Denuncias cruzadas de corrupción, afectan al Gobierno MM.

La sociedad argentina asiste, atónita, a un festival de denuncias de corrupción: A los K se los denuncia en sede judicial por Lázaro Báez, Cristóbal López y también Cristina Fernández de Kirchner y Máximo K. Pero a los M se los denuncia por Mauricio Macri, Elisa Carrió, Alberto Abad, Néstor Grindetti, etc. La situación le garantiza a Comodoro Py un protagonismo permanente pero también provoca un gran descrédito sobre los dirigentes políticos. Poder & corrupción quedan vinculados mientras cada uno mira la paja en el ojo ajeno y decide no apreciar la viga en el propio. El kirchnerismo, a través del editorial de Horacio Verbitsky en “Página/12” victimiza a Lázaro Báez al cual considera “una víctima de la jauría mediática y judicial”, que busca (según el periodista) que se convierta en un nuevo Fariña, que responsabilice de la denominada “ruta del dinero K” a la ex Presidenta Cristina Fernández y su hijo Máximo Kirchner. A su vez, y dados los hechos dados a conocer donde empresarios afines al actual gobierno también estarían involucrados en casos similares al de Báez. En este complejo contexto quien concedió una entrevista fue el Ministro de Justicia Germán Garavano que pidió cautela con las causas que involucran a la ex mandataria, dejando a la vista la preocupación del gobierno que estas últimas iniciativas de la justicia no se conviertan en un “lava jato argentino “.

Mientras la prensa K embiste contra la prensa M por la offshore Fleg Trading SA., una de las sociedades offshore en Bahamas que tienen al presidente Mauricio Macri como titular, que seguiría activa según los registros del Estado de Sao Paulo y habría realizado movimientos millonarios, a pesar de los dichos del mandatario y su gabinete; la operatoria de pago de “retornos” con el alquiler de habitaciones de hoteles de propiedad de la familia Kirchner, fue denunciada judicialmente por la diputada nacional Margarita Stolbizer, acusando a Cristina Fernández de recibir coimas por parte del empresario Lázaro Báez, en el marco de una ampliación de la otra denuncia de Stolbizer, que dio origen al expediente Los Sauces, que lleva adelanta el juez Claudio Bonadio. Mientras el fiscal federal Guillermo Marijuan allana activos que afirma son de Lázaro Báez, en el marco de la pesquisa por “la ruta del dinero K”, el fiscal Eduardo Taiano imputó por el delito de “violación de secreto” al actual titular de la AFIP, Alberto Abad, y al subdirector general de Operaciones Impositivas del Interior, Jaime Mecikovsky, entre otros, por la supuesta confección de “dossiers” de personalidades influyentes que eran luego utilizados en causas judiciales o ventilados en los medios de comunicación. La imputación alcanza a Elisa Carrió, una de las principales denunciantes por hechos de corrupción durante el kirchnerismo.

En este caso, el asunto puede escalar a niveles insospechados porque el expediente N° 3386/2016, caratulado “Mecikovsky, Jaime y otros s/violación de secretos”, afirma que el agente anónimo identificado como “CB” “habría sido obligado a ingresar a distintos sistemas del organismo -tales como el Fisco, Cuentas Tributarias, Red Fiscal, Mis Facilidades y Mis aportes- “para extraer información de declaraciones juradas, movimientos bancarios y consumos de tarjeta de crédito, entre otras operaciones, sin que hubiere un expediente administrativo y/o fiscalizaciones en trámite que lo habiliten” sobre el presidente Mauricio Macri, Nicolás Caputo, la familia Awada, el presidente de la Cámara de Diputados (Emilio Monzó); de jueces federales (Claudio Bonadio, Ariel Lijo, Rodolfo Canicoba Corral, Julián Ercolini y los camaristas Eduardo Farah y Jorge Ballestero); exfuncionarios kirchneristas, y el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, Lázaro Báez y Cristóbal López, circulando muchos de los datos hacia Carrió, quien es cofundadora de Cambiemos o sea aliada supuesta de Macri. De acuerdo a “Ámbito Financiero”, matutino de Indalo Media (empresa de la que es accionista López), agrega: “(…) Párrafo aparte, Taiano pidió investigar si “con el aval de Castagnola y Abad, Mecikovsky asesoró para ocultar y readecuar el caso de la empresa IECSA, que habría incurrido en insolvencia fiscal fraudulenta”. Esa firma constructora es de Ángelo Calcaterra, el primo de Macri. (…)”. Es decir que a cada imputación de corrupción desde el Universo Macri, le responde con otra similar el Universo Kirchner.

