México: Indígenas implican a marinos en levantamiento de nahuas michoacanos Genaro Bautista /AIPIN

Dirigentes agrupados en el Movimiento Indígena Nacional (MIN) y otras organizaciones, acusaron a elementos de la Secretaría de Marina (Semar), acantonada en la costa de Michoacán, de la desaparición forzada de nahuas de la Policía Comunitaria de Santa María Ostula, en la madrugada del pasado domingo.

Según la información de habitantes de Ostula, un grupo de Marinos detuvieron a 5 comunitarios en San Pedro Naranjestil, Aquila y los entregaron, señalan, al grupo de Los Templarios.

De acuerdo con el Portal Sin Embargo, los marinos los confirieron a una célula de los Caballeros Templarios, quienes, para liberar a las víctimas, exigieron retirar vigilancia de la base de seguridad que existen en la población de Tizupan y entregar sus armas, de lo contrario, indicaron, serían ejecutados. La versión es sostenida por el Alcalde de Aquila, pero la Secretaría de Seguridad del estado informó que la Semar negó tal detención.

Los nahuas son Abigail Farías Fernan, Crispín Francisco de Aquino, Saúl Fabián Meraz Martínez, Eleno Valencia Zambrano y Francisco Carreón Valencia detenidos en un operativo encabezado por marinos en el filtro de seguridad de Tizupa, en Aquila.

La acusación de los pobladores, es respaldado por el Alcalde de Aquila, José Luis Arteaga Olivares, quien denunció el secuestro de los policías ante la Fiscalía General del Estado (FGE). El edil señaló que los cinco uniformados fueron sorprendidos a las 3:30 horas del domingo en la base policial de la comunidad de Tizupan por un comando armado que portaba uniformes de camuflaje y dos camionetas similares a las de la Marina.

Arteaga envió una carta al titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán, Juan Bernardo Corona Martínez, en la que le solicita su apoyo para rescatar a los cinco policías que están privados de su libertad.

El munícipe refiere que los comunitarios fueron detenidos por gente vestida con uniformes de la Marina y señala que un líder delincuencial se comunicó vía telefónica con ellos para decir que él tenía a los agentes y los mataría si no retiraban la vigilancia de la base de seguridad que existen en la población de Tizupan.

La agresión de las fuerzas armadas así como de los grupos del crimen organizado es una constante en las comunidades indígenas que mantienen una férrea defensa de sus territorios y recursos naturales.

Esta acción generó una indignación entre pueblos indígenas de México quienes responsabilizan al gobierno federal por “la manera vil y cobarde con que fueron sujetos los hermanos policías indígenas, ya que los miembros de la Marina fueron los que detuvieron a nuestros hermanos y luego entregados al crimen organizado”.

Pascual de Jesús del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), confirmó que alrededor de las 3.30 am del domingo 5 de febrero, los cinco integrantes de la policía comunitaria, fueron privados de su libertad por miembros de la Secretaría de Marina Armada de México, en la carretera federal 200 en el retén de San Pedro Naranjestil, Aquila, a la altura de Tizupan y entregados posteriormente al crimen organizado.

El MIN, la coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas, el MULT, Anipa Quintana Roo, indígenas de Baja California, Yucatán, Oaxaca, San Luis Potosí, Hidalgo, Michoacán, Sonora, Sinaloa, Chiapas, Guerrero, Querétaro, exigieron al presidente de México Enrique Peña Nieto y al gobernador Silvano Aureoles Conejo, resuelvan este caso, de lo contrario, advierten, “no nos haremos responsables de los sucesos o enfrentamientos que se puedan dar en ese territorio, pero también en otras regiones indígenas del estado y del país”.

En tanto, la comunidad indígena nahua de Santa María Ostula, bloquea la carretera federal 200 con apoyo de otras localidades de la región Costa-Sierra de Michoacán para exigir la liberación de los policías comunitarios.

Por todo México, se condena el hecho de la colusión entre los cuerpos castrenses del Estado, en este caso de la Marina y el crimen organizado, para hostigar y amenazar gravemente a las comunidades en resistencia.

Según portales informativos no es la primera vez que los indígenas de Aquila son hostigados por las fuerzas armadas. El 15 de noviembre de 2016, “se alertó a las autoridades federales y estatales de la situación de violencia generalizada hacia el pueblo nahua de la región, quienes viven en constante amenaza y vulnerabilidad a la integridad persona y vida en la región”.

Organismos de derechos humanos, recordaron que el pasado 29 de diciembre, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y a la Semar, así como al gobierno de Michoacán, “por uso ilegítimo de la fuerza contra pobladores de Santa María Ostula”.

En la recomendación 65/2016, las investigaciones de la CNDH determinaron que en un operativo conjunto de fecha 19 de julio de 2015 entre marinos, soldados, policías federales y estatales, 15 soldados del 65 Batallón de Infantería dispararon contra la población civil, provocando la muerte de un niño y lesiones a al menos 10 personas.

El operativo policiaco-militar pretendía acallar las protestas de habitantes de Ostula que se movilizaron para evitar la detención de su líder, Semeí Verdía Zepeda, y otros policías comunitarios.

De acuerdo con información divulgada por los participantes de la Asamblea de comuneros, integrantes del crimen organizado a quienes los marinos entregaron a los policías indígenas, exigen la entrega de 21 armas y que se disuelva el retén que tiene la policía comunitaria en la carretera costera. De lo contrario, se ejecutaría a los cinco cautivos.

Gracias por el muro señor Trump

Por José Luis Camba Arriola (*)

Ciudad de México, a 29 de enero de 2017

Nuestros políticos se la pasan lloriqueando por las cosas que hace el señor Trump. La última, el muro fronterizo. Puerilmente, amenazan con levantarse de la mesa de negociaciones del NAFTA si continúa con sus planes de construcción. Uy, ¡qué miedo! A ver, si el que dijo que no quería el Tratado fue el propio Trump, de verdad ¿alguien cree que le van a hacer manita de puerco con eso? En serio que harta escuchar tanta estulticia.

