 13 y el 20 de Noviembre, sobre la base de 3002 casos presenciales en todo el país, entre los ciudadanos habilitados a votar, con un margen de error de 1.8%. Consultados sobre el voto directo en primer vuelta Massa cosechó un 26.1% de intención de voto, Scioli 24,8% y Macri 21,3%. Lejos sigue Julio Cobos con 8.8% y José Manuel de la Sota con 4,5%. Como los márgenes de error suelen rondar el 5% estos números de Aragón indican que existe un virtual empate técnico entre Massa, Scioli y Macri, situación anticipada en su momento por “LPO”, el “Informador Público” y otros medios como “La Nación” y “Clarín” y provocada en gran medida por tres efectos simultáneos: Massa bajó de la espuma post triunfo pero encontró un piso aparentemente sólido, Macri subió mucho inicialmente y luego se ralentizó y Scioli se recuperó de la derrota del oficialismo de octubre pasado, empezando a terciar y superando a Macri. Ante la pregunta por el voto en las primarias, Scioli cae al tercer puesto por 15.5%, Massa sigue primero con 20.1% y Macri escala al segundo lugar con 18.3%. Cobos baja a 3.1%.

Pero esta pregunta en el caso de Scioli y Cobos hay que mirarla dos veces porque en la general deberían sumar al menos parte de los porcentajes que en este caso incluyen a otros candidatos. En el caso del Frente para la Victoria, detrás de los 15.5 puntos de Scioli aparecen en una eventual primaria Florencio Randazzo con 6,9%; Sergio Urribarri con 2,3%; Agustín Rossi con el 0,4% y Julián Domínguez con el 0,3%. En tanto que en el caso de Unen, la encuesta de Aragón demuestra que el mendocino tiene más intención de voto afuera que adentro de su espacio. Es decir, en una eventual primaria ganaría Hermes Binner con el 5,5%, seguido por Lilita Carrió con el 3,7%, recién después aparece Cobos con el 3,1% y al final de todo Ernesto Sanz con el 1%. Según Aragón, Massa y Scioli sostienen su intención de voto en los últimos dos meses, Macri cayó levemente y se fueron a pique Julio Cobos, Hermes Binner y Florencio Randazzo, que pasó de 9.4% en mayo a 6.9% en noviembre y quedó en una posición difícil para competirle a Scioli en la interna del Frente para la Victoria. Por otro lado, el trabajo de Aragón también mide escenarios de ballotage. En este caso, Macri es el peor ubicado: pierde 49.5% a 39.5% con Massa y 42.9% y 49.9% con Scioli, quien también resulta derrotado en un desempate con el tigrense pero por estrecho margen: 46.9% a 44.8%. Por su parte, la encuesta de Managment & Fit se realizó entre el 16 y el 24 de Octubre en todo el país y abarcó 2.400 casos, con un margen de error de más 2%. También en este caso se avizora una pelea pareja. Ante la consulta directa de a quién votaría a presidente en 2015 Daniel Scioli aparece primero con 26%, lo sigue Macri con 21,1% y Massa queda tercero con 20.5%. Recién después aparece Binner con 9 puntos. “Es curioso el efecto espejo entre ambos estudios. En la de Aragón, supuestamente cercano a Massa, el tigrense aparece primero con 26.1% y en la de Managment & Fit cercana a Scioli, es el gobernador quien pasa al primer lugar con el mismo porcentaje.” Como sea, el trabajo de Managment & Fit indica que si en vez de Binner el candidato de FAP-UNEN fuera Cobos, apenas cambiaría el escenario: Sacarían el 10.1%; Scioli seguiría primero con 26.6%, Macri segundo con 20.2% y Massa tercero con 19.9%. Finalmente si el candidato de Unen fuera Sanz, sería el peor escenario para ese espacio, sólo llegaría al 7%.
