Argentina: Aníbal y Kunkel fortalecen a Massa.

 Decididos a beneficiar a Macri (y en mucha menor medida a Scioli) las dos principales “espadas cristinistas” salieron a defenestrar a Sergio Massa. Sus horribles imágenes ante el pueblo terminan por beneficiar al candidato del Frente Renovador; ¡cada día se entierran más!


Decididos a beneficiar a Macri (y en mucha menor medida a Scioli) las dos principales “espadas cristinistas” salieron a defenestrar a Sergio Massa. Sus horribles imágenes ante el pueblo terminan por beneficiar al candidato del Frente Renovador; ¡cada día se entierran más!

Aníbal Fernández fue convocado otra vez por la Casa Rosada porque Jorge Capitanich no resultó lo que se esperaba. Carece de presencia política, tal como sucedió con Juan Manuel Abal Medina (hijo), pero con más exposición mediática y más horas en el despacho. O sea que es un burócrata aceptable pero no cumple con los parámetros de Cristina Fernández de Kirchner, frente a un año electoral y en medio de una crisis económico-social. Por lo tanto, Aníbal al rescate, tal como sucedió en 2009. Sólo faltaría que Cristina convoque a Juan José Álvarez, tal como hizo Néstor aquella vez, pero hoy día es jefe de campaña de Sergio Massa. En 2009, Aníbal Fernández, quien era ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, reemplazó a Massa en la Jefatura de Gabinete de la Nación. O sea que se conocen mucho. Quizá tienen cuentas pendientes. Aníbal Fernández no puede entender cómo es que él no goza de la popularidad de Massa, a quien menosprecia y subestima. Y él pretende lanzar una ofensiva verborrágica sobre el precandidato del Frente Renovador, que se lo estará agradecido: justo cuando anda tecleando en los “focus group” y otros estudios de tendencias de opinión pública, llega el elefante de Quilmes en el bazar de Cristina. Y plantea una opción: Massa mejor que Mauricio Macri, procurando elevarse a gran elector de la oposición. Un disparate porque a Macri le hace un flaco favor. Y la opción Massa puede tomar vuelo sólo por la antipatía que existe contra Aníbal. En fin, veleidades del hombre de Quilmes que nunca puede entender por qué la gente no lo aprecia ni lo respeta. Sergio Massa en Rosario (Santa Fe) explicitaba: “Me pregunto si ver todos los días argentinos morir en medio de la inseguridad, es sinónimo de década ganada”. “Yo vine a asumir el compromiso con ellas, con los rosarinos, con los santafesinos, de pelear de frente y sin miedo contra el delito y las adicciones. No puede ser que Rosario viva permanentemente sacudida por la idea de violencia, droga y delito cuando en realidad es una de las ciudades más pujantes de la Argentina”.

Este es el segundo ataque K contra Sergio Massa en 48 horas. Primero fue Aníbal Fernández, que en su primera entrevista como Secretario General de la Presidencia al diario Perfil, arremetió contra el tigrense a quien tildó de “mamarracho”. Ahora fue el turno del ultrakirchnerista Carlos Kunkel, acusando a Massa de “alcahuete de la Embajada de Estados Unidos” y agrega que “nunca se ha revelado un pensamiento suyo y después dice la más soberana pelotudez”. La estrategia K se acentúa en la idea de bajar a Sergio Massa para levantar a Scioli o Randazzo y polarizar con Mauricio Macri. El problema es que apelar a figuras que la sociedad rechaza por su obsecuencia como Aníbal o Kunkel, ¿no termina levantando a Massa? Es evidente ya la ofensiva K contra Sergio Massa. El sábado dimos cuenta de la guerra desatada contra el FR y en la entrevista que Aníbal Fernández concedió al diario no oficialista “Perfil”, como flamante Secretario de la Presidencia en lugar de Oscar Parrilli, ahora en la exSIDE, el exsenador nacional prefirió la coherencia de Mauricio Macri (?) -¿queda claro la preferencia del cristinismo?- antes que a Massa a quien descalificó como “mamarracho”. Luego se sumó el diputado ultra-K Carlos Kunkel, en otra entrevista donde descalifica a Massa al que tilda de “alcahuete de la Embajada de Estados Unidos”. La estrategia K se acentúa en la idea de bajar a Sergio Massa para levantar a Daniel Scioli o a Florencio Randazzo y “polarizar con Mauricio Macri”. El problema es que apelar a figuras K que la sociedad rechaza por su obsecuencia como Aníbal o Kunkel, ¿no termina levantando a Massa? Y por otro lado, ¿no termina perjudicando a Macri, como un salvavidas de plomo? Luego, no es cierto que todo el voto de Massa iría al Frente para Victoria, como suponen Aníbal-Kunkel, pero ellos lo intentan.

