Mauricio no cesa de desacertar la política.

 

 

La última encuesta de “Raúl Aragón & Asoc.”, que mide la imagen de Mauricio Macri, Cristina Fernández, Sergio Massa y Daniel Scioli, sostiene que la inflación ya ha agotado su efecto negativo sobre la imagen de Mauricio Macri. El presidente sostiene una buena imagen, aunque disminuye entre los sectores de menores recursos. Sin embargo, es Sergio Massa, quien registra la mejor calificación, niveles de aprobación parejos entre los 3 niveles de NSE y entre los 3 Rangos de Edad, y cuya calificación positiva al interior del electorado PRO podría estar indicando que es percibido como un líder distinto. Una relativa desaceleración de los aumentos de precios en la Canasta Básica de Alimentos en abril, se produce a costa de que los sectores más vulnerables están obligados a reemplazar carnes y verduras, según el ISEPCi (Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana). El informe de Isaac Rudnik y Marcelo Maqueda coincide con el resultado de una encuesta realizada por las consultoras D’Alessio IROL y Berensztein que para el 86% de los encuestados la inflación es la mayor preocupación, comenzando por el aumento en las tarifas de la energía eléctrica para el 47% de los encuestados y el aumento en las tarifas de gas para el 45%. En la semana se conoció una encuesta de “Ibarómetro” que reveló que para el 66,7% de los argentinos la situación económica actual es negativa. El 41,5% considera a que es mala, mientras que el 25,2% cree que es muy mala. Asimismo, el relevamiento detectó que la percepción negativa de la economía creció un 13,6% desde diciembre 2015 a abril 2016. Además de la suba de precios, la encuesta sostiene que “la desocupación como problema viene ganando espacio en cada medición desde el 2015” y es una preocupación para el 57% de los consultados.
 

Mauricio Macri admitió este lunes que las medidas que aplicó su gobierno, a las que denominó genéricamente como “sinceramiento” económico, generaron -hasta ahora- más problemas que beneficios “a la gente”. El Presidente volvió a apuntar a la “herencia” recibida del cristikirchnerismo para explicar el porqué de esas medidas, como la devaluación y la quita de retenciones. “Es muy importante que entendamos el momento que estamos recorriendo. Una economía con 700% de inflación acumulada, que es la que heredamos, con un país que no generaba empleo de calidad hace 5 años, una economía al borde del colapso, había mucha gente que la venía pasando mal”, planteó el jefe de Estado, durante una recorrida por obras en el Puente La Noria, que conecta el sur de la Capital Federal con Lomas de Zamora. “Había mucha gente que la venía pasando mal” dijo y, entonces, admitió que “el sinceramiento de muchas cosas hace que estos problemas, en algún punto, le hayan complicado más la vida a la gente, pero lo sabemos, por eso hemos tomado muchas medidas para 10 millones de argentinos, para ayudarlos a cruzar el puente que estamos construyendo”, explicó el mandatario. Por otra parte, Macri afirmó que “sacamos las retenciones a cualquier tipo de exportación, sean industriales, mineras, o del campo, para generar más trabajo”. Y se preguntó: “Por eso no entiendo cuando algunos dicen que es para beneficiar a un sector, ¿será ignorancia o es mala fe?”. En una actitud confrontativa que no condice con lo que pregona respecto del disenso y que lleva a que sus seguidores actúen en consonancia ante quienes disienten o critican sus políticas o la falta de ellas o de incumplimientos de promesas de campaña.

“Lo que estamos buscando es poner al país en marcha. Ni en Brasil, ni en Uruguay, ni en Chile, ni en Paraguay, se cobran retenciones a las exportaciones, porque eso afecta el crecimiento, y así se afecta la generación de empleo. Y mi compromiso es generar trabajo para los argentinos”, aseveró. Sobre el viaducto de Puente La Noria, cuyo reinicio fue a inaugurar, supervisando las obras que se reinician y terminarían a mediados del próximo año, Macri detalló: “Esta obra genera, entre directos e indirectos, 800 puestos de trabajo, pero trabajo de calidad”. Y agregó: “Es muy importante, no sólo por el hecho de que esta obra trae seguridad, tranquilidad, recupera tiempo para que cada ciudadano lo pueda emplear de la manera que sienta mejor que es para ellos, para estar en familia, sino porque recupera el valor de la palabra, el compromiso”. El Presidente aseguró estar “convencido y seguro de que vamos por el camino correcto, en la dirección de la Argentina que soñamos, con empleo y oportunidades para todos”. “Acá hay un Gobierno que se compromete con el trabajo, con el buen trabajo y la gente sabe que se harán las obras y confía. Estamos acá para demostrar que estamos en una nueva etapa de la Argentina. Cada uno va a hacer su parte, el trabajador, cada empresario y los funcionarios”, sostuvo el Jefe de Estado. “Esta obra nos demuestra que lo que hemos prometido es una realidad. No solo porque esta obra traerá seguridad y tranquilidad a los vecinos, sino porque recuperamos el valor de la palabra y el compromiso”, destacó Macri.

