Trotskistas centroamericanos califican de bonapartista al régimen sandinista

trots

NICARAGUA.- El 6 de Noviembre: Repudiemos el sainete antidemocrático, ¡votando nulo!!

http://www.elsoca.org
@elsocca

Este próximo 6 de noviembre se realizarán elecciones generales en Nicaragua, para escoger Presidente y Vicepresidente, así como diputados a la Asamblea Nacional y al Parlamento Centroamericano (PARLACEN). Esta sería la tercera elección general desde que Daniel Ortega ganara las elecciones en el año 2006. Nuevamente Daniel Ortega se postula como el sempiterno candidato presidencial del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con altas probabilidades de ser reelecto.

El régimen bonapartista

El FSLN ganó las elecciones en el año 2006 con apenas el 38% de los votos, aprovechando audazmente la división de la oposición liberal. Una vez recuperado el control del gobierno, el FSLN inició un lento pero paulatino proceso de centralización del poder, desalojando de las instituciones del Estado a sus adversarios, premiando y captando a quienes colaboraban.

Sin tener mayoría dentro de la Asamblea Nacional logró aprobar las principales leyes, neutralizando a la oposición burguesa, apoyándose en los diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en los temas centrales.

Sin tener mayoría calificada para reformar la Constitución, a partir del control sobre el poder judicial, Daniel Ortega logró obtener una sentencia de la Sala Constitucional que le permitió presentarse a la reelección continua, algo que estaba prohibido por las reformas constitucionales de 1995.

En el periodo 2007-2011 el régimen político cambió abruptamente. El eje y centro de poder era y sigue siendo Daniel Ortega, quien llegó a controlar los otros poderes e instituciones del Estado, subordinándolos a la voluntad del presidente. Este nuevo régimen se produjo en los hechos, sin necesidad de reformar la Constitución, ni devolverle supremos poderes al Presidente.

Este cambio de régimen no fue producto de la habilidad política de Daniel Ortega, sino de un cambio en la correlación de fuerzas en el plano nacional, centroamericano e internacional. La crisis del imperialismo norteamericano, por un lado, y el auge de los gobiernos nacionalistas burgueses en América Latina, fenómeno que se expresó en surgimiento de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), creo un panorama internacional favorable para la consolidación del régimen bonapartista.

Los flujos de petrodólares, provenientes de la cooperación venezolana, aportaron los recursos económicos para implementar planes de asistencia social, que permitieron reconstituir la base social del FSLN, al mismo tiempo que aseguraba la consolidación de los negocios de la familia Ortega-Murillo como el sector dominante dentro de la burguesía sandinista que surgió del hundimiento de la revolución en 1990.

El bonapartismo de Daniel Ortega pudo asentarse, no tanto por la debilidad y fragmentación de la oposición burguesa, sino por el hecho que en el periodo 2007-2011 se produjo cierta reactivación de la economía, que generó grandes expectativas en las masas. Esto se evidenció en creciente fenómeno de apatía política, si las cosas mejoraban entonces no era necesario tumbar al gobierno.

La alianza con los empresarios del COSEP

El FSLN sufrió profundas transformaciones a partir de la derrota de la revolución en 1990. Durante los 16 años que se mantuvo formalmente en la oposición parlamentaria, pero conservando el control e influencia sobre el Ejército y la Policía, se consolidó una nueva capa de empresarios que provenían de la revolución.

De manera estratégica, este sector empresarial decidió consolidar sus negocios mientras soplaban vientos favorables para recuperar el poder, coyuntura que se abrió en el año 2006, y por la que trabajaron afanosamente en los años anteriores.

Una vez recuperado el gobierno, esta burguesía sandinista, cuyo principal dirigente es Daniel Ortega, consolidó su relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aplicó las mismas políticas neoliberales de los gobiernos antecesores.

Daniel Ortega privilegió su relación con los empresarios del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), cuyos miembros fueron confiscados durante la revolución, pero sobre todo consolidó la alianza estratégica con la oligarquía financiera. Esta alianza se ha ido profundizando al grado que la política de alianzas y consensos con los empresarios, así como las asociaciones público-privadas para el desarrollo de obras públicas, fueron elevadas a rango constitucional durante la reforma constitucional del año 2014.

Las denuncias de fraude electoral

En las elecciones generales del año 2011, como en las elecciones municipales de los años 2008 y 2012, el FSLN logró imponerse avasalladoramente sobre la oposición, la que denunció la comisión de fraudes electorales en su contra. Las reiteradas denuncias de fraude electoral fueron retomadas parcialmente por la misión de observación internacional de la Unión Europea (UE), en el año 2011, la que elaboró un informe crítico sobre el sistema electoral.

Se produjeron presiones diplomáticas de parte de Estados Unidos y la Unión Europea (UE), pero al final prevaleció el criterio de que el gobierno de Daniel Ortega promovía la estabilidad en momentos de turbulencia económica, y que era el mal menor.

La oposición burguesa, encabezada por el Partido Liberal Independiente (PLI), dirigido por Eduardo Montealegre, se encontró sin sectores burgueses que lo apoyasen a lo interno de Nicaragua, y sin gobiernos imperialistas que los financiaran, lo que incidió aún más en la debilidad y fragmentación.

¿El inicio de una dinastía?

Este proceso de derechización y aburguesamiento del FSLN se manifiesta no solo en las políticas económicas neoliberales, sino en que el poder está concentrado en un reducido núcleo familiar: Ortega-Murillo

La postulación de Rosario Murillo como candidata a la vice presidencia de la República, coloca a ésta como segunda principal dirigente del FSLN y como segunda en la sucesión presidencial, en caso de fallecimiento repentino de Daniel Ortega, en su heredera indiscutible.

Esta nominación ha causado una conmoción política en las filas del FSLN, debido a que hay sectores de la vieja guardia que se oponen al control familiar.

El tiro de gracia a la oposición

Las encuestas dan como vencedor al FSLN en las elecciones del 6 de noviembre, pero aun así, Daniel Ortega decidió dar el tiro de gracia a la maltrecha oposición. Declaró que no aceptaba la observación electoral. No se arriesgó a que la bandera política contra una nueva dinastía, permitiera el crecimiento electoral de la oposición que en el año 2011 obtuvo 800,000 votos.

Mediante una sentencia de la Sala Constitucional, el sandinismo le arrancó la representación electoral al PLI de Montealegre, entregando la casilla a la corriente de Pedro Reyes, que representa a la vieja guardia del PLI.

Y para no arriesgar nada, esgrimiendo la última reforma constitucional que combate al transfuguismo, a petición de Pedro Reyes, el Consejo Supremo Electoral (CSE) destituyó a 28 diputados, propietarios y suplentes, de la corriente de Montealegre, que de repente se quedó sin casilla electoral y sin diputados.

