Desde Argentina: CFK y Macri abogan por la polarización ¿perdida?

Las elecciones del domingo 5 de julio, sumadas a las demás elecciones provinciales de Salta, Santa Fe, Tierra del Fuego y Mendoza vuelven a poner en carrera una despolarización notoria, pues el FpV apenas ganó en tres distritos –Salta, La Rioja y Tierra del Fuego-, el peronismo no K en otras tres y media –Córdoba, La Pampa y Corrientes (hasta prodría agregarse semi Mendoza)- y el macrismo ganó (por ahora) una y media –CABA y media Mendoza-. Así aquella pretendida polarización sciolimacrista ya no es tal. Es más al terminar julio puede terminar de cambiar el escenario y las PASO generales del 9 de agosto pueden traen importantes novedades.
El triunfo conjunto en Mendoza, donde una alianza entre macristas, massistas y radicales produjo la victoria de Alfredo Cornejo que le quitó la gobernación al PJ, no logra sin embargo disimular las diferencias que existen entre la UCR y el PRO. Si bien Julio Cobos será el candidato a senador nacional patrocinado por ambas fuerzas, la lista de diputados deberá dirimirse en las PASO. El macrismo impulsa una encabezada por la empresaria vitivinícola Susana Balbo. En cambio, el cobismo le da su apoyo a una nómina liderada por el radical Fernando Armagnague. La iniciativa expone una vez más la incomodidad de Cobos –quien mantiene en Mendoza una apertura que incluye el massismo de buenna performance- con la alianza que a nivel nacional la UCR pactó con el PRO y que se fundió en el frente “Cambiemos”, que también incluye a Elisa Carrió. Desde el macrismo reconocieron que ir con dos listas es un obstáculo en la campaña. El diputado provincial electo del PRO, Pablo Priore, consieró que “esta adhesión complica la campaña y el discurso”, ya que “lo ideal es que haya una sola lista”.
Por su parte, Armagnague, defendió la actitud de Cobos de acompañarlo con la lista de senadores. “Cobos es un voto para todas las reinas, va en todas”, manifestó, de acuerdo a “ElSolOnline”. En cuanto a su decisión de presentarse, Armagnague argumentó que su lista es “netamente radical”, por lo que le otorga una opción más al ciudadano para que elija y le “suma” votos al radicalismo. Más allá de los chispazos, “Cambiemos” intenta mostrarse unificado. Este lunes Cobos hizo un recorrido con Gabriela Michetti, figura clave del PRO y compañera de fórmula de Mauricio Macri. Luego de hablar con la prensa Michetti recorrió viviendas en Guaymallén, junto con Cobos, Susana Balbo y el intendente electo, Marcelino Iglesias claramente apoyado por Sergio Massa. “Sabemos lo que pasa con las encuestas, que algunas dicen una cosa y otras otra. Lo que nos importa es tocar los timbres y saber cómo la gente está sintiendo su proyecto de vida en su propia piel. Nos importa mucho más el ciudadano que el papelito”, aseguró la senadora porteña al portal “sitioandino.com”. “Vamos a mejorar la performance de las últimas elecciones provinciales de Mendoza, vamos a andar arriba de eso, nos va a ir mejor. En cada elección tenemos que ir sumando gente, y el contacto permanente con la gente genera que los ciudadanos sientan que la política les es propia”, estimó Michetti.
