Desde Argentina: LA PASTORAL DE LA HIPOCRESÍA

 

 

Cosme Beccar Varela
[Labotellaalmar] Nro. 1605. 15/2/2019
e-mail: correo@labotellaalmar.com

Al escandaloso silencio del Episcopado sobre los secuestrados políticos, entre los cuales se encuentra por lo menos un sacerdote, el Padre von Wernich, se suma el escarnio hipócrita.

Según una noticia publicada hoy, 15 de Febrero, por el boletín eclesiástico AICA, existe un organismo dentro de la Conferencia Episcopal que se llama “Pastoral Carcelaria” cuyos integrantes se han reunido desde el 8 al 11 de Febrero “en la casa de retiros San Alfonso que los padres redentoristas tienen en la localidad de Villa Allende, provincia de Córdoba. (La noticia se titula: “Pastoral Carcelaria: Renovado compromiso a escuchar el grito de los encarcelados”). Las jornadas estuvieron animadas por el lema “Escucha, Pastoral Carcelaria”. Delegados de 44 diócesis argentinas participaron del XIV Encuentro Nacional de Referentes de la Pastoral Carcelaria…La convocatoria contó con la presencia de monseñor Juan Carlos Ares, obispo auxiliar de Buenos Aires y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Carcelaria; monseñor Esteban María Laxague SDB, obispo de Viedma; monseñor Adolfo Canecin, obispo de Goya, ambos miembros de la comisión, y capellanes de los Servicios Penitenciarios de las distintas jurisdicciones eclesiásticas del país.”

“Las jornadas estuvieron animadas por el lema “Escucha, Pastoral Carcelaria. Una Iglesia sinodal es una Iglesia que escucha a Dios y al pueblo” y las temáticas giraron en torno a la apertura del diálogo, la escucha y la lectura bíblica…

“El primer tema abordado fue “Escuchándonos, cinco axiomas de la Comunicación” y estuvo a cargo del licenciado en Psicología y capellán delegado de la Región Buenos Aires Norte, presbítero Pablo Iriarte.

“El domingo 10 se abordó el tema de la “Escucha pastoral” a través de la lectura orante y comunitaria de la Biblia. Este espacio lo coordinó el presbítero Rubén Infantino, secretario ejecutivo de la Pastoral Carcelaria. Desde el texto del ciego Bartimeo en el Evangelio de San Marcos y extractos de homilías del obispo mártir monseñor Enrique Angelelli, se escucharon “los gritos de nuestros hermanos carcelados y las actitudes a tener en cuenta en la escucha pastoral”. (N: Nótese que llaman al Obispo terrorista Angelelli como “obispo mártir”, con total desparpajo e ignorancia deliberada de la verdad histórica).

“Siguiendo el encuentro se trató el tema: “Modelos de escucha, cómo debe escuchar la pastoral”, el que fue abordado por la delegada de la Región Centro de la Pastoral Carcelaria, Viviana Noé (Córdoba).

“El lunes 11 hubo una ponencia sobre “la Justicia terapéutica” a través de una videoconferencia aportada por la doctora María Jimena Monsalve, jueza del Juzgado de Ejecución Penal Nº 5 de Buenos Aires. “Este tema es crucial en nuestra época, ya que hace referencia al delito como consecuencia de las adicciones”, explicaron los organizadores. Es un programa piloto que se está aplicando, de forma paulatina, en su jurisdicción con posibilidad de extenderlo a las provincias del resto del país.

“Ese mismo día por la tarde, el presbítero Juan Nota, de Rawson (Chubut), presentó un itinerario de catequesis para la evangelización de los hermanos privados de libertad en cuatro etapas: Ponerse en camino, Palabra, Kerygma y Opción.

“Noé sintetizó los vivido en sus palabras finales: “Como siempre una caricia para el alma encontrarnos cada febrero y compartir la formación, la oración y en medio de todo, lo maravilloso de la fraternidad que se vive y la alegría de estar juntos abriendo caminos al Reino de Dios en la cárcel, de distintas maneras pero sirviendo al fin todos en la misma barca! Este año nos veremos otra vez en octubre para el Encuentro Nacional en Mar del Plata. Qué el Señor los bendiga!”.

!Qué hipocresía, Dios mío!