La situación provoca 4 apreciaciones: Que haya datos capaces de denunciar al rival plantea la sospecha de que “nadie tiene impoluta su foja de servicios” en la Argentina, y eso es terrible para el sistema republicano y su democracia participativa; Provoca el peligro de una politización del Poder Judicial que en ese caso no hará Justicia sino que puede tomar decisiones de acuerdo a otros parámetros, quizá extorsivos, quizá oportunistas; Sin duda que puede acabar con ex funcionarios presos pero puede erosionar terriblemente a los funcionarios en funciones. El festival de denuncias necesariamente provoca sospechas sobre el trabajo de los fiscales y las decisiones de los magistrados, llevando a la sociedad a perder su capacidad de sorpresa e indignación, sin que exista la posibilidad de alcanzar el conocimiento de la verdad de lo que sucedió/sucede. Es muy grave lo que está sucediendo en la Argentina, en medio de una estanflación importante, enorme riesgo a la pérdida de empleo y la necesidad de concretar un plan de estabilización a 150 días de iniciada la Administración Macri. “La idea de que todos son corruptos tendrá consecuencias en el futuro a mediano plazo, en especial sobre la ausencia de compromiso de las nuevas generaciones de ciudadanos.”

En su editorial del domingo 08/05, en el diario ultra k “Página/12” el periodista Horacio Verbitsky realizó una fuerte defensa al empresario k y quien supo ser el zar de la obra pública en Santa Cruz bajo el ala de Néstor Kirchner, Lázaro Báez. En su editorial, el periodista k, afirma que Lázaro es víctima de una “jauría mediática y judicial”, siguiendo esa línea además considera que el anterior gobierno no había destinado tanto presupuesto a las obras que realizaba Báez y que, con esta presión buscan que se considere un “arrepentido” tal cual lo hizo el ex valijero K, Leonardo Fariña. El periodista de “Página/12” realiza serias acusaciones, en el contexto de la ruta del dinero K al gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales: “Fariña, quien pagó su libertad declarando contra su empleador y los Kirchner, en la justicia y en los medios asociados. Hasta ahora ha tenido más suerte que la diputada provincial jujeña de la Organización Tupác Amaru Mabel Balconte, quien fue extorsionada por el gobierno del contador Gerardo Morales para acusar a Milagro Sala y Máximo Kirchner, porque en caso contrario no sólo sería detenida ella sino también sus hijos. Balconte cumplió con las condiciones de los delincuentes y repitió el mismo libreto de Fariña, un combo que incluye declaración judicial y recorrida televisiva con periodistas merecedores de la denominación que el Ejército estadounidense da a aquellos que acompañan a sus unidades en operaciones y que en la Nueva Argentina requerirá una traducción: embedded”.