Pero en la encuesta de Mori, Massa resulta ganador, además de en primera vuelta, en un escenario de ballotage tanto frente a Macri como contra Scioli. Este último se impondría en una eventual segunda vuelta frente al Jefe de gobierno porteño. Massa es también percibido como “el favorito a ganar” la elección y es quien obtiene menor voto negativo entre los principales candidatos. Macri es quien obtiene mayor rechazo ya que “nunca lo votaría” el 23,5%. Los votantes de Massa parecieran compartir características con los de Scioli en términos de nivel educativo y socioeconómico (ambos crecen entre los sectores más bajos) mientras Macri lo hace a mayor nivel. En términos geográficos el fuerte de Massa es claramente GBA, mientras el de Scioli es Mar del Plata, y el de Macri Córdoba y CABA. Massa y Scioli son los candidatos que, además de encabezar la intención de voto, obtienen mayor imagen positiva (49,5%), seguidos de cerca por Macri (43,9%), aunque este último con una considerable imagen negativa (31,7%). Analizando la base de imagen positiva en común podemos observar que Massa comparte espacio casi por igual con Scioli (27,7%) que con Macri (27,3%), mientras que los dos últimos la comparten en un 22,4%. La “Ficha Técnica” de MBC Mori, arroja: Tipo de estudio: Estudio cuantitativo sobre la base de encuestas telefónicas administradas vía tecnología CATI. Muestra: Se realizaron 1100 encuestas en Grandes Centros Urbanos del país (localidades de más de 500 mil habitantes).Cuotas: La muestra fue probabilística para la selección del hogar y con cuotas de sexo y edad para la selección final del entrevistado. Trabajo de campo: Las encuestas se realizaron entre el 9 y el 17 de octubre. Margen de error y confianza: El margen de error es de +/- 2.95% para variables con la máxima dispersión al 95% de confianza
Para M&F y Consultados sobre “Cuál sería su actitud ante los candidatos presidenciales”, el 50.9 dice que votaría a Scioli y el mismo porcentaje a Massa. Un 47.7 sostuvo que votaría a Macri. Ante la misma pregunta los tres presentan un porcentaje similar de personas que no lo votarían: 44,9% a Macri, 42.1 Massa y 42.4 Scioli. Un 36.4 dice que votaría a Cobos y 29.8 a Randazzo y 29.3 a Binner. Management & Fit midió también intención de voto en los frentes electorales y el Frente para la victoria quedó arriba con 25.7%; el PRO segundo con 16.9%; luego FAP-UNEN con 13.3% y finalmente debido a la aún poca presencia como tal el Frente Renovador refleja un 10.9%. Aunque llevados a candidatos –donde la exposición del personaje es lo encuestable para la misma M&F los guarismos muestran otra realidad muy diferente. Asimismo y para este encuestador existe una muy leve mejora de la imagen de Cristina Fernández. La encuesta de M&F revela que la imagen del Gobierno mejoró aunque mantiene altísimos niveles de rechazo. Un 60.4% desaprueba la gestión de Cristina Kirchner y sólo un 30.1% la aprueba. Se trata de una leve mejora respecto a enero, cuando un 66.5% rechazaba la gestión. Según la encuesta de Management & Fit la desocupación quedó por encima de la inflación por primera vez en mucho tiempo. Los efectos de la recesión comenzaron a sentirse en la población: según una encuesta de Management & Fit, el desempleo se convirtió en la principal preocupación de los argentinos, todavía más que la inflación. Sobre 2400 casos, el 67.2% de los consultados dijo que la falta de empleo era lo que más le preocupaba, el 63 la inflación, el 44.8 los aumentos salariales por debajo de la inflación y el 39.5 la subas impositivas.
Un 30.7 identificó su mayor problema la suba del mínimo no imponible 25.7 el cepo cambiario y un 25 el default. El dato marca un cambio de época, porque el empleo fue la principal bandera del cristikirchnerismo, pero ahora pasó a convertirse en el mayor flagelo para la sociedad. El desempleo fue la principal preocupación en todas las regiones del país y en niveles similares. En el centro del país 66.9% de los encuestados lo tomó como el mayor problema y el 61.5 la inflación. En cuyo el 68.4 a 64.5, en el Noreste argentino 62.2 a 59.3, en el noroeste 66 a 60 y en el sur 65 a 62. Por otro lado los universitarios peronistas armaron una mesa con laderos de ambos candidatos. La Cámpora, asilada. La Juventud Universitaria Peronista se reunió para normalizar sus regionales y creó una mesa de acción política con representantes de todo el país, algunos alineados a la candidatura presidencial de Sergio Massa y otros a la de Daniel Scioli. Pero el objetivo no fue justamente pronunciarse por un candidato sino poner en valor la JUP para los años que vienen, tras mucho tiempo de resistir las presiones de la Casa Rosada para sumirse a las órdenes de La Cámpora. La pelea que empezó en 2012, cuando en plena furia camporista la JUP rechazó los nombres que Eduardo Wado De Pedro y Andrés “Cuervo” Larroque quisieron imponer para la FUA y hasta involucraron en la pelea al ministro de Educación Alberto Sileoni y al entonces jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina. La historia terminó con la agrupación de Máximo Kirchner inventando su propia federación, aunque controla unos pocos centros de estudiantes del país. Con representación en universidades de todo el país, la JUP se quedó con el secretario general de la FUA, un cargo que mantiene y hoy ostenta Constanza Bossio, elegida como coordinadora de una mesa política.

