Pesca y soberanía nacional

 https://www.youtube.com/watch?v=OjmKJv71D9s

 

La flota española está pescando en Malvinas. Entre los que están pescando en Malvinas, con licencias de las Islas, se encuentran buques de las compañías “PESCAPUERTA” y también de “PEREIRA”, y ya son 16 los buques.  La industria pesquera de bandera nacional tiene buena facturación, pero pierde competitividad. Ahora, la Casa Rosada avanza con una propuesta de ajuste en un área de menor peso ante los ojos de la sociedad: el Ministerio de Defensa, lo que genera indefensión y pérdida de soberanía. En exclusiva, se accedió al plan de “contribución” al “esfuerzo fiscal” de la cartera. Argentina finalmente logro resultados positivos frente a la Comisión de Limites de la Plataforma Continental de la ONU. A razón de esto, el país logró redefinir sus limites incrementando en unos 1,633 millón de kilómetros cuadrados su territorio marítimo, y por lo tanto, la superficie en la cual debe ejercer control.

 

 

Los fríos números del comercio exterior indican que la actividad pesquera tuvo un 2016 con balance positivo, exportaciones por casi US$1.700 millones, un saldo de la balanza comercial apenas por debajo de lo exportado, buen volumen de capturas en las especies emblemáticas del mar Argentino (merluza Hubbsi, calamar Illex y langostino) y precios razonablemente buenos. Pero luego de siete años de sobrevivir en la línea flotación entre 2009 y 2015, con un dólar atrasado, inflación, costos operativos crecientes y retenciones entre 5% y 10%, la industria pesquera aún busca recomponerse. Hoy el sector reclama por falta de competitividad y pérdida de mercados, debido a una política oficial que no logra revertir -vía acuerdos comerciales- los aranceles que debe pagar la pesquería nacional en terceros mercados.

Esto sin mencionar el crecimiento de la flota china en aguas argentinas y la de buques españoles en aguas de Malvinas, a las que en sus paises les devuelven gastos portuarios y además ingresan la carga con arancel cero, mientras que los barcos nacionales pagan entre 12% y 18% de arancel. El combo se completa con elevados impuestos (Ingresos Brutos y otros), costos de operación en puertos, infraestructura portuaria deficiente, y elevados costos laborales (no salariales), según declaran los empresarios. El tipo de cambio vigente desde fines de 2015 no modificó de modo radical la ecuación económica del negocio, como sí lo hizo en la producción agrícola. Es que además de las cuantiosas inversiones en barcos, reparaciones, repuestos e insumos, todas ellas dolarizadas, también una parte relevante de los salarios del personal embarcado (en el langostino es más del 70% del salario) se paga sobre el valor de la pesca capturada.

“Todo el mundo dice que el sector pesquero facturó el año pasado más de US$1.600 millones pero eso fue sólo por el langostino”, señala Antonio Solimeno, empresario pesquero marplatense y vicepresidente de la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (CAIPA). Solimeno exporta el 80% de su producción, cuenta con 12 barcos y emplea a 890 personas, entre marineros y personal de tierra. La flota española que está pescando en Malvinas con permisos de los kelpers y el gobierno de las islas y sin la más mínima critica o queja de nuestro gobierno ante España se dedica a las capturas de Calamar que llegan hasta 35 toneladas día por buque, o sea 560 toneladas diarias y más de 101 mil toneladas por temporada de captura. Los 16 buques de la flota española que pescan en Malvinas y que el 27 de febrero iniciaron la temporada 2017, están logrando un extraordinario rendimiento al superar las 500 toneladas de pesca diaria de calamar (Loligo), según lo explico Javier Touza, presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI). España. Entre los que están pescando en Malvinas, con licencias de las Islas, se encuentran buques de las compañías“Pescapuerta” y también de “Pereira”, que además lo hacen en aguas nacionales con permisos de la Secretaria de pesca argentina.

Argentina finalmente logro resultados positivos frente a la Comisión de Limites de la Plataforma Continental de la ONU, el año pasado. A razón de esto, el país logró redefinir sus limites incrementando en unos 1,633 millones de kilómetros cuadrados su territorio marítimo, y por lo tanto, la superficie en la cual debe ejercer control. Este hecho supone no solamente la mejora en la proyección de los intereses argentinos sobre el lecho y el subsuelo de esa porción de mar, sino, un llamado de atención a su propio Estado como a la opinión publica de la capacidad que posee actualmente nuestro país para ejercer un control efectivo sobre las enormes extensiones marítimas con las que se cuenta. Hay que recordar que el año pasado la “CONVEMAR” aprobó el pedido argentino de extensión del limite exterior de la plataforma continental, lo que implicó que el país se hiciera con un 35% de superficie marítima mas, constituyendo un hito tanto para la historia diplomática argentina, como para los funcionarios de carrera que se desempeñan en política exterior.

Esta política “trans-gobierno” (se inició en 1998 y culmino en 2016) de reclamo en la ONU implica un éxito colosal que se transfiere directamente en la posibilidad de explotación de recursos naturales ictícolas e hidrocarburíferos –entre otros- , tanto en una zona exclusiva ampliada como en un lecho y subsuelo con posibilidad de contar con recursos hidrocarburiferos. Es así, como este éxito en cuanto a política diplomática termina marcando un punto paradigmático para otra política que debe ir siempre de la mano de la política diplomática: la defensa. Argentina, con este agregado territorial, debe supeditar sus políticas publicas en defensa a estas nuevas conquistas diplomáticas. Para cumplir con su responsabilidad funcional de controlar los nuevos limites marinos, las instituciones militares deben contar con medios eficaces para desarrollar tareas de control marítimo frente a innumerables flotillas pesqueras sin permiso que depredan los recursos pesqueros y energéticos.

Nuestro país actualmente cuenta con una de las zonas económicas exclusivas mas grandes del mundo, con una proporción de superficie marítima similar a la superficie terrestre. La antilogía de esta proporción es que actualmente el territorio marítimo solo es supervisado por una decena de patrulleras entre buques de la Armada Argentina –muy viejos en su gran mayoria, desgraciadamente- y la Prefectura Naval no apta para patrullar y custodiar este tipo de superficie marítima más allá de las 20 millas náuticas desde la costa. “Las políticas públicas de seguridad y defensa en estos casos hacen agua”. A sabiendas de que la política de defensa debe necesariamente confluir con la política exterior, la primera esta siendo relegada permanentemente por la falta de recursos y la indefinición de las esferas decisorias en una planificación acorde para que las distintas instituciones puedan desarrollar sus funciones primarias de una manera correcta.

En el año 2017 no implicará dar el paso superador que la Armada Argentina espera para poder avanzar sobre nuevos medios con el fin de articular una presencia definitiva en el extenso territorio marítimo. Para este año no se esperan definiciones de las altas esferas decisorias en el edificio Libertador para que esta fuerza pueda contar con nuevos medios. Es así que la presencia argentina en el nuevo espacio a controlar quedara encuadrada todavía por los “únicos 3 viejos pero nobles avisos A-69 que prestan tareas en la División de Patrullado Marítimo”. La definición de avanzar sobre nuevo material se tambalea desde hace años con los diversos anuncios sobre patrulleras, que en definitiva no se han terminado de materializar. La búsqueda de buques del tipo OPV  ha transitado un camino de al menos 15 años. El diseño adquirido a la compañía alemana Fassmer termino en el desembolso de divisas extranjeras y ningún buque en grada. Por otro lado, la gran cantidad de reuniones entre funcionarios de ARS y miembros del Ministerio de Defensa quedaron solamente en intenciones de deseo de trabajo conjunto, y en ningun caso se dio un avance serio para que definitivamente la Armada Argentina pueda contar con unidades de este tipo. En cuanto a ofertas foráneas, en los despachos de funcionarios de defensa se han acumulado ofertas de países como Francia, España e incluso China, todos con resultados negativos.

 

 

Volviendo al tema pesca, “Hasta mediados de 2016, con la devaluación más o menos estábamos recuperando, pero a partir de septiembre empezamos a perder de nuevo competitividad”, destaca Solimeno. En ese contexto, se pregunta si “en el 2017 los mercados responderán”. Y agrega:“Puedo tener buena facturación pero el problema es de rentabilidad, sólo en reparaciones navales invertimos el año pasado entre US$9 y 10 millones”. Desde el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA), su titular Oscar Fortunato señala que “la economía global no está bien, con el langostino zafamos pero también hay una caída de los precios internacionales”. No obstante, admite que “el 2017 podría ser bueno para el calamar”. El punto que más preocupa es la pérdida de competitividad frente a otros países. A principios de marzo autoridades de CEPA se reunieron con el presidente Macri y funcionarios del área para analizar la coyuntura sectorial. “Hemos hablado de la necesidad de tener acuerdos comerciales con algunos países o la Unión Europea, no digo un TLC pero sí quizás acuerdos contingentes (cuotas de exportación anuales), un instrumento aceptado por la OMC”, explica Fortunato.

Argentina tuvo vigente un acuerdo en el marco del Sistema General de Preferencias (SGP) de la Unión Europea hasta hace tres años. Con la caída del SGP los productos pesqueros nacionales pasaron de pagar 5% de arancel al 12%. En el caso de China el arancel llega al 18% y en México es del 20%. Brasil, por su parte, tiene cerrado su mercado a los productos argentinos, por el fuerte lobby de los productores de camarones, que aducen cuestiones fitosanitarias. Tras la eliminación de reembolsos a los puertos patagónicos en diciembre de 2015, a través de un DNU que derogó el decreto 2.229/15, el Gobierno dispuso reintegros a la pesquería que van del 3% al 6,5%, según las especies exportadas. En la actualidad el Congreso tiene el DNU bajo estudio, para ratificarlo o rechazarlo, y en ese caso reimplantar los reembolsos. Mientras tanto, los productos de todos los puertos tienen los mismos reintegros, aunque los costos difieren sustancialmente según la ubicación..

