Desde Argentina: Si ella fue pobre, ¿los Qom que son?

 

Cristina Fernández realizó hoy martes 7 una nueva cadena nacional, en la que dejó muchas frases que están dando que hablar en las redes sociales. “Yo fui pobre” y “No sean estúpidos”, son algunas de ellas. “No soy partidaria de justificar nada porque sean pobres, porque yo fui pobre”, expresó.También algunas palabras, como “turistear” y “Renol”. Cada día, la “Década Ganada” se convierte más y más en un período humillante para los argentinos que no son militontos o corruptos. La Nación le agregó, el dato de que Cristina Fernández dejará vencimientos 2015 por US$ 25 mil millones, sin considerar el pago de las importaciones de energía, que suponen US$ 10 mil millones más (al derrumbe del precio del crudo quizá se le cruce una mayor actividad económica). Pero el Instituto para el Desarrollo Social Argentino avanzó sobre otra porción del “relato K”: en varias oportunidades la Presidente de la Nación se refirió a Europa como “un territorio en decadencia y con ideas derrotistas frente al pujante populismo demagógico latinoamericano del que se considera un paradigma”. Sin embargo, la vetusta Europa tiene un Estado que reduce 3 veces más la desigualdad que el oneroso Estado despilfarrador argentino. 

Cristina Fernández realizó una nueva cadena nacional desde el Museo del Bicentenario, en la Casa Rosada. El acto fue por la entrega oficial de la jubilación número 450 mil, promovida por la moratoria del gobierno nacional de 2014.  Además, en un discurso con tono electoral, Cristina anunció también un incremento en el monto máximo de créditos que otorga la tarjeta Argenta a los jubilados, de $20 a $30 mil, así como otros descuentos y promociones en pasajes en trenes, micros y aviones, indumentaria, farmacia y supermercados, “para que nadie se pare frente a la vidriera y se pregunte si lo puede comprar (?)”. Por otra parte, Cristina anunció una inversión U$S 600 millones de Nissan-Renault en la fábrica Santa Isabel. En reiteradas ocasiones, la Presidente pronunció “Renol”, lo que causó muchas humoradas en Twitter. Su discurso dejó algunas frases que resuenan en las redes sociales. Una de ellas es “yo fui pobre”. “No soy partidaria de justificar nada porque sean pobres, porque yo fui pobre”, dijo Cristina. Otras que tuvieron muchos comentarios en las redes fueron “No sean estúpidos” y “Les importa un pito”.

Una distribución más igualitaria del ingreso forma parte de las aspiraciones de gran parte de la sociedad, y es una vieja máxima del peronismo, no de este “pejotismo aplaudidor”. De aquí que resulta pertinente analizar cuáles son los factores básicos que la determinan. Por un lado, influye la distribución de los ingresos de mercado, es decir, los ingresos que las personas obtienen de su trabajo y de las rentas del capital. Por otro lado, opera el impacto que tiene la intervención del Estado, es decir, cómo el sector público redistribuye ingresos a través de los impuestos y la ejecución del gasto público. Un estudio reciente de la CEPAL cuantifica el impacto que tiene la intervención del Estado sobre la distribución del ingreso. Para ello se vale del coeficiente de Gini, indicador que adopta el valor 0 cuando hay igualdad absoluta y 1 cuando la desigualdad es absoluta. El estudio mide el coeficiente de Gini considerando sólo los ingresos de mercado y luego compara en cuánto cambia este indicador cuando interviene el Estado. En base a datos oficiales de las encuestas de hogares, la CEPAL estima que: 1º. En Argentina, el coeficiente de Gini de mercado es de 0,54 y luego de la intervención del Estado se reduce a 0,47. 2º. En la Unión Europea, el coeficiente de Gini de mercado es de 0,49 y luego de que interviene el Estado se reduce a 0,30. 3º. De esta forma, mientras en Argentina la intervención del Estado reduce en un 13% la desigualdad, en la Unión Europea lo hace en un 39%.