Y además agregó: “El mismo tratamiento intentaron aplicarle a Báez, señalándole a gritos por los medios que encarcelarían a uno de sus hijos si no se convertía en un imputado colaborador que señalara a Cristina y Máximo. El uso de los hijos para extorsionar a los padres es la operación más clásica de la mafia. En este caso fue tan soez, que hasta el fiscal Guillermo Marijuan, que no es un tibio, entendió conveniente rechazar este grado de prostitución judicial y en una manifestación que lo honra dijo que antes de privar de su libertad a una persona para forzar a otra preferiría irse a su casa. Una vez que salvó a sus hijos cumpliendo con el libreto, Balconte no soportó más y el viernes fue internada en la clínica Santa María de San Pedro, Jujuy, donde le realizaron un lavaje de estómago, en cumplimiento del “protocolo de intervención médica en caso de suicidio” y dieron parte a la justicia penal”. La preocupación del gobierno por un posible “Lava Jato argentino”. Germán Garavano, el Ministro de Justicia blanqueó la preocupación del Gobierno por las derivaciones del “Mani Pulite” que ahora golpea sobre Cristina Fernández y su núcleo de poder, pero que puede complicar a empresarios muy cercanos a Mauricio Macri, que realizaron negocios multimillonarios con la obra pública en la década pasada. Garavano reavivó el debate que cruza a la coalición oficialista de Cambiemos, respecto de cómo pararse frente al avance de fiscales y jueces en contra de la administración anterior, que podría desestabilizar al país si se replica la experiencia de Brasil y avanza sobre los grandes empresarios y banqueros que participaron del sistema que construyó el kirchnerismo.

Descripción: Descripción: http://cdn.urgente24.com/sites/default/files/notas/2016/05/09/flavia_palmiero.jpgDescripción: Descripción: El presidente Mauricio Macri.

“Yo creo que eso nunca es bueno. Mi sensación es que con estas cosas hay que ser muy prudentes y no sobreactuar. Entiendo que hay hechos que nos irritan; sobre todo en estos momentos tan duros para el país cuando se están pagando los costos de la fiesta. Pero eso no justifica avanzar de modos alocados o políticos”, dijo Garavano en una entrevista con Perfil, consultado sobre si creía que es bueno o malo para el país que la ex Presidenta Cristina Fernández esté presa. El contexto deja en evidencia las contradicciones del gobierno de impulsar una enorme embestida contra Lázaro Báez por la corrupción con la obra pública, y no apuntar contra los jefes del empresario o al menos los que desde el poder posibilitaron su exponencial crecimiento patrimonial. A la presunta orden de pisar el freno en lo que respecta a De Vido, se le suma ahora un explícito “pedido de prudencia” del Gobierno a los jueces que investigan a Cristina. Es que la citación como imputada de la ex Presidenta a los tribunales de Retiro el pasado 13/04, sin duda golpeó al Gobierno, que se vio eclipsada por la presencia de la ex mandataria, incluso saliendo fortalecida y legitimada, al menos como la principal dirigente del FpV.

Fleg Trading SA., una de las sociedades offshore en Bahamas que tienen al presidente Mauricio Macri como titular, seguiría activa según los registros del Estado de Sao Paulo y habría realizado movimientos millonarios, a pesar de los dichos del mandatario y su gabinete, de acuerdo a una investigación del diario cooperativo “Tiempo Argentino”, y profundizada por “Página/12” (ambos diarios cercanos al cristinismo). El Presidente y varios funcionarios de su gobierno dijeron, semanas atrás, que la compañía offshore había sido “creada por su padre” para hacer “inversiones en Brasil” que “no se realizaron”, y que la firma “no tuvo actividad”, pero Fleg Trading tuvo intensa actividad en Brasil, sigue activa y puede seguir operando. Fleg Trading nació el 09/09/1998 en Montevideo (Uruguay), luego se radicó en el paraíso fiscal de Bahamas, integrada por Franco, Mauricio, y Mariano Macri. La documentación obliga a recordar aquella relación entre Franco Macri y la actriz/animadora Flavia Palmiero.