Pero las reacciones no se hicieron esperar. Estados Unidos declaró su preocupación por el rumbo de la democracia en Nicaragua, al poco tiempo los legisladores republicanos y demócratas se pusieron de acuerdo en aprobar, en la Cámara de Representas, la llamada Nica-Act, una ley de efecto extraterritorial que castigaría económicamente al gobierno de Nicaragua.

En los roces con el imperialismo, el sandinismo ya no se apoya en las masas ni utiliza el discurso antiimperialista, sino que más bien recurre a las negociaciones diplomáticas y estrecha los lazos con los empresarios, al aprobar con trámite de urgencia la Ley de Asociación Público-Privadas (APP), que implica jugosos negocios con las obras públicas.

La abstención contra la “farsa electoral”

La oposición aglutinada en la Coalición Nacional por la Democracia (CND) terminó dividiéndose, después del golpe asestado por el FSLN. Un sector proclive a negociar con el FSLN, es jefeado por Montealegre, quien renunció públicamente a la actividad política, pero prepara sus diezmadas fuerzas para el diálogo nacional que se convocará después de las elecciones.

El otro sector encabezado por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y otros grupos minoritarios, junto a organizaciones de la sociedad civil, constituyeron el Frente Amplio Democrático (FAD) manteniendo una actitud más beligerante contra el gobierno sandinista. El FAD impulsa movilizaciones modestas en todo el país, para posicionarse ante el inminente Dialogo Nacional anunciado por el general Humberto Ortega.

Ambos sectores coinciden en promover la abstención como mecanismo de rechazo a la llamada “farsa electoral”, aunque el FAD demanda la suspensión de las elecciones y la convocatoria de otro proceso electoral con vigilancia internacional.

El diálogo secreto con la OEA

Estos movimientos del sandinismo y el endurecimiento del régimen bonapartista son una clara maniobra antidemocrática para sostenerse en el poder, contra viento y marea, que persigue una negociación con Estados Unidos para lograr la supervivencia del gobierno sandinista, aunque tenga que moderar los rasgos bonapartistas.

Aunque Daniel Ortega declaró que no permitirá nunca más la observación electoral, ya está negociando secretamente con la Organización de Estados Americanos (OEA) las modificaciones del sistema electoral, para evitar que se invoque la Carta Interamericana de la OEA. Todo indica que las elecciones del 6 de noviembre se realizarán tal como estaban planificadas, pero desde ya se avizora que el gobierno sandinista está dispuesto a hacer concesiones, con tal de lograr su supervivencia.

Una muestra de ello es que ha invitado a la OEA a visitar el país durante las votaciones, a pesar que Daniel Ortega había dicho que no habría observación electoral.

Se requiere democratizar al país

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) denuncia las manipulaciones de la derecha, auspiciada por el gobierno de Estados Unidos, pero al mismo tiempo estamos muy claros que no hay alternativa electoral revolucionaria en estas elecciones, que han sido convocadas bajo la vigencia de la Ley Electoral Antidemocrática que fue aprobada después del pacto Alemán- Ortega en 1999.

Bajo estas condiciones, una vez más, los trabajadores y la izquierda no tenemos alternativa electoral donde manifestar nuestro descontento, por ello llamamos a votar nulo, manifestando nuestro rechazo activo a la gestión del gobierno sandinista que aplica medidas neoliberales. Expresando nuestro repudio al régimen bonapartista, antidemocrático, que reprime huelgas y manifestaciones independientes de los trabajadores.

Nicaragua requiere de una democratización a favor de los trabajadores y los pobres, por eso demandados la reforma democrática al sistema electoral y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que decida cómo reorganizar la economía y el Estado en beneficio de los trabajadores y los más pobres.

Centroamérica, 24 de Octubre del año 2016

Secretariado Ejecutivo Centroamericano (SECA)

Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)

Anuncios

¿Cuba y Venezuela en la encrucijada?

El cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, exigido por vigésimo quinto año consecutivo en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y aprobado de forma abrumadora por 191 votos a favor y 2 abstenciones (EEUU e Israel), reafirma la libertad de comercio y navegación ante un bloqueo anacrónico instaurado por Kennedy en 1.962 y que habría supuesto para la Isla unas pérdidas directas e indirectas estimadas en 110.000 millones $ según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y más de un Billón $ según el Gobierno cubano). Así, según Prensa Latina, entre mayo de 2012 y abril de 2013, las perdidas causadas por el bloqueo a la salud pública cubana serían de 39 millones $ debido a la imperiosa necesidad de adquirir medicamentos e instrumental en mercados lejanos.

Sin embargo, las medidas cosméticas tomadas por la Administración Obama en su Primer Mandato Presidencial siguiendo la estela de la Administración Clinton (relajación de las comunicaciones y el aumento del envío de remesas a la isla así como el inicio de una ronda de conversaciones sobre temas de inmigración), dejaban intacto al bloqueo y no cambian sustancialmente la política de Washington, aunque reflejaban el consenso de amplios sectores del pueblo norteamericano a favor de un cambio de política hacia la Isla auspiciado por la decisión del régimen cubano de terminar con el paternalismo estatal y permitir la libre iniciativa y el trabajo por cuenta propia. Sin embargo, la renovación automática por parte de EEUU por un año más del embargo comercial a la isla atentarían contra el vigente sistema financiero y político internacional y podrían suponer para Cuba pérdidas estimadas en cerca de 50.000 millones de $, abocando al régimen de Raúl Castro a la asfixia económica. Tras la intervención del Papa Francisco en la secreta negociación llevada a cabo entre Cuba y EEUU para romper el deshielo entre ambos países mediante el intercambio de Alan Gross y un oficial estadounidense por tres miembros de “Los 5”, seguido de la desaparición de Cuba de la lista estadounidense de Países Terroristas y de la posterior apertura de Embajadas, en la agenda Obama estaría apuntado como “perentorio”, el finiquito de un bloqueo que dura ya 53 años y que corre el riesgo de convertirse en endémico, con las perniciosos efectos colaterales que ello podría conllevar.

Venezuela y el Petrocaribe

En Venezuela asistimos a una imposible cohabitación política y a una división casi simétrica de la sociedad venezolana que será aprovechado por EEUU para implantar “el caos constructivo de Brzezinski” mediante una sistemática e intensa campaña desestabilizadora que incluirá el desabastecimiento selectivos de artículos de primera necesidad, la amplificación en los medios de la creciente inseguridad ciudadana, el intento de revocación del mandato presidencial de Maduro y la posterior petición al Ejército para que se erija en “salvador de la Patria”, plan diseñado por la CIA y que contando con la inestimable ayuda logística de Colombia (convertida en el portaaviones continental de EEUU), podría llegar a finiquitar el régimen post-chavista. Así, el acuerdo chino-venezolano por el que la empresa petro-química estatal china Sinopec invertirá 14.000 millones de dólares para lograr una producción diaria de petróleo en 200.000 barriles diarios de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco, (considerado el yacimiento petrolero más abundante del mundo), sería un misil en la línea de flotación de la geopolítica global de EEUU cuyo objetivo inequívoco sería secar las fuentes energéticas de China, por lo que en el 2017 podríamos asistir a un intento de golpe de mano de la CIA contra Maduro para finiquitar el legado chavista, logrando de paso EEUU la desaparición del cordón umbilical energético que mantenía la llama bolivariana en los países de América Central y Caribe.