En la entrevista a Kunkel en la radio oficialista Nacional Rock, éste dijo que “Massa puede robar otras cosas como viene haciendo pero no votos del peronismo. Las supuestas fuerzas opositoras duran dos, tres o cuatro años. Después se extinguen”. “No hay figuras nuevas. Massita critica a nuestro gobierno diciendo las cosas que va a hacer y fue jefe de Gabinete (2008-2009). Nunca supe que impulsara ninguna de las medidas mágicas que ahora pide hacer”, aseveró Kunkel. También cuestionó los afiches que aparecieron en los últimos días en la vía pública en los que Massa aparece junto a la leyenda “distinto”. “Pone esa foto de tres cuartos de perfil con cara de importante, de que está pensando algo. Nunca se ha revelado un pensamiento suyo y después dice la más soberana pelotudez. Queremos que la gente esté bien, que todo lo bueno siga haciéndose y lo malo sea cambiado y no dice qué es lo bueno qué es lo malo”, cuestionó Kunkel y calificó a Massa de “alcahuete de la Embajada de Estados Unidos”. Sobre una posible candidatura de Cristina, el diputado nacional por la provincia de Buenos Aires dijo que “si ocupa un función institucional, lo resolverá ella”, pero destacó que su función más importante es “la jefatura del movimiento peronista”. Sobre los cambios en el Gabinete, a partir del reemplazo del tándem Héctor Icazuriaga-Francisco Larcher por Oscar Parrilli-Juan Martín Mena, y del regreso de Aníbal Fernández, Kunkel dijo que “se van fijando en cada etapa cuáles son hombres y mujeres más indicados para llevar adelante las políticas” y que “periódicamente hay que hacer algún reajuste o rotación de funciones y de eso se trata ahora”. “No creo que (los cambios en la Secretaría de Inteligencia) respondan a una pelea con la Justicia Federal porque la cabeza del sector desplazado de la SIDE dentro del sector judicial es Luis María Cabral y sigue siendo el presidente de la Asociación de Magistrados”, sostuvo.

El novel secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, cuestionó al diputado nacional Sergio Massa por su gestión al frente de la Jefatura de Gabinete del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, entre 2008 y 2009, y al respecto dijo que al líder del Frente Renovador, “Le dimos una calesita y la chocó. Lo echaron en un año”. Aníbal Fernández concedió una entrevista al bisemanario Perfil, en la que distinguió a Massa de Macri, de quien dijo que “es coherente”, mientras que al ex intendente de Tigre lo calificó de “mamarracho”. Consultado sobre su preferencia por Daniel Scioli o Florencio Randazzo en la interna de precandidatos del Frente para la Victoria, se excusó de opinar y ratificó su propia postulación como precandidato presidencial: “Ni uno ni otro: yo”. Dijo que “las encuestas son como las morcillas: saben bien, pero si sabés cómo se hacen, son espantosas”; y en relación con más cambios en el Gabinete dijo que no sabe “si son necesarios”. Sobre el recambio de la cúpula de la Secretaría de Inteligencia, donde Cristina Kirchner dispuso el reemplazo del tándem Héctor Icazuriaga-Francisco Larcher por Oscar Parrilli-Juan Martín Mena, Aníbal Fernández señaló que el Gobierno debe mantener vínculos con los servicios de inteligencia. “¡Cómo no va a tener vínculos! Los servicios no son una expresión autónoma de un gobierno”, subrayó y rechazó que el jefe del Ejército, el teniente general César Milani, sea el verdadero jefe de la ex SIDE, algo que nadie en su sano juicio crea. “No puede. Por la ley de Seguridad Interior (24.059) y por otra ley, 25.520, de Inteligencia”, indicó Fernández, tomándole el pelo a su entrevistador ya que éste no le preguntaba por los organigramas ni las formalidades sino por las cuestiones reales. Deberá recordarse que en su momento Milani, con apoyo de Diana Conti, le ganó una pulseada a Fernández, e impidió que éste accediera al Ministerio de Defensa.