La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, se refirió este lunes 6 al balotaje porteño donde dejó abandonado a “sus candidatos” y se mostró confiada para las elecciones presidenciales. “Es una decisión de Lousteau si va al balotaje o no, yo no interfiero”, afirmó la propia legisladora y precandidata presidencial, y ratificó que ella se va a “desvincular de las elecciones locales”, incluida la de la ciudad de Buenos Aires. La precandidata presidencial reveló en la radio del multimedio macrista (radio Mitre) que “en enero, cuando hablé con Mauricio y fijamos la estrategia nacional había propuesto que se llevara toda la interna a agosto, con Gabriela Michetti, Martín Lousteau y eso no fue aceptado ni por el PRO ni por el Socialismo ni por el propio Lousteau”, contó. “Estamos donde ambos partidos decidieron estar”, consignó, pasando factura. “Yo estoy muy contenta por Cambiemos, por la elección de la Capital, felicito a todos menos al Frente para la Victoria, saqué una fotito de un asado, estaban a la parrilla…”, ironizó. Y, con respecto a la segunda vuelta, lanzó: “Lo de ayer hizo muy bien porque no hubo triunfalismo de ningún lado, que los de ECO (?) vayan paso a paso y aprendan de sus errores, no se puede llegar la primera vez porque si no uno se vuelve soberbio”.
Por otra parte, se mostró muy conforme Carrió porque los indicadores de cara a las presidenciales son, en su consideración –con la que discrepan los resultados hasta hoy-, inmejorables: “Yo estoy feliz, se terminó el mito de que (Daniel) Scioli gana, metieron el miedo de que triunfa en primera vuelta, pero donde ustedes ven que Scioli gana, yo veo el cajón de Herminio Iglesias (histórico referente del PJ en una nueva agresiópn innecesaria para con el pueblo peronista, que no se lo merece y más proviniendoi de una ex fiscal de la dictadura militar del ´76), esto viene como en 1983”. En ese sentido, la legisladora le pidió a la sociedad “que se dé cuenta de que hay toda una comunicación”. “Repitieron un año que yo estaba loca porque lo dijo Aníbal Fernández, y ahora dice que gana Scioli y lo repiten…¡No! Vamos a sacar muchísimos votos, yo recorro la calle y esto viene muy bien”, vaticinó. Martín Lousteau ya no dará marcha atrás y eso le molesta a Carrió. Irá por la segunda vuelta aunque tenga una distancia casi abismal de 20 puntos de diferencia –algo que ya sucedió y no es imposible (aunque si dificil) de remontar- con Horacio Rodríguez Larreta. La ley electoral porteña obliga a sacar más del 50% de los votos (y no se especifica si válidos o totales del padrón) para evitar un balotaje, cualquier sea la distancia con el segundo. La Constitución Nacional previó casos como el que ocurrió ayer (5/7) en CABA y por eso basta con una diferencia de 10 puntos y un piso de votos del 40% para consagrar a un Presidente de la Nación.
Así las cosas, Larreta y Lousteau comienzan desde este lunes (6/7) otra campaña electoral para la segunda vuelta que se celebrará en tan solo 15 días, porque después vienen las PASO nacionales. Ambos apuntan a los votos que consiguieron Mariano Recalde, Luis Zamora y Myriam Bregman, más los de aquellos que no fueron a votar (casi un 25%). Para Larreta es un problema, porque ideológicamente no tiene ningún tipo de ligazón con esos espacios políticos: izquierda y kirchnerismo. Pero los votos que consiguió el ayer le dan tranquilidad, porque tampoco es seguro que Lousteau podrá sumar matemáticamente al menos el poco más del 20% que consiguió Recalde. En tanto, los tres candidatos ya dejaron algunas definiciones: Recalde, durante la conferencia en el búnker del FpV y luego de reconocer la derrota, dejó atada la decisión al camino que marque Cristina: “Lo va a definir la Presidenta”, respondió. “A toda la militancia y los vecinos que están esperando una definición, les pido que tengan paciencia. Veremos cuál es la alternativa que más nos convence: si una opción en particular o una tercera vía, que no hay que descartarla”, amplió Recalde que no pudo dar ninguna precisión porque espera órdenes de la Casa Rosada. Sin embargo, Leandro Santoro, el compañero de fórmula de Recalde, fue más audaz y adelantó en diálogo con radio La Red: “Tengo claro que a Larreta no lo voy a votar”, claro que no dijo si lo haría por Lousteau o por el voto en blanco.