La investigación de Adrián Murano y Gerardo Aranguren puso en aprietos a la Administración Macri. En el periódico “Tiempo Argentino”, ahora cooperativo a cargo de sus redactores, se leyó: “Mauricio Macri mintió. Cuando los Panamá Papers exhibieron su firma estampada en el acta de constitución de la sociedad Fleg Trading LTD, inscripta en el paraíso fiscal de Bahamas, el presidente y varios funcionarios de su gobierno salieron al cruce jurando que la compañía offshore había sido “creada por su padre” para hacer “inversiones en Brasil” que “no se realizaron”. Que, por lo tanto, la firma “no tuvo actividad”, y que “por eso no correspondía mencionarla en las declaraciones juradas” del primer mandatario. Los entrecomillados corresponden a declaraciones textuales del propio Macri y sus voceros. Y las explicaciones fueron tomadas por ciertas por los medios que más influyen en la opinión pública. Pero documentos hallados por Tiempo revelan ahora que las explicaciones del Gobierno están lejos de ser verdad. Según los Panamá Papers, Fleg Trading fue inscripta en 1998 en Bahamas. Pocos meses después aterrizó en Brasil como accionista de un holding. Según consta en registros públicos del Estado de San Pablo, Fleg Trading tuvo intensa actividad en Brasil. Las operaciones incluyen participación en sociedades y movimientos millonarios. Y, a contramano de lo dicho por el gobierno, para las autoridades brasileñas la firma sigue activa y lista para seguir operando. (…)”.

Hija de Socma- Sociedad Macri, la sociedad madre del grupo-, Fleg demoró menos de 2 meses en entrar en actividad: el 03/11/1998 ingresó como accionista de Owners Do Brasil participações Ltda., una sociedad holding que el grupo poseía en San Pablo. El ingreso de Fleg en Owners coincidió con la salida de Socma Americana SA, que se retiró de la firma con los 11.360.010 de reales que correspondían a su participación social. La offshore de Bahamas compensó la pérdida e incrementó la capitalización de la firma aportando 11.715.449 de reales. El pase de manos aumentó levemente el capital social de Owners, aunque duró poco. El 23/12/1998 – a poco más de un mes del ingreso de Fleg-, la firma informó a las autoridades brasileñas de una nueva redistribución en las participaciones, pero esta vez a la baja: el capital social pasó de 11,7 millones de reales a 1,4 millón, una drástica reducción cercana a los 10,3 millones de reales. Ahora Tomás Lukin agregó en “Página/12”: “(…) A través de los registros comerciales paulistas este diario reveló en abril cómo el grupo Socma puso en marcha Pago Fácil en Brasil a comienzos de 2001. El emprendimiento que según afirmó el Gobierno nunca se llevó a cabo fue canalizado con una subsidiaria del holding llamada Global Collection Service. Aunque afirman que el negocio nunca prosperó, la puesta en marcha de Pago Fácil en Brasil fue confirmada a este diario por ex directivos de Socma. En segundo lugar, la publicación del Comprobante de Inscripción de Fleg Trading en el país vecino demostró la registración formal de la offshore para diciembre de 2002. Esa información dejó en offside la explicación de Macri pero hasta ahora no se habían hallado vínculos directos entre el negocio de Pago Fácil y la compañía radicada en Bahamas ni operaciones de la offshore en Brasil”.

