Donald Trump y la OTAN


Caricatura de Trump. Foto:Philip Cohen

 

 

El padre de la Constitución argentina, Juan Bautista Alberdi en su libro “El Crimen de la Guerra “ escrito en 1872 afirma que “las guerras serán más raras a medida que la responsabilidad por sus efectos se hagan sentir en todos los que las promueven y las incitan”, con lo que se anticipa en casi un siglo al final de la escalada nuclear que tuvo su punto de inflexión en la Crisis de los Misiles de Cuba y que culminó con la firma por Kennedy y Jrushchov del Acuerdo de Suspensión de Pruebas Nucleares (1962) y la implementación de la Doctrina de la Coexistencia Pacífica. Sin embargo, tras la anexión de Crimea a Rusia mediante referéndum, asistiremos a la división de Ucrania en dos mitades casi simétricas y separadas por el meridiano 32 Este, quedando el Sur y Este del país (incluida Crimea) bajo la órbita rusa mientras el Centro y Oeste de la actual Ucrania navegarán tras la estela de la UE, división que quedará refrendado en un nuevo Acuerdo de Ginebra y significará “de facto” el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría Rusia-EEUU, la reactivación de la carrera armamentista mundial y a una posible escisión de la actual OTAN.

Nueva carrera armamentística mundial

Desde el principio de su mandato Presidencial en el 2000, la obsesión de Putin ha sido la renovación de sus obsoletos arsenales armamentísticos con el reto de lograr en el 2020 la equiparación de su potencial militar con el de EEUU. Así, según el Instituto de Estudios Estratégicos de Londres (IISS), Rusia destinó 45.300 millones de dólares para la defensa en 2012 que comprende el contrato entre el Mindef y la empresa Astilleros Unidos Sevmarch, para la construcción de siete submarinos nucleares de quinta generación destinados a portar los novísimos cohetes balísticos intercontinentales de ojivas nucleares múltiples Liner que serán la espina dorsal de la estrategia nuclear rusa para la próxima década.. Además Moscú tiene presupuestado más de 550.000 millones $ para el próximo quinquenio (el 25% para arsenal nuclear), destacando el nuevo caza de quinta generación Sukhoi T 50 (operativo en el 2015), el nuevo misil balístico intercontinental de 100 Tm (“el asesino del escudo antimisiles de EEUU” en palabras del viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozin y operativo en el 2017), el nuevo sistema de misiles antiaéreo S-400, (lo más avanzado en tecnología de interceptación de aeronaves) con el objetivo inequívoco de equipararse a EEUU como superpotencia mundial en el horizonte del 2020.Por su parte, EEUU tendría planificado un programa nuclear con una duración de treinta años y un coste de un Billón $ así como un sistema diseñado para detectar misiles de crucero en territorio estadounidense (JLENS), carrera armamentística que por mimetismo se extenderá al espacio geográfico que se extiende desde Israel hasta Corea del Norte (incluyendo a países como Irán, Paquistán, India y China), quedando América Latina y el Caribe libres de armas nucleares tras la firma del Tratado de Tlatelolco (1.967) a pesar del riesgo potencial de la presencia de submarinos nucleares británicos en las Malvinas.

La rusofobia de Brzezinski

Zbigniew Brzezinski, ex-consejero de Seguridad Nacional del presidente Jimmy Carter, declaró en una conferencia en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados (SAIS) de la Universidad Johns Hopkins que “la dominación de Estados Unidos que tras la Guerra Fría determinaba la agenda internacional, ha terminado y no podrá restablecerse durante la vida de la próxima generación”, añadiendo que “ninguna de las potencias mundiales puede alcanzar la hegemonía mundial en las condiciones actuales, por lo que Estados Unidos debe elegir mejor los conflictos en los que va a participar ya que las consecuencias de un error podrían ser devastadoras”. Según explicaba Brzezinski en la revista National Interest en el año 2.000, “los europeos estarán más inmediatamente expuestos al riesgo en caso de que un imperialismo chauvinista anime nuevamente la política exterior rusa”, con lo que esbozó un plan que pasaría por la expansión de la OTAN hasta límites insospechados en la década de los 90 y la implementación del nuevo sistema europeo de defensa anti-misiles,( European Phased Adaptative Approach (EPAA). Dicho sistema en realidad se trata de un escudo anti-misil global en el que los misiles interceptores emplazados en plataformas móviles pueden abatir blancos en un espacio común (a base de datos transmitidos por todos los radares y sistemas de reconocimiento opto-electrónico) , con el fin maquiavélico de tras un primer ataque sorpresa de EEUU que destruiría el potencial nuclear ruso en su propio territorio, neutralizar posteriormente la réplica rusa por medio de los misiles estacionados en Polonia, siendo previsible que EEUU utilice las peticiones de Polonia como excusa para completar la quinta fase del despliegue del escudo antimisiles en Europa (Euro DAM), lo que tendría como réplica por parte rusa la instalación en Kaliningrado del “ asesino del escudo antimisiles de EEUU”.

Donald Trump y la OTAN

El presidente estadounidense, Barack Obama tras su reunión con el mandatario electo en Ucrania, Piotr Poroshenko como parte de su gira por Europa para asistir en Bruselas a la cumbre del G7 ( Rusia fue excluida como parte de la política asumida por Occidente ante el conflicto ucraniano), insistió en la política de su Gobierno de fortalecer su presencia militar en Europa al tiempo que anunció que solicitará al Congreso estadounidense la aprobación de un presupuesto de cerca de mil millones de dólares para tal propósito e instó a los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte a incrementar los recursos destinados al desarrollo militar además de informar de sus proyectos de colaborar en esa área con países como Ucrania, Georgia y Moldova (EEUU habría enviado ya a Polonia 12 F-16 y 200 soldados de refuerzo tras la crisis ucraniana y el contingente total de sus tropas en Europa ascendería a unos 70.000 miembros). Ello en la práctica significará la vulneración del Acta Fundacional OTAN-Rusia de 1997 por la cual la OTAN descartaba “el estacionamiento permanente de un contingente sustancial y adicional de tropas de combate en el Este de Europa”.

Por otra parte, en una reciente entrevista a la cadena estadounidense ABC, el futurible candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump expresó sin ambages la idea de que la “OTAN está obsoleta, no sirve para combatir el terrorismo y cuesta demasiado a EEUU”, por lo que exigió a los países europeos integrantes de la OTAN “ pasar por caja” , por lo que en la prevista Cumbre de la NATO a celebrar en Varsovia el próximo mes de Julio, se analizará el “refuerzo del flanco occidental de la OAN” y se espera la asunción por la OTAN de la nueva doctrina ‘Smart Defense” (Defensa Inteligente), nuevo concepto operativo que implicará la cesión parcial de la soberanía de los países miembros a la coordinación de defensa con la OTAN así como el incremento de las partidas de gasto de los países europeo, .pues la aportación económica de dichos países europeos sería de un exiguo 2% del PIB nacional, quedando el grueso de la financiación en manos de EEUU.(el 70% de cerca del Billón $ del total del presupuesto).

¿Escisión en la OTAN?

Aparcado de momento la quinta fase del despliegue del Euro DAMN, asistimos a unas sorprendentes declaraciones del ministro británico de Exteriores, Philip Hammond recogidas por el diario “The Telegrah” en las que afirma que “Londres podría acoger misiles nucleares estadounidenses en suelo británico en medio de las tensiones con Rusia”, lo que podría entenderse como el retorno a una carrera armamentista como la mantenida durante la Guerra Fría con la URSS ( reviviendo el proyecto Partnership entre los EE.UU y Europa para proveer al Reino Unido de misiles Polaris de julio de 1962) podría ser visto por Francia como una pérdida de su soberanía y traducirse en una salida provisional de Francia de las estructuras militares de la OTAN.Caso de consumarse la escisión, surgirá una nueva estructura militar con el objetivo inequívoco de ser bloque de contención de los ideales expansionistas de Putin y que estaría integrada por Gran Bretaña, Países Bálticos, Polonia, Hungría, Bulgaria, Eslovaquia, Chequia, Rumania, España, Italia, Malta, Chipre, Grecia y Turquía, lo que supondrá de facto el retorno a la Doctrina de la Contención, cuyas bases fueron expuestas por George F. Kennan en su ensayo “Las fuentes del comportamiento soviético “ publicado en la revista Foreign Affairs en 1.947 y cuyas ideas principales se resumen en la cita “ el poder soviético es impermeable a la lógica de la razón pero muy sensible a la lógica de la fuerza”.