Petrocaribe fue creado en 2005 por iniciativa de Venezuela con el objetivo de suministrar combustibles a los países miembros en condiciones ventajosas de pago, como créditos blandos y bajas tasas de interés y estaría integrado por 18 países (incluidos Honduras, Guatemala, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Haití, Belice y una decena de islas del Caribe) y según las autoridades venezolanas, el país exportaba 100.000 barriles diarios a los países del bloque que generaban una factura de 4.000 millones de dólares, de la cual una parte se paga en “efectivo” y el resto estaría subsidiado. Sin embargo, la nueva estrategia de EEUU sería estrechar lazos comerciales y militares con los países de Petrocaribe ante el peligro de contagio mimético de los ideales revolucionarios chavistas al depender en exclusiva de la venezolana Petrocaribe para su abastecimiento energético, empezando por el presidente dominicano Danilo Medina. Así, según la agencia EFE, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en una conferencia sobre energía y cambio climático en el centro de estudios Atlantic Council de Washington afirmó que “si Petrocaribe llegara a caer debido a los acontecimientos en Venezuela, podríamos acabar con una grave crisis humanitaria en nuestra región” y el pasado enero, el Gobierno estadounidense celebró una Cumbre de Seguridad Energética en el Caribe en la que instó a los países de la región a diversificar sus fuentes de energía, confiar más en las inversiones privadas y reducir así su dependencia de Petrocaribe. Todo ello serían esbozos del nuevo boceto que que se estaría ya perfilando para América Latina en el nuevo escenario post-Obama y en el que EEUU procederá a implementar la política del Big Stick o “Gran Garrote”, sistema que desde principios del siglo XX ha regido la política hegemónica de Estados Unidos sobre América Latina, siguiendo la Doctrina Monroe ,“América para los Americanos”. Estaríamos pues en vísperas de la irrupción en el escenario geopolítico de América Latina de una nueva ola desestabilizadora cuyos primeros bocetos ya están perfilados y que terminará de dibujarse en esta década) y que tendrán a Honduras, Paraguay y Brasil como paradigmas de los llamados “golpes virtuales o postmodernos “que protagonizará EEUU en esta década en el nuevo escenario panamericano y que podrían tener su continuidad con la inhabilitación de Maduro en el 2017.

Nueva estrategia de Putin en el Caribe

Moscú es actualmente el noveno socio comercial de la Habana con intercambios valorados en 224 millones de dólares en 2011 y y como prólogo a su visita, la Duma rusa habría ratificado la condonación de la deuda de Cuba con la URSS estimada en 35.200 millones $ y el resto (3.520 millones $ será abonado por Cuba en diez años y reinvertido por Rusia en la economía cubana. Putin se reunió con Raúl y Fidel Castro para abordar temas concernientes a la cooperación técnico-militar entre Moscú y La Habana y tratar asimismo temas como la cooperación energética, transporte, aviación, espacio y salud además de firmar varios acuerdos. Según rt.com, Rusia estaría negociando instalar sus bases militares con Cuba, Venezuela y Nicaragua con el objetivo inequívoco de ampliar el radio militar ruso, pues según el analista Lajos Szaszdi ”la apertura de la bases en el exterior es necesaria para la disuasión estratégica de Rusia, la inteligencia, así como para verificar los acuerdos del desarme y también determinar qué planes hay de parte del Pentágono en caso de operaciones o intervenciones en el extranjero” y tras el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría con EEUU, Putin ha empezado a mover las piezas para desestabilizar el llamado “patio trasero” de EEUU. Así, la renovación automática por parte de EEUU por un año más del embargo comercial a la isla atentarían contra el vigente sistema financiero y político internacional y podrían suponer para Cuba pérdidas estimadas en cerca de 50.000 millones de $, abocando al régimen de Raúl Castro a la asfixia económica por lo que podría surgir el desapego afectivo del régimen cubano respecto a Obama. Caso de producirse la desafección de Cuba respecto a EEUU, dicho vacío será aprovechado por Putin para firmar un nuevo tratado de colaboración militar ruso-cubana (rememorando el Pacto Secreto firmado en 1.960 en Moscú entre Raúl Castro y Jruschov)que incluiría la instalación de una base de Radares en la abandonada base militar de Lourdes para escuchar cómodamente los susurros de Washington y la instalación de bases dotadas con misiles Iskander, pudiendo revivirse la Crisis de los Misiles Kennedy-Jruschev (octubre, 1.962) y la posterior firma con Jrushchov del Acuerdo de Suspensión de Pruebas Nucleares (1962).

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ-Analista

Desde Canarias: Hablando de banderas y traiciones…

cand

El delegado en funciones (menos mal) del gobierno metropolitano en Canarias, colocado a dedo por el ex ministro del petróleo de cuyo nombre no queremos acordarnos (mejor de ninguno de los dos), y esbirro mayor en funciones de la colonia, haciendo gala del más rancio colonialismo y buscando un protagonismo que no le corresponde, recurrió ante la judicatura los acuerdos plenarios de los cabildos insulares de Las Palmas, Lanzarote y Fuerteventura, así como los ayuntamientos de Guimar, Arafo y Añashw n Chinet (Santa Druz de Tenerife), tribunales que no han tenido el menor reparo en declarar ilegal la bandera tricolor con siete estrellas verdes en las instituciones coloniales, que para eso forman parte del mismo entramado.

El esbirro al servicio del colonialismo fue incluso más allá si ello fuera posible, haciendo públicas manifestaciones en el sentido de que se trataba de la bandera de un grupo terrorista denominado Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC), aunque ni siquiera el poder judicial de la potencia colonial que nos somete, España, haya podido condenar por terrorismo, hasta donde llega nuestro mejor conocimiento, a ninguno de sus integrantes, muy al contrario, los tribunales metropolitanos condenaron como acto de terrorismo de Estado el criminal atentado del que fue objeto el fundador y Secretario General de esa organización, Don Antonio Cubillo, en Argel, el 5 de abril de 1978, fallecido en 2012 a consecuencia de las secuales de ese acto terrorista y no por causas naturales como el colonialismo, interesadamente, ha divulgado, sentencia que incluso va más allá e incluye una alusión a los que están detrás de ese execrable acto criminal que aún, desgraciadamente, no han sido desenmascarados y mucho menos juzgados.

