Argentina: El paro genera una duda: ¿dónde está la oposición?

No falta mucho para las elecciones presidenciales, en las cuales el FpV , los medios de comunicación y las encuestas sostienen que lleva las de ganar, mientras el sindicalismo opositor logró paralizar el país en su contra. Los aliados no pudieron contener la medida de una fuerza, ¿que tiene mayor efectividad que los presidenciables de la oposición? ¿Esa es la explicación? O, ¿será que las cifras de medios, consultoras y del FpV para octubre son tan reales como las de la pobreza y la inflación?

El paro nacional de este 9 de junio comenzó a sentirse desde temprano no sólo en la Ciudad de Buenos Aires, sino también en Santa Fe, Córdoba, Salta, Santiago del Estero, Jujuy, Mendoza y Neuquén. Esta es la segunda medida de fuerza a nivel nacional en lo que va del año encabezada por los gremios opositores al gobierno. Incluyó además a organizaciones sindicales de izquierda, que pese a los pedidos, realizarán numerosos cortes de tránsito en la ciudad de Buenos Aires, el conurbano y el interior del país y a trabajadores de gremios oficialistas. El secretario general de la UTA, Roberto Fernández, sostiene que sus reclamos en materia salarial, impuesto a las Ganancias, inflación e seguridad no son escuchados, motivo por el cual forzaron la medida de fuerza. Una medida que el sindicalismo aliado al Gobierno de Cristina Fernández no pudo contener. Fue el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien salió esta mañana a decir que el paro era político y habló de “extorsión”.

Acusó a los dirigentes sindicales de impedir “ir a trabajar al que quiere hacerlo sólo porque se les ocurre a ellos”. “La sociedad no compra lo que ellos le venden (?)”, señaló el funcionario y acusó a los jefes gremiales del transporte de poner “una condición que es casi una extorsión”. Fue el mismo jefe de Gabinete que el domingo, poco antes de que el sindicalismo paralizara el país, aseguró que la oposición “no existe” y que el FPV ganará las elecciones “sin inconvenientes”. “Del otro lado no hay oposición, no existe la oposición”, afirmó el jefe de Gabinete y precandidato a gobernador bonaerense. ¿Cómo sostener este discurso en un país paralizado? Tan fácil como sostener que Alemania tiene más pobres que la Argentina, con menos de un 5%, según manifestó la propia Cristina Fernández. Pero cabe una duda: ¿tiene el sindicalismo opositor más fuerza que los candidatos opositores a la presidencia? ¿Dónde está, o dónde se encuentra la verdada oposición en la Argentina?

A pesar de algunas críticas de funcionarios en campaña, el Gobierno nacional ignoró el paro nacional del martes (9/6) que tuvo un altísimo acatamiento en las principales ciudades del país. La prensa cristikirchnerista aprovechó dichos de Luis Barrionuevo para no hablar de la medida de fuerza. Ante este panorama, en el sindicalismo no oficialista se hace evidente que debe adoptar nuevas medidas para forzar al kirchnerismo a discutir sus reclamos, pero la cuestión es la metodología y los tiempos. Ayer, el más decidido a otro paro con movilizaciones fue el titular de la CTA, Pablo Micheli. Hugo Moyano, habló de “seguir aplicando las medidas que históricamente preservaron las reivindicaciones de los trabajadores”. Lo cierto es que el Gobierno nacional mantiene su indiferencia y el gremialismo debate la conveniencia de su plan de lucha en el corto plazo y en plena época electoral.