“Creada en 1998 con la colaboración del estudio panameño de Mossack Fonseca, Fleg Trading ingresó en Owners do Brasil Participacoes en noviembre de ese mismo año, un dato hasta ahora ignorado. La empresa offshore de acuerdo a la versión oficial estuvo inactiva fue admitida como “Socio Gerente” con una participación valuada en 11.715.449 de reales. Su desembarco en la firma brasileña del holding Macri coincidió con la salida de Socma Americana, empresa argentina utilizada por el grupo en el exterior que tenía un capital de 11.316.010 de reales. (…) Los registros comerciales paulistas no solo revelan que Fleg Trading tuvo actividad en Brasil sino que dejan al descubierto su participación en el desarrollo de Pago Fácil. Los dos elementos negados de cuajo por Macri. Aunque ya había desembarcado en el país vecino, la empresa bahameña fue inscripta formalmente en Brasil recién en diciembre de 2002. De acuerdo a los registros del Catastro Nacional de Personas Jurídicas del Ministerio de Hacienda del país vecino la recibió el CNPJ 05.456.410/0001-65. Concretado el trámite la empresa offshore concretó en enero de 2003 su desembarco en Global Colletion Services-Pago Fácil. No lo hizo con nombre propio sino a través de Owners do Brasil Participacoes. Ese esquema de cáscaras ofrece una herramienta adicional para garantizar la opacidad de la operatoria de las empresas que las bases de datos públicas del país vecino empiezan a desnudar. Entre los directivos a cargo de las operaciones de Owners do Brasil Participacoes-Fleg Trading y Global Collection Services-Pago Fácil se repite en ambas empresas el nombre de Iván Santos de Nadai, ex gerente de importaciones de Sevel que fue procesado en la causa por contrabando. Cuando quedó implicado en la investigación judicial Santos de Nadai fue retirado de ambas empresas del holding y reemplazado p el hermano menor del presidente y compañero en el directorio de la bahameña Fleg Trading, Mariano Macri. El empresario radicado en Brasil fue asignado como administrador de Global Collection Service do Brasil el 25 de marzo de 2004 de acuerdo a la Ficha Catastral Completa de la compañía. Tres meses después, Mariano también quedó como gerente en Owners do Brasil Participacoes.

El remate es para “Tiempo Argentino”: “(…) El pase de manos aumentó levemente el capital social de Owners, aunque duró poco. El 23 de diciembre –a poco más de un mes del ingreso de Fleg–, la firma informó a las autoridades brasileñas de una nueva redistribución en las participaciones, pero esta vez a la baja: el capital social pasó de 11,7 millones de reales a 1,4 millón, una drástica reducción cercana a los 10,3 millones de reales. ¿Dónde se fue ese dinero? Un documento interno de Owners da una pista del destino. “Luego de deliberar, los accionistas consideraron que el capital social de la firma resultaba excesivo para sus operaciones”, relata el acta de Alteración del Contrato Social elevada por la compañía a la Secretaría de Justicia y a la Junta Comercial del Estado de São Paulo. Y detalla: “(Los accionistas) decidieron entonces reducir el Capital Social en 10.283.885 de reales, devolviendo ese capital en forma proporcional a la participación social.” De esa manera, los accionistas de Owners –Fleg Trading y Socma SA– se repartieron en reales el equivalente a 8.569.904 de dólares, según el tipo de cambio de la época. Más adelante, el mismo documento revela finalmente que decidieron hacer los socios con esa plata: pagar un convenio firmado con el Hotel Nuraghe Portorotondo S.p.A. Bañado por las aguas esmeraldas que empalagan las postales de Cerdeña, Portorotondo es el destino top del jet set europeo y global. Dueña de discotecas, restaurantes y hoteles, la familia Nocella es una referencia obligada de la movida local. Giorgio, el padre del clan, se enamoró de ese rincón de Italia y construyó allí un imperio donde se codean príncipes, presidentes, artistas, modelos y playboys” continua el periódico ahora cooperativo.