Tanto el delegado del gobierno metropolitano en esta cada vez menos desdichada colonia como los tribunales del régimen monárquico y colonial español consideran ilegal izar la insignia nacional canaria en sus instituciones, pues prefieren la bandera de Franco, bandera aún vigente, junto con el impuesto horario a España para igualarlo a la alemania nazi, jactandose los medios de comunicación masiva españoles del manido “una hora menos en Canarias”, que sin embargo se honra de haber mantenido la hora que le corresponde, la del meridiano cero, bandera que, en forma de medallita, se colgó al cuello el propio alcalde en su toma de posesión, Franco, decimos, responsable de la muerte de más de un millón de personas en una incivil guerra iniciada mediante un golpe de Estado contra el gobierno legítimo de la II República española y saltándose a la torera, como siempre que no les conviene, toda la legistlación internacional que considera al colonialismo una lacra, específicamente las resoluciones de las Naciones Unidas 1514 (XV) de 14 de Diciembre de 1960 sobre la concesión de la Independencia a los países y pueblos colonizados y la resolución 55/146 de 8 de Diciembre de 2000, mediante la cual se declara el periodo 2001–2010 la Segunda Década Internacional para la Erradicación del Colonialismo, finalizada el 31 de diciembre de 2010, lo que dio lugar a que el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario apoyara la Declaración de Descolonización e Independencia de Canarias de 1 de Enero de 2011.

Ni que decir tiene que la bandera fue arriada inmediatamente de aquellas instituciones del colonialismo en las que llegaron a izarla, ante el miedo (si, dijimos miedo) que les entró en el cuerpo a los representantes de tales instituciones, incluído el alcalde de Añashw n Chinet (Bermudez), acostumbrado a desacatar las sentencias de los juzgados que hasta en tres ocasiones han fallado el derribo del popularmente conocido como “El Mamotreto” de la playa de Las Teresitas, desafiándolos incluso con volver a construirlo se lo tenía que derruir pero claro, una cosa es desacatar una sentencia judicial en defensa de la Naturaleza, enarbolar la bandera del Frente Polisario, la de Palestina e incluso permitir que la franquista bandera ondee en la popularmente conocida como plaza Secundino Delgado (ex plaza Weyler), invadiendo un espacio público para escarnio de todos los ciudadanos y cuya ubicacación será inmediatamente recurrida ante el pleno del Ayuntamiento de Añashw n Chinet por el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario y otra cosa muy distinta, decíamos, es enarbolar la bandera de la dignidad, identidad y emancipación nacional de los canarios y canarias o sea, la tricolor con 7 estrellas verdes lo que, lamentablemente, viene a corroborar una vez más la pervivencia del pacto colonial entre el colonialismo y los esbirros en la colonia a su servicio para, manteniéndonos cautivos, someternos militarmente, expoliarnos económicamente y esterilizarnos culturalmente.

Las ofensas a nuestra insignia nacional, la bandera tricolor (blanco, azul celeste y amarillo, con 7 estrellas verdes), serán juzgados por los tribunales de nuestra cada vez más próxima República Democrática Federal Canarias como actos de alta traición.

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario

Desde Argentina: Exceso de dólares y su trampa.