El último informe de la consultora de Raul Aragón realizado en el Área Metropolitana de Buenos Aires, evaluó la imagen de cuatro figuras políticas con proyección nacional. Las dimensiones indagadas son: fortaleza de liderazgo, calificación de imagen, efecto corrupción relación con voto balotaje. Según el estudio, la figura del presidente Mauricio Macri aparece claramente como la del líder político que comunica mayor fortaleza, con el 42,4% de las preferencias. Por detrás, se ubica Cristina Fernández con el 34,7% y confirma la vigencia de su liderazgo en el sector de menores recursos, ya que dentro de este recibe el 66,4% de las menciones como la figura de liderazgo más fuerte. Por su parte, Daniel Scioli aún conserva una alta imagen positiva, pero esta alta calificación a nivel de población general se sustenta principalmente en rango de menores recursos: 58,1%, mientras que en el nivel medio cae a 45,6% y en el alto apenas registra 30,4%, contra 67,4% de calificaciones negativas en este segmento. Macri conserva aproximadamente el 50% de imagen positiva, superior a la calificación negativa. Pero esta relación se invierte entre los consultados de bajos recursos, entre los que la calificación negativa supera la positiva. Y el mismo fenómeno se repite considerado por Rango de Edad: entre los más jóvenes la calificación negativa supera la positiva, mientras que entre los de mediana edad y los mayores se registra una relación de calificaciones inversa. En ambos de estos segmentos la calificación positiva supera la negativa. En cuanto a Sergio Massa, la calificación positiva es la más alta de los 4 líderes estudiados. Alcanza el 56,8%, mientras que la negativa es también la menor: 34,4%. Considerado por voto balotaje, resulta llamativo que el 70,9% de aquellos que dicen haber votado por Mauricio Macri lo califica positivamente.

La imagen de la ex Presidente, es la única de los cuatro referentes con proyección nacional estudiados que registra un nivel de imagen negativo superior al positivo. El 56,6% la califica negativamente, mientras que el 40,3% lo hace positivamente. Esta relación se verifica en los tres Niveles Socioeconómicos. Por último, cabe mencionar la opinión colectiva respecto de la credibilidad del presidente Macri que se encuentra dividida respecto de sus declaraciones en relación con su preocupación por la inflación y la pobreza: El 48,4% lo considera sincero, mientras que el 48,6% no lo considera así. Además, su credibilidad crece a medida que aumenta la edad, registrando un 56,7% entre los mayores y disminuye a medida que baja el nivel socioeconómico, llegando a 46,2% entre los de menores recursos, que también le descreen en el 51,2% de las consultas. Finalmente, y si bien el affair “Panama Papers” no tuvo efecto negativo sobre su imagen, el 58,8% considera que creó esta sociedad para “evadir impuestos”. Lo más curioso de este dato es que la frecuencia de acuerdo con esta interpretación es significativamente más alta entre los miembros del segmento de mayor poder adquisitivo. Entre estos, el 66,3% reporta esa opinión. En conclusión, respecto de la figura del presidente, parece que la inflación ya ha agotado el efecto negativo sobre su imagen, conservando 50% de calificación positiva. Sin embargo, la pérdida de credibilidad entre sus electores de balotaje, que oscila entre 15% y 7%, podría ser considerada como una medida del desencanto entre sus electores.