“Íntimo de Franco Macri, Mauricio visitó con frecuencia ese balneario, y conoció el Hotel Nuraghe, propiedad de la familia Nocella. Y beneficiario de los millones que le giró Fleg vía Owners Brasil. “Mi mejor amigo fue Giorgio Nocella famoso productor de cine y un ser humano único. Cuando murió cambió mi vida. Lo extrañaré por siempre”, escribió Franco en su cuenta de Twitter. Giorgio falleció en su estancia de Bariloche, en 2011. Con Franco compartían una larga y profunda relación, que combinaba afecto y negocios. Padrino de bodas de Sandra Macri, Nocella integró el directorio en varias empresas del clan. En Italia, por caso, en 1993 Giorgio fundó y dirigió Socma Finanziaria, una sociedad de inocultables lazos con la sociedad madre de los Macri. La firma estaba activa en 1998, cuando Owners le transfirió más de 8 millones de dólares al Hotel Nuraghe, otro de los emprendimientos de Nocella. Si bien su verdadera pasión era el cine, donde brilló como productor durante el ciclo de oro de la filmografía italiana, Nocella también cultivó el arte de hacer negocios en sociedad con Franco y otros miembros del clan presidencial (ver recuadro). Poco después de recibir el pago de la firma brasileña de los Macri, Nocella intentó abrir una sucursal de su productora en Buenos Aires. El 14 de julio de 1999 se inscribió en el Boletín Oficial argentino Iter Productiones SA. El presidente era el propio Giorgio. Su socia era una cara conocida de la tele: Flavia Palmiero. Novia de Franco, Flavia se inscribió como vicepresidenta de Iter, que sumó como director suplente al abogado José Gerardo Palacios Hardy. Vicepresidente de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, Palacios Hardy suele llamar “presos políticos” a los genocidas encarcelados por crímenes de lesa humanidad. “El próximo gobierno tendrá una nueva política de Derechos Humanos (…) Esperamos que Argentina se deshaga de los juicios políticos y de los jueces prevaricadores que han ensuciado la Justicia”, pronosticó el abogado en noviembre pasado. Por su vieja relación con la familia Macri, no debe descartarse que el vaticinio contenga información.”

Y luego termina explicando: “Además de su ex novia Flavia, varios familiares de Franco integraron directorios con Giorgio. En Sideco Americana SA, por ejemplo, acompañó a Ángel Calcaterra, sobrino de Franco y heredero de los negocios con obra pública. En esa compañía también compartió actas con otro viejo conocido del clan: Néstor Grindetti, ex ministro de Hacienda de Mauricio y actual intendente de Lanús. Como su mentor, Grindetti también quedó envuelto por el escándalo de los Panamá Papers. Los documentos revelaron que Grindetti tuvo un poder legal sobre Mercier International SA, constituida en Panamá en 2010, para gestionar fondos de la compañía depositados en el banco suizo Clariden Leu Limited. Golpeado por el escándalo, Grindetti, como el gobierno, argumentó que “tener sociedades offshore no es ilegal”. Es cierto. Como lo reconoce hasta el FMI, uno de los grandes problemas económicos del planeta es que la ley permite la vigencia de guaridas fiscales aptas para lavar dinero, ocultar patrimonio y eludir impuestos. (…)”. Por primera vez, la operatoria de pago de “retornos” con el alquiler de habitaciones de hoteles de propiedad de la familia Kirchner, fue denunciada judicialmente acusando a Cristina Fernández de recibir coimas por parte del empresario Lázaro Báez. Esas maniobras debieron ser comprobadas oportunamente por el juez Daniel Rafecas (Ercolini lo reemplazó) en la causa Hotesur, pero las denunció el viernes (6/5) a la noche la diputada nacional Margarita Stolbizer (noticia que se conoció ayer 8/5) en el marco de una ampliación de su denuncia que dio origen al expediente Los Sauces, que lleva adelanta el juez Claudio Bonadio.

“Lázaro Báez recibía pagos millonarios y con sobreprecios por obras públicas que se llegaban a terminar. Ese dinero volvía con alquileres que hacían estos dos empresarios. Si el juez investiga quedará en claro que hubo una maniobra de cohecho, es decir un soborno”, explicó Stolbizer en declaraciones a la señal televisiva América TV anoche (8/5). Esta presentación de la legisladora es una ampliación de la denuncia que oficializó el 4 de abril contra Cristina y su hijo, Máximo Kirchner, por “falsificación de documentos públicos, adulteración de facturas y posible enriquecimiento ilícito”. Stolbizer aportó información al juzgado de Bonadio y solicitó que se la tenga en cuenta como “amiga del tribunal” en esta causa que se inició hace dos años con una denuncia que ella formuló. “Las empresa Kank y Costilla (ambas propiedad de Báez) ganaban licitaciones, les pagaban con sobreprecios y después giraban sumas millonarias a la familia Kirchner en concepto de alquileres. Nos parece necesario que el Juez investigue el delito de cohecho, más conocido como soborno”, enfatizó la legisladora. El escrito presentado por Stolbizer y que lleva la firma de su abogada, Silvina Martínez, indica: “Vengo por el presente a acompañar documentación que da cuenta del modo irregular en el que se adjudicaba la obra pública a las empresas de Lázaro Báez y como en forma paralela Cristina Fernández de Kirchner recibía dinero mediante un acuerdo que tenía la apariencia de un vínculo comercial, pero encubría una promesa, en su condición de funcionario público, para otorgar más obra pública y omitir todo tipo de controles por parte del Estado. Lisa y llanamente el delito de cohecho en su expresión más burda”. Según la presentación, “a la par que resultaba beneficiado con contratos del Estado y desaparecían los controles del Estado, aumentaban los vínculos comerciales con la familia Kirchner”.