Para el organismo monetario es un fenómeno que puede causar problemas. ¿Cómo lo resolverá? En los círculos académicos el fenómeno es conocido como “enfermedad holandesa”. En el Río de la Plata, el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica lo tradujo al idioma de la calle: “embuche de dólares”. El voluntarismo de la Administración Macri es bastante parecido al voluntarismo de la Administración CFK. La realidad es bastante más que voluntarismo. Y lo que está ocurriendo con el bono navideño tan famoso –así como con el dólar-, una vez más lo corrobora. El bono de fin de año que CFK siempre se negó a conceder a Hugo Moyano y sus amigos, Mauricio Macri consideró apropiado prometer. Entonces, un día el macrismo dijo que les convenía victimizarse con un paro nacional, y al otro día salieron a presionar a los empresarios para que paguen el bono. Y no es un tema terminado… sucede que Cristina Fernández de Kirchner pretendía ignorar la lógica de la economía afirmando la tontería de que la política puede imponerle su impronta al ciclo económico, pero Macri termina cometiendo un disparate parecido.
Comencemos por el ¿notable? enfoque del economista Martín Tetaz en el diario platense El Día: “(…) ¿Contrataría usted a un nuevo operario si este le hiciera ganar $30.000 y por todo concepto le costara $20.000 por mes? La lógica indica que sí, salvo que no le guste ganar dinero. (…) Pero, ¿Cuál es el límite? Si usted fuera empresario, ¿pagaría $35.000 para asegurarse que ese operario firmara el contrato con su negocio? La misma lógica indica ahora que no, que nadie que quiera ganar dinero pagaría un sueldo de $35.000 a un obrero que solo genera $30.000, porque estaría poniendo $5.000 de su bolsillo todos los días. (…) Supongamos que ahora llega el gobierno y resuelve que hay que pagar un bono de $30.000 una vez por año, para constituir el aguinaldo y a eso sumarle otros $30.000 para financiar las vacaciones del trabajador.” Pero Carlos Burgueño en el diario Ámbito Financiero: “El gobierno quiere que los bancos financien a las empresas que quieran/deban pagar el bono de $ 2.000, pero que no tengan efectivo disponible. Y que el dinero para los interesados se otorgue con las líneas de crédito productivo que todo el sistema financiero debe disponer por ley. El mensaje será transmitido a partir de hoy desde varios frentes del gabinete económico nacional, bajo la orden concreta de la máxima autoridad del país que envió el mensaje que “el bono no debe fracasar”.
“En otras palabras: el otorgamiento del bono no debe ser la excepción, sino la regla. Desde el oficialismo había surgido un clima de cierta euforia y expectativas positivas, luego del encuentro del miércoles pasado en la Casa de Gobierno donde comenzó a funcionar la denominada Mesa del Diálogo para la Producción y el Empleo. (…) Sin embargo, la algarabía duró poco. A pocas horas de haber terminado el cónclave, los empresarios –justo desde donde el gobierno creía que no iba a haber problemas- , comenzaron a pelearse en la fila de los que primero aclaraban que la obligación virtual por el bono no correspondía a ellos. Primero fueron los representantes de la construcción, los aceiteros y el comercio, que aclaraban que dado que ellos habían negociado paritarias por encima del 38% no les correspondía el pago. Luego comenzaron a hablar los dirigentes que según sus números finales de actividad oficial no podrían pagar: el transporte, textiles, artículos para el hogar eléctricos y no eléctricos, parte de la alimentación, terminales automotrices, etc. Después apareció la aclaración más importante: los propios privados advertían que el bono era una cuestión de las grandes compañías y que las pymes quedaban afuera de la obligación. Esto implicaba que el 74% de los empleados (según los números oficiales) estarían ya fuera de la necesidad de pensar en el bono. Del 26% final, sólo la mitad quedaba en la obligación. Esto es, como adelantó este diario, poco más del 13%. Algo imposible de avalar para el Gobierno. (…)”.
Por si faltara algo, el patoterismo (así denominan los sectores patronales y enriquecidos burdamente durante 12 años) del amigo de Hugo Moyano, Juan Carlos Schmid, en teoría un “intelectual” entre los sindicalistas. Schmid, uno de los tres secretarios generales de la CGT, advirtió que los empresarios que ignoren el acuerdo cerrado para la entrega de un bono extraordinario de $2.000 “tendrán problema con los sindicatos” y que “ninguna comisión interna, ni sindicato es sordo, ciego o mudo, ni tenemos un balde en la cabeza”. “Vamos a insistir para que se paren los despidos y las suspensiones”, aseveró Schmid, quien explicó que “tenemos derecho a poner de nuevo la discusión sobre la mesa”. Además, pagando el bono tampoco cesa la puja por el ingreso. Así lo explica Ismael Bermúdez en el diario Clarín: “Casi ningún gremio aceptaría el piso de $ 2.000 para el bono de fin de año acordado en la mesa de diálogo social. Es porque esa suma no alcanza para compensar la pérdida de ingresos provocada por la inflación de este año, según surge de los cálculos que hacen sindicalistas y expertos consultados por este diario. El ministro de trabajo, Jorge Triaca, hizo pública la intención del Gobierno de computar este bono como “compensación por la inflación pasada”. Así pretende ingresar a 2017 con paritarias negociando en base a la inflación “proyectada del 17%” anual y hacer “borrón y cuenta nueva con la situación de 2016.”
“Para compensar la pérdida salarial de este año –que en la enorme mayoría de los casos supera, bono al margen, el 18% y en el de los jubilados y estatales el 22%- el bono de fin de año debería ser muy superior a los $ 2.000. El poder adquisitivo de los trabajadores está perdiendo en el mejor de los casos un 6% de su salario lo que, en promedio, representa entre $ 8.000 y $ 10.000. Este fue el cálculo que hizo ante Clarín el secretario de Acción Social de la CGT, Jorge Sola, quien agregó que su gremio, el del seguro, acordó una suba salarial del 35% frente a una inflación del 41%. (…)”. Pese al bono salarial y la eximición parcial del impuesto a las Ganancias anunciados por el Gobierno de Mauricio Macri para fin de año, se entiende que los consumidores tienen una conducta de compra más inteligente y no habrá un boom de consumo. “Distintas empresas empiezan a encontrar el piso en la caída, principalmente a las grandes cadenas de retail, pero les está costando identificar la curva ascendente”, dijo Mariano Lamothe, economista de “Abeceb”, quien espera que la sumatoria del efecto de fin de año y la baja de tasas de interés empiece a cambiar el humor de los consumidores para que haya un mejor diciembre. El año está perdido en términos de consumo (en julio y agosto, las ventas en supermercados cayeron en promedio 10% en términos reales y en los centros comerciales, 15%). “El bono no hace una gran diferencia. Pero ayuda si le agregás el impuesto a las Ganancias y el aguinaldo”, dijo Lamothe.
Para la consultora “CCR”, es necesario conocer el importe y la extensión del bono. Para las Fiestas, espera no tanto un derrame en el consumo masivo como que dejen de decrecer algunos rubros. Y en el último trimestre, que se frene la baja en el consumo si el aumento de precios se desacelera. “El paquete navideño no es equivalente al aguinaldo de julio, porque en las Fiestas hay otros gastos que algunos consumidores se ven obligados a hacer, como las cenas y los regalos. La base de la pirámide se priva de muchas cosas y quiere retomar el consumo de lo que necesita y no puede comprar. El derrame será menor, porque el comprador se puso inteligente y es difícil volver atrás”, dijo Patricia Sosa, directora comercial de “CCR”, según el diario “El Cronista Comercial”. Según calculó el IERAL de la Fundación Mediterránea, con un bono de $2000 que se pague a todos los trabajadores, incluyendo a los alcanzados por el impuesto a las Ganancias (considerando una suba salarial de 32% y una inflación del 40%) implicará que un asalariado casado con dos hijos que cobra $13.000 mensuales brutos en 2016 verá caer un 4,3% anual su salario real de bolsillo. Con ingresos de $26.000 mensuales, la baja en su poder adquisitivo será de 5%. En cambio, un asalariado que es alcanzado por el impuesto a las Ganancias tendrá una mejora en su poder adquisitivo de entre 4 y 6%.
“El consumidor ha aprendido a la fuerza a hacer múltiples estrategias, de migración de marcas, a comprar ofertas. Este comprador inteligente, a pesar de que empiecen tiempos de bonanza, no creemos que se aleje de este comportamiento tan bruscamente. Sobre todo en la base de la pirámide, donde no les alcanza, y tener este aliciente económico les permite comprar lo que necesita de forma mínima. La clase alta se previene, porque no quiere dejar de darse las gratificaciones personales. La compra inteligente se va a prolongar”, agregó Sosa. En tanto, Lamothe coincidió: “Cambió estructuralmente el modelo económico y la cabeza del consumidor. Antes, el salario crecía por encima de la inflación, había crédito al consumo a 12 cuotas y no había riesgo de desempleo, y el consumidor venía con niveles de consumo elevado y adelanto. Ahora te suben las tasas, la inflación se acelera, perdiste poder adquisitivo y se agregaron las tarifas de servicios públicos. Recién ahora la gente sabe cuánto es su ingreso disponible, porque hubo una gran incertidumbre con las tarifas. Hubo un reacomodamiento de las estructuras familiares y una conducta de esperar y ver”. Eduardo Costantini, creador de Nordelta y dueño del Malba, se mostró crítico esta noche del desempeño económico del gobierno, horas después de que el mandatario argentino exhortara a los empresarios a “romperse el traste” y decirles que “no hay tiempo para mezquindad” y “especulaciones”.