Mientras en el FpV esperan la orden de Cristina, en la izquierda hay más decisión. Marcelo Ramal, el dirigente del Partido Obrero que ayer consiguió renovar su banca en la Legislatura, se refirió a la posición que tomará el Frente de Izquierda: “No vamos a apoyar a ninguno de los dos”, dijo a Radio Del Plata. Myriam Bregman del FIT adelantó también su postura: “Si hay ballottage, vamos a llamar a votar en blanco”. Por su parte, Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad) mucho más iontyeligente que aquellos, y sabiendo que el voto no es de los candidatos sino del pueblo de momento prefiere dar “libertad de acción” a la gente que lo votó. La cuestión son los votos de Recalde, allí apunta Lousteau más allá de lo que Cristina diga. Su estrategia por ahora será “no nacionalizar la campaña para no terminar atacando a Macri”. Calculan además que habrá menor concurrencia de votantes al balotaje –algo que nadie puede asegurar, tanto como lo contrario-, aunque eso no signifique que serían votantes de Larreta los que no vayan. En esa idea sea apoyan en los votos que perdió PRO entre las PASO y los comicios de ayer. La campaña girará en torno a la “transparencia” y los “principios éticos” (algo en lo que el PRO tiene graves falencias, tal como el cristikirchnerismo unos con Báez-CFK y los otros con Mauricio-Caputo) y exigiendo más debate a Larreta, punto donde ECO cree que el candidato del PRO tiene problemas.
En La Rioja los resultados provisorios del escrutinio tardaron en llegar, despertando las sospechas. La UCR, principal fuerza opositora apoyada, abiertamente por el massismo, al oficialismo cristikirchnerista, comenzó a difundir temprano una encuesta a boca de urna donde su candidato, el diputado Julio Martínez se imponía por casi 10 puntos sobre el kirchnerista Sergio Casas. El peronismo riojano mostró sus propios números de la encuesta del equipo del sociólogo Antonio De Tomasso que decían lo contrario y con esas cifras decidieron acercarse la fórmula presidencial Daniel Scioli-Carlos Zannini, el jefe de gabinete Aníbal Fernández y el secretario de la presidencia “Wado” de Pedro para festejar. Recién a las 23, Martínez reconoció la derrota denunciando fraude y prebendas: “No nos alcanzó, pero no por tanto como dicen ellos. La elección fue muy pareja”, expresó el ingeniero en conferencia. También dijo que según los cómputos hasta ese momento, con Fuerza Cívica ganaron la intendencia en el departamento Famatina: “Ganamos. En el pueblo de Beder Herrera, en el pueblo del gobernador, perdieron. Que no se olviden ese detalle”, afirmó. Sobre los demás departamentos indicó que “tenemos resultados parejos”, aunque no evitó mencionar el sistema de colectoras que utilizó el oficialismo para adjudicarse el triunfo.
“Hemos asistido a una de las elecciones más fraudulentas de la historia de La Rioja y de la democracia. Fraudulenta en su sistema y concepción, les ha funcionado las colectoras en el interior y eso les dio el triunfo, resultados que no tenían antes de la elección lo lograron en la elecciones porque el sistema de colectoras y prebendas les funcionó”, ratificó. Asimismo insistió: “Es lo que pudimos ver. Hicieron una ingeniería electoral donde pusieron a polarizar dos intendentes en cada pueblo acompañados por un montón de colectoras en el interior que le juntaron votos, usaron muchísima gente para juntar votos que no tenían. Esa ingeniería les dio el plus de esta diferencia”. Pasadas las 22 y con más del 50% de las mesas escrutadas, el gobernador Beder Herrera realizó el anuncio oficial, que indicaba que el binomio peronista se imponía por una diferencia de 57 a 43%, con tendencia irreversible. La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, los saludó. Fue el único triunfo muy acotado que pudo exhibir anoche donde se desarrollaron 5 elecciones. “Es un triunfo del frente para la Victoria”, dijo el gobernador Beder Herrera que inmediatamente remarcó que “es un gran día para la democracia de los riojanos” y agradeció el acompañamiento de los funcionarios y dirigentes nacionales que llegaron en la tarde de ayer a La Rioja. “Estamos felices de representar en la provincia al proyecto de la presidencia”, dijo el gobernador que señaló que “ha sido una elección difícil porque nosotros estamos con un solo proyecto político. Tenemos una sola fórmula a presidente de la Nación y está acá, que está jugada con la Patria, con el peronismo, con las provincias” y enfatizó que “rara vez los gobiernos nacionales se han jugado por este norte argentino Digo esto porque la oposición tiene una colectora al revés, saben que vino Macri, Massa, Sanz, a apoyar a la fórmula opositora. Pero nosotros, con mucha convicción, salimos a militar con toda nuestra militancia y tenemos la buena nueva de decirles que hemos ganado en toda la provincia de La Rioja”.
