Argentina: ¡Con Cristina en su peor momento!

 Cada tanto, Sergio Massa y Diego Kravetz meten la mano en la chistera a ver si, por ahí, aparece un conejo... Dicen que aún hay tiempo.


Cada tanto, Sergio Massa y Diego Kravetz meten la mano en la chistera a ver si, por ahí, aparece un conejo… Dicen que aún hay tiempo.

El Gobierno transcurre su peor etapa en estos 11 años. Una justicia que investiga al núcleo del poder y a la propia presidente, un legislativo que se maneja por espasmos y con grietas internas y un ejecutivo donde las peleas por “el después” se han vuelto sangrientas. Mientras tanto CFK intenta manejarse unipersonalmente generando idas y venidas, marchas y contramarchas; y Massa que no termina por definir estructura en los principales distritos siendo el único candidato opositor con posibilidades ciertas.

Al coordinador General de la Unidad Presidente, Rafael Follonier, le llegó su hora, tal como se conoció ayer (03/12). Cristina Fernández, vía Oscar Parrilli, “despidió quien supo ser un personaje clave en el vínculo con Hugo Chávez Frías, en días de Néstor Kirchner”. ¿Por qué la Presidente tomó esta drástica decisión? La respuesta sería un nombre: Daniel Scioli, y las gestiones inconsultas de Follonier. El ministro de Economía, Axel Kicillof, presentó esta mañana el “canje anticipado y voluntario” del Boden 2015, que vence en octubre del año que viene y representa un desembolso para el Gobierno de unos US$ 6.800 millones. Hace tiempo que Kicillof analizaba alternativas para evitar ese pago que las arcas del Banco Central “no están en condiciones de afrontar” y se sabía que la opción sería ofrecer otro bono presumiblemente al 2019, pero ahora se confirmó que será a 2024. “Aquel que quiera esperar el vencimiento, va a cobrar los intereses y el pago total (en 2015), lo que equivale a 107 dólares. Si Argentina paga hoy, recibirá 97 dólares”, explicó el funcionario. La idea es despejar dudas sobre el pago del año que viene y acerca de la solvencia de las reservas. En 2015 hay obligaciones por unos US$9.000 millones. Habrá una emisión de nueva deuda por US$ 3.000 millones. Hugo Moyano admitió que el anuncio de Ganancias “trajo alivio” y que analizarán el paro, que los colectiveros ya afirman que se levantaría: “Hay que pagarle a Cristina. Los gestos se pagan con gestos”, dijo el titular de la UTA, Roberto Fernández, mientras Antonio Caló, desde la CGT oficialista, sale a mostrar su alineación con la Rosada, “negando una inflación del 40% y festejando el triunfo ¿ajeno?”
El ministro de Interior y Transporte le disputa al gobernador la candidatura presidencial del FpV. Y se posiciona confrontando con Scioli, al que califica como el “candidato del Establishment”. Sumando una nueva guerra interna en el oficialismo a la Garre-Berni, o a la de Domínguez-La Cámpora. Por el lado de la justicia el juez Marcelo Martínez De Giorgi citó al ministro de Justicia, Julio Alak quien se desempeñó como director de la empresa Aerolíneas Argentinas-Austral, y como gerente general tras su expropiación. La sanción al juez Claudio Bonadio “busca amedrentar a los jueces, pero hay decisión para defender la investidura”, se ufanó Luis María Cabral, presidente de la Asociación de Magistrado. En declaraciones radiales, afirmó que hay jueces “preocupados por estos atropellos” y estimó que “la embestida” del cristikirchnerismo “va a continuar. No fue una sorpresa. La imputación que planteó (el viceministro de Justicia) Julián Álvarez no correspondía y era ilegal. Hasta los fundamentos son falsos, incorrectos”, opinó. “Lo más probable es que gane (Daniel) Scioli condicionado por La Cámpora”, manifestó en diálogo con un medio de Miami el periodista Jorge Lanata, y aclaró luego que “gane el que gane, todo seguirá como está. No habrá cambios. Los cambios verdaderos son lentos, no rápidos”. En el Frente Renovador se intenta organizar los distritos más grandes y complicados –fuera de la Provincia de Buenos Aires (su verdadero fuerte)-, Córdoba, Santa Fe y en Ciudad de Buenos Aires. No es sencillo pero las negociaciones pasan por negociaciones que sí pueden dar que hablar… si prosperan o fracasan, “eso es otro cantar”.
El secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli, recibió “la orden de despedir a Rafael Follonier”, coordinador General de la Unidad Presidente; ¿A qué se debe esta decisión abrupta de Cristina Fernández? Todo apunta a Daniel Scioli. Es que Follonier fue quien organizó la gira de Scioli en Chile, donde se reunió con Michelle Bachelet, y el armador de su reunión con el electo presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, quien mantiene una relación tensa con la Presidente argentina. Sin ir más lejos, desde el entorno del electo mandatario uruguayo dijeron ayer que esperarán a que se vaya Cristina para “recrear vínculos” con nuestro país, y destacaron la buena relación con el gobernador bonaerense. “Quizá con el futuro cambio de Gobierno que habrá el año que viene se abra esa oportunidad de recrear los vínculos”, aseguró Rodolfo Nin Novoa, quien estará a cargo de las Relaciones Exteriores en el gobierno de Vázquez, que resultó victorioso en el balotaje del domingo 30 de noviembre pasado. De hecho, la idea de continuidad en el poder con Tabaré o Dilma Rousseff será parte de la estrategia electoral en la campaña de Scioli 2015. “Yo no sé quién va a ser el presidente de Argentina (…) si es Scioli, obviamente tengo una relación con él, lo conozco. No lo conozco a Massa, ni a ninguno de los otros”, agregó Nin Novoa. Claramente, estas palabras provenientes del ámbito de Tabaré causaron gran malestar en Cristina Fernández. Sobre todo porque acusa a Follonier de realizar estas gestiones diplomáticas a favor de Scioli a sus espaldas, sin su consentimiento. Como es sabido, aún ninguno de los precandidatos presidenciales del Frente para la Victoria ha conseguido el aval de la mandataria para sucederla. Y con este despido, Cristina también pretende dar una muestra de poder: “acá mando yo”. Es decir, también podría interpretarse como un tiro por elevación a Scioli quien, según Florencio Randazzo, “esconde” a la Presidente en su campaña. Scioli es el precandidato presidencial que mejor mide en el cristikirchnerismo, mal que le pese a Cristina quien abiertamente prefierte a Mauricio Macri y al PRO. La Presidente lo sabe, pero todavía no “juega” con ninguno de los precandidatos K. Eso sí: le marca el terreno al gobernador bonaerense. Por algo salió Randazzo, en estos días, con los tapones de punta contra Scioli y redobló la apuesta, asegurando que no se bajará de la carrera presidencial.
Mientras el secretario general de la CGT opositora, Hugo Moyano, admitió hoy que la decisión de la Presidente de eximir del impuesto de ganancias al aguinaldo trajo “alivio”, pero que evaluarán “entre hoy y mañana” si levantan la medida de fuerza, el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, manifestó que hay “que pagar el gesto (?)” de Cristina Fernández y que se debería desactivar el paro nacional convocado para la semana próxima. “Me sorprendió el gesto de Cristina. Es importante. Hay que pagar este gesto con otro gesto, yo creo que no vamos a anunciar ningún paro”, señaló el jefe de los colectiveros en una entrevista con ‘Radio América’. “Esto cambió todo, no lo esperábamos, esperábamos palo por palo. Ahora nos tenemos que sentar. Cada gremio va a defender su bono”, remarcó. Moyano fue más cauto. “Después de este anuncio que, en realidad, trae un alivio a la situación, tenemos que seguir conversando entre hoy y mañana con los gremios del transporte, con la CGT Azul y Blanca y la CTA de [Pablo] Micheli. Una vez que se terminen esas conversaciones se determinará”, señaló el líder de los Camioneros en diálogo con “Radio Mitre”. En el cierre de la “20a. Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina (UIA)”, Cristina Fernández atorada por el paro general anunció que aquellos trabajadores con sueldos inferiores a los $ 35.000 en bruto no pagarán impuesto a las ganancias sobre el medio aguinaldo de este mes. La Presidenta le dedicó la medida a Antonio Caló, el jefe de la CGT aliada al Gobierno, que venía reclamando algún tipo de alivio en los bolsillos de los trabajadores y que hasta ahora no había tenido respuesta. Durante su conferencia de prensa habitual en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, negó que el anuncio de la Presidenta haya sido “una respuesta a la presión gremial”.