Hace años escribí que el trabajo de los gringos era cuidar la frontera de su lado y la de los mexicanos, del nuestro. ¿No se supone que la gran cantidad de armas que tienen los criminales entran clandestinamente a México? ¡Pues bienvenido el muro! Para que no entren. Hasta puede verse como un acto de cooperación contra el matadero en que se ha convertido este país. Con el muro construido, sólo por las aduanas van a seguir pasando armamento.

Dice el señor Peña o quien quiera que le escriba los discursos, que hay que tender puentes. Pues a construirlos. Para que las personas crucen ordenadamente. ¿Qué le molesta? Que la bola de jodidos que se producen sexenio tras sexenio, Partido tras Partido no puedan buscarse la vida en EE.UU. Pues a trabajar para que no tengan que emigrar. Para que no estén tan fregados que no les quede más que abandonar su país. México tiene casi los mismos años de ser país independiente que nuestro vecino. Incluso, teníamos más territorio que ellos. ¿Por qué seguimos estando tan mal? Ya no digo que los políticos hagan algo para que mejoremos. Conque no estorben es suficiente. Ojalá tuviéramos un Presidente que hiciera para México lo que Trump quiere para su país. Un Presidente que haya tenido que producir dinero con negocios propios para que no necesite el cargo para robar y con huevos para mandar a la chingada a los lambiscones.

Que no hay Tratado de Libre Comercio. Perfecto. Ese tratado se negoció en lo obscurito entre los que se beneficiarían de su existencia. O es que ¿ahora somos más prósperos que antes? No. Ahora, tal como durante la Segunda Guerra Mundial en que tuvimos que progresar para sustituir las importaciones que dejamos de recibir; debemos aprovechar la oportunidad de que papito americano deje de darnos de tragar para madurar y convertirnos en adultos responsables de nosotros. Ya basta de ser hijos de papi y depender de otros. ¡Bienvenido el muro! Con él, México empieza y termina en algún lado. Con él, ya no podrán culpar a otros de lo que nos pase.

Negociar con dignidad. ¿Cómo van a conseguirlo estando en el suelo viendo de abajo para arriba? Dejen de negociar y pónganse a trabajar. ¿Que nos va a costar trabajo y penurias? Claro, lo mismo que a cualquiera que se independiza de otro. Primero cuesta, pero cuando se consigue, jamás se quiere regresar a depender de nadie. Eso es dignidad. Se gana con esfuerzo y ganas de ser único.

Ya está bueno de ser cobardes. ¡Bienvenido el muro!

(*) Sociólogo y politólogo

NOTA

El doctor José Luis Camba Arriola es egresado de la Universidad Complutense de Madrid, donde realizó estudios en Sociología y Ciencias Políticas, especializándose en Sociología Política (Sociología del Poder: redes y mecanismos formales e informales). Actualmente es consultor político y analista.

EL AUTOR AUTORIZA LA REPRODUCCIÓN ÍNTEGRA DEL TEXTO Y EN SU CASO CITAR LA FUENTE.

-o0o-

CONTACTO: Entrevistas y mayor información

Renato Consuegra
Difunet (difunet@gmail.com)
04455-3578-0345;
5521-4229

¿Por qué México tiene que pagar?

Hay cosas que verdaderamente no logro comprender.

Es cierto que el presidente Donald Trump ha comenzado a trabajar desde el primer instante de su mandato y ha tomado buenas decisiones. Pero lo que no logro entender es el porqué pretende exigirle a México que pague por el muro que piensa construir en la frontera con dicho país.

Si yo tengo, por ejemplo, una finca y por ella pasa su ganado un vecino arruinando mis cultivos, soy yo quien tengo que poner una cerca o un portón para evitar su tránsito por mi propiedad, no mi vecino. Si sé que hay ladrones en mi barrio, no voy a pretender que los malhechores paguen por la puerta y las cerraduras de mi casa, soy yo quien debo proteger mi propiedad.

Lo mismo pasa con el muro que piensan construir en la frontera, no es México quien debe pagar, es Estados Unidos.

Peña Nieto debería tener la entereza y valentía de confrontar a Donald Trump y decirle frente a frente que su país no pagará ni un centavo por la construcción de ese muro y el porqué, si no lo hace quedará como un cobarde.

El respeto es una cosa, la sumisión, otra.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

Trump y su relato: “Los hechos alternativos”