La situación general del país (MBC Mori).
“Nos diferenciamos de la Cámpora porque logramos crear un esquema que integra a los diferentes sectores del peronismo que es particularmente nuestro”, remarcó la estudiante de sociología, de 23 años, cercana a Alejandro Álvarez, docente de la Universidad de La Matanza. Bossio avaló apoyos presidenciales, pero aclaró que lo principal es no dividirse. “Dentro de la conducción de la JUP, se encuentran compañeros que están tanto con el sciolismo como con el massismo y juventudes que participan en el esquema del gobernador de su provincia”. “Pero nuestra prioridad es construir un peronismo universitario democrático y representativo de los estudiantes, no la subordinación a determinadas campañas electorales”, agregó. Los sciolistas de la mesa son Gonzalo Amador y Mario Ríos (de la facultad del NOA); y los massistas Alejandro Benítez (Universidad del Sur) y Federico Argüelles (bonaerense), quien de todos modos aclaró que “las políticas planteadas por la JUP en las diferentes universidades de las que somos parte responden a una lógicas organizativa y de poder propia”. Para remarcar esa línea, la mayoría de los miembros de la mesa política se definen como independientes. Es el caso de Santiago Letelle (Universidad de La Matanza), Jorge Krindges (NEA), Pablo Díaz (Centro), Nicolás Coarasa (cuyo). Bossio y Argüelles se desentendieron por completo de Juan Carlos Sainetote, un ex miembro de la FUA enrolado en el Frente Renovador. “No vamos a permitir que se utilice el nombre de la Juventud Universitaria Peronista para el beneficio particular de una persona, porque eso sería pasar por encima del trabajo de los compañeros que día a día defendemos y construimos el peronismo en la Universidad”, aclaró Bossio. “Tenemos que salir a debatir con algunos sectores que, a pesar de ser minoritarios, cuentan con mucha prensa y quieren desprestigiar el modelo universitario argentino. Desde la JUP, tenemos que profundizar el modelo de educación superior que garantiza masividad y excelencia académica”, planteó la jefa de la mesa de conducción política. “Todavía quedan muchos derechos por conquistar para que el acceso a la educación universitaria pública, gratuita y de calidad sea una realidad. Sabemos que el éxito en cualquier lucha depende de la capacidad de organización y movilización”, cerró Bossio.