Estos datos muestran que entre la Argentina y la Unión Europea las diferencias en la distribución de los ingresos de mercado no son tan grandes. La diferencia clave pasa por la intervención del Estado. Mientras en Argentina el Estado hace una contribución muy modesta a la mejora en la distribución del ingreso, en los países europeos el sector público juega un rol decisivo en el aumento de la igualdad”. Los cálculos de la CEPAL estiman que el Estado en la Unión Europea reduce 3 veces más la desigualdad que en la Argentina. La comparación de Argentina con Europa es pertinente porque tanto la presión impositiva como el gasto público de los tres niveles de gobierno en la Argentina (Nación, provincias y municipios) “superan el 40% del PBI”. Es decir, dimensiones del sector público en la Argentina “similares o iguales” al de los países europeos. Por lo tanto, la enorme disparidad de impactos sobre la distribución del ingreso no la explica el tamaño del Estado sino la mejor organización del sector público. En primer lugar, en Europa se aplica una estructura tributaria más progresiva que en la Argentina. El impuesto a las ganancias sobre el ingreso de las personas, que es una potente herramienta de redistribución, recauda el 10% del PBI mientras que en Argentina apenas llega al 1,7% del PBI. Por el contrario, en Argentina se recauda más impuesto inflacionario y cargas sociales los cuales impactan mucho sobre los salarios más bajos.  En segundo lugar, hay una mejor calidad en la gestión del gasto público. Prueba de ello es que prácticamente toda la población en Europa, sin distinción socioeconómica, se atiende en los mecanismos sociales de salud, manda sus hijos a escuelas públicas, está bien protegida por la policía y la justicia, y utiliza los medios públicos de transporte. En Argentina, aun pagando impuestos a niveles europeos, el ciudadano medio tiene que contratar una prepaga, un colegio privado, una agencia de seguridad e ir a trabajar en auto particular.

El paro contra el impuesto a las ganancias desnudó hasta qué punto llega la hipocresía y la capacidad para eludir los temas importantes (Ver nota del autor sobre este Paro General). Se declama estar en favor de un Estado fuerte y comprometido con los más pobres, pero se presiona y avalan acciones que lo debilitan al punto de subordinarlo a los intereses de los sectores más poderosos. Una sociedad más integrada no se construye con menos impuesto a las ganancias sino bregando para que el sector público sea más profesional y menos sometido a presiones corporativas. Con motivo del último paro nacional contra el gobierno de Cristina Fernández, cuyo principal reclamo fue el Impuesto a las Ganancias (con la inflación detrás), la consultora “Economía & Regiones” realizó un completo informe sobre el peso de este tributo y el aumento significativo que tuvo en la gestión de Cristina donde lo tributado por las personas físicas pasó del 4,4% en 2007 cuando inicia su gestión al 6,6% del producto, en su final  de mandato. El informe completo de E&R sobre presión tributaria y el caso del impuesto a las ganancias termina por ser lapidario para lo expresado hoy por la Presidente Argentina.

Esta semana corta de semana santa estuvo signada por el paro del martes 31 de marzo. Inicialmente, la medida de fuerza nació como un paro de los gremios del transporte ante la falta de respuesta a sus reclamos (sobre el impuesto a las Ganancias) por parte del Gobierno. Más tarde, la CGT opositora extendió la medida convocando a un paro nacional contra el gobierno nacional. La visión oficial, de acuerdo con las declaraciones del Ministro de Economía y del Jefe de Gabinete, sostiene que son muy pocos los trabajadores cuyos sueldos tributan Ganancias, por lo que el paro no puede estar justificado en ese reclamo. Según los números oficiales presentados por los funcionarios, el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias sólo afecta aproximadamente al 6% u 8% de los trabajadores argentinos; y al 11% de los trabajadores registrados. Sin embrago, la cantidad de personas físicas que aportan al fisco sólo por Ganancias entre uno y más de cuatro salarios al año serían entre 1,5 y 2,9 millones de personas. En el primer caso representa 8,5% del total de trabajadores y 14,3% de los ocupados registrados; mientras que en el segundo sube a 16,3% y 27,6%, total y en blanco respectivamente. Dentro de los sectores económicos que cuentan con más trabajadores que pagan ganancias se puede enumerar: transporte, bancarios, mineros, petroleros, telecomunicaciones y sector público. Más allá de la discusión sobre la cantidad de trabajadores que tributan Ganancias de “cuarta categoría”, es indudable que el impuesto a las Ganancias sobre los salarios ha ganado fuerte importancia relativa dentro de la estructura recaudatoria de los tributos nacionales.”