Según el funcional y obsecuente funcionario, la medida fue producto de “un análisis meticuloso desde el punto de vista de la oportunidad, la decisión, el mérito y la conveniencia”. Dando marcha atrás con los conceptos “de filosófico e ideológico del impuesto”. Como sea, funcionó para Caló quien esta mañana salió a decir que “la inflación no es del 40%” desconociendo lo que dicen sectores de su propio entorno como los estudios de la CTA oficialista de Yasky. Tras haber logrado mejoras en Ganancias, el titular de la CGT oficialista se mostró alineado con el Gobierno y negó que la suba de precios anual haya rondado ese porcentaje.

Antonio Caló fue en las últimas semanas blanco de las críticas no sólo de la CGT opositora, sino también de algunos de sus compañeros de la CGT oficialista por su negativa a tomar medidas de fuerza en reclamo de modificaciones al Impuesto a las Ganancias. Logrado el objetivo, el dirigente metalúrgico destacó el haber mantenido siempre el diálogo y se mostró más alineado que nunca con el gobierno nacional. “La inflación no es del 40%” -¿será que cree que es mayor aún?-, señaló el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), pese a que la propia CTA oficialista la estima alrededor del 37%. A continuación, destacó: “La señora Presidente está llevando bien el gobierno para mi gusto. Nosotros venimos de gobiernos que se fueron en helicóptero”. Desconociendo que su gremio fue permanentemente “combativo” que no significa, ni mucho menos “destituyente”, sino por el contrario es estar del lado de los trabajadores a los que este Gobierno les “roba” como mínimo un sueldo y medio y en otros casos más de tres sueldos anuales con este inconstitucional “impuesto a las ganancias”. En diálogo con radio “América”, una emisora oficialista por cierto, Caló instó además a sus compañeros a “tratar de bajar los decibeles”: “Si decís que la inflación es del 40 por ciento, sos un fenómeno. Si decís que está acorde a lo que se discutió en paritarias, sos oficialista”.
Este miércoles, el propio titular de la CTA oficialista, Hugo Yasky, reconoció que este año fue la primera vez desde 2003 en que los aumentos salariales perdieron la carrera frente a la suba de precios. “Este año los salarios están por debajo de la inflación. Es el primer año desde 2003, por eso creo que esta medida es bienvenida y más allá del paliativo con el bono de fin de año, nos preparamos para una discusión de paritarias que nos permita recuperar terreno”, indicó, en diálogo con “FM Milenium”. Caló reconoció que, como el 2015 es un año electoral, “muchas cosas van a pasar y salir en los medios”, pero en principio descartó que vaya a haber grandes tensiones: “En marzo tenemos que discutir salarios nuevamente. Tendremos que sentarnos con los empresarios y ver”. El líder de la CGT oficialista no dejó pasar la ocasión para dirigir unos dardos a los dirigentes de la CGT opositora que se adjudicaron la eximición de Ganancias para los aguinaldos por el paro que habían anunciado para los próximos días. “Escuché compañeros que dijeron que esto salió porque ellos hicieron presión. Pero ellos hicieron muchas presiones, hicieron un paro general y no pudieron lograrlo. Esto se logró dialogando y explicando”, insistió. Por último, Caló anticipó que seguirán con el reclamo por un bono de fin de año. Pero esa discusión no se dará a nivel de las centrales sindicales, sino en cada actividad: “El bono lo discute cada gremio para ver qué le pueden dar sus empresarios. Hay gremios que lo van a sacar y gremios que no. Cada gremio sabe si lo puede conseguir o no”. Esta tarde, la UOM se reunirá con las cámaras empresarias para intentar obtener su propio pago extra por el fin de año.