Como puede verse, estos “fraternales” señores se olvidaron completamente de que en las cárceles de este país han muerto ya por homicidio de Estado 488 víctimas de la llamada “política de Estado de los derechos humanos” que no es más que un eufemismo para ocultar la verdadera esencia de esa “política de Estado” que no es otra que la persecución y asesinato de quienes sean acusados de haber luchado contra el terrorismo de los años 70, sin que importe el prevaricato de los jueces que los mantuvieron presos ni el odio ideológico que es el trasfondo de esta inicua carnicería. Todavía quedan casi 2.000 secuestrados políticos por la misma causa, a lo que contribuye con entusiasmo el perjuro Macri y sus lacayos, como el Ministro de “Justicia” Garavano (¡que van por más!) con el apoyo de los mismos jueces prevaricadores del kirchnerismo, que siguen en sus cargos opíparamente remunerados y siempre prevaricando con absoluto descaro.

O sea que el único “grito de los encarcelados” que estos dueños de la “pastoral” oficial del Episcopado oyen es de los presos comunes: asesinos, ladrones, violadores, secuestradores, estafadores, narcotraficantes, corruptos, etc. El clamor de los que mata la izquierda desde el poder, no lo oyen, ni lo quieren oír.

Cualquier católico, y más aún, un prelado, si quiere hacer “pastoral carcelaria” debería empezar por ocuparse de los casos en que seres humanos, casi todos, sino todos, bautizados, que han sido encarcelados contra todo Derecho y en abierta contradicción con los principios más elementales de la justicia, desenmascarando la “política de Estado” que causa esas prisiones. Un deber de justicia exige, además, que hubieran condenado el homicidio de los 488 muertos en la cárcel y denunciado a los responsables, incluyendo a Macri que es un fiel continuador de los Kirchner en esta materia.

Nada de eso. Esas víctimas del odio de la izquierda terrorista, han sido barridas debajo de la alfombra de la falsa “caridad” de estos cómplices del “obispo mártir” y sus émulos ideológicos, léase “monseñor Juan Carlos Ares, obispo auxiliar de Buenos Aires y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Carcelaria; monseñor Esteban María Laxague SDB, obispo de Viedma; monseñor Adolfo Canecin, obispo de Goya, ambos miembros de la comisión, y capellanes de los Servicios Penitenciarios de las distintas jurisdicciones eclesiásticas del país”. Si alguno de esos capellanes alegara su inocencia en este crimen espiritual, debió decirlo en la inicua asamblea o haberse abstenido de concurrir y en ambos casos, haberse preocupado de que su disidencia constara públicamente. No tengo noticias de que ninguno de esos “caritativos” clérigos lo haya hecho.

¿Cómo podemos esperar que la crisis argentina se resuelva si el poder político está en manos de los delincuentes de la “dirigencia” corrupta e inepta y el poder espiritual en las de estos clérigos que no merecen ser llamados católicos”?

Felipe VI y Mohammed VI en el día de San Valentín


Como alegoría del amor entre dos naciones unidas por la historia y la geografía, los Reyes de España y Marruecos pasarán juntos el día de San Valentín

Luis Agüero Wagner

http://www.diariosigloxxi.com/firmas/luisaguerowagner

Dice la historia que el poderoso emperador Carlos V de España, en cuyos dominios jamás se ponía el sol, rindió sus banderas ante Isabel de Portugal y pasó una prolongada luna de miel en Granada, disfrutando de las obras legadas por un imperio marroquí a la península ibérica.

En marzo de 1526, la pareja que unía el destino de los imperios hispano y lusitano por gracia de un Papa Borgia, se internó en la Alhambra, para disfrutar de la sensualidad de un monumento que los almorávides abandonaron cuando Boabdil derramó lágrimas de mujer por lo que no supo defender como hombre.

Tal vez como resonancia espiritual de aquel poderoso monarca que se calzó la corona más codiciada del mundo en el siglo XVI sin hablar español, el día de los enamorados sorprenderá al Rey Felipe VI en Marruecos, entorno idílico y exótico que Carlos e Isabel encontraron tan afrodisíaco cinco siglos atrás.

Este miércoles 13 de Febrero don Felipe y Doña Letizia arribarán al Reino de Marruecos, invitados por el monarca alaoui Mohammed 6, cuyo liderazgo es considerado altamente positivo por el mismo poder que se enseñorea en Madrid. Una visita varias veces postergada tendrá al fin lugar, por estas horas, con el encuentro de dos pueblos que comparten la raíz que une las palabras íbero y bereber.

La misma prensa española ha consignado que “el gobierno español considera a Marruecos un polo de estabilidad en una región convulsa, un país que supo ver el desafío que suponía la primavera árabe y que ha iniciado reformas políticas y administrativas” en las que el Reino de España ha tenido gravitación.

El jueves 14, día de los enamorados, el Rey de España sostendrá un encuentro con el Jefe de Gobierno marroquí Saadeddine Othmani, seguido de entrevistas con Habib El Maki, presidente de la Cámara de Representantes, y con Hakim Benchamach, titular de la Cámara de Consejeros.