De otro lado, se procederá al robustecimiento del Eje Berlín-París, liderado por Francia y Alemania y que tendrá gravitando en su órbita de influencia a los países de su área de influencia primigenia (Holanda,Dinamarca, Noruega, Bélgica, Luxemburgo y Austria), fruto de la reafirmación de las soberanías nacionales francesa y alemana como estrategia defensiva ante la deriva del otrora “socio americano”, (reviviendo el Tratado del Elíseo entre De Gaulle y Adenauer (1.963). Así, desde De Gaulle, la resistencia al liderazgo estadounidense ha sido un factor de la política exterior de todos los presidentes franceses, (aunque la discrepancia fundamental será en las formas teniendo como paradigma el apoyo de De Gaulle a Estados Unidos en la Crisis de los Misiles de Cuba (1.962) se traducirá en una salida provisional de Francia de las estructuras militares de la OTAN, (emulando el desmantelamiento de treinta bases estadounidenses en suelo francés por De Gaulle (1.966) y teniendo nuevo como columna vertebral la “Force de Frappe”.La “Force de Frappe” nació en 1960 como consecuencia de la proclamación de la V República Francesa por el General De Gaulle. y fue concebida como uno de los elementos clave de la independencia económica, diplomática y militar del país frente a las dos grandes potencias EEUU-URSS enfrentadas en la Guerra Fría y en la actualidad basa la mayor parte de su poder en la utilización de submarinos nucleares balísticos (SSBN) clase Redoutable y Triomphant I y aunque la responsabilidad de las fuerzas armadas esté compartida por el Presidente y el Primer Ministro según la Constitución Francesa de 1958, un decreto de 1962 atribuye en exclusiva al Presidente la capacidad de autorizar el uso de armamento nuclear,.

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ- Analista

Anuncios

¿Y Macri sabe qué hacer con el destape anticorrupción?

Políticamente, todo sirve para levantar la imagen positiva de un presidente en la opinión pública: la visita del primer mandatario estadounidense, Barack Obama, el acuerdo en el Parlamento por los holdouts y el accionar de la Justicia ante ciertos casos sensibles que están en boca de todos… Pero nada de eso no es, ni fue aprovechado por el presidente Macri, lo cual habla de una falta de muñeca política para contrarrestar el brutal ajuste que debió enfrentar. El investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Marcos Novaro, intentó explicar esto apuntando a ciertos desacuerdos que se viven hoy dentro del propio Cambiemos: “En el gobierno de Macri hay una facción muy pragmática que quiere arreglar con el empresariado y los políticos peronistas y otro más republicano y transparente, liderado por Carrió, que quiere justicia a cualquier precio. En el medio está Macri, que escucha a los dos pero no sabe qué hacer”. Tal vez, a esto se deba esa falta de “oportunismo”. En cuanto al entramado de corrupción K compuesto por empresas constructoras de obras públicas -como el caso de Lázaro Báez y compañía Austral Construcciones- y políticos de primera línea amigos de esos empresarios, cuyos principales delitos apuntaron al desvío de fondos que incurrieron en lavado de dinero y evasión de impuestos, principalmente, que hoy se encuentra en plena investigación en la causa denominada públicamente como “Ruta del dinero K”, el científico graficó: “El encadenamiento de filtraciones y relaciones no tiene límites”.

Mauricio Macri fue imputado por la revelación del llamado Panamá Papers, una investigación periodística mundial sobre las actividades en los paraísos fiscales. Apareció mencionado en dos de ellas de la mano de su padre, Franco. Cristina Fernández se encamina al miércoles a inaugurar su desfile en Comodoro Py. La espera Claudio Bonadio por la venta del Banco Central de dólares a futuro, en el final de su mandato. Se pronostica su procesamiento. Ayer fue imputada por el fiscal Guillermo Marijuan por lavado de dinero. Fernando de la Rúa fue absuelto en el 2015, luego de un trámite controvertido en la Justicia, por el pago de sobornos en el Senado, cuya revelación detonó la renuncia de su vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez y abrió las puertas a la crisis del 2001. Carlos Menem fue condenado a prisión por el tráfico de armas a Croacia y Ecuador. Nunca cumplió la pena a raíz que la corporación política se resistió a desaforarlo. Ninguno de los casos serían comparables entre sí. Aunque ayudarían tal vez a aproximar un diagnóstico. La política y las instituciones en la Argentina parecen presas de una corrosión indetenible. La sociedad difícilmente logre jerarquizarse en un contexto donde las conversaciones cotidianas rondan casi excluyentemente la corrupción, el lavado de dinero, el narcotráfico, la criminalidad y el estado de sospecha.

Marcos Novaro, investigador del Conicet dialogó ayer a la mañana con Pablo Duggan en AM 950 “Belgrano” sobre las indagatorias a ex funcionarios kirchneristas, entre las que se encuentra la de la ex presidenta Cristina Fernandez y las marchas de apoyo: “Hay que esperar para ver cómo evoluciona todo el proceso porque es un castillo de naipes que empieza a derrumbarse”. “El encadenamiento de filtraciones y relaciones no tiene límites”, remarcó. En este sentido, Novaro sostuvo: “El peronismo no sabe qué hacer, si acompañar a la movilización y protegerse a sí mismo o buscar una forma de adaptación a esta ola de transparencia judicial. Está llamativamente en silencio”. Sobre las marchas en apoyo a la ex presidenta, Novaro señaló: “Hay que ver si generan más aislamiento en el núcleo duro del cristikirchnerismo y no importa tanto la masividad si solo se manifiestan los súper leales. Lo importante no es cuánta gente va, sino en representación de qué”. En esta línea, subrayó: “Para el macrismo el mejor negocio es que se movilicen los cristikirchneristas más acérrimos, pero si hay solidaridad del peronismo que tiene poder institucional, los jueces y el gobierno van a estar más preocupados”. “Hoy hay varias facciones y creo que Espinoza no representa a la más numerosa”, manifestó Novaro.

“El problema de Cristina es que hay mucho rastro de sus andanzas y las de Néstor desde el inicio de su ciclo y hay gestos de corrupción. La situación de Macri es de índole privado y no hay hechos que lo vinculen a casos de corrupción en el ámbito público, aunque deberá dar explicaciones”, detalló. Por otra parte, aclaró: “El gobierno de Macri debe cuidar la figura como líder y persona y mostrar que persigue a los corruptos de su gestión”. Y agregó: “Laura Alonso metió la pata mal”. “En el gobierno de Macri hay una facción muy pragmática que quiere arreglar con el empresariado y los políticos peronistas y otro más republicano y transparente, liderado por Carrió que quiere justicia a cualquier precio. En el medio está Macri, que escucha a los dos pero no sabe qué hacer”, concluyó. Pero según Claudio Chiaruttini “Los errores de comunicación del Gobierno llevaron a Mauricio Macri a su mayor crisis con la opinión pública en 120 días, con efectos políticos directos, a sólo 4 meses de haber jurado como Presidente de la Nación, dado que la revelación de los “Panama Papers”, según las primeras encuestas, impactó directamente en la credibilidad del mandatario y en la imagen que había ganado en sus viajes a Davos, el encuentro con Barack Obama y el papa Francisco; y su participación en el Consejo sobre Seguridad Nuclear en Washington DC.”

“Mauricio Macri fue votado por ser el “cambio” a todo lo que representaba el kirchnerismo (aunque él no fuese precisamente un cambio, evaluando su gestión porteña). Y lo que más identificaba el kirchnerismo era la corrupción. Y, para el imago argentino, una sociedad off shore es un ícono de la corrupción, dado que se entiende como un sitio para lavar dinero, en vez de para pagar menos impuestos por un negocio. Desde hace un mes, o más según algunas fuentes, la Casa Rosada conocía lo que revelaría “La Nación” y “Canal 13” el domingo 03/04 a las 15:00. Sin embargo, la actitud soberbia de algunos altos funcionarios que creen saber de comunicaciones -en especial el Jefe de Gabinete, Marcos Peña-, minimizaron la importancia de la noticia, el impacto que tendría en la opinión pública y en los “mass media”, y el flanco que le abría al Presidente de la Nación a favor de sus opositores más acérrimos. Marcos Peña, y probablemente el propio Macri, subestima a los medios de comunicación y su influencia sobre la sociedad. Marcos cree que las redes sociales son sustitutas convenientes y eficientes. En eso, son 180º lo contrario que el kirchnerismo, que vivía obsesionado por los medios. En la Casa Rosada creen que estando bien con el Grupo Clarín, el diario La Nación y 3 radios capitalinas (Mitre, Continental y La Red), tienen cubierta a toda la opinión pública. Se equivocaron.” Agrega Chiaruttinni.

“No sólo no trataron de “anticipar” la noticia, sino tampoco prepararon una respuesta seria y contundente, dejaron pasar el tiempo, prepararon respuestas formales, enviaron al Jefe de Gabinete + los ministros de Seguridad y Justicia, convirtiendo un tema personal en un asunto de Estado- y terminaron con Mauricio Macri respondiendo personalmente y autodenunciándose, cuando llegaron las encuestas. Sin embargo, eso no evitó el 1er. pedido de imputación penal y con un Fiscal deseoso de meterse en la investigación para esmerilar, al extremo, al mandatario. En la “Era de las Redes Sociales”, un error de comunicación política tiene costos inmediatos. Ahora lo sabe el Gobierno, cuando la foto de Mauricio Macri apareció en el mundo global al lado de Vladimir Putin y otros políticos corruptos del planeta. Quizá Marcos Peña entienda que su rol no es opinar sobre comunicación. Y menos Jaime Durán Barba, especialista en marketing político, pero sin experiencia en la comunicación de gobierno. Era sabido que cuando la Justicia Federal decidiera avanzar sobre el kirchnerismo, la “danza” de citaciones, indagaciones, imputaciones, tomas de declaración y allanamientos ganarían la agenda de los medios. Con casi 2.000 denuncias judiciales, de las cuales hay más de 1.200 abiertas y otras 300 fáciles de reabrir, el Gobierno sólo tenía que hacerse a un lado y dejar que el Poder Judicial demoliera al kirchnerismo, al tiempo que el peronismo lo deja vacío de institucionalidad y de aliados.”