Para continuar con la saga Berni-Garre, ahora el sciolismo salió a responder las duras críticas que Florencio Randazzo hizo el miércoles contra el gobernador de la provincia de Buenos Aires, a quien le disputa la interna del Frente para la Victoria. El ministro de Interior y Transporte dijo que Daniel Scioli es el “candidato del Establishment” además de cuestionar su gestión al frente de la provincia. Uno de los primeros en responder fue el senador ultrasciolista Alberto de Fazio. “Scioli habla de lo que hizo, de lo que hace y de que queremos hacer en el futuro Los demás hablan de Scioli. Eso es todo, así de simple”, dijo en Twitter aludiendo a Randazzo, pero sin nombrarlo. Por su parte, el titular del Grupo Provincia, Santiago Montoya, pidió no ser “injustos con Scioli por el sólo hecho de querer morderle un voto”. “Lo que se está haciendo con los trenes es maravilloso, tengo un reconocimiento a la gestión de transporte, pero cuando no había plata ni presupuesto los trenes eran un desastre. Cuando hay plata, se pueden mostrar los pergaminos pero qué pasa cuando no hay plata”, dijo Montoya relativizando la capacidad de Randazzo y supeditándola solo a la existencia de recursos. “Tengo que rechazar totalmente las críticas a la gestión porque todos los que estuvimos en la Provincia sabemos que es un milagro absoluto que Scioli esté logrando mantener la gobernabilidad, incorporar policías y mantener al día el pago de las obligaciones del aparato público sin un mango partido por la mitad y con un sistema perverso”, dijo en declaraciones a FM Cielo. “Eso es gestión también, quiero reconocerle a la gente que estamos con el mango justo en la provincia y estiramos como chicle, y puede haber algo que falte en algún lado. Pero es tan injusto el cuestionamiento, tiene que ver con ver si se le puede sacar un voto a Scioli”, remarcó Montoya. En tanto, Alejandro Arlía, ministro de Infraestructura de Scioli, dijo que Randazzo “está tratando de posicionarse en su carrera”. “En vez de dedicarse a hablar de los demás podría dedicarse a mostrar lo que hace bien en Transporte”, dijo Alejandro Arlía. En declaraciones a QM Noticias, el funcionario dijo que “es bastante falaz lo que dice, se condice poco con la realidad. Que diga que tenemos cada vez más alumnos en las escuelas privadas es desconocer que con la Asignación Universal por Hijo, con los Progresar y demás programas nacionales cada vez más crece la matrícula en las escuelas”, retrucó el ministro. Ante la imputación del ministro nacional sobre que Scioli es el candidato del establishment, Arlía respondió que “no saben leer lo que ha sucedido en la Argentina en los últimos años. Cómo va a ser el candidato del establishment si fue el vicepresidente de Néstor Kirchner y compartió 2 veces la boleta con Cristina como gobernador y acompañó en todos los momentos”. “¿Desde dónde se plantea que es el candidato del establishment – insistió – si justamente uno de los motivos por el cual Daniel Scioli es más criticado mediáticamente es por su acompañamiento incondicional al gobierno nacional?”.

