Desde Argentina- CFK ¿se hace o es?; un paro general es con paro de transporte: ¡Siempre!

Escuchar las idioteces de la Presidente y del Jefe de Gabinete se está volviendo algo verdaderamente insalubre por lo ridículo e ignorante. ¿Cuándo en toda la historia nacional existió “un Paro General donde no hubiere plegádose el Transporte”? Es como plantear que una operación médica se puede realizar “sin asepcia”. ¡Lo que pasó es que realmente les dolió y mucho el 31-M!

Referentes de las CGT opositoras, la CTA no oficialista y la Confederación Argentina del Transporte (CAT) hicieron una evaluación del paro nacional de 24 horas que se desarrolla este martes. Para Hugo Moyano, de la CGT Azopardo, “el paro fue contundente” al mismo tiempo que prefirió no hablar de “porcentajes” de acatamiento. “Hay una diferencia entre acatamiento y adhesión. Acatamiento viene de los gremios que organizan la medida de fuerza”, explicó. “Y adhesión es el trabajador que paró, cuya organización no acató el paro”, se explayó. “Podemos decir con satisfacción que hemos interpretado la voluntad de la gente. Muchos adhirieron a nuestra convocatoria”, dijo el camionero. En tanto, respecto al efecto de la medida de fuerza, esencialmente una protesta por el impuesto a las Ganancias, Moyano dijo que “esperamos con humildad que esta medida sea interpretada por quienes deben dar una respuesta a este reclamo”.

“No importa a quién se la den, no importa a qué dirigente. La respuestas son para los trabajadores”, manifestó Moyano. Consultado sobre si se podría realizar un paro de 36 horas, como lo advirtió el gastronómico Luis Barrionuevo, Moyano no lo descartó. Dijo que lo tenían que decidir las centrales aliadas, y en ese caso la CGT Azopardo “está más para el lado del sí, que de no”. Por su parte, Juan Carlos Schmid, aliado de Moyano y titular de la CAT, dijo que el paro fue convocado por el sector del transporte pero que recibió la “generosa adhesión” de las centrales obreras, que son las que convocan a un paro general.

Schmid –posible secretario general de una CGT unificada- criticó la política económica del Gobierno al asegurar “que este modelo brilla pero no alumbra, porque cada vez tenemos más pobres”. “Hay algo que no se puede cuantificar: cuántos adhirieron (al paro) y cuántos no”, dijo Schmid, a lo que agregó: “No vi caravanas de gente yendo a trabajar: Se paró por el malestar manifiesto con este Gobierno”. A su turno, Pablo Micheli -de la CTA opositora- calificó el paro como “una jornada histórica” que da cuenta de que “no estamos de acuerdo con este modelo que toma a los trabajadores como variable de ajuste”. Coincidió con Moyano en no hablar de “porcentajes” de acatamiento a la medida de fuerza pero que su resultado “está a la vista”. “Si uno ve las imágenes, está más desierto que un domingo”, graficó. “La gente para porque está cansada de que le metan la mano en el bolsillo. Nuestro salario está triturado por la inflación y por los impuestos”, dijo y calificó el impuesto a las Ganancias sobre el salario como “ilegal”. En tanto, Luis Barrionuevo, líder de los gastronómicos y de la CGT Azul y Blanca, mencionó que este paro fue el tercero contra el Gobierno por parte “del conjunto del movimiento obrero”. Barrionuevo recordó que “hemos organizado 2 o 3 marchas” pero que “el Gobierno no acusó recibo de las mismas”. “Vamos a seguir el plan de lucha, si no tenemos respuestas”, advirtió el dirigente.

En protesta contra la aplicación del impuesto a las Ganancias sobre el salario de más de 1,8 millón de trabajadores, decenas de gremios y centrales obreras opositoras realizaron este martes (31/03) un paro que comenzó como reclamo de los sindicatos del transporte y devino en el primer paro nacional del electoral año 2015. La medida de fuerza impactó fuerte en los servicios, en especial del transporte, la actividad financiera y el expendio de combustibles, entre otros. ¡Y se sientió con fuerza en las calles, aunque le disguste al Gobierno Cristina Fernández! La medida, que en principio había sido anunciada por los gremios del transporte, se extendió a otros sectores con poder paralizante: camioneros, bancos, estaciones de servicio y judiciales, entre otros. El epicentro de la huelga es el transporte, como no puede ser de otra manera: el paro es total en colectivos, trenes, subtes, Premetro y aviones. El único medio habilitado para que las personas se trasladen son los taxis. “El sindicato de peones, que comanda Omar Viviani, no se sumó a la medida”. Sin embargo, los autos disponibles están repletos y es muy difícil conseguir un lugar para transportarse. Además, los conductores de taxis también pudieron sentir las consecuencias de la medida de fuerza. Sucede que las mayorías de estaciones de servicio estuvieron paralizadas y el combustible es uno de los insumos vitales para su trabajo.