En la era de la “posverdad” –la palabra del año 2016, según el diccionario Oxford- surge otro término que la administración de Donald Trump soltó como al pasar y ya conmueve los cimientos de la relación de la prensa con la Casa Blanca: “los hechos alternativos”, una especie de realidad paralela que busca construir el nuevo gobierno. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, avanza a toda marcha con sus principales promesas de campaña y en el que calificó como el “Día Uno” de su gobierno se reunió ayer con altos ejecutivos de empresas y les anunció que, si sus firmas se quedan en el país, “bajará impuestos masivamente tanto para la clase media como para las compañías”. “Durante muchos años hemos enriquecido a las industrias extranjeras en detrimento de la industria estadounidense”, dijo el viernes Donald Trump. Confirmaba en su discurso de investidura la que fue una de sus principales promesas de campaña y que ahora vuelve a escena con su renegociación del NAFTA: “Debemos proteger nuestras fronteras de la devastación a la que nos someten otros países que fabrican nuestros productos, roban nuestras empresas y destruyen nuestros empleos”. ¿Se trata sólo de retórica o de verdad pretende aislar económicamente a EE.UU.? A continuación, algunas de las respuestas para las muchas incógnitas que se abren ahora.
“Los hechos alternativos”, una especie de realidad paralela que busca construir el nuevo gobierno. La frase la acuñó el domingo la estratega del flamante gobierno, Kellyanne Conway, cuando trataba de defender al presidente y al portavoz Sean Spicer que había asegurado con vehemencia que la cantidad de público para la investidura de Trump había sido récord histórico, “tanto en personas como alrededor del mundo”, a pesar de que no hay cifras oficiales y de que las imágenes aéreas y los análisis de expertos apuntan a una cifra mucho menor que la que Trump estimó entre un millón y 1,5 millones. Cuando un periodista de NBC preguntó a Conway por qué Trump había enviado a su portavoz a expresar una “falsedad comprobable” sobre la ceremonia, la consejera respondió que “Spicer dio hechos alternativos”, ante el asombro del periodista que le replicaba que no eran alternativos, sino falsos. La declaración tuvo repercusión en Twitter, con memes y comentarios que se burlaban de ella, y la etiqueta #alternativefacts se convirtió en tema dominante de la red en Estados Unidos y segundo en el mundo. El diario The New York Times enumeró al menos cinco hechos inexactos que fueron enunciados por el vocero en su conferencia de prensa del domingo, que fueron presentados como verdades.
El portavoz trató de minimizar el daño, pero sin aclarar demasiado. En una nueva rueda de prensa, Spicer dijo que él y su equipo se reservan el derecho “a discrepar de los hechos” en algunas ocasiones y pidió la misma oportunidad que tiene la prensa de emitir una “corrección” cuando comete un error. “Tenemos que ser honestos con el pueblo estadounidense. Pero creo que a veces podemos discrepar de los hechos”, indicó. “Ustedes están en el mismo barco (dirigiéndose a la prensa), a veces publican algo que está mal y después publican una corrección. Nosotros deberíamos tener la misma oportunidad”, agregó. Sin embargo, continuó afirmando que la concurrencia a la asunción había sido récord y que los periodistas se ensañaban con el presidente. A esta altura, la cantidad de gente en la asunción es irrelevante. El problema es que asoma una nueva época donde la verdad y los hechos verificables ingresan de la mano del nuevo Gobierno en una categoría nebulosa o manipulable mientras los periodistas –todos- son calificados de “deshonestos”. La estrategia no es nueva. A lo largo de una de las más agresivas campañas electorales en Estados Unidos, Trump supo utilizar falsedades con inédito resultado. De hecho fue él quien impulsó la burda versión de que Barack Obama había nacido en Kenia y tanto lo creyó la gente que el presidente tuvo que hacer pública su partida de nacimiento.
Sin embargo, se pudo comprobar que en la América Profunda hay mucha gente que aún cree que Obama es africano y que los medios mienten. El magnate también dice que los mexicanos son “violadores y narcotraficantes” y que por eso deben ser expulsados, cuando la tasa de crímenes cometidos por esa comunidad es más baja que el promedio de los estadounidenses. Pero él instaló esa versión que creció igualmente entre sus seguidores. El veterano presentador Dan Rather escribió: “Los hechos y la verdad no pertenecen a ningún partido político. Son los pilares de nuestra democracia”. Dentro de su política de incentivar la producción nacional, Trump dijo que esos impuestos bajarán hasta un rango de entre el 15 y 20 por ciento frente al 35 por ciento actual. “Creemos que podemos reducir las regulaciones en un 75%, tal vez más”, señaló. Y pidió a los empresarios: “Lo único que tienen que hacer es quedarse, no se vayan y no despidan a su gente en Estados Unidos”. Como ya había hecho en la campaña y luego de haber sido elegido, el 8 de noviembre, Trump advirtió a las empresas que estén pensando en llevar su producción fuera del país que sufrirán consecuencias si lo hacen. “Vamos a imponer un impuesto fronterizo muy grande sobre el producto cuando llegue, lo cual creo que es justo”, sentenció. En la campaña había estimado que esa tasa podía llegar al 45%.
Señaló, además, que actualmente no hay libre comercio en el globo ya que, para él, Estados Unidos es el único que facilita la entrada a productos extranjeros, mientras que “si quieres vender algo a China y otros países, es muy, muy difícil”. “Va a producirse una oleada”, dijo Trump con optimismo a los periodistas, en referencia al crecimiento de la industria manufacturera que espera provocar en su país con sus políticas. Según Trump, con la reducción de los impuestos y las regulaciones, ya no habrá ninguna razón para que las empresas produzcan fuera de Estados Unidos. Esta política proteccionista –y también el megaplan de infraestructura que prometió el magnate- traerá consecuencias en la economía global. El Fondo Monetario Internacional dijo ayer que estima que Estados Unidos crecerá más de lo previsto (un 2,5% este año), y que podría haber inflación, aumento de déficit, suba de tasas y apreciación del dólar. Las inversiones podrían huir de los países emergentes.
El presidente culpa de buena parte de los males de la economía a la deslocalización de empresas, que ha afectado sobre todo a los trabajadores del “Rust belt”, el cinturón oxidado de Estados Unidos, donde el presidente cosechó los votos clave para conquistar la Casa Blanca. En busca de menos costos laborales y regulaciones medioambientales y de seguridad más laxas, decenas de compañías se han trasladado a países como México u otros de Asia. Un empleado que en Estados Unidos gana 25 dólares por hora más beneficios sociales, en suelo mexicano ganaría solo tres dólares. El tema es más complejo ya que los obreros estadounidenses no sólo se ven afectados por la partida de las empresas sino también por el avance tecnológico y la poca capacitación que reciben: muchos son reemplazados por máquinas y luego no pueden reinsertarse a un mercado laboral mucho más sofisticado. Trump no ha dicho nada para revitalizar esa realidad que también está golpeando a los trabajadores. Pero sí se ha opuesto con vehemencia a los tratados de libre comercio, que permite que las empresas se desplacen de un país a otro con cierta facilidad. De hecho ya dijo que comenzará a renegociar el NAFTA, el pacto con México y Canadá, -el “peor de la historia”, según afirmó- y ayer firmó un decreto que establece la salida de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), que firmaron 12 países de Asia y América.
