Desde Inglaterra: ¿Cómo y cuánto podrán influir los ataques en las elecciones?


Para la BBC la seguridad se viene tornando en el principal tema en estas elecciones. En el lapso de dos meses y medio se han producido tres ataques sobre Inglaterra perpetrados por “combatientes del Estado Islámico” (Daesh, por sus siglas en árabe). Nunca antes se habían dado tantos atentados, en tanto poco tiempo y de manera tan indiscriminada contra civiles británicos después de la II Guerra Mundial. Tal como lo hemos planteado antes, Daesh apunta a convertirse en otro partido que actúe en las elecciones del Reino Unido aunque no mediante las urnas sino con las armas.
May
La respuesta del gobierno consiste en decir que solo los conservadores son capaces de pedir mayores controles sobre las redes sociales y la internet y más medidas para poder interrogar durante más tiempo a sospechosos, cuestiones que usualmente son cuestionadas por organismos defensores de derechos humanos.
May, además, sostiene que Corbyn no quiere invertir en armas nucleares (desarmando al país ante posibles ataques) y que ella sí estaría dispuesta a lanzar estas bombas contra millones de civiles si fuera necesario. Le acusa a su contrincante de que tiene un récord de haber tenido conversaciones con el IRA irlandés o el Hamas palestino, mientras que antes Thatcher le acusó a él y a Livingstone de haber sido aliado del “terrorista Mandela”.
Corbyn
Corbyn retruca que las armas nucleares no crean paz sino masacres y que él ha propiciado diálogos de paz pero sin fomentar la violencia de dichos grupos y que es May quien acaba de viajar a Arabia Saudita para venderles muchas armas, en tanto que diversos reportes afirman que esta teocracia, al igual que otras monarquías absolutistas de la península arábiga, vienen invirtiendo fortunas en fomentar al extremismo musulmán, algo que vienen haciendo desde que en los 1970s instaron a uno de los miembros de una de las familias sauditas más ricas (Bin Laden) a crear Al Qaeda.
Ahora Corbyn sostiene que los ataques han sido ayudados por las guerras dadas en el mundo musulmán las cuales han generado vacíos de poder y resentimientos, así como en los recortes de miles de policías y del presupuesto policial.
Debate
En los últimos días de la jornada electoral, la discusión ha venido girando en gran parte ante el tema de la seguridad.
Mientras los tories tratan de presentar a sus contrincantes como débiles o amigos de terroristas, los laboristas acusan a los recortes gubernamentales de haber privado a la policía de más oficiales y mejor inteligencia.
Temas de seguridad usualmente ayudan a fortalecer a los que proponen una derecha dura, tal como antes la lucha contra el terrorismo favoreció el ascenso de Fujimori en Perú, Uribe en Colombia, Bush en EEUU o Netanyahu en Israel.
Sin embargo, también ha podido generar un efecto inverso. Esto es lo que pasó en España cuando el 11 de marzo del 2004 se produjo una carnicería de Al Qaeda en Madrid y media semana más tarde el electorado, que inicialmente apuntalaba al gobierno conservador Partido Popular, acabó eligiendo a los socialistas que acusaron al oficialismo de haber provocado ese ataque al intervenir militarmente en el Medio Oriente proponiendo retirarse de allí para restablecer la seguridad interna.
A quién beneficiará
Por el momento May viene siendo cuestionada, incluso por varios antiguos oficiales policiales importantes, debido a que los recortes hechos en la policía local o comunitaria han privado a la inteligencia de muchos datos y de accionar.
Corbyn ha demandado la renuncia de la primera ministra a quien acusa de haber debilitado a esta fuerza en sus 6 años como ministra del interior. Los alcaldes laboristas de Londres y Manchester han ganado protagonismo al demandar calma y ofrecer seguridad a sus poblaciones.
Los atentados no han parado la tendencia electoral de ir reduciendo la brecha entre conservadores y laboristas. La campaña electoral comenzó con una primera ministra muy popular y duplicando las intenciones de voto ante el líder de una oposición fragmentada, a quien le llevaba entre 20 y 25 puntos porcentuales de diferencia. Ahora, esa diferencia se ha reducido (en algunos sondeos hasta 10 o menos puntos) mientras que ya empiezan a aparecer encuestas que arrojan tanta o más desconfianza hacia May que los que confían en ella. Una encuesta en el Independent afirma que si los electores jóvenes que usualmente no acuden masivamente a votar el laborismo podría ganar por 3 puntos de diferencia.
Estabilidad y Seguridad
Ese ha sido el lema central de la campaña de May. La respuesta del Daesh ha sido participar en este proceso electoral queriendo demostrar que ella no puede dar estabilidad o seguridad, pues ellos en cualquier momento han sido capaces de propiciar serios atentados, empezando con el que el 22 de marzo lanzaron contra el mismo parlamento británico en el cual estaba la primera ministra con su gabinete.
May, por su parte, va a querer demostrar que ella recoge el manto de Thatcher quien demostró capacidad de controlar al IRA y derrotar a quienes invadieron las Malvinas.
La autoridad de May ha sido mayormente debilitada con estos atentados y habrá que ver cuánto ello se reflejará en las urnas este jueves. Si ella logra superar el número de parlamentarios conservadores, podrá asegurarse una victoria, pero si éste baja y ella pierde la mayoría absoluta, su nuevo gobierno entraría con mal paso. Incluso, hay la posibilidad que se dé paso a un parlamento sin mayorías y a que sea el laborismo el que pudiese estar en mejores condiciones de conformar una nueva administración.
Isaac Bigio
Analista Internacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s