Además se despegó de las críticas vertidas por el seno duro del cristikirchnerismo quien cuestionó la falta de referencia a Cristina Kirchner en el acto del PJ bonaerense del último sábado: “Las expresiones fueron de distintos protagonistas que respeto, pero no habló la Presidenta”, y aclaró que “no le hace bien al Frente Para la Victoria estas discusiones internas”. Finalmente, ante la consulta sobre los demás candidatos dijo que a Randazzo “no le veo muchas chances de que sea candidato” y en relación a la competencia con la oposición remarcó que “estamos preparados para distintos escenarios, pero Daniel Scioli será el próximo presidente de los argentinos”. Lo que siguen incautamente desconociendo los sciolistas es que Cristina Fernández y el cristinismo duro juegan “abiertamente para Mauricio Macri y el PRO” los únicos candidatos que les “garantizaría un regreso triunfal –idem pensó Menem en 1999- en 2019 o antes…” En el marco de una serie de conferencias que el periodista brinda por estos días en Miami, USA, el medio local “Diario Las Américas” entrevistó a Jorge Lanata acerca de la coyuntura en la región y la situación política en la Argentina. Al realizar una comparación entre Venezuela y Argentina, el conductor de “PPT” opinó: “Hay muchas coincidencias filosóficas y de política entre Venezuela y Argentina. Pero Argentina no es todavía Venezuela, todavía. Podría llegar a serlo si gana el cristikirchnerismo el año que viene. (…) Hay dólar paralelo, hay inflación, hay alto grado de korrupción. Pero hay una diferencia en Venezuela que es el tema de los militares, yo la definiría más como una democracia militar, tienen una impronta militar en su carácter, muy grande. (…) En Argentina no, el ejército quedó destruido después de –Alfonsín y Néstor- Menem y nunca se recompuso”. “Yo describiría a esos gobiernos como de corte populista, son como una remake del setentismo, son tipos vanguardistas, creen que tienen razón siempre, son movimientistas, no creen en los partidos. Hay toda una cosa como eso de la encarnación del líder, o sea el líder que recibe las órdenes de Dios, o no sé de quién, y sabe lo que hay que hacer y todos lo demás no son argentinos. El Gobierno se confunde pensando que es la nación. Y es sólo una parte de la nación. Ellos creen que están haciendo una revolución. Es loco”, sentenció.
A la hora de describir la Administración de Cristina Fernández dijo: “Es un gobierno conservador, no es un Gobierno de izquierda, porque si hoy ves quiénes siguen teniendo el dinero en Argentina, son los mismos que siempre, a los cuales se agregó tres millonarios del sur. Pero no es que ha cambiado la estructura distributiva en el país. Tienen una política bastante conservadora, lo que pasa es que lo visten con un lenguaje de izquierda o progresista. Es muy raro porque han hecho cosas bastante nuevas, por ejemplo, ellos hablan como si no fueran el Gobierno, como si el poder estuviera en otro lado y ellos estuvieran combatiendo al poder, pero no es así, ellos son el poder, son el Gobierno”. Lanata fue en otro momento de su vida, un crítico del monopolio que el Grupo Clarín ejercía sobre los medios de comunicación. Ante este, recordó: “Yo he competido con Clarín toda mi vida, haciendo diarios. Los tipos son muy hostiles a la hora de competir. Y ahora, fíjate lo que hicieron los Kirchner: nos terminaron uniendo. Si tienes cinco canales de televisión, y hay sólo uno en el que puedes trabajar, ¿a dónde vas a ir? En este momento, Canal 7 es del Gobierno, el 9 está intervenido por el Gobierno, el 11 es de Telefónica y tiene un acuerdo con ellos… el único canal donde puedo trabajar es el 13. En radio, ellos me cancelaron el contrato con Radio Continental antes de firmarlo. No voy a ir a cualquier radio de barrio, por eso me fui a Radio Mitre, y me va muy bien allí, de cada 10 radios en el país, cinco nos escuchan. Mientras a mí no me condicionen lo que digo, yo voy a trabajar a donde pueda”. Admitió además haber sentido temor respecto de la presión política en su contra: “Sí, claro, sí tengo miedo. Nosotros tuvimos cinco amenazas de bomba en la época de Página 12. Anduve con custodia varias veces a lo largo de mi vida. Un par de veces me agredieron en la calle en la época de Carlos Menem. En este momento, miedo físico no tengo. Yo me peleé con todos los presidentes de la Argentina. Está bien porque es mi rol. No es mi rol apoyar a ninguno. Y eso despierta situaciones de tensión”. En cuanto a ocupar un cargo política o lanzarse a alguna candidatura, Lanata remarcó que “no”. “Ningún cargo. A ver, para ser presidente tienes que estar un poco loco. Ninguna persona normal podría querer ser presidente. Tienes que tener un delirio místico. Yo ayudo a la gente desde donde estoy, no es que hago un show de moda o un programa de juegos, hago PPT en la tele y Lanata sin Filtro en la radio. Hago cosas que ayudan a la gente, no necesito meterme en política para hacerlo”.