“Ahora, Macri ha quedado envuelto en el “show judicial”, enlodado en el mismo barrial del kirchnerismo, dejando la sensación que las detenciones de Ricardo Jaime y Lázaro Báez y las amenazas sobre Cristina Fernández y Julio de Vido son actos de “revancha”. El kirchnerismo, que se siente cercado, organizó el 1er. cacerolazo contra Mauricio Macri. El dato es político, no el número de presentes en Plaza de Mayo, que fue muy escaso. Pero para el cacerolazo N°1 contra Cristina Fernández pasaron más de 4 años de Gobierno. Acá han pasado sólo 4 meses. Mientras que la Gestión macrista debería tener como meta central fortalecer al Presidente de la Nación, una sucesión de “balazos en el pié” tuvo el efecto contrario.” No tiene importancia asignar porcentajes a los factores que detonaron el incipiente proceso de Mani Pulite que vive la Argentina. ¿Fue una maniobra alentada por la Presidencia para tapar el caso de los Panamá Papers? ¿La sobreactuación en defensa propia de jueces corruptos, que durante años pisaron las causas que ahora aceleran? ¿Una respuesta al prístino republicanismo que se apoderó de Macri y el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti? Son todas preguntas menos interesantes que indagar sobre la evolución posible del proceso iniciado. La Argentina de Macri está ingresando en el nudo más complejo – e irresuelto- de la teoría política: ¿Cómo construir un sistema de justicia independiente del poder, que en el camino no derribe la estantería?

Es un debate que tiene además el atractivo de plantear preguntas muy incorrectas para almas simples y bienintencionadas: Los malos, los que roban, los que abusan, tienen que ir presos y sólo con eso ya tenemos un mundo mejor. El problema es que el Diablo está en los detalles: ¿Qué es robar? ¿Un sobreprecio en la obra pública?: Por supuesto. ¿Un sofisticado derivado financiero que metió a la economía global en una de las crisis más graves de la historia, destruyendo el futuro de millones de vidas? No está claro. La revista “The Economist”, una publicación que simboliza los ideales republicanos y libremercadistas de Occidente, acaba de plantearse en su última edición algunos de estos interrogantes. Tomando el caso de Brasil, advierte que la caída de Dilma puede envenenar la política brasileña durante años, así como llevado a sus extremos, el proceso abierto por el juez Sergio Moro requiere no sólo el procesamiento de Dilma y su vice, sino de prácticamente todo el Congreso. La pregunta es obvia: ¿En dónde se apoya entonces el sistema para superar la crisis? Una nueva elección. Perfecto, pero la historia reciente advierte que los vacíos de poder, el hastío generalizado, son el escenario propicio para que surjan los Berlusconi, los Trump, los Kirchner, los Chávez, que se quedan con todo. ¿O ya nos olvidamos que Kirchner y Chávez fueron la aclamada renovación que surgió tras la implosión de los sistemas políticos de Venezuela y Argentina? Leones con piel de oveja a los que habrá que aplicar un nuevo Mani Pulite y así la historia se vuelve circular.

Macri debería repasar con muchísima atención la experiencia de Fernando de la Rúa. La amnesia es un deporte nacional, pero no le está permitido al Presidente. Aquellas referencias apuntan además sólo a presidentes o ex presidentes. No sería difícil conjeturar el grado de descomposición hacia abajo en la imaginaria pirámide del poder. Tampoco debería dejarse de reparar en otra cosa. En todos los años repasados sucedieron ciclos de mejoras económica y social. En especial, un poco con Menem y bastante con el kirchnerismo. Ninguno quiso aprovechar esa circunstancia propicia para corregir o, al menos atenuar, aspectos estructurales que a la larga desquician cualquier democracia. Por caso, la impunidad. Al contrario, en ambos períodos se acentuó como nunca, incluso con anuencia popular. La insustentable bonanza económica resultó una anestesia formidable. Seguramente Macri y su tropa no mensuraron esa situación cuando no adoptaron ninguna previsión en torno al Panamá Papers, sobre el cual fueron notificados dos veces: un mes y una semana antes de la divulgación. De lo contrario, no hubiera demorado cuatro días en brindar explicaciones personales. Y en tratar de reforzar su blindaje: su fortuna será administrada por terceros en un fideicomiso mientras ejerza la primera magistratura. El Presidente no llegó a la Casa Rosada de repente aunque sí con un grado de sorpresa. Esbozó su ambición cuando se transformó en jefe de Gobierno porteño. Iba a probar suerte en el 2011. Se retrajo por la marcha de Cristina que, la muerte de Néstor Kirchner y el repunte económico, convirtieron en arrolladora. Su aparición en sociedades de paraísos fiscales data de 1998 y 2007. No hay a la vista, por lo divulgado hasta ahora, ninguna ilegalidad. Pero su empinamiento en el poder coincidió con la explosión de la corrupción kirchnerista y, por ello, con la bronca más explícita de sectores sociales mayoritarios. No hay ilegalidad, como se dijo, pero ver al presidente recién estrenado indolente ante aquellos menesteres no constituiría buena señal.

Esa desatención de Macri y de parte del oficialismo no habría sido la de todos. Pero los disgustados de Cambiemos depositaron en Elisa Carrió el papel de fiscal interior. En la tercera sesión del Congreso desde que inauguró su gestión, el macrismo tuvo que someterse a una pulseada con la oposición que reclamó, con el coro del FpV y la izquierda, una interpelación a Macri. Salió a flote sin problemas en Diputados con 131 votos de la mano de Emilio Monzó, pero dejó deudas con sus aliados que, seguro, deberá saldar en el futuro. El Frente Renovador, con la voz de la diputada Graciela Camaño, le había demandado explicaciones públicas al Presidente por los Panamá Papers. Pero la agrupación de Sergio Massa sufragó abroquelado en defensa de aquél. Quizá Macri, de ahora en más, deba moderar el mote de “oportunista” que suele colgarle al diputado de Tigre. El caso tendrá un curso de doble vía. Macri debe rendir cuentas ante la Oficina Anticorrupción que conduce Laura Alonso. La mujer macrista ya recibió recriminaciones por falta previa de imparcialidad. El fiscal Delgado lo imputó para investigarlo. Jurídicamente no significa mucho. Políticamente sí. El juzgado corresponde a Sebastián Casanello. Delgado ha tenido un desempeño variado. Una vez pidió procesar a De la Rúa por el megacanje. Tuvo un pleito con el ex secretario de Seguridad, Sergio Berni, por la situación de las comisarías porteñas. Requirió investigar a Ricardo Lorenzetti por el manejo del presupuesto de la Corte Suprema. Y chocó con el propio Macri en la Ciudad por actuaciones de la Policía Metropolitana contra el narcotráfico.

El macrismo no se habría percatado de otra situación. Sus titubeos permitieron salir momentáneamente de la asfixia al kirchnerismo, atribulado por las detenciones del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, y de Lázaro Báez. El empresario K sería mucho más importante que el ex ministro de Educación de Santa Cruz. Forma parte neural, más allá del distanciamiento actual, de la construcción del emporio económico de la familia Kirchner. Primero con Néstor. Luego con Cristina, Máximo y Alicia, en ese orden. Pero Chiaruttini nos aclara: “Cristina Fernández vuelve a la Ciudad de Buenos Aires el lunes a las 22:15. Llega al Aeroparque y La Cámpora le prepara un acto como el “regreso de Perón”, una “vigilia” de la “resistencia con aguante” para el martes 12/04 y, el miércoles 13/04 una marcha a Comodoro Py, la que han bautizado como el “17 de Octubre Kirchnerista”. Más allá de cuántos adhieran a la convocatoria y el éxito de sus planes, quedan 3 evidencias: cosas: planifican, quieren pulsear el “control de la calle”, y siguen construyendo un “relato”, una “épica”; exactamente lo contrario que el Gobierno, Macri y el PRO.”

“El ambiente social no ayuda al Presidente de la Nación. La recesión, la inflación, los despidos, el aumento de tarifas generalizadas, la ausencia de medidas sociales y la pésima comunicación crean un “caldo” que quieren aprovechar kirchneristas, sindicatos y opositores. Por eso, Macri reunió el sábado 09/04 al “Gabinete Social” y referentes sociales para conocer la “temperatura” en la calle y coordinar un paquete de medidas que permitan descomprimir la situación. Descubrieron la crisis social. Las revelaciones de la corrupción kirchnerista en los Tribunales seguirán, pero eso no ocultará ni la recesión, ni la inflación, ni la falta de trabajo, ni los despidos, ni la reducción del poder adquisitivo de las familias por el aumento de las tarifas; por eso el Gobierno debe comenzar a construir una “Agenda Social” que tenga como centro demostrar que no gobiernan para las empresas (tal como se desprende del discurso opositor que va desde algunos radicales hasta la extrema izquierda, pasando por el massismo, el peronismo y el kirchnerismo). Macri se reunió con los titulares de las bancadas de senadores de todos los partidos. El mensaje fue claro: “Se acabaron los aumentos (de tarifas) por este año”. Sin embargo, cuando salieron, ninguno de los presentes creyó la palabra del Presidente de la Nación. ¿El antecedente? El aumento de los combustibles. Se dijo que habría 3 en el año, se espera, en el mejor de los casos, que sean 5. Nadie conoce la profundidad del ajuste.”