Entre los altos ejecutivos con los que el mandatario se reunió el 22/01 en el salón Roosevelt de la Casa Blanca estuvieron presentes Mark Fields, de Ford y Elon Musk, el fundador y presidente de la fábrica de automóviles eléctricos Tesla. El pasado 23 siguió la ronda con empresarios automotrices. Desayunó con los principales directivos de la General Motors (GM), Ford, Fiat y Chrysler. Los llamados “Tres grandes de Detroit” habían sido amenazados por el presidente por la importación de sus vehículos producidos en México. Trump “quiere escuchar sus ideas sobre cómo podemos trabajar juntos para traer más empleos a este sector en particular”, dijo Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca. Trump había amenazado a Ford con aranceles aduaneros del 35 % durante la campaña. La relación con el fabricante mejoró cuando la compañía anunció la cancelación de una planta en México, una inversión de US$1.600 millones. El presidente también había atacado a GM y Toyota y cambió el tono después de que los principales fabricantes anunciasen una oleada de inversiones en EE.UU. El sábado, Trump tuiteó que “las compañías de automóviles y otras, si quieren hacer negocios en este país tiene que empezar a hacer cosas aquí de nuevo. ¡VICTORIA!”.
¿Qué piensa hacer Trump? Hasta que no haya planes detallados, sólo se pueden aventurar opciones. En el escenario más extremo, Trump podría cerrar, en mayor o menor medida, el mercado a productos que no sean “made in América”, sin especificar que el habla de Norteamérica, porque de lo contrario desde Méjico hasta Tierra del Fuego estaríamos beneficiados y no es cierto. Hasta ahora sólo ha concretado su intención de abandonar el Acuerdo Transpacífico con la zona asiática y de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Canadá y México (NAFTA). Además, declaró que combatirá “por todos los medios” las violaciones de los acuerdos comerciales. ¿Por qué quiere revisar la política comercial? Según Trump, los estadounidenses han aceptado demasiado tiempo acuerdos que pasaban por alto los intereses de sus trabajadores. “Las ciudades obreras tuvieron que ver cómo sus fábricas cerraban y los empleos bien pagados emigraban a otros continentes”, se lee en la nueva web de la Casa Blanca. ¿Es realmente tan grave la situación económica de Estados Unidos? Con sus más de 320 millones de habitantes, EE.UU. tiene un rendimiento económico de más de 18 billones de dólares, muy por delante del número dos, China, con una población cuatro veces mayor. En el mercado mundial EE.UU. también juega en la liga de campeones: se sitúa en el segundo puesto de los países exportadores (detrás de China).
¿Cuántos estadounidenses están pasándolo mal? Tras la recesión global de 2009, la tasa de desempleo se situó durante años por encima del 8%, una cifra inédita desde la Gran Depresión de 1929. Pero la situación ha mejorado. A fines de 2016, la tasa de desempleo se situó en un 4,6%, el nivel más bajo desde agosto de 2007, aunque no todos disfrutan la recuperación. La región metropolitana de Detroit, por ejemplo, se ha convertido en el deprimido centro de una decadente industria pesada. ¿Dónde está el problema? Desde comienzos de los 90, el déficit en el comercio de bienes de consumo (desde ropa a juguetes o televisores) aumentó enormemente. Según los economistas, fabricarlos en EE.UU. dejó de ser competitivo. Con la integración de India y China en la economía mundial, muchos procesos de producción se trasladaron al extranjero. A esto se suma que EE.UU., número uno mundial en importaciones, lleva muchos años viviendo por encima de sus posibilidades. Las exportaciones de California, Texas y Michigan no bastan para equilibrar la balanza comercial. China es responsable de buena parte del déficit comercial estadounidense. Desde hace años Washington acusa a Beijing de devaluar artificialmente su moneda para impulsar las exportaciones.
¿Qué dicen los economistas sobre las barreras a las importaciones? La idea de proteger la economía de un país con aranceles es, según los expertos de la fundación Bertelsmann, uno de los “macro-mitos” de la economía. Aparentemente mejoran la economía del país que las impone, pero “en realidad esta limitación del comercio internacional debilita el crecimiento y el empleo en todas las economías afectadas por las barreras”. ¿Qué ocurriría con los aranceles y cómo afectaría a la región? Algunas importaciones serían más caras. Los clientes estadounidenses de “Toys’R’Us”, por ejemplo, tendrían que desembolsar más dólares por juguetes “made in China” o comprar productos de fabricación nacional más caros. Seguramente se generarían también represalias para las exportaciones estadounidenses. En el plano global, una guerra de aranceles terminaría perjudicando a todo el mundo -incluso a otros países de América sin acuerdos comerciales con EE.UU.- por el alza de los precios y la reducción del comercio. ¿Qué pasará con los empleos? Muchos de esos puestos no van a volver. Según un paper de los economistas del MIT, Daron Acemoglu y David Autor, entre 1999 y 2011 EE.UU. perdió entre 2 y 2,4 millones de empleos por el comercio con China. Pero en esos años la pérdida total de trabajos industriales fue mayor, de al menos 5 millones. El culpable de los otros 3 millones que faltan es la tecnología. Trump tal vez lo sepa, pero no lo dice. Hacer campaña contra un robot no es tan fácil como contra un chino.
El Papa Francisco advirtió contra la tentación “muy grave” de confiarse en tiempos de crisis a “un salvador” que proponga defender su pueblo “con muros”, en una larga entrevista con el diario español “El País” publicada este sábado 21 de enero. El rotativo entrevistó al pontífice argentino el viernes en el Vaticano, a la misma hora en que Donald Trump juraba su cargo como presidente de Estados Unidos. “El País” le pidió una valoración sobre la emergencia de movimientos populistas en Europa y el caso específico de Trump. El santo padre respondió con una reflexión sobre las causas del ascenso del nazismo en Alemania, en la que recordó que “Hitler no robó el poder, fue votado por su pueblo, y después destruyó a su pueblo”. Luego, añadió que “ése es el peligro. En momentos de crisis, no funciona el discernimiento y para mí es una referencia continua. “Busquemos un salvador que nos devuelva la identidad y defendámonos con muros, con alambres, con lo que sea, de los otros pueblos que nos puedan quitar la identidad”. “Eso es muy grave”, remachó. Refiriéndose explícitamente a Trump, quien ha prometido construir un muro en la frontera con México para detener la inmigración ilegal, Francisco no quiso aventurarse: “Se verá. Veremos lo que hace y ahí se evalúa. Siempre lo concreto”.
El obispo de Roma, de 80 años, reiteró que en su opinión, a la vista de los numerosos conflictos en el mundo, “estamos en la Tercera Guerra Mundial en pedacitos”. En un tono más personal contó que no ve la televisión desde 1990, que conserva su “buen humor” y que en su labor como jefe de la Iglesia católica no se siente “incomprendido”, sino “acompañado por todo tipo de gente, jóvenes, viejos…”. Al preguntársele si piensa permanecer como sucesor de San Pedro hasta el fin de sus días, mantuvo de nuevo la incertidumbre refiriéndose a la renuncia de su predecesor Benedicto XVI, quien “me enseñó cómo hay que hacerlo” cuando “sienta que no pueda más”. Populismos, Trump y Hitler: “Tanto en Europa como en América, las consecuencias de una crisis que no acaba, el aumento de la desigualdad, la ausencia de liderazgos sólidos están dando paso a formaciones políticas que están recogiendo el malestar de los ciudadanos. Algunas de ellas –las que se dan en llamar antisistema o populistas— aprovechan el miedo de la ciudadanía a un futuro incierto para construir un mensaje de xenofobia, de odio hacia el extranjero. El caso de Trump es el más llamativo, pero ahí están también los casos de Austria e incluso Suiza.”