La conclusión para los sindicatos opositores es que el Gobierno nacional seguirá ignorando las medidas de fuerza como el paro de 24 horas del martes (9/6). Entonces, o redobla las medidas de fuerza o espera para repetir la misma modalidad. Allí no hay unanimidad entre los protagonistas de la huelga del lunes. Mientras tanto, la prensa K intentó desviar la atención del paro con la frase de Luis Barrionuevo sobre el diálogo con la dictadura militar no de los sindicalistas, sino de políticos y las visitas de los Kirchner a las unidades militares, para “tapar” la contundente huelga en todo el país. Desde el Gobierno nacional llovieron descalificaciones. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, acusó a los dirigentes de haber “decretado la prisión domiciliaria de millones de argentinos”. Consideró además que los sindicalistas son “parte del problema, no de la solución” y advirtió que quienes convocaron al paro son “los que más han hecho en contra de los laburantes (?)”. Verdadereamente no puede creerse, y justo de él que terceriza a los ferroviarios administrados por el Gobierno
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, fue más moderado. Reiteró que el paro fue “político”, ¿y cuál paro no lo fue? O los de Ubaldini no lo eran; advirtió que el Gobierno nunca cortó el diálogo con los sindicatos y minimizó el impacto de la medida: “No aporta nada”. El ministro de Economía, Axel Kicillof. En declaraciones a Radio América, consideró que si hubiera funcionado el transporte público, “la gente hubiera ido a trabajar (?)” una afirmación que es vieja y conmocida por los argentinos y lo relacionó con el período electoral. En la sede de la CGT antes de la conferencia de prensa de los líderes sindicales, todos coincidían en que si no hay respuesta a los reclamos se repetirá la huelga, pero sin definir la nueva modalidad. Moyano, Micheli y Barrionuevo coincidieron en que volverán a unirse para un paro si el Gobierno no reacciona. Moyano habló de “seguir aplicando las medidas que históricamente preservaron las reivindicaciones de los trabajadores”. Micheli agregó que en su horizonte hay “más paro”, y “más movilizaciones”.

Además de Micheli, Barrionuevo y Omar Maturano (La Fraternidad) coinciden en que los paros de 24 horas no tienen efecto en el Gobierno nacional. La idea sería un paro de 36 horas con movilizaciones. Pero Hugo Moyano no está tan seguro, teme que el Gobierno se victimice y lo acuse de golpista. Por lo pronto, el camionero piensa en armar un plenario de regionales cegetistas para dentro de 15 días. Pero antes tiene que poner su atención en su paritaria donde pude aumento del 35%. Otra cuestión es que las nuevas medidas de fuerza recién se harán después de las PASO del domingo 9 de agosto, con el previsible impacto político en los gremialistas. En tanto, se van apreciando las consecuencias del paro en la actividad económica. El comercio perdió ventas por $1.680 millones por la huelga y las ventas minoristas sufrieron una caída del 60%, pese a que más del 80% de los negocios abrieron sus puertas, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). “Los comercios que abrieron informaron caídas promedio del 55% en las ventas del día, básicamente porque se están manejando con los clientes de cercanía, y muy bajos volúmenes de ventas. Por ese efecto se perderían ventas por $1.346 millones durante el día”, señalo la CAME en el comunicado.
El trabajo señala que en Mendoza y Córdoba abrió el 90% de los comercios abrió sus puertas y estimó que las ventas caerían entre 70 y 90 por ciento durante el día por la falta de clientes. El informe agrega que en San Luis, Rosario y Resistencia “el bajón en las ventas fue muy fuerte”y por la poca gente en las calles y los muy bajos volúmenes de ventas. En el mientras tanto ¿qué hace la oposición política? Julio Cobos no cree en la unidad de la oposición para las elecciones presidenciales, al contrario, su teoría es que una amplia oferta electoral le quita chances al cristikirchnerismo. Por eso, este miércoles advirtió que “es necesario” que Sergio Massa no “baje” su candidatura, lo que ya está descartado que no hará, para impedir que “gane el kirchnerismo” en los comicios de octubre con la postulación de Daniel Scioli, el cristinismo blando. “Es necesario que Massa no se baje para que no gane el kirchnerismo”, declaró Cobos en declaraciones a la señal de TV Canal 26. Según el exvicepresidente, si el líder del Frente Renovador mantiene su postulación presidencial, se beneficiará Mauricio Macri.