Y continúa: “En los últimos ocho años la recaudación total del impuesto a las Ganancias en términos del PBI aumenta 52.4%, pasando de 4.4% (2007) a 6.6% (2015) del producto. El aumento de la importancia relativa de la recaudación de Ganancias en términos del PBI esta explicado en un 68% por el mayor pago de Ganancias por parte de los trabajadores, que se incrementa 114% en el período pasando de 1.3% (2007) a 2.8% (2015) del PBI. En pocas palabras, la recaudación de Ganancias sobre los trabajadores aumenta 1.5 puntos porcentuales en términos del producto en los últimos 8 años. Del otro lado, la recaudación de Ganancias provenientes de las empresas aumentó tan sólo 28% en el mismo período, pasando de 2.8% (2007) a 3.6% (2015) del producto. En el mismo sentido, cabe destacar que lo tributado por las personas físicas aumentó significativamente su participación en el total de lo recaudado por Ganancias, puesto que en 2007 representaba el 29% de ese impuesto y en 2015 alcanzará el 42%. La recaudación de Ganancias sobre los trabajadores, que acumula un incremento de +114% en términos del PBI, es la que más creció entre 2007 y 2015, seguida muy de lejos por los aportes personales (+95%) y las contribuciones patronales (+68%). La recaudación de impuestos sobre el salario y sobre el trabajo es la que más creció en términos del PBI durante los dos mandatos de CFK. Hay que tener en claro que este aumento de la recaudación en términos del PBI no es un fenómeno nuevo, sino que es una de las principales características de la gestión económica K. En este sentido, hay que destacar que en los 12 años de este gobierno hay un exponencial incremento de la presión tributaria, tanto en porcentaje del producto, como en términos reales y en dólares.”

“La presión tributaria creció 74% entre 2003 (17.0%) y 2014 (29.6), lo cual representa un aumento de 12.6 puntos porcentuales en términos del producto. Este incremento de la presión tributaria aplicada durante todos los años de la gestión K generó recursos extraordinarios por $3.6 Billones de 2014 (inflacionado a pesos de 2014), lo cual representa más de dos Presupuestos Nacionales de 2015. Esta recaudación excepcional lograda a partir de incrementar la presión tributaria sobre el sector privado equivale a 153 años de asignación universal por hijo, 50 años de subsidios sociales y 35 años de obra pública nacional. Paradójicamente, el aumento de la presión tributaria es sólo una cara de la moneda de la política fiscal. La otra cara es un mayor incremento del gasto público, con lo cual hace años que la economía argentina experimenta un continuo y exponencial aumento del déficit fiscal que, de acuerdo con nuestras estimaciones, sin recursos extraordinarios del BCRA y del ANSES ascendería a 6.9% del PBI en 2015. Paralelamente, las necesidades de financiamiento del SPN computando tanto sus obligaciones en pesos como en dólares treparían hasta 8.9% del PBI este año. En pocas palabras, en 2015 el BCRA volverá a ser el principal financiador del SPN. Sin refinanciamiento y sin crédito internacional, el Central deberá “poner” U$S10.400 millones de reservas internacionales y $271.800 millones de emisión monetaria para hacer frente a las necesidades de financiamiento del SPN. El punto a entender es que la elevada presión tributaria combinada con fuerte déficit fiscal y elevada emisión monetaria son los principales factores explicativos de la recesión económica, la elevada inflación y la caída del PBI per cápita. La variable clave para crecer en forma sostenida y sustentable es el ahorro, porque financia la inversión, la acumulación del stock de capital y la expansión de la frontera de posibilidades de producción, generando empleo. Es decir, el ahorro es la clave que permite expandir la producción y la oferta agregada, traccionando luego la demanda agregada y dando lugar así al proceso de crecimiento económico”, continúa explicando el informe.