El reclamo se vió potenciado por la adhesión de la CGT Azopardo, de Hugo Moyano ; la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo; la CTA disidente, de Pablo Micheli; bancarios; los docentes de Udocba y la Federación de Educadores Bonaerenses; Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); maquinistas y señaladores ferroviarios. El apoyo de Camioneros provoca que tampoco haya reparto de mercaderías, recolección de residuos ni transporte de caudales. Esto podría generar algún faltante en los cajeros automáticos. Además los bancos van a estar cerrados durante todo el día. Ver la contundencia del paro en Fotos, es la mejor medida de entender la bronca y la falacidad del “relato-discurso” de la Presidente, tanto como la de los ministros Aníbal Fernández y Axel Kicillof, quienes en su afán de ningunearlo salieron con declaraciones estúpidas y faltas de toda coherencia, en “Imágenes Destacadas”, se puede apreciar con absoluta claridad la verdad de lo sucedido que contradice todo lo aportado en las sucesivas críticas del oficialismo totalmente superado por la contundencia de la medida de fuerza, que expresa el malhumor social imperante. Sigue el encono del Gobierno con la UTA por su adhesión al paro general de este martes 31 de marzo que está teniendo un alto acatamiento. Por eso, el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández salió esta mañana a cuestionar especialmente a ese gremio –clave para la movilización de trabajadores y que hasta último momento intentó convencer de que no se sume a la medida de fuerza-: “debe tener entre el 7 u 8% de trabajadores a los que le alcanza el impuesto (?)” a las Ganancias, por lo que advirtió que “están parando por defender los sueldos de trabajadores de otros gremios”. Por otro lado, el jefe de Gabinete negó la posibilidad de que se apliquen sanciones a los gremios que protagonicen el paro nacional de transporte. “No hablamos nunca de sanciones”, respondió el funcionario al ser consultado sobre la posibilidad de que se estudien sanciones a las entidades sindicales por la medida de fuerza.

En tanto, Aníbal se siguió quejando de la actitud de los sindicatos: “el Estado, en nombre de todos los argentinos, termina siendo como cornudo y apaleado”. El funcionario sostuvo que “el empresario es el empresario, el trabajador es el trabajador y el Estado pone la plata y le hacen el paro el Estado”. Sobre el acatamiento, manifestó: “Hubiera trabajado el 95% de la gente, pero no pueden porque no tienen con qué viajar”, en una actitud ridícula, infantil o total de jijadeputez. “Nosotros nos sentamos con los empresarios porque aparte de poner el 70% del subsidio, también pagamos 18 mil repros todos los meses para sostener la actividad de media y larga distancia. Nadie quiere prestar atención a eso”, se quejó del jefe de los ministros. Un paro del transporte que deviene en otro paro nacional contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y en esta ocasión enfocado en el Impuesto a las Ganancias, el aumento de las jubilaciones, las deudas con las Obras Sociales y la inflación –entre otras causales- que se lleva mensualmente gran parte de los salarios de muchos trabajadores. El secretario general del sindicato ferroviario La Fraternidad, Omar Maturano, conversó con el periodista sobre el despilfarro de dinero por parte del gobierno nacional en cuestiones poco importantes y la ausencia de pagos efectivos para los jubilados que son uno de los grandes sectores del país que son afectados por las políticas del kirchnerismo: “Se pagan los subsidios con la ANSES y ese dinero sale de nosotros. Para el automovilismo y “Fútbol para Todos” tienen plata pero los jubilados no tienen salarios después de 40 años de aporte y de trabajo. La plata de la ANSES la ponen los trabajadores y nosotros no tenemos participación ni sabemos a dónde va el dinero”.