“El Gobierno va por detrás de la “Agenda de los Medios”. El Gobierno siempre va a la saga de los hechos. Al mismo tiempo que Macri anunciaba que se autoincriminaría ante la Justicia, el Banco Central anunciaba un programa para reinstalar el crédito hipotecario en la Argentina -que está por verse, en especial por lo que Daniel Sticco ya deslizó acerca del uso irregular de índices de ajuste, aún en la propia Administración Macri. Con ese anuncio, Cristina Fernández hubiese hecho 5 cadenas nacionales, habría 15 funcionarios hablando del tema y 3 piezas publicitarias dando vuelta por los medios de comunicación. Sólo basta recordar el uso político del “Plan Recrear”, de la tarjeta “Argenta”, entre una docena más. El impacto sobre las clases más necesitadas fueron nulos, pero el kirchnerismo, que fue una máquina de crear pobres, quedó como el gobierno que más se ocupó de escuchar las necesidades de los pobres. Para peor, Macri ya no tiene contacto con la gente. Desde que el kirchnerismo colocó militantes con pancartas en la inauguración de trenes a la que fue invitado Florencio Randazzo, 4 hechos han ocurrido donde opositores identificados con el peronismo o con La Cámpora han intentado agredir al Presidente de la Nación. Por eso, por ejemplo, dicen que el mandatario dejó a los altos mandos militares bajo la lluvia y fue, con un grupo selecto de invitados, al Cenotafio de los Muertos en Malvinas, de Retiro el 02/04.”

“Para el 29/04, las 5 centrales sindicales prometen una gran movilización contra los despidos que hay, tanto en el sector público como privado, y culpan al Gobierno por esta situación. Es la primera vez que los 5 marcharán juntos y se descuenta que ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) aportará una gran columna y, el resto, podría usar la ocasión para hacer “demostraciones de fuerza”. El Gobierno ya ha comenzado a “desinflar” la marcha, inyectando $ 2.300 millones en las obras sociales de los mayores sindicatos, con lo cual repite el mecanismo utilizado con los Gobernadores, los intendentes y los legisladores: El dinero como instrumento para calmar el reclamo político, un mecanismo perverso para un Gobierno que debe bajar el Gasto Público con urgencia. La economía, débil y tratando de encontrar un rumbo, no puede apuntalar a un Gobierno debilitado innecesariamente por crisis evitables, mientras trata de disciplinar a sus opositores. En el fondo, la gran fortaleza de Mauricio es la misma que tenía Cristina: la oposición no tiene un líder, no tiene un proyecto alternativo, está en interna en todos los frentes y tiene lejos la siguiente elección. Durante años, la oposición al kirchnerismo usó como ariete las denuncias de corrupción para esmerilar al Gobierno de Cristina Fernández. Ahora, el camino está marcado: la oposición al macrismo usará la cuestión social como instrumento de desgaste de Mauricio Macri. Por eso, en la etapa postdefault, mejorar la calidad de vida de los argentinos debe ser el centro de la acción de Gobierno. Si es que hay un plan para ello.”

“Se consolida la sensación de que el Gobierno tenía ideas no planificadas para la 1ra. Etapa de Gestión: salir del cepo cambiario e importador; aumentar las reservas del Banco Central, desarmar la crisis del dólar futuro, salir del default, volver a los mercados internacionales de crédito, colocar a la Argentina, de nuevo, en el mundo desarrollado; incentivar las inversiones y… poco más. Falta la 2da. Parte. Sin esta nueva etapa, el macrismo no es más que una forma de “kirchnerismo ordenado”, tal como calificó el economista José Luis Espert, aunque hay que agregarle que es un “kirchnerismo ordenado, sin relato, sin mística, sin mensaje, sin comunicación y sin política”. Y eso no es lo que votó 52% del electorado hace 5 meses. Por eso, la crisis que desató los “Panama Papers” es más que una cuestión sobre el patrimonio presidencial, versa sobre el futuro del macrismo en el poder.” Concluye Chiariuttini. El kirchnerismo se va apagando en medio de sus propias peleas. También el liderazgo de Cristina languidece. Le queda la ilusión de su inminente paso por el teatro de Comodoro Py para intentar revivirlo. Lo único que no puede hacer el Presidente Macri ante una situación tan delicada como la que se despliega en estos momentos, es dejarse arrastrar por los acontecimientos. Las frases hechas sobre la independencia judicial –que es bueno recordar se trata de un ideal extremo que la política, por suerte, viene problematizando hace siglos para evitar la tiranía de los jueces-, son buenas para decir a los columnistas de los domingos, pero no sirven como programa para un Gobierno que deberá lidiar con las consecuencias reales del proceso.

Es por eso que el gobierno de Macri dice una cosa, pero mantiene en operaciones a Daniel Angelici. El problema no es Angelici, el problema son las contradicciones. Por eso miremos De la Rúa, no como comparación sino como aprendizaje. Por eso, Macri puede hacer casi todo menos una cosa: No tener una idea clara sobre cómo se entra y como se sale de este proceso. Hoy lo que se ve, como entonces, son contradicciones. Entre un ala que agita el Mani Pulite y otra que busca atemperarlo. Pero sin coordinación. Esto envía mensajes confusos a la política, que puede ingresar en un peligroso círculo de paranoia y vale todo. Estamos en la puerta de una situación estilo tiroteo en la cantina, donde todos les tiran a todos y al final sólo se salva el cantinero. ¿Quién será el próximo cantinero? El tema da para mucho más que una columna y se podría analizar porqué, por ejemplo, las mismas potencias que nos alientan a ser implacables con la corrupción, protegen a sus ex presidentes hasta con indultos, como ocurrió en el caso de Nixon.

Macri tiene hoy un margen de maniobra macroeconómica más holgado que De la Rúa. Pero tampoco le sobra mucho. La opción que plantean algunos destacados analistas es pertinente pero no es en rigor una opción: ¿Cuánto conflicto puede tolerar la sociedad para terminar con la impunidad? ¿Impunidad o despelote?, se pregunta Marcos Novaro en “La Nación”. Visto desde la Presidencia la respuesta es obvia: El único lujo que no puede permitirse un Gobierno es el caos. De hecho atenta contra su propia denominación. Pero el mérito de Novaro es que su pregunta lleva a otra más pertinente: ¿Cómo se reduce la corrupción en países tan corruptos como la Argentina, donde permea todos los estamentos, sin llevarse puesto el sistema? ¡Esa es una buena pregunta para Macri!

Buenos Aires, 4 de abril de 2016.

Arq. José M. García Rozado, ex Subsecretario de Estado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL – Peronismo Verdadero

SPD-205:Boletín por un socialismo participativo y democrático.

 

Foto Nick Kenrick

 

 

No. 205 (22/año 8). La Habana, 7/Abril-2016

“Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”. Art. 53 de la Constitución

 

Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.

Los autores son los responsables de sus escritos.

Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.

Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.

Recopilación de Pedro Campos. CE pedrocampos313@yahoo.es o pedrocampos@nauta.cu

Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido

El boletín SPD se puede encontrar en el sitio http://felixsautie.com/ y en el blog Primero Cuba http://primerocuba.blogspot.com

 

ÍNDICE

 

Carta entregada en las Oficinas del Consejo de Estado para al 1er Secretario del PCC

Presentando los aportes de la Izquierda Democrática al VII Congreso del PCC

 

Sin democratización, no hay garantías de independencia

Por Pedro Campos

 

Presidencialismo de Coalición en Brasil

Por: Moustafa Hamze Guilart

 

Obama: Del encuentro con Raúl al abrazo con Macri.

Por Narciso Isa Conde

 

Cuba: ¿la diversidad contra el pluralismo?

Por  Armando Chaguaceda

 

 

 

SECCION OTRAS MIRADAS

Escasez de productos, el mal endémico de Cuba

Por  Ernesto Pérez Chang  (tomado de Cubanet)

CONTENIDO

Carta entregada en las Oficinas del Consejo de Estado para al 1er Secretario del PCC presentando los aportes de la Izquierda Democrática al VII Congreso del PCC

La Habana, 5 de abril de 2016

 

Al General de Ejército Raúl Castro Ruz, 1er Secretario del Comité Central del PCC, y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

En cumplimiento de los acuerdos tomados por un grupo de proyectos y agrupaciones de la Izquierda Socialista y Democrática Cubana, le hacemos llegar los aportes de varios compañeros sobre  El socialismo y la sociedad que deseamos para que sean tenidos en cuenta en las discusiones del VII Congreso del PCC a celebrarse próximamente. Con el mismo propósito, adjuntamos nuestras propuestas generales y programas para el avance al socialismo en Cuba.

 

Aprovechamos la oportunidad para sugerirle que se postergue el VII Congreso y dar tiempo a que las bases del partido, los sectores académicos e intelectuales, además del resto de los trabajadores y ciudadanos discutan abierta, democrática y horizontalmente sus documentos que afectan el presente y el futuro de todos los cubanos.