“Con elevada presión tributaria se ahoga y se desincentiva el ahorro del sector privado, afectando negativamente el principal canal de financiamiento de la inversión. Pero si a esto se le suma el elevado gasto público y el creciente déficit fiscal, al bajo ahorro privado hay que sumarle el desahorro público. Sin acceso a los mercados de crédito internacionales (ahorro externo), el bache fiscal debe ser cubierto con emisión monetaria que genera inflación. Y justamente, sostenidos niveles de inflación terminan acabando con el poco ahorro privado remanente luego de la elevada presión tributaria. En este sentido, hay que recordar que elevados y permanentes niveles de inflación impiden el eficiente cálculo de los precios, costos y beneficios, hiriendo de muerte el proceso de inversión, acumulación de capital y crecimiento económico. En definitiva, para volver a crecer es necesario volver a estimular el ahorro. Sin ahorro, no hay financiamiento para la inversión y sin inversión no hay crecimiento. La reconstrucción del ahorro debería realizarse en forma conjunta y coordinada desde cuatro frentes: bajando la presión tributaria, volviendo al superávit primario, atacando la inflación y reinsertándose en el mercado de crédito. En este contexto, resurgirá el ahorro privado, desaparecerá el desahorro público y retornará el ahorro externo, permitiendo mayor inversión y crecimiento” termina el mismo.

Los comentarios en Twiter, donde #CadenaNacional es TT:  “Hace 10 años que este gobierno viene hablando por” #CadenaNaciona”l de los muertos. En cualquier momento va a haber una invasión zombie”. “Hablemos de los juicios que el ANSES no paga “@diegobossio” Si se hubieran pagado muchos no necesitarían 12 cuotas para nada”.  “[#CadenaNacional]►#Cristina mandó al frente a “#Kicillof” me contaron que los argentinos “turistean” en el exterior”. “La remera de “#Renol” ya está disponible. En Francia no se consigue “#CadenaNacional pic.twitter.com/FkwKhIEGnX”. @diegobranca Una “#CadenaNacional” mas de Cristina y los jubilados se convierten en la nueva Oligarquía”. “No escuchemos cantos de Sirena”. Mejor escuchemos a los barrabravas que lleva a La Cámpora cantando y tocando bombos “#CadenaNacional”. “#Cristina” explica q el equilibrio K es q el rico sea rico, el pobre sea pobre, y que nadie se queje “#NoSeanTontos #CadenaNacional”. “Martes de diccionario presidencial: #pito, #estupidos, #renol, le falto #lacalor y era perfecto! #CadenaNacional”. “#CadenaNacional @CFKArgentina dijo:”yo FUI pobre” Falto q rematara con un *ahora tengo 10 mansiones vagos de miércoles*”. “No se que es peor si escucharla decir EQUILIBRIO SOCIAL o RENOL #CadenaNacional”. “Ella fue pobre #CadenaNacional y como hizo para hacerse rica ??? Aclara Kris !!!”.  “Kristina:”Yo fui pobre”, concuerdo. FUISTE PORQUE AHORA SOS MÁS QUE MILLONARIA. #CadenaNacional #Chorra”. “Dice Cristina que ella fue pobre, y nunca justifico nada. Ahora tampoco, ni los hoteles, ni los dólares, ni nada. #CadenaNacional