“Creo que desde el punto de vista de la conveniencia, a pesar de estos intentos fallidos que supuestamente han habido, paradójicamente, si no se baja el más beneficiado va a ser Mauricio Macri (?), que hoy lidera las encuestas en el espacio PRO-UCR”, reflexionó el mendocino con un dejo de optimismo no compratido. Cobos sumó también a la candidata del GEN, Margarita Stolbizer en su análisis: “Es mejor que estén en carrera Massa y Margarita Stolbizer, porque sino muchos votos se van a ir para el kirchnerismo. Si ellos no están, uno tiene que optar por dos opciones, agachar la cabeza y seguir para adelante”, puntualizó en contra de la visión de Elisa Carrió y el propio Mauricio Macri que está motorizando una suerte de campaña en las redes sociales para que la candidata de Progresistas, decline su postulación. Un día antes de que Sergio Massa diera a conocer cuál es su rol en los próximos comicios, desde el Frente Renovador anticiparon que el diputado nacional sostendrá su precandidatura presidencial.

“Massa va a ratificar su candidatura a presidente”, aseguró este martes el intendente de Junín, Mario Meoni, al advertir que “el acuerdo con Mauricio Macri no existe más porque plantean seguir dividiendo a la Argentina”. En declaraciones con radio Latina, el dirigente massista advirtió que “hay un acuerdo entre Macri y el Gobierno para correrlo del juego a Sergio” y señaló que “por algo Macri no critica a la Presidenta (Cristina Fernández)”. Meoni también se refirió a la postulación a la gobernación bonaerense que llevará el Frente Renovador. En ese sentido, no descartó que el postulante pueda ser el diputado Felipe Solá o que el diputado Francisco De Narváez vuelva a presentar la candidatura que declinó. “No me quita el sueño” quién sea el candidato a gobernador de Massa, aseguró. Massa reunió a su tropa el lunes en Bella Vista donde se analizó el escenario. Allí dijo que la decisión sobre su futuro político “va a ser del conjunto” de su fuerza y que sería anunciada el próximo miércoles –o sea hoy- en conferencia de prensa, a poco del vencimiento del plazo para la presentación de alianzas.

“El Gallego no se baja”, avisaron desde Córdoba, luego que Massa pospusiera el debate. Mientras Sergio Massa postergó su enigmática decisión por 24 horas, con la ¿excusa? del paro nacional, en el peronismo cordobés aseguran que cualquiera ella sea no cambiará el rumbo presidencialista que ha tomado el gobernador José Manuel de la Sota. Justifican esa certeza en que ya gastó demasiado tiempo y dinero, y que, además, para la próxima carrera por la Casa Rosada estará rozando los 70 años, por lo que ésta parece, buena o mala, su última opción. La posibilidad ya abortada de que Massa ceda la candidatura presidencial del Frente Renovador a De la Sota, para concentrarse en la búsqueda de la Gobernación bonaerense, fue analizada en el Panal (la casa de gobierno cordobesa) desde hace mucho tiempo. Así como también contemplaron la posibilidad de que directamente se corra de toda pelea electoral en este turno. De hecho, fue tomado con preocupación el anuncio de Massa de no presentarse al primero de los debates que tenían prevista en TN. “Massa debe tener motivos serios para pedir este aplazamiento. Respetamos esos motivos”, afirmó De la Sota en un comunicado emitido que da cuenta de la gravedad de la situación que enfrenta la alianza UNA del tigrense y el cordobés.