Durante esos encuentros, la Reina tiene agendado trasladarse hasta el barrio de Salé, donde se ubica ‘Escuela de la Segunda Oportunidad’.

También está programada una visita al Mausoleo de Mohammed V y Hassan II, este último cercano amigo del Rey Juan Carlos, cuyas fotografías derramando lágrimas por su amigo y consolando al heredero conmovieron al Reino alaoui.

Luego Felipe y Letizia concurrirán a la residencia del Embajador de España, donde se reunirán con los escritores marroquíes que cultivan el idioma español, significativo mensaje de pertinencia para la cultura hispana florecida en el Magreb.

Además de un merecido homenaje al camino de las Canarias y la hispanidad americana, cimientos sobre los que se contruyó el monumental edificio de lo que hoy es América Latina.

LAW

LA PERIODISTA, ACTRIZ Y PRODUCTORA NATALIA DENEGRI PRESENTA VENEZUELA “THE TRUTH” EN EXCLUSIVA EN MEGATV

 

IMG 8633

VENEZUELA “THE TRUTH” SE PRESENTARÁ EL MARTES 12 DE FEBRERO A LAS 7:00PM (HORA DEL ESTE), 6:00PM (CST), 5:00PM (MST) Y 4:00PM (PST)

venexuela

Miami, FL. (11 de febrero de 2019)—MegaTV cadena televisiva propiedad de Spanish Broadcasting System, Inc. (SBS) (OTCQX: SBSAA) presenta junto a la periodista, actriz y productora, Natalia Denegri en exclusiva, “Venezuela “The Truth”. El documental que cuenta la verdad sobre Venezuela tendrá una exclusiva en su versión en español. Se estrenará este martes 12 de Febrero, a las 7:00pm (hora del este), 6:00pm (CST), 5:00pm (MST) y a las 4:00pm (PST) solo por MegaTV.

“Venezuela “The Truth” es un documental de carácter humanitario, producido por Trinitus Productions de la mano de Natalia Denegri, periodista, actriz y productora ganadora de 7 premios Emmys y Epic in Motion, con el apoyo de la fundación Hassenfeld Family, escrito y co-producido por la periodista venezolana Stephanie Rodrígues.

Esta pieza cinematográfica nos muestra de cerca la realidad que viven cientos de familias en Venezuela, en donde la crisis humanitaria, política y económica se han acentuado con el paso de los años, produciendo ruptura familiar y un flujo migratorio incontrolable a causa de la miseria y la ambición de poder, en donde los errores cometidos han ocasionado la muerte de tantos jóvenes, arrojando como consecuencia; dolor, desesperanza y decepción. Sin embargo, la actual situación que envuelve esta circunstancia, revive la motivación y la fe dentro del pueblo, dándoles un último suspiro de libertad, ¿será la última oportunidad para Venezuela?

“Venezuela “The Truth” es originalmente narrado en inglés con carácter internacional, contando con entrevistados importantes que nos relatan sus verdades para construir el hilo conductor de la historia que le dará vida al documental, contando con diversas locaciones entre Europa, el Medio Oriente, USA y Venezuela.

El proceso de producción tomó alrededor de dos años, comenzando en el año 2017 y culminando en la actualidad, en donde cada detalle para su construcción fue estudiado con cautela, contando con el apoyo de profesionales que se fueron sumando poco a poco hasta lograr plasmar la verdad ante el mundo.

Este documental promete tocar el corazón de sus espectadores, conectándolos con la parte más humana y más real, a través de testimonios de valor, imágenes impactantes y una historia que abraza a la esperanza. La verdad ya no puede ser oculta, el mundo ha puesto sus ojos en Venezuela y ha decidido apostar por su libertad. No se lo pueden perder este martes 12 de Febrero, a las 7:00pm (hora del este), 6:00pm (CST), 5:00pm (MST) y a las 4:00pm (PST) solo por MegaTV.

7608775b-dfe7-4d9f-b542-030b73cac61c
***

Acerca de Spanish Broadcasting System, Inc.

Spanish Broadcasting System, Inc. es propietaria y opera 17 estaciones de radio en los principales mercados hispanos en los Estados Unidos de Nueva York, Los Ángeles, Miami, Chicago, San Francisco y Puerto Rico, transmitiendo los géneros de formato Tropical en Español, Regional Mexicano, Adulto Contemporáneo en Español, Top 40 y Rítmico Latino. SBS también opera AIRE Radio Networks, una plataforma nacional de radio que crea, distribuye y comercializa programas líderes de radio en español a más de 250 estaciones afiliadas y que llega al 94% de la audiencia hispana de los Estados Unidos. SBS también es propietaria de MegaTV, una operación de televisión con distribución en señal abierta, por cable y satélite, y afiliadas en los Estados Unidos y Puerto Rico. SBS también produce conciertos y eventos en vivo y es propietaria de múltiples sitios web bilingües, entre ellos LaMusica, una aplicación móvil que ofrece contenido audiovisual, además HitzMaker el destino predilecto para los nuevos talentos. Para obtener más información, visítenos en línea en www.spanishbroadcasting.com.