Respecto a las agresiones y los supuestos movimientos desestabilizadores denunciados por el cristinismo duro –Sergio Berni, y César Milani quienes se sumaron a la escalada que Jorge Milton Capitanich quien se centró en la Justicia (ver nota del 21/11)-, el comunicado de Libres del Sur donde el mencionado Tumini se quejó porque Berni “recurre a la mentira, la difamación y la xenofobia”. “Se hace el loco pero en los últimos dos años hubo dos oportunidades en las que la interna del PJ promovió saqueos y desordenes”, cuestionó el secretario general de Libres del Sur. El partido político que integra el Frente Amplio UNEN lo tituló “Berni: una máquina de decir mentiras y gansadas”: “El secretario de Seguridad de Cristina, “Rambo” Berni, al igual que Capitanich recientemente, preguntado sobre las posibilidades de que haya saqueos, dijo en el día de hoy que cuenta “con informes muy confidenciales sobre posibles intentos de saqueos focalizados” para la parte final del año. Para agregar a continuación que “Libres del Sur y Barrios de Pie responden a Tumini, que es el brazo territorial de Binner. Habría que preguntarle a Binner por qué hacen estas acciones todos los fines de año”. “Para empezar digamos que Libres del Sur es un partido político de 27 años de vida, que se ha caracterizado siempre por su independencia política; mas allá de las alianzas que haya conformado en cada momento. Por lo tanto decir, como Berni y Capitanich, que Binner debe explicar nuestras acciones, es solo una pobre y lamentable maniobra para ver si pueden desgastar políticamente al ex gobernador de Santa Fe, hoy candidato a presidente de UNEN. Maniobra que insisten en repetir desde el kirchnerismo, ya que la hizo también Nilda Garre en su momento, cuando era Ministra de Defensa, declarando allá por el 2012 que “Binner quiere generar el caos”. “En segundo lugar, pretender desprestigiar la lucha de Barrios de Pie en defensa de los mas desprotegidos y humildes, diciéndole como Berni que “no es una organización social sino política”, aparte de ser el argumento habitual de los reaccionarios gobernantes de derecha, aquí y en todo lados, debería al menos ser acompañada de una explicación de porqué sucede eso con Barrios de Pie y su relación con Libres del Sur, y no pasa lo mismo con la UOM, el SMATA y tantos otros gremios que adhieren al gobierno, al Frente para la Victoria, y financian las campañas de los candidatos del oficialismo. Parece que las únicas organizaciones sociales que pueden tener definiciones políticas son la del kirchnerismo. Muy gracioso.
“Para terminar digamos que Berni es muy rápido para recurrir a la mentira, la difamación y la xenofobia, pero se hace bien el distraído para explicar las razones por las que en los últimos dos años hubo saqueos. A finales del año 2012, particularmente en la zona norte del gran Buenos Aires -con eje en San Fernando- y en la sureña Bariloche se vivieron esas situaciones. El inefable Berni esa vez los acusó a Moyano y a la CTA de estar por detrás de los hechos. En realidad, mas tarde, despejada la hojarasca, quedó mas que claro que buscaron dirimir a través de la conmoción social las internas dentro del propio oficialismo (15/1/2013, iprofesional.com: “Goye apuntó contra el Gobierno nacional por los saqueos en Bariloche”; Hugo Moyano, Página/12: “No tenemos dudas de que todo esto que está pasando lo orquestó el gobierno nacional para victimizarse”, desafío a los funcionarios que si tienen pruebas y agallas que hagan las denuncias pertinentes en vez de hablar en los medios”) A finales del año 2013, los saqueos se volvieron a repetir. Esta vez de la mano de las policías provinciales que, con el argumento de pedir aumento de salarios, dejaron zonas liberadas para que grupos de jóvenes armados y motorizados promovieran los desmanes y llevaran tras de si a población de barrios marginales. Hubo muertos y saqueos fundamentalmente en las provincias de Tucumán (8), Córdoba (4), Chaco(3), Entre Ríos (3) y Jujuy (3); todas gobernadas por el justicialismo. ¿Sería bueno preguntarle a don Berni, de quién es la responsabilidad principal, luego de diez años de gobierno de los Kirchner, de que las policías actúen de esa manera; como también que haya miles de jóvenes que en lugar de estar en la escuela o trabajando, han sido atraídos a las redes del delito y narcotráfico? Como también sería interesante que este funcionario tan rápido de lengua, explicara si no constituye un visible caldo de cultivo para estas operaciones internas del justicialismo o de las fuerzas de seguridad en connivencia con el delito, que terminan en saqueos y conmociones, que la economía argentina lleve ya tres años de estancamiento y retroceso. Como así también que la pobreza afecte al menos al 25 % de nuestros compatriotas y la indigencia a dos millones de ellos, que la inflación sea del 35 % anual -en el mejor de los casos- afectando salarios y jubilaciones, haciendo caer por consiguiente el consumo y los puestos de trabajo. En lugar de estar haciendo operaciones electorales de bajo nivel, y de decir tantas gansadas, el gobierno y este Rambo vernáculo de Sergio Berni, deberían ver como arreglan al menos un poco los desastres que han hecho en casi todos los terrenos, como para retirarse el año que viene con algo de dignidad.” Firmado, Humberto Tumini Movimiento Libres del Sur – Unen ¡Está todo dicho!

Buenos Aires, 25 de noviembre de 2014.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s