“El flete sale dos a tres veces más de Puerto Deseado a Madryn que en Mar del Plata, la estiba cuesta tres veces más, y además, tenemos más costos de insumos, víveres y llevar la gente hasta allá, porque no hay marineros en la Patagonia, los tenés que llevar de Mar del Plata o Corrientes”,señala Eduardo Boiero, presidente de la Cámara de Armadores Pesqueros y Congeladores (Capeca), que agrupa en especial a la flota langostinera de la Patagonia. Por eso, añade, “los que operaban calamar en el sur se fueron a Mar del Plata por un tema de costos”. “La pesquería tiene varios problemas graves”, asegura Miguel Glikman, director de Exportación de Newsan Food. Entre ellos, menciona la falta de financiamiento, el costo de las ART, la carga impositiva y cierta obsolescencia de la flota pesquera. Pese a ello, Glikman destaca que “la pesca de calamar vino bien en los primeros meses del año después de un 2016 malo y esperamos una buena campaña de langostino”. Pero el resto de las espeies que brinda el mar argentino y su explotación, muy pobre por cierto, ya que la industria pesquera nacional está muy lejos de parecerse –ni hablemos de competir aunque sea en desventaja- a una industria sudamericana, como la peruana o la ecuatoriana que sin competir con españoles, chinos, japoneses o ploacos están sin embargo a años luz de nuestras flotas pesqueras y por lo tanto de nuestra industria pesquera nacional.

 

 

Debemos aclarar que de los 634 buques registrados una gran cantidad son nuestras conocidas lanchas pesqueras amarillas lo que reduce enormemente el número de embarcaciones. Asimismo las 170 empresas mostradas en el gráfico, en muchos casos no son tales ya que son pequeños empresarios dueños de los barcos amarillos y por lo tanto de baja captura y ésta realizada en zonas semicosteras y casi nunca más allá de las 40/60 millas náuticas de la costa nacional. De contar argentina con empresas de envergadura como aquellas española que hoy pescan con permisos kelpers nuestro potencial pesquero debería multiplicarse como mínimo al triple y si se abrieran mercados como debiera ser la propuesta gubernamental y de cancillería las exportaciones podrían con comodidad llegar a los US$ 5 mil millones anuales o sea un cuaro de las agropecuarias. Pero para esto además es imprescindible que nuestra Armada cuente con los elementos indispensables para proteger nuestros intereses en toda la extensión de nuestro mar  ahora que logramos su ampliación y el reconocimiento del mismo por la ONU y su organismo especializado.

Llamativamente la Armada Argentina ha difundido un comunicado de prensa titulado “COMPRA DE AERONAVES PARA LA ARMADA ARGENTINA Y SITUACIÓN CAMPAÑA ANTÁRTICA 2016/17” donde señala que ha comenzado un proyecto de “adquisición” de 2 aeronaves, una de transporte y otra en configuración de patrullaje marítimo. Estos dos corresponderían, según la gacetilla, a aviones C-295 de la empresa CASA, informando también que la Fuerza Aérea Argentina se sumaria al pedido.Este proyecto de “adquisición” se enmarca en lo difundido en numerosas oportunidades por medio del Ministerio de Defensa en relación al planeamiento realizado para recambiar sistemas dados de baja o prontos a quedar fuera de servicio, mencionando la intención de dotar a la Armada de la República Argentina con dos aeronaves de transporte C-295 financiadas por el BBVA a un monto total que asciende a un poco mas de 5 mil millones de pesos.

 

 

La comunicación oficial por parte de la institución naval se encuadra en un contexto donde priman los anuncios y no necesariamente las decisiones concretas sobre recambio de material, lo que motiva a que las fuerzas se plieguen a comunicados informando intenciones. Hay que tener en cuenta que la difusión de una gacetilla con un titulo decisivo como “compra de aeronaves” no condice específicamente con una etapa de planificación, lo que dista procesalmente del hecho consumado que tanto se espera en la Armada. Por otro lado, se menciona el interés por parte de la Fuerza Aérea Argentina de plegarse al pedido del producto diseñado por EADS, haciéndolo por otras dos unidades mas en versión de transporte. Originalmente, la fuerza había deslizado la intención de adquirir ente 6 a 8 aviones a efectos de recuperar y potenciar una capacidad sumamente disminuida en los últimos años. Este anuncio que involucra al C-295, también se hace a poco de haberse realizado un demostración de la aeronave C-27 Spartan, principal competidor del primero, y el cual ya realizo un recorrido sobre el país que finalizo en la Base Marambio.

Sin duda la necesidad de contar con aeronaves nuevas es imprescindible para las distintas fuerzas para poder realizar las distintas tareas que se estructuran en su misión, es quizá por esto que los distintos comunicados de prensa y gacetillas demuestra mas impaciencia que optimismo para intentar mover con la opinión publica la difícil balanza de las decisiones politicas y publicas. De todas maneras, con una opinión publica ya renuente a seguir escuchando hablar de intenciones o proyectos, todavía se deberá esperar un comunicado en donde la palabra “compra” dentro del titulo sea el resumen del cuerpo de una noticia relacionada a esta. Gacetilla de Prensa N° 22 titulada “COMPRA DE AERONAVES PARA LA ARMADA ARGENTINA Y SITUACIÓN CAMPAÑA ANTÁRTICA 2016/17”

“La Amada Argentina informa que, ante la necesidad de reemplazar sus aeronaves de transporte mediano, a través del Ministerio de Defensa ha iniciado el proyecto de adquisición de dos aviones C-295 de la empresa CASA, compartiendo este proyecto con la Fuerza Aérea Argentina, quien se ha sumado con dos unidades similares. Una de estas aeronaves estará destinada al transporte de materiales y de personal, mientras que la otra será configurada en versión marítima. Asimismo, se informa que el Comando Naval Antártico puso a disposición del Comando Operacional del Estado Mayor Conjunto de las FF.AA. los transportes navales ARA “Bahía San Blas” y ARA “Canal Beagle” (este último como puente logístico hasta Ushuaia), los recientemente incorporados avisos con capacidad polar ARA “Puerto Argentino”, ARA “Estrecho San Carlos” y ARA “Islas Malvinas” (este último en coordinación con el Área Naval Austral por estar cubriendo la Patrulla Antártica Naval Combinada con Chile), y el Buque Oceanográfico ARA “Puerto Deseado”, los cuales trasladarán personal y reabastecerán a la mayoría de las bases permanentes y transitorias”, siendo el recurso logístico principal de la actual campaña antártica 2016/17. El aviso ARA “Puerto Argentino”, que zarpó el pasado 6 de diciembre de la dársena “E” del Puerto de Buenos Aires dando inicio a la campaña antártica, está arribando a la base permanente de la Armada Argentina “Orcadas” el viernes 16 del corriente.”

 

 

Pero desgraciadamente la realidad es otra muy distinta, ya que por medios oficiosos nos hemos enterado de duros recortes de presupuesto  para las Fuerzas Armadas Argentinas. Se cancela de manera definitiva la remotorizacion de los Pucara. Se van de Baja  90 blindados M-113. Cancelacion de las reparaciones del submarino ARA Santa hasta el 2023. Se cancela modernizacion de radaresWestinghouse de la Fuerza Aérea. Baja de 527 vehiculos (principalmente camiones ). Se cancela compra de radares nuevos a Invap. Se cancela el proyecto de fabricar un cañon de 105mm de fabricacion nacional. Baja de aeronaves de enlace de la Fuerza Aérea (Piper y Cessna).  Cierre de la VII Brigada Aérea y traslado de su grupo aéreo y de los comandos del GOE a la Base  Morón. Cancelación de obras de modernización e infraestructura a realizarse en CITEDEF. No se ejecutarán las obras de mantenimiento del Buque Hidrográfico Comodoro Rivadavia. Reducir el déficit fiscal es una de las obsesiones de Mauricio Macri. Y esa fijación ha llevado a su gobierno a cometer “errores no forzados”, cuya factura se complica pagar en el marco de un año electoral y socialmente conflictivo. Un claro ejemplo de ello fue la resolución que recortó las jubilaciones, con el fin de ahorrar $ 3000 millones. La medida generó una crisis política en el Ejecutivo, que por enésima vez tuvo que dar “marcha atrás”.

Ahora, la Casa Rosada avanza con una propuesta de ajuste en un área de menor peso ante los ojos de la sociedad: el Ministerio de Defensa. En exclusiva, se accedió al plan de “contribución” al“esfuerzo fiscal” de la cartera. Según consta en el documento, durante 2016 el ministerio que conduce el radical Julio César Martínez ahorró $ 4.615 millones. ¿De dónde? $ 3.883 millones estaban destinados al proyecto de remotorización de Pucará, que se llevaba a cabo en la Fábrica Argentina de Aeronaves (FADEA). También hubo una “racionalización” del Plan Anual de Comisiones al Exterior –agregadurías y comisiones– que significó un ajuste de $ 400 millones en el gasto. Con la modificación de los coeficientes por cambio de destino, que es la compensación que reciben oficiales, suboficiales y soldados voluntarios cuando cambian de organismos que disten a más de 20km, en tanto, se ahorraron $ 381,8 millones. “El repliegue de 1800 efectivos desplegados en el marco del plan antidrogas “Escudo Norte”, en tanto, equivalió a $ 160 millones”, una verdadra barbaridad en epoca de lucha con el narcotrafico y el narcoterrorismo”.

Ahora el plan de ajuste promete profundizarse, mientras el personal es distraído con aumentos salariales que no son otra cosa que una etapa más del postergado blanqueo de haberes. Con el propósito de ahorrar $ 4.346,23 millones, programas, operaciones y obras quedarán suspendidas. También se reducirá el personal de organismos del Ministerio (FADEA, Tandanor) y la plantilla de oficiales y suboficiales. Pero eso no es todo. La propuesta, que ya cuenta con el visto bueno de Macri según confirmó el periodista Edgardo Aguilera en “Ámbito Web”, contempla además la venta de 12 inmuebles por U$S 335 millones. El encargado de presentarla fue el titular del Estado Mayor Conjunto (EMC), teniente general Bari del Valle Sosa, quien al parecer tiró la perinola y le salió“toma todo”. Esta política de vaciamiento responde a la inacción de la cúpula de las FFAA, que ante las demandas de la Casa Rosada priorizó su comodidad por sobre su deber institucional. El año pasado, el Presidente había marcado las pautas: colaboración en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, y apoyo a la comunidad. “Necesito tanques”, le planteó entonces el Teniente General Diego Suñer, jefe del Ejército. ¡La respuesta fue achique sin derecho a protesta!