 

Igualmente deseamos proponerle un diálogo entre representantes del PCC y de esta corriente socialista y democrática, surgida del seno de ese propio Partido Comunista y como parte del propio proceso revolucionario cubano, cuándo y dónde Ustedes lo consideren conveniente, a fin de intercambiar puntos de vista sobre los muchos problemas que agobian a nuestra sociedad y sobre las formas de hacerla avanzar.

 

Atentamente

 

Pedro Campos y otros compañeros

Correos electrónicos actualizados pedrocampos@nauta.cu y pedrocampos313@yahoo.es

Teléfono celular 54644570

 

Sin democratización, no hay garantías de independencia

Por Pedro Campos

 

Políticos, analistas y académicos, de socialistas a liberales, han abordado la importancia de la democratización política y económica de la sociedad cubana, como base para el deseado despegue hacia el desarrollo y modernización de la nación.

 

Para  un sector de la izquierda democráticas y para no pocos nacionalistas, esa democratización sería además, una garantía estratégica para la independencia de Cuba en todo sentido.

 

A falta de subsidios, el actual modelo político/económico estado-céntrico, solo puede garantizar su supervivencia con un  aumento significativo de la inversión de capital extranjero para el desarrollo mixto de las mega-empresas estatales o para inversiones directas que interesan a los planes dispuestos en su “cartera de negocios”.

 

En la creencia de que el capital foráneo va a salvar la empresa estatal, la política económica oficial prioriza su alianza con el capital extranjero, mientras se opone al amplio y libre desarrollo de las formas “no estatales” independientes, sean asociadas o privadas, porque las considera “enemigas del capital del estado”, para no hablar del “lobo feroz”: la autogestión bajo control de los trabajadores.

 

En estas circunstancias, una democratización de la economía que ponga el grueso de la misma en manos del pueblo, de los trabajadores en las empresas estatales en autogestión y de las empresas asociadas o privadas, medianas y pequeñas, es lo que podría amortiguar el impacto absorbente en el conjunto de la economía cubana, de las previsibles inversiones de EEUU, una vez levantado completamente el bloqueo-embargo.

 

Bruno Rodriguez dijo a Cubadebate según EFE que: la autorización a las empresas de telecomunicaciones norteamericanas de operar en la isla y el apoyo financiero al sector no estatal cubano por parte de la administración de Obama, solo buscan construir una oposición al Gobierno de Raúl Castro”.

 

Transparente: internet y el desarrollo del sector no estatal  es visto como “opuesto al gobierno de Raúl Castro”. A la burocracia realmente le da lo mismo que el apoyo para esas actividades venga de EEUU o de la Luna: siempre ha interferido su libre desarrollo en Cuba y donde quiera que se ha intentado el “socialismo de estado”.

 

Y no podría ser de otra forma para la “nueva clase” generada por el estatalismo que trata de preservar su control-poder, lo cual explica las limitaciones impuestas a internet, al cuentapropismo  y al cooperativismo, a pesar de su aprobación por el propio VI Congreso del PCC, para ni mencionar la autogestión desaparecida del vocabulario del PCC.

 

En verdad el desarrollo independiente de las pequeñas y medianas empresas de capital privado y asociado (cooperativo, mutual o por acciones), a corto y mediano plazos desplazaría a las ineficientes y anti-obreras empresas estatales, como ya  viene ocurriendo, si no pasan rápidamente a régimen de autogestión o cogestión, donde los trabajadores dejen de ser simples asalariados mal pagados para convertirse en dueños efectivos de las empresas al participar directamente de la propiedad, la gestión y las ganancias, o pasan al control total o parcial de empresas capitalistas nacionales o extranjeras.

 

En la variante 1, el actual salvaje capitalismo monopolista de estado, que explota hasta el empobrecimiento a sus obreros, se vería así obligado a traspasar el poder real, el económico, a los trabajadores, a lo cual siempre se ha negado porque ello implicaría la disminución y/o desaparición del poder de la burocracia y el actual control que ejerce sobre todos los dividendos generados por las empresas estatales, por lo que ha preferido la variante 2,  una alianza con el capital internacional para poder seguir subsistiendo, ahora compartiendo la explotación de sus asalariados con el capital extranjero.

 

Pero la segunda variante implica entregar buena parte de la economía del país al capital foráneo y eventualmente al gran capital norteamericano.

 

De “enemigo principal”, el gran capital de EEUU pasaría a ser “aliado principal” en la explotación conjunta de los trabajadores cubanos y a socio económico fundamental, camino a una dependencia económica: una especie de anexión virtual a EEUU, cuando no haya bloqueo y viajar a Miami, cueste un poquito más que ir de La Habana a Varadero.

 

En este contexto, donde el país se abre a la inversión extranjera directa y en combinación con el estado, los “comunistas” que siguen creyendo que  el socialismo descansa en la empresa estatal asalariada, sin participación de los trabajadores en la propiedad, la gestión y la ganancia, donde los obreros siguen siendo tornillos por los que ni si quiera se paga su costo, le están haciendo el juego al anexionismo virtual.

 

La culpa no será de EEUU, sino de la política económica oficial contra el trabajo libre.

 

Nada, que si  no se democratizan-socializan la economía y la política, no habrá garantías para la independencia futura de Cuba.

 

 

 

Presidencialismo de Coalición en Brasil

Por: Moustafa Hamze Guilart (São Paulo, especial para el boletín SPD)

 

En esta etapa de lucha y debate por la democratización de Cuba, es importante conocer el presidencialismo de coalición brasileño además para comprender, parte de los acontecimientos políticos actuales en Brasil y tener en cuenta las variantes de presidencialismo de estado a la hora de optar por un modelo político del futuro estado democrático de derecho cubano.

 

El término de presidencialismo de coalición se debe al científico político Sergio Abranches quien lo abordó en un artículo científico de su autoría en 1988, en que define la estructura y los mecanismos de funcionamiento del régimen político e institucional brasileño. Siendo el sistema en el cual el jefe de estado del ejecutivo es elegido por sufragio popular.

 

La coalición se refiere a acuerdos entre partidos (con vista a ocupar cargos en el gobierno) y alianzas entre fuerzas políticas (difícilmente en torno de ideas y programas) para alcanzar determinados objetivos, entre ellos, la gobernabilidad del país o medianamente para conformar la oposición democrática en el congreso nacional. Esas concertaciones son necesarias por la gran cantidad de partidos políticos existentes, actualmente 35, siendo muy difícil que el partido del presidente obtenga la mayoría absoluta del parlamento para aprobar sus proyectos e implementar sus políticas.

 

Por lo anteriormente señalado algunos o muchos partidos, en determinadas coyunturas, se juntan para formar un consorcio de apoyo al jefe de gobierno en el parlamento, intentando imitar al sistema parlamentario donde un primer ministro asume como jefe de gobierno por tener su partido de mayoría en el parlamento o cuando no tiene la mayoría establece negociaciones con partidos menores para la formación de gobierno.

 

Lo nocivo de estos ‘pactos”, en el caso brasileño, es que para formar la coalición se hace a cambio de la entrega de ministerios y\o cargos en el primer y segundo escalón de las empresas estatales, siendo esas prácticas las principales fuentes de la corrupción política que es endémica en Brasil.

 

En 1993 se realizó un plebiscito para decidir entre presidencialismo y parlamentarismo, la mayoría de los brasileños votaron por el presidencialismo. El talón de Aquiles del presidencialismo de coalición brasileño radica en que el presidente es elegido directamente por el voto directo y al gobernar una coalición de numerosos partidos (izquierda, centro y derecha) cuando se crea una crisis de gobernabilidad\ingobernabilidad como la actual (económica, política y ética), si eso estuviera sucediendo en una república parlamentaria, el mecanismo para resolverla sería simplemente con la disolución del gobierno y la formación de uno nuevo, o cuando máximo la convocatoria a elecciones anticipadas caso que no se lograra la formación de un nuevo gobierno por diferentes razones.

 

En el caso de Brasil, una crisis de tal magnitud como la actual, se resuelve a través de un mecanismo tortuoso, el impeachment, que prolonga la crisis creando una polarización muy intensa, con manifestaciones en la calle y en las redes sociales de los que están en contra y a favor del impeachment y hasta otros antisistema que se manifiestan, en esos mismos escenarios, contra tirios y troyanos. Pienso que, cualquiera que sea el resultado de impeachment a la Presidenta de la República, la crisis será irreversible en el mediano plazo, hasta tanto se caldeen los ánimos, que sin dudas tendrá muchas acciones por ambas partes en los diferentes niveles de la justicia, acompañada de manifestaciones en las calles y en las redes sociales por los movimientos sociales tradicionales afines al partido de gobierno y en contraposición los movimientos sociales de nuevo tipo anticorrupción, cívicos de diferentes tipos y los antisistema.

 

Otra contradicción es que el presidente es elegido, generalmente, sobre la base de un programa de gobierno y los parlamentarios, ministros y directivos para las estatales indicados por los partidos que conforman la coalición no tienen ningún interés en el programa de gobierno y si los intereses particulares de sus partidos, y sus intereses personales; a ese comportamiento es lo que los politólogos han denominado como fisiologismo partidista, para caracterizar la adhesión de muchos partidos al gobierno de turno, la cual tiene como finalidad obtener los “beneficios” que proporciona ser parte de la coalición gobernante.