Por otra parte, el abogado laborista, Julián De Diego, se refirió a la violación, por parte del gobierno nacional, en términos de equidad fiscal: “La situación es arbitraria y también está claro que está violándose un principio constitucional que es la equidad fiscal. Los impuestos deberían cobrarse en relación al poder contributivo de quien paga el impuesto y debería haber una proporcionalidad razonable en función de una escala”. El diálogo de Chiaruttini con Omar Maturano del martes 31: C. Ch.: -Omar Maturano, es el Secretario General de “La Fraternidad”, ¿el paro se hace? O. M.: “Sí, ya no hay marcha atrás debido a que no nos dieron una solución a nuestros reclamos.” CCh: -Hubo mucha chicana del gobierno hacia los colectiveros para que se bajaran del paro, ¿no es así? OM: “Sí, me parece que no corresponde. Cuando hablan de subsidios, la Argentina está subsidiada en su totalidad pero parece que a los trabajadores no nos subsidian, a las empresas sí.“ CCh: En todo caso se pagan los subsidios con parte del dinero que les sacan a ustedes del salario. OM: “Sí, eso es una parte. Se pagan los subsidios con la recaudación de ANSES y ese dinero sale de nosotros. Para el subsidio del automovilismo deportivo y del “Fútbol para Todos” tienen plata pero los jubilados no tienen salarios dignos después de 40 años de aportes. El dinero de la ANSeS es una contribución de los trabajadores pero nosotros no tenemos participación en la asignación ni sabemos a dónde va el dinero”.

CCh: Si se dan aumentos por arriba del 30% podrían sumarse 1 o 2 millones de trabajadores más a este problema. OM: “Si ocurre ese aumento, se llevan el 9% vía Impuesto a las Ganancias. Deterioran el salario con la inflación y lo vuelven a deteriorar con el gravámen que aplican por el ajuste que provoca la inflación. Es de locos.” CCh: Julián De Diego, desde el punto de vista de la patronal, ¿qué puede hacerse? ¿Cómo los afecta a ustedes con este congelamiento del mínimo no imponible, que le hace pagar el gobierno a cierto grupo de trabajadores? Julián De Diego: “Comparto lo que dijo Omar Maturano porque en este momento, quien confisca (confiscar es apropiarse del derecho de propiedad ajeno sin ninguna justificación) es el Estado y está tomando mucho más que 1/3 del salario, que es el límite de confiscatoriedad que prevé la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Desde el punto de vista, tanto de los trabajadores como del empleador es un disparate lo que debe hacer el empleado, que es retener el 35% de su salario. Cada vez la cantidad de gente afectada es mayor.” CCh: Le pregunto a ambos: hay trabajadores que ya no quieren trabajar horas extras (porque ese dinero termina yendo a manos del Estado). Por ejemplo, en el sector eléctrico: las cuadrillas para atender emergencias ya no quieren trabajar fuera del horario fijo. ¿Cómo se puede recuperar el equilibrio? ¿Hay que pagar en negro esas horas extras? OM: “No, hay que buscar una reforma tributaria que aporten los que más tienen y no los asalariados. Cuando alguien está obligado a hacer horas extras o cobrar viáticos, o trabajar los días feriados, no tiene que estar el impuesto a las ganancias. A lo que uno está obligado, no tiene que contribuir con el impuesto a las ganancias.”

CCh: Insisto De Diego, ¿entonces el empresario tiene que pagar en negro? JDD: “No, acá hay 2 cosas que el empresario no puede hacer. No puede refugiarse en el trabajo en negro porque no está cumpliendo con la ley, por otro lado tampoco el sector empresario se puede hacer cargo del impuesto porque es un acto de inequidad que proviene del Estado. El Estado, por una necesidad recaudatoria, no modifica el mínimo imponible, que debería estar mínimo en $25.000 o $30.000. Para poder lograr un salario de bolsillo con un salario digno, tiene que pedir un aumento del 40%. La mayoría o gran parte del aumento que se da, se lo lleva el impuesto.” CCh: -Maturano, mañana el gobierno no se dará por enterado del paro, más allá de la contundencia que tenga y la Presidenta los desafía con un acto en La Matanza, ¿hay un paro más en puerta o verán la efectividad de mañana para saber cuál es el siguiente paso? OM: “No, nosotros ya tenemos pensado hacer un plenario el 14 de abril, donde vamos a lanzar un plan de lucha que lo vamos a dar a conocer en ese momento”. CCh: Julián De Diego, a los empresarios se le va a complicar, porque vos hablabas del 40% de aumento para equilibrar el impuesto a las ganancias pero además si no se modifican las escalas, con un aumento del 40% habrá 1 o 2 millones de personas más que se sumarán a la lista a los que ya están pagando ganancias… JDD: “Sí, cuando uno ve los ejemplos prácticos, la situación es arbitraria y también está claro que está violándose un principio constitucional que es la equidad fiscal. Los impuestos deberían cobrarse en relación al poder contributivo de quien paga el impuesto y debería haber una proporcionalidad razonable en función de una escala. El 35% lo pagan salarios que hoy podríamos considerar salarios medios y por lo tanto, el ingreso de la persona se ve desvirtuada y menoscabado por el impuesto y el empleador, mañana sufre 2 daños. Por un lado, no podrá dejar de retener lo que debe y por otro lado, tendrá un día de paralización de tarea, no siendo el blanco donde van dirigidas las peticiones”.