Relativizó en otro punto de la entrevista que “Clarín” haya sido financiado por la dictadura: “¿Clarín estuvo con la dictadura? Sí. Porque todos los argentinos estuvieron con la dictadura. La dictadura la quieren describir hoy como si fuera que vinieron cuatro tipos en un plato volador y juzgaron a un montón de argentinos honrados, pluralistas y democráticos. No es así. Nadie mata a 30.000 personas si la población no está de acuerdo. En algún lugar, por omisión o acción, la gente estuvo de acuerdo con lo que pasó. ¿Los grandes medios apoyaron a los militares?, sí. Y en esa época, Néstor Kirchner estaba vendiendo apartamentos, no estaba atrás de una trinchera disparando. Y Cristina también. Después se inventaron ese pasado”. Por último, se refirió a las elecciones presidenciales del año próximo: “Lo que va a pasar en el 2015 será una elección entre el populismo y la democracia. Es seguir por un tipo de gobierno que no respeta la división de poderes o buscar el otro camino. Y como están hoy las cosas, lo más probable es que gane Daniel Scioli. El problema ahí será qué condicionamiento tendrá de La Cámpora y del Gobierno”. Y remarcó: “Las cosas no van a cambiar en Argentina en las próximas elecciones. Gane el que gane. Todo seguirá como está. No habrá cambios. Los cambios verdaderos son lentos, no rápidos. Los rápidos siempre son mentira. A lo mejor en 30 años va a ser mejor, pero en los próximos cinco años no. Los argentinos tenemos que estar dispuestos a hacer algo cuyo resultado no vamos a ver. Pero queremos siempre hacer algo para ver el resultado hoy mismo, no en años. Lo que nos serviría hoy es tomar conciencia del lugar en el que estamos y proponernos hacer algo para trascender”.

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, Luis María Cabral, advirtió hoy que la decisión del cristikirchnerismo de sancionar en el Consejo de la Magistratura al juez federal Claudio Bonadio con un recorte de 30% del sueldo busca “amedrentar al conjunto de los jueces”. No obstante, el miembro del Consejo de la Magistratura en representación de los jueces alertó que en ese cuerpo “hay decisión y firmeza para defender la investidura” de Bonadio, quien está a cargo de una investigación por presuntas irregularidades contables en la empresa Hotesur, propiedad de la presidenta Cristina Fernández. “Los fundamentos (contra el magistrado federal) son falsos, son incorrectos y lo único que se perseguía era sancionar al doctor Bonadio para amedrentar al conjunto de los jueces que puedan actuar investigando y llevando adelante las causas que estén a su cargo”, enfatizó Cabral en declaraciones a Radio “Continental”. El presidente de la Asociación de Magistrados reconoció que espera que la embestida del cristikirchnerismo contra los jueces, varios de los cuales investigan a funcionarios nacionales y hasta a la propia presidenta por su crecimiento patrimonial, “van a continuar”, pero se mostró tranquilo porque “no tienen la posibilidad de tener votos para ser acusados y llevado a juicio político”. De todos modos, aclaró que “lo que pretenden ahora hacer es imponer sanciones que puedan contar con el voto suficiente del bloque que han conformado, le falta contar con ese consenso para la acusación de juicio político”.