Buenos Aires26 de abril de 2017.

Arq. José M. García Rozado

Ex Subsecretario de Estado 1973/1976 y 1989/1993

El último debate electoral se da … 7 semanas antes de las votaciones

Isaac Bigio

Cuando faltan solo 7 semanas para los comicios generales británicos del 8 de junio se acaba de producir el último debate de éstos.
Éste, a su vez, no ha sido un propio debate en el cual los candidatos se confrontan sobre diversos temas designados y tienen igual tiempo de exposición. Se ha tratado de la última sesión semanal de preguntas a la primera ministra en este vigente parlamento dada al mediodía del miércoles 26 de abril.
El problema con este tipo de foros es que:
1) Poca gente ve esa sesión parlamentaria dada en la mitad del día de la mitad de la semana laboral.

2) En el formato de esta modalidad hay una hora de preguntas y respuestas donde la primera ministra domina todas las intervenciones y detenta alrededor de la mitad del tiempo, además de ser constantemente apoyada por varios parlamentarios de su propia bancada.

3) Theresa May empieza y cierra las presentaciones, el líder de la oposición solo puede hacer 5 preguntas pero no exponer su plan de gobierno y hay numerosos parlamentarios oficialistas y opositores que formulan preguntas donde Theresa May tiene siempre la última palabra.

4) El líder de la oposición no tiene tiempo para presentar sus propuestas y defenderlas, y menos aún los líderes de los otros partidos que solo pueden hacer una pregunta y, en el caso del Partido Nacionalista de Escocia, su lideresa Nicole Sturgeon no participa pues no es miembro del parlamento británico sino ministra principal de Escocia.

Theresa May ha dejado claro que ella no va a volver a debatir con nadie y siempre repite el mantra que solo ella garantiza estabilidad mientras que votar por el resto es ir hacia una coalición del caos. Es claro que lo que ella ansía es a una coronación y a un cheque en blanco.
En todas las elecciones generales del mundo se suelen dar varios debates televisados entre los candidatos, los mismos que son claves para que se confronten las ideas y propuestas y el electorado fije sus preferencias.
En la actual campaña electoral de Francia se han confrontado todos sus 12 candidatos en la primera ronda y ahora se prepara uno entre sus dos finalistas.
En EEUU Donald Trump, para ganar, tuvo que haber tenido varios debates con Hillary Clinton, y antes tuvo que confrontarse con otros contendientes por la nominación republicano en diversos foros, los cuales llegaron a totalizar una docena y a envolver incluso a 17 rivales.
En el Reino Unido se produjeron varios debates entre los 3 principales líderes partidarios en las elecciones generales del 2010 y luego varios foros donde participaron los jefes de los 6 mayores partidos británicos, incluyendo los nacionalistas que solo actúan en Gales o Escocia. En el referendo hubo un muy sintonizado debate entre 3 representantes del Sí frente a 3 del No.
Esta vez, sin embargo, la primera ministra que adelantó las elecciones ha decidido que no participará en ningún debate.
Lo que veremos va a ser una suerte de plebiscito en el cual la mandataria pide a la población que le de una mayoría aún más absoluta y plenos poderes para que durante un quinquenio imponga su programa, mientras se niega a la población a tener el derecho a ver como los distintos partidos exponen, sustentan y defienden sus respectivos programas de gobierno.
Por el momento May navega con el viento en su favor, pero el eludir el debate puede, a la postre, quitarle credibilidad.

Cinco columnas sobre las elecciones en Reino Unido

Por Isaac Bigio

¿Cuánto podrá rebrotar el liberalismo?

El partido liberal demócrata acaba de anunciar que ya ha superado el número de 100,000 miembros. Todas las encuestas, a su vez, coinciden en que éste ya se coloca como la tercera opción en estas elecciones generales británicas.

Estos comicios le han caído al pelo al liberalismo pues éste piensa ser la fuerza que porcentualmente más crezca en número de parlamentarios. El total de miembros a ser electo el 8 de junio es de 650 integrantes de la cámara de los comunes.

Los conservadores detentan una leve mayoría absoluta de 330 puestos (de solo 5 puestos más por encima del 50% de la cámara de los comunes) y a lo que pudiesen aspirar es a crecer en un 10% o 20% más. Un 30% más sería algo descomunal y poco usual en la historia tory.

Los laboristas para gobernar requerirían crecer en casi un 50% su actual bancada de 232 parlamentarios.

El Partido Nacionalista de Escocia (SNP) tuvo menos de la mitad de los votos en el país del norte pero acumuló 56 de las 59 bancas asignadas a Escocia (es decir logró el 95% de las curules escocesas con la mitad de dicho porcentaje en las urnas). El SNP solo podría ganar 3 bancas más, pero lo más probable es que tenga que defender varias de las que tenga y que su nueva bancada sea menor.

El liberalismo, en cambio, aspira a multiplicar su actual bancada en 100%, 200% ó más.

Tal optimismo parte de un inicial pesimismo. Los liberales fueron el partido más castigado en las elecciones generales pasadas. En el 2015 pasaron de tener 57 parlamentarios a quedarse con solo 8. Perdieron el 87% de su bancada, incluyendo puestos claves como el que tenía su antiguo presidente Simon Hughes o todos sus bastiones en el sudoeste de Inglaterra. Su entonces líder Nick Clegg salvó su puesto por muy escaso margen.

Hace dos años el liberalismo fue el gran castigado. Los conservadores cogieron a dicho partido y lo pusieron a cogobernar para administrar todos sus recortes. Los liberales cambiaron su programa original. Tras prometer que iban a eliminar las matrículas universitarias, las subieron. David Cameron puso a Nick Clegg como su vice, pero le dio un abrazo del oso. Tras usarlo para llegar al poder, lo exprimió como limón y luego lo tiró al tacho.

No obstante, desde entonces el liberalismo se ha ido recuperando. Si el UKIP en el 2014 llegó a transformarse en la gran sensación que ganaba las elecciones europeas de UK demandando el Brexit, esta vez que el referendo fue ganado por el salirse de la UE, los grandes triunfadores se han desplomado y May le da el abrazo del oso al UKIP buscando aminorarlo. En cambio, el liberalismo aparece como el único partido que llama a hacer todo lo posible por volver a la Unión Europea y ello sintoniza con un 48% de los británicos que votaron por el sí.

Mientras el país se polariza entre una derecha e izquierda duras, los liberales quieren ser los campeones del centro.

En las elecciones de fines del 2016 en Richmond, los liberales sorprendieron al quitarle la banca a quien fuera el candidato tory a la alcaldía de Londres, Zac Goldsmith.

Hoy los liberales quieren capitalizar el voto pro-europeo y moderado frente a un conservadurismo que se ha influenciado tanto por el UKIP y a un laborismo que se ha apartado del centro de Blair y Brown y que ya ha renunciado a querer mantenerse en la UE.

Los liberales han de crecer, pero no tramontan el 12% de las encuestas, la mitad del laborismo, lo cual es, a su vez la mitad del conservadurismo.

Con un 12%, el liberalismo no sacará similar porcentaje de bancas en el parlamento, debido al desigual sistema de representación uninominal que favorece siempre a los dos grandes partidos en cada país.

Cuando en el 2010 los liberales conquistaron 57 bancas (equivalente al 9% del parlamento) era porque habían logrado un 23% de votos a nivel nacional y Clegg había llegado en algunos momentos a encabezar encuestas.

Con el actual porcentaje que mantienen en los sondeos, los liberales podrían aspirar a multiplicar entre 2 y 4 veces su número de bancas, pero eso les daría como máximo un 5% del parlamento.

Y si su ambición es ser el partido que vuelva a ser el que decida entre laboristas y conservadores para ver quién sea el nuevo primer ministro, dicha cantidad es aún poco necesaria.

Pese a sus progresos, el liberalismo difícilmente superará el número de bancas del SNP y seguirá en el cuarto puesto en el parlamento, pero habrá superado su actual empate de bancas con el pequeño unionismo democrático pro-tory de Irlanda del Norte, empezará su preparación para los comicios del 2022 buscando ser una nueva alternativa y querrá tener suficiente representatividad como para bloquear lo que ellos llaman el Brexit duro.

Por último, un objetivo clave del liberalismo es superar a los verdes que en algún momento le disputaron tener más votos y militantes en Londres.

¿Cómo impactarán las elecciones francesas en las de UK?

Francia es el país geográficamente más cercano al Reino Unido. Un tren desde Londres llega más rápido a dicha república que a Escocia o Gales.

Siempre influye mucho lo que pasa en la nación que hace un milenio ocupó a los británicos y les influyó tanto en su lengua y cultura.

Este 7 de mayo Francia tiene su segunda vuelta presidencial entre un ex socialista que renunció a su gobierno y partido para seguir una agenda más neo-liberal (Macron) y la extrema derecha anti-musulmana, anti-UE y xenofóbica (Le Pen).

Si bien May y los conservadores apuestan por salirse de la UE, ellos lo hacen desde una perspectiva monetarista, thatcherista y globalizadora, una postura opuesta al proteccionismo racista e islamo-fóbico del neofascismo francés.

Todos los partidos con presencia en el parlamento británico son hostiles a Le Pen y proclive a endosar a Macron.

El fenómeno Macron tiende a favorecer al ala moderada del laborismo. No es casual que apenas se han sabido los resultados de la primera vuelta gala, Tony Blair ha declarado que piensa volver a la política.

Quien durante una década gobernara a UK desde la “tercera vía”, ahora ve que un discípulo suyo está casi seguro en llegar a la presidencia francesa y, además, con alrededor del 70% de los votos.

El juego de Blair es el siguiente. Él abiertamente ve como positivas muchas políticas de May y está a la espera de un supuesto desplome electoral de Corbyn para alimentar a sus aliados dentro del laborismo a que pidan su cabeza y le culpen a su radicalismo por haber desplomado al partido.