CCh: -Además, está la amenaza del gobierno de que va a sancionar a las empresas donde sus empleados hagan paro… JDD: “Eso es otro disparate porque el trabajador va a trabajar si puede y con una gran adhesión tan importante del transponte es muy difícil que el trabajador pueda cumplir con la tarea. Aunque la mayoría no esté de acuerdo con la medida de fuerza, todo el mundo está de acuerdo con la reivindicación de los dirigentes gremiales. Todos van a sufrir una pérdida porque no tienen modo de viajar.” CCh: -El próximo Presidente, ¿tiene que eliminar ganancias o modificar la escala de pagos? JDD: “Tiene que hacer una reforma impositiva integral que respete rigurosamente la equidad fiscal que se ha abandonado en estos últimos años”. CCh: -Pero eso va a transformar al Presidente en un tipo sin dinero en el bolsillo… JDD: “No, si uno hace una razonable reforma impositiva. El dinero que el nuevo Presidente necesite lo tendrá pero lo debe recaudar de modo que se busque un equilibrio. Lo que no podrá hacer, es suprimir el impuesto porque no es viable.”

En cadena nacional este pasado martes 31 de marzo por la tarde, la Presidente Cristina Fernández criticó el paro en un acto en La Matanza: “A mí me duele mucho más cuando los que vienen del palo se olvidan de los que están afuera del trabajo o todavía no ganan lo suficiente y hacen un paro porque tienen que dar un poquito de su sueldo para otros compañeros para hacer redes de agua potable”, dijo. Y agregó: “Como decía Evita, le tengo más miedo al frío de los corazones de los compañeros que se olvidan de dónde vinieron que al de los oligarcas”. “Hoy el pueblo de La Matanza no está de paro y se volcó a la calle”, continuó. Y siguió: “Si hubiera habido trenes y subte, si no hubiera habido huelga de transporte, no hubiera habido paro general, lo sabemos todos. Hubieran ido todos a trabajar, incluso los que aportan ese 10 por ciento solidariamente”. Olvidando su propia historia, porque como bien fuera recordada esa misma tarde, ella y Néstor integraron un sindicato platense por pedido de la madre, doña Ofelia –sindicalista combativa de ese mismo gremio- le solicitara al secretario general que “tomase como empleados del gremio a su hija y el noviecito…” Y que poco después debieron ser “despedidos por traicionar a ese mismo dirigente” intentando generarle desde sus empleos del sindicato una línea o corriente interna para echarlo.