 

Por mi experiencia de vida en Brasil, relacionándome con diferentes estratos de la sociedad, mi estancia en diferentes estados de la federación desarrollando mis actividades profesionales y mi relacionamiento con mi familia brasileña, entre otras cuestiones, acostumbro decir que Brasil es una Cuba a gran escala y que Cuba es un Brasil a pequeña escala, lo que me hace pensar, que si no deseamos que nuestra futura democracia derive en un Brasil a la cubana: en esta etapa de lucha y debate por la democratización la oposición interna, los grupos prodemocráticos, la sociedad civil independiente, así como, los reformistas del oficialismo, las elites periféricas oficialistas y las elites periféricas no oficialistas deberían documentarse sobre las diferentes variantes de conformación del estado democrático de derecho, por lo que además de los sistemas presidencialistas y parlamentarios clásicos deberían interesarse también por los sistemas semi-presidencialistas como el francés y el portugués, que son sistemas de gobiernos en que el presidente comparte el poder ejecutivo con un primer ministro.

 

El semi-presidencialismo a diferencia de una república parlamentaria, tiene un jefe de estado electo directamente por el voto popular y es más que una figura ceremonial como en el parlamentarismo. Estos conocimientos son necesarios con vista al inevitable Dialogo Nacional y para la Asamblea Constituyente Democrática para definir el modelo político idóneo para la instauración del Estado Democrático de Derecho Cubano.

 

 

 

Obama: Del encuentro con Raúl al abrazo con Macri.

Por Narciso Isa Conde (Santo Domingo, República Dominicana, especial para el SPD)

 

Los presidentes de EEUU se pasaron 88 años sin visitar Cuba y los últimos 53 se dedicaron a cercar, agredir y bloquear ese país,  colocándole impedimento de de viaje a la isla rebelde  a todos/as sus conciudadanos/a.

 

En estos días Obama se quitó el impedimento para viajar a Cuba y avanzar algo más en un restablecimiento de relaciones interestatales que tiene poco de inocente, recogiendo el “prestigio” que emana de esa histórica visita

 

Es conocido que  los gobiernos de Cuba y EEUU anunciaron en diciembre del 2014,  a través de sus respectivos presidentes, un proceso hacia normalización de relaciones entre ambos Estados.

 

Hace 53 años el imperialismo estadounidense optó por una política de agresión a la Revolución Cubana, que se ha traducido en enormes daños y perjuicios para ese hermano país y su heroico pueblo.

 

El gobierno de Barak Obama, camino a ser desplazado, decidió cambiar esa estrategia cuando la misma lucía agotada e ineficaz para lograr la completa revocación contrarrevolucionaria de ese proceso caribeño; contando de seguro con el respaldo de importante sectores del “establiment” estadounidense.

 

Su visita a Cuba sella la admisión del fracaso del bloqueo y del desmontado cerco político, y abre otro capítulo; en el que el imperialismo no dejará de ser imperialismo.

 

EEUU recula para emprender otro tipo de contraofensiva, a su entender más eficaz; contando además con el favor de las presiones empresariales internas que ambicionaban entrar al ya abierto mercado cubano y aprovechar su benévola ley de inversiones extranjeras,  procurando  superar su retraso respecto a  China, Rusia, Brasil, Francia y otros países europeos; dando por descontado que el mal mayor causado a Cuba con el bloqueo ya se produjo y se agotó.

 

Cuba, que resistió dignamente, ha logrado avanzar liberándose parcial y todavía limitadamente de ese cruel bloqueo, conquistando la plena libertad de sus patriotas encerrados vilmente en las cárceles del imperio y apuntando hacia la recuperación de la Base de Guantánamo.

 

Pero hay otras cosas por ver.

 

Habrá que ver en qué consistirá esa nueva estrategia imperialista y como será desplegada en lo adelante.

 

Habrá que ver, a la luz de los resultados de los nuevos comicios estadounidense, hasta dónde llega el consenso interno bipartidista en EEUU y, sobretodo, el consenso en su poder permanente: grandes corporaciones, Wall Street, Pentágono, CÍA… en medio de la crisis de decadencia que afecta gravemente al sistema imperialista-capitalista y lo induce a una política altamente destructiva en muchas parte del mundo; lo que no descarta, en medio de sus debilidades esenciales, negociaciones para atenuar presiones temporales y luego reemprender la ofensiva integral.

 

Habrá que ver cómo procederán las grandes corporaciones gringas y sus agencias en el marco de esa apertura y esa nueva relación.

 

Habrá qué ver que acepta Cuba y qué no, y cómo operará la competencia inversionista y comercial estadounidense frente al avance de China, Rusia y Brasil hacia ese país.

Igual se  están poniendo en práctica de parte del poder imperial nuevas formas de penetración, de ablandamiento político, de promoción de fuerzas opositoras, de aprovechamiento de las dificultades y descontentos; facilitadas por esa distensión diplomática en medio el estancamiento y la crisis que afecta al modelo estatista cubano, combinado con modalidades de privatización y apertura cómoda a la inversión extranjera.

 

UNA REFLEXIÓN MÁS ALLÁ DE LA SUPERFICIE

 

Vale entonces la reflexión sobre ese paso en el entendido de que en esta fase del capitalismo decadente no estamos frente a un imperialismo ablandado, aunque si con fuertes debilidades y contrapartidas que no le permiten imponer sus designios en toda la línea y a lo largo de su accionar. Es sí un lumpen imperialismo capaz de camuflar sus maldades por momentos, pero no de deponerlas.

 

El giro en la política estadounidense respecto a la Cuba actual no indica un cambio de esencia ni una fase más moderada en su existencia como imperio, sino modalidades temporales de acción para lograr el propósito de hacer avanzar en esa isla el capitalismo privado y la economía de mercado bajo su control, debilitar las tendencias socialistas y antiimperialistas y, eventualmente, mellar la soberanía cubana y favorecer tendencias centristas y derechistas hacia un modelo político seudo-democrático al interior de la sociedad cubana; sin renunciar a la subversión violenta en caso de un determinado descontrol en esa transición.

 

Ahora, en esta visita, Obama insistió en favorecer el capitalismo en Cuba y de gravitar a favor, junto a la derecha cubana, de  su modelo de democracia liberal representativo de tan tristes resultados en el continente.

 

No se debe perder de vista que Cuba está en una fase muy delicada, marchando lentamente hacia un todavía indefinido y contradictorio proceso de transición, tanto en el plano del cambio generacional como en cuanto a la necesidad de cambiar un modelo estatista-burocrático agotado; coexistente con reformas limitadas en las que predominan impulsos al individualismo económico, a las pequeñas, medianas y grandes empresas capitalistas, a la conformación de un mercado capitalista dolarizado; coexistiendo con precarias y débiles modalidades cooperativas, con una economía de estado estancada y en retroceso, con un sistema partido único y de organizaciones escasamente participativo, acompañado de un creciente apoliticismo de las nuevas generaciones; en medio de procesos que implican crecimiento de las desigualdades, empobrecimientos relativos y carencias de oportunidades y esperanzas para la juventud más preparada.

 

Es preocupante en ese orden la gravitación en Cuba de procesos inspirados en modelos como el chino y el vietnamita, ambos fuertemente inclinados a la restauración capitalista desde el ejercicio de gobierno de un Estado bajo control del Partido Comunista; vía que en Cuba, por la proximidad con EEUU y la dimensión de sus recursos y riquezas, sería más adversa al curso inicial socializante de ese país caribeño, que lo que ha sido en ambos países asiáticos. E incluso, más aun, podría afectar su autodeterminación.

 

Todo parece indicar que en ese contexto EEUU persigue entrar con menos resistencia que la que históricamente generó el bloqueo y la agresividad descarada, y con menos hostilidad aparente de su parte, en la economía, en la cultura y en la política cubana, con sus propios fines contrarrevolucionarios; lo que plantea nuevos desafíos al campo de las fuerzas revolucionarias, consistente en promover el antiimperialismo a más profundidad y asumir con vigor el planteo de la transición hacia un nuevo modelo socialista que tienda progresivamente a superar tanto la estatización burocrática como la privatización capitalista, y que revitalice el poder popular desde una perspectiva de democracia participativa e integral.

 

CONTRASTE CON OTRAS POLÍTICAS EN LA VECINDAD

 

El rostro benévolo de Obama se desdibuja cuando se trata de su contraofensiva reaccionaria en Venezuela, Brasil, Ecuador, Bolivia….consumada recientemente en Argentina

 

 

 

 

Cuba: ¿la diversidad contra el pluralismo?

Por  Armando Chaguaceda

 

Tras la caída del muro de Berlín la sociedad cubana entró en una fase de creciente diferenciación interna. La pobreza y la desigualdad aumentaron junto a la irrupción del dólar y el debilitamiento de las políticas sociales; mientras (re)aparecían en el espacio público identidades invisibilizadas o reprimidas por el Estado. Pues para una burocracia formada con los manuales soviéticos —que presentaban la homogeneidad como cualidad del socialismo desarrollado— lo diverso constituía un lastre peligroso.