***

CONTACTO DE MEDIOS SBS:

Vladimir Gómez

VP, Comunicaciones Corporativas

vgomez@sbscorporate.com

(786) 394-9000 Ext. 1144

CONTACTO DE MEDIOS NATALIA DENEGRI:

Conchita Oliva

conchita@latiniconos.com

Jessica Oliva

jessica@latiniconos.com

©2019 SBS | USA

GUAIDÓ SUGIERE QUE EEUU PUEDA INVADIR VENEZUELA

Por Isaac Bigio

En una entrevista hecha ante el diario uruguayo El País, Juan Guaidó, quien se ha auto-proclamado como “presidente interino” de Venezuela, plantea que en una próxima etapa en su lucha contra el gobierno de Maduro contempla pedir a EEUU, Brasil, Colombia y otras naciones a invadir a Venezuela.

En dicho periódico cuestiona a Uruguay por auspiciar rondas de negociación pues para el no cabe ninguna clase negociaciones con Maduro. Deja claro que los militares no le deponen o no dejan pasar la “ayuda” que EEUU y sus aliados han mandado a la frontera con Venezuela el siguiente paso puede ser autorizar una invasión de dicha mega-potencia y de varios de los vecinos de Venezuela sobre esta república.

Reproducimos en extenso todo su planteo. Para él
“si fuera requerida una fuerza internacional para restituir el orden constitucional, y proteger la vida de nuestros ciudadanos, existe la atribución legislativa taxativa de aprobar una acción así por parte de la Asamblea Nacional (Artículo 187 de la Constitución de la República de Venezuela). Desde la perspectiva humanitaria, de prolongarse la crisis se estima qué más de 300.000 venezolanos morirán, y muchos más se verán obligados a migrar. La doctrina “Responsabilidad para Proteger” adoptada por la ONU es clara, y otorga a todos los países la responsabilidad de actuar en protección de la vida humana en cualquier territorio, en el escenario que sean previsibles pérdidas humanas considerables. Queda de parte de la comunidad internacional, y de actores como Colombia, Brasil y EE.UU. definir si en el escenario de que se prolongue la crisis y la ayuda humanitaria resulte inefectiva o insuficiente, adoptarán una posición de tolerancia ante estos hechos.”

Una posible intervención militar de EEUU, Brasil y Colombia puede conducir a la guerra más sangrienta que haya conocido Sudamérica, incluso peor que la de la Triple Alianza de 1864-70 en la que Brasil, Argentina y Uruguay invadieron y destruyeron al Paraguay, país que postulaba una política independiente durante el siglo XIX. Dicha guerra ha de salpicar a toda la región generando nuevas guerrillas, huelgas y golpes o sublevaciones armadas por doquier, conllevando al deterioro de la democracia latinoamericana y a mucho más pérdidas humanas que esas 300,000 que Guaidó aduce.

Ciertamente que si se trata de evitar que muchos venezolanos sigan en la pobreza y puedan morir por causa de ella, la mejor salida consiste en dejar de retener miles de millones de dólares en activos a Venezuela en EEUU y Reino Unido, en liberar las sanciones a dicho país e incluso condonar su deuda externa.

Con ese tipo de actitudes no es casual que la mayor parte de los venezolanos no sigan a dicho “presidente” quien nunca ha sido electo mediante elecciones generales, y que, al final, se vaya aislando y reduciéndose a ser un vocero de Trump. Guaidó va demostrando ser un extremista que prefiere que otras naciones entren a su país antes que dialogar. Sin embar

JUAN GAIDÓ, ¿CUÁN LEGÍTIMO PUEDE SER EL AUTOPROCLAMADO NUEVO PRESIDENTE INTERINO DE VENEZUELA?