La traición, es en ellos innata y no algo novedoso por lo que puede surgir de aquella historia, donde se demuestra la capacidad de “morder la mano de quien te alimenta” sin remordimiento alguno.Cristina Fernández habló contra los sindicalistas el mismo martes, dolida por el “consenso logrado por el paro general de actividades” Luego fue dura con la dirigencia sindical. “Estamos nacionalizando los ferrocarriles y tenemos una dirigencia sindical que convoca al paro”, dijo. Y agregó: “Por favor, no confundir a los trabajadores con algunos drigentes sindicales”. Entonces, habló de “un dirigente”, en alusión a Luis Barrionuevo, “emblema de los 90 (tanto como ella y Néstor Gobernador y Senadora por Santa Cruz que votaron todas y cada una de las privatizaciones del menemato-, que se refería a nuestro Ministro de Economía como “rusito”, por ser judío”. Comentó entonces: “Mirá vos. Estoy esperando a ver si alguien de la comunidad le hace una denuncia”, olvidando que su querido y consentido Luis D’Elía tratara de “ruso de mier..” al Canciller Timmerman. “Que los trabajadores mejores pagos no les permitan a los otros ir a trabajar no me da orgullo. Siento mucha vergüenza como argentina. Estamos perjudicando a muchos argentinos”, djio luego hipócritamente porque justo ella y sus funcionarios cobrar cifras siderales de cerca de los $ 100 mil mensuales, más fastos de representación y hasta viáticos.. Y fue dura: “En el fondo, no se trata de reivindicaciones obreras, se trata de oposición. Todo el mundo tiene derecho a ser oposición. Pero venir a presionar a un gobierno… Quienes se sientan representantes de la voluntad popular tienen que presentarse a elecciones”.

La pelea electoral “Yo no quiero que el día de mañana, cuando no esté en el gobierno… Estoy segura que no va a suceder porque vamos a seguir siendo gobierno… No quiero ver a ningún trabajador, ningún dirigente sindical tener que convocar a un paro porque le bajaron los salarios, porque esto pasó en la Argentina”. Luego afirmó, sobre el paro: “Me siento con espaldas para bancarlo”. Una verdadera hijadeputez de la señora Presidente. “Llegué a la conclusión de que por lo menos hay 3 millones de personas en Argentina que ganan más de $15.000, que es el mínimo no imponible”, afirmó el economista Daniel Sticco. Además, Sticco, el economista que conoce como pocos las estadísticas de salarios y recursos humanos, agregó que en la Argentina, siempre, pagan más quienes menos tienen: “Registrados tenés más de 300.000 trabajadores y 100.000 bancarios afectados por el impuesto. En la Argentina pagan ganancias los que menos tienen”. Luego él concluyó: “Hoy el mínimo no imponible tendría que estar en un nivel de los $150.000, de manera que paguen ganancias los que tienen ganancias, no el que está trabajando 14 horas. El Ministro, dice que es aceptable el nivel de imposición y que hay que seguir tributando pero esa es la forma más fácil que utiliza el gobierno para pactar el impuesto inflacionario”. Preguntado sobre ¿cuál es la realidad de la radiografía de ganancias hoy en Argentina? Contestó: “La realidad es bastante compleja. El ministro de Economía no puede ofrecer una proyección sobre los indicadores de pobreza y encima te dice que no se pueden dar porque sería estigmatizar a los pobres. Entonces, debemos buscar mecanismos alternativos. Tenés lo que publica el INdEC, que te dice por sector, cuánta gente está registrada y cuál es el salario promedio de ellos. Haciendo las cuentas, llegué a la conclusión de que, por lo menos, hay 3 millones de personas en Argentina ganan más de $15.000, que es el mínimo no imponible. Cuando sacás esa relación, tenés que el 21% o sea 25% de la población, tiene un ingreso efectivo y genuino alcanzado por el impuesto“.

Hay un dato que me sorprende se le consultó, ¿por cada trabajador activo hay un jubilado? “Ese es otro problema de la Argentina porque tenés que en la economía, el 40% de los trabajadores están en negro. Tenés empleos en negro, según el INdEC, equivalentes al 33% pero también hay casi un 50% de los trabajadores de negro entre los trabajadores independientes o autónomos. Están registrados en la economía 9 millones de trabajadores sobre 18 millones. Según las moratorias hay 7 millones de jubilados y pensionados. Una gran parte de ese universo lo cubrís con Ganancias.” Cada 2 trabajadores pagás a un jubilado –se le recordó-, te quedaría mucho para poner otro tipo de cargos impositivos. “Claro, porque en los últimos 10 años, una de las asignaturas pendientes de la Argentina, fue la reforma laboral y tributaria para incentivar la inversión y generar empleos genuinos de manera que con ese empleo, se financie el sistema previsional. Pero eso no ocurre y hay que financiar con rentas generales.” Leí una nota suya al respecto, que tiene datos sobre los sindicatos, para saber cuántos son los afectados. “Concluye por qué los camioneros, los transportistas ferroviarios y demás, son los gremios más antiguos en demandar contra el Impuesto a las Ganancias. Registrados tenés ahí más de 300.000 trabajadores + 100.000 bancarios afectados por el impuesto. En la Argentina pagan ganancias los que menos tienen”. Los periodistas no estamos en ese rubro… se le consultó radialmente, y él contestó: “Hay otros sectores que tienen empleados dependientes que pagan el Impuesto a las Ganancias. Se ha masificado el impuesto a las pago de ese tributo y por eso hay tanto malestar. ¿Te acordás de la tablita de José Luis Machinea? “ Sí, fue la que frenó, en el año 2000, la reactivación incipiente que se notaba en la economía después de 4 años de recesión económica, se agregó. “Exactamente. Pasaron 14 años y esa tablita prácticamente no se ha ajustado. Entonces hoy, los mínimos no imponibles los tendrían que ajustar y multiplicarlos por 12. Hoy el mínimo no imponible tendría que estar en un nivel de los $150.000, de manera que paguen ganancias, quienes tienen ganancias, no quien está trabajando 14 horas. El ministro Axel Kicillof dice que es aceptable el nivel de imposición y que hay que seguir tributando pero esa es la forma más fácil que utiliza el gobierno para aplicar el impuesto inflacionario”.