 

Numerosos ciudadanos cubanos asumieron entonces las causas del ambientalismo y lo comunitario, la racialidad y el género. A medio camino, entre el activismo transformador y la recuperación de sentidos de vida —huérfanos tras la crisis del comunismo— aparecieron las banderas de la diversidad social. Pronto, ONG y agencias de cooperación foráneas colaboraron con estos neodiversos a través del apoyo financiero y la internacionalización de sus redes y agendas. Las que, al atender a demandas excluidas del proyecto de nación oficial, beneficiaron a miles de personas concretas.

 

Sin embargo, en la Cuba 2.0 semejante reconocimiento de lo diverso ha acompañado el rechazo del pluralismo. Desde las instituciones oficiales —y sus periferias— emergen activismos centrados en reclamos sectoriales. Pululan visiones que reducen los abusos del poder a una cuestión micro —condenan el abuso familiar pero no el policiaco— y proyectan una mirada culturalista o psicologizada (todo, nos dicen, es cuestión de tradiciones y mentalidades) que no cuestiona los fundamentos estructurales de la dominación política. Los caciques de esta neodiversidad saben convivir con aquélla, bajo un pacto de permisos y privilegios típicos de un onegenismo autoritario.

 

Las causas de tal disociación mezclan el instinto de preservación frente al Estado autoritario con cálculos de beneficio y taras ideológicas arraigadas en la población e intelectualidad cubanas. Sin embargo, en la medida en que las elites neodiversas hacen causa común con la descalificación de quienes luchan en pro del pluralismo político en Cuba, erosionan la legitimidad de su accionar ciudadano y refuerzan el autoritarismo.

 

No se trata de negar las deficiencias de la oposición realmente existente, sino de no abonar a un discurso que acosa a cualquiera que cuestione su monopolio y pretenda la autonomía. Sólo con una participación, representación y debate pluralistas —en múltiples sujetos, temas y formatos— de los cubanos, las causas de la diversidad hallarán reconocimiento y protección efectivos. Y habrá más posibilidad de avanzar en favor de la no violencia y el matrimonio igualitario y en contrala de los transgénicos y el racismo en un orden pluralista que bajo un poder que concibe al activismo como permiso y no como empoderamiento.

 

 

 

SECCION OTRAS MIRADAS

Escasez de productos, el mal endémico de Cuba

Por  Ernesto Pérez Chang  (tomado de Cubanet)

A juzgar por la persistencia de los anaqueles vacíos en las tiendas y las filas de personas a las puertas de los agromercados y centros comerciales, el nuevo modelo económico que intenta implementar el gobierno cubano pareciera estar muy lejos de solucionar ese desabastecimiento reconocido por los propios medios de prensa oficialistas y hasta eufemísticamente calificado, hace ya un par de años, como “cíclico” por el diario Granma, quizás en un intento por disimular el endemismo del fenómeno.

 

Aunque, durante el último medio siglo, la abundancia de productos jamás ha sido un signo distintivo de la red estatal de comercio en la isla, la agudización del problema en los últimos meses es verificable con tan solo asomarse a cualesquiera de los comercios ubicados en “áreas exclusivas” (similares a los de 3ra. y 70 o 5ta. y 42, en Playa, entre los más cercanos al circuito de personas con mayor poder adquisitivo), que incluso durante la hambruna de los años 90 mantuvieron una oferta relativamente estable de productos alimenticios e industriales, aunque solo disponible para personal diplomático y ciudadanos con privilegios especiales de acuerdo con su filiación ideológica o sus relaciones personales con la alta dirigencia cubana.

 

Si desde mediados del 2013 hasta finales del 2015, según los escasos reportes aparecidos en la prensa oficialista, la escasez de productos era más notable en renglones relacionados con el aseo personal y la higiene doméstica, en estos primeros cuatro meses del 2016 la carestía ha afectado la totalidad de los géneros y mercancías que, en otros tiempos, al menos estaban disponible de manera intermitente, aunque a precios demasiado altos en comparación con los salarios de los trabajadores.

 

Al nivel de los pequeños comercios estatales y de los almacenes suministradores, el desabastecimiento que padecen hoy los cubanos es visto hasta cierto punto como intencional. La gerente comercial de una tienda recaudadora de divisas (TRD) en el municipio Arroyo Naranjo, que nos ha pedido ocultar su identidad para evitar represalias, no duda en culpar al gobierno por la situación que atraviesan:

 

“No hay pollo, no hay aceite, no hay refresco, no hay, no hay y no hay, esa es nuestra situación diaria. Puedo enseñarte los pedidos que yo hago de acuerdo con la demanda, y puedes ver cómo cada día las vidrieras están más vacías. (…). No nos llega casi nada de lo que pedimos. Me dicen que los almacenes están vacíos y que lo poco que hay es para el turismo porque es temporada alta y los extranjeros tienen prioridad, sin embargo, yo sé de los almacenes, y la historia es otra, todos los días se cargan camiones y camiones de productos y nadie sabe para dónde van. (…) Después tienes en la misma puerta de la tienda a la gente vendiendo de todo. ¿De dónde sacan las cosas? Te aseguro que no es de aquí (…). Hay calor y la gente viene buscando un ventilador que más o menos esté al alcance del bolsillo y lo que se encuentran son equipos de más de 150 dólares [20 dólares es el salario mensual promedio de un trabajador en Cuba], ¿por qué hacen eso si en los almacenes hay otros? Ahora, hasta que no se vendan esos que son carísimos, no traen los otros. Es una estrategia de venta criminal y el gobierno alienta esas cosas. (…) Yo, como gerente, no tengo que ver con eso”.

 

Julio Hernández, dependiente de una tienda TRD en la barriada de Mantilla, no puede ofrecer una explicación sobre la escasez de productos porque dice desconocer las causas: “Chico, no sé, vamos a decir que es el bloqueo, al final él tiene la culpa de todo… Si tú mujer te pega los tarros [es infiel], la culpa la tiene el bloqueo; si hace calor, es por el bloqueo. Aquí todo es por el bloqueo. (…) Es que quienes dirigen no saben nada de nada. Todos son unos improvisados”.

 

Liliam, trabajadora de un agromercado estatal, supone que las causas del problema están en el incremento del turismo y en la falta de un mercado mayorista para los empresarios privados [cuentapropistas]: “Le echan la culpa a los carretilleros, a los vendedores, pero yo que llevo varios años en esto, te aseguro que siempre en los meses de temporada alta es así, aunque este año ha sido peor que otros. Pero siempre hay menos productos y los precios suben. ¿Cuánta gente hay con negocios de alquiler y paladar? ¿Dónde están los mercados mayoristas que dijeron? (…) Cuando llega la papa hay gente aquí que se la lleva por sacos, igual con los tomates, el ají, la cebolla, los boniatos, la yuca. Igual se acaba el refresco en la shopping, el agua, el aceite, los jabones, el papel higiénico, y es que la gente que tiene negocios está obligada a acaparar”.

 

La paulatina disminución de las importaciones, en correspondencia con los llamados “lineamientos económicos” de las reformas raulistas, pudiera aparecer entre las disímiles causas del desabastecimiento.

 

En conversación privada, un funcionario de Alimport que prefiere reservar su identidad, aseguró a Cubanet que al menos en cuanto a alimentos, las importaciones a la isla han disminuido significativamente desde el año 2014: “Hay una notabilísima tendencia al decrecimiento [de las importaciones]”, declaró este funcionario: “Se suponía que con el otorgamiento de las licencias en 2008 la compra de alimentos a los Estados Unidos aumentara, y de hecho aumentó por un tiempo pero más tarde decrecieron a menos de la mitad, y todo coincidió con el inicio de las conversaciones [entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos]. (…) No creo que tenga que ver, al menos directamente, con la idea de la sustitución de importaciones porque se trata de productos que Cuba no produce ni podrá producir en las cantidades que se necesitamos. (…) Tampoco es un problema de la falta de crédito porque también han disminuido las importaciones desde países donde Cuba no paga en efectivo, como en Brasil, en Venezuela, donde existen acuerdos, desde esos lugares también han disminuido las importaciones, aunque no sucede igual con el petróleo. (…) Creo que el gobierno de algún modo se está preparando para un inminente cese del bloqueo [embargo económico] y está ensayando estas fórmulas extremas para retener el dinero que va a necesitar para demostrar que era el bloqueo la verdadera causa de nuestras miserias y no el mal manejo de la economía y de la política en general”.

 

En cuanto al comportamiento de las importaciones, no existen estadísticas oficiales publicadas con las que los expertos puedan determinar una tendencia al decrecimiento, sin embargo, los llamados datos espejos, ofrecidos por algunos de los mayores socios comerciales de la isla, describen una caída drástica incluso en la compra de productos que siempre fueron los de mayor demanda, como el trigo o la carne de aves, así como un incremento en las exportaciones de productos que tradicionalmente Cuba importaba.