“El año pasado ya había un diagnóstico de que la Argentina, con la inversión, iba a poder reemplazar la caída del gasto global de la economía; había mucha inflación y para reducirla hay que bajar el componente grande de la economía que es el consumo y el gasto público. Lo que no es practicable en el corto plazo es que la inversión se produzca en forma inmediata y menos que reemplace la caída de la demanda agregada”, arrancó el empresario en El Juego Limpio (Todo Noticias). Siguió: “La población no está preparada para pasar un periodo de transición con los grandes ajustes que venimos acumulando y, tal vez, el Gobierno, por ingenuidad o un exceso de optimismo, pensó que rápidamente íbamos a ajustar la variable macroeconómica sin un costo (…). El discurso que se daba de buena fe, por los tres candidatos (en referencia a Macri, Scioli y Massa), es que no se iba a sufrir y eso es absolutamente impracticable con el desequilibrio de las tarifas, con la devaluación que había que hacer, con el pago y la inserción en el mundo que había que lograr, con la disminución de la demanda, con una política fiscal monetaria y todo eso lleva tiempo”. En otro tramo, Costantini cuestionó la idea del “segundo semestre” que pregonó el Gobierno: “Si uno piensa que en un semestre la Argentina se va a redireccionar sin costo económico… una cosa es la que sea desea y otra es la posible”.
Y añadió: “Estamos en un periodo de transición, puede ser que Macri sea reelecto o no pero como Nación y como país tenemos que ver que esto se convierta en una transición histórica, y no importe quién gane, para encauzar el país y ordenarlo”. El empresario también expresó reivindicaciones al macrismo como cuando señaló que en este Gobierno “hay más dialogo, más federalismo, la democracia está funcionando mejor”. Cerró: “Los empresarios tendríamos que hacer un mayor esfuerzo en lo que son los ajustes salariales aunque contabilicen los balances pérdidas y tratar al máximo de mantener el nivel de empleo y esperar que haya una recuperación en la demanda”. Para Gustavo Bazzan de Clarín: “En los círculos académicos el fenómeno es conocido como “enfermedad holandesa”. En el Río de la Plata, el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica lo tradujo al idioma de la calle: “embuche de dólares”. En la práctica, quiere decir algo simple. Trátase de la abundancia de dólares que entran a raudales a un país y termina siendo difícil de manejar, y lo que en principio es un fenómeno auspicioso termina mostrando efectos colaterales indeseados: apreciación de la moneda local y pérdida de competitividad de las exportaciones. Ya sea enfermedad holandesa o embuche, al Banco Central el tema le preocupa. El presidente del organismo monetario, Federico Sturzenegger, lo reconoce en confianza. Más allá del optimismo que mostró el martes en la presentación del Informe de Política Monetaria del tercer trimestre, cuando informó que está convencidísimo de que el año que viene se alcanzará la meta de inflación del 17% anual, y de que la economía empieza a crecer en cuestión de semanas.”
“Encaminada la posible resolución de esos dos problemas (inflación y crecimiento) el tema es qué hacer con los dólares que no paran de entrar. La respuesta, un poco, ya se vio en lo que va del año: el incremento de reservas, por compras del BCRA ha resultado mucho mayor a lo que el propio Sturzenegger esperaba. Y hacia adelante, la respuesta será la misma: más compras de dólares con pesos que luego serán esterilizados por la vía de emisión de Lebacs. Nada que no haya ocurrido en, por ejemplo, los años que fueron de 2003 a 2008, cuando la soja traía dólares a raudales. Después, historia conocida: atraso cambiario, creciente demanda de dólares percibidos como “baratos”, la caída incesante de reservas y el cepo. Ahora hay un cambio sustancial respecto a esos años: el BCRA quiere que el que invierta en pesos reciba a cambio una tasa de interés positiva (por encima de la inflación) lo que hace aún más atractivo invertir en pesos. ¿Por qué Sturzenegger ve que el flujo de dólares no cesará? Por varios motivos: 1. Las tasas de interés cero (o cercanas a cero) dominan las principales economías del mundo, lo que hace que muchos inversores se tienten a comprar papeles argentinos (Nación, provincias, municipios, empresas) que se emiten a tasas del 4, 5, 6 o hasta 9% anual, según quién es el deudor y los plazos).”
“2. Hasta las emisiones en pesos se pagan con dólares que vienen de afuera, tal como se comprobó la semana pasada, cuando entrar 3.800 millones de dólares para comprar los bonos del Tesoro emitidos, en pesos y a tasa fija, a plazos de 7 y 10 años. 3. El blanqueo, más allá de cómo se manifieste -depósitos de divisas en el mercado local, o pago de la penalidad para fondos que queden fuera del país- engordará la oferta de divisas. 4. Con perspectiva de tipo de cambio tranquilo, los pagos de cupones de bonos en dólares tienen también alta chance de pasarse a pesos. ¡Aunque parezca mentira, en apenas diez meses se pasó del temor a la falta de reservas al temor del exceso de dólares!” El Gobierno, como ya explicamos, acordó con representantes empresariales y la CGT avanzar en la negociación de un bono de fin de año con un “piso” de $ 2.000 para los empleados del sector privado. Ya había anunciado otro bono de $ 1.000 para los jubilados (algo casi ofensivo por lo humillante) que ganan la mínima y para las familias que reciben la Asignación Universal por Hijo. En tren de mejoras para el bolsillo, habría que sumar la eximición del pago de Ganancias sobre el aguinaldo para aquellos trabajadores que ganen $ 55.000, franja que incluiría a 1,2 millón de asalariados.
En síntesis: bono del Estado, bono para privados (en la Unión Industrial dijeron que habrá que discutirlo sector por sector), eximición de impuestos. Si algo queda en claro es que el Gobierno trabajó para desinflar el anunciado paro de la CGT y, también, que busca mecanismos para ponerle plata en el bolsillo a la gente cómo compensación por la caída del poder de compra de los salarios en la primera parte del año. Apunta a aquietar una eventual agitación social de fin de año pero, también, a fortalecer el consumo interno. El aumento de “inversiones tarda en hacerse sentír” y el Gobierno se orienta a un esquema de aumento del gasto público, más obra pública y dinamización del consumo para favorecer una reactivación de fin de año, de cara al desafío electoral 2017. La llave maestra está: Alfonso Prat-Gay salió al mercado a buscar fondos en las últimas dos semanas y consiguió el equivalente a US$ 11.150 millones. Y lo más destacado –aunque estamos hablando de endeudamiento para gastos comunes y no de inversión- fue que de ese monto, más de US$ 8350 millones los logró en pesos a 5, 7 y 10 años con tasas “fijas” de 18,2%, 16% y 15,5%. La obtención de financiamiento en pesos a tasa fija a 10 años de plazo resultaba impensable hasta hace muy poco y abrió un nuevo horizonte: al Gobierno, curiosamente, le podrían “sobrar” dólares y le podrían “faltar” pesos para cerrar las cuentas del año.
Hace un año, al gobierno de Cristina Kirchner le faltaban dólares (nadie le prestaba y el cepo cambiario actuaba a pleno) y le sobraban pesos de la mano de un Banco Central que emitía todo lo que el Tesoro le pedía. El panorama ahora es otro: Prat-Gay consigue dólares, los deposita en una cuenta especial del Banco Central pero Federico Sturzenegger, su titular, no le da más pesos que los que tenía previstos a comienzos de año. El Central se niega a emitir y girar más fondos al Tesoro. La idea rectora de Sturzenegger es que eso sería inflacionario, más aún en un momento en el que la Casa Rosada está convencida de que la inflación va para abajo. Así, Sturzenegger acumula dólares (las reservas ya rondan los US$ 40.000 millones) a costa de endeudamiento puro de la mano de grandes inversores del exterior que “traen divisas para pasarlas a pesos y comprar bonos del Tesoro argentino en pesos a plazos de 5 a 10 años” (bicicleta financiera que le llaman). Todo muy curioso y, a la vez, abre una trampa de difícil resolución en el corto plazo. Según cálculos de estudios privados, Prat-Gay necesitará unos $ 140.000 millones –o sea US$ 9.100 millones- antes de diciembre para cubrir los compromisos típicos de fin de año cuando la gente, por las fiestas o las vacaciones o el cobro de aguinaldos, suele tener más “pesos” en su poder. Pero el ministro de Hacienda y Finanzas tiene dólares, bastante dólares, que debería transformar en pesos.
Si se los vende al Central, Sturzenegger tendrá que emitir muchos pesos y, por lo tanto, ir en contra de su objetivo de “consolidar” la meta de inflación de 12% a 17% anual prevista para 2017. Si Prat-Gay decidiese vender los dólares en el mercado para hacerse de pesos, el problema se centraría en uno de los principales puntos débiles del esquema cambiario: habría más oferta de dólares y, por tanto, el precio del dólar se inclinaría a bajar pronunciando la tendencia de los últimos tiempos hacia el atraso cambiario. Tal es la apuesta hacia la estabilidad del dólar que en su informe de política monetaria de anteayer, el Banco Central dibuja en un gráfico una línea levemente en descenso en la relación del tipo de cambio con Estados Unidos para 2017. El dólar quieto se entiende en cualquier gobierno que quiera enfrentar la inflación y, más aún, cuando un mundo de tasas de interés cercanas a cero contribuye a colocar dólares en la Argentina con fluidez. El esquema oficial de corto plazo parece cerrar por varios lados: hay más pesos para jubilaciones, para planes sociales y para asalariados del sector privado. Así se buscará compensarlos por la inflación e impulsar el consumo mientras con los dólares del exterior se mantiene a raya el dólar y se podrían serenar las subas de precios.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo refiriéndose al panorama electoral de 2017, en Perfil: “La demanda ordena la oferta, no la oferta a la demanda”. Es algo que podría considerarse, también, como un criterio rector para el panorama económico. El “gradualismo” del Gobierno para bajar el elevado déficit fiscal heredado, así como el generado en estos 11 meses por el propio macrismo, se va perfilando como mucho más flexible para el año próximo en materia de gasto público. Y todo indica que tendrá financiamiento a mano para avanzar hasta las elecciones. El dilema para Prat-Gay surgirá si el Central no le quiere comprar los dólares y opta por venderlos en el mercado, aumentando la oferta de divisas y presionando por otra baja del dólar. Los industriales ya se quejan del atraso cambiario pero, como saben que el atraso habría llegado para quedarse, la pelea que viene sería por la rebaja de impuestos. ¡Y otra vez volvemos al esquema conocido y perverso del endeudamiento para gastos corrientes y al “atraso cambiario” soluciones (?) ya muy conocidas!