“¿Está preocupado por este fenómeno? Es lo que llaman los populismos. Que es una palabra equívoca porque en América Latina el populismo tiene otro significado. Allí significa el protagonismo de los pueblos, por ejemplo los movimientos populares. Se organizan entre ellos… es otra cosa. Cuando oía populismo acá no entendía mucho, me perdía hasta que me di cuenta de que eran significados distintos según los lugares. Claro, las crisis provocan miedos, alertas. Para mí el ejemplo más típico de los populismos en el sentido europeo de la palabra es el 33 alemán. Después de [Paul von] Hindenburg, la crisis del 30, Alemania destrozada, busca levantarse, busca su identidad, busca un líder, alguien que le devuelva la identidad y hay un muchachito que se llama Adolf Hitler y dice “yo puedo, yo puedo”. Y toda Alemania vota a Hitler. Hitler no robó el poder, fue votado por su pueblo, y después destruyó a su pueblo. Ese es el peligro. En momentos de crisis, no funciona el discernimiento y para mí es una referencia continua. Busquemos un salvador que nos devuelva la identidad y defendámonos con muros, con alambres, con lo que sea, de los otros pueblos que nos puedan quitar la identidad. Y eso es muy grave. Por eso siempre procuro decir: dialoguen entre ustedes, dialoguen entre ustedes” explica con claridad.
“Pero el caso de Alemania en el 33 es típico, un pueblo que estaba en esa crisis, que buscó su identidad y apareció este líder carismático que prometió darles una identidad, y les dio una identidad distorsionada y ya sabemos lo que pasó. ¿Las fronteras pueden ser controladas? Sí, cada país tiene derecho a controlar sus fronteras, quién entra y quién sale, y los países que están en peligro –de terrorismo o cosas por el estilo– tienen más derecho a controlarlas más, pero ningún país tiene derecho a privar a sus ciudadanos del diálogo con sus vecinos. ¿Y observa, Santo Padre, signos en la Europa de hoy similares a los de esa Alemania del 33? No soy un técnico en eso, pero sobre la Europa de hoy me remito a los tres discursos que di. Los dos de Estrasburgo y el tercero cuando el premio Carlomagno, que fue el único premio que acepté porque insistieron mucho por el momento que vivía Europa, y como servicio lo acepté. Esos tres discursos dicen lo que yo pienso sobre Europa” concluye.
La región venía mal y la perspectiva no es mucho mejor. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras dos años de recesión el PBI de América Latina tendrá que conformarse con un 1,2% de crecimiento en 2017. Entre los factores que llevaron al organismo a empeorar su pronóstico para este año (en octubre había estimado un 1,6% de mejora), la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos se perfila como el gran factor desestabilizador. Según el responsable del Hemisferio Occidental en el Fondo, Alejandro Werner, las propuestas de expansión fiscal y de proteccionismo comercial de Trump cambiaron radicalmente el escenario: “En Estados Unidos sigue habiendo incertidumbre en cuanto a las potenciales modificaciones de las políticas, pero es probable que la política fiscal se torne expansiva, y cabe prever un endurecimiento de política monetaria más rápido de lo previsto debido al fortalecimiento de la demanda interna y a presiones inflacionarias”. El FMI, como muchos de los inversores que están cambiando sus divisas por dólares, apuesta a una “suba de las tasas de interés a largo plazo a nivel mundial, a un dólar más fuerte en términos efectivos reales y a una moderación de los flujos de capitales a América Latina”. A lo largo de 2016, el PBI de América Latina retrocedió 0,7% y las monedas sufrieron notables depreciaciones con relación al dólar, algo que podría profundizarse con la llegada de Trump si la Reserva Federal de Estados Unidos cumple, como se espera, con un ritmo más acelerado en la suba de la tasa de referencia.
Según Werner, la decisión de Trump de abandonar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) no tendrá impacto negativo en los países latinoamericanos que iban a formar parte de él, aunque se verán privados del “impacto positivo” futuro aunque dejándole libre el camino a las otras dos grandes potencias, China y Rusia y autorelegándose al cerrarse en su propio caparazón. El caso de México, que también iba a ser parte del TPP, es distinto. En su economía sí afecta la decisión de Trump de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte del que también forma parte Canadá (NAFTA). También que, antes incluso de asumir la presidencia, consiguiera que grandes empresas como General Motors y Ford frenaran su expansión en México. El pronóstico del FMI para la economía mexicana para 2017 pasó de un crecimiento estimado de 2,3% a uno de 1,7%. Como dijo Werner, “las perspectivas en México están empañadas por la incertidumbre en torno a la política comercial de Estados Unidos, la cual, sumada a las condiciones financieras más restrictivas, frenará la actividad económica”. Según el FMI, la otra gran economía latinoamericana, Brasil, saldrá por fin en 2017 de los números rojos, aunque por poco: la estimación del organismo para el país es de un leve crecimiento de 0,2% (en octubre habían estimado un crecimiento de 0,5%). Con Argentina también empeoraron las expectativas: el crecimiento esperado pasó de 2,8% a 2,2%. Colombia es de los pocos países que mejora sus perspectivas. El FMI cree que crecerá 2,6% en 2017 gracias al acuerdo de paz recién firmado, a la reforma tributaria estructural, y a las medidas más restrictivas en política monetaria y fiscal para reducir el déficit por cuenta corriente. Chile y Perú también tienen buenas noticias porque mejoran la media regional: sus crecimientos estimados son de 2,1% y 4,3%, respectivamente. Según el Fondo, se lo deben al repunte de los precios de materias primas en las que son ricos, como el cobre. El último de la región es, de nuevo Venezuela. “Continúa sumida en una profunda crisis económica que avanza hacia la hiperinflación”, dijo Werner. En ese país, el organismo prevé una nueva contracción del 6% en 2017, tras el derrumbe de 12% sufrido en el PBI durante 2016
Como bien dice Bergoglio: “Se verá. Veremos lo que hace y ahí se evalúa. Siempre lo concreto”. Desde la devastación política ocurrida durante la penosa década de los ’90 nuestro país entró en una espiral peligrosa, muy similar a la que está apareciendo en la Europa hoy y en los EEUU, que a la vista sin detalle pasa desapercibida y que evidencia “la falta de arraigo a las ideas de los dirigentes políticos. Se instalaron proyectos que responden a los mismos intereses, mantener la superestructura, el statu quo, siempre en desmedro de los únicos que se benefician cuando se quiebra lo establecido, los más vulnerables”. Actitudes de Donald Trump nos hacen recordar a viejas recetas que terminaron en desastres monumentales y en seudo dictaduras democráticas como bien explica el ex cardenal de Buenos Aires, y que parecieran tener contextos muy similares a los últimos 12 años de nuestro país, y que hoy se vuelven a vivir con un presidente demasiado afecto a los DNU.
Lo realmente cierto es que se está iniciando una nueva era que como vaticina nuestro colega Ivanoff Tzvetcoff, puede significar un profundo cambio del paradigma de la globalización y el “capitalismo salvaje donde 8 hombres detentan una fortuna mayor a la de 3,5 mil millones de seres humanos”. ¡Una gigantesca aberración!