Por Isaac Bigio

El 23 de enero en plena plaza pública este joven ingeniero de 35 años se auto-nombró como el único mandatario legal de Venezuela, el cuál fue inmediatamente apoyado por EEUU, Canadá y 11 de los 33 Estados de Latinoamérica y el Caribe.
Hasta Enero él era un virtual desconocido. A pesar que nunca ha competido en ninguna elección nacional, él se ha otorgado tal posición en virtud a que en el 2019 a él le tocó a su partido Voluntad Popular la presidencia anual rotatoria de la Asamblea Nacional.
En las elecciones del 2015 por primera vez el chavismo perdió la mayoría absoluta de dicha asamblea. Entonces una coalición de unos 35 partidos llamada Mesa de Unidad Democrática (MUD) obtuvo el primer lugar con el 45% de los votos emitidos, lo cual se tradujo en un 56% de las bancas. No obstante, el gobierno y la corte impugnaron la instalación de ésta.
La MUD decidió que cada año la presidencia de tal asamblea debía pasar a un partido diferente. En el 2016 este puesto le correspondió a AD, en el 2017 a PJ, en el 2018 a UNT y en el 2019 a VP. Como el líder de este último partido, Leopoldo López, está preso en su casa dicho cargo fue a parar por designio suyo a Guaidó.

La MUD se ha ido fragmentando al punto que 23 de sus 35 partidos integrantes originales se han retirado, incluyendo su mayor partido (AD, el cual fue uno de los dos partidos que se alternó en el poder desde 1958 a 1998). Antiguos miembros de la MUD participaron en las elecciones presidenciales del 2018 que ganó Maduro con el 68% de los votos emitidos y AD participó en las elecciones locales de ese mismo año donde la mayor parte de los gobiernos locales fueron ganados por el oficialismo.
AD, a pesar de haber participado en los últimos comicios, detenta la actual vicepresidencia de la Asamblea Nacional cuyo presidente se ha autoproclamado como Presidente.
Si una Asamblea Nacional decide erigirse como el único poder y desplazar al ejecutivo debiera haber hecho esto desde sus inicios y en una cita plenaria. Empero, lo que hay ahora es que al cuarto año de existencia de ésta es que recién se hace ello, en plena calle y sin que se haya dado un previo debate con los asambleístas del gobierno o de otros partidos.
Los resultados que tuvo la MUD para dicha asamblea se dieron en Diciembre 2015, hace más de 3 años, cuando la correlación de fuerzas era distinta y de esta alianza aún no se habían salido 2/3 de sus partidos integrantes. VP es la cuarta fuerza en número dentro de la MUD y la única razón por la cual Guaidó ha llegado a la presidencia de dicha asamblea es por rotación anual de dicho cargo entre los componentes del bloque mayoritario. A él no le ha elegido Venezuela.
La decisión de que Guaidó se titule como presidente no ha sido ni siquiera tomada en Venezuela, sino en Washington. Si Trump no hubiera estado azuzando para que este sucediese y estando prometiendo dándole una fuerte cobertura logística este joven con no mucha experiencia no se hubiera atrevido a dar tal paso.
¿Qué garantía da Trump de que él va a “restablecer la democracia” en Venezuela? Trump ha perdido todas elecciones nacionales que ha competido. Acaba de perder la cámara de representantes de EEUU y él es el único presidente en la historia universal que ha llegado a su puesto tras haber perdido por casi 3 millones ante su rival.
El primer país al que visitó como presidente de EEUU es a Arabia Saudita, la peor teocracia del planeta, una que nunca ha permitido partidos, sindicatos, elecciones o derechos a las mujeres o los cristianos y judíos.
Todas las invasiones “democratizadoras” de Trump en Afganistán, Irak, Libia, Somalia, Siria y otras partes del este han conducido a masacres de inocentes y a que se fortalezcan nuevos tiranos o fundamentalistas religiosos.

LA MADURO-FOBIA QUE A MADURO FOMENTA

Venezuela atraviesa por una de las mayores hiperinflaciones que hayan tenido las Américas, la cual ya sobrepasa el millón por ciento anual y va creciendo, mientras que hay escasez de alimentos, medicinas y productos básicos, una gran caída de sus exportaciones y economía, un aumento de la pobreza y de la delincuencia común, y un masivo éxodo de habitantes.
Para cualquier gobierno en una situación así su sobrevivencia resulta difícil. El gobierno izquierdista de Bolivia de 1982-85 no pudo con una hiperinflación menor y cayó, en gran parte, por la huelga general minera de marzo 1985 que tomó La Paz, la misma cuyas consignas centrales eran salario mínimo vital y móvil (que se ajuste al alza del costo de vida).
Muchos opositores al chavismo afirman que éste ahora tiene una dictadura cívico-militar. Si este último caso fuese cierto el caso, el rechazo a la crisis económica y al autoritarismo bien podría llevar a una explosión social y a la caída del mandatario. Sin embargo, como veremos, es la propia oposición de derecha la que, al hipotecarse a Trump quien abiertamente llama a un golpe y una intervención militares, la que da fuerza y legitimidad a Maduro dentro de fuerzas armadas y populares.