Buenos Aires, 24 de octubre de 2016.
Arq. José M. García Rozado.
Ex Subsecretario de Estado

EL EFECTO DE NEGOCIAR SIN EXIGIR

Por: Lcdo. Sergio Ramos

Recientemente se han producidos importantes negociaciones con vistas a sacar del estancamiento político a varios países. En la América Latina, una fue la recién concluida entre el gobierno de Colombia y las guerrillas de las FARC, buscando terminar con un conflicto armado de más de 50 años y la otra entre los Estados Unidos y Cuba para lograr un acercamiento entre esos dos países, distanciados desde hace también, más de cinco décadas.
Indudablemente, en uno y otro caso el resultado de los acuerdos afectará de modo particular y por separado a las partes involucradas y a sus respectivos pueblos.
Sin embargo, ambas negociaciones tienen algo en común y es la diferencia de posturas a cada lado de las respectivas mesas de negociaciones. En ambos casos, vimos una de las partes sosteniendo una posición fuerte, exigente, rayando en la intransigencia y otra adoptando una conducta débil, condescendiente, más dado a la complacencia con su contraparte.
Esta diferencia de posturas en sí, genera disparidad de resultados con ventaja para el lado exigente.
Así vemos en el caso de Colombia, como las cesiones otorgadas por el gobierno abrieron la puerta a la impunidad y la inserción forzada de elementos guerrilleros en el gobierno, lo que provocó la reacción del pueblo, que votó mayoritariamente por el rechazo a los acuerdos de paz.
En el caso de las negociaciones entre Cuba y Estados Unidos, este último optó por una posición complaciente y sin hacer hincapié en las exigencias fundamentales. De ese modo, nada se acordó relacionado a los derechos humanos que el régimen castrista viola a diario, ni tampoco , sobre indemnizaciones por pérdidas sufridas por ciudadanos americanos en Cuba, entre otras.
De la forma en que se haga la paz, se estará fomentando la próxima guerra. El resultado en extremo humillante para Alemania en el Tratado de Versalles de 1919 para dar fin a la Primera Guerra Mundial, dio lugar a crear el génisis del surgimiento del Nazismo y la Segunda Guerra Mundial. La paz ha de acordarse para que sea duradera, justa y satisfactoria para todos los involucrados y afectados, so pena de someterla a la fragilidad que provoca el descontento.
Negociar sin firmeza en las exigencias, desde con un comportamiento en extremo cedente, puede convertirse en rendición más que en negociación. En el caso de Colombia el gobierno cedió en cuestiones muy sensibles que dejan abiertas heridas y cuestionamientos muy serios dentro de una población con sentimientos divididos entre el anhelo de justicia y el deseo de paz. Un aspecto en este sentido, fue la concesión de impunidad a los causantes directos de genocidios y cruentos crímenes de lesa humanidad, a cambio de tan solo pedir perdón. En primer término, el perdón ha de estar acompañado del arrepentimiento para que sea sincero, sino es una burla a las víctimas. En segundo lugar, el perdón ha de estar seguido de la justa reparación del daño, sino es injustica.
El otro tema de cuestionable en dicho acuerdo de paz, es el modo en que los causantes del daño se les premia, permitiendo a la dirigencia de las FARC, una forzada inserción en posiciones legislativas y gubernamentales, que se supone sean electivas, por cuanto de la exclusiva determinación del pueblo en las urnas. Este hecho, aparte de violar la ley, infringe la constitución de ese país, y otorga poder político a una ínfima minoría (las FARC reconocieron tener unos 5,600 guerrilleros) por sobre la voluntad de las mayorías. Premiar al criminal es faltarle el respeto a la justicia y ahondar las heridas de las víctimas. La paz en Colombia está en vilo.
En Cuba hubo otra negociación para lograr un acercamiento y normalización de relaciones entre éste y los Estados Unidos. Allí se desconocieron los sufrimientos y aspiraciones de un pueblo, debido a que los negociadores de Washington, se replegaron en sus demandas con tal de “normalizar” a toda costa las relaciones diplomáticas entre ambos países. De nuevo, se desconoció en los acuerdos a la víctima principal de la tragedia cubana: El pueblo de Cuba, sometido a una sanguinaria dictadura totalitaria por más medio siglo. Nada se exigió en términos del respeto a los derechos humanos, ni de que se hicieran verdaderas y limpias elecciones multipartidistas y se abriera el camino hacia la libertad y la democracia. Menos se dijo sobre demandas de justicia para las víctimas de la dictadura castrista.
Mientras el régimen incrementó sus exigencias, tales como la devolución de la base de Guantánamo y el resarcimiento multibillonario exigido a los norteamericanos, desconociendo los daños infringidos por las nacionalizaciones sin indemnización causadas a ciudadanos y empresas estadounidenses, las facilidades para recibir inversiones de empresas americanas, entre otras.
El efecto causado por dicho acuerdo, fue producir un aumento en el afianzamiento del régimen dictatorial, y como prueba de ello es el incremento desmedido de la represión contra los opositores; y no solamente contra estos, sino además, los abusos contra los trabajadores como los cuentapropistas, bici taxistas, etc. El hecho de la estampida de cubanos buscando llegar a otras tierras es parte de los muchos efectos negativos que está teniendo dicho acuerdo sobre el pueblo cubano.
En este caso se ignoró por completo y no se le dio ninguna participación a la parte más afectada: El pueblo de Cuba y en consecuencia sus intereses fueron desconocidos. Cuando una parte afectada se excluye de las negociaciones, se incrementan los daños a la parte excluida.
Otro aspecto, es que la debilidad en la negociación en la política internacional, estimula el avance de los países rivales en el control e influencia sobre un país dado. Ya vemos como Rusia avanza en su intención de volver a convertir a Cuba en su portaviones estático frente a las costas americanas con la apertura de bases militares y de espionaje electrónico, como en los tiempos de la URSS.
Tanto en el caso colombiano como en el caso cubano, los negociadores del bando democrático actuaron con debilidad y negligencia, causando acuerdos frágiles y nocivos para los más afectados en cada uno de dichos conflictos: Sus respectivos pueblos.