“A alguno de los 80% de los jubilados que cobran $3800 le va a sobrar algo para disfrutar las increíbles ofertas??? #CadenaNacional”. “Parece que el Renol le produjo un efecto paradojal #CadenaNacional. “Hoy, show de ofertas!. Ni el Dia tiene tantas … #PanYCirco #CadenaNacional … No es ilegal usar la cadena para huevadas?”. “De autora de “Turistear” y “Renol-Nissán” llega “Yo fui pobre”, una fábula que no podés dejar de leer. Editorial: INDEC #CadenaNacional ¡Huelgan las palabras, el pueblo ya se expresó con claridad meridiana! Cristina Fernández se está acercando al final de su gestión de dos mandatos presidenciales con una situación económica y social visiblemente deteriorada. Por eso, la manipulación de las estadísticas del INDEC, que falsean la inflación real desde hace años, las cifras relacionadas con el empleo y en los últimos tiempos el ocultamiento de los índices de pobreza. La falta de datos sobre los pobres en el país, información clave para diseñar políticas públicas, se desconoce. Lo admitió días atrás el ministro de Economía Axel Kicillof, cuando dijo con desparpajo: “Yo no tengo el número de pobres, me parece que es un dato bastante estigmatizante“. Ahora es el responsable de las estadísticas oficiales el que dice desconocer no sólo la cifra, sino cómo hacer la medición: “No resulta fácil definir qué es la pobreza“, dijo Norberto Itzcovich, titular por mandato de Guillermo Moreno del INDEC. En una columna publicada en el diario ultra oficialista Ámbito Financiero” sostuvo que “no resulta fácil definir qué es la pobreza”  e intentó justificar el ocultamiento de las cifras oficiales con un debate internacional que a pesar de las discusiones, no oculta índices. “No resulta fácil definir (si se es intelectualmente honesto) qué es la pobreza o cuándo una persona o un hogar es pobre o no lo es. Es una discusión que se da a nivel internacional permanentemente, desde hace años“, escribió Itzcovich.

Sin embargo, mencionó la última medición del Indec, de diciembre de 2013, que arrojó un nivel de pobreza de 4,7% de la población. Pero no explicó porque no puede apelar –al menos- a los métodos de medición utilizados hace 2 años. Sin embargo, Itzcovich intentó mostrarse fastidiado por el reclamo de las cifras de pobreza: “Resulta inaudito, mentiroso y malintencionado acusar al Gobierno que -desde el primer peronismo (?) (este tipo es de una hijadeputez increíble)– más y mejores políticas implementó a favor del pueblo de no generar indicadores creíbles y en consecuencia no poder implementar políticas sociales. Nada más falaz“. “¿Cuántos pobres hay en la Argentina? Si la pregunta tiene intencionalidad política, como lo expresan la oposición al Gobierno y sus usinas «científicas», como las consultoras o el Observatorio Social de la UCA, la respuesta puede rozar el ridículo y sostener que hay un 25 %, un 35 % o un 50 % de pobres, en una situación igual o peor que la del año 2001“, prosiguió sin explicaenos a los “estúpidos argentinos oliogarquas” que no debemos mirar hacia los Qom, o hacia los asentamientos de chaqueños en el Gran Rosario, o sin alejarnos tanto en las precariedades de las villas de CABA y del xConurbano bonaerense. Itzcovich hipócritamente aseguró que el Gobierno cuenta en la actualidad “con información detallada, a nivel individual y de hogares, sobre las necesidades de la población” que le permite desarrollar “políticas focalizadas (destinadas a pequeños grupos de población con determinadas especificidades) como masivas”. Así, pretende reemplazar una estadística con otra. “Mientras en los 90 se contaba con información estadística de dudosa elaboración y socialmente inútil, este Gobierno ha desarrollado mecanismos de registro que permitieron implementar en tiempo récord políticas de inclusión destinadas a millones de personas“, escribe en otro párrafo Itzcovich quien no menciona que tanto Néstor como Cristina o Aníbal, Parrilli, De Vido y tantos otros aplaudían a rabiar las privatizaciones y la destrucción de la industria y el campo nacional.

Buenos Aires7 de abril de 2015.

Arq. José M. García Rozado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s