DICTADURAS

Todas las dictaduras que ha tenido Sudamérica durante los setentas y ochentas cayeron bajo tremendas movilizaciones sociales. En las últimas 4 décadas el Perú tuvo dos dictaduras, una militar de izquierda (1968-80) y otra cívico-militar de derecha (1992-2000), y ambas cayeron como efectos de huelgas o marchas masivas.
El socialismo militar de Morales Bermúdez (Perú, 1975-80) y la Unión Democrática Popular de los movimientos Nacionalista Revolucionario de Izquierda y de Izquierda Revolucionaria más el Partido Comunista (Bolivia 1982-85), fueron socavados por poderosas paralizaciones sindicales donde masivas organizaciones clasistas buscaban una nueva revolución, aunque, a la postre, lo que vino después fueron mandatarios constitucionalmente electos más a la derecha.
Las dictaduras militares de Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia fueron cayendo desde fines de los setentas o durante los ochentas mediante grandes marchas o huelgas. En ninguno de estos casos hubo una amenaza de sanciones o invasión de cualquier país, y menos de EEUU, potencia que, más bien, apadrinó todas esas dictaduras ya sea en su momento inicial o final.
Sin embargo, cuando entra a tallar en la escena la amenaza de una injerencia militar de una gran potencia, el gobierno acosado apela al patriotismo para proclamarse como guardián de la soberanía o la liberación nacionales.
Cuando la junta militar argentina invadió Las Malvinas buscó una manera de desviar el descontento popular, toda Argentina y gran parte de Latinoamérica se pusieron de su lado, incluso el primer gobierno civil post-militares electo en Perú con Belaúnde a la cabeza salió en defensa de Argentina y en Lima se dio una multitudinaria marcha de cientos de miles en apoyo al vecino. La derrota de las Malvinas aceleró la caída de la junta, en manos de una población que, aunque discrepaba de los militares, hizo causa común con ellos en la guerra contra Thatcher.

AMENAZAS QUE APUNTALAN

La amenaza que una potencia imperial invada, sancione o capture los recursos de un determinado país es algo que suelen emplear muchos gobiernos nacionalistas para consolidarse en el poder, incluso utilizando dictaduras represivas.
Cuba y Corea del Norte han sido capaces de enfrentar períodos de graves crisis y abastecimiento apelando al antiimperialismo echándole la culpa de los problemas a EEUU y llamando al sacrificio en aras de la dignidad nacional.
Dictaduras nacionalistas como las de Irak, Libia o Siria también lograron sobrevivir y alimentarse del rechazo a las sanciones imperiales, hasta que finalmente sus gobiernos empezaron a ser militarmente intervenidos por Occidente. Solo Siria se ha salvado gracias al apoyo de Rusia e Irán.
El hecho que Washington y Londres deciden congelar miles de millones de dólares en activos venezolanos, que bloqueen la economía de dicha nación y que abiertamente llamen a un golpe o una invasión militares, permite a Maduro ser el abanderado de la soberanía nacional y echarle la responsabilidad de la crisis al imperialismo. Muchos venezolanos de civil y, sobre todo de uniforme, creen que lo central es defender a la patria de sus agresores. Incluso gente que hubiese querido deponer a Maduro ya sea para dar paso a una revolución anticapitalista o para girar hacia un modelo socialdemócrata, terminan alineándose con él frente a lo que consideran el enemigo común: la agresión de Trump.
El aparecer como el garante de una nación contra una agresión externa es algo que ha ayudado a consolidar al nacionalismo chiita en Irán desde la revolución antimonárquica de hace 4 décadas.
Desde otro ángulo, el apelar la unidad nacional contra un enemigo militar interno es algo que ha sido a inicial clave del éxito de Fujimori en el Perú de los noventas y luego del uribismo en la Colombia de inicios del siglo se dio en base al pedir. En el caso de Netanyahu y los duros en Israel su fuerza radica en que se presentan como los mejores defensores de esta nación contra un peligro interno como externo.