Buenos Aires, 26 de enero de 2017.
Arq. José M. García Rozado.
Ex Subsecretario de Estado

ORIENTACION PARA LA SOLICITUD DE ASILO EN LOS ESTADOS UNIDOS

Por: Lcdo. Sergio Ramos
Tras la derogación de la política de “pies secos, pies mojados” a los cubanos que escapan de la dictadura y buscan libertad en los Estados Unidos, en caso de entrada ilegal o de no ser admitidos durante la inspección en un puerto de entrada a este país, o que sean detenidos estando ilegales en el país, solo les queda acudir a la solicitud de asilo.
Pero esta solicitud tiene una serie de tecnicismos legales y procesales, por lo que es importante que quienes entiendan que son víctimas de la persecución en Cuba, tengan presente estos requisitos que establece la Ley de Inmigración.
De hecho, la Ley de Inmigración de los Estados Unidos es una ley extremadamente técnica. Según el propio Tribunal Supremo, la ha catalogado como la segunda ley más compleja del país.
Por cuanto es importante que quien levante del derecho a asilo, procure representación legal especializada en inmigración. Sugerimos que busque un abogado, preferiblemente miembro del American Immigration Lawyer Association (AILA), que es la asociación nacional que agrupa a los abogados especializados en inmigración en los Estados Unidos.
El pasado 12 de enero de 2017, presidente saliente Barak Obama anunció mediante Orden Ejecutiva la derogación de la política conocida como ‘pies secos, pies mojados’, eliminando la posibilidad de que muchos cubanos puedan acogerse a la Ley de Ajuste Cubano. También eliminó el programa de ‘parole’ para médicos cubanos.
Dicha Orden Ejecutiva (decreto) tiene el efecto de bloquear el acceso a la Ley de Ajuste Cubano a los cubanos que entren ilegalmente a los Estados Unidos y además, se dispone que serían puestos en un proceso de deportación sumaria hacia Cuba. Por su parte, el régimen cubano acordó admitir a los que sean deportados, sin comprometerse a dar garantías sobre el respeto a los Derechos Humanos a los ciudadanos cubanos una vez arriben a Cuba.
La medida no elimina la Ley de Ajuste Cubano, pues, por su carácter de ley, por constitución, solo el Congreso tiene la potestad de derogarla o enmendarla.
Esta ley permite a los nacionales cubanos que lleguen a los Estados Unidos legalmente y sean inspeccionados y admitidos al país o los que lleguen al territorio ilegalmente y sean puestos bajo ‘parole’, solicitar una residencia permanente luego de permanecer física e ininterrumpidamente un año y un día en territorio de los Estados Unidos.
Esta disposición legal basada en el concepto de nacionalidad, más que el de ciudadanía. Los cubanos que adquirieron otra ciudadanía, también pueden acogerse a dicha ley. Del mismo modo, también pueden acogerse los familiares inmediatos del nacional cubano, o sea, específicamente, el conyugue e hijos menores de edad (menos de 21 años), aunque estos últimos hayan nacido en otro país y/o ostenten otra ciudadanía.
Luego de haberse dejado sin efecto la política de ‘pies secos, pies mojados’, los que entren legalmente al país, y tengan la intención de acogerse a la Ley de Ajuste Cubano, podrían ser rechazados a su entrada, si hacen cualquier manifestación de tal intención o si el funcionario de inmigración en el puerto de entrada se percata de que la persona pretende quedarse en los Estados Unidos más allá de lo permitido o de modo permanente.
Lo que sucede es que las visas estampadas en el pasaporte son meras autorizaciones para llegar a un puerto de entrada. La admisión a los Estados Unidos la determina el funcionario de inmigración en el puerto o aeropuerto de entrada.
La Ley de Inmigración, prohíbe tener la intención dual de inmigrar con la de no inmigrar. Por cuanto son incompatibles la tenencia simultanea las visas de no inmigrantes con las visas de inmigrantes. Esto hace que si al momento de su entrada al país la persona expresa, o el funcionario de inmigración sospecha, que el visitante pretende quedarse a vivir en los Estados Unidos, automáticamente cancelara la visa de no inmigrante y lo pondrá en un proceso de deportación sumaria. Alegar ahora, como se hacía hasta hace poco, que se pretende aplicar a la Ley de Ajuste Cubano, conllevará la cancelación del visado y la deportación sumaria hacia Cuba o si posee otra ciudadanía, hacia ese otro país del cual es también ciudadano.
Sin embargo, por el hecho de que hasta la presente fecha la Ley de Ajuste Cubano está vigente, que implica si la persona entra y se queda, cuando llegue al año y un día, podrá aplicar a la residencia bajo dicha Ley. Así será mientras esta ley no sea enmendada o derogada por el Congreso.
Ahora bien, si la persona entró, sobrepasó el término de estadía que le otorga el funcionario de inmigración en el puerto de entrada, y este es capturado por inmigración, por el hecho de estar ilegal en el país, será sometido a un procedimiento de deportación.
Por tanto, si la persona es rechazada en el puerto de entrada por entender el funcionario que es un inmigrante intencional, o si la persona es capturada por agentes de inmigración ya habiendo entrada y sobrepasado el término legal para permanecer en el país, o porque se trate de una persona que se aventura a entrar ilegalmente en los Estados Unidos, solo tienen a disposición el amparo de solicitar asilo.