La receta de Blair ha sido la de haber sacado al laborismo de varias derrotas al haber hecho girar a dicho partido desde la izquierda hacia el centro o una derecha moderada. Ese será el modelo que él pregone en caso que Corbyn sufra una paliza.

La elección de Macron es una buena noticia para el laborismo pues implica que habrá cierta continuidad con el actual gobierno socialista francés. Pese al gran descrédito de Hollande (el primer presidente galo que se niega a postularse a una reelección debido a su bajísima popularidad) el primer ministro socialista Valls y varios otros socialistas apuestan por su colega Macron a fin de seguir con el mismo modelo económico-social.

Para los allegados a Corbyn, los resultados franceses son también una buena noticia pues un socialista de izquierda, Melenchon, pasó de tener bajo respaldo hasta rozar el 20% y quedar a dos puntos de haberse clasificado para la segunda ronda.

Si Melenchon hubiese superado a Le Pen en llegar al balotaje, hubiésemos tenido una polarización entre dos disidentes del partido socialista, uno por la derecha y otro por la izquierda, el mejor escenario posible para Corbyn.

El hecho que ahora se vaya construyendo una nueva coalición contra Le Pen, tal como pasó hace 15 años cuando todos los partidos importantes de Francia y los líderes occidentales se unieron contra el padre de la actual candidata nacionalista Marine Le Pen, es algo que golpeará un UKIP que teme a alinearse abiertamente con el Frente Nacional de Francia pero que se viene copiando varios de sus postulados anti-musulmanes.

May: Corbyn puede dar una gran sorpresa

La primera ministra Theresa May acaba de declarar que su rival Jeremy Corbyn podría sorprender en estas elecciones. En una conferencia de prensa en Gales en la tarde del martes ella dijo que las encuestas en los últimos dos comicios fallaron.

May se refirió explícitamente a los resultados del referendo europeo del 2016 y antes a los de las elecciones generales del 2015. En el primero los sondeos de la víspera daban una victoria segura al Sí que proponían todos los 4 primeros ministros de UK que están con vida y en la segunda las encuestas incluso durante el día de los sufragios arrojaban que Cameron no conseguiría una mayoría absoluta y que la mayor posibilidad era un gobierno de coalición liderado por el laborista Ed Milliband.

May sostuvo hace unos momentos que cuando se inició la interna laborista, los pronósticos le daban a Corbyn una chance de 1 a 200, pero él, al final, ganó. Lo cierto es que Corbyn ha sido electo y re-electo con el mayor número de votos que haya tenido cualquier líder de un partido británico en la historia, llegando incluso a superar los 300,000 votos, un electorado mayor al de la suma de todos los miembros juntos de los partidos conservador y liberal.

Ella sugirió que Corbyn fue creciendo desde la casi nada hasta culminar dirigiendo al partido de oposición. De hecho Corbyn ha logrado evitar ser removido de la jefatura laborista incluso cuando la mayoría de su bancada y de su gabinete pidieron su cabeza.

El discurso que él plantea en contra de la austeridad y en favor de incrementar el poder adquisitivo de las mayorías es algo que puede prender.

May intenta polarizar las elecciones entre ella y Corbyn a quien acusa de promover una coalición del caos que destrozaría sus intentos de dar una estabilidad a UK en el Brexit.

Corbyn, por su parte, trata de evitar el debate en torno al Brexit y concentrarse en cómo combatir las crecientes pobreza, polarización social y recortes a los beneficios y gastos sociales sociales.

Por el momento, tal como May lo dijo, Corbyn tiene todas las de perder, pero falta mucho pan por rebanar en los siguientes 44 días y él puede avanzar mucho.

Las encuestas han fallado en EEUU donde, contra todo pronóstico, ganó Trump y también en Francia, donde el izquierdista Melenchon trepó de tener pocos puntos porcentuales hasta casi llegar al 20% y a la segunda vuelta.

May: ¿logrará una victoria tory aún mayor?

Hoy May pretende conseguir la mayor victoria conservadora desde la época de Thatcher ansiando unir y personificar a todo el espectro de la derecha británica y capitalizar al grueso del electorado del UKIP.

Durante este milenio la derecha británica estuvo duramente dividida entre un ala que apostaba a mantenerse en una Unión Europea reformada y los que querían salirse de la UE para aplicar un modelo neo-liberal globalizador. Esta última tenía una fuerte presencia en el partido conservador y logró crear el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), el cual ganó las elecciones europeas de UK en el 2014.

Hoy, según las encuestas, la inmensa mayoría de ese 27% que en el 2014 votó por UKIP ahora piensa respaldar a la primera ministra que pide plenos poderes para implementar el Brexit.

El UKIP anda en franco retroceso. Nigel Farage, por primera vez, no se atreve a postular. El único parlamentario que tenía el UKIP renunció a éste y luego a postular a ser re-electo. Todo indica que el UKIP no sacará ningún parlamentario, que en varias partes no se presentarán para favorecer a candidatos tories euro-escépticos y que su eje va a ser debilitar al laborismo.

Si bien hasta antes del referendo la mayoría de los parlamentarios conservadores eran pro-UE, ahora ellos han decidido seguir a May, quien también ha pegado un giro de ser pro-UE a ser anti-UE, pues se entusiasman con la posibilidad de que su partido consiga una mayoría de más de 100 parlamentarios con lo cual ellos podrían gobernar tranquilamente al país durante un quinquenio y luego reformar el sistema electoral a fin de minimizar las chances del laborismo para que éste vuelva alguna vez a conseguir una mayoría.

El terremoto de Gales

Cuando faltan 44 días para las elecciones del 8 de junio, May fue a Gales apenas se conocieron unas encuestas sumamente favorables a ella en dicho país.

En el primer sondeo hecho para estas elecciones por la ITV y la Universidad de Gales sobre las intenciones de voto de esta nación, los conservadores llevan la delantera con un 40%, luego siguen los laboristas con el 30%, el Partido de Gales con 13%, los demo-liberales con el 8% y el UKIP con 7%. Esto significa que el partido de la rosa ha perdido 3 puntos desde la última encuesta mientras que los conservadores han subido 12 puntos, una cifra inusual en un Reino Unido donde no se producen cambios tan radicales.

Si estos sondeos se cumplen, ello implicaría la primera vez en que en unas elecciones generales en Gales los laboristas las pierden allí en un siglo y los conservadores las ganan allí en un siglo y medio.

May habría decidido atreverse a convocar elecciones anticipadas tras un paseo en Gales. Y, ciertamente, lo que pasa en esta nación es algo que viene acrecentando la moral de los conservadores.

Encuestas

Y, mientras tanto, las encuestas le vienen dando a los tories el doble de intenciones de voto que a los laboristas.

Una ventaja de 20 o más puntos porcentuales resulta algo inusual y difícil de tramontar.

No obstante, el hecho que los conservadores inicien la lid electoral con tanta ventaja y sin querer atreverse a arriesgarse yendo a un debate entre candidatos, es algo que puede alarmar a muchos y despertar el voto de protesta.

Y, precisamente, el gran problema que tiene May es que se genere una vasta oposición y un movimiento que la acuse de querer gobernar como una semi-dictadora que quiere un mandato total y sin control.

El giro pro-UKIP del conservadurismo

El partido que más ha gobernado en el mundo no es ni ha sido el comunista de China o la difunta Unión Soviética, el PRI mexicano o el republicanismo de EEUU. Este es el partido tory del Reino Unido quien se ha alternado en el poder o en la cabeza de la oposición siempre en los últimos tres siglos de historia británico habiendo gobernado a este Estado mucho más de 100 años.

Los conservadores han gobernado 57 de los 100 años que ha durado el siglo XX y si logran ganar ampliamente estos comicios generales y completar su nuevo quinquenio para el 2022 habrá gobernado un similar porcentaje mayoritario del siglo XXI.

Una de las habilidades de los tories consiste en su pragmatismo y en saberse acercar a una fuerza para copiarse sus postulados y luego aminorarla.

Muchos critican a May cómo ella inicialmente apoyó al Sí a la Unión Europea en el referendo y luego pasó a encabezar el Brexit, o cómo hace un mes prometió que iba a gobernar hasta el 2010 y luego sorprendió adelantando las elecciones. Eso que muchos ven como una contradicción, y de la cual Boris Johnson es aún más ducho en hacer ello, es la clave del éxito tory.

Y, justamente, una de las tácticas conservadoras consiste en pegarse a una fuerza en crecimiento para luego anularla.

En el 2010 la sensación era Nick Clegg quien puso a los liberales casi a la par que los tories y los laboristas. La jugada de David Cameron fue llegar al premierato poniendo a Clegg como su segundo y, tras aceptar algunas recetas liberales, se aprovechó de su socio para ganar el centro, llegar al poder y luego quemar a su aliado haciéndolo el pasivo de todo el descontento contra sus medidas de austeridad.

Tras que Cameron minimizó al liberalismo el nuevo gran adversario que tuvo el conservadurismo fue el UKIP de Nigel Farage, el partido que ganó las elecciones europeas de UK en el 2014. Inicialmente Cameron trató de frenarlo adelantando el referendo europeo al cual pensaba ganar por fuerza, pero Boris Johnson se pegó a la predica del UKIP, tomó su slogan de que el día del referendo iba a ser el de la independencia del reino Unido y sacó al UKIP del comando del NO.

Una vez que ganó el Brexit en el referendo, una partidaria del Sí ha decidido unir al partido para implementar el NO. Ahora es ella la que se pega al UKIP para anularlo. Y dicho giro viene teniendo un efecto.

PRESIDENCIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA: COMUNICADO

LOS VENEZOLANOS EXIGIMOS EL RESPETO A NUESTROS DERECHOS CIVILES Y A TODOS NUESTROS DERECHOS.