Pero más allá de las expresiones públicas, los delasotistas no desconocen que el próximo presidente será Daniel Scioli o Mauricio Macri. Las chances de De la Sota son tan modestas como sus encuestas. Sin embargo, una buena cosecha en las PASO de UNA le abrirá al cordobés y al tigrense la posibilidad de negociar, entonces sí, su retiro de la carrera presidencial, y el porcentaje que obtenga, aunque sea por debajo del diez por ciento, aunque todas las mediciones indican que se estaría más cerca del 18% que del 15 resultará una interesante prenda. Si negocian, seguramente será con Scioli y no con Macri. Al porteño De la Sota y ahora Massa lo ubican programáticamente en los Noventa, como una descalificación y como un “mensaje a la ciudadanía” para que piense si es que el macrismo no se parece demasiado al menemismo. A esta acusación ahistórica se la recordó el radical Mario Negri días atrás a De la Sota. La crítica a Macri tiene todas las características de una señal a Scioli, porque engarza en el discurso K. Además de la cuestión nacional, al peronismo cordobés le inquieta resolver el candidato a intendente de la capital provincial.
Hasta ahora, el candidato es Esteban Dómina, un peronista que fue y volvió del juecismo. Pero quien tiene las mejores encuestas y posibilidades de destronar al radical Ramón Mestre es Olga Riutort, peronista disidente y ex esposa de De la Sota. Riutort respaldó a Massa en el duelo presidencialista, por lo que al reafirmarse la continuidad no quedaría huérfana en los próximos días. Massa no le suma votos en las PASO a Riutort, pero un enganche nacional podía significar una fuente adicional de recursos, necesarios para una campaña. Fuentes schiarettistas y delasotistas coinciden en señalar que la posibilidad de que Riutort sea “reincorporada” al peronismo oficial, desplazando a Dómina, será analizada el 6 de julio, es decir un día después de la elección de gobernador. De acuerdo con las encuestas que tienen los peronistas, Juan Schiaretti vencerá a Oscar Aguad incluso en la ciudad de Córdoba. Afirman que hay dos encuestas en los despachos oficiales, con ventaja y desventaja de entre dos y tres puntos. O sea, todo puede pasar. Si el peronismo, la alianza Unión por Córdoba, vence al radicalismo/macrismo/juecismo, quedará en inmejorables condiciones para sentarse a negociar con Riutort.

De ocurrir este encuentro, las chances de Mestre de retener la Municipalidad de Córdoba se verán muy limitadas. El intendente radical necesita la división del peronismo cordobés como condición necesaria para volver a ganar. Casi lo mismo que le ocurrirá al PRO en la elección santafesina de este domingo donde el crecimiento del FpV/peronismo santafesino pone en apuros muy serios a Torres del Sel y puede reforzar el nuevo triunfo socialista sobre los “amarillos”. ¿Es consciente Macri que perder Córdoba y Santa Fe lo desdibuja casi totalmente del escenario nacional? Cristina Kirchner tiene un objetivo central para las elecciones nacionales del 25 de octubre, incluso por encima de la pelea presidencial: llenar las listas legislativas de dirigentes de La Cámpora y cristinistas puros. Con eso, la Presidenta podrá crear un bloque fuerte y leal en el Congreso que le permita conservar una cuota de poder cuando abandone la Casa Rosada. En ese contexto, el PJ de La Pampa volvió a ser un escollo en la estrategia de Cristina, tal como lo fue en 2011 cuando Carlos Verna renunció a su candidatura a gobernador porque la Rosada le impuso la lista de diputados nacionales. Esa lista estuvo encabezada por la camporista María Luz Alonso, que cuatro años después vuelve a ser el motivo para la guerra entre Cristina y el peronismo pampeano.

Verna controla el PJ pampeano junto al ex gobernador Rubén Marín, ambos enfrentados a la Rosada y al actual mandatario provincial Oscar Jorge. Ese sector rechazó integrarse al FpV (es la única provincia que no lo integra), como ordenó el PJ nacional controlado por Cristina, y lanzó sus propios precandidatos de cara a las PASO de agosto. Ante eso, el apoderado nacional Jorge Landau impugnó ante la Justicia federal las decisiones del PJ La Pampa por “desobedecer” lo que aprobó el congreso nacional del partido. El diputado fue más allá y conformó a la fuerza el FpV La Pampa junto a Nuevo Encuentro y el Partido Humanista. La jugada puso a Verna y Marín en un lugar complicado, sobre todo porque hoy mismo cierran las alianzas. Si mantienen su negativa a integrarse al FPV, debería ir por fuera del PJ y con una boleta corta, sin candidato presidencial. Ambos respaldan la candidatura de Daniel Scioli, aunque su idea era ir con listas de legisladores nacionales propias en las PASO y después “adherir” a la del ex motonauta en octubre.