El problema fue que el periodista no repreguntó a Aníbal. De paso, ya que estaban con la ex SIDE, su relación con el prófugo Iván Velázquez, quien cuando estaba al frente de Contrainteligencia en la Policía de Seguridad Aeroportuaria, respondía a Aníbal F. y era cuestionado por la ex SIDE, inicio de un chisporroteo que aún no extinguió. A continuación la entrevista de Lucas Morando en el bisemanario Perfil: P: ¿Cómo va a ser la convivencia con Jorge Capitanich? AF: Vengo todos los días a las 7.30. Si me paran los periodistas, les voy a contestar. P: ¿Qué piensa de la guerra con la Justicia? AF: Yo no siento que haya una guerra, hay discusiones. P: ¿Qué le generó el allanamiento en la oficina de la Presidenta? AF: Está mal. Hago sociedades desde el 81 y jamás vi que allanaran una empresa para que dé la nómina del directorio y los balances. Es una estupidez. P: ¿Lo de Bonadio es una estupidez? AF: No dije eso, pero nunca vi hacer eso. P: ¿Qué decisión tomaría sobre la continuidad de Boudou en el Gobierno? AF: El doctor Ariel Lijo (juez de la causa Ciccone) cree que hay elementos suficientes y los abogados del vicepresidente entienden que no y que hay irregularidades. P: ¿Pero una condena en la causa del auto trucho no sería el límite para que siga? AF: No puede haber condena porque se supone que es un comprador de buena fe. P: Algunos jueces sugieren que hay elementos para llamar a indagatoria a Máximo Kirchner por la causa Hotesur. ¿Le parece posible? AF: Nunca confundas a las personas jurídicas con quien forma parte del directorio dentro de una sociedad. P: Usted dice que por más que Máximo integre la sociedad, no lo pueden citar… AF: En tal caso llamarán a los responsables de la sociedad. P: ¿Quién le gusta más?, ¿Scioli o Randazzo? AF: De esas cosas no voy a hablar. Ni uno ni otro, yo.

P: ¿Massa o Macri? AF: Macri es coherente. Massa es un mamarracho. P: Fue jefe de Gabinete de ustedes. AF: Le dimos una calesita y la chocó. Lo echaron en un año. P: ¿Podría Scioli no ser el candidato del kirchnerismo, pese a que lidera las encuestas? AF: Las encuestas son como las morcillas, saben bien, pero si sabes cómo se hacen, son espantosas. P: ¿Va a haber más cambios en el Gabinete? AF: No sé si son necesarios. Pero Cristina me cita en Olivos, voy con los huevos en la mano y a los tres días estoy sentado acá… P: ¿Por qué los cambios en la Secretaría de Inteligencia? AF: Yo tenía buena relación con el Chango Icazuriaga y con Paco Larcher. Siempre nos pusimos de acuerdo en cómo resolverlo y había vasos comunicantes. P: ¿El Gobierno perdió el vínculo con los servicios? AF: ¡Cómo no va a tener vínculos! Los servicios no son una expresión autónoma de un gobierno. P: ¿César Milani es el verdadero jefe de la SIDE? AF: No puede. Por la Ley de Seguridad Interior (24.059) y por otra ley, 25.520, de Inteligencia. (Queda totalmente claro, él lo está afirmando) P: ¿Percibe el fin de ciclo dentro del Gobierno? AF: Eso sería en tanto perdamos, pero creo que vamos a ganar. Concluye la entrevista dejando totalmente en claro quién es el verdadero y único enemigo del cristinismo, y a quién ellos temen.