La diputada se refirió a “un intercambio de favores existente entre Lázaro Báez (contratistas de obra pública) y Cristina Kirchner como presidenta de la Nación, utilizándose la pantalla de alquileres de propiedades, entre otras operaciones comerciales”. Y añade que “no solo Lázaro Báez recibía como contrapartida más obra pública, sino que también obtenía beneficios que implicaban falta de controles por parte de diferentes organismos que debían fiscalizarlo. El retorno lo pagaba directamente a la Presidenta de La Nación”. De acuerdo con las pruebas, agregó, “se trata en total de 51 obras que representan un valor de más de 16 mil millones de pesos (16.386 millones)”, pero “solo se han finalizado 24 obras”. En tanto, puntualizó que “hasta diciembre de 2015, las empresas del Grupo Báez habían cobrado cerca de 9.037 millones de pesos”. Según Stolbizer “37 obras de la provincia de Santa Cruz fueron adjudicadas durante los mandatos presidenciales de Cristina Fernández (periodo 2007/2015)”. “Estas obras adjudicadas a Lázaro Báez tiene como características: duplicación de los plazos originarios establecidos, aumentos groseros de los costos, falta de cumplimiento de las condiciones de contratación, etcétera”, puntualizó. “Sin entrar a analizar las características de cada obra en particular, me permito mencionar un caso particular que refleja la burda operatoria: obras básicas y pavimento de la ruta provincial N 47 que une la ruta 3 con Puerto Deseado (Santa Cruz), la cual es la más cara del mundo”, sostuvo. “Esta adjudicación dividida en dos tramos fue otorgada a empresas de Lázaro Báez. El primer tramo se adjudicó en la suma de 618.356.032 pesos y el segundo en la suma de 613.430.468 pesos. Estas cifras crecieron sin límite durante estos años y a fines del 2015 la obra total de la ruta 47 tenía un valor de 2.345.994.614 pesos por tan solo 200 kilómetros”, precisó. Y concluyó: “Se trata de la obra más cara que se conozca a nivel nacional y hasta del exterior”.

¡Lo realmente grave es que hemos entrado en una etapa de denuncias cruzadas entre los K y los MM, generando en la población una inquietante sensación de que la “corrupción” campea en todo su esplendor! Si le sumamos a esto que el pueblo se encuentra agrietado por las divisiones entre aquellos que defienden el anterior gobierno y quienes se identifican con el actual, sin reparar en que ni el anterior fue impoluto, ni este lo es; y por lo tanto debe ser la justicia y no los hombres –políticos, periodistas, analistas o cualquier otro- quienes terminarán por determinar quienes son corruptos y quienes no lo son… Y además nos encontramos inmersos en una crítica situación social, económica, laboral y donde ni la ética ni la moral son los “valores imperantes”, es imprescindible que los anteriores enfrenten la justicia argentina y los actuales comiencen por “no parecerse a aquellos otros” para lo cual deben además de ser… parecer, y por lo tanto ante la menor denuncia “ponerse a disposición de la justicia y que sea ésta quien los juzgue”.

Buenos Aires, 10 de mayo de 2016.
Zona de los archivos adjuntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s