Es por eso que todo indica que el PJ La Pampa se terminará adhiriendo al FPV y buscará competir contra la lista oficial en las primarias. El problema es que al llevar su propia lista de diputados y senadores nacionales, la Rosada casi con seguridad les negará la posibilidad de que vaya pegada a la de Daniel Scioli y Florencio Randazzo. Una forma muy evidente de presionar a Verna y Marín para que acepten la imposición de una lista única. “No nos gusta cómo se han dado las cosas, pero mi impresión personal es que no podemos jugar en contra del peronismo o en este caso contra el FpV”, dijo Marín, presidente del PJ, al diario La Arena, donde confirmó que casi no tienen otra alternativa. El ex gobernador también confirmó que en ese caso competirán en las PASO contra las listas de diputados y senadores nacionales que ponga Cristina, una de las cuales será encabezada por María Luz Alonso. Marín también contó que eso fue lo que desencadenó el problema, cuando Landau le avisó que esa era la intención de la Presidenta.

Espartaco Marín, hijo del ex gobernador y precandidato ha diputado provincial, fue mucho más concreto. “Adherir al Frente para la Victoria es volver a firmar un cheque en blanco porque cuelgan a sus candidatos de la boleta presidencial. Otra vez pasa esto porque nos quieren imponer la candidatura de María Luz Alonso”, afirmó a El Diario de La Pampa. “El peor escenario ya lo tenemos, que es la conformación del Frente para la Victoria como ya se hizo. Si nosotros adherimos podemos llevar candidatos, es cierto, pero los únicos que van a ir enganchados a las boletas de Scioli y Randazzo, por ejemplo, van a ser los candidatos que ellos pongan. Entonces, en ese escenario, María Luz Alonso vuelve a correr con ventaja”, explicó el joven Marín. Hay que aclarar que la primaria de gobernador va por un carril separado. Es que aunque la general está unificada, la primaria será el próximo 5 de julio. Ese día Verna buscará quedarse con la candidatura ante Fabián Bruna, respaldado por el actual mandatario Oscar Jorge y por el kirchnerismo. Entonces, el 9 de agosto lo que se pone en juego son exclusivamente las candidaturas a legisladores nacionales por La Pampa, por lo que Verna no arriesga su propia aspiración -que para ese momento se habrá definido si ganó o perdió ante Bruna-. Se descuenta, entonces, que enfrentará a la lista de Cristina Fernández, aun cuando arranque con desventaja.
Eso sí, en su entorno ya avisaron que no harán campaña por los candidatos de Cristina. “Esta vez no van a encontrar el eco que tuvieron en 2011, donde les pusimos los votos. No vamos a aceptar que nos vengan a poner los nombres y, encima, tengamos que salir a buscarles los votos”, lanzó el diputado vernista Martín Borthiry. La Pampa renueva este año tres senadores y dos diputados. Para la Cámara alta, el FPV buscaría que reelija María de los Ángeles Higonet, que entró con Verna en 2009 pero después de 2011 empezó a votar siempre con el bloque kirchnerista. Alonso encabezaría la de diputados -donde debe renovar-, aunque tampoco se descarta un enroque. En el vernismo, suenan para algún cargo nacional la vicegobernadora Norma Durango y el propio Rubén Marín. Se viven horas decisivas para los candidatos presidenciales para quienes las traiciones, las operaciones e intrigas están a la orden del día. Hoy es el de Sergio Massa, quien pese a ver cómo se diluye su estructura, resiste lo que dicen es un “pacto secreto entre Macri y Scioli” para polarizar la contienda. Malena, su mujer, afirmó desde su teléfono: “Presidente o botellero”. Massa tiene dos elementos a favor: el sindicalismo antiK, y el entusiasmo de sus íntimos por un candidato que consideran “muy competitivo” en la populosa provincia de Buenos Aires: Felipe Solá. Pero tiene mucho en contra que: no cuenta con el dinero para financiar una campaña provincial y nacional demasiado costosa, y la fuga de los grandes aliados continúa
Sin embargo, y más allá de que presentarán hoy la alianza nacional de los partidos que integran el FR con la Democracia Cristiana de De la Sota, el lugar real que ocupará finalmente se conocería recién el 20 de junio, según sus allegados. “Clarín” anunció que seguirá en carrera y que Felipe Solá suena como su candidato para la Provincia: “Ni la Provincia, ni la “boleta corta”, ni a su casa. Después de muchas idas y vueltas, Sergio Massa confirmaría esta tarde que sigue en carrera por la candidatura presidencial. La incógnita se terminará de despejar a las siete de la tarde en el Museo de Arte de Tigre, adonde el líder del Frente Renovador citó a conferencia de prensa para hacer el anuncio –no por casualidad en horario central de los noticieros de televisión–, sobre el que buscó sostener el suspenso hasta el final, caída la posibilidad de un acuerdo que buscó con el macrismo y sobre el cierre del plazo de inscripción de alianzas, esta misma noche. La última mise en scene massista tuvo lugar anteanoche –y hasta las dos y media de la madrugada de ayer– en un hotel de Bella Vista donde el tigrense reunió a la dirigencia del FR para “escuchar” sus posiciones. Pero según confiaron a Clarín tres fuentes del espacio, la decisión estaba tomada antes del cónclave con su grupo íntimo. Un punto clave que se discutió fue el financiamiento de una campaña nacional y concluyeron que estaban en condiciones de afrontarla; además, Massa sabe que cuenta con una buena cantidad de segundos de publicidad en TV por su triunfo en la Provincia en 2013.”