En este mismo sentido el ministro de Justicia, Julio Alak, fue citado este jueves a prestar declaración indagatoria en el marco de una investigación relacionada como Aerolíneas Argentinas. Alak fue designado gerente general de la Aerolínea –AA y Austral- tras su expropiación, en 2008, pero hasta entonces fue director en representación del Estado en el directorio de la compañía. La citación para el próximo 17 de diciembre fue firmada por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien llamó además a Vilma Castillo, exdirectora de Aerolíneas y actual integrante de la Auditoría General de la Nación, informó “Infobae.com”. El ahora ministro de Justicia de la Nación está acusado de incumplimiento de los deberes de funcionario público por haber avalado con su firma el acta acuerdo en la que el Estado se habría comprometido a hacerse parte de la deuda de la empresa antes de que fuese estatizada. La línea era controlada por la española Marsans. En ese documento, el gobierno nacional se comprometió a incrementar su participación en la empresa del 5% que poseía, al 20% que pasó luego. En septiembre de 2008, el Congreso de la Nación sancionó la ley de estatización de Aerolíneas Argentinas. Ya en ese momento, la oposición denunció que el texto no decía cuánto saldría la operación ni quién se haría cargo de la deuda de US$ 890 millones que dejaba el grupo empresario.
En otro orden de cosas, y siempre mirando “la Argentina que viene”, y desde ésta óptica observando al sector que “posiblemente sea el único y verdadero opositor” del cristinismo que ve en él al único enemigo verdadero, encontramos que o le resulta fácil a Diego Kravetz conseguir que Sergio Massa visite la capital federal, el segundo distrito electoral del país. Hay al menos tres (3) motivos en Massa para ello: Hay una agenda que cubre 70 localidades del país que el del Frente Renovador quiere visitar por lo menos 2 veces antes de las PASO 2015. Ciudad de Buenos Aires puede alcanzarla con la comunicación que el precandidato realiza para el primer cinturón del Gran Buenos Aires, y su presentación en medios de comunicación con cabecera en CABA. Aún no está definida la estrategia del FR en CABA, y no tiene precandidato para apoyar. Si bien estos motivos pueden considerarse comprensibles, es inaudito que un precandidato a Presidente 2015 ignore al segundo distrito electoral –más de 2,7 millones de votantes- o lo subordine a sus apariciones televisivas; así como que pretenda imponer un “candidato que traccione votos” desconociendo que en este distrito, es él quien tracciona (las encuestas serias le adjudican sin haberse lanzado y casi sin presencia arriba de un 14% de intencionalidad de votos). ¡El candidato ideal para este tipo de distrito es “alguien de perfil bajo “que no reste o destraccione” mucho más importante que uno que supuestamente arrime votos”: y ese candidato se llama Diego Kravetz! De todos modos, Kravetz consiguió que Massa, acompañado por Ricardo Delgado, visitara el Distrito Tecnológico de Parque Patricios para impulsar el tratamiento de la Ley que prorroga el Distrito Tecnológico de la Ciudad. Massa estuvo en las oficinas de IPlan, el “data center” más grande del país que opera desde noviembre de 2012. El diputado nacional y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, aprovechó una recorrida por el Distrito Tecnológico de Parque Patricios para impulsar el tratamiento de la Ley que prorroga el Distrito Tecnológico de la Ciudad. Estuvo acompañado por el coordinador porteño, Diego Kravetz y Ricardo Delgado, uno de los referentes del equipo económico nacional.Ya en las oficinas de IPlan, el data center más grande del país que opera desde noviembre de 2012, destacó que “La industria del talento va a ser grande en la Argentina”. Massa y el ex legislador porteño escucharon la preocupación por la falta de tratamiento del mencionado proyecto por parte de la Legislatura porteña, ya que de ser sancionada se otorgarían exenciones impositivas y se posibilitaría la llegada de nuevas firmas. Diego Kravetz, quien aspira por méritos propios a ser el candidato a jefe de Gobierno porteño aunque en los pasillos se habla de Bulat y más fuerte a Ocaña dijo: “No tratan la ley que genera nuevas radicaciones de empresas y aumenta el empleo. En cambio, sí están preocupados por aumentar hasta un 50% las patentes, que sólo sirve para cubrir el gasto en publicidad electoral para el año que viene”.