TRUMP ALTERA TODO

Trump con sus sanciones y amenazas logra alterar todo el panorama.
Él, con éstas, quiere ganar puntos en EEUU (especialmente en La Florida, donde hay muchos exilados venezolanos antichavistas, el cual ha sido el Estado que definió la primera victoria del partido republicano en este milenio) y en el resto de Latinoamérica, atemorizar a los rusos y chinos, desacreditar a las izquierdas que gobiernan en Nicaragua, Bolivia y Cuba, y evitar que el desgaste contra Maduro sea canalizado por un movimiento sindical. Además, puede presionar para que sus corporaciones pudiesen negociar mejor en Venezuela, o, en el peor de los casos, dar paso a un “cambio de régimen” o una invasión extranjera.
Hay muchos que en su rechazo a maduro prefieren a Trump, y esa es la debilidad de Guaidó, cuya ascensión a una supuesta presidencia se ha dado solo tras que EEUU, la dirección de la OEA y varios gobiernos y ex presidentes de derecha de las Américas le estuvieron animando a que se atreva a dar tal paso.
El aparecer como un presidente “paralelo” que no tiene ningún poder a nivel nacional y que se basa exclusivamente en el apoyo internacional de EEUU y sus aliados es algo que le quita credibilidad. Hoy las principales marchas de Guaidó se dan en una zona de clase media-alta de Caracas y los principales gremios que le han dado su respaldo son los de los empresarios del agro, la ganadería o las cámaras de comercio o industrias.
ESA MADURO-FOBIA QUE ACABA HIPOTECÁNDOSE A TRUMP TERMINA POR FAVORECER A MADURO.

LA GUIA DE GUAIDÓ

Venezuela tiene una larga historia de rechazo anti-imperial, desde que fue el epicentro de la guerra que liberó a los Andes del colonialismo español y la que más muertos en relación a sus habitantes tuvo hace dos siglos. Durante dos décadas el chavismo ha creado una base popular impulsando la “resistencia” contra EEUU.
Toda la estrategia de Guaidó se centra en conseguir el apoyo de EEUU, en sus amenazas militares, en sus proyectos de inversión y en darles víveres. El propio Guaidó pide que le dejen entrar 20 millones de dólares en “ayuda humanitaria” mientras que demanda que EEUU y Reino Unido congelen bienes y recursos de Venezuelan que valen miles de millones de dólares, lo que afecta tanto a la economía. Él, al coludirse con Trump quien abierta y constantemente afirma que la opción de una guerra total contra Venezuela está sobre la agenda, enajena a gran parte de la población venezolana.
Muchos sectores sindicales e izquierdistas que cuestionan a Maduro e incluso le califican como una dictadura cívico-militar ahora llaman a defenderlo frente a Trump porque consideran que algo peor que él es que los EEUU se apoderasen del país.
La meta de la oposición de derecha, como la que se nuclea en torno a Guaidó, es una salida mediante las alturas donde se apela a las FFAA a que den un golpe castrense. Guaidó no levanta ninguna reivindicación salarial ni se basa en los sindicatos y huelgas, lo que permite que el gobierno no tenga que enfrentarse con un movimiento obrero que pida su caída. Es más, Guaidó, al basar toda su propaganda en reivindicar el aval de EEUU, empuja a la mayor parte de éste a preferir defender la patria frente a Trump.
Es más, pese a que Guaidó demanda nuevas elecciones, la labor de un presidente interino solo debe durar un mes hasta que se convoquen comicios presidenciales; pero él mismo ha declarado que su meta es un gobierno provisional que pudiese durar hasta un año y en el cuál ha de implementarse un programa de reformas que contempla abrir las explotaciones petroleras a capitales privados y norteamericanos.
El movimiento obrero es clave tal como se vio en la Polonia de los ochentas donde fue el poderoso sindicato Solidaridad vinculado al Vaticano y a EEUU quien fue el principal detonante en la caída de los gobiernos de los partidos comunistas en Polonia y el este europeo.
Si es que no se da tal cuartelazo y si es que los EEUU no se sienten que es viable una invasión a la postre lo que ha de darse es una negociación con Maduro, algo a lo que este último apunta.