Mientras esto sucedía el diputado nacional Sergio Massa se acercó junto a Oscar Martínez, Eduardo Buzzi, Daniel Arroyo y Malena Galmarini al barrio La Carne, ubicado en la zona sur de Rosario, donde Blanca, madre de 12 chicos, les abrió las puertas para dialogar sobre la realidad que enfrentan día a día las “Madres Solidarias”. Este grupo de madres, que lleva adelante una intensa lucha por la recuperación de sus hijos y lucha contra el narcotráfico, estuvo representada por Norma Castaño, Betina Zubeldía, Natalia Murabito, Verónica Baro Graf y mujeres representantes de Villa Gobernador Gálvez, Santa Fe y Rosario, quienes le expresaron a Massa su trabajo diario para rescatar a los chicos de la droga y visibilizar la causa. Sobre esta visita, Massa manifestó: “Las mujeres con las que nos encontramos no son Madres del Dolor, son madres de la Esperanza, son madres que perdieron a sus hijos o los están perdiendo todos los días por el flagelo de la droga y que decidieron luchar frente a la ausencia del Estado. Lucharon por la contención de los chicos porque no hay políticas de contención. En segundo lugar, decidieron denunciar. En pocos días un jefe de policías va a ir a juicio oral por el coraje de una de estas mamás”. El diputado expresó: “Son madres de la esperanza porque en lugar de quedarse de brazos cruzados, eligieron abrir los brazos y dar pelea. Por eso necesitan el respaldo de los dirigentes para enfrentar a la droga, las adicciones de sus hijos y a los delincuentes. Son madres que decidieron mostrarle a la política sus fracasos, desnudar la ausencia de políticas públicas, y de mostrar un camino respecto de hacia dónde debe ir la política en este tema tan profundo que vive esta ciudad, marcada por la violencia, la droga y el abandono del Estado. Acá vemos el fracaso de la política en estos 30 años de democracia. Tenemos que anoticiarnos de la Argentina que duele. Me pregunto si ver todos los días argentinos morir en medio de la inseguridad, es sinónimo de década ganada”. “Yo vine a asumir el compromiso con ellas, con los rosarinos, con los santafesinos, de pelear de frente y sin miedo contra el delito y las adicciones. No puede ser que Rosario viva permanentemente sacudida por la idea de violencia, droga y delito cuando en realidad es una de las ciudades más pujantes de la Argentina”, concluyó.

Al respecto, Verónica manifestó su alegría por haber visto en Sergio “una persona con mucha capacidad de escucha y predispuesta para trabajar por la causa ya que la política tiene que asumir esta lucha como un problema propio”. Verónica amplió: “Nuestros reclamos tienen que ver con que en Rosario particularmente no hay lugares de recuperación para chicos con adicciones y no hay políticas de prevención”. En este sentido, Betina agregó: “Este es un drama que afecta no sólo a los chicos, sino también a los familiares que quedan desempleados y desmiembran sus familias. Tenemos el caso de una compañera que por luchar para que encierren al asesino de su hija y nieta, acampó 16 días frente a tribunales, dejando de lado su trabajo y su vida. La visita de Sergio nos reconforta porque demostró, desde su sencillez, una enorme predisposición e incondicionalidad para ayudarnos a llevar adelante esta lucha”. ¿Queda claro quién es quién en esta sórdida pelea por la sucesión de CFK? Unos se dedican infantilmente a degradar, mientras el otro se dedica a buscar problemas y respuestas a éstos. Ya iniciamos el 2015 y festividades mediante, habrá que ir pensando en a quien elegir… con tino y mucha inteligencia.

Buenos Aires, 22 de diciembre de 2014.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s