Pero ¿hay avances en la negociación para encontrar el precandidato del FR en la Ciudad? No es un distrito sencillo porque el PRO ha realizado una gestión de gobierno que equi8vocadamente aprecia una parte importante de la opinión pública, “más allá del preocupante incremento del gasto público, y la suma de estructuras de empleados que permanecen + contrataciones para realizar iguales tareas”, o sea duplicación de erogaciones corrientes. Y de los desmanejos –corrupción- en la obra pública con su “amigo” Caputo y otros como Calcaterra. El PRO –elegido por Cristina Fernández- conoce al elector porteño, y si concreta el acuerdo con Elisa Carrió, que también tiene en CABA una cantidad de simpatizantes que no consigue en el resto del país, puede conseguir su tercer mandato consecutivo, aunque sin alcanzarlo en primera vuelta. Por lo tanto, para el FR es muy complicado desafiar al PRO en un distrito donde el Frente para la Victoria fue derrotado con estruendo, el Partido Justicialista se encuentra dividido (una porción está con Macri), y los medios de comunicación más influyentes tienen tan buena relación con la fuerza política de color amarillo aunque se digan opositores que no han trascendido ninguna de las denuncias de corrupción, más allá de las que rozaron a Nicolás Caputo, el “talón de Aquiles” del grupo más cercano a Macri. La pregunta de fondo es: ¿Graciela Ocaña o Martín Lousteau? ¿O ambos? ¿O ninguno de ellos y bancar la figura prolija de Kravezt? Por ahora, ninguno de los 2 primeros y dudas sobre el propio.

Kravetz Diego 2

En el caso de Lousteau, muy preocupado por las consecuencias que le provocaría un enojo con Carrió, quien no sólo lo ha promovido en sus diálogos con el PRO (alianza extraña o cocoliche: cristinismo, PRO -¡bastante lógico! Tal como se ve en los acuerdos permanentes de la legislatura porteña- y el UNEN lilista), sino que lo tiene como parte de su activo en la negociación, y no parece dispuesta a soportar otro desplante como el de Adrián Pérez o la propia Ocaña o Walter Martello… En algún momento del pasado, Roberto Lavagna –el eterno derrotado- fue una opción para Massa pero las posiciones del ex ministro sobre la cuestión de los acreedores “holdouts” y sus apoyos al cristikirchnerismo” fueron inaceptables para quienes protagonizaron las grandes movilizaciones porteñas de 2012. En cuanto a Martín Redrado, precursor del faranduleo y técnico exitoso pero que no tracciona ningún voto, es más su “apariencia de soberbia y personalismo” lo convierten en un espanta votos, tampoco fue una idea que prosperó y, de hecho, el ex titular del BCRA trabaja hoy día en Provincia de Bs.As. No es fácil el distrito CABA… De todos modos, Kravetz ha conseguido sumar gente capaz de articular un equipo para comenzar a indagar en la gestión Macri un poco más allá de lo que relatan los medios de comunicación desde 2007 a la fecha. Cada tanto, además, él mete la mano en la chistera a ver si, por ahí, aparece un conejo… Dice que aún hay tiempo. Pero esta falencia de CABA se traslada también a distritos claves como Córdoba –donde no alcanza con Olga Riutort- y Santa Fe donde el reutemismo no termina de cerrar acuerdos definitivos o serios con el massismo.
¡Trágico, como explica Lanata, que solo quede como opción el sciolismo o sea una versión edulcorada del cristinismo más abyecto!

Buenos Aires, 4 de diciembre de 2014.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s