1. En estos momentos de gran confrontación política, la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana hace a todos los venezolanos un llamado a rechazar cualquier manifestación de violencia y a respetar los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos.
2. La democracia se caracteriza, ante todo, por el respeto y protección de los derechos de los ciudadanos. Cuando el Estado (o el Gobierno) los desconoce o irrespeta, deja de ser un Estado democrático, pierde legitimidad en su desempeño, pues su función es la defensa de todos los ciudadanos independientemente de su ideología política. Los ciudadanos conservan sus derechos, pero los ven disminuidos o anulados. Hay otros factores que niegan la democracia, como es la concentración de los poderes públicos en manos de un solo poder. Esta es la situación actual de Venezuela.
3. Defender los derechos humanos fundamentales, la vida, la libertad, la salud….y los demás derechos de los ciudadanos, es un deber de todo ser humano. Es también un derecho y un deber de la Iglesia y de todos los creyentes, pues lo derechos humanos y civiles no pertenecen exclusivamente al ámbito de lo socio-político sino también al religioso. Para los creyentes, en efecto, Dios es el autor de la vida y su protector. El mandato divino “No matarás” es una defensa de la vida. En esta misma línea se inscribe el mandato de proteger la creación y promover una ecología integral.
4. Para los creyentes en Cristo, el mandato va más allá del “No matarás”. En el Evangelio, Jesucristo nos manda: Amen a sus enemigos, recen por los que los persiguen (Mt 5,46).El cristianismo es el primero y fundamental humanismo, fundamentado en la voluntad de Dios, lo que El quiere para la humanidad, y en su palabra.
5. La protesta cívica y pacífica no es un delito. ¡Es un derecho! Su control no puede ser una represión desmedida. La Constitución Nacional la garantiza, las leyes la amparan. La sociedad la reclama y la protege. La Iglesia acompaña y exhorta a los ciudadanos para que sea pacífica. Las marchas cívicas deben ser libres sin más restricciones que las que se derivan del deber de respetar la vida, la propiedad y el bien común.
6. La Conferencia Episcopal Venezolana respalda en todos sus aspectos las declaraciones y actuaciones de los Señores Cardenales Jorge Urosa Savino, Arzobispo de Caracas, y Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida, y de otros pastores de nuestra Iglesia.
7. La Conferencia Episcopal Venezolana pide a todos los ciudadanos, a los creyentes en Cristo y a los hombres y mujeres de buena voluntad, actuar según la recta conciencia, los principios democráticos y las leyes del país, así como ejercer el derecho a la manifestación y protesta pública de manera respetuosa con las personas y propiedades y de modo responsable y pacífico. Cristo Resucitado llama a todos a compartir gestos de reconciliación y a “la búsqueda de válidas soluciones pacíficas antes las controversias, para el progreso y la consolidación de las instituciones democráticas, en el pleno respeto del estado de derecho” (Papa Francisco, Bendición Urbi et orbi, 16.04.2017)
8. La Conferencia Episcopal Venezolana exige al Gobierno, particularmente al Ministerio Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, a la Guardia Nacional y a los Organismos Policiales respetar en sus actuaciones la dignidad de las personas y el derecho a la libre expresión de la protesta y manifestaciones pacíficas y democráticas.
9. Que Jesucristo Resucitado y su Santísima Madre nos alcancen del Padre Celestial la iluminación para celebrar el histórico 19 de Abril con dignidad, respeto y paz.
18 de abril 2017
PRESIDENCIA DE LA CEV

Desde Argentina: Inflación, dólar barato es igual a recesión más endeudamiento.