MADURO TOMA VENTAJA

Maduro, por su parte, no está interesado en utilizar la amenaza de EEUU para impulsar grandes movilizaciones populares o una revolución comunista que lo primero que hiciese fuese a apresar a quienes piden golpe y acabe expropiando a las grandes familias y a quienes ellos acusan de promover el desabastecimiento desconocer el pago de la deuda externa.
Si antes Chávez repeló un golpe militar amparándose en la movilización popular, esta vez Maduro no es capaz de sacar más multitudes a las calles que sus opositores y su fuerza radica en el respaldo y unidad de las fuerzas armadas.
Maduro no está a favor de una dictadura del proletariado y de una economía planificada, sino de una forma de democracia multipartidaria con una economía de mercado. Él no ha apresado a Guaidó ni a los diputados rebeldes, y hasta les deja que hagan marchas o vayan a hacer su publicidad a los cuarteles. Su meta es lograr un acuerdo nacional donde se mantenga él en el poder junto con un tipo de modelo nacionalista pero haciendo concesiones a la oposición de derecha, y todo ello para evitar una debacle económica y un estallido social.
Mientras más hayan opositores venezolanos que vayan marchando con banderas estadounidenses y reclamando que ellos son el presidente legítimo porque EEUU les reconoce, ampara, protege y asesora, más sus chances de crear un masivo movimiento social se reducen. Maduro apunta a que dicho movimiento se vaya enfriando y se cuida mucho de reprimir a sus dirigentes o cerrar la embajada de EEUU para evitar más violencia.
Si Guaidó sigue sin dividir a las fuerzas armadas y sin conseguir el respaldo de la inmensa mayoría de las alcaldías, gobernaciones, tribunales e instituciones públicas, su rebelión puede irse apagando. A la postre, si EEUU quisiera deponer a Maduro solo le quedaría la opción de una invasión militar, y eso le daría fuerza a Maduro quien amenaza con convertir a Venezuela en un Vietnam, el cual generaría, a su vez, una ola de grandes protestas y levantamientos en toda la región.
Maduro, por el momento, ha sido capaz de resistir el embate y puede sacar ventaja de ello para aparecer como el sucesor de Bolívar en la defensa de la patria y responsabilizar de todos los problemas del país a Trump. Al establecer el dilema “Maduro o Trump” él piensa lograr el respaldo de las fuerzas armadas y populares.

Isaac Bigio
Analista Internacional

INDEPENDENCIA DE VENEZUELA

HAY QUE DEFENDER EL PRINCIPIO DE RESPETAR LA SOBERANÍA DE CUALQUIER NACIÓN LATINOAMERICANA FRENTE A LA INTROMISIÒN DE TRUMP

Por Isaac Bigio

El debate hoy en Venezuela, al igual que antes en Afganistán, Irak, Libia, Somalia o Siria no es si se apoya o no a los talibanes, Saddam Hussein, Gadafi, Assad o Maduro, sino a las intervenciones de EEUU allí pues éstas son remedios peor que la enfermedad.
Las sanciones y bombardeos de Washington destruyen la infraestructura del país agredido y generan hambre, miseria y multitudes de muertos. En esas guerras EEUU y sus aliados han invertido billones de dólares (con los cuales se pueden haber solucionado la desnutrición infantil de decenas de países pobres) y el número de personas muertas, heridas, enfermas o desplazadas se suma en el orden de las decenas de millones.
Bajo el argumento de la “democracia” el objetivo es apoderarse de los recursos del país atacado, incluso a costa de imponer peores autocracias. En Libia lo primero que hizo el gobierno post-Gadafi fue reintroducir la poligamia y luego cazar y vender negros como esclavos. En Irak y Somalia dieron paso a la fragmentación de dichas repúblicas y al potenciamiento de terroristas islamistas que masacran mujeres independientes, gays, cristianos, judíos o musulmanes no sunnitas. En Afganistán tras la caída de los talibanes subió la producción del opio y llegaron al poder los más sanguinarios señores de la guerra (aquellos que asesinaban a sus oponentes dejándolos morir en camiones encerrados o aplastándolos vivos con tanques) para que hoy, después de 18 años, hayan permitido que los talibanes se revitalicen y vayan logrando un acuerdo con EEUU que les deja la mayor parte de Afganistán en sus manos.
Estar en contra de Trump en Venezuela no significa apoyar al chavismo. Hay muchos que llegan a tildar a Maduro de tener un corrupto o de proteger a una “boli-burguesía”, pero que creen que la intromisión de EEUU agrava y empeora las cosas. La actual administración de Trump se da el lujo de decir que ellos si están interesados en que las corporaciones estadounidenses regresen a controlar el petróleo venezolano, han impuesto su propio presidente que casi nadie conocía hasta hace pocas semanas, incitan abiertamente al caos y a la guerra civil en Venezuela y amenazan con mandar miles de tropas.
Nunca antes en la historia sudamericana el presidente de los EEUU había impulsado la autoproclamación de un presidente en una plaza pública para luego inmediatamente reconocerlo como el único mandatario y presionar a otras naciones a que hagan lo mismo, y a haber estado llamando constantemente a una subversión militar o una invasión de sus efectivos. Eso genera un precedente que pueden aplicar en toda la región y que luego van a poder emplear en Bolivia, Cuba, Centroamérica, Uruguay o México.
Una eventual guerra en Venezuela sería la peor que haya tenido Sudamérica desde el siglo IXX. Esta acabaría internacionalizándose envolviendo a Brasil y Colombia, permitiendo que EEUU, China y Rusia por primera vez intervengan militarmente en la historia sudamericano y generaría una ola de protestas en toda la región, además del renacimiento de muchos grupos guerrilleros o golpes castrenses por doquier.