Crónica de la batalla de Nochixtlán

Por Mario Héctor Rivera Ortiz
Era el domingo 19 de junio de 2016 cuando a las 10.30 comenzó la confrontación de dos ejércitos: el integrado básicamente por varios cuerpos policíacos y auxiliares “civiles” y el conformado por los heroicos maestros de la sección 22 del CNTE y las poblaciones de Huitzo, Oaxaca y Telixtlahuaca. Con toda premeditación y ventaja, el ejército de azul se acuarteló desde la tarde del sábado en varios puntos del estado de Oaxaca y al siguiente día en la madrugada empezó su concentración y marcha hacia Nochixtlán. Los maestros y sus aliados, tranquilos hacían guardia en sus retenes y plantones.
La Batalla se desarrolló en la circunferencia del pueblo de Nochixtlán, Oaxaca y tuvo una duración de 16 horas.
Los generales azules la creyeron muy fácil y confiados, mandaron a su tropa al combate, “¡Adelante muchachos, que va haber doble rancho y el viernes van a salir francos!” Luego trataron de penetrar en el pueblo y al no lograrlo, optaron por el sitio, pero la resistencia cada minuto era mayor.
Los defensores de Nochixtlán le cerraron el paso con barricadas de fuego, construidas a base de unidades de transportes retenidas, gritándoles “¡Ni un paso atrás, señores capitalistas!”
En el curso de la batalla hubo avances y retrocesos de ambos ejércitos. Algunos puestos cambiaron de manos varias ocasiones, pero al final los azules, ante la férrea resistencia de los maestros y sus aliados, tuvieron que abandonar la plaza y marcharse a sus cuarteles.
La batalla terminó victoriosamente para los maestros. Una de cal, por las que van de …
Composición de los ejércitos y armamento:
El ejército de los azules: estuvo integrado por aproximadamente 2000 uniformados y 200 “civiles”, entre los cuales había “sicarios”, “halcones”, “sapos”, “pájaros” y otros ejemplares de la canalla social. Como armas llevaba cascos, pecheras, escudos antimotines, macanas, bombas lacrimógenas, carros blindados, cohetones, pistolas, rifles de asalto y helicópteros.
El ejército rojo, en cambio, estuvo integrado por maestros y padres de familia que recibieron el apoyo solidario de varias poblaciones cercanas y el auxilio solidario de los médicos y estudiantes de la Universidad de Oaxaca. Las armas de este ejército fueron piedras, palos, compresas con vinagre y cohetones.
Acontecimientos colaterales a la batalla de Nochixtlán:
– Renuncia Manlio Fabio Beltrones Rivera a la suprema dirigencia del PRI, lo que sugiere (quizá), que en la burguesía gobernante no toda es Atlacomulco.
– La protesta de masas de trabajadores de la educación en varios estados de la República.

– El apoyo a los maestros de gran número de intelectuales de primera línea encabezados por el doctor Pablo González Casanova.

Saldo sangriento de la batalla:
Muertos por herida de bala 8 (ningún policía)
Heridos (de bala): 94
Detenidos 26
Elpidio Ramos Zárate, reportero del diario regional El Sur, Asesinado por un grupo de paramilitares fascistas la misma tarde del domingo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s