Las reglas del “palacio” son tan inflexibles como las de la era CFK, todo aquel que desafíe la línea de mando tiene totalmente picado el boleto de salida. Alfonso Prat-Gay, Carlos Melconian, Martín Lousteau dan fe de ello más allá de su acompañamiento en los momentos difíciles y de cuasi soledad. Emilio Monzó se encuentra entre los posibles candidatos al “abismo macrista”. El dólar minorista pierde 5 centavos y retrocede así 16 desde el pasado viernes. La especulación de una suba de tasas en pesos, más la liquidación de exportadores fortalecieron la oferta y empujan a la divisa a su menor nivel desde noviembre 2016. Asimismo es una rareza más del “sistema de gestión macrista” que un experto en política tributaria, ocupado nada menos que de articular una reforma impositiva nacional -reclamada por sindicatos y empresarios-, haya sido desplazado y sustituído de la mañana a la noche por un especialista en “¿políticas laborales y sociales?”
Las reglas del “palacio” son tan inflexibles como las de la era CFK, todo aquel que desafíe la línea de mando tiene totalmente picado el boleto de salida. Alfonso Prat-Gay, Carlos Melconian, Martín Lousteau dan fe de ello. El dólar minorista volvía a retroceder fuerte y comenzaba la rueda con una caída de 5 centavos, con lo que se vendía a 15,50 pesos, según el promedio que realiza el Banco Central (BCRA). De esta forma, la divisa alcanza su menor nivel en cinco meses y su mínimo anual, además de arrastrar una caída de 16 centavos desde el pasado viernes. El dólar mayorista pierde 2 centavos y se vende a $ 15,19 en el MULC. El dólar Banco Nación (BNA) opera a $ 15,40 y el dólar blue $ 15,63. Hasta ahora la única voz de la Unión Industrial Argentina (UIA) que se pronuncia contra la suba de tasas del Banco Central: José Urtubey, vocal de la institución advirtió este miércoles (12/4) que el Gobierno nacional le está poniendo “freno de mano a la economía” en su “combate” contra la inflación y cuestionó especialmente la estrategia de Federico Sturzenegger (titular del BCRA).
“Cómo encaran el combate contra la inflación genera dos cuestiones negativas: por un lado, el mercado interno sigue deprimiéndose, porque da lugar a la inversión financiera más que productiva”, se quejó Urtubey.”Y por otro, seca la plaza, es poner freno de mano a la economía. Esto muestra claramente que no les ha ido bien por ese rumbo”, enfatizó. En declaraciones a Radio 10, Urtubey consideró que la suba de tasas de referencia dispuesta ayer por el Banco Central “no es la forma en la que se debe combatir la inflación”. A su criterio, “de no aplicarse un plan de desarrollo, la industria no va a poder reaccionar y volver a un círculo virtuoso”. “El mercado interno sigue comprimiéndose”, al tiempo que agregó que “no va a haber soluciones mágicas”. “Yo no veo que haya una reactivación de ninguna naturaleza”, concluyó el empresario.
Llueven dólares y la economía no termina de arrancar. Esta paradoja, difícil de encontrar en la historia argentina, es consecuencia de una definición de política que -en un contexto donde la demanda de pesos está anclada por el aluvión de dólares financieros, del blanqueo y en los próximos dos meses de la cosecha-, prioriza la inflación por sobre el crecimiento del consumo y la normalización de inventarios. Es que en una economía donde el consumo representa 72% del PBI, crecer sólo vía inversión (mucha obra pública y algo de privada, asociada a sectores que recibieron fuertes señales de precio) en un contexto donde el sector externo contribuye en forma negativa al PBI, no alcanza. Pero con tarifas que vuelven a agregar entre 3 y 4% a la dinámica de los precios en los primeros meses del año, las expectativas de inflación se escapan de una meta que no tuvo en cuenta el impacto directo de estas correcciones, y el BCRA se ve obligado a reaccionar en consecuencia subiendo la tasa de interés para frenar una inflación de costos, en un contexto donde, además, las paritarias empiezan a cerrar también por encima de los objetivos consistentes con la meta.
A diferencia de otras economías de la región donde la caída en la inflación resultante de la apreciación en el tipo de cambio brinda margen a los bancos centrales para bajar la tasa de interés, en Argentina el impacto directo de las tarifas presiona a un BCRA que no distingue inflación de demanda de inflación de costos, a subir las tasas de interés vendiendo Lebacs –unos US$ 857 mil millones- en el mercado secundario y convirtiendo a la Argentina en el campeón mundial (transitoriamente) del carry trade, en un contexto donde el ingreso de capitales de corto plazo que llegan para especular transformándose en pesos y ganando un 2% mensual y con un dólar planchado, y un BCRA que sólo compra una parte del excedente de dólares por sobre la enorme formación de activos externos y demanda por turismo, brindan una especie de seguro de cambio implícito por los próximos dos meses.
En efecto, si bien recién ayer el BCRA movió 150 pbs la tasa de política monetaria, la tasa implícita en la Lebac más corta ya venía aumentando en los últimos 20 días más de 300 pbs, llevando el rendimiento en el mercado secundario a la zona de 24% anual y agregando presión bajista a un dólar que vale 5% menos que el pico de febrero de un año atrás. Y acá entra en juego el nuevo discurso oficial, que debemos aclarar es un discurso sin modelo ni plan económico, solo “relato y medidas contraproducentes e inconexas”: dado que las paritarias privadas ya están empezando a cerrarse, por lo que lo más reactivante es bajar la inflación para maximizar el aumento del salario real. Es cierto que el atraso cambiario implícito en el esquema de tasas altas de interés con aumento en las reservas apuntala al crecimiento de la demanda interna ya que contribuiría a asegurar la recuperación del salario real, aunque esto como veremos no es así.
Aunque con mecanismos de ahorro disponibles, tasas cada vez más altas, y la posibilidad de consumir en el exterior (importaciones de servicios y/o de bienes en Shile, Paraguay o Miami), el impacto sobre el consumo doméstico de la recuperación en los ingresos, que desde mediados del año pasado se empezó a dar en la economía respecto al piso de junio 2016, no es inmediato ni mucho menos, particularmente en los sectores formales de la economía. Por un lado, la dinámica del Turismo al exterior (se gastaron US$ 8.500 millones en 2016 y ya van US$ 2.300 millones en el primer bimestre de 2017) y una apertura modesta, aunque significativa especialmente desde China (calzado, ropa y elementos de consumo tecnológico y de servicio) y Brasil (automotores), en la importación de bienes de consumo frente a un mercado en caída. Por otro lado, el intento directo de frenar la dinámica de los precios por encima de la meta, asegurando que no vendan aquellos que se pasaron de largo en las remarcaciones.
En un modelo de equilibrio general, esta última dinámica es cierta, pero con precios inflexibles a la baja sino por el contrario con un trimestre con un 6,7% de aumentos generales (INPC) y más de 15% de aumento en alimentos, empresarios que no están dispuestos a fijar precios por debajo de la dinámica de sus costos y sindicatos presionados por sus bases e hiperactivos, el modelo puede fallar en la realidad, como ocurrió en 2016 cuando se argumentaba que los precios ya estaban fijados a un dólar de $15 –veamos que hemos vuelto a aquel valor casi 15 meses después- y las tarifas no eran inflacionarias, sino deflacionarias. “Si bien es loable que, por una vez en la historia, la agenda larga se ubique por sobre el cortoplacismo que caracterizó a la Argentina, no es tan lineal el argumento. Por un lado, si en el corto plazo la gobernabilidad no ayuda, el largo plazo bien puede no llegar”, explica muy optimista Marina dal Poggetto.
Pero por otro lado, en el largo plazo, el esquema de cambiar financiamiento monetario por deuda con una carga de intereses que empieza a escalar, sólo es consistente si se reduce nítidamente el desequilibrio fiscal primario (o sea el déficit interno que aumenta progresivamente de año en año). Y con casi la mitad del gasto público indexado al pasado y sin ingresos del blanqueo a partir de 2018, la trayectoria de reducción del déficit hacia adelante, que dependerá mucho del Congreso porque como explica Alcadio Oña: impuestos a fuego lento y con interna en el propio gobierno no alientan dicha baja, dista de ser una apuesta segura. Más aún cuando el escenario de desinflación incorporado en las metas para 2018 (8% a 12%) y 2019 (3,5% a 6,5%) no incluye el desagio en los contratos (indexación al pasado de la mitad del gasto público) y, en simultáneo, se requiere bajar la presión impositiva sobre los sectores formales de la economía. Finalmente, el problema que está progresando no es la baja en la inflación, sino lo exigente de meta en un contexto de déficit fiscal abultado. O, dicho de otro modo, si la meta original en vez de 12 a 17% viniendo de una inflación del 40% en 2016 hubiera sido del 17% más tarifas, probablemente el año concluiría con más crecimiento y una inflación no mucho más alta, como está pasando hasta ahora con una meta realista de cerca del 24/26%.
El presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, desde hace unos días, dejó de asistir a las reuniones del gabinete económico. No caían bien sus críticas a la política de tasas del Banco Central. Argumentaba, según su parecer, el impacto regresivo de esta sobre la actividad y la inversión. González Fraga dijo en esos encuentros no sólo lo que él mismo decía cuando estaba fuera del Gobierno (y que lo hacía de manera pública). También lo que muchos allí presentes piensan pero no se animan a plantear. Ayer, por ejemplo, luego de que se conociera el alto índice de inflación de marzo (2,4%), en dos ministerios claves del área económica, contaban su disconformidad con la movida del BCRA. De vuelta, no lo dirán públicamente. Y en todo caso se escucharán definiciones en línea con como las que la semana pasada dijo Nicolás Dujovne: “Nada es más reactivante que bajar la inflación”. Pero por debajo, de manera subterránea, aparecen matices.
Un funcionario importante lo ponía del siguiente modo anoche. “Nos parece bien la independencia del banco –cosa que como explicáramos en esta misma nota no es verdad- y no opinaremos. Pero nos tomó por sorpresa que el BCRA suba la tasa 150 puntos básicos. Es una exageración”. En otra cartera se hacían la siguiente pregunta: “¿Qué ven en la inflación de marzo para justificar un aumento de 150 puntos básicos?”. En la autoridad monetaria no ven la hora que el proceso de recomposición tarifaria termine. Y creen que la inflación acumulada del primer trimestre también estuvo explicada porque muchos sectores aplicaron un importante remarque en sus precios ya que saben que la inflación caerá en la segunda mitad. Para Miguel Bein en junio la tasa daría 1%. La actividad económica en marzo mostró ciertas mejoras respecto a febrero. Y si encima baja la inflación en los próximos meses cosa que no ocurrirá en abril y casi con seguridad tampoco en mayo, sumado a las paritarias, el consumo privado ayudará al Gobierno de cara al segundo semestre. En la economía argentina hoy no hay ni plan B, es más “no hay ni existe un plan”, como dijo el Presidente Mauricio Macri, ni un superministro de Economía. Lo que sí parece haber es un “superpresidente del Banco Central”. Y esto es relevante porque el Presidente confía en que la inflación sea domada desde Reconquista y exhiba ese logro en octubre. El desplazado Alfonso Prat-Gay sabe de qué se está hablando.
Por más que en el gabinete económico no todos crean que esa estrategia sea la más reactivante en el corto plazo. Hoy por hoy, pareciera que la elección la gana Sturzenegger o la pierde Sturzenegger, lo que puede ser un verdadero problema si se transforma en descalabro electoral. Por otra parte el secretario de Recursos Hidrocarburíferos, José Luis Sureda, renunció a su cargo, y apuntó muy fuerte contra el ministro de Energía. “Con el paso del tiempo fui sintiendo que cada vez estábamos más lejos. Fui entiendo que la diversidad de opiniones es para usted un problema muy difícil de resolver”. Con esas palabras, José Luis Sureda, número dos del ministro de Energía, Juan José Aranguren, renunció a su cargo, El secretario de Recursos Hidrocarburíferos acusó al titular de la cartera de ejercer “autoritarismo”, y argumentó que debido a sus “convicciones” abandonaba su cargo. La noticia de la renuncia se supo ayer, pero la carta se conoció hoy. Era uno de los funcionarios de mayor confianza del ministro de Energía. Fuentes oficiales confirmaron la noticia, pero no hicieron comentarios. En la Casa Rosada se mostraron sorprendidos. “¿Quién es?”, preguntó un alto funcionario con despacho en Balcarce 50.
Sureda contó cuál fue el hecho que lo empujó a tomar la decisión: “La balanza se inclinó hoy [por ayer] por la tarde, señor ministro, cuando Taos Turner, periodista, pero por sobre todas las cosas mi amigo, vino a visitarme para hacerme algunas preguntas totalmente técnicas sobre hidrocarburos no convencionales y, por intermedio de su hombre de prensa, usted no le permitió su ingreso”, sostuvo Sureda. El periodista es corresponsal argentino del diario The Wall Street Journal. ¡Esto nos hace acordar a ex funcionarios cristinistas del más puro estilo Guillermo Moreno pero con mejores modales! “Inicié este camino en el último tramo de mi vida, pensando en los que vendrán. No tengo otro interés. Ya es tarde para dar rienda suelta al ego o al bolsillo. Pero mucho más tarde aún para torcer mis convicciones que, poco a poco, fui descubriendo que no son las suyas”, explica el ahora exsecretario en la carta. “Las decisiones que pensábamos tomar iban quedando en el camino víctimas de la coyuntura de cortísimo plazo que pasaban a ser los nuevos objetivos, fijados extra muros”, sostiene en otro de los pasajes del documento.
“Las distancia entre mis convicciones y su estilo de gestión llegó a ser tan grande que me enfrenté a un dilema de hierro. O mis convicciones o su autoritarismo”, apuntó Sureda, categórico, contra el expresidente de Shell Argentina. Sureda había ocupado diferentes cargos en áreas provinciales de Gas del Estado entra 1973 y durante toda la dictadura, según consta en su currículum cargado en el sitio oficial del ministerio. Además había sido gerente Comercial en Asia Central (1993-1997) y Gerente en operaciones de exploración y producción en gasoductos (1993-1998) de Bridas S.A., propiedad de los hermanos Bulgheroni. Dentro de ese grupo llegó a ser vicepresidente comercial de Pan American Energy. Elisa Carrió -¿Cuándo no?- lo había llegado a denunciar penalmente junto a otros dos funcionarios de Energía por “negociaciones incompatibles con la función pública”. Por otra parte De Mendiguren, ex Ministro de Industria y diputado nacional fue muy crítico: “Es el trípode de la muerte: dólar bajo, inflación alta, suba de tasas”.
Según el empresario, ex Ministro y diputado, “una inflación de 2,4% para marzo es un porcentaje alto”. Por su parte, el vice de la UIA, José Urtubey, dijo que con un 6,3% de inflación en el primer trimestre, lo pautado en el Presupuesto es “de casi imposible cumplimiento”. Los últimos datos de la economía despertaron el alerta y también críticas desde sectores empresarios y de la oposición. Esta mañana, el diputado y dirigente industrial José Ignacio De Mendiguren, dijo que “nosotros creemos que la inflación anual estará entre el 22 y el 25%”. Por Radio El Mundo, el industrial afirmó que “una inflación de 2,4% para marzo es un porcentaje alto”. Y aseveró: “Es el trípode de la muerte: dólar bajo, inflación alta, suba de tasas”. “Esto trae intranquilidad, pero nosotros nunca creímos que ese sería el límite de la inflación, nosotros creemos que estará entre el 22 y el 25 por ciento. La Argentina está quedando muy cara para producir. La economía real no cierra y esto terminará con los capitales que se asustan y se quieren ir. Frente a esa situación, hay que aumentar la tasa y terminamos en un espiral con la economía ahogada”, afirmó el empresario y diputado en radio El Mundo. Debemos aclarar que esta postura no es exclusiva del diputado y ex Ministro sino que es compartida por economistas de diferente origen como Miguel Bein, Marina Dal Poggetto, Daniel Muchnick, Alcadio Oña, Martín Redrado, Domingo Cavallo, Pedro Pou y Aldo Pignanelli quien ve como única salida a la encerrona que plantea este seudo modelo (que no es tal) luego de octubre y pase lo que pase en las elecciones de medio término “un Gobierno de Salvación Nacional”, pues así con un gobierno en absoluta minoría –cosa que aunque ganase Cambiemos-PRO en octubre no cambiará- no se puede solucionar y por lo tanto la nación se verá irremediablemente arrastrada a una situación similar (no igual obvio) a la crisis de 2001.
Y esto es así porque a la parálisis del consumo y sin crecimiento o con un crecimiento mínimo del 2% anual, y con un endeudamiento progresivo que ya alcanza a casi el 30% del PBI y que aumentará por las tomas de créditos externos y por la exagerada emisión de LEBACs, más la fuga de capitales que solo en los primeros tres meses de 2017 ya configuran una foto de US$ 2 mil millones mensuales que terminarán esterilizando lo ingresado y a ingresar por el exitoso blanqueo que acaba de terminar, y sin poder dominar el déficit de las balanzas externas e internas, muestran un panorama muy poco alentador.