 

Octavio Suárez, economista y ex funcionario de una empresa exportadora de productos derivados del petróleo, perteneciente al sistema de empresas de las Fuerzas Armadas, afirma que la importación y re exportación de petróleo y sus derivados es una actividad comercial creciente que ha desplazado a otro tipo de importaciones: “Cuba es actualmente un importante exportador de petróleo y sus derivados, al menos en el área del Caribe. (…) Las empresas cubanas exportan más de la mitad de lo que importan, sobre todo desde Venezuela. (…) Venezuela vende a Cuba a precios pactados muy por debajo de los precios del mercado internacional y Cuba lo revende a otros países del área. Eso ha ocupado uno de los primeros lugares en las importaciones y tal vez ya ahora en 2016 haya desplazado a los cereales como primer producto. (…) No se tienen datos confiables sobre el comportamiento pero hay cifras publicadas por algunos de los socios comerciales y dicen bastante. (…) Creo que el gobierno necesita acumular grandes volúmenes de capital y de una manera rápida para poder aguantar lo que le viene encima. Están pactando las deudas con la Unión Europea, y están dispuestos a dejar entrar con todo a los americanos, y tienen que tener un buen respaldo para poder acceder a créditos. (…) Lo que menos les preocupa es cómo llenar los anaqueles de las tiendas porque al mercado negro le va de maravillas y ese es el que hay que garantizar porque de ahí comemos todos, desde el uno hasta el cero”.

 

Desde mediados del 2015, en asambleas del Partido Comunista de Cuba ya se les había anunciado a los militantes un aumento del desabastecimiento durante los primeros meses del 2016, e incluso el posible inicio de otro Período Especial, dependiendo de la situación política en Venezuela. Algunos economistas no dudan en relacionar la escasez actual con la incertidumbre que genera en los dirigentes cubanos los acontecimientos en la nación sudamericana, que se ha mantenido, durante una década, encabezando la lista de los más importantes socios comerciales de Cuba.

 

¿Nueva ola desestabilizadora mundial?

15683941498_d53e63dde6_z

Foto: jpazkual

Foto:Jpazkual

Muchas de las elecciones democráticas de la última década han estado marcadas por acusaciones de fraude electoral (Nigeria, Ucrania, México, Bielorrusia, Honduras, Costa de Marfil, Tailandia, Paquistán y Afganistán), aislamiento internacional de los gobiernos democráticamente elegidos (Bolivia, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Franja de Gaza); pseudo-elecciones para intentar edulcorar golpes de mano blandos (Honduras, Ucrania, Egipto y Paraguay) y aceptación por la comunidad internacional de sistemas políticos devenidos en meros gobiernos autocráticos ( Georgia y Rusia).

De todo ello se deduce que estaríamos en vísperas de la irrupción en el escenario geopolítico de la nueva ola desestabilizadora mundial originada por causas económicas (el ocaso de la economía global); culturales (el declive de las principales democracias formales occidentales debido a la cultura de la corrupción; el déficit democrático de EEUU plasmado en el Programa Prism llevado a cabo por la Administración Obama y la pérdida de credibilidad democrática de incontables gobiernos de países occidentales y del Tercer Mundo) y geopolíticas (la irrupción de un nuevo escenario geopolítico mundial que surgirá tras el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría entre EEUU y Rusia).

Como explica el escritor Samuel Huntington en su libro “The Third Wave,” (Tercera Ola, 1.991), el mundo ha pasado por tres olas de desestabilización y democratización. Según Huntington, una ola de democratización sería “un conjunto de transiciones de un régimen no democrático a otro democrático que ocurren en determinado período de tiempo y superan a las transiciones en dirección opuesta durante ese período y que también implica la liberalización o la democratización parcial de sistemas políticos”. Así, en el mundo moderno se habrían producido tres olas de democratización y cada una de ellas habría afectado a un número escaso de países y durante su transcurso algunos regímenes de transición fueron en una dirección no democrática; pero no todas las transiciones hacia la democracia ocurren durante las olas democráticas.

La primera ola comenzó en el siglo XIX y se extendió hasta la Gran Guerra y la segunda se produjo en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial y ambas fueron seguidas por una ola inversa, con países como Brasil, España, Portugal, Grecia, Granada, Brasil y Panamá que debieron realizar una posterior transición hacia la democracia , completado en la década de los 90 con la democratización de los países de la extinta URSS y Sudáfrica y ya en el siglo XXI por Irak y Afganistán.

Tercera ola de democratización (1974-1990)

En su análisis de la tercera ola mundial de las transiciones a la democracia (iniciada en 1974 con la Revolución de los Claveles en Portugal), Samuel Huntington observó que las posibilidades de democratización aumentaron cuando estos países salieron de la pobreza y alcanzaron un nivel intermedio de desarrollo socio-económico, momento en el cual ingresaron en una zona de transición política. Recordar que entre 1974 y 1990, mas de treinta países en el sur de Europa, América Latina, el este de Asia y la Europa del este pasaron de un régimen autoritario a disfrutar de un sistema democrático de gobierno, todo ello en el marco de un tsunami global que quizá sea el acontecimiento político más importante de las postrimerías del siglo XX.

Según la tesis de Huntington, dicho sprint democrático se explicaría porque tras darse por finiquitada la distopía virtual de la Guerra Fría, las dictaduras militares habrían dejado de ser de ser un instrumento útil para EEUU en la lucha contra el comunismo y ya no serían la solución sino el problema. Además, a pesar de que en los citados países no existía una tradición de cultura democrática, rápidamente entendieron que si el poder continuaba residiendo en una élite que desconfiaba del sistema igualitario exportado por EEUU, siempre gravitarían alrededor de la égira de los intereses de dicha élite, lo que imposibilitaría sine die la asunción del poder por la sociedad civil. Así, en 15 años la ola democratizadora se trasladó por Europa del Sur, saltó a Latinoamérica, se trasladó a Asia y finiquitó los sistemas autoritarios de los países postsoviéticos, (de lo que sería paradigma el hecho de que en 1974, ocho de los 10 países sudamericanos tenían gobiernos no democráticos y en 1990, 9 tenían gobiernos democráticamente elegidos), y según Freedom House, el 39% de la población mundial vivía en países libres en 1990, disminuyendo por primera vez la cantidad absoluta de estados autoritarios.

¿Nueva ola desestabilizadora mundial?

La llamada “Primavera árabe” (que tuvo su detonante en Túnez y se extendió por mimetismo al resto de países árabes del arco mediterráneo durante el trienio 2010-2013), sería la primera oleada de protestas laicas y democráticas del mundo árabe en el siglo XXI, movimiento popular sin precedentes caracterizado por la exigencia de libertades democráticas frente a regímenes corruptos y dictatoriales y la mejora de las condiciones de vida de una población sumida en una pobreza severa y un desempleo estratosférico, contando además en el caso de Túnez y Egipto con el apoyo del Ejército. Con dicha revolución asistimos a la llegada a los países árabes del arco mediterráneo de la Tercera Ola mundial de transiciones a la democracia , aunque Huntington no otorgó en la década de los 90 ningún potencial revolucionario a los países islámicos, a pesar de reconocer “la fuerza de la revuelta islámica y las raíces tan débiles de sus respectivas democracias”. Sin embargo, el golpe de mano realizado por el Ejército egipcio contra Morsi podría tener como efecto mimético la traslación a las calles turcas y tunecinas de una campaña de presión contra los últimos Gobiernos islamistas del arco mediterráneo para lograr la intervención del Ejército , con lo que asistiríamos al ocaso de la primavera árabe y a su posterior inmersión en la nueva estrategia de EEUU para la zona tras el evidente fracaso del experimento de exportación del régimen islamista moderado y pro-occidental de Erdogan a todos los países que componen el tablero gigante del arco árabe-mediterráneo.

Dicha estrategia consistirá en la implementación de “golpes de mano blandos“ con el objetivo inequívoco de sustituir a los regímenes islamistas surgidos de las urnas por regímenes militares presidencialistas, estrategia que por mimetismo se extrapolará a los llamados “patios traseros” de EEUU y Rusia produciendo un goteo antidemocrático que tendría a Honduras, Paraguay , Egipto, Irak, Tailandia y Ucrania como paradigmas de los llamados “golpes virtuales o postmodernos” que protagonizarán la próxima década en el nuevo escenario geopolítico mundial y que se ensañarán con América Latina ( Ecuador, Panamá, Bolivia, Nicaragua. Brasil y Venezuela).

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ-Analista

”En defensa Propia.” Londres 1952 – Ciudad de México 2016.

23946460043_2449a0a216_c

Ciudad de México. Se alcanza a ver una capa de smog que esconde las montañas del fondo. Foto y pié: Edgar Jiménez

Por Cuini
cuini@prodigy.net.mx
Nadie crea que las crisis ambientales son algo nuevo e inexplicable en la historia de las metrópolis. La población de Londres sufrió una de las más conocidas en la historia, en 1952. Una mañana de ese año, la ciudad fue cubierta por una densa nube smog causando la muerte de más de 4000 personas y enfermando de diversos padecimientos respiratorios a decenas de miles. La alta concentración que alcanzaron en el aire las partículas de polvo y carbón; los gases tóxicos y los humos derivados de la gasolina escasamente refinada y otros combustibles (Ozono, SO2, CO, NO2, ) desempeñaron un papel determinante en la inflamación de los bronquios y los pulmones de los y las londinenses, sobre todo en los ancianos y en los niños.
México Ciudad, marzo y abril de 2016 ahora es azotada por una crisis ambiental semejante o peor a la referida, porque aquella fue más o menos breve, pero esta tiende a cronificarse.
Urgen medidas serias para corregir tal situación, está visto que los segundos pisos no resuelven nada, sino todo lo contrario. Cuini