El asilo, a tenor con las leyes migratorias americanas, solo puede solicitarse basado en la persecución pasada y/o futura, sufrida en el país de donde escapan, por razones siguientes: Opinión política, creencias religiosas, raza, sexo, y/o por ser parte grupo social marginado y perseguido.
Jamás podrá solicitarlo basándose en razones económicas, aunque estas sean originadas por la situación política aplicada por régimen para oprimir creando la escases y la explotación. Tampoco es válido argumentar razones familiares.
Al entrar, el peticionario de asilo será escudriñado en sus razones para pedir asilo por un oficial migratorio, muchas veces desconocedor del país de donde procede y de los pormenores y características de la dictadura que impera en ese país.
Los solicitantes de asilo estarán obligados a convencerlos de que tienen un posible caso creíble de persecución presente y futura en su país de origen. Si determina que no tienen un caso creíble, los deportaran.
Si entienden que si tienen un posible caso creíble de persecución pasada y/o futura, serán llevados a un centro de detención y luego ante una Corte de Inmigración (Tribunal de Inmigración) donde ante un Juez deberán probar — no simplemente decir — la alegada persecución con evidencias y testimonios corroborables y creíbles. Algo a veces imposible a pesar de ser verdadero los hechos alegados, sobretodo porque usualmente el que huye de la persecución de una dictadura, sale dejando atrás todo y porque en las dictaduras se carecen de noticias, pues reina la censura y los testigos muchas veces no están en el lugar donde se pide y/o se le juzga su solicitud de asilo.
Tan pronto le determinen que tiene un caso de persecución creíble, debe buscar la representación de un abogado especializado en inmigración. Él le llenara una solicitud de asilo (Forma i-589) que deberá someter a la Corte con las evidencias documentales y anunciar los testigos que disponga.
Si le deniegan el asilo, entonces seria deportado a Cuba. Si le aprueban el asilo se quedará en los Estados Unidos y podrá obtener un permiso de trabajo.
Algo que el solicitante de asilo debe tener muy presente: NO Mienta, No invente hechos, No someta pruebas falsas pues las consecuencias pueden ser desastrosas. Primero, si lo hace, comete el delito de perjurio y/o de fraude, lo cual pude conllevar cárcel. Dos, si le declaran que la solicitud de asilo es frívola dicha persona será impedida de por vida de todo tipo de beneficios migratorios en Estados Unidos, además de ser deportado.
Valga aclarar que el hecho de que le nieguen la petición no implica que el asilo sea frívolo, sino que no reúne los elementos probatorios y/o procesales para concederle el asilo.
Otro detalle a tenerse en cuenta es que luego de arribar a los Estados Unidos, no existió otro país el cual lo acogió bien como asilado, bien como ciudadano de ese otro país, o como residente o bajo otro status migratorio permanente. En caso de tener otra ciudadanía, o residencia de otro país, Ud. tuvo un país que le acogió luego de salir de Cuba, por tanto, no tiene derecho a pedir asilo y seria deportado a ese otro país. La excepción es que Usted pueda probar la persecución en su país de nacionalidad y en el de acogida. Por ejemplo, es cubano y era residente legal en Venezuela. En este caso deberá probar la persecución de Cuba y de Venezuela. De lo contrario, si hubo país de acogida, no le será concedido el asilo y será deportado.
En el caso de que su petición de asilo le sea concedida, entonces podrá solicitar un permiso de trabajo. También podrá hacer una solicitud de derivación de su asilo para sus familiares inmediatos (Cónyuge e hijos menores de edad) aunque estos estén en el país de origen.
También podrá solicitar un permiso de viaje, el cual le permite viajar a cualquier país, pero no puede viajar a su país de donde alegó fue perseguido, porque puede perder el status de asilado, con las consecuencias migratorias que ello podría acarrearle.
Al año de haber sido declarado asilado, también podrá solicitar un ajuste de status para la residencia permanente basado en el asilo, solo que en este tipo de petición, le tomará un largo tiempo (varios años), pues las cuotas anuales para este tipo de residencia son muy limitadas y Ud. concurre con todos los asilados de todas partes del mundo.
Si usted es perseguido tiene derecho a pedir asilo en Estados Unidos o en cualquier país del mundo, porque el asilo, en fin de cuentas, es un Derecho Humano consagrado en el artículo 14 inciso 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las naciones Unidos que establece que: “En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y disfrutar de él, en cualquier país.”
San Juan, Puerto Rico a 21 de enero de 2017

Digno de admiración

Algunos podrán odiarlo, ridiculizarlo, criticar su forma de pensar, sus ideas políticas y sus principios morales (criticar es muy fácil). También le pueden cuestionar su forma directa y, algunas veces, hasta irrespetuosa, pero franca que utiliza para responder a sus detractores. Pero lo que no se puede negar es su innegable éxito al alcanzar su gran objetivo: llegar a la presidencia del país más poderoso del mundo, pese a haber tenido y aún tener a los medios de comunicación en su contra.