San Juan, Puerto Rico , 08 de octubre de 2016

Desde Paraguay: Zuccolillo pretende morir impune

La impunidad de los poderosos es una norma en la sociedad paraguaya que sobrevivió a las dictaduras, por lo cual no es extraño que nefastps personajes partan sin rendir cuentas

Luis Agüero Wagner

http://www.diariosigloxxi.com/firmas/luisaguerowagner

Decía un sabio pensador que la impunidad es un premio al delito, induce a repetirlo y le hace propaganda, constituyendo un estímulo para el delincuente cuyo ejemplo se contagia con suma facilidad.

En Paraguay, el doble discurso con el cual los viciosos hipócritas rinden homenaje a la virtud, consagra desde los diarios la impunidad propia y crucifica la ajena.

El paradigma situacional de esta paradoja es Aldo “Acero” Zuccolillo, el polémico empresario de medios enriquecido bajo la dictadura de Stroessner, quien pretende morir impune sin pagar sus longevas culpas.

Idea natural para quien se siente tan omnipotente como para clausurar calles en barrios de clase alta y convertirlas en estacionamientos de sus centros comerciales, o intervenir el paisaje depredando plazas para que se visualice mejor la fachada de los mismos.

Todo ello no implica que Zucolillo, al más puro estilo del malhumorado e inescrupuloso Mister Burns de la serie de dibujos animados Los Simpson, se pretenda idolatrado por un pueblo del cual se cree representante más legítimo que las mismas autoridades electas.

Al igual que Montgomery (o “Monty”) Burns, el personaje de dibujos animados de “Los Simpson” creado por Matt Groening, Zuccolillo está habituado a usar su poder y fortuna para hacer lo que le place sin pensar en las consecuencias y sin que intervengan las autoridades.

Uno de las excentricidades de Zuccolillo que evocan a Burns, es el delirio de mantener en su mansión un zoológico ilegal, carente de la licencia ambiental exigida por la Ley y otras reglamentaciones, además de tratarse en varios casos de especies animales exóticas prohibidas de tener en cautiverio.

La prensa fuera del alcance de las manipulaciones de Zuccolillo, hizo saber a la ciudadanía que mientras el dueño de ABC color fustigaba todos los días la depredación de un predio militar desde las páginas de su diario, por la noche depredaba añosos árboles en el lujoso barrio Villa Morra, solo para ampliar las instalaciones de uno de sus locales comerciales.

Indagando en el tiempo y más allá de estas anécdotas, la impunidad de la cual goza Zuccolillo le ha permitido desentenderse de acusaciones mucho más graves.

Nemesio Barreto Monzón, quien lleva décadas siguiendo la pista de los crímenes silentes de Zuccolillo, ha reunido una extensa serie de documentos que lo incriminan con el “asesinato del Capitán Valiente”, en 1976. Otro asesinato en el haber del empresario es el de un sereno de su Ferretería, que no fue advertido que el local sufriría un incendio provocado para eludir impuestos, circunstancia en la que encontraría la muerte.

A ellas se suma el caso del asesinato perpetrado por su socio comercial en la empresa Telsat, el “Gusano” Menocchio, quien además utilizó una camioneta registrada a nombre de Zucolillo para deshacerse de los cadáveres.

Aunque Zucolillo ha logrado silenciar por cuarenta años en Paraguay la participación de su cuñado Conrado Pappalardo, en el asesinato en Washington del ex canciller chileno Orlando Letelier, los esfuerzos por dotar de pasaportes paraguayos falsos a los agentes de la DINA que perpetrarían el atentado mortal con una bomba, aparecen con lujos de detalles en una extensa bibliografía.

Concluyendo el cotejo de testimonios sobre la ayuda de Pappalardo a los asesinos de Orlando Letelier, se descubre que el rol del cuñado de Zucolillo iba mucho más allá de la anécdota de los pasaportes. En realidad, el embajador de Estados Unidos que fue presionado para conceder visados, George Landau, sugirió que lo que se buscaba era la complicidad de la diplomacia norteamericana con un operativo urdido por la dictadura chilena.

Zucolillo pudo llegar a la avanzada edad con la que hoy carga sin mayores sobresaltos, convencido que se encuentra por encima del bien y del mal. Pero como lo escribiera con pluma maestra el poeta Ricardo de la Vega, ni aún acumulando vanidades, propiedades y voluntades podrá ubicarse jamás más allá del umbral de la muerte.

Lo más probable es que pronto se vea a sí mismo, fregando el carro de la muerte tan cuidacoches como cualquiera, y tan limpiavidrios que cabrá en un suspiro.
LAW