“En el cónclave de Bella Vista, aunque hubo opiniones para todos los gustos, buena parte se pronunció en favor de que siga adelante como candidato presidencial. Pese al hermetismo, ayer el intendente de Junín, Mario Meoni, lo hizo público. “Massa va a ratificar su candidatura a presidente”, afirmó en un comunicado. “(…) para levantar en la Provincia, Massa volvió a barajar como candidato a Felipe Solá, con Mónica López como rival, o su vice. Se afirma que Solá está enojado y se siente “maltratado” porque Massa lo obligó a que se bajara cuando entró De Narváez al FR. Otra carta que estaría evaluando Massa es “jugar la dama”: su esposa, Malena Galmarini, en lista de diputados. De plasmarse sería una muestra de cómo han cambiado las necesidades, ya que hasta un par de semanas Massa aseguraba que Malena no sería candidata “ni a última concejal suplente en Tigre”. (…) Al final de la reunión en Bella Vista, en el estado del teléfono de Malena se leía un mensaje anticipatorio: “Presidente o botellero”.”
El diario “La Nación”, por su parte afirma que intendentes, legisladores y hasta familiares de Sergio Massa dicen que el líder del Frente Renovador confirmará esta noche, en conferencia de prensa, su decisión de pelear la Presidencia y enfrentar al gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, en las internas. “Con todo, quienes mejor conocen a Massa y el placer que le genera mantener en vilo a propios y extraños admitieron que el anuncio de esta tarde no será, en definitiva, más que otro artificio del tigrense para mantenerse en el centro de la escena política. “La realidad recién se conocerá el 20 de junio”, coincidieron tres allegados a Massa, en alusión al día en que se presentan las candidaturas ante la justicia electoral. Dieron a entender que, más allá de que Massa ordenó apurar los trámites para presentar hoy la alianza nacional de los partidos que integran el FR con la Democracia Cristiana de De la Sota, el lugar real que ocupará finalmente en la grilla electoral recién se conocerá el 20 de junio: como precandidato a presidente de UNA, candidato a gobernador bonaerense de ese espacio o de cualquier otro. Es una lectura demasiado enrevesada, pero habilitada por la ley y los antecedentes del tigrense. (…) como ya sucedió en 2013, cada día de misterio en torno a su candidatura le permite a Massa mantenerse en el centro del escenario político (…) (…) en el FR se empezó a especular con otra variante: volver a postular al diputado Felipe Solá, acompañado por la esposa de Massa, Malena Galmarini (…)”.