Buenos Aires, 13 de abril de 2017.
Arq. José M. García Rozado.
Ex Subsecretario de Estado 1973/1976 y 1989/1993
_______________________________________________________

¿Por qué May adelantó las elecciones? ¿Qué podrá pasar en UK?

Por Isaac Bigio, analista internacional

Un nuevo shock sacude al mundo. El mismo Reino Unido que produjo un terremoto en la Unión Europea al votar en un referendo para salir de ésta, va a tener nuevas elecciones generales anticipadas el jueves 8 de junio.
El anuncio cogió a la inmensa mayoría de los británicos de total sorpresa, justo cuando ellos se reincorporaban a sus trabajos tras 4 días de feriado por pascuas.
La primera ministra Theresa May ha pedido que el parlamento vote mañana, miércoles 19, un llamamiento a elegir a un nuevo gobierno a casi un año de haberse producido el plebiscito donde por un 52% contra 48% los británicos optaron por el Brexit.
Según el acuerdo firmado por la coalición conservadora-liberal que gobernó al Reino Unido en 2010-2015 todos los mandatos deberían ser fijos y debieran durar un quinquenio. No obstante, si dos tercios del parlamento lo permiten se pueden adelantar los comicios.

May desmaya

La nueva posición de May ha dejado un poco desmayado a muchos pues ella siempre dijo que su intención era seguir gobernando hasta que en el 2020 se cumpla el quinquenio conservador. De hecho los tories venían teniendo una mayoría parlamentaria absoluta, algo que Cameron solo lo logró en el 2015, pero no en el 2010 cuando fue electo.
El cálculo original de May era que debía evitarse anticipar elecciones pues su partido por primera vez en dos décadas detentaba más del 51% de la cámara de los comunes, y que había que esperar hasta que el proyecto de reducir los curules de 650 a 600 se plasme para así debilitar aún más al laborismo.
No obstante, May ha decidido hacer su jugada más audaz y riesgosa. Tras haber prometido que no iba a adelantar los comicios generales ella acaba de hacer lo opuesto. Su nuevo cálculo es el siguiente.
Todas las encuestas del 2017 le han venido dando a ella una sustancial ventaja de dos dígitos sobre su contrincante laborista Jeremy Corbyn, diferencia que ha llegado a crecer a 20 puntos en un reciente sondeo. En las elecciones de febrero para renovar las bancas parlamentarias de dos distritos industriales que eran sólidos bastiones del laborismo, el partido de la rosa bajó su porcentaje y perdió en uno de ellos.
May sabe que ella llegó a su puesto sin que haya ganado una sola elección, ni si quiera dentro de su partido, debido a que heredó el cargo. Si ella logra un mandato popular su autoridad y capacidad de maniobra han de crecer.
Ella saca la lección de lo que pasó al laborista Gordon Brown cuando él en el 2007 heredó el premierato de Tony Blair y por no querer llamar a elecciones anticipadas aprovechándose de su inicial popularidad al final solo pudo gobernar 3 años más y quedando sumamente quemado.

May ansía más mayoría

May sabe que se viene un tremendo desgaste con la cuestión del Brexit y ha preferido adelantar los comicios por que espera querer ganarlos ampliamente.
Ella ha argumentado que tiene muchas trabas para el Brexit. La cámara de los lores constantemente le bloquea en sus planes, la mayoría de los diputados tories fueron pro-UE, y los 3 partidos de oposición plantean un nuevo referendo (los laboristas quieren uno para que vote sobre los resultados de las negociaciones con la UE, los liberales lo mismo o incluso un nuevo referendo sobre el Brexit y el nacionalismo escocés uno sobre la independencia de su país).
Si May ganase las elecciones generales manteniendo o incrementando la mayoría parlamentaria absoluta ella podría exigir un sólido mandato quinquenal y postular que ya no es necesario un nuevo referendo sobre los acuerdos con la UE así como sobre la independencia de Escocia o la posible reunificación de la isla irlandesa.
Ella piensa que el laborismo con un líder de izquierda “dura” no va a ser capaz de ganar a las capas medias y que se va a presentar desunido. Una eventual gran victoria electoral suya podría arrinconar al laborismo y producir dentro de éste una rebelión que busque cambiar a Corbyn por un “moderado”.
Una fuerte victoria suya, además, podría ser un duro golpe contra el Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), el cual acaba de cambiar de líder, está en crisis y viene de perder a su único parlamentario.
May buscaría así unir a toda la derecha tras ella y estabilizar un gobierno que vaya hacia convertir al Reino Unido en el único país de toda Europa Occidental que quede al margen del acuerdo de libre comercio y libre tránsito.

Tiro por la culata

La jugada de May es altamente riesgosa. Ya dos líderes importantes de su partido llamaron a elecciones anticipadas pensando que las iban a ganar y al final las perdieron.
Cameron había prometido un referendo sobre la UE para el 2017 pero lo adelantó un año antes pensando que las concesiones que él había sacado a Bruselas serían suficientes para lograr derrotar definitivamente al UKIP y a los euro-escépticos dentro de su partido. No obstante, el hombre que ganó dos elecciones generales consecutivas y el referendo escocés, encontró aquí su Waterloo, el mismo que le obligó a dimitir del premierato.
Zac Goldsmith, el candidato conservador a la alcaldía de Londres en el 2016, renunció a su curul parlamentario en Richmond esperando ser reelecto con una mayor fuerza combinado el voto de los tories y el UKIP. Sin embargo, los liberales, el partido que más había perdido en las elecciones generales del 2015, supo capitalizar el descontento local de esta área pro-europea contra el Brexit y pudo quitarle el escaño a Zac.
Por el momento las tendencias electorales navegan en favor que los conservadores ganen ampliamente en Inglaterra, aunque en Gales ganarían los laboristas, en Escocia los nacionalistas y en Irlanda del Norte habría una polarización entre unionistas y nacionalistas.
La cuestión está en que la gente puede cambiar en una situación de crisis y que las encuestas pueden ser impredecibles. Unas horas antes de los resultados del Brexit la mayoría de los analistas pensaba que eso no iba a pasar.
Corbyn ha cogido el guante y, en vez de buscar trabar a que el gobierno adelante los comicios, ha saludado éstos y dice que es el momento de capitalizar el descontento contra los recortes al servicio nacional de salud (NHS) y al presupuesto de obras públicas para dar un salto.
Corbyn quiere dar una sorpresa como las que antes han dado sus camaradas izquierdistas en España con el Podemos y en Grecia con Syriza. Él tiene en su favor un partido con más de medio millón de miembros (el partido con más militantes en la UE) donde la mayoría es muy activa seguidora de él y su prédica anti-austeridad.
Corbyn anhela ganar estos comicios pero, en caso que él logre incrementar la bancada laborista o hacer que los conservadores ganen pero sin mayoría absoluta, él podría retener el timón del partido y prepararlo para unas nuevas elecciones generales.
Los demo-liberales son el partido que más puede saludar dicha convocatoria. Su bancada, de apenas 9 diputados, es la más magra que haya tenido este partido desde que se fue formando a inicios de los ochentas. Tratando de capitalizar al 48% de votantes pro-UE los demo-liberales buscarán incrementar su número de curules y captar a votantes conservadores o laboristas que son anti-Brexit.

Escocia e Irlanda del Norte

En el referendo sobre la UE mientras Inglaterra y Gales optaron por el Brexit en Escocia e Irlanda del Norte ganó el sí a la UE.
Los comicios generales van a revivir ese debate.
El Partido Nacionalista de Escocia (SNP) sabe que si UK se sale de la UE ésta no aceptaría el ingreso de Escocia independiente como un miembro de ésta debido al veto que Madrid le impone buscando evitar que Catalunya siga tal ejemplo. Por ello ahora su prédica consiste en demandar que se logre que Escocia siga dentro de la zona de libre comercio y tránsito europea en una situación similar a la que tienen varios países euro-occidentales que no son de la UE tales como Islandia, Noriega, Suiza y Liechtenstein.
El SNP detenta hoy el 95% de la bancada escocesa en Westminster conformada por 59 diputados. En estos comicios el SNP va a querer retener similar número de curules.
Si los 3 partidos pro-independencia de Escocia (SNP, Verdes y Socialistas) suman más del 50% de los votos escoceses se dan alas para que el separatismo pida un nuevo referendo sobre el status de Irlanda.
Una gran pugna va a ser por el segundo lugar. El laborismo, que inicialmente era la fuerza mayoritaria en Escocia, pasó a ser allí el tercer partido y los conservadores lograron escalonar al segundo puesto con una líder pro-UE. Empero, ahora los conservadores van a tener que hacer campaña en Escocia desde una posición pro-Brexit algo que les puede quitar puntos.
Corbyn, si bien tiene muchas coincidencias con el SNP en cuestiones sociales y en su oposición a los submarinos nucleares anclados en costas escocesas, debe buscar recuperar la influencia de su partido en dicho país. De allí que él va a tener que hacer una doble lucha contra el gobierno conservador de Londres y contra el nacionalista de Edimburgo.
En Irlanda del Norte veremos una batalla muy especial. Esta es la única parte del Reino Unido donde no operan los 3 grandes partidos británicos (conservadores, laboristas y liberales) y donde la escena se polariza entre dos partidos unionistas y dos nacionalistas, encabezando cada uno de estos campos la fuerza más radical de éstos.
Estos van a ser los cuartos comicios que tenga Irlanda del Norte en un bienio. Los últimos que fueron dados hace solo dos meses fueron los primeros en la historia de dicha provincia en los cuales el unionismo no consiguió una mayoría absoluta y en los cuales el Sinn Féin, el partido ligado a la desarmada guerrilla urbana del IRA, virtualmente empató el primer puesto.
Debido a que el 56% de los nor-irlandeses votaron a favor de mantenerse en la UE y que el Brexit es impopular en dicha provincia por el temor a que se restablezcan los controles fronterizos o los aranceles de importaciones, es que viene creciendo un movimiento en favor de pedir un referendo para que se decida si la isla irlandesa se vuelve a reunificar o no.
Sinn Féin nunca toma posesión de sus cargos parlamentarios porque desconoce la autoridad de Londres sobre su país al cual considera estar ocupado y ahora espera aumentar su número de curules ganados para avanzar en su planteo de pedir la separación de dicha provincia del Reino Unido.