 

 

Sergio Massa, “quien registra la mejor calificación”, registra también niveles de aprobación parejos entre los tres niveles de NSE y entre los tres Rangos de Edad. La calificación positiva al interior del electorado PRO que registra el diputado también podría estar indicando que es percibido como un líder distinto. Para el 66,7% de los argentinos la situación económica actual es negativa, de acuerdo a una encuesta de Ibarómetro. El 47% consideró que las medidas responden a la nueva política de Mauricio Macri, mientras que el 46% indicó que eran “necesarias” producto de la mala gestión del cristikirchnerismo. El 43% consideró que las medidas económicas impulsadas por Macri lograrán impulsar el crecimiento del país. Sin embargo, el 49,6% cree que la situación económica mejorará en el país dentro de 1 año, aunque se ubica a casi 10 puntos por debajo de la percepción que tenía en diciembre 2015. En este contexto, la Administración Macri y sus medios de comunicación aliados (básicamente Clarín y La Nación) insisten en ubicar en el centro de la agenda las bóvedas vacías de las estancias de Lázaro Báez: es importante avanzar en el castigo de la corrupción pero mucho más importante es abrir el debate acerca de cómo mejorar el presente y futuro de los ciudadanos.

Management & Fit registró una caída de 5 puntos en la aprobación de la gestión de Macri de marzo a abril (50,7% a 45,8%), mientras que la desaprobación creció a 41%. El 45,3% no cree que el Gobierno cumpla con la meta del 25% de inflación anual (que es la principal preocupación), y el 62,4% no cree que los aumentos salariales superen la suba de precios. En cuanto a las medidas, más del 70% se sintió afectado por la quita de subsidios y a un 32% esa medida le cambió negativamente la percepción de Macri. Acerca del presente, es interesante el estudio de ISEPCi: “Una relativa desaceleración de los aumentos de la Canasta Básica de Alimentos en abril, se produce a costa de que los sectores más vulnerables, se ven obligados a reemplazar carnes y verduras, por pastas secas y otras comidas elaboradas con harinas.” Los resultados de la encuesta realizada en 415 comercios ubicados en 20 distritos del conurbano bonaerense arrojaron algunos datos preocupantes. Un 75% de los comerciantes consultados (dueños o encargados de almacenes, verdulerías, carnicerías, pequeños supermercados) manifestó que desde principios de año a la fecha sus ventas descendieron significativamente. Las reducciones adquirieron mayor magnitud en el rubro carnes (bajaron un 15% promedio las ventas), dentro de las cuales el pollo tuvo menos descenso (-11%) mientras que la carne bovina alcanzó un mayor promedio de restricción (-19%). En esta ola descendente, las verduras quedaron en segundo lugar, con un 12% menos de ventas, mientras que los productos de almacén se redujeron un 10%. Dentro de éstos últimos,” por un lado, los lácteos (leche -7%; quesos -18%) fueron los más afectados, y las harinas (-5%), y los fideos (-3%) los menos afectado.”

La encuesta: 1º. Desde principios de año vendieron más, menos o igual que antes: “.Menos ….Más ….Igual. Vendieron, mas, menos o igual cantidad que antes ….. 75%…..18%…..7%. Vendieron más, menos, o igual cantidad de productos de primera necesidad…53% ….22%….25%” . 2º. Que variación de ventas tuvieron los siguientes rubros: “…Bajaron ventas: a. Carnes bovina -15%; b. Pollo -11%; c. Verduras -12%; d. Almacén -10%; e. Leche. -7%; f. Quesos -18%; g. Harinas  -4%; h. Fideos -3%. Si por otro lado observamos la evolución de los precios en los últimos meses podemos encontrar algunos elementos concurrentes.” Los alimentos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) en los últimos seis meses (desde noviembre de 2015 cuando empezó la actual escalada de aumentos), se incrementaron en promedio un 24,03%. De ellos el rubro carnes es el que más aumentó (+32,44%), seguido de las frutas y verduras (+25,37%), mientras que los productos de almacén “sólo” se elevaron un 17,12%. El promedio de aumentos interanual arroja un incremento promedio para toda la CBA de +36,87%. En los mismos doce meses las carnes subieron sus precios en + 46,01%, los productos de verdulería +43,04,  y para no quedarse atrás los de almacén avanzaron +27,79%.

Variación Interanual, semestral y mensual de los precios de la Canasta Básica de Alimentos (CBA)

Var Interanual                                                       Var Semestral       Var Mensual
Almacen……….+27,79%…………………………………………+17,12%………………+2,80%
Verdulería…….+43,04%………………………………………….+25,37%……………..+0,97%
Carnicería……..+46,01%…………………………………………+32,44%……………..-1,08%
Promedio CBA..+36,87%…………………………………….+24,03%……………………+0,96%