No fue tarea fácil, pero su persistencia, su determinación inquebrantable y el amor por su patria lo llevaron un triunfo retundo e incuestionable.

Lo cierto, querámoslo o no, es que Donald Trump ocupará la silla de George Washington para la sorpresa muchos, inclusive, de miembros de su propio partido que llegaron a tildarlo de ser un iluso soñador.

Nadie puede decir que el presidente luchó por alcanzar la presidencia por dinero, pues es un multimillonario que ni siquiera reclamará un salario por su trabajo, tan sólo un dólar simbólico anualmente. Donald Trump renunció a su cómodo estilo de vida solamente con el propósito de luchar por su país.

Cuando muchos quieren retirarse -con mayor razón si tienen mucho dinero- para descansar y disfrutar de la vida, Trump optó por servir a su patria en una posición que le exige una gran responsabilidad a tiempo completo. Eso, sin lugar a duda, merece respeto y admiración.

Claro que el presidente no es hombre más del mundo, pero qué bueno sería que hubiera más personas con su tenacidad y determinación para lograr metas difíciles de alcanzar para beneficio del pueblo estadounidense.

No es bueno continuar con críticas destructivas emanadas por resentimientos injustificados. Lo mejor que podemos hacer es pedirle a Dios que lo ilumine por el bien de Estados Unidos y del mundo entero.

José M. Burgos S.

burgos01@bellsouth.net

Desde Paraguay:El padrón de Stroessner y la lista sábana

Insólita defensa de una constitución redactada por constituyentes electos por lista sábana, y con un padrón que no se había depurado tras caer Stroessner

Luis Agüero Wagner

http://www.diariosigloxxi.com/firmas/luisaguerowagner

La semana pasada los medios de comunicación de Paraguay fueron sacudidos por la publicación de una carta dirigida al presidente Horacio Cartes. La carta, firmada por el propietario de varios importantes medios Antonio J. Vierci, echaba por tierra uno de los mitos al que más esfuerzo dedicado la prensa paraguaya buscando instalarla en el imaginario popular: El mito que los periodistas publican lo que publican sin injerencia del propietario del medio, con total libertad de énfasis, contextualización y tono al plasmar una noticia.

La carta contenía varios párrafos de interés, pero resaltaba particularmente la promesa de Vierci a Cartes de prohibir a sus periodistas realizar publicaciones comprometedoras para una de las hijas del presidente. Es decir, quedaba demostrado a confesión de parte que en un medio de comunicación es el dueño quien corta el bacalao.

Así queda claro que en Paraguay la libertad de prensa, como suele repetir el presidente ecuatoriano Rafael Correa, es la libertad del dueño de la imprenta.

Por extensión, queda también al descubierto que cuando un medio de comunicación se esfuerza de manera insistente en instalar un repudio a determinadas personas, removiendo cielo y tierra para estirar del pelo a los argumentos, se trata de un ataque direccionado por los cronistas para complacer al patrón.

Lo explicó de manera magistral el ganador del Pulitzer Robert Penn Warren, a través de su famosa novela “Todos los hombres del Rey”. En un pasaje de la narración, un político encarga al periodista Jack Burden encontrar algún hecho de corrupción en el pasado de un juez adversario. Ante el informe del periodista que no existía mancha alguna en el pasado de lo que llama irónicamente “el caso del juez recto”, el político le ordena insistir asegurando que “siempre hay algo”, dado que el hombre es concebido en el pecado, y su vida es solo un paréntesis entre la fetidez de los pañales y el hedor del sudario.

En la novela como en la vida, finalmente se descubre un caso de soborno en los antecedentes del juez, que había sabido guardar en secreto el episodio por largos años.

Lo expuesto viene a cuento porque los guardianes mediáticos del status quo, han decidido que en Paraguay nada debe cambiar, evidenciando que están muy cómodos como están. Para que nada se modifique, sacralizan una Constitución Nacional elaborada poco tiempo después de la caída del dictador Stroessner, en cuya redacción participaron los prohombres de una tragicomedia denominada transición democrática.

No estamos hablando, obviamente, de un documento redactado por Thomas Jefferson o Benjamín Franklin, sino de un compendio de divagues plagado de contradicciones, errores gramaticales, de conjugación y sintaxis, que con seguridad también tendría errores ortográficos de no haber pasado por un corrector en la imprenta antes de ser editado. Muchos de los redactores participaron de oyentes, sin haber concluido los estudios primarios.

Por si todo fuera poco, quienes redactaron aquel documento fueron electos a través de las famosas listas sábanas, utilizando el padrón de la dictadura, recordado por no discriminar a quienes deseen ejercer su derecho al voto desde el más allá.

La constitución de Franklin, Jefferson, James Madison y Alexander Hamilton fue enmendada en veintisiete oportunidades, pero en Paraguay los constituyentes de 1991 cuentan con un llamativo blindaje mediático equiparado al de la infalibilidad papal.

Por si la ficha sigue flotando en el aire, debemos esclarecer que la intención de quienes ordenan una opinión tan unánime a sus asalariados periodistas cae de madura. Algunos avivados que dan esas órdenes tras bastidores quieren seguir viviendo sin pagar impuestos, o haciéndose devolver el dinero que pagan a través de sentencias judiciales compradas. Todo ello para que sigan maniobrando en las licitaciones, realizando construcciones faraónicas que terminan siendo ilegales y se caen a pedazos a pocos días de ser inauguradas, conectando cloacas mau y erigiendo sin permiso puentes sobre la vía pública privatizada, para que sus familiares sigan, impunemente, protagonizando actos de prepotencia al estilo del sobrino de oro.

Definitivamente, estamos muy lejos de los padres fundadores. LAW