Un análisis que realiza Eduardo van der Kooy en el diario “Clarín” (netamente macrista), sostiene la posición del sindicalismo para con el massismo, tras el paro nacional de ayer: “El sindicalismo opositor peronista –no el de izquierda, ni las organizaciones sociales— tuvo en las últimas horas su atención posada sobre dos planos. La huelga que, como presumían, salió acorde a lo programado: con alto acatamiento en todo el país, en especial por la paralización del transporte. También, la decisión de Sergio Massa de continuar o no con su candidatura. Se entiende: los jefes gremiales lidian ahora contra el gobierno kirchnerista por las paritarias, muchas de las cuales siguen en veremos por el desacuerdo en torno al porcentaje de aumentos. Pero tampoco se olvidan del futuro: ¿dónde podrían recalar varios de ellos si el diputado del Frente Renovador declinara la carrera presidencial? El estrechísimo espacio sindical que ofrecerán Daniel Scioli o Florencio Randazzo estaría comprometido para la CGT K que conduce el metalúrgico Antonio Caló. Mauricio Macri suele abrir sus brazos con generosidad (se ha reunido varias veces, por caso, con Hugo Moyano), aunque esos sindicalistas peronistas se imaginan, quizás, como aliados razonables sólo si el jefe porteño llega a convertirse en el sucesor de Cristina Fernández. Para que eso ocurra falta un larguísimo trayecto. En los próximos diez días, en cambio, se definirán todas las listas nacionales. Por esa razón, la huelga nacional repercutió a dos bandas. El Gobierno tomó nota que su flexibilización paritaria con ciertos sindicatos afines (la UOM y los bancarios) no logró desinflar la potencia de la protesta. Un dilema para Cristina y Axel Kicillof. Un mensaje con contenido similar habría caído en las oficinas de Macri y de Massa. Ese sindicalismo, mas allá de su composición cualitativa, no parece ceder protagonismo.”

“Difícilmente la Presidenta se conmueva. No lo hizo en los cuatro paros que precedieron al de ayer. (…) La estrategia kirchnerista apuntará, en breve, a una disección del sindicalismo opositor. La Presidenta ensayaría en principio un acuerdo con la UTA y con los ferroviarios. Roberto Fernández, el jefe del transporte, está alineado con la CGT de Caló pero en situaciones límite, como la presente, presta servicios a las protestas del sindicalismo opositor. Va y viene (…). Cristina pretendería dejar a Moyano y Luis Barrionuevo, sobre todo, sin esa herramienta para el tiempo que resta de la campaña electoral. (…) La presencia sindical pudo haber constituido uno de los argumentos, entre una parva, evaluado por Massa para su decisión final de continuar con su candidatura presidencial. O declinarla. Todos los indicios recogidos hasta anoche indican que el diputado del Frente Renovador continuará en la pelea contra Scioli, Macri y Stolbizer. Aquella inicial aseveración no formaría parte de ninguna conjetura. Barrionuevo milita con Massa. Su esposa, la diputada Graciela Camaño, es la jefa de campaña. Héctor Daer, de Sanidad, fue uno de los pioneros sindicales del FR. Alberto Murua, del gremio plástico, y Alberto Romero, de los petroleros, tampoco abandonaron el barco. Subido allí continúa también el diputado Facundo Moyano, un puente siempre tendido con su padre Hugo, el camionero. Massa habría superado el trance más difícil. El de la incertidumbre (…). El massismo especula que habría un pacto implícito –o explícito— entre el gobernador de Buenos Aires y el jefe porteño para dejar al diputado afuera de la contienda. Dicen tener pruebas: un sms que Scioli habría enviado a Macri con el siguiente consejo: “No aflojes, que ya lo tenemos casi desplumado”.

“Referiría a la sangría de intendentes bonaerenses, su columna fundacional, que padece el Frente Renovador. El último que se despidió ayer para retornar al FPV fue Gabriel Katopodis, el alcalde de San Martín. (…)”.

¿Les queda claro a todos como juega el cristinismo, y el porqué del título elegido, de deber dejar egos y soberbias en el camino?

Buenos Aires, 10 de junio de 2015.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –
____________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s