“En primer lugar se observa que el rubro carnes que tiene variaciones de precios ascendentes más pronunciadas, tanto el período anual(+46,01%), es el que acusa mayores descensos en las ventas desde principios de 2016 (-15% carnes bovinas, -11% en pollo); las frutas y verduras le sigue que en un año elevó sus precios +43;04% y +25,37% en el semestre mientras que las ventas bajaron un 12%.” Entre los productos de almacén es significativo que los mayores descensos de las ventas estén entre los quesos (-18%), mientras que los fideos y las harinas se encuentran casi estables (-3%).  Por último, también es llamativo que transcurridos “5 meses de aumentos importantes hasta marzo, en los cuales los escasos incrementos de las remuneraciones desembocaron en  una reducción del consumo, que en este último mes también alcanza a los propios alimentos de la Canasta Básica de las familias, el aumento promedio de abril, +0,96% , sea menor que en los meses anteriores”. Es claro entonces que una relativa desaceleración de los aumentos en abril, se produce a costa de una modificación de los consumos de alimentos de los sectores más vulnerables, que están reemplazando carnes y verduras, por pastas secas y otras comidas elaboradas con harinas.

En las PyMes, la situación preocupa. Al aumento de las naftas del 10% (a partir del pasado domingo 1/05), que rápidamente se trasladará a precios, se le suma el balance abril/2016 respecto del mismo mes del año pasado, ya que indica que las ventas se desplomaron y cayeron un 6,6%. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtió que, de acuerdo a su balance abril/2016 -comparado con abril/2015- las ventas minoristas cayeron un 6,6%. En contraposición con lo que espera Macri para el segundo semestre, aseguraron desde la entidad que “La caída fue muy fuerte y los empresarios comienzan a observar con alta preocupación que la recuperación se va a demorar más de lo esperado”. A partir de la retracción de abril, la caída acumulada en el primer cuatrimestre es de 4,8% interanual. El informe indicó que todos los rubros comerciales relevados tuvieron bajas considerables, siendo los “Electrodomésticos y artículos Electrónicos” (-12,3 pct), “Ferreterías” (-9,4 pct), y “Materiales para la construcción” (-8,7 pct) los que mayor descenso pronunciaron. De allí se desprende que el consumo “se mantuvo paralizado” dado que “la caída en el poder adquisitivo se sintió con más fuerza que nunca” debido que “a los incrementos habituales en los bienes y servicios, se le sumaron las subas de tarifas, en prepagas, colegios, expensas”.

A esto, se le sumaron los “numerosos despidos en los sectores públicos y privados, que impactaron tanto sobre las posibilidades de gastos como sobre el ánimo para consumir de las familias”. “Nada pudieron hacer los comercios frente a un público que desapareció de las vidrieras. El temporal de lluvias que azotó nuestro país y la llegada del frío movió por momentos algunos rubros como indumentaria, calzado, marroquinería, textil-blanco y algo de electrodomésticos, pero sin posibilidad alguna de compensar la caída, ya que la tendencia fue muy marcada”, agregaron. Si bien se mantuvo “Ahora 12” y algunos comercios aplicaron descuentos muy puntuales, explicaron que esto “ayudó a activar por momentos el mercado”, pero “la gente que viene arrastrando las cuotas desde hace un año, no estuvo tampoco muy predispuesta a endeudarse”. El resultado de las ventas en volúmenes físicos en abril en relación a igual mes de 2015, por rubros es el siguiente: Alimentos y Bebidas (-2,8 pct); Bazar y Regalos (-7,5 pct); Bijouterie (-8,3 pct); Calzados (-5,9 pct); Deportes (-7,8 pct); Electrodomésticos y art. Electrónicos (-12,3 pct); Farmacias (-2,5 pct); Ferretería (-9,4 pct); Golosinas (-8,6 pct); Joyería y Relojería (-5,9 pct); Juguetería, Rodados, y art. de librerías (-6,7 pct); Marroquinería (-5,8 pct); Materiales eléctricos (-4,8 pct); Materiales para la construcción (-8,7 pct); Muebles de Oficina (-6,8 pct); Muebles del Hogar (-6,4 pct); Neumáticos (-7,1 pct); Perfumería (-5,3 pct); Textil–Blanco (-6,4 pct); Textil – Indumentaria (-7,4 pct).

¡Cómo se puede apreciar a Mauricio Macri, más allá de la marcha sindical y los “temores expresados” a raíz de ésta, la política le sigue siendo ajena! ¡No existe política económica, ni industrial, ni de crecimiento… ni de ningún tipo! Todo es voluntarismo.

 

Buenos Aires, 3 de mayo de 2016.

Arq. José M. García Rozado, ex Subsecretario de Estado

MPJIRucci – LIGA FEDERAL – Peronismo Verdadero

______________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s