¿Qué puede pasar?
De aquí al 8 de junio muchas sorpresas pueden darse. La mayoría de los analistas nunca pensaron que los británicos votarían por salirse de la UE o que Trump llegase a la Casa Blanca. Nadie puede saber con certeza cuál de los 4 principales candidatos franceses entrará a la segunda ronda gala.
La situación en el Reino Unido es muy volátil.
Los conservadores van a ir a los comicios erigiéndose como el único partido que puede garantizar el Brexit y el respeto al mandato del referendo del 2016.
Con dicha postura van a tratar de recuperar muchos votos que han ido al UKIP y de atraer a un tercio del electorado laborista que originalmente votó en favor de salirse de la UE.
Muy probablemente el partido que más pierda en estos comicios es aquel que ganó en el referendo europeo. Su propia derrota puede venir del hecho que los tories se han apropiado de sus ideas y vestimenta.
El laborismo va a entrar a estos comicios con su manifiesto más radical desde que en 1983 Michael Foot compitió con Thatcher. Entonces, el veterano líder socialista sacó el 27.6% de los votos frente al 42.4% de la primera mujer conservadora que llegó al gobierno.
Las primera ministras conservadores Thatcher y May en 1983 y 2017, respectivamente, lideran a los tories en un escenario similar de polarización entre un conservadurismo pegado hacia la derecha y un laborismo muy izquierdizado.
Según las encuestas es posible que May logre una diferencia electoral similar a la que hace 34 años Thatcher sacó a un jefe socialista del laborismo, aunque los sondeos pueden cambiar.
Empero, la situación hoy es diferente. Por aquel entonces el laborismo se presentó dividido y el ala ‘social-demócrata’ se presentó en alianza con el liberalismo, lo cual daría paso luego a la creación del actual partido demo-liberal.
Esta vez el laborismo tiene pugnas internas pero se mantiene como un solo partido. Otra diferencia es que en 1979 los tories tenían la ventaja de no haber estado tanto tiempo en el poder y en haber ganado la guerra de las Malvinas, mientras que ahora los conservadores ya llevan 7 años gobernando y las guerras en el exterior han sido impopulares.
Corbyn cuenta con un ejército de cientos de miles de voluntarios con el cual busca revertir el declive de su partido y avanzar lo más posible.
Si él pudiese evitar que los conservadores retengan su actual mayoría absoluta y puedan así cambiar la composición del parlamento (de 650 a 600 diputados, reestructuración que debilita a las bases electorales del laborismo) y logra que su partido gane curules, entonces él podrá torear un posible cuestionamiento interno y querer erigirse en el líder que prepare una eventual sucesión laborista en unas consiguientes elecciones generales.
Si en la época de Blair los laboristas hicieron pactos electorales con los liberales (para apoyarse en ciertas circunscripciones contra los tories) e hicieron acuerdos con el SNP, hoy vamos a ver una pelea de 4 fuerzas todos se golpearán contra todos. No vamos a tener otro pacto entre conservadores y liberales como en el 2010-15.
Los tories acusarán a laboristas, liberales y SNP de querer sabotear al Brexit, Corbyn acusará a sus 3 rivales de aplicar políticas de austeridad, el liberalismo acusará a May y Corbyn por avalar el Brexit contra el cual originalmente votaron y al SNP de querer dividir al Reino Unido, y el SNP acusará a los 3 grandes partidos británicos de ignorar la voluntad de la nación escocesa de querer mantenerse en Europa y poder tener un nuevo referendo separatista.
Nuevamente veremos que el Partido de Gales y los Verdes de Inglaterra y Gales harán una coalición con el SNP postulando una reorganización “progresista” y “soberanista” de las 3 naciones británicas.

Trump bombardea Siria

Un giro que puede cambiar la política en el Medio Oriente y el Mundo

Por Isaac Bigio

El nuevo presidente de EE.UU. acaba de dar un gran giro político al atacar a Siria.
Cuando era candidato Donald Trump condenó la intervención de su país en Siria y dijo que, cuando llegase a la Casa Blanca, iba a colaborar con el Kremlin en la lucha conjunta contra el Daesh (Estado Islámico de Irak y Siria).
Ahora Trump ha bombardeado directamente al gobierno sirio. Obama solo atacó a grupos armados pro-Bin Laden, pero nunca al gobierno oficial de Damasco.
Su argumento es que las cosas han cambiado tras que se ha producido una masacre con gases letales, cuya autoría es atribuida a Assad, aunque él la niegue.
El ataque se ha centrado en golpear a la base aérea de Shayrat, cerca de Homs, la tercera ciudad siria en cuyas inmediaciones se produjo la matanza con sustancias venenosas prohibidas por la convención mundial de armas bioquímicas.
Al momento de escribir esta nota los buques de guerra norteamericanos Ross y Porter habrían lanzado 59 misiles Tomahawk, de los cuales unos 36 –según autoridades rusas y sirias- habrían caído fuera del blanco militar. Hasta ahora no hay un número determinado de víctimas pero la agencia Reuters y el diario británico The Guardian mencionan de al menos 9 civiles muertos, 4 de los cuales son niños.
Hillary Clinton, la saliente Secretaria de Estado y antigua rival de Trump que sacó casi 3 millones de votos más que él en las presidenciales estadounidenses, ha saludado dicho cambio y pide que se preparen ataques contra más bases de Assad.
Y, precisamente, esa había sido una de las grandes diferencias entre Trump y Clinton durante la campaña electoral.

El nuevo mandatario había asumido su cargo cuestionando la política externa que Hillary había impulsado al propiciar los ataques en Libia para cambiar al régimen nacionalista. Ahora Trump hace algo que los demócratas no se atrevieron a hacer: bombardear directamente al gobierno sirio, el cual, aunque muchos cuestionen, detenta la representación oficial internacional de Damasco en las Naciones Unidas.
El nuevo giro se da justo cuando Rusia viene de sufrir un ataque contra una estación de metro en San Petersburgo, el cual ha dejado 50 víctimas, incluyendo unos 14 muertos.
En vez de propiciar su antigua línea de hacer que Washington y Moscú se coaliguen contra el supuesto “enemigo terrorista musulmán” común, Trump lanza misiles contra el único gobierno externo que Putin defiende militarmente y con todo.
Lo acontecido se da en el contexto en que Trump llama a endurecer la política hacia Corea del Norte amenazando que si China es incapaz de doblegar a Kim, él no va a tener ningún reparo en hacerlo. Con ello la nueva administración republicana deja entrever que estaría dispuesto a contemplar un mega-ataque preventivo contra Pyongyang a fin de erradicar su arsenal nuclear, aunque el problema está en que Washington no puede conocer exactamente todas esas facilidades y los nor-coreanos, que antes han propiciados derrotas militares a EE.UU., poseen miles de bombas que pueden lanzar con sus cañones de largo alcance y misiles, muchos de los cuales pueden producir decenas o cientos de miles de muertos si son disparados al gran Seúl, donde residen unos 20 millones de sudcoreanos, al Japón o a las bases norteamericanas de Okinawa o Guam.
El ataque de Trump se da cuando él está en China queriendo presionar a su mayor rival comercial a endurecer su política ante Siria y Corea del Norte, aunque Beijing sigue sin apoyar tal tipo de acciones.
Se viene demostrando lo iluso que era cree que con Trump se abriría una etapa de paz mundial, de reconciliación con Rusia y de progresiva retirada de las tropas norteamericanas del Medio Oriente.
Si bien Trump ha prometido propiciar menos guerras que sus antecesores, su orientación lleva a más conflictos. Al querer mudar la embajada de su país en Israel de Tel Aviv a Jerusalén y al querer trastocar el acuerdo nuclear con Irán, Trump que acaba de atacar al gobierno de Siria muestra que podrá ser tan o más halcón que su predecesor.
No por casualidad el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ha aplaudido el ataque afirmando que es una señal contra Damasco, Teherán y Pyongyang.
El Reino Unido y la oposición militar siria han saludado un ataque que Rusia condena como “violación de la ley internacional”. Los insurgentes sirios que pensaban que Washington les iba a cortar su apoyo financiero y logístico, ahora ven los sucesos como un posible punto de quiebre que podría hacer que Washington pase de aceptar darle carta blanca a Rusia para seguir protegiéndoles.
Y mientras tanto la guerra siria se complica.
Washington no quiere dejarle la vía libre a la alianza Moscú-Teherán-Damasco y no permitirá que ésta se imponga en Siria. La OTAN va a seguir apuntalando a los grupos sirios armados y financiados por ésta.
Turquía, cuyo presidente ansía ganar un referendo que le de plenos podres, ve una oportunidad para querer debilitar a los nacionalistas kurdos de Siria tan ligado a la guerrilla que el PKK hace en su propia república.
Al Qaeda y Daesh seguirán maniobrando en esa pugna para buscar evitar seguir sufriendo pérdidas y reagruparse.
Y mientras tanto, la Siria donde vivió Abraham, donde está la tumba de Juan Bautista y cuya lengua nativa era el arameo de Jesús y sus apóstoles, sigue viviendo la peor carnicería del siglo XXI. La mayoría de sus 17 millones de habitantes se encuentra refugiada, mientras que el número de muertos bordea el medio millón de personas. Alepo, la ciudad continuamente habitada más antigua del planeta, y otras urbes y monumentos históricos de la humanidad yacen en ruinas.
Esta serie de intervenciones son gasolina echada al fuego, la cual seguirá produciendo rebeliones en toda la región y nuevos atentados como los que Londres o Moscú han sufrido en los últimos días, y Estocolmo hace unos instantes.