Pero como todo esta bien en “cristinolandia” y los sindicalistas pretenden volver a los ’90, y para bajarkla a la “realidad” un informe de negro panorama para la Argentina es el que describieron los economistas que se reunieron en la ciudad de Busan, Corea del Norte, en el encuentro del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) que se desarrolló en el marco del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el último fin de semana. Al abordar la situación de América latina, los principales banqueros del mundo volvieron a asimilar a la Argentina con Venezuela. Pero fueron particularmente duros con la economía que dejará la presidente Cristina Fernández al próximo mandatario que asuma en diciembre. Incluso la muerte del fiscal Alberto Nisman y sus implicancias quedó plasmada en un documento que circulará entre inversores. En el Foro se concluyó que al próximo Gobierno le costará mucho salir de la crisis en la que se encuentra el país, en especial mencionan la inflación, las restricciones cambiarias y comerciales y la recesión. Los pronósticos del IIF son negativos: la Argentina profundizará la actual estanflación y su economía caería 2% este año, todo como consecuencia del cepo, las trabas a las importaciones, el déficit fiscal y la situación social. “El peligro de conflicto social es particularmente alto en Venezuela y en la Argentina, donde las poblaciones están sufriendo cada vez mayores dificultades”, advirtieron, según declaraciones que reproduce este pasado martes (31/03) diario “La Nación”.

“Las elecciones presidenciales de octubre proveerán un bienvenido cambio en el curso, pero nosotros anticipamos que el riesgo político en la Argentina permanecerá elevado incluso ante una administración más pragmática por los necesarios ajustes para reencauzar la economía”, advirtieron los analistas. En el mismo sentido apuntaron que “el default o el miedo a él continuarán pesando sobre la performance de la Argentina y Venezuela”. Y adelantaron que “los mercados esperan una resolución en la saga de la Argentina con los holdouts después de 2015, cuando una administración más pragmática tome la gestión. Esto respalda hoy los precios de los activos”, acota el matutino. El economista senior del IIF para América Latina, Martín Castellano, amplió: “Los inversores quieren detalles. Cómo se van a encarar los desafíos macroeconómicos en los frentes monetario, fiscal y cambiario”. “Los desafíos que enfrentará el próximo gobierno serán significativos. Si bien la administración entrante va a tener crédito y posiblemente se beneficie de un nivel de endeudamiento externo relativamente bajo y un sistema financiero sólido, los desequilibrios macroeconómicos se fueron arraigando”, agregó el especialista, uno de los firmantes del documento. Por último, sobre los fondos buitre, el informe apunta: “El default o el miedo a él continuarán pesando sobre la performance de la Argentina y Venezuela. Los mercados esperan una resolución en la saga de la Argentina con los holdouts después de 2015, cuando una administración más pragmática tome la gestión. Esto respalda hoy los precios de los activos”.

¿Cuál es la Argentina verdadera: la de Cristina Fernández o la de los obreros, sindicalistas, empresarios, cuentapropistas y profesionales, junto a los economistas mundiales? ¡Por favor aprendamos a votar, no sea que debamos volver a la etapa de los Paros Generales para defender el salario y los puestos de trabajo!

Buenos Aires, 2 de abril de 2015.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

____________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s