“El radicalismo esta vez hizo creo que la mejor elección. No pueden estar mal tampoco porque hicieron una gran elección”, consideró y aseguró que este es “un triunfo del Frente Para la Victoria”. El conteo del escrutinio fue muy lento. Hasta las 20 no había cargada ni una sola mesa, pero desde las 19 comenzaron a llegar los funcionarios nacionales que se acercaron a felicitar a los ganadores porque se apoyaban en las encuestas que tenía el peronismo. Cristina Kirchner y La Cámpora sufrieron una durísima derrota en las internas del peronismo en La Pampa, donde el senador nacional Carlos Verna le ganó por paliza al candidato oficialista Fabián Bruna y será el candidato a gobernador del FPV-PJ, en el comando vernista confiaban esta tarde en un triunfo a nivel provincial, aunque estimaban que la diferencia sería ajustada, de unos seis puntos. Pero ya con los resultados oficiales, la victoria fue inapelable: con el 60% de las mesas escrutadas Verna se imponía con el 60,05% de los votos. Bruna, actual secretario de Asuntos Municipales de la gobernación, era empujado por La Cámpora (que en la provincia tiene como referente a la diputada María Luz Alonso) y el gobernador Oscar Jorge, que incluso puso el cuerpo y compitió por la intendencia de Santa Rosa, donde le ganó al actual jefe comunal Luis Larrañaga, apoyado por Verna.
El ex gobernador volverá así a competir por el cargo que ocupó entre 2003 y 2007, en una elección en la que al cristikirchnerismo no le quedará otra que tragar saliva y acompañar al candidato que combatió durante meses con todo el aparato nacional, incluso con una cadena nacional donde Cristina lo fustigó duramente. “Vengo viendo algunos desde 1983 y es necesario pampeanos dar esta lucha por la Patria y por la Argentina, y por eso vine. Y que nadie se confunda, no vine solo a inaugurar obras: vine a agradecer a los argentinos que creen que otra Patria, otro país y otra La Pampa es posible”, arengó Cristina en una cadena nacional hace unos días, flanqueada por Daniel Scioli y Carlos Zannini. Sin embargo, esta noche Scioli no tardó en alinearse con Verna, a quien no le había caído para nada bien su respaldo a Bruna. Según comentaron desde su entorno a LPO, el gobernador y otros dirigentes del peronismo nacional lo llamaron para felicitarlo y ponerse a disposición. “Verna es el candidato del peronismo y trabajaremos para un triunfo también allí”, dijo el ex motonauta desde La Rioja, donde fue a festejar junto a Zannini, Wado de Pedro y Aníbal Fernández la victoria de Sergio Casas. A pesar del mensaje de Scioli, la convivencia no será sencilla. “Tuvimos que competir con el gobierno provincial, y con el candidato a presidente del justicialismo y con una prensa que fue obscena”, se quejó esta noche el titular del PJ pampeano, Rubén Marín.
La pelea que viene será por las listas de diputados y senadores nacionales, ya que la Casa Rosada mandó al apoderado del PJ nacional, Jorge Landau, a impugnar la lista que armaron Verna y Marín, una cuestión que todavía debe definir la Cámara Electoral. Con el rotundo triunfo de hoy, en el peronismo confiaban en que la Casa Rosada deje atrás el intento de favorecer a la lista de la camporista Alonso y termine aceptando una primaria con igualdad de condiciones. El triunfo de Verna fue contundente en las principales de la provincia, donde se definía la elección. En Santa Rosa, pese a que Jorge ganó para la intendencia, el senador se impuso con el 53% de los votos y logró una ventaja clave. El flojo papel del cristikirchnerismo en la capital provincial incluso disparó los rumores sobre la candidatura de Jorge. En General Pico, la segunda ciudad de la provincia y donde Verna empezó su carrera política, la victoria fue por una diferencia aplastante: 76,39% contra 23,61%. En General Acha, la tercera ciudad, Verna se imponía por el 64% El peronismo también ganó cómodamente en la disputa por la lista de diputados provinciales, encabezada por Alicia Mayoral y Espartaco Marín. Los candidatos del oficialismo -varios de los cuales buscan la reelección- quedarán relegados en la nómina definitiva, incluido el camporista Luciano Di Napoli, cercano al director de Télam Santiago “Patucho” Álvarez, que iba quinto en la lista perdedora.
El candidato a gobernador de José Manuel de la Sota UNA, Juan Schiaretti, triunfó por el 39,86% de los votos contra el 33,78 de la alianza de la UCR-PRO en las elecciones generales de Córdoba, escrutados el 97,23% de los sufragios, con lo cual sucederá en la primera magistratura de la provincia al líder de su espacio político, José Manuel de la Sota. En una elección polarizada por las dos fuerzas opositoras al gobierno nacional, el kirchnerismo pudo lograr sin embargo, mejores guarismos que en las elecciones anteriores al obtener la fórmula kirchnerista de Córdoba Podemos, Eduardo Accastello-Cacho Buenventura, el 17,20% y tener una bancada de 8 diputados en la legislatura unicameral de provincia. El electo gobernador Schiaretti agradeció los llamados de felicitaciones de la presidenta Cristina Fernández, del secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini y del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, además del intendente de la capital cordobesa Diego Mestre y del referente peronista entrerriano Jorge Busti. Acompañados por los dos precandidatos a presidente de su espacio político Unión para la Nueva Argentina (UNA) José Manuel de la Sota y Sergio Massa, Schiaretti encabezó un acto para “agradecer a los que nos votaron” y en particular al gobernador que es “mi amigo y compañero de ruta de casi toda una vida” y se comprometió a “convocar a todas las fuerzas políticas para implementar políticas públicas” en su gestión de Gobierno, porque “la Córdoba del progreso la hacemos entre todos”, resaltó.
“Vamos a cumplir con todos los compromisos asumidos. Voy a estar al servicio de todos los intendentes y jefes comunales”, añadió el actual diputado nacional, quien estuvo acompañado además por su compañero de fórmula, Martín Llaryora; y los dirigentes massistas, Graciela Camaño, Roberto Lavagna y Felipe Solá, entre otros. En segundo lugar se ubica la denominada “triple alianza” de Juntos por Córdoba (UCR, PRO y Frente Cívico), con la fórmula del radical Oscar Aguad y el macrista Héctor Baldassi con el 33,78%. Con estos datos provisorios las 44 bancas legislativas provinciales de la lista sábana se adjudican 17 a Unión por Córdoba; 16 para Juntos por Córdoba y el kirchnerismo lograba ocho bancas y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) tres bancas y Encuentro Vecinal una. La ex senadora nacional del Frente para la Victoria (FPV) y precandidata al Parlasur por ese espacio, Haidé Giri, dijo que “no lo ve como una derrota” el resultado electoral de la alianza cristikirchnerista de ”Córdoba Podemos”, con la fórmula Eduardo Accastello-Cacho Buenaventura, al sostener que “este es el comienzo de un espacio que tiene mucha fortaleza para seguir construyendo (?)”.”Tenemos una militancia que nos acompañó, creo que nos faltó tiempo para instalar las candidaturas y también para mostrar la gestión que Accastello hizo como intendente en Villa María. Seguimos creyendo que nuestra propuesta es la única que representa los intereses de los cordobeses. La gente voto resolvió otra cosa y nosotros respetamos esa voluntad”, destacó Giri.
Por su parte la dirigente de La Cámpora, titular de la Anses local y precandidata a diputada nacional por el FPV, Gabriela Estévez, consideró que “Córdoba Podemos hizo una buena elección que nos consolida como fuerza”. Añadió que es la primera vez que el cristikirchnerismo lleva una fórmula propia y a partir de estos resultados “vamos a contar con un importante bloque de legisladores” en la Legislatura unicameral de la provincia, resaltó Estévez. Ocurre que si bien Unión por Córdoba logró mantener el gobierno en la provincia, la coalición peronista perderá su hegemonía en la Legislatura, un hecho sin precedentes desde que el cuerpo legislativo pasó a ser unicameral (2003). Los resultados ubicaban al oficialismo con al menos 34 legisladores, seis menos de los que conforman su bloque en la actualidad y dos menos de los que se requiere para mantener la mayoría absoluta. Juntos por Córdoba reunirá 24; Córdoba Podemos, ocho; el Frente de Izquierda de los Trabajadores, tres; y Encuentro Vecinal, uno (retiene su banca Aurelio García Elorrio). Según el diario “La Voz del Interior”, la alianza que integran la UCR, PRO y el Frente Cívico logró imponerse con claridad en la Ciudad de Córdoba, con una diferencia cercana a los ocho puntos respecto a Unión por Córdoba. Con el 95,3 por ciento de los votos escrutados, Juntos por Córdoba sumaba 37,7 por ciento de los votos, contra 31,2 por ciento de Unión por Córdoba. San Francisco, la quinta mayor ciudad de la provincia, consagró como intendente a Ignacio García Aresca, quien ya venía desempeñándose como jefe municipal luego de que Llaryora se sumara hace más de un año al gabinete del gobernador De la Sota. También hubo elecciones a intendentes en otras 11 localidades del departamento San Justo.
En La Calera, el actual secretario de Asuntos municipales de la Provincia, Rodrigo Rufeil, fue elegido como intendente con más del 70 por ciento de los votos. En Cosquín, y con un lento escrutinio, al cierre de esta edición ganaba la intendencia Gabriel Musso, un dirigente del Partido Socialista y gestor de la revocatoria que destituyó al ex exintendente kirchnerista Marcelo Villanueva. El candidato de Unión por Córdoba no había reconocido la derrota. Por último, según la agencia “Cadena3”, la denuncia del jefe de campaña del Juntos por Córdoba, el senador nacional Luis Juez, quien dijo que siente “vergüenza” por la demora en la carga de los datos del escrutinio que el Gobierno de la provincia encargó a la empresa Smartmatic International Holding B.V, que “a más de tres horas de cerrado las elecciones sólo se había escrutado menos del dos por ciento de los sufragios”. Por otra parte el gobernador de Corrientes, el radical Ricardo Colombi aliado de Sergio Massa, logró un rotundo triunfo en las elecciones legislativas de su provincia, donde ratificó su liderazgo frente a un kirchnerismo que incluso perdió en la capital, su bastión. La alianza Encuentro por Corrientes (ECO), liderada por la Unión Cívica Radical, se impuso con cerca del 50% de los votos contra un FpV que rondó el 35%.
Con el 87% de las mesas escrutadas, la alianza ECO –UCR/FR- obtenía el 49,15% de los sufragios en la categoría senadores provinciales y un 49,19$ en diputados. El FPV, en tanto, sumaba 35,01% y 34,87% respectivamente. Así las cosas, la fuerza que comanda Colombi lograban ocho bancas de diputados, contra siete del FPV y una de la Alianza Correntina, que sumaba el 7,22% de los sufragios. En el Senado, el oficialismo obtenía tres bancas contra dos del cristikirchnerismo. Con estos números, ECO tendrá a partir de diciembre 15 de los 30 diputados y 7 de los 15 senadores provinciales. En la previa de los comicios, algunos sectores del oficialismo aspiraban a una diferencia mayor que les asegura la mayoría en ambas cámaras. Pasadas las 21, Colombi salió a proclamar el triunfo de la coalición oficialista desde el búnker de la UCR, aunque con un discurso mesurado en el que instó a los afiliados radicales y demás socios partidarios a “ahondar el esfuerzo”. Por su parte, pasadas las 22, el intendente de la municipalidad de Corrientes, Fabián Ríos, salió a reconocer la derrota del FPV y sostuvo que el resultado adverso respondió en gran medida a la magra elección que realizó el cristikirchnerismo en la capital provincial, su bastión. “Hemos tenido un resultado no esperado en la capital, con una diferencia de 15 puntos y eso determinó 14 puntos de desventaja a nivel provincial”, dijo Ríos, quien felicitó a los integrantes de la alianza ECO por el triunfo electoral.
A medianoche, en la capital provincial ECO sumaba 48,72% contra 33,50% del FPV en la categoría diputados, y 48,74% contra 33,49% en diputados. El único candidato presidencial que estuvo en la provincia fue Sergio Massa, quien acompañó a su aliado Pedro Cassani, que encabezó la lista de diputados provinciales de ECO. El líder del Frente Renovador pidió “leer las elecciones provinciales”, y aseguró que “si hay un cambio plural, la gente elige cambiar”. Luego, viajó a Córdoba. Ernesto Sanz se cansó de pronosticar que la Unión Cívica Radical pondría en 2015 a diez nuevos gobernadores. Fue el arma de los radicales para subirse el precio en las negociaciones con el PRO y el Frente Renovador. Pero ya con el calendario electoral bastante avanzado, el objetivo parece bastante lejano y el centenario partido se desinfla elección a elección. El concepto -palabras más, palabras menos- fue repetido a coro por los principales referentes del radicalismo, sobre todo en la antesala de la Convención Nacional de Gualeguaychú. Ese objetivo de los “diez gobernadores”, señal del presunto poderío territorial, fue la principal carta para tentar a Mauricio Macri y Sergio Massa, que terminaron enredados en la rosca radical. A un mes de las primarias nacionales y con ocho provincias con su gobernador electo, la posibilidad de que el radicalismo meta diez nuevos mandatarios provinciales parece una utopía, sobre todo porque varios de los posibles ganadores terminaron perdiendo.
Sacando Mendoza y a medias Corrientes en el resto de las elecciones que se desarrollaron hasta aquí, la UCR tuvo muy pobres desempeños en Salta y Río Negro, mientras que mantuvo la vicegobernación de Santa Fe aliado al Socialismo. Sin embargo, en esta última provincia la apuesta radical fue Mario Barletta, que perdió en la primaria. Con este panorama, el objetivo radical de aquí a fin de año es bastante más humilde que el planteado por Sanz. En el horizonte, los que aparecen con chances reales de pelearle al cristikirchnerismo son José Cano en Tucumán, Gerardo Morales en Jujuy –ambos firmes aliados de Sergio Massa- , Eduardo Costa en Santa Cruz y Eduardo Brizuela del Moral en Catamarca. Con algo menos posibilidades aparecen Luis Naidenoff en Formosa y Francisco Torroba en La Pampa, mientras que en Buenos Aires y Entre Ríos el radicalismo secundará a los candidatos del PRO. Ambas provincias con muy pocas chances de ser discutidas con el FR y el cristinismo. ¡Al final tenemos que volver a pensar en una elección con tres postulantes el FpV, el PRO y UNA, contra todos los pronosticadores! ¡Cuando hace meses decíamos que las PASO nacionales estaban muy lejos para hacer predicciones apresuradas, muchos creyeron que hablábamos por despecho, y no por experiencia!
¿Ahora qué dirán?

Buenos Aires, 06 de julio de 2015.
Arq. José M. García Rozado
MPJIRucci